Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Juegos de Damas

Las señoras que amaban a señoras

Pido todas las disculpas que existan en el mundo, porque la tercera parte de la saga Asesinatos de todo corazón -que parece ser tan esperada- saldrá recién en la próxima entrega (De cómo se construye la esperanza).

Por cuestiones personales (Las causas eximentes de responsabilidad criminal), no pude hacer mi tarea esta semana que pasó, y resultaría injusto entregarles un material apresuradamente editado, y mucho menos tratándose del “remate” de la nouvelle escrita para ustedes.

Recordemos a Dickens, y por qué no al Padre Coraje

Qué encanto deben de haber tenido los folletines que se esperaban con verdadera ansiedad -no como la que despiertan mis escritos (Ansiedad)- en los tiempos de Dickens.
Como ante algunos celebérrimos -y escasos- culebrones de TV, el mundo se detenía (Análisis de la telenovela Padre Coraje…).
A la espera del próximo capítulo, la gente sólo hablaba de lo que quizá ocurriría; adelantaba entradas y salidas de personajes, muertes, accidentes, arreglos y rupturas sentimentales (La Intuínica: cómo desarrollar su sexto sentido).
Era una ruleta de sentimientos (Sobre Marguerite Duras) en la que no dejaban de existir las apuestas reales: tanto dinero a que al final del culebrón uno de los personajes más queridos moría, o se hacía monja o cura, o renunciaba a su más grande amor, o si se trataba de un esclavo antiguo, era liberado y se casaba con la dueña o el dueño de sí mismo.

Hablemos de algo…

Mientras tanto sería bueno intercambiar ideas sobre algún tema en particular.
Tengo un amigo “de la infancia” que llega a visitarme a veces con novedades y, como es periodista (Periodismo), lo invito a que en primer término me dé los titulares, señalando la tipografía en que van -si son noticias importantes, el cuerpo, el tamaño de las letras, es mayor. Por ejemplo, cuando se separó de su mujer (La separación y su impacto en niños y adolescentes), antes de contármelo, me dijo: “El título que voy a darte va en cuerpo catástrofe, de guerra mundial”.
Pero a veces parece que se nos hubieran acabado los temas, por lo cual inventamos un sistema automático de tener de qué hablar. Consiste en una práctica bolsa de papel madera de donde extraemos papelitos que dicen, por ejemplo: “La depresión”; “Las relaciones amorosas por internet”; “El efecto producido por los días de fiesta, en especial nuestro propio cumpleaños”; “El maquillaje de los muertos”, “¿Estaba loca Zelda Fitzgerald o él era el loco?” -en referencia a Francis Scott Fitzgerald, el novelista norteamericano (Ernest Hemingway y la generación perdida).
Otros tienen que ver con cuestiones que sólo mi amigo y yo conocemos, como cuando extraemos el cuadradito en donde está escrito: “Concursos literarios”.

Concursos literarios

El tema de los certámenes literarios tiene un sabor particularmente familiar –y amargo- para muchos de los lectores.

En 1997 yo había armado un conjunto de poemas con el título que lleva este post -Las señoras que amaban a señoras-, y lo mandé al Concurso de Poesía del Diario La Nación de 1998.

Como la historia referida a ese concurso la he contado muchas veces, para no aburrirme una vez más copio la carta que le mandé en ese momento a una amiga extranjera con el propósito de informarla bien. Al transcribirla, cambio prudentemente los nombres del diario y de todos los personajes que aparecen en la misma, excepto el de Olga Orozco y el de Elsa Sigrist. También expurgo otras cuestiones, que sólo interesaban a mi amiga Marta:

Querida Marta:
Como te anticipé, “el suceso” es un poco complejo, pero tengo que contártelo entero:
Juan Carlos Fernández, “conocido narrador argentino”, cenaba el martes último de octubre en casa de mi amigo Felipe Acosta. Antes de irse, hizo el comentario que desató el temporal: “¿Saben que Hugo Fidentes no va a ganarse el Premio de Poesía La República? Hablé con Garegiara, uno de los seis jurados principales, y me dijo que ni siquiera había sido preseleccionado el libro de Hugo, que el ganador era un libro llamado Las señoras que amaban a señoras, no sabía de quién”.
Como mi amigo Felipe estaba perfectamente al tanto de que yo era autora de ese libro, cuando se retiró Fernández, a las tres de la mañana del miércoles, me llamó por teléfono y me informó la buena nueva.
El jueves yo continuaba perfectamente ansiosa -más aún porque en un primer momento de alegría había desparramado por todo el planeta que era la feliz poseedora de diez mil dólares- por lo que la llamé a Olga Orozco y le pedí por favor que, estando las cosas ya jugadas, interrogara a Garegiara sobre el particular. Olga llamó a “Pepe” aunque, me dijo, “no tengo excelentes relaciones con él”, pero “por ti…”. Bien: Olga confirmó que Pepe Garegiara “tiene elegido un libro muy transgresor sobre señoras. De todos modos mañana se reúne el jurado y vas a recibir la comunicación en estos días”.
El viernes por la noche continuaba sospechando que mi destino no podía ser tan bueno, en especial cuando no había movido un dedo para que así lo fuera. No conocía a nadie del jurado, y mi única relación con el “ambiente literario” era Olga Orozco, relación que por otro lado no pasaba por lo literario, más allá de mi admiración por su obra. Así que busqué el nombre y el teléfono de algunos de los miembros del jurado, y como Garegiara no estaba en su casa, hablé con Hugo Angelis, cuya librería figura en la guía. Duramente, me dijo que el jurado ya se había reunido y dictaminado, pero que no podía brindar información antes de que se le comunicara a los ganadores. Dije entonces: “Soy la autora de Las señoras que amaban a señoras”, y él me respondió otra vez que no podía brindar información. Recordé entonces que una vieja conocida de Santa Fe trabajaba en Cultura en La República. Era Mimí Forel, a quien llamé. Mimí se comunicó inmediatamente con Angelis, de quien dijo ser amiga, y me informó que no era yo, ni mucho menos, la ganadora. Volví a llamar a Olga Orozco. Me dijo que era imposible, que estaba equivocada, que seguramente no querían decírmelo anticipadamente, pero que era yo la ganadora, Garegiara se lo había asegurado. Que prendiera una vela, que ella haría lo mismo. A esta altura sospeché que Garegiara habría regresado a su casa, y lo llamé de nuevo. Lo primero que dijo cuando oyó el nombre del libro fue: “era el mejor por lejos”. Lo segundo: “no era un título apropiado para una publicación como La República”. Lo tercero: “deja muy atrás en calidad a todos los otros que recibí como preseleccionados”. Lo cuarto: “me impresionó no sólo lo poético, sino el desarrollo del autor”. Lo quinto: “la invito a la presentación de un libro mío el 10 de noviembre, a las 7, en Liberarte”.
Te confieso que en ese momento no me di cuenta de la barbaridad que se había cometido, o del delito que se había perpetrado. “Hubiera sido ganador ese libro a no ser por el título”, dijo Garegiara.
El 10 de noviembre fui a la presentación de “Pepe” acompañada por mi amiga Elsa Sigrist. Tuve un ataque de timidez tan grande que fue Elsa la que me lo trajo a la mesa a Garegiara, quien al oír el nombre de mi libro se desarmó en otras alabanzas. Entonces pregunté por qué, si tan bueno era, no les había gustado a los otros jurados. Me respondió que el libro les había gustado a cuatro de ellos, pero no pudo ser votado –ni siquiera por él fue votado, a pesar de que junto con otros dos “lo eligió”- “por esas cosas…”. Dije, “sí, por el título, como dijo usted por teléfono”. “No, no por el título, sería absurdo” (evidentemente ya había sido reprendido por algunos por haberme dicho eso). Elsa preguntó: “¿quiénes eran los otros dos jurados?” Garegiara dijo “Y…”, y yo, que empezaba a sentir por él una especie de ternura, lo ayudé, diciéndole a Elsa: “¿no te das cuenta de que lo ponés en un compromiso, no los puede decir”. Garegiara aclaró que de todos modos el libro era muy transgresor y que eso no gustaba a algunos.

Fragmentos de Las señoras que amaban a señoras

estamos encerradas sin esquelas que llegan desde lejos
sin ninguna esperanza de trajes blancos ni de retoques de litografías
ni invitadas por nadie a bajar o subir las escaleras

Bajar o subir las escaleras

las señoras que amaban a señoras con simetría, como espejos
son poetisas de tiempo y de aire
de salud casi neutra por lo extensa
y elásticas en sí como panteras que llevan en el alma

tienen menta en la boca, o bien tabaco
y mastican el viento como una palabra
y hablan sin oídos, con música que traen

aunque traen además una carga de fábula de espanto
y a veces fueron tristes o mancas o leprosas
pero siempre se vistieron de fiesta con trajes de señora
o con su condición de madres o de niñas

ahora que las aguas oxidaron sus ropas
ellas queman los bordes del vestido
con cigarrillos, mariposas ciegas.

Con cigarrillos, mariposas ciegas

bajan alguna vez a un río de silencio
donde pausadamente las olas escriben el nombre de todas
con cenizas, con agua, o con los fuegos
de alguna brasa intempestiva
-esto es cuando mueran, pero se apresuran
a soltar las palabras: mariposas
o pájaros que alguien pone en libertad.

Pájaros que alguien pone en libertad

se desvistieron del amor no mirándolo
y tuvieron su copia deslumbrante en un cuerpo no amado
sí entregado como una tela frágil

entonces se reunieron para partir, de vez en vez
contando las baldosas, las blancas y las negras,
jugando al ajedrez, y la poesía les sangraba

las enmarca el rumor de algo que cae
y de las blusas y las faldas
que chocan cuando llevan las sillas al jardín.

Cuando llevan las sillas al jardín

llegan con pasos de zorro
con el perfil alado de los zorros, las señoras,
el día no las perdona tanto como el atardecer
y a la primera brizna de penumbra se despliegan

han cruzado las avenidas anchas
con ojos casi ciegos para llegar aquí
casi veleros que cruzaran el mar

les agrava la voz
la campana tan fúnebre de hechos acumulados
las hace delicadas
una suave debilidad de la memoria
y entre sus pasos, el atravesamiento de los pasos
de una mujer que engendra algo nocturno.

Una mujer que engendra algo nocturno

una mujer que engendra algo nocturno
va por el día sobre un jazmín oscuro

camina bajo el sol con más frecuencia
de sombra bajo los pies

arrastrando con ellos a Buda o a los ángeles
y sabe de la noche tanto que el día se hace sabio

-las horas nocturnas son para las hadas
y dentro de los meses el verano es para las hadas

una mujer que ovilla largamente su vida

va a una noche en la que le es revelado lo escondido
para llevarlo por la mañana y por la noche

una mujer que vivió mucho llega a ver
amanecer el sol en su regazo.

El sol en su regazo

cuando encienden sahumerios entre las hierbas y los árboles
intoxican su propia levedad, aparecen dormidas en el césped
con las manos unidas en un círculo de estrellas que cayeron
sobre la vía láctea de sus tetas
en caprichoso descanso de nodrizas

Descanso de nodrizas

en loza azul resalta la mano
blanca, lisa, que
las cuidadoras de manos retocan
cada tanto

inclina la cafetera de loza azul
para servir
su desayuno, el de los niños

no hay sombras en el cuarto
sus manos y su alma las espantan

su alma que las cuidadoras maquillan con dulzura.

Las cuidadoras maquillan con dulzura

los muertos mandan desde su pasado
fotografías a los vivos que las coleccionan
compran marcos, vuelven
a retratarlos para a su vez
enviarlas a otros deudos

los muertos con incandescente soplo
transfiguran los lugares y las horas
y las señoras, vivas, mirando sus fotografías
se someten con solicitud al misterio
como si leyeran en las estrellas o en la luna
cuanto leen en una vieja sonrisa

Aparte

Vancho: ¡quiero ser una butaca!
Socorro: te noto distante.
Blanca Estela: comprendí que yo también te amo, y amo tu personaje con toda mi alma.
José: no sólo tu padre era poeta.
Celeste (nueva): si acá se “compitiera”, deberías “competir” con un Celeste casi Azul de tan intenso, pero claro que acá nadie compite.
Ir, o Mas, o Alla: te declaro el galán tripartito de esta telenovela.
Jorge: se te extraña, se te quiere.
Osvaldo: a veces no puedo creer la originalidad de todas tus ideas, o no sé si son sueños. ¿Trajiste de Santa Fe esa mirada única?
Celestino: empiezo a esperarte ansiosamente cada miércoles.
Fabu: el garrote de una ciega no nos alcanzará…
Gloria: ¿por dónde andará Gloria? ¿Alguno sabe?
Joise: no te arrincones con Olga y nos dejes esperando.
Gusmar: te esperé el miércoles, en una esquina del blog, y no viniste.

Hasta el miércoles que viene, con todo el corazón

Mora Torres

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

110 respuestas a “Juegos de Damas”
  1. Ir Más Alla dice:

    Mora: Me das lugar para introducir libres palabras…

    Un instante

    Mira para adelante,… pero él estaba ahí,… un chillido penetrante.
    Se tomaba de los extremos y se adueñaba de ellos,… nosotros impacientes, conteníamos las ganas locas de silenciarlo,…el continuaba, en su idioma, en su reino, en su tiempo, luchando por un carrito, aferrado a él, y ella, segura, le decía que era suyo, de su propiedad, él la mirabalindo, a través de las lagrimas, ella le mostraba la realidad de este mundo, él, solo, perdía una batalla, ella se iba, tranquila, en apariencia, el recibía solo comentarios como: ¡mide 20 cm. y ya habla por teléfono!

  2. Ir Más Alla dice:

    La vida, caminando por Boulevard…

    Que puede pasar mientras ves todo ese espectáculo? mas, que no puede pasar?
    Seria saludable contar con más que mi experiencia, pero cuento solo con una vida y un rostro,…
    miro para adelante, para el costado, para arriba, para…miro y re miro. Atravieso los ojos de la gente que pasa, atravieso a las personas que están paradas o sentadas, a los que ríen, a los que miran, a los que se saludan o se desean, mira a los que se están yendo a otro lugar, y a los que no quieren dejar de estar, a los que rápidamente me miran, y a los que están fuera de mi campo. mira, miro, miro, y mientras miro, canto, rió, me agito, suspiro, alucino, me alegro, me ruborizo, me destiño, desespero, corro, trago a la vida, o la deslizo, me juego, me atrevo, conquisto, sueño, y por sobre todas las cosas pienso sintiendo:
    “…La noche que me quieras,
    en el azul del cielo
    las estrella celosas
    nos miraran pasar
    y un rayo misterioso
    hará nido en tu pelo
    luciérnaga curiosa
    que veras?
    que eres mi consuelo.”

  3. Ir Más Alla dice:

    Quiero darte mi silencio,
    Quiero darme mi poesía,
    Quiero enmarañar estas palabras,
    Quiero que rías.
    Quiero masajearte los pies.
    Quiero silenciarte un instante y derramarme
    Quiero aprender a escribir
    Quiero masajearte aplacarte amarte
    Quiero leerte y leerme
    Quiero dibujarte
    Quiero que me muestres tus colinas
    Quiero que me indiques tus caminos con tu voz, con vos quiero.

  4. Ir Más Alla dice:

    Mora: La verdad que me encanto que no terminaras la tercera parte tan esperada… y nos des estos fragmentos y estas poesías… es que no hay alimento más rico, que el que se hace esperar.

    Gracias!

    Los escritos que subí no son actuales.

    Charlemos!
    Esta semana es muy especial, estoy atravesado por una inspiración desmedida, una musa me recorre las venas, y sale en palabras brillantes, y trazos audaces… estoy dibujando la vida, tanto en palabras como con crayones y lápices de colores… El óleo esta ahí, junto al acrílico y las acuarelas, y ya estoy preparando todo para iniciar esa nueva etapa, proyectos y pequeñas obras de teatros están cobrando vida, y un títere cuenta cuentos empieza a dar sus primeras, tímidas y eternas, palabras: -Había una vez…

    Otra cosa, con relación a ser “Ir, o Mas, o Alla: te declaro el galán tripartito de esta telenovela.” te cuento: ser galante (Atento, cortés, obsequioso, en especial con las damas.) es una obligación de todo hombre, y te agradezco que me des esta caricia.

    Gracias

  5. Pedro Alfonso dice:

    Transgresor es en definitiva una palabra fuera de contexto para un libro que debió ganar un premio. Las señoras que amaban a señoras.
    Pero desde aquí, de lejecitos, sin saber de los otros títulos y autores, me voy por la dama conocida, por ti Mora querida. Sin embargo uno de los problemas fundamentales que tenemos los Hispano-hablantes, es que no aprendemos del gato y la curiosidad nos mata. Repetidamente ocurre en los concursos literarios la confabulación y el favoritismo. Nuestra obra frente a jurados que a veces escriben cajón con “g” y la proclive necesidad de querer saber si somos buenos o no, en este oficio saltarín.
    En el instante de que hay un indicio de que nuestra obra podría ser la ganadora, en ese momento cerrar nuestra boca y olvidarse del asunto. Una milésima de interés -valido por cierto- hace que se tambalee quien ostenta la noticia por anticipado y es presionado por el resto del jurado a virar sus simpatías.
    En México pasa a diario.
    Los dos concursos que he ganado han sido en el extranjero.
    Ninguno es profeta…
    A ver que sale del Blog.

  6. Blanca Estela dice:

    Querida Mora:

    Hace mucho que supe de ti, tu vida, tu trayectoria, tus amigos, tus fotos, es por eso que te he guardado sublime respeto, sé de tus premios y reconocimientos como escritora en Argentina y tal vez algún otro lugar importante como Mexico quizás…el caso es que guardé en mis archivos algo de ti y quisiera, me confirmaras si eres tú, la mismísa Mora Torres, la autora de ” Las señoras que amaban a señoras”.

    José Miguel, tu sobrino, te recuerda con mucho cariño:

    El recuerdo de la tia por Mora…
    De la mano con el recuerdo de mi tía

    Ya que a lectores y participantes del blog les gusta tanto como a mí el café, propongo que nos tomemos uno y, mientras adoramos su perfume (El perfume), pongamos a funcionar nuestra “máquina de hacer pájaros” - ese artefacto es, para mí, abrir la caja de los recuerdos; para otros, la de la imaginación; para otros, la de las fantasías más ocultas- (El rock nacional durante la dictadura [Argentina])

    Yo era una niñita y mi tía solía sacarme a pasear…

    Era una de esas tías que “hacen época” para siempre en la vida de los privilegiados que pudimos disfrutarlas: un personaje que no se borra nunca de los días, aun de los que siguen a su vejez y a su muerte después de muchos años (Ciclo vital humano: ancianidad).

    Linda, morochísima, con un humor muy dulce, había sido maestra (Imágenes en torno a la mujer).

    Tenía un cuaderno en el que iba anotando a medida que su memoria se lo permitía graciosos relatos, y retratos, de los que habían sido sus alumnos (El abandono escolar desde la perspectiva de los propios alumnos)

    Hablaba con tanto amor sobre las cosas y las personas que yo intuía desde mi breve edad que ella quería de veras a la humanidad entera con sus plantas, animales y piedras, lo que no es decir poco, ni es algo que se pueda asegurar de muchos (Naturaleza).

    A veces tomaba una vieja guitarra y cantaba con toda la alegría que hay en el mundo (El cuatro en Venezuela)

    Mi tía me llevó cuando yo era muy pequeña al teatro (El fantasma del Teatro Municipal, de Enrique Butti), a conciertos, a espectáculos de todo tipo y hasta a conferencias cuyo contenido intentaba explicarme después.

    También a misa, porque era muy católica, pero de esas católicas que exclaman, con una poeta que ella me enseñó a amar, Santa Teresa (Poesía de Santa Teresa. Del logocentrismo a la otra lógica):

    “No me mueve mi Dios para quererte
    El cielo que me tienes prometido,
    Ni me mueve el infierno tan temido
    Para dejar por eso de ofenderte”.

    O con San Francisco de Asís:

    “Señor, haz de mí un instrumento de tu Paz”.

    Y fue precisamente con esa tía adorable - mis hermanos y yo la llamábamos “Tata”- que fui al cine, una tarde, a ver una película sobre la vida de Schubert, el músico.

    Vimos La Sinfonía Inconclusa.

    Cuando salimos yo tenía un poco de angustia, un gusto dulce por la música y una sensación triste porque Schubert no hubiera podido terminar una obra tan bella (Música).

    Mi tía me llevó a “tomar algo”, como decíamos de chicos con tanta ilusión por lo que íbamos a beber y comer de chocolate y otras golosinas, a una confitería donde un pianista alegraba la tarde, y me calmé.

    (Continue leyendo este artículo y deje su comentario en nuestro Blog: “Nostalgico repaso de obras inacabadas”)
    Por Mora Torres.

    ¡FELICITACIONES! una vez más por tu obra, que algún día ojalá tenga el deleite de leer, me encantaría…
    Besos, ¡Qué Dios te bendiga!

    P.D. Dicen que el mejor momento de la fiesta es esperar a que comience…

  7. José Itriago dice:

    Viendo cómo salen publicados los escritos de Mora [Mora, anagrama; amor] llenos de textos en azul [Ruben Darío; mi primera caja prismacolor] que en realidad no son más que hipervínculos [Las veleidades de un hipervínculo paranoico], me pareció que también uno podría escribir usando estas periódicas interrupciones, que en lugar de ser aclaratorias [Naciones Unidas: Una paz duradera] permiten confundir el texto, expandiendo su alcance a otras dimensiones [extrasensorial: Edgar Allan Poe]. Es más, uno puede leer solamente los textos en azul [Celeste] y formar algo, que si bien es un tanto surrealista [Gala vestida de mar] es muy convincente.

    No critico [Interferencia, peligro] lo que de hecho es todo un éxito enciclopédico [El caso del maletín], antes al contrario, lo aplaudo con renovada energía [Petróleo; Obama]; era algo sin duda impensable cuando se encendieron las primeras luces enciclopedistas [Diderot] y hoy, tan simple: [Bush] con un click [cliquear, modernizar la cocina] para cada oración [Noche de Paz] le sale por lo menos todo un libro monográfico.

    Así que los invito [abrazo] a escribir versos de esta manera. Es posible [voluntad, dedicación] y seguramente serán bellísimos [Boticcelli: el nacimiento de Venus].

  8. joise dice:

    Queridos amigos y Mora

    Siempre habra la necesidad de amarnos los unos a los otros por ello recalco lo siguiente.

    El hombre es un animal social (zoon politikon), en la medida que ha evolucionado se ha apartado de su verdad natural para entornarse en un ámbito de civilización paralelo a la elaboración y fomento de costumbres y características, que como ápice y corola afloran en variadas culturas, por tal motivo, es casi esporádico la vida solitaria y/o apartada de la cadena productiva que elabora la cotidianidad social, para poder vivir en la acción propia de un pueblo se debe aprender a compartir, no específicamente el rubro material, sino lo más importante de la orbe universal ¡el tiempo! , el que no se mide, sino el que se disfruta y se usa de carácter product ivo, tanto material como espiritual.
    Existen almas que no habiendo podido equilibrarse colectivamente sucumben en depresión, esta no es motivo de tranquilidad. Al contrario se les crean conflictos de comunicación y de relación, dado a que no se comprenden peculiarmente, no se encuentra consigo mismo, incluso es un problema de identificación de conducta, de conocerse a sí mismo para poder tolerar y compartir con los demás, no es solamente, como se señalo anteriormente las cosas que involucran un proceso productivo de orden monetario u ostentoso, sino la relación que identifica el espirito de una sociedad, el gentilicio, el folklore, las ideas que componen un orden social, de lo cual se apartan manifestando un sesgo rebelde, las mas de las veces sin razón aparente, no obstante ser de orden sicológico muy individual; por lo tanto un síntoma de verdadera preocupación para las gentes que conciben su presencia como familiar o afectivo o simplemente son parte de la familia.

    Reflexión ante la mala amiga soledad

    Me miro al espejo y no me encuentro, vos mala amiga, me abandonáis
    Mañana temprano esperare vuestras lagrimas de amor, y con ellas consolar mi desesperación
    Triste y vacía seré, pero mis encantos triunfan ante vuestros errores
    No fui ilustre en nuestro pasado, pero, las almas que nos apartaron quedaran presas, sin alegría
    Mientras, Esperadme, que tarde o temprano despertare de mi sueño
    No seré virgen, pero si santa antes que vos, por amor a quien no me ama
    He abandonado mi tristeza y elucubrado en vuestro sentido hasta crear todo un vacio
    Tan grande en vos, por ello evitar tornar la felicidad que me atañe en hastío
    He vivido para vos y no para mi, por eso, ¡muere soledad! para yo feliz vivir y ser
    Antes que: infaliblemente, por vos, morir.

  9. Blanca Estela dice:

    José I. ¿Cómo estás? te saludo cordialmente a punto de apagar el P.C

    También me he tentado a escribir con interrupciones, pero no, sólo ha sido una idea.

    A propósito de Boticcelli.

    Recuerdo una tarde de invierno, el carboncillo me entretenía bocetiando el rostro de la bella venus del pintor, cuando interrumpió el cartero que llamaba a la puerta, era una “cartulina” o postal que llegaba desde Italia con otra de Sandro; Las tres Gracias; en ella, mi amigo Eric Hepekiilhzyhn de Holanda, me pedía un consejo o mas bien una oración para hacerle frente a una gran tentación; estaba a punto de ingresar al seminario para convertirse en sacerdote y una mujer se presentó en su vida, ella era médico atrayéndolo demasiado al punto de dudar en su desición.

    Admiro a Sandro y sus transparencias.

    Un abrazo

  10. Osvaldo dice:

    De Antonio Machado

    Introducción a los suenos

    Leyendo un claro día
    mis bien amados versos,
    he visto en el profundo
    espejo de mis sueños

    que una verdad divina
    temblando está de miedo,
    y es una flor que quiere
    echar su aroma al viento.

    El alma del poeta
    se orienta hacia el misterio.
    Sólo el poeta puede
    mirar lo que está lejos
    dentro del alma, en turbio
    y mago sol envuelto.

    En esas galerías,
    sin fondo, del recuerdo,
    donde las pobres gentes
    colgaron cual trofeo

    el traje de una fiesta
    apolillado y viejo,
    allí el poeta sabe
    el laborar eterno
    mirar de las doradas
    abejas de los sueños.

    Poetas, con el alma
    atenta al hondo cielo,
    en la cruel batalla
    o en el tranquilo huerto,

    la nueva miel labramos
    con los dolores viejos,
    la veste blanca y pura
    pacientemente hacemos,
    y bajo el sol bruñimos
    el fuerte arnés de hierro.

    El alma que no sueña,
    el enemigo espejo,
    proyecta nuestra imagen
    con un perfil grotesco.

    Sentimos una ola
    de sangre, en nuestro pecho,
    que pasa… y sonreímos,
    y a laborar volvemos.

  11. john alexander dice:

    saludos para ti Mora y para cada lector que deleita el paladar de su mente y la empalaga con tus escritos.
    en medio del ajetreo, la globalización y otros factores que de una u otra manera repercuten y afectan directa o indirectamente nuestro entorno y nuestra vida(como nos afecta la crisis financiera) saque un tiempito para escribir en el blog.
    sin mas circunloquio (dialogos del orador, Marco tulio cicerón)me apresto a escribir sobre mi atraccion por la literatura, aunque no sea mi fuerte, y en particular por tu novedoso estilo. soy un estudiante de diseño grafico(proyectos educativos en universidades) pero las letras siempre me llevan con su nectar embriagante(el alcohol y otros vivioc) hacia los libros.
    algo de artista, algo de pintor, un poco de escritor, asi soy (mi yo ineterior).
    hasta la proxima…exitos

  12. Celestino dice:

    Mora, mi muy amada Mora:
    Yo tambien hubiera votado por Ti,
    Y estoy contigo.

    Me decepcionas, alargas mi espera…
    …juegas conmigo, como si no quisieras.
    Y como dijo aquel, llegas sigilosa,
    Tapas mis ojos, y me preguntas melosa,
    Ahora que ves?
    Y no veo nada, salvo el negro profundo
    De lo sin sentido.
    Luego te muestras,
    Como siempre altiva y generosa.
    Me das a probar del nectar de tus letras,
    Que forma tan sutil…
    …de darme de comer de lo que quieras.
    Que forma de hacerme sentir,
    Lo que soberanamente se te antoja.
    Vuelves a entregarte a mi,
    como solo tu sabes hacerlo,
    Sabia mujer…
    …a quien ya ha sido revelado lo escondido.
    Me deslumbras, me sublimas,
    Me curas, me lastimas, me calcinas,
    Con la infinitamente brillante luz,
    Del mas dulce amanecer en tu regazo.

    Reciban un abrazo para tod@s.

  13. Osvaldo dice:

    Morita:
    “El azar es una flor” no se encuentra y me encantaría poder leerlo, muero por leerlo. ¿Cómo hacer? Regalarnos ese trocito de tu libro es peor que la espera del final de “Asesinatos de todo corazón”, sigues excitando, provocando. Gracias amada Mora.
    La originalidad que me asignas (no sé si tomarlo como elogio) son más sueños que otra cosa. Antonio Machado lo contesta sublimemente. O puede ser esa coraza…

    Socorro: espero no tengas la oportunidad de escucharme cantar…es que se deformaría la imagen de un gondolero. jaja
    Ciro: pasas de una emoción a otra en la misma página, eres joven.
    Ir: ¡galán! Te ganaste el nombramiento. Felicitaciones!!
    Joise: ¿todo bien? ¿Por qué tanta soledad?
    Blanca Estela: nos explicas mejor? (lo de José Miguel)
    José I: tu propuesta es muy complicada para mí.
    Celestino: aquí, creo que todos nos acostumbramos a jugar con Mora. Es fantástico.

    Si, JorgeV se extraña mucho.
    Saludos a todos.
    A ti Morita con mi sencillo premio de emociones leudadas en tu calidez.

  14. Osvaldo dice:

    Un pedacito que falta.

    -No te tengo miedo.
    -No he pedido que me temas.
    -¿Vienes por mí?
    -No. Solo ha sido la fortuna.
    -¿No está también entre tus dedos?
    -Si, solo es una forma de decir.
    -¿Entonces?
    -Quería conocerte y que me conozcas.
    -Desde antes de nacer he oído hablar de ti. Todos te temen pero yo no. ¿Para que necesitas que te conozca?
    -Lo necesitas tú.
    -He visto tu obra.
    -Pero no te ha alcanzado.
    -¿Qué me debe alcanzar?
    -El considerarme.
    -Sé que existes, sé que un día pasaré por tus manos, ¿Qué más?
    -No deseas entender. Esto es serio, estamos solos o quizás deba decir –estás solo, conmigo-
    -Soy franco.
    -No lo suficiente.
    -¿Tu lo sabes todo?
    -Si.
    -He luchado contra ti y te he ganado ya, varias veces.
    -No estaba ahí y no he luchado contigo, nadie lucha conmigo, solo lo has hecho por ti.
    -¿Qué quieres decir?
    -Que luchaste por la vida, lo recuerdas seguramente.
    -Si, como que siempre.
    -¿Pero ahora?
    -¿Ahora que?
    -Ya no luchas por la vida y dices no temerme.
    -¿Y?
    -¿A que temes?
    -A envejecer, a no servir para nada, a no servir para nadie, a perder las emociones.
    -¿Y que haces por ello?
    -¡Nada! Envejezco, cada vez sirvo para menos, las emociones son tan repetidas que ya no se sienten igual…
    -¿Cómo me ves?
    -Rápida, ligera, quizás mejor instantánea.
    -¿Y si fuera al revés?
    -Te odiaría pero no te tendría miedo.
    -Me estas buscando de a poco, y cada vez más.
    -¿Y?
    -¿Y si no vengo por ti?
    -Te odiaría también.
    -¿Por qué?
    -Por prolongarme la espera.
    -¿Y los tuyos?
    -Los míos vuelan.
    -¿Y tus cosas?
    -Siempre hay que andar levantando los pedazos.
    -Si no te eligiera por mucho tiempo ¿Cómo serían tus días?
    -Como ahora.
    -¿Crees en la suerte?
    -Si y no.
    -Te estas entregando a ella.
    -¿Por qué?
    -No estas haciendo nada por ayudarla.
    -¿Qué debería hacer?
    -Volver a probar.
    -He probado de todo, varias veces, y aquí estoy. Lo que he tocado no ha alcanzado la felicidad. Lo he arruinado. Cada vez estoy más dentro de mí y ya no tengo ganas de seguir probando.
    -¿Te culpas?
    -Si, soy responsable de muchas formas, pero ya me aburrí. No quiero seguir hablando contigo. Si no vienes por mí ¡te vas!
    -Nos veremos.
    -¿Cuándo?
    -Cuando te toque.

  15. hercilia dice:

    hola te felicito me encanta que compartas conmigo tus trabajos saludos para todos los demas chicos y chicas oye mora estoy buscando el texto de una obra de ricardo lopez de aranda el es español y la obra es la esfinge sin secreto me gustaria montaarla en la univeerssidad donde trabajo pero no puedo imprimirla de internet porque esta en pdf crees que puedes hacer algo por mi gracias de antemano

  16. fabu dice:

    Y siii Amada Mora
    Me desconsertè un poco y no tanto, me desconsentrè un poco y no tanto.
    Y me deleito igual que siempre leyèndote y tanto, quiero decirte que me termino enredàndome, me gustò lo de la bolsa y los papelitos, me gustò la propuesta de J.Itriago, y me gustarìa seguir escribiendote…, pero tengo un cansancio bàrbaro!!
    ìo, con el mousse durmiendo en el espacio, iluminando algun planeta que no sè cual es, porque tengo los ojos cerrados.
    Bacci

  17. fabu dice:

    Compañeros Blogueros
    No tengo palabras para cada uno, quisiera poder escribir… màs…ustedes ya saben, a veces no se puede, los quiero mucho, y que bueno poder compartir con ustedes este espacio que nos brinda nuestra Amada Mora Torres y Monografias.
    Estoy fuera de casa por un tiempo, ya me ablogarè mejor
    Addìo, alla prossima!!!

  18. Guillermo Goussen dice:

    Mora, estimada, ¿puedo mandar ese fragmento de tu poemario a personas queridas que tienen un programa lésbico muy en serio? A mí me encantó y, lógico, me interesa que lo lea mucha gente, porque ése es tu premio. Gracias.

  19. José Itriago dice:

    Este paréntesis accidental de Mora, permitió la presentación de algunos de sus poemas, fino encaje de Brujas, que quizá otros de este sitio ya conocían, pero que para mí son fuente de alegría. Tomo nota de esta estrofa:

    “los muertos con incandescente soplo
    transfiguran los lugares y las horas
    y las señoras, vivas, mirando sus fotografías
    se someten con solicitud al misterio
    como si leyeran en las estrellas o en la luna
    cuanto leen en una vieja sonrisa”

    En una vieja y paralizada sonrisa. Y me quedo ahí, en las fotografías que transfiguran mis lugares. Reviso las fotos de mis familiares muertos. Salvo aquéllas donde sale mi abuelo paterno, cuyo papel de “hombre estricto” tenía que trascender por todos los siglos de los siglos amén y la de los entonces niños, que todavía no sabían de poses, en todas se asoma una sonrisa, franca o forzada.

    Yo no sé si mi abuelo llegó a sonreír frente a alguna cámara. Seguramente lo consideró impropio. Ni en su casa reía con frecuencia (enviudó muy joven, con seis hijos). Era de los que creía que sólo bajo el más estricto rigor se hacían los hombres útiles para la patria y las mujeres buenas para la casa. Era, como toda nuestra familia, del llano, que es algo similar a la pampa, con sólo dos estaciones: una de lluvias, que es de grandes inundaciones y otra de sequía, que se le adhirió al gesto. En cambio, las fotos de mi padre son todo sonrisas, porque así le salía la vida y mi madre, porque se guindaba de él, agradecida de haber vivido.

    En otra esquina de mi estudio, estás los ancestros de mi esposa Alicia. De sus abuelos sé poco, pero sus fotos son de una seriedad sepulcral. Su mismo padre, que enviudó y vivió los últimos 10 años en nuestra casa, era un hombre sabio y trabajador, pero con muy poco sentido del humor. Pero en casi todas las fotos, cuando posaba, lo hacía con una medio sonrisa. En cambio, mi suegra tenía una alegría tan natural, que a veces se podía dar el lujo de no sonreír.

    ¿Cómo posaremos cada uno de nosotros, si de entrada nos dicen que será para que nos conozcan nuestros descendientes, de los que no tenemos ni idea de quiénes y cómo serán? ¿Será una vieja y paralizada sonrisa, un tanto ladeada, que demuestre una inteligencia que no tenemos, un dejo de intriga, cierto aire de importancia? ¿O será una cara sería, de persona aparentemente bien informada, que quiere que algún día se crea que conoce hoy lo que con certeza sabrán nuestros descendientes y por ende, no está para risitas? ¿No les provocaría salir haciendo muecas, para que nuestros descendientes lejanos, los que no palparán nuestros huesos, al menos nos vean con indulgencia y nos digan: “¡Ah, ese es el loco José!, él sabía que nos estaban jodiendo el mundo, pero cuando lo entendió, ya no tuvo opción. Además ¡leía versos…!”? . O poniéndolo al revés, por ejemplo, si mi abuelo esfinge hubiera sabido con certeza absoluta, que hoy estaría viendo y comentando sus fotografías condecoradas ¿me hubiera enviado una insinuación de sonrisa, para que pudiera imaginar que dentro de su alma si había poesía rimando con dolores humanos, agudizados por el cilicio de la pompa y las circunstancias?

    La próxima vez que me pidan que pose, empezaré a contarles que tengo unos amigos rarísimos: escriben, leen, piensan, que me asignaron una butaca con mi nombre y donde hay una reina que escribe:

    “los muertos mandan desde su pasado
    fotografías a los vivos que las coleccionan
    compran marcos, vuelven
    a retratarlos para a su vez
    enviarlas a otros deudos”

  20. Blanca Estela dice:

    José I.: Genial

    Sin duda, los bisnietos encontrarán a una loca, payasa, pero feliz bisuabuela que nunca pudo evitar la pose estrambótica y sobresaliente en la foto, será porque lo que se retrata es el alma y no la mente, o es que realmente nací así,¡ qué se le va a ser !

    Un abrazo

    Osvaldo:

    José Miguel, es un chico mexicano, poseedor de un blog donde dice admirar mucho a su tía Mora Torres, es presisamente la pregunta que hice
    a Mora, si realmente es ella, la tía de José Miguel; pero Mory no me entendió, o no me expliqué bien.

  21. Caren dice:

    Mora…cuantas Moras vagamos inutilmente tras los concursos literarios????
    Cuantas y cuantos creemos en lo que dicen los organizadores.
    Yo pertenecia a un taller literario en San Miguel, La Sociedad Italiana organizo un concurso y presentamos cada uno que quiso su creacion (si es que puedo llamarla asi), llegado el momento de la definicion gano una señora muy conocida en el ambiente que tenia algo que ver con la parte de cultura del lugar. Oh sorpresa!!! Cuando fui a retirar mi material y el de una compañera me encontre con la sorpresa que el material de mi amiga tenia unas notas de los jurados que decia PRIMER PREMIO. Pero gano otra persona digitada vaya a saber porque.
    Gracias`por compartir tus escritos.

  22. clemente vergara carachure dice:

    debes de esperar.

    son buenas las esperas, para los que no esperan.
    pero los que esperan, se les hacen eternas, como una noche abismal, si los minutos se le hacen eternos, ahora, las horas como se le haran, imposible de describir, pero no importa, el que espera, espera, quizá la respesta que ya sabe, o quizá el si que se convertira en un no, pero eso no importa, el que espera, espera y no debe de desesperarse, porque la espera se volvera amarga y no tendrásabor cuando llegue la respuesta.
    gracias por hacerme esperar, Mora, seré paciente

    Morelia, Michoacán.

  23. joise dice:

    Mi querido Osvaldo, lo de soledad es unica y exclusivamente como analisis e la entrega de Mora, y, la forma como esa condicion afecta al individuo, yo estoy bien por ahora, al menos de salud, algo preocupado por mi pais, pero optimista, nuestro Jose I lo sabe, por lo demas os voy a entregar una reflexion acerca de juegos de damas.

    Las damas, se piensa que es un juego de mesa chino, aun cuando no lo puedo afirmar, puedo sugerir creerlo, de igual modo es una calificación de nobleza en las cortes europeas, no obstante en ciertas partes del mundo, decirle madama a una chica es tildarla de proxeneta, quiero que sepan que no estoy de acuerdo con esa acepción.

    Por el motivo, anterior se debe medir el concepto dama como sinónimo de mujer decente no importa clase ni etnia, la mujer se debe amar de forma tacita, se debe amar: la madre, y las otras, la primera de forma filial, aun cuando el amor es uno solo, y, se siente o no se siente , a las otras se les debe amor de todas las formas habidas y por haber, no importa clase, etnia, ni figura física.

    Las damas siempre han poseído su propio juego, solidarias y crueles, unas si, y otras no, pero fieles a su naturaleza procreadora aun cuando no tengan sentimiento maternal. Los hombres poseemos nuestra propia índole, eso nos diferencia de la mujer por cuestiones de genes, y por cuestiones sociales, aun cuando la inteligencia es la misma -humana- la forma de pensar es diferente y natural, cosas que las damas suelen hacer, y son naturales, los hombres ni pensarlo, tanto por costumbre como por naturaleza, un ejemplo de ello es andar agarrados de la mano, tranquila y naturalmente, ¡imagínense dos hombres caminando en la calle agarrados de la mano! Ni los padres con los hijos suelen hacerlo, es menester que sea: o, desvalido o niños pequeños, puede llamarse mito, discriminación sexual o lo que sea, pero es, ¡existe!.

  24. CIRO ALBERTO dice:

    PARA TODOS PERO EN ESPECIAL PARA MORA.
    Traigo los pies cansados de la vida…
    y tengo los labios tardios en las letras
    que una vez quise decir en las tardes venariegas,
    tambien se quedaron las ganas de escribir los cuentos
    pasajeros en la noche de brujas y bandidos,
    pero lo que no se pudo pasar por alto fue
    que en la tarde me durmiera en el regazo de mi madre
    cuando con ella viajaba por caminos de duendes, danzas de patasolas.
    Que momentos magicos, cuando ella recreaba con plabras
    de mariposa alada, cuentos de adas, madrinas de la vida,
    y mas cuando el protagonista sin morir osadamente
    arrancaba a su amaga de las garras de la muerte.
    Cuando el sapo por un beso buelve a principe y ella por llevarle la contraria a su padre se convierte en ave.
    Muy rara vez el y ella terminaron juntos y comieron perdices, la mayor parte solo quedo el recuerdo vago que se amaron y que por imposibles no pudieron amarcen.
    Comparto esto en el espacio que Usted a creado, tratando de entregar ese algo que se desprende de mi al leerlos y contagiarme de la palabra escrita y bien pronunciada, que belleza y estetica lo que vislumbro en sus letras amigos del alma, aunque lo mio solo sea una ligera improvisacion del embriague que me da al leerlos.
    volveran las garzas volveran, paradas en los brasos estendidos de lso arboles pantanosos dejaran las huellas metidas en las plumas de sus hijos erederos de vuelos y viajes imprecisos por los verdes campos de la vida, volveran las garzas volveran.
    con cariño, para mora y tus lectores.

  25. FATUME dice:

    Lola:
    Indudablemente debes haber sido muy joven cuando el concurso. Al menos en los medios manejados por el poder político o económico de turno, todos sabemos que tienen mucho cuidado de que no trasciendan autores, o escritos, que a su “poco libertario” criterio deben ser conocidos y mucho menos premiados.
    Es algo histórico, muchísimos artistas han sido considerados como excepcionales en su género “post-mortum”. Tu obra o título decía demasiado para aquel jurado, que parece no estaba tan comprometido con la sensibilidad de lo escrito (como sigue sucediendo). Lo bueno es que seguís produciendo, te seguís manifestando y expresando. No es poco, a pesar de todo. Felicitaciones¡¡¡¡

  26. joise dice:

    Complemento de Juegos de damas.

    Las damas, saben, respecto a dar y pedir:

    ¡Que, cuando, como y porque!

    Nosotros no sabemos que dar (la mas de las veces) , pero sí que pedir.

    Eso mis queridos amigos (as) es parte del juego de damas, sin importar sexo, etnia, condición social, ni forma física, ni fortuna; Son ellas las damas las que deciden, y, en muchos, sino todos, quienes regulan las arbitrariedades que suelen presentarse en decisiones importantes, en el campo de la política y la economía de muchos colectivos, incluyendo la guerra.

    -Cleopatra, Lucrecia Borgia, Margaret Thatcher, Condoleza Rice, Indira Ghandi, Catalina La Grande y otras actualmente-
    ¡Ciao!

  27. OSWALDO ROMERO dice:

    Que dificil parece vivir en un cuerpo extraño, digo por lo que se percibe, la moral es una carga dura de llevar, son siglos de adoctrinamiento sobre lo bueno y lo malo, lo licito y lo ilicito. La filosofia dicta una separacion entre el ser y lo que debe ser, lo que uno es y el ideal de como quisiera ser. Un Abrazo

  28. Blanca Estela dice:

    “Las señoras que amaban a las señoras”

    Igual que el día que nunca empieza,
    O la noche que nunca sueño.
    Igual que la espera impaciente de un beso,
    O la noticia que nunca llega.
    Igual que la picada de abeja,
    O el cincel que esculpe la piedra.
    Igual que la vida que no logro vivir,
    O el ave que muere justo antes de volar.
    Igual que el violín que desafina,
    O el hacha que tala los bosques.
    Igual que tu mirada esquiva,
    O el reflejo que ciega mis ojos.
    Igual que un difunto sin dolientes,
    Es el camino que recorro frecuentemente.

    No dormí en el lugar de siempre.
    No dormí en mi propio sueño.
    Salí a la calle a ver gente,
    A ver rostros ajenos,
    Mares y mares de espejos
    Que chocaban hacia mí…
    No recuerdo el lugar,
    Ni siquiera el sueño.

    Busqué entre aquellos rostros ajenos
    Un reflejo de tu imagen,
    Ni en los rostros ancestrales
    Pude identificar tus cabellos.

    No sé en cuántos sueños,
    Salí a buscarte.
    No sé si aún perteneces
    A alguno de ellos.

    Si me dabas rosas te daba mis manos
    Para bajar unidas hacia el cielo,
    Y hacernos una con el universo.

    Te enseñaré el rojo de mis labios
    Y sentirás a qué saben mis besos,
    Voy a dejarme liar por tus abrazos
    En una conjunción perfecta de tiempo.

    Será el delirio cuando me acaricies,
    Desataré el anclaje a mis suspiros
    Y rendiré mi cuerpo en la batalla
    Para ser una por primera vez contigo.

    Sublime expresión de realidad
    Plasmada para mirar
    Rostros y caras conocidas
    Por el ojo artístico de la verdad.

    Paisajes repletos de colores
    O de blanco y negro irreal
    Formados por un lente
    Que proyecta sólo realidad.

    Convergencia de movimiento
    Y luz de entrada natural,
    Círculo y ventana palpitante
    Que demuestra sólo tu verdad.
    Palabras hermosas que brotan
    Del alma,
    Expresión de realidad.
    Quisiera tenerte entre mis brazos,
    Y vivir sólo de tu bondad
    De darme momentos invaluables
    Por sólo observar.

    Reflejarme en tus pupilas,
    Descansar en tus pechos,
    Mojar mis labios en tu boca,
    Amarte hasta el final…

    “Ahora y en la hora de nuestra muerte, amor, ahora y siempre
    Bajo la consigna de la angustia y a la sombra del sueño te espero,
    Te esperamos, paloma de nostalgia, suave alondra.”

  29. Osvaldo dice:

    Blanca Estela, el último parrafo que copias entre comillas es de Efraín Huerta, y lo demás? ¿es tuyo o parte del disco?

  30. ernestino dice:

    antes de que nada recibe un saludo afectuoso.
    Al leer este texto me acuerdo de la priamaria algo importante pero un poco o mejor dicho divertido y a la vez maravilloso y por quiero decir al respecto que es algo que me gustò mucho al leer y no voy a dejar de leerlo gracias.

  31. Pedro Alfonso dice:

    Mora y amigos del Blog.
    Ha llegado el momento de decir varias cosas
    El remolino de ideas y cantos ha desechado miel
    Los huesos de hoy cubiertos por nuestras ternuras
    mañana serán estudiados por antropólogos o por
    perros hambrientos y quizá una mujer curiosa
    los lleve a casa para vestirlos de amor convertidos en ceniza
    Tal vez la pasión que consume al cosmos y que calienta el planeta
    se extinga si hacemos llover amor en gotas o tal vez solo nos bruña
    Mañana con toda seguridad las señoras que amaban a señoras
    dirán la misa de doce en catedral o llevaran las mulillas del arado
    sin su Juan sin su otra parte que ya no está porque Dios volverá a crear
    una especie diferente de mujer, una que empate con la otra y se hagan una un botón de rosa roja fusionado a una blanca sin haber de por medio
    dolor ni insatisfacción

  32. joise dice:

    No os dejare de amar

    Hoy gastare las lágrimas que recolecte cuando llorabas por mi ausencia
    Lavare mi traje de fiestas con ellas
    Y preparare mi sándwich sin mostaza, ni queso, ni nada
    Pues no gastare el tiempo, que vos si, para encontrarles

    Mañana al haberte, ido recogeré las colillas que escondí de vos
    Mientras con tristeza fungiré de héroe en haceres de vuestro hogar
    Vos que encontrasteis tu libertad, mientras yo encontré mi error
    Los días que vivisteis fueron inútiles a la vez que ignorada amabas

    Ahora lo sé, no me amabais después que os perdí
    Sé que viví obtuso, pero no me arrepiento porque al haberos ido
    Recobrasteis vuestra vida, tu amor por vos misma
    Ahora comprendo que sin saber vos me amabas

    No enmendare mi error, más aun, vive por vos, los míos y vuestros
    Enseñadles el camino que no supe cimentar, y no la ruta del dolor
    Que corroe mis entrañas, enseñadles la alegría y cuan feliz puedan ser
    Entonces dejare de soñar que os poseía.
    Y despierto entenderé que: ¡os amaba y no lo sabía!.

  33. joise dice:

    La tercera prosa

    Ya lo sé, no me amáis ahora, después que os perdí
    Sé que viví obtuso, pero no me arrepiento porque al haberos ido
    Recobrasteis vuestra vida, vuestro amor por vos misma
    Ahora comprendo que sin saber vos me amabais

  34. fabu dice:

    Mora
    Pienso por experiencia no en la Literatura, pero sì en las Artes Plasticas, que el tema con los Jurados es muy especial, màs aùn cuando te dicen:
    que sos transgresor y se agarran de eso, en vez de premiar a la Obra que es lo que estâ en juego. Y en nuestro Pais es màs difisil todavìa por mentalidad retrògrada y conservadora que todavìa se mantiene en formol.

  35. Pedro Alfonso dice:

    Salud a todos.
    Se acabo el domingo.(Domingo dia eterno)
    Espero que todos estemos completos.(La maleta de Paco) Finaliza el viaje literario de este dia. Mora, te queremos y queremos a todos los Blogistas…neologismo necesario (Neologismos en la ezquizofrenia)

  36. Blanca Estela dice:

    Osvaldo:
    Sí, es una breve elegía que hace Efraín a Blanca Estela Pavón.
    Lo demás es mío, un tanto ilustrado y transformado para el disfrute de Uds. como regalo en esta edición especial de trasfondo lesviánico literal, que nos ofrece nuestra anfitriona Mora

  37. celeste dice:

    apenas e tenido tiempo de dormir, hoy por fin encuentro el el momento exacto para encerrarme en mi mundo y perderme en la infinidad de mis pensamientos….
    revisaba mis correos cuando de pronto recorde que no habia guardado lo que escribi ultimamente y que regreso a la pagina anterior para rescatarlo jaja! … fue emocionante y magico leerlos!
    que sorpresa al encontrarme que somo tocayas! jajajajajajajajaja eres la primera persona que conosco compartimos un nombre jejje es raro pero al mismo tiempo un honor =)
    y ves? intento corregirme con eso de la ortografia! jejeje me cuesta trabajo y termino pensando que da igual si lo escribo con “k o con “q”, pero es verdad que no se le dan el mismo sentido a las palabras si no estan escirtas correctamente y mucho menos se le da importancia y valor verdadero al arduo trabajo de quienes se han dedicado a inventar las benditas reglas gramaticales jajajajaj, en fin….

    gracias por tus palabaras MARIA CELESTE (tocalliya, que por cierto tocallita es con “Y” o con “LL” ??? =), ….
    todo esto es emocionante!
    que suerte aerlos encontrado….

    y para ti JOSE ITRIAGO:
    woooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!!
    me has conmovido al borde de las lagrimas, leiste mi poema! y el hecho de averlo contestado me llena de energia….que placer!
    me costo trabajo entender algunas palabaras jejeje pero poseo en mis manos la esencia de tus plabras y en definitivo me encanto, me encanto, me encanto!!!!, y sabes que es lo mas curioso? que fue como si me saliera de mi poema y lo viera con otros ojos…mil gracias de verdad!

    e de vivir emocionada por este magico encuentro, mundos, culturas, conocimiento, tiempo, lugar, espacio…..

  38. celeste dice:

    mientras me dejo envolver por los colores, sabores y olores de la musica, los sigo leyendo, y me sigo sorpendiendo al comprobar que son un genios! e leido al menos un fragmento de cada uno se sutedes y me soreprendo al ver tanta franqueza en sus relatos y me emociona pensar que puedo compartir mi vida con ustedes; Ameria, Osvaldo, Ir mas Alla, Favu, Jose I, celestino, etc etc etc…..ke bello es compartir con ustedes

    JI. (osea Jose I o Jose Itriago =) jajajajajajaja me divierto tanto cuando te leo! (y no significa que la risa que me provocas sea con motivo de vurla, para nada! y hablo en cerio=) y tu elocuencia despampanante me alucina! jeje, simplemente eres brillante!
    que ganas de compartirte todas mis dudad, todas mis ideas(y en general de compartirals con todos y cada uno de usteds)

    MARIA! tocayita mia! =) no e podido leer con la conciencia y antes de poder aser un comentario, deseo tomar un tiempo necesario, pero dejame decirte que sigo conciderando que eres una persona genial! =)

    los dejo entoces porque a oscuresido desde unas vuantas horas y mis pequeños ojos en forma de lamendra comienzan a sentirse cansados….
    mañana volvere =)

    besos abrazos y saludos a todos =)

    pd. un aplauso para todas aquellas personas que porvocan movimiento en los corazones de las personas…

    IR MAS ALLA: que gusto saber que te gusta pintar! aaaaa es uno de mis temas favoritos! pero la verdad es que soy una novata =) ojala algun dia podamos compartirnos unos cuantos tips =) porque la acuarela se resiste a mis manos! jejeje besos!

  39. Osvaldo dice:

    José I: me gustó mucho tu óptica. Creo que me he sacado más fotografías con las morisquetas más inverosímiles, y si duran para ser vistas por mis nietos y bisnietos estoy seguro se preguntarán: ¿quién era este tipo?? Me divertiría poder estar ahí, en ese momento.

    Blanca Estela: gracias por tu regalito de edición especial para nosotros. Las esperas, el mirar nuestros reflejos, la esperanza y siempre el amor, al comienzo y al final.
    Lo de trasfondo “lesviánico literal” me hizo mucha gracia. Creo que quisiste decir lesbio literario ¿no? Porque el comentario de Guillermo, mas arriba, no lo tengo claro…

    Pedro Alfonso: el empate y la fusión es muy poético, muy bueno.

    Joise: genial! gracias.

    Celeste: Eres muy divertida, sigue hablándonos con el corazón.

    Hola Fabu, parece el reflejo del tercermundismo en el primer mundo, o al revés…o algo así. Pero cuando se ven esas cosas ¡como se achican los espacios! el mundo parece estar reducido a unos pocos privilegiados. “Siglo XX cambalache…”

    Ciro A: Me hiciste recordar esto (no sé si lo conoces) es de Piero: “Tengo la piel cansada de la tarde tan gris. Guardo, guardo lo verde, verde de tu bosque. Voy con ramas secas a buscarte. Después llego hasta vos como la tarde. ¿Dónde amor?…”

    Saludos a todos, “Y despierto entenderé…”

  40. Osvaldo dice:

    Como somos (Piero)

    ¡Como se nos van los años! Ahora cuesta recordar
    Y tenemos mas edad; ahora somos como un cuaderno
    de recuerdos arrugados Y nos vamos a un entierro
    de un amigo que tuvimos, de un amigo que está muerto.

    (Estribillo)
    Todos tenemos parientes, tenemos,
    todos por algo lloramos,
    somos de una vida corta, sabemos,
    todos siempre nos buscamos.

    ¡Cómo se arruga la piel de nuestros seres queridos
    como por las bocas viejas se nos van yendo las venas!
    Menos palabras tenemos, somos menos inocentes
    y como vamos creciendo para ser después la gente.

    (Estribillo)
    Todos tenemos parientes, tenemos,
    todos por algo lloramos,
    somos de una vida corta, sabemos,
    todos siempre nos buscamos.

    ¿Cómo explicamos el viento, que nos pega en este invierno?
    ¿Cómo explicamos la muerte, que llega y es un recuerdo?
    Somos como barriletes que vuela y se rompe en flecos.
    Somos como la tristeza que llega a otoño y nos deja.

    Todos tenemos parientes, tenemos,
    todos por algo lloramos,
    somos de una vida corta, sabemos,
    todos siempre nos buscamos.
    amamos,
    lloramos, peleamos, sabemos…

    (Jaja, si estuviera Socorro por aquí me estaría escuchando cantar.)

  41. Osvaldo dice:

    “Hay que sacarlo todo afuera
    como en la primavera.
    Nadie quiere que adentro algo se mueeeraaa”

  42. Carolina dice:

    Ya no quiero escribir más porque me siento totalmente fuera del grupo.
    Que sentido tiene leerlos y leerlos como conversan entre Uds. los “iluminados”. y nosotros (digo nosostros pensando que no soy la única aunque tal vez si sea la única) los “comunes y corrientes” los “no iluminados” nos sentimos totalmente fuera.
    La lectura es entretenida, pero se ha vuelto como un programa de TV que ya tiene sus protagonsitas habituales y no queda otra que observar como conversan entre ellos.
    Hoy siento la soledad más grande que nunca y la tristeza también se ha hecho más profunda, sin esperanza.
    Igual me despido de Uds. con cariño.

  43. Ir Más Alla dice:

    Celeste: cuando quieras cuando puedas cuando sea…

    Carolina: ES VERDAD!!! ES CRUEL!!!! ES REAL!!! ES EL BLOG!!! ES LA VIDA!!! A VECES HAY QUE IR MAS ALLA, PARA VER DESDE OTRA PERSPECTIVA.

    Todos: hay que escuchar, cuando se da el milagro de la palabra!!!

    Saludos Cordiales.

  44. Osvaldo dice:

    Carolina:
    ¿Y si te incorporas???
    Podemos compartir soledades y tristezas…y muchas cosas más.
    Nadie nos nombró con ningún título, solo fuimos siendo de a poquito.
    ¿que te parece?

  45. Osvaldo dice:

    Ir: ¡SI! Hay que escucharrrr (me voy al otorino)

  46. vancho1 dice:

    Querida Mora: ¡Qué va! Quizás vives muy cercana al mundo literario; seguro, por lo que relatas de las peripecias de tus versos en los salones de la literatura. Otra cosa sería si tus creaturas se hubieran ensoñereado en los jardines de las Señoras ¡ellas lo hubieran devorado, saboreado, amado, consumido, recreado! que finalmente es para lo que están hecho.
    Soy lento de lectura; cuando quiero deslizarme por los renglones, suelo tropezar y de hocico se me vienen encima las palabras y me atosigan. Dadme otros días más (cuando venga La Parca, ¿me los dará?).
    Caramba Celestino, casi sin dejarnos respirar nos envías estos versos espléndidos. Los copiaré para hacerlo chicle y rumiarlos con placer.
    José I., hermano mío, no más. Cómo me diviertes; debía sonreir -que es lo aconsejable-, pero reí. Sólo te pido, no más… lo dije con ocasión de lo de nuestra Mora: si leer me es dificil, así, como de corrido; saltarme los arbustos, los espinares, y charcos, no ¡no!. Entiendo que el jueguito es atractivo para algunos, incluso es creativo y genial como en la enorme capacidad de John Alexander; pero tengan piedad de los tortugos y caracoles que somos.
    Hoy es semana de creaciones:
    Osvaldo, hermanito, puchas, tal vez no decir es lo mejor. Estuve en Costa Rica y me regalaron una palabra bella: INGRIMO(A) significa estar triste por soledad; que no siempre la soledad es tristeza.Cuando lo es, es íngrima . Lo tuyo es quizás un diálogo para el silencio, aquel creativo silencio, aquel sabio silencio, aquel enorme, estruendoso, wagneriano -no el de las notas, sino el que se aloja entre las notas-.
    Blanca Estela, te queremos porque eres.
    Joise, qué cosas, hermano. Ahora te crecerá una colita por esto de hurgar donde no se debe; te pueden caer antropólogos, médicos, curas y aspirantes de cura, lesvianos(as), etc., y nuevos etc. Esto de cómo son los humanos según sus entrepiernas o como lucen sus entrepiernas ¡es cosa del demonio! diría la Abuela.
    Ciro Alberto: Gracias; novedoso, atractivo, a mí me gusta: Hay aquí para más; mucho más. Parece que compartimos este pedazo de tiempo con estos pedazos de vida nuestras; tenemos tanta tarea, tanto que recorrer y con nuetras palabras fotografiar y decir, contar.
    Un abrazo para todos.

  47. Ir Más Alla dice:

    Osvaldo: a veces no es necesaria la intervención de ningun especialista, talvez, hay cosas que nunca podran cambiar,…la sobervia es algo que muchas veces no nos permite ni ver ni escuchar, aunque tengamos los organos mas exepcionales…aunque en potencia tengamos todo a nuestro alcance…
    y te repito, lee y relee, y cuando lo hagas, intenta hacerlo atravez de los ojos de los otros, de los que son en el mundo.

  48. vancho1 dice:

    Blanca Estela, me permito transcribir dos estrofas de tu poema. Lo hago porque siento que saltan más allça de mis ojos y llegan como aves extranjeras, pero reconocibles, a anidar en mis escarpados:

    Te enseñaré el rojo de mis labios
    Y sentirás a qué saben mis besos,
    Voy a dejarme liar por tus abrazos
    En una conjunción perfecta de tiempo.

    Será el delirio cuando me acaricies,
    Desataré el anclaje a mis suspiros
    Y rendiré mi cuerpo en la batalla
    Para ser una por primera vez contigo

    Si fuera argentino, si fuera músico, bandoneonista en lo posible, pondría música porteña a esta belleza.
    Blanca Estela, gracias otra vez. ¡sos grande! (pronunciado como chileno)

  49. Pedro Alfonso dice:

    Por mi casa de niño había una familia tumultuosa, dieciséis hijos, el padre, la madre, una tía gorda muy simpática y tres perros, !Ah! un perico también que hablaba muy bien el italiano. ¿Y por qué no?, si la familia eran Los Pietraflamma. Entre los chicos, se distinguía por sus travesuras Manlio, solemne, pensativo, creativo y desdichado, Ana no lo quería. Yo era amigo de Roberto, compañero de banca, enamorado como yo de las bicicletas y muy compartido con su hermana Guillermina, mi novia de entonces. Mujer volátil, mujer serena, mujer de un Dios y de un demonio, pusilánime en momentos de batalla, arriesgada en momentos inesperados, bella, dulce, fuerte, fumaba a escondidas y fue campeona de los 400 metros. Roberto y Guillermina eran cuates, ella había nacido primero y estaban de todas formas unidos por ese hilo de plata que conduce lo mismo sentimientos, tristezas, números, respuestas de examen y logística de travesuras. Por así decirlo, para mi no existía el resto de la familia, con estos dos pasé, de mis trece a los dieciséis, sin embargo y a pesar de que yo entraba a esa casa sin tocar la puerta y me consideraba Doña Agueda uno mas de sus hijos, a veces creo que me confundía con alguno, pues me regañaba igual que a los demás. Había por ahí, una Carolina, poco mayor que Roberto y Guille. Taciturna, espigada de cuerpo bonito, bailarina. Ella no se sentía integrada a su familia, no lo decía pero sus ojos la denunciaban, solía estar fuera de casa mucho tiempo, estudiaba la educación secundaria en casa, los fines de semana todos callaban porque la Plavoba estaba estudiando. Carolina era alumna de tiempo completo en la escuela de ballet. Pues esta Carolina, tímida y resuelta a la vez, un día me pregunto a bocajarro: Pedro Alfonso ¿yo te gusto? ¿por qué prefieres a Guillermina? ¿ella es mas bonita? Me la quedé viendo y para emplear toda mi educación medí con cautela las palabras: “Carolina, tu eres hermosa, eres mas bonita que Guille, pero eres mayor que yo y además pareces una diosa y yo soy un adolescente idiota”. En ese momento se sintió tan integrada, tan feliz, que después del exabrupto de un beso en la boca sin siquiera abrirla, tomó sus zapatillas que colgaban del sofá y me dijo: quiero que el fin de semana me inviten a sus travesuras.
    Ahí, se integró profundamente, Carolina.
    Las motivaciones hacen a cualquiera un trozo más del todo. Por eso, amiga Carolina, tú que acabas de tocar estos Blog, ¡!!!ERES BIENVENIDA!!!! Aunque este sapo no te pueda dar un beso.

  50. José Itriago dice:

    Lo de Blanca Estela es soberbio. Es un poema muy bello. Había supuesto que era copia de alguien y por eso no lo había comentado con mayúsculas y admiraciones, como le corresponde. ¡Qué bello lo que nos has dado!.

    Por cierto, Carolina, lo importante es atreverse. Fíjate que aquí has podido leer, entre líneas, almas ceñudas, sabias (¿qué le habrá pasado a Jorge V), estudiosas, osadas, abandonadas, románticas, alegres, muy románticas, tristes, romantiquísimas, solitarias; puedes sentir sus soledades, hasta llegar a las más íngrimas (para usar esta desamparada palabra que introdujo Vancho). Pero hasta esas, las más íngrimas, tienen autosuficiencia existencial, o sea, la capacidad de florecer sobre una roca, en un desierto o hasta debajo del agua, en la sima submarina más profunda. Todos, Carolina, buscamos sobrevivir alimentando el espíritu con la belleza de las ideas. No es cosa de un lenguaje depurado, es más bien un escape controlado de sentimientos. Déjate llevar por lo que sientes, sin ocuparte tanto en cómo lo escribes y menos en como escriben los demás. Los sentimientos tienen su propia métrica, sus rimas, su ortografía. No se la ponen las academias, sino quienes los viven.

    Celeste, gracias por el esfuerzo y por tus bellas palabras, esperamos otro poema tuyo.

    Hoy les copio otro poema de Luisana Itriago (Se llama Praga, de “Ciudades”), que recordé leyendo a Blanca Estela:

    en Praga te recordé
    (la mirada amorosa prosternada
    ante el colorido tallado por el tiempo)
    en cúpulas y altares
    pero especialmente en las torres altas
    que devuelven los anhelos de los hombres
    hacia el cielo

    busqué tu cara
    con la ingenuidad del recién lanzado a tierra
    sólo encontré rostros agotados
    por la faena de ser hombres
    mascarillas del poder petrificado
    en el semblante de un débil rey
    muros tallados con el hálito de silenciosos sollozos
    murmullos de vanidad
    en ecos reiteradamente regados hacia el presente
    mientras el reticente espíritu renacía
    en notas musicales, palabras y colores

    no te pude hallar
    en la sonrisa todavía fresca
    de esta ciudad toda linterna mágica
    ni en los castillos medievales
    con sus caballeros andantes
    flotando en burbujas de luz hacia el pasado

    un silencio detuvo la historia transcurrida
    como si nunca hubiéramos padecido el mundo
    y la ausencia sólo fuera una flor recién abierta
    en el alma de una ciudad imaginaria

  51. Celestino dice:

    Carolina…
    Soy Nadie para dirigirme a Ti,
    y a la vez soy Todo@s
    para decirte…Bienvenida.
    Asi empezamos Tod@s,
    o por lo menos en lo que a mi respecta.
    Leyendo… y leyendo…y leyendo…
    y sientiendo…y sintiendo y so~ando.
    y cuando tengas algo que decir,
    lo dira’s…Tu ya lo dijiste.
    Y ya te despediste…
    …y volveras, Preciosa y Apreciada Carolina.
    Porque tu tambien esta hecha
    de esto que estamos hecho todos.
    Amor por las letras,
    y diras como yo,
    “se me dificulta seguirles es paso”
    (A veces no puedo leer todo lo que quisiera,
    y me queda un dejo de frustracion)
    Creeme, he encontrado lo que buscas
    en este espacio y solo es cuestion
    de un poco de paciencia,
    Ya eres parte de Nosotros,
    y nosotros parte de Ti,
    has sido condenada.
    No tienes que dirigirte a Alguien,
    ni obligacion de conocer a Nadie
    pero puedes hacerlo, si te sale…
    Y necesitaras mucho Valor para vencer,
    a los verdugos que te azotan desde dentro.
    Y tendras miedo, y temor…
    …y verguenza, para decirnos lo que llevas dentro.
    Y te sentiras “expuesta” y vulnerable,
    pero sera Tu, diciendo…”esta soy Yo”…
    y Nosotros te Amaremos…
    como he sido amado Yo…
    y recibiras como premio cosas maravillosas…
    ( Mi trofeo mas grande ha sido ser comparado
    en mi escribir con Vancho1, He recibido continuas
    lecciones de Vida de mi Hermano Mayor Jose Itriago,
    me deleito y he aprendido a Amar y Respetar
    a mis Hermanas Todas,
    como olvidarme de Socorro!!!
    y esa Maravilla que se llama Banca Estela,
    y Maria Celeste, mi tocaya,
    y mi nueva Tocaya…Celeste.
    Y….y…y entonces es cuando peco por Omisiones,
    porque todos mis Herman@s, son dignos de nombrarse,
    y no los nombro, no porque no los ame,
    sino porque no he tenido la Gracia, ni el Tiempo,
    …ni las Palabras, o simplemente,
    porque no he sido digno de Nombrarlos.

    Un Abrazo para Tod@s.

  52. Celestino dice:

    Blanca Estela…
    Gracias por todo lo que nos das,
    y Gracias por lo que me haces Sentir.
    Gracias por Ser…
    …y que Dios te Bendiga.

  53. vancho1 dice:

    Carolina, te dedico este cuento; te autorizo para sacar las copias que desees y lentamente las quemes, que el tiempo de decir adios es similar al de saludar.

    EL EFECTO CRONOS.

    A las 21.150 despegaría la nave. Aún quedaban 250 Cor para preparar su instrumental en el panel personal; a no ser que Muriel se comunicara a última hora. Siempre cabía la posibilidad de inventar cualquier cosa. Ella seguramente sabía que una vez faltando 25 Cor nada podría detener la partida.

    Gnuman inició la revisión de los instrumentos; sus cejas se cerraron un tanto en los extremos: era señal de su total y absoluta concentración; eso lo aprendió Muriel en sus soliloquios. Gnuman se ceñía a las instrucciones; sabía que el panel instrumental era sólo una rutina para los pasajeros; finalmente es el Comando Central quien determina si estaba bien o no. La revisión era una rutina que dicen se implantó por un error que había costado la vida de un pasajero, rutina que agradaba a Gnuman –no se debe jugar con la seguridad-. Seguramente Muriel me llamará cuando se acabe el tiempo, pensó; Muriel siempre era así, nunca hacía las cosas con tiempo prudente; lo dejaba para los últimos Cor.
    -¿Vas a viajar el Viernes?- le dijo. Y, claro, Gnuman le respondió que sí; que no es que le gustara, pero era parte del trabajo. Esto no era completamente cierto; a Gnuman le gustaba viajar. Incluso le gustaba esa excitación de los 1.000 Cor previos al despegue. Quizás fuera el pasajero que con más detenimiento revisaba el instrumental: le daba la sensación que él efectivamente era responsable de su funcionamiento. Que oxígeno e hidrógeno, que control de presión, que densificador linfático, que regulador periférico, en fin: todo lo biogenético, especialmente el estabilizador muscular que tenía un nombre complicado que siempre se le olvidaba, pero que bien trabajado producía un gran placer corporal y luego una adaptación física al ambiente que ya se lo quisiera un deportista. A Gnuman le gustaba un toque personal, dentro de los límites que Comando Central permitía, o mejor dicho que el computador de Comando Central permitía.
    -Tú sabes que eres dueño de hacer lo que quieras; eres libre (¡Ay, yo quisiera darme alguna vez esa libertad!). Muriel siempre decía eso: no se puede amar sin libertad. Efectivamente nunca tenía expresiones de celo –Es tan feo ¿verdad, Bronto? Es como andar pregonando nuestra propia debilidad-. Lo llamaba Bronto como una forma cariñosa; encontró la palabra en el nombre de uno de los cuerpos satélites del sol que debían ser destruidos según la programación de estabilización de la Tierra. –Cuando el verdadero Bronto desaparezca, tú serás el único que lleve ese nombre- y Gnuman sonreía agradado.

    Según el Manual quedaban pocas cosas por revisar en el Panel: que asiento –altura, inclinación, temperatura, tensión, distancia, giro, y algo más-, pantalla visor, pantalla de cine, pantalla intercomunicador ¡pantalla intercomunicador!, ahí aparecería Muriel, en cualquier momento. Sólo quedaban 160 Cor.
    Se sentó frente a la pantalla del intercomunicador y su mirada se hipnotizó en el brillo opaco del rectángulo acuoso. Así la conoció. El programa del intercomunicador la ubicó –seguro entre miles- y salieron juntos a visitar la Estación Puesta de Sol ya que desde niña he deseado poder conocerla ¿sabes que estoy inscrita desde hace ya mucho tiempo? Claro que no sabía que vendría contigo. Yo también Muriel –Muriel es tu nombre ¿verdad?-, pero no me había inscrito; la verdad es que no creo mucho en los programas a tanta distancia, es decir, a tanto tiempo. Digo, los programas personales…
    Sonrió. Muriel supo que lo amaría. Esa sonrisa era una puerta abierta al vendaval de Muriel.
    La luz de la Estación Puesta de Sol era espléndida, Gnuman tuvo que reconocerlo; no tanto como Muriel que tenía los ojos llenos de lágrimas. Cuando se percató que era objeto de atención severa, se ruborizó y dando un pequeño gritito le abrazó y besó. Gnuman pensó que fue una manera de superar el momento… Como sea que fuere, ese día se conocieron y ese día comenzaron su historia de enamorados; y la historia de los ojos humedecidos de Muriel cuando expresaban satisfacción de placer, de belleza, de emociones, -Y hasta del placer sexual- pensó Gnuman, casi en voz alta.
    -¡Irás a ver a tus sobrinos, como les llamas!- le dijo. Y ella le respondió, como siempre, que esa es la palabra adecuada, desde el punto de vista de los genes, y desde el punto de vista social: esos niños eran lo que antes se denominaba sobrinos, parientes, hijos de hermanos o hijos de primos, es decir…

    -No, Muriel, está bien. No lo repitas; no lo entiendo, pero no tiene importancia. Si deseas ir, anda. Yo iré un rato al Hall Bam y luego al Salón de Adiestramiento. Nos vemos cuando llegues. Igual primero pasaré a ver los exámenes psicofísicos y me comprometí a estudiar los Programas Alternativos.

    En la privacidad del departamento de Muriel, Gnuman se esmeraba mostrar los espacios intergalácticos tratando que Muriel comprendiera esto de los viajes. Pero ella profería uno de esos casi inaudibles grititos mientras hacía mezclas de bebidas y lograba unos pedidos de comida que Gnuman nunca había probado. Que, finalmente, no sé, de verdad, no sé para qué te molestas. ¿Qué tiene el dispensador normal que debes acudir a esos programas que inventas y que nadie entiende? Muriel, querida, piensa que esa inteligencia tuya podría hacer programas interesantes en la industria, en las comunicaciones, no sé, en la Programación de Tiempo Libre que siempre buscan nuevas alternativas. Sea, en cualquier cosa, pero tú, no, nada; solo estas comidas que… en verdad, no son malas; pero ¿para qué toda esa preocupación? Por que imagino te has pasado unos buenos Cor elaborándolos…
    -Más que “unos buenos Cor”, en verdad me pasé alrededor de 10.000, no, digo mal, qué digo –y un gritito- ¡20.000 Cor!
    -¡20.000 Cor! ¡Increíble! Tanto tiempo sólo en… ¿esto?- y Gnuman se tomaba la cabeza como si le doliera; luego, sonreía…
    Muriel le pidió que inscribieran su relación en el Registro Social. Nunca Gnuman dijo que no, pero tampoco que sí. ¿Cuántos viajeros especializados existían en la Corporación? No más de cincuenta. Era un esfuerzo permanente, la rutina de los exámenes era ya parte de su vida; así como el acondicionamiento físico. En materia de conocimientos Gnuman se sentía bien; su cultura sobre los viajes del pasado, su conocimiento de la tecnología psicocebernética y las propias experiencias que él mismo había protagonizado junto a otra veintena de viajeros y otros tanto que no serían viajeros, pero que se requerían en Tierra como posible interlocutores o simuladores de laboratorio de situaciones “de ocurrencia extraordinaria”, según rezaba el Manual de Viajero Especializado.
    Ahora Gnuman pensaba que inscribir la relación en el Registro Social hubiera sido una gran bobalicada; quizás cuántos otros trámites hubiera tenido que hacer para asumir el nombramiento de Viajero. Quizás no estaría ahora en la nave ¡en la Nave! Quedaban 120 Cor aún…
    -Tu crees que el compromiso es algo económico; no, Bronto mío, es algo que necesitamos en… no sé… aquí, dentro de uno; tal vez en el espíritu, en el alma. Quiero decir en los sentimientos. ¿Te das cuenta? Quizás por ello, por lo intangible, hay que hacer ceremonias que la hagan presente… que la contengan.
    Mi sangre en las estrellas.
    Más aún, Amor, en aquella
    Nacida para mí la noche
    Cuando iluminó tu boca.
    Algo así era el escrito que Gnuman no supo si era canción o versos propios, pero que con lágrimas le leyó Muriel en la despedida –despedida física, porque luego cada 10.000 Cor Muriel lo llamaba por el intercomunicador, mi amor ¿sabes que te amo?, que tonta soy cómo no lo dejé escrito en tu cuerpo, para que nunca lo olvides, y nunca estés sólo. Pero Muriel, sino estaré sólo, somos cuatro personas. No me refiero a los 4 Bronto, tontito mío; me refiero a solo de mí.
    -Ah!…-
    Muriel como que no entendía este afán. Incluso la despedida tuvo para Gnuman un sabor a extraño, algo lejano, algo que tenía una tensión que captaba en el aire, pero que no comprendía. Cosas de mujeres, seguramente; pensó.
    Por el intercomunicador interno, le informaron que su programación había sido aceptada. Sonrió porque aún cuando estaba seguro de su trabajo, sabía que a la computadora de la nave no se le escapaba nada; por ello, una pequeña dosis de nerviosismo lo había acompañado desde que lo subieron a la nave.
    -¿Desea Ud. hacer alguna última llamada? Porque vamos a cortar la comunicación hacia el exterior dentro de 40 Cor- el tono de la voz no engañó a Gnuman, era la voz de la Computadora Central de la Nave. Le pareció bueno que todos los entrenamientos lo hubieran hecho con la misma voz. Esto ayudaba a disminuir la ansiedad del inminente despegue.
    -No, Princesa, no deseo ninguna llamada.- Princesa era el nombre que entre todos le pusieron a la computadora más avanzada de todas las naves espaciales; lo de la voz de mujer y el tono dulce, casi como acariciando, era una decisión tomada por el equipo de profesionales de Psicología Humana del Centro Espacial.
    -Gnuman, le aviso que quedan sólo 100 Cor para el despegue; a partir de ahora no ingresará ninguna llamada personal… a menos que Ud. solicite autorización para alguna llamada personal reconocida en el Registro del Viaje.- y luego de un momento añadió: -¿Desea Ud. autorización para alguna llamada personal?
    -No, Princesa, no deseo.
    Gnuman se había acostumbrado a usar la misma forma verbal de comunicación que usaba el computador; cambiar el verbo o la forma verbal, provocaba serias dificultades en el procesador. Lo más seguro es que Muriel al fin respetaba su independencia, pensó Gnuman.

    A Muriel le costaba entender que luego de tanto tiempo de estudio, de vivir solo, de conocer casi todos los Centros de Adiestramiento, lo que Gnuman deseaba era hacer viajes; incluso se había negado a tener hijos; aún cuando Muriel dijo que ella asumiría toda la responsabilidad tutelar que exigía la normativa. ¿Para qué tener este tipo de ataduras que sólo le complicarían para los viajes? Incluso podría ser considerado negativamente en los procesos evaluativos. –No está en mis prioridades, Muriel- le dijo un día para zanjar la discusión y no tener esas largas conversaciones que tanto gustaban a Muriel y que se encontraban llenas de subjetividades, imprecisiones y juicios de valor que él en ocasiones compartía, pero que en boca de Muriel significaba cambios de conducta.- ¿Y si no, para qué conversamos entonces?- Y Gnuman estaba de acuerdo, ¿para qué? no le gustaba conversar; o al menos, no le gustaba ese tipo de conversación.
    -Princesa, que llamen a Muriel.- Gnuman siempre se sorprendía de esto: existía algo –casi alguien- que tomaba decisiones por él. Por ejemplo ahora; pensaba y pensaba si llamaba o no a Muriel. De pronto él mismo se sorprende llamándola… pero no había decidido aún si hacerlo o no…
    -Gnuman, su llamada a Muriel está ejecutada.
    -¿Muriel? ¡Hola, soy Gnuman!
    -Hola, Bronto; estoy en la Plataforma. La nave se ve muy hermosa. ¿Todo bien?
    -Si, todo bien. Ya me aprobaron la Programación…
    -¡Qué bueno!
    -Me quedan solo pocos Cor, ojalá se vea bien…
    -Si, dicen que se verá bien…Si vuelves… cuando vuelvas… yo, siempre, te estaré esperando.
    -Vamos, Muriel, tú sabes desenvolverte bien, en todo; ya verás… nos veremos luego. Te quiero.
    -Bronto, te amo; te amo mucho…
    -También. Muriel, debo terminar la comunicación…
    -Adiós, Bronto, cuídate… te amo
    -Adiós.
    Luego todo fue vertiginoso, la Programación hubo de ser ajustada en detalles. El despegue fue correcto. La Tierra se vio azul, como siempre; la Luna presentaba sus arterias como dibujos geométricos. El paso a la gravidez de equilibrio tomó menos Cor de lo que Gnuman se había imaginado. Y aún cuando no alcanzó a acostumbrarse a ella, sintió el cosquilleo de su cuerpo cuando las luces titilaron o el sintió como que titilaron.

    La suave voz de la Princesa lo despertó. Habían llegado. Ahora el vuelo era una rápida sucesión de imágenes.
    Gnuman pensó que todo lo vivido valía la pena. Su organismo resistió de maravillas. No así el de sus compañeros; uno hubo de ser suspendido biológicamente. No resistió el paso a la gravidez de equilibrio, o no resistió el Salto. En Tierra lo verían con detención, como siempre; para eso estaban, para viajar y viajar por el espacio, sin más propósito que ver la resistencia de los cuerpos y mentes.
    -Gnuman, regresamos a la Tierra. Debe ajustar su Programación. Tiene 200 Cor para ello.
    ¿Cuántos Cor hemos viajado, Princesa?
    -40.194 Cor.
    -¡Tantos! Sin embargo valió la pena. Casi un año de la medida antigua ¿Y el efecto Cronos? ¿Tienes ya los cálculos?…
    -Aún no tengo la información precisa. Respecto de la medida antigua, es un año y dos meses desde que despegamos.
    Efecto Cronos se denominaba en forma abreviada a la diferencia de tiempo entre el tiempo de viaje –ida y vuelta- y el tiempo transcurrido en la Tierra.
    -¿Qué grado de dispersión tienes en tus cálculos?
    -Cinco por ciento.
    -No importa. Dame el informe.
    -1.338.460,2 Cor.
    -Hmm… Casi 30 veces más…
    -33,3 veces más; con 5% de error. En la medida antigua, es igual a 39,96 años.
    -¡Cómo pasa el tiempo!
    -Es el efecto Cronos, señor.
    ____________
    Carolina, tengo algunas otras chucherías para regalarte; son cosas mías, no tengo más; todo te lo doy. Gracias, si lo aceptas.

  54. Martha dice:

    a todos los saludo:
    gracias por tanta inspirecion que provocan a las almas que los leen, dificil contestarles pero como me deleito con lo que escriben, pues a toda hora los leo y releo y miren pocas veces he podido subir al blog, a comentarles algo, pero gracias Mora, yo tambien te daria el primer lugar, pero este mundo esta llenito de injusticias y no siempre los que ganan son los mejores, pero aqui en el blog sin mascaras ni favores, los amigos son sinceros y ya te hemos dado el voto, no dejes de transmitirnos tus letras, tanto a los trasnochadores, como a los que a todas horas te leemos.
    saluditos a tod@s, mil besos los amo.

  55. José Itriago dice:

    “No os dejaré de amar
    Hoy gastaré las lágrimas que recolecté cuando llorabas por mi ausencia
    Lavaré mi traje de fiestas con ellas
    Y prepararé mi sándwich sin mostaza, ni queso, ni nada…”

    Extraordinario Joise.
    Recogeremos cada lágrima que por nosotros vertieron, como un tesoro que por fin podemos descubrir: ¡era tan difícil ver el mundo que se refractaba en cada una de ellas, siempre apurados, siempre huyéndoles!

  56. Blanca Estela dice:

    Vancho 1:

    Qué imaginación sideral, se nota que te encanta el futurismo y ciencia ficción, sin embargo Gneum denota un ser poco dotado de sentimientos y ella no, tal vez por ser una tripulante con menos experiencia en los viajes, que su corazón aún poseía el enamoramiento primitivo y tan necesario con el que el hombre funciona, ¡es su combustible! .Quizás a la nave le vendría bien una sala de comandos para nutrirse con los ingredientes que conforman el amor, y que muchas veces el hombre cree que no existe una fuente de donde sacarlos, y es que sí la hay Vancho querido, es una cúpula maravillosa, sólo tienes que entrar en ella, conectarte y esperar, pues se derrama sobre ti lo que pidas, o lo que te haga falta, son nueve los ingredientes: Amor, Alegría, Paz, Paciencia, Amabilidad, Bondad, Fidelidad, Humildad y Dominio Propio.

    Vancho; a pesar de todo, en un futuro no muy lejano, te lo doy firmado de verdad, ya no existirá mas el matrimonio, es decir, la relación de pareja. No sé que tipo de relación esté programada entre hombre y mujer, pero la unión matrimonial no va más, ¿qué me dices?

    Yo te ¡Felicito!, puedes enviar guión a George Lucas, o directo a Holiwood, en una de esas, estoy incluida en el reparto, a propósito viste la última de james bond?, aparece el desierto de Atacama (Antofagasta), y cuando comienza a salir la letra chica, al final, agradecen a tres pilotos chilenos que comandaron las tres naves en el film. ¿Qué me dices tú?

  57. Blanca Estela dice:

    Vancho:
    Disculpa, le cambié nombre a tu personaje, quise decir Gnuman.

  58. celeste dice:

    CON AMOR A CAROLINA…

    todas las noches y todas las tardes y todos los dias es un placer compartir l tiempo y la vida con ustedes, siempre me llevo gratas sorpresas al encontar en cada uno de ustedes esa magia que en ocaciones oy por perdida y entonces ya no me siento sola, esta vez me da complata curiosidad el comentario de carolina y me invade un poco la tristeza cuando leo que a decidido marcharse…..pues que cres CARO…NO TE VAMOS A DEJAR PARTIR!!!!! jeje
    me recordaste tanto ami, ase algunos años o ase alguos meses, pero e comprendido que no necesito conocer todo el vocabulario o las reglas gramaticales o utilizar palabras extrañas y rinbombantes para poder expresarme y mostrar a esa celeste que se pasa el tiempo sentada en el píso escribiendo y escribiendo; es vedad que enfatizan el sonido de tus palabras pero da igual una o dos comas demas, si la érsona que te leo no siue la pausa que una coma marca (osea que no sabe leer pues jajaja); es verdad tambien que el hablar de cierta manera te convierte en una persona mas interesante pero son pocas personas las que podran entenderte, asi que , que mas da una comita o dos demas?
    gracias a dios tenemos la capacidad de comunicar con palabras lo que sentimos, lo que pensamos, lo que creemos, y eso es lo que importa, no importa el lenguaje, o como este escrito, lo que importa es que te dejes llevar…dejate fluir , solo eso y la amgia saldra por tu boca o por tus dedos…y aqui estaremos para leerte y dedicarte lo que escribimos….

    CELEESTINO! ocayito! jejej sabias ke en la escuela me dicen celez]Ztina? jejejeje que risueño contacto el que hacen mis ojos y mis panos cuando me sumergo en sus palabras
    JI. … SIN PALABRAS =)
    IR MAS ALLA: comparto la misma opinion, y todo es cuestion de perspectivas, y eso es algo ke le agradesco a mi carrera (ARUITECTURA), el hecho de poder utilizar sus enseñanazas en mi vida diaria; recuerdo que sorpesa me lleve el dia que nos sacaron al patio para dibujar el edificio de la biblioteca, todo dependia del angulo en el que me colocara, la construccion se veia o mas grande o mas pequeña, o mas lejos o mas cerca, y entonces comprendi muchas cosas(o al menos pense que las comprendia jeje)…TODO ES CUESTION DE PERSPECTIVAS (ese es mi lema porque a veces es frustrante comprender a las mentes necias =)
    asi que CARO! miaga mia, relajate, solo ase falta tomar el lapiz y sentarte, aslo sin pensar, siquiera si razonar lo que escribes, aslo con el corazon, con el alma, y no estas sola poruqe tus entimientos te acompañan, y no estas sola poruqe tus ideas y tu propia perspectiva de la vida te hacen ser quien eres y por esa razon ya no estas sola, y porque la magia del unioverso esta contigo y te acompña, poruq epara eso fuiste creada….

    un profesor me dijo que el ARTE de proyectar, es un estado de animo…
    en definitivo, el ARTE de CREAR cualquier cosa es un estado de animo, y tenemos todo en este mund como para sentirnos inspirados….

    me pongo de pie para aplaudirles a todos ustedes! son magnificos y maravillosos! y un encuentros como este son exquisitos!

    besos y abrazos!

  59. Blanca Estela dice:

    Celestino, Celeste y Carolina, sean muy ¡BIENVENIDOS!

    Así va naciendo la familia, algunos yendo y viniendo, porque somos ¡Libres!, la diferencia es que algunos nos llevan ventaja en años, me refiero al trabajo mismo en sus entradas desde hace HUUUUU¡¡¡¡¡…años je,je . Sin embargo la maestra es la misma, ella vive con nosotros en las palabras, en los trozos de libros, en los cuentos, y esperamos lo haga por cientos de años más; “No te mueras nunca Mora”, (éste es un dicho popular chileno).

    . A los tres les entrego todo la fuerza y ánimo para que escriban con el corazón, aquí estoy para escucharlos y mostrarles todo el amor que tengo en mi corazón para Uds., y que Dios también tiene por cada uno de nosotros.
    A Celestino, ya tuve el agrado de leer antes, continúa haciéndolo.

  60. Martha dice:

    ops… y más ops… cuanta letra, cuanta palabra coqueta, que insitadores se vieron hoy….. y siempre pero ya para hacerme escribir cuando yo solo leia y leia, leia y leia y entre lecturas, muchas cosas que nos escriben en mi mente les recreaba, bendita imaginación, puede uno palpar los colores y los aromas, la vida misma, aveces cuando los oigo titiritar o silbar bellas melodias en una frase en una poesia, Osvaldo, Blanca Estela, José Itriago ….. no…no los sigo nombrando, pecaria por no mencionarlos a todos, cuantas cosas bellas me hacen pensar, y yo aquí tratando de destrezarme, son maravillosas las locas letras que colocan y yo que las leo y las leo, y yo entre despues de ti Carolina y me siento parte de esta entretegida y acogedora parafraseada, que digo me siento parte, me siento caminar por todas esas cosas bellas que nos platican con la combinación de las letras, estoy en un lugar en donde hace mucho frio, pero nadamas los leo y me transportan a sus vivencias hasta se me olvida el frio, me lleno de nostalgia y no se de donde sale tanta inspiración, Mora tu que inicias las lecturas del blog, gracias por compartirme tus cuentos, tus letras,
    El mundo ha de estar loco al ver sus letras me acuerdo que un dia estuve enamorada y aunque el otoño esta cerca de repente volvi a sentir la primavera, divina primavera, ¡estas viva y sigues sintiendo!, y yo que vi tan cerca a la muerte, y ustedes con sus letras se me olvido y la he de dejar plantada, pues tengo mucho que leer y mucho que compartir.

  61. Pedro Alfonso dice:

    Vancho1, me parece sensacional tu cuento, me gustoo mucho el Cor como medida de tiempo y para mi tiene doble significado: Cor o cuore es corazón y es así como debiéramos medir el paso de los segundos, por latidos. El Cor, repito es sensacional. A Celeste la de antaño le sobra ese sentimiento afable que tienen las Tías cómplices de nuestros derroteros y aviesas palmadas en la espalda del tiempo. Celeste la recién llegada me encantas por ser TU, por tu loca manera de escribir las cosas mas cuerdas, eres algo así como un faro estroboscópico, inmerso en luz ultravioleta. Centelleas al ritmo de los Cor de Vancho1 y nos haces ver como en película de Chaplin, tratando de atinar a la tilde de la palabra nueva que trajeron de Costa Rica. Me gusta tu reflexión, tu fresca manera de invitarnos a pensar. Mora debe estar orgullosa de lo que hace florecer en este vasto campo de letras amarillas, rojas y verdes, donde las rojas sobresalen.
    Celestino-Celeste la de antaño y Celeste la tocaya, nos hacen ver la bóveda ídem con detalle. Yo, que estoy próximo a dormir quiero releer el cuento de Vancho1 con la dosificación necesaria para soñar sus personajes y de ser posible meterme en ese cuento.
    Los abrazo a todos…a Carolina le mando decir con ustedes que vuelva…que nos haga el favor de regresar…lo que se llevó ; nuestro afecto.

  62. Osvaldo dice:

    Vancho: me fascinó el “grado de dispersión del efecto Cronos”. Si realmente pudiésemos obtener objetivamente una medida entre las utilidades del recorrido abstracto y el material, hermano, tú habrías dado muchas vueltas al mundo, como “La vuelta al mundo en 80 días” que podría ser “La vuelta al mundo en 57,66 horas en la dimensión Vancho”. Esto es 80 días de Verne aplicando un índice de dispersión –o efecto Cronos- de 33,3 en tiempo Vancho. Je, esta regenial!!

    {Tiempo Vancho.
    Definición: “Es el cociente entre la acumulación de experiencias de los terminales sensoriales de cada cuerpo humano y el tiempo solar aparente transcurrido en el mismo lapso”.
    Mediante el mismo se puede conceptuar el volumen aparente de los corazones y las almas, además de la asimilación y utilización de los mismos en lapsos de tiempo solar.
    Se toma como referencia para la definición dada, al concepto filosófico de tiempo absoluto según Kant, donde se establece el espacio y el tiempo como necesarios por cualquiera experiencia humana; y a la medición tradicional de tiempo cuyo patrón es el tiempo solar.} (Que les parece?)

    También me gustó la propuesta de pasarnos alguna palabra “nueva”, como hacíamos en la escuela primaria.

    Martha: ¡Hola! de donde eres??

    José I: tu referencia a Joise creo que afirma lo que comentó Ir sobre saber escuchar ¿no?
    “…un silencio detuvo la historia transcurrida como si nunca hubiéramos padecido el mundo…” Luisana la rompe, tiene un tiempo Vancho ponderable.

    “…no hay sombras en el cuarto
    sus manos y su alma las espantan…”= tiempo Vancho 1000.

    Besos y abrazos.

  63. vancho1 dice:

    Blanca Estela, me las pagarás!! Te acuerdas de mí, para burlarte con la suavidad de una pluma cosquilleando. No quiero ser Gnuman. Hasta me pesa ser Vancho1…
    Pedro Alfonso ¿nunca soñaste que vas muy sorondo caminando entre las gentes y ¡de pronto! descubres que estás desnudo? Bueno, no todos tienen esa pesadilla de inseguridad; lo que es requete bueno. Yo he tenido esos sueños; también he despertado con un balazo rebanando el cuello y yo con ambas manos sosteniendo la cabeza para no morir por desangramiento; con mi cuerpo contuso protejo una familia espantada ante el espanto… Te cuento esto porque generalmente mis cuentos están llenos de claves; como EL EFECTO CRONOS. Tu agudeza me desnuda antes de llegar a la esquina… Estas claves no están ahí para enrevezar la cuestión, sino para hundir la mirada en los misterios… en este caso: tiempo-amor; amor-máquina, tiempo-emoción; lenguaje-amor. Te regalo estos peldaño de escala para que me ayudes a subir por los misterios. Gracias por leerlo en vertical. Carpe Diem.

  64. Osvaldo dice:

    Madrina

    “…no hay sombras en el cuarto
    sus manos y su alma las espantan…”

    Llevo en mi piel batallas de días azules nuevos de competencias.
    Felices o dolidas, ganadas o perdidas, con razones en sus ojos.
    Que observa mirando desde adentro.
    Me enlazo a esa mirada que parece poseerme y me devuelve.
    Y me instigo pensando en que me instiga, y así compito conmigo, por ellos.
    Que se fueron a posarse en otro sol, otro día y me dejaron.
    Encontré otros que gané –así lo quiso-.
    En sus pasajes pusieron su color. Más azul y rojo.
    Y brillaron los míos con su brillo que sin él no habrían existido.
    Arrimaron sus olas a mi costa trayendo contenido y removiendo.
    Llovió sobre mi semilla y brotó.
    Vibró con resonancias en músculos y sudor.
    Y sacudió removiendo los revoques dejando muros desnudos.
    Que protegió con su pintura azul y roja con un poco de verde y amarillo.
    Empujó mi carro hacia la cima – la otra- que ideó para mí.
    Me sostuvo en el aire con su halo de hada y me curó con miel.
    Lloró mis lágrimas con mi dolor.
    Su noche oculté vanidoso y ciego en su sonrisa.
    Llevo en mi piel tu piel.

  65. celeste dice:

    BUENOS DIAS A TODOS! O BUENAS TARDES O BUENAS NOCHES…WHEREBER… JEJE EMPEZANDO EL DIA CON EL PIE IZQUIERDO, Y DIGO IZQUIERDO PORQUE ES MI PIE FAVORITO ASI QUE CUANDO ME LEVANTO CON ESTE PIE ES PORQUE SERA UN GRAN DIA (TODOS LOS DIAS), JAJAJA TODAS SUPERSTICIONES.
    BIEN PUES NO ISE LA TAREA JAJAJAJAJA PERO HUBO MUCHO TIEMPO PARA ABRAZARME A LAS LETRAS =)
    GRACIAS A TODOS POR TOMARSE EL TIEMPO DE SENTARSE A ESCRIBIR KOMO LOS KIERO!!!!!


    MARES DE MELANCOLIA TRAEN A MI OLAS LLENAS DE RECUERDOS, BUENOS RECUERDOS, TODOS MUY BUENOS, Y ME DEJAN UN SABOR, NO SE SI DULCE, NO SE SI AMARGO, NO, SALADO; Y MIS POROS GUARDAN EN SU MEMORIA EL CALOR DE TU TIBIO ABRAZO Y ME MIRO RECOSTADA SOBRE TU OMBRO…QUE AÑOS!, CUANDO MIS DEDOS SABOEABAN LA TEXTURA DE TU RISADO CABELLO…NEGRO, CUANDO MI RISA APAGABA EL SILENCIO AL EXPLOTAR EN CARCAGADAS CON TUS LOCURAS, CON LAS MIAS…
    SIENTO LA CARICIA DE UNA TIBIA LAGRIMA RECORRER MI ALMA Y POR MAS QUE APRIETO LOS OJOS NO LOGRO CONTENER LA HEMORRAGIA, Y YA NO SE SI ME DUELE EL HECHO DE QUE ME HAGAS TAN INMENSAMENTE FELIZ Y AL MISMO TIEMPO TAN INMENZAMENTE DESDICHADA; Y YA NO SE SI ME DUELE EL HECHO DE EXTRAÑARTE TANTO Y EXTRAÑAR TUS OJOS Y EXTRAÑAR TU VOZY EXTRAÑARTE TODO.
    CUANTO TE QUISE Y CUANTO TE QUIERO; CUNATO MAS VOY A LLEGAR A AMARTE (CUANTO TIEMPO), CUANTO MAS VOY A LLEGAR A AMARTE TANTO QUE NO PUEDA RESPIRAR PORQUE EL CORAZON ME OPRIME EL PECHO, TANTO VUELVA A NACER OTRAS TRES VECES Y LAS TRES VECES VUELVA A TENER GANAS DE QUERERTE….

    INSPIRADO EN MI INFINITO AMIGO QUETZALLI Y CON DEDICATORIA A TODOS USTEDES =)

    QUE TENGAN EL MEJOR DIA (O NOCHE O MADRUGADA) DE SUS VIDAS!

  66. Osvaldo dice:

    Por si no se entendió:

    “La princesa, ladina,
    finge hilar; pero aguarda
    que se rompa una reja…
    En tanto, a las lejanas
    estrellas dice: «Amigas
    tendedme vuestra escala
    de la luz sobre el abismo.»

    Y las estrellas pálidas
    le responden: «¡Espera,
    espera, hermana,
    y prevén tus esfuerzos:
    ya tendemos la escala!”

  67. vancho1 dice:

    CAROLINA Es de absoluta falta de consideración no devolver un presente cuando se rechaza; si no, es de absoluta falta de consideración no agradecerlo. Por poca cosa que sea. ¿Qué te pareció este gran cuento que te conté? Gran, porque es largo: 14 meses o 40.194 Cor; o quizás 1.338.460,2 Cor o 39,96 años. Todo depende de dónde tu estés hoy día: si en Tierra, o en La Nave. En La Nave es posible que la rapidez de las cosas -Cor o segundos- no te permitan percibir los aleteos de las mariposas de papel que hecemos en este bolgg; si en Tierra, somos nosotros los que no sabemos volar a tu lado.
    Este cuento tuyo es un desastre; no sabe nada de nada. La estúpida de la Muriel con risitas cuando el enorme Gnuman se prepara para el más espectacular viaje.
    Yo te digo, amiga, que tu cuento bien puede irse a la misma mierda )con perdón del blogg): miren que Princesa par una voz de un computador que ni se ve el teclado. Bronto es un nombre no merecido -digo yo-, si no distingue el néctar de supermercado del preparado por mano de cariño.
    Pero, Carolina, quizás tú no existas. Basta que no introduzcas el código de verificación, que no golpees las teclas y ¡ya! no existes: naciste en medio de esos Cor que no transitaron por la Tierra… y quizás te guste morir antes que la nave llegue.
    Carolina, tú eliges. No es facil. No tiene por qué serlo. Ni para tí, ni para mí. Para nadie. Sin embargo todos ¡todos! tenemos siempre que elegir: es el ejercicio permanente de nuestra libertad. Un abrazo (no galáctico).

  68. Osvaldo dice:

    Mmmmmmmm, otra ovejita perdida… estoy sintonizando con la estación de la fosa de las Marianas, mejor me como un gusanito…

  69. Ir Más Alla dice:

    Celeste: Te propongo que nos fuguemos, que el celeste y las olas no nos pueda detener, si relajar…

    Te propongo que el punto de union que nunca llega pueda siempre ser nuestra inspiración para seguir proyectando…

    Te propongo liberarnos de los filos y los angulos, que el mundo, que inventemos, sea una constante curva y…

    saludos a todos. y especialmente a Osvaldo que no deja de regarnos…

    Y Socorro? nunca me dijo si llene bien el formulario! o si faltaron algunos datos… me suele pasar…ups

  70. José Itriago dice:

    Querida Martha que te sientes como si estuvieras forzada a observarte desde tu propia puerta de salida, estando tan llena de riquezas, de tesoros que ni los más expertos tasadores pueden valorar con justeza; que no sabes, ni puedes saber, cuantos Cor han pasado desde que empezaste a vivir y menos, mucho menos, a cuántos Cor estás de abandonar, por fuerza mayor o voluntad propia, la estela hecha por las tristezas que subrayan la alegría, estelas cuya transparencia, cuando por fin se intuye, se hace trazo enérgico a lo Cézanne, con lápiz negro de cera, para que puedas paladear los fugaces instantes que justifican el todo; te digo, querida Martha que claro que eres parte de todo esto: te veo cuando pasas al lado mío y nuestro y te veo al pasar yo al lado tuyo y de todos nosotros, mientras oímos, “Time… and again” del buen amigo Giya Kancheli, que marca los pasos como un juego de marcha, pero no el juego macabro de esos soldaditos con AK47, llenos de chapitas autoimpuestas en la planchada camisa de camuflaje, sino una marcha incorpórea, de sentimientos jugando al escondido en salones de espejos y mentes afanadas en el rebusque de la belleza oculta en algún lado de nuestro espíritu, realimentándonos con oídos que oyen lo que no se escribe y ojos que leen lo que se presume.

    ¿Y cómo crees que no aportas, cuando nos dices: “El mundo ha de estar loco. Al ver sus letras me acuerdo que un día estuve enamorada y aunque el otoño está cerca de repente volví a sentir la primavera, divina primavera, ¡estás viva y sigues sintiendo!, y yo que vi tan cerca a la muerte, y ustedes con sus letras, se me olvidó y la he de dejar plantada, pues tengo mucho que leer y mucho que compartir”?

    Sabes, debemos caminar sin apenas saber lo que dejamos atrás; debemos caminar sin saber lo que encontraremos más adelante. Caminar, no sabemos si para enmascarar los abismos del alma o para desnudarlos aún más.

    Mora nos copió de una contraportada de El navío Nigh, el texto de Marguerite Duras para su film realizado en 1978, lo siguiente:

    “La persona que se descubre en el abismo no se vale de identidad alguna. No se vale sino de eso, de ser semejante. Semejante a aquel que le responderá… Es una limpieza fabulosa que se opera desde que nos atrevemos a hablar… Porque desde que llamamos nos volvemos, somos ya semejantes… Y convirtiéndonos en persona semejante abandonamos el desierto… Cuando escribimos, cuando llamamos, ya somos semejantes. Inténtenlo. Intenten cuando están solos en su habitación, libres, sin ningún control del exterior, llamar o responder por encima del abismo…”.

    Y si te parece sombrío cuanto te he dicho, relee la entrada de Celeste, nuestra Arquitecta toda luz y encandila con su manera de sentir:

    “Mares de melancolía traen a mí olas llenas de recuerdos, buenos recuerdos, todos muy buenos, y me dejan un sabor, no sé si dulce, no sé si amargo, no, salado; y mis poros guardan en su memoria el calor de tu tibio abrazo y me miro recostada sobre tu hombro… ¡qué años!, cuando mis dedos saboreaban la textura de tu rizado cabello…negro, cuando mi risa apagaba el silencio al explotar en carcajadas con tus locuras, con las mías… Siento la caricia de una tibia lagrima recorrer mi alma y por más que aprieto los ojos no logro contener la hemorragia, y ya no sé si me duele el hecho de que me hagas tan inmensamente feliz y al mismo tiempo tan inmensamente desdichada; y ya no sé si me duele el hecho de extrañarte tanto y extrañar tus ojos y extrañar tu voz y extrañarte todo.”

    Y volvemos a nuestro sabio y querido Joise: ¿quién pudiera recoger las lágrimas que gastabas por mi ausencia?

  71. Ir Más Alla dice:

    No se si alguna vez lo han leido…pero este poema es mi creación más valorada:

    Cuando vuelva amor
    voy a volver con b larga
    por que estoy cansado de volver con v corta
    irme con la falta envido sin cantar de este lugar

    Cuando vuelva amor
    y ya estoy Volviendo
    voy a volver en un barco
    y vos estaras volviendo tambien

    Tendremos un gajito de mandarina
    lo daremos vuelta
    y la pulpa quedara para fuera
    y reiremos como niños

    yo voy a volver
    y vos…volveras a partir.

    TE QUIERO… TE AMO… TE EXTRAÑO

  72. joise dice:

    Gracias mis queridos amigos, Qsvaldo, Vancho!, Jose I. he recibido vuestra critica como muy acertadas, dado a lo profundo de la entrega de Mora, aun cuando pareciere muy simple y de pintoresca trascendencia cotidiana es un problema de conducta, el que se desenvuelve entre sus personajes, muy familiares, de tal forma que incluida la acepción: “ la vida de parejas es bastante conflictiva” , las mas de las veces es por indisposición de una de las partes, el que no haya una buena relación. Estoy de acuerdo con eso de que en el futuro no será necesario el matrimonio, de hecho nunca ha sido verdaderamente necesario, este, se instituyo como una solución a problemas que se suscitaban respecto al cuido, manutención y crianza de los niños los cuales habiendo sido concebidos no recibirían la atención necesaria para sobrevivir, tomando en cuenta muchos factores, ejemplo la recolección de alimentos por parte de la mujer, los quehaceres cotidianos fuera del hogar, traían, como resultado, el abandono del bebe a merced de cuanto peligro hubiera, entonces, se creó la responsabilidad de pareja, a diferencia del águila que coloca su nido bien alto fuera del alcance de los depredadores nuestros ancestros decidieron juntarse (obligatoriamente) para crear la familia y protegerse de la agresión.

    Actualmente la cosa cambió, ahora con la civilización, se han creado mecanismo para que la mujer que trabaja no dependa de otros para sobrevivir y disfrutar su libertad, con hijos o sin hijos, igualmente el hombre ha recobrado otras formas de desenvolverse aun cuando engendrar se convierta en una responsabilidad ineludible por el bien social, y la especie humana. Lo mejor es vivir en sociedad, no importa si sois: solteros, casados, rejuntados concubinos, medias naranjas, peor es nada, amigos con derecho, la idea es procrear, siempre bajo las normas que establece la sociedad y respetar la responsabilidad que se adquiere al traer un ser humano al mundo, debéis, o, se debe recordar que el hombre al nacer es el ser más indefenso que existe.

    ¡Si no se escucha, hay menos oportunidad de opinar con acierto, empero, en otro sentido, la opinión ¡podría haberse!, no obstante podría tornarse poco coherente!

    los amo a todos.
    ¡Ciao!

  73. joise dice:

    Muy bien por Martha, Jose I. vuestra calidad comprensiva y preceptora es maravillosa. felicitaciones.

  74. Gloria dice:

    Mora querida:Me llamó la atencción pensar que me quieres participando en tus entregas y me emocionó el ver mi nombre entre tus añoranzas.Como dice mi sobrina Marcela Monserrat:yo tambien te quiero..y a María Celeste,a ajorgev a Blanca Estela A Vero……..si me perdí es por que andaba en el campo,recorriendo mis raíces.Ya hablaremos más .me quedo con la emoción de haber ganado un pequeño premio con un poema que te enviaré.Un abrazo de oso y un beso.

  75. María Celeste dice:

    Mi querido Vancho: el “Efecto Cronos” es, indudablemente, en extremo interesante. Devela un conocimiento de aeronáutica de tu parte y de un muy buen juego respecto de la ciencia ficción… ¿cuándo leeremos el capítulo que sigue? Porque yo no soy novata: ese es el comienzo de una muy buena novela… ¡QUIERO MAS! jajaja.
    Y perdón a todos… esta época del año es muy agitada para mi, así que a duras penas si llego a leerlos… ni tiempo de escribir.
    ¡Abrazos!

  76. Gloria dice:

    querida Mora:deseo hacer un aporte al tema”las señoras que “………es una pregunta que hicieron a GABRIELA MISTRAL,preguntándole a la notable poeta chilena,primera mujer en ganar el PREMIO NOBEL de Literatura en nuestra América Latina,cuáles eran,en su opinión,los tres hombres más grandes en la historia de la humanidad contestó resueltamente:Hay para mí tres grandes hombres:Juana de Arco,Jorge Sand y Emilia Bronté.Gabriela Mistral,poeta chilena cuyo verdadero nombre fué Lucila Godoy.Vivió entre 1889-1957.De ella hemos heredado la idea que las mujeres podemos ser guerreras de las letras y la filosofía.Por lo tanto Gabriela y Pablo nos han enseñado que cada uno de nosotros (as)sin palabras rimbombantes,tenemos un poeta metido en el alma,y por eso te admiro,porque eres de los nuestros (as).G.

  77. joise dice:

    Vancho 1, Ma. Celeste, siempre he defendido la teoría de que: el tiempo, la medida temporaria que se utiliza actualmente, se reduce a la rotación de la tierra, ¡es nuestro caso! Que nosotros la utilicemos para definir una dimensión para acotar velocidades y distancias es otra cosa, en realidad, lo que existe es el movimiento y el espacio, la utilización de estas dos variables reducen el parámetro que conforma la formula de velocidad ej., espacios X movimientos, sin lugar a dudas la formula: V=E x T, ha simplificado mucho los cálculos actuales de la física, por nuestras características gravitacionales, pero con la física cuántica y el análisis del universo mediante la electrónica se han desarrollado muchos descubrimientos que pueden llevar al traste los principios de Velocidad respecto al tiempo terráqueo.

    Gloria me parece muy bien contar con vuestra presencia de nuevo en el blog ya os extrañaba.

  78. José Itriago dice:

    Nadie, querido Josie, puede dudar de la fórmula que presentas y como ingenieros, podríamos extendernos en algunas otras, hasta llenar algunas páginas. Pero es que de lo que se trata es de incorporar un sistema más adecuado para la medición del tiempo-espíritu. Vancho, sin previo aviso, así, en frío, incorporó el “cor”, que Osvaldo, en consideración a lo distraídos que somos, se molestó en aclarar que correspondía “al cociente entre la acumulación de experiencias de los terminales sensoriales de cada cuerpo humano y el tiempo solar aparente transcurrido en el mismo lapso”. Es muy fácil. Por ejemplo, un milicor representa una acumulación de experiencia mínima en un período muy amplio, algo semejante a un militar, y un kilocor sería lo contrario: muchísima acumulación en poquísimo tiempo. Las fórmulas son difíciles de presentar, porque el formato de estos “blog” no permite (o no sé cómo hacerlo) introducir integrales esféricas y cosas de esas, pero he de decirte que los resultados siempre se ubicarán en el campo imaginario, no en el real.

  79. Osvaldo dice:

    Permíteme agregar José, que el Cor vendría a ser el tiempo Vancho y su única manera de plantear una hipótesis cuántica de esa magnitud, luego de calcular las derivadas e integrarla es:

    “…traen además una carga de fábula de espanto
    y a veces fueron tristes o mancas o leprosas
    pero siempre se vistieron de fiesta con trajes de señora
    o con su condición de madres o de niñas…”

    y otros resultados similares según sea el cuerpo de las variables.
    Solo poesía…

  80. Carolina dice:

    Amigos: recién hoy y a esta hora he podido retomar la lectura del blog…. Nunca creí causar tal revuelo con mi crítica… incluso me siento muy mal de ser escuchada solo cuando digo algo malo.
    Pído perdón a todos los que haya molestado con mis palabras, en especial a nuestra querida Mora, que debo decir, tuve el honor de recibir un mail personal de ella, el cual agradecí y contesté.
    Vancho 1, me gustó mucho tu cuento, adoro la ciencia ficción, y los cuentos en general, sobre todo si alguien me lo dedica con cariño según entendí. Regálame lo que quieras, Vancho 1, yo solo puedo regalarte lo que soy porque nada más tengo…. no pienses que soy mal agradecida, no, solo soy una mujer que trabaja todo el día como laboratorista dental en ortodoncia y ahora estoy operando además Rx (nada que ver con literatura como puedes ver) y que trata de hacer feliz a sus tres hijos.

    En cuanto a mi desesperanza, mi tristeza y mi soledad, nadie debe sentirse culpable porque son cosas mías… yo soy la culpable. Vivo rodeada de gente, pero igual me siento sola. Es una soledad de alma.
    Si decido no escribir más es solo porque nada tengo que decir que sea del interés de Uds. nada puedo contar más que no sea mi propia historia.

    De algo que sí estoy segura, Vancho1 es que sí, existo. Pero he de confesar que más de una vez alguien me hace sentir como si no existiera.
    Deseo de corazón que nunca te haya pasado.

    Gracias Osvaldo, José Itriago, Pedro Alfonso, encantadora Celeste y Celestino, gracias por ocuparse de mi. En realidad no tengo como agradecer sus palabras. Solo decirles que correspondo a su cariño y que su afecto no me llevaré a ninguna parte, lo guardaré aquí muy dentro.

    Quizá, después de todo si vuelva a escribir cuando me sienta en confianza.
    Los quiero.

  81. Blanca Estela dice:

    Amor y Sangre

    Mi primer cuento, para todos Uds. Mis amigos
    Con mucho cariño

    Sin una palabra, al verla , sabía que era la hembra ideal, ella era para mí…yo también quería ser para ella. La admiré toda…, su mirada ausente, su cabellera de sol dorado, su caminar de puntillas, su estampa soberbia y elegante. A ti también te habría gustado, amigo, era ¡adorable!.
    Regresé a buscarla un domingo, no había tiempo que perder, la llevaría por los campos a pasear; en atardeceres a la orilla del mar, cada vez siempre juntos nos quedamos mirando esa línea donde el agua toca el cielo y vemos el mundo pasar…

    Las cosas sucedieron así: Violeta, durante los meses cálidos de primavera, siempre me esperaba en la parada del bus, siempre atenta y sin disimulo corría a mi encuentro, ella temblaba en mis brazos, como si nuestra separación tuviese los instantes multiplicados, como si los minutos se detuvieran en mi ausencia, se lanzaba entre mis hombros, como todas las tardes solía hacerlo, susurrando al oído su amor por mí. Al verla…inexplicablemente; violencia súbita en la sangre, y la sensación de que en cualquier momento podía ocurrir algo fatal; que haría sin sus caricias, sin su calor, sin su presencia, ella era todo para mí, y yo para ella. Nadie entrega tanto amor, me decían mis amigos, es un ser especial. Si, muy especial, mi amiga, compañera, cómplice de juegos y travesuras, de noches de insomnio de horas extendidas, entre las habitaciones de nuestro hogar, el cual cuidaba y mantenía en impecable pulcritud. A Violeta le encantaban los cojines redondos y rojos.
    Era tan distinta a todas, un refugio a mi conciencia, era un mundo diferente, casi un tierno ángel que me llena de emoción al recordar.

    Eres un paraíso para mí, a los ojos de mi mente…
    Si… amor, si tu amor me deja, yo no, podría … ni siquiera… no podría, sólo gritaría ¡Vuelve!, viviría buscándote en las calles como un niño.

    Su mirada de azul profundo y tierno mirar, nunca desafiante, más llenos de paz se paseaban ante mis ojos invitándome a descansar. Allí en el lecho plena de ternura, sus suaves manos mi piel acariciaron, su tibio cuerpo se retorció de mimos y amor junto al mío hasta hacer desaparecer las horas…y convertir el tiempo en un día más, un año y otro y otro más.

    Creí que al fin mi vida comenzaba a palpar el sentido que tiene la felicidad y la paz, sin embargo, un 11 de Septiembre, avanzada la noche, un sobresalto me arrancó el sueño. Ella no estaba a mi lado, no sé por qué salí afuera, tal vez seguido por el instinto que me condujo hasta la puerta, noté que la calle llena de tráfico y actividad, se había vaciado, no pasaban vehículos, las tiendas parecían cerradas, la gente había desaparecido. Al otro lado de la calle, a unos diez metros de distancia, un joven con pantalones azules y una camiseta de manga corta, esperaba en la parada del bus, allí mismo donde me reunía cada tarde junto a ella. Por detrás avanzó un hombre parecido, también joven, con pantalones oscuros y una camiseta similar, que llevaba sin disimulo una pistola grande en la mano. Levantó el arma, apuntó a la cabeza del otro y disparó. Por un instante no supe lo ocurrido, porque el balazo no fue explosivo como en el cine, sino un sonido sordo y seco. Saltó un chorro de sangre antes de que la víctima cayera. Y cuando estaba en el suelo, el asesino le disparó cuatro tiros más. Luego tranquilo y desafiante, se alejó
    por la calle. Avancé como un autómata hacia el hombre que se desangraba en el suelo. Se estremeció con un par de violentas convulsiones y enseguida se quedó quieto, mientras a su alrededor crecía un charco de sangre luminosa. No alcancé a agacharme a socorrerlo, porque mis amigos que se habían escondido detrás de una camioneta durante el crimen, me entregaron en brazos el lánguido cuerpo sin vida de mi amada Violeta.

    No pude hacer nada para impedirlo oportunamente, mi reacción fue dramática, no pude tolerarlo, aguanté mudo el dolor. Al verla en ese estado comprendí que era más vulnerable de lo que parecía a primera vista mi querida y siempre recordada gata Violeta.

    .

  82. Blanca Estela dice:

    Querida Carolina:

    Estoy contigo y ahora mismo elevo una oración a nuestro Padre por tí.
    Te invito a escribiren este espacio,donde encontrarás muchoas amigos (as), y es muy bueno para dispersar el espíritu, tener paz y darte cuenta que puedes gritar lo que quieras.

    Tienes nombre de princesa, igual al de mi futura nuera, llevo a cuestas mi propia cruz, como cada uno lleva la suya. Estoy casada con Alberto, tengo dos hijos de 15 y 20 años, soy profesora de Artes y Tecnología y amo a Jesús, El Señor.
    ¡Qué Dios te bendiga! y escríbeme cuando quieras: blanca@inforgest.cl

  83. Carolina dice:

    Gracias por tus palabras Blanca Estela. te escribiré. Gracias por tu mail.
    Me estremeció tu cuento, una porque también alguien mató a mi adorado gato y segundo, porque ese 11 de septiembre también trajo (posteriormente) una tragedia a mi corazón.

  84. vancho1 dice:

    Carolina, Amiga: Que bueno que aceptaste mi regalo. Es un cuento, es cierto. Pero el regalártelo no es un cuento. Ya verás que bien se mostrará en el lugar que tengas para guardar los regalos que te gustan y que son tuyos. Es una especie de secreto: aunque otros lo vean -le lean- tu sabes que es tuyo, de tu propiedad, de esa única propiedad privada que es respetable, porque nadie, nunca nadie, podrá expropiartelo… porque siendo tuyo, no le hace daño a nadie, ni nadie es desdichado porque tu tienes la felicidad de su posesión.
    Tu realidad es, naturalmente, tuya. Lo que trato de decirte es que aunque ahora te pueda costar aceptarlo, esa realidad es tuya, es tuya, puedes hacer con ella algo distinto, puedes manejarla. Seguramente a primera instancia te parecerá que como Vancho no lo sabe dice estas tonteras, pero el caso mío es imposible de revertir por todas las implicancias que tiene (afecta a terceros, inocentes; o será juzgado por aquellos que nos rodean). Cuando te sientes como que no existieras, es precisamente cuando no asumes que tu realidad es tuya; ya existes cuando lo asumes, si no ¿quién la sume?
    Todos los que escribimos estamos solos.
    En esa soledad creamos, recreamos. En esa soledad construímos los cimientos que nos permiten la relación. Ahí somos libres. Y usamos la libertad para comprometernos… o descomprometernos. Te invito a reconocerte libre, primero; a usar tu libertad, segundo. Es como volver a aprender a andar. Es como cuando aprendimos a andar en bicicleta y creímos que alguien nos sostenía por detrás; cuando nos percatamos que andabamos solos ¡Plaff! nos caímos. Ahí, en el suelo, dolorido y medio ridículo, aprendimos a ser libres.
    Te confieso como escribí en una situación parecida, pero mía (mía):

    CONFESION.

    Puede ocurrir que el sol
    Trastabille sobre la cabeza
    Y de hocico en la tierra
    Escupas el cielo en su rostro.

    Entonces, es triste hurgar en los bolsillos
    Y no sentir la moneda, el guijarro ni el pañuelo;
    Mirarse el ombligo como un mendigo
    Y caer al socavón del macho anciano.

    Si entonces, nadie te consuela,
    Nadie te abraza en el lamento,
    Nadie se ocupa de tu cuerpo,
    Nadie en la nada te busca;
    Digo, entonces, es un deber
    Nacer de nuevo.

  85. María Celeste dice:

    Vancho… adhiero a cada una de tu palabras y te aplaudo. Como siempre. Por tu transparencia y la brillantez de tu ser…

  86. Carolina dice:

    Vancho1: ten la seguridad que tu cuento es ya un tesoro para mi, al igual que tus palabras.
    Linda tu “Confesiòn”.
    Mejor no te cuento cuantas veces he tenido que “nacer de nuevo”.
    Y créeme. A pesar de todo lo sigo intentando.
    Solo tengo para regalarte mis palabras, mi admiración y mi cariño.

  87. joise dice:

    Carolina, me uno a los demás, solidariamente para obsequiarte mis palabra de ánimo, quizá, no soy la persona más adecuada para aconsejar a nadie, pues, siempre observo o trato de observar las cosas que suceden ante mi; con des pasión, no obstante si os invito a que sepáis que vos sois muy importante, no solamente para los demás, que observamos las cosas según el beneficio que produzcáis, sino para vos misma y vuestros hijos que como frutos del amor habido o que hay entre vos y a quien habéis amado desean que les sigáis a su lado, aunque sea para que los reprendáis por sus errores o les deis un beso por sus aciertos, Si carolina el mundo te necesita, y es bueno que paréis de morir para volver a nacer, seguid pensando en las cosas buenas que día a día suceden a tu alrededor y tratad de resolver los problemas con solución, por como dice el proverbio a las cosas que no le veáis solución inmediatas y aparentes, olvidadlas o por lo menos diferidlas para nuevos y mejores tiempo, vos sois importante y sería lamentable que esa importancia que le debéis al mundo se desperdicie. Animo, triunfad y sabed que no estáis sola, hacedle caso omiso a ciertos consejos que las mas de las veces te ocasionan problemas, tratad siempre de ubicar quien te tiende la mano sin ningún interés, eso es difícil pero no imposible, no le hagáis caso a chismes, ni a halagos desproporcionados, mostraos siempre humilde pero fuerte de carácter ante quienes traten de confundir, cuando te sintáis preocupada respirad profundo, exhalad, respirad exhalad, tres veces y pensad las cosas buen as que debéis de hacer por vos y vuestros hijos, junto a las buenas que hacéis del producto de tu trabajo y la bondad del mismo para los demás. Dejadme deciros, que sois valiente al reconocer que algo anda mal y que hay que corregir, ese es un buen paso.

    Éxito y ciao!

  88. Carolina dice:

    Joise, gracias por tus palabras y preocupación. Eres muy lindo conmigo. Ya me da verguenza haber molestado a tanta gente…
    Con mi mail solo quería hacer escuchar mi grito: estoy aquí!!! existo!!”
    Y es curioso, al gritar fui escuchada..
    En realidad, mi enfermedad es esa que tan bien nombró y definió Vancho1: “Ingrimo”. Y por más que he buscado nunca encontré el remedio.
    ¿Eres español, Joise? pregunto por tu forma de hablar, perdón, de escribir.
    Me encanta como escribes…

  89. claudio dice:

    querida mora:

    su verso logra arrancar pequeñas lagrimas,
    al definir algo tan insustancial como el alma de una mujer,
    plasmarlo, bien pudo ser su mejor premio, y, la capacidad de transmitirlo es un privilegio. La belleza de su mente me transporta y me ilusiona, la candidez de sus palabras habla de la materialidad que ha hecho de sus obras.

  90. Blanca Estela dice:

    Creo que debo leer más cuentos y novelas, así aprenderé a escribirlos mejor, deseo leer la crítica, me servirá; Ma. Celeste, ¿ te gustó, o realmente está muy malo?, Vancho, Joise, Jorgev, Socorro, Gloria, Celestino, Miguel D., Mora, Osvaldo, José I., Celeste, Pedro Alfonso, Ir, qué me dicen?, please necesito su opinión para no frustrarme, y quedar en el intento.

  91. Gloria dice:

    Mora:necesito recibir las entregas de las monografías semanalmente,ya que estoy habitando un lugar(provisorio),donde me es difícil entrar por Google,tengo dos correos habilitados,el,y elporfavor,no sé como quedé fuera de las entregas semanales,así que díme como hacer para recibir tus amenas e instructivas palabras.Un abrazo G.P.

  92. joise dice:

    Carolina, soy de Maracaibo, Venezuela

    Blanca Estela, vuestro relato está muy bien hecho, muy explicito, no obstante, impresionante por la crudeza del acontecer crónico, indudablemente, si fue algo elaborado por ingenio, pareciera que fuera el azar aunado a la vida cotidiana y que te toco padecer como testigo de un crimen, si fue un relato veras espero que hayáis superado el trauma que tales acontecimientos conceden.

    Por redacción no os preocupéis, además la dicción es mas que clara y concisa, honestamente, como narración está muy bien, y, como creación parece el argumento inicial de una obra detectivesca.

    Saludos

  93. Patricia Córdoba dice:

    Mora: que brilantez de tus escritos …

    siempre he anehelado escribir y de hecho he escirto para mi, pero tu me animas a pensar que puedo, que soy capaz.
    te aclaro que es simplemente una pasión no tengo ninguna formación en escritura mas alla de la que recibi en mis estudios secundarios.

    por fa una sugerencia para arrancar en serio.

  94. Ylba Maria dice:

    Carolina, Yo también al comienzo me sentia una poco extraña en el grupo, pero nunca fuera de él, abrumada con tanta literatura, tratando de entender, pero deleitandome con los escritos, saboreandolos, como se saborean los platos que no conocemos pero saben bien. Como quisiera tener esa habilidad de nuestros compañeros para llevar al papel,(lease pantalla) todo lo que siento y pienso. pero a mi edad me contento con disfrutar leyendólos. Doy gracias a Dios, porque a mis ochenta años que cumpliré en Marzo proximo, conservar mis facultades para poder disfrutar de esta página, que me llega puntualmente todos los miercoles, y me acompaña toda la semana.
    Gracias a Mora, mi gran amiga, y a todos Ustedes que forman ya parte de mi familia, a Blanca Estela, a Osvaldo, Maria Celeste, a Gloria, a Carolina mi compañera de aprendisaje, y como dice la canción de Osvaldo, Como se nos van los años! ahora cuesta recordar, disculpen los nombres que no recuerdo., y yo digo ahora cuesta aprender, pero en cualquier momento los sorprendo con un cuento de mi inspiración.
    A CAROLINA, una frace que guardo en la memoria, y que en alguna parte leí.
    “CADA VEZ QUE VAYAMOS A RENACER DEBEMOS ROMPER LA CASCARA DEL HUEVO QUE NOS APRISIONA”

  95. Blanca Estela dice:

    ¡Gracias Joise amigo, cómo estás?

  96. Blanca Estela dice:

    Ylba María , qué bien te encuentras, con deseos de escribir un cuento de tu inspiración, si no te gustó la sangre, escribiré algo hermoso sobre el amor.
    Te quiere Blanca E.

  97. Carolina dice:

    Ylba María: te felicito desde ya por ese próximo cumpleaños de 80 años!!!
    Qué orgullo llegar tan bien como estás tú, y tan activa y llena de ideas…
    Agradezco tus palabras y preocupación. Me encantaría leer un cuento tuyo.
    Cariños.

  98. joise dice:

    Bien Blanca Estela, espero que vos tambien, aunque un poco resfriado, pero muy contento de poder leeros a todos.

  99. Martha dice:

    Osvaldo, el 18 me hiciste una pregunta, ya estamos casi a 21 y apenas contesto, leo, pero me cuesta escribir, que padre escribes tú y los poemas que me compartes me gustan.
    Mi tierra tiene un gran volcan nevado “Nevado de Toluca” llamado tambien “Xinantecatl” Toluca de Lerdo es una ciudad mexicana, capital del Estado de México, ubicada en el centro del país.
    El Valle de Toluca es de primera importancia ya que es un centro industrial, comercial y de servicios muy importante de la región central de México.

    Es la 5a zona metropolitana mas importante de México,despues de la Cd.de México,Guadalajara,Monterrey y Puebla.

    Como municipio, Toluca es el quinto más poblado del Estado, luego de Ecatepec, Tlalnepantla, Naucalpan y Nezahualcóyotl respectivamente, los cuales forman parte de la zona metropolitana del Valle de México.

    Toluca está situada a 2,668m sobre el nivel del mar, lo cual la hace templada durante todo el año con temperaturas que oscilan en promedio de 2 a 22°C durante el verano y de -2 a 18°C en invierno. aunque los ultimos dias hemos amanecido con temperaturas de -5 a 0 grados, mucho frio. La altura favorece también la práctica del deporte de alto rendimiento.

    El nombre Toluca proviene del náhuatl Tōllohcān, que significa lugar del dios Tōlloh. (Nzehñi en otomí, Zúmi en mazahua) allí en Toluca es donde vivo.

    Hay un dicho popular que dice:
    “Toluca buen gente, no mata nomas ataranta…
    quita cobija y hecha a barranca…”

    Te regreso la pregunta, y tu de donde eres? Saludos

  100. Martha dice:

    Osvaldo:
    Que capacidad tienes para analizar a cada alma visitante de este blog, yo ni escribia y como me fuiste a ver, bueno no a mi, sino lo que escribí?.
    Yo si te leo, y leo tus comentarios, y leo los poemas y algunos cuentos, pero apenas escribí, sin la intensión de llamar tu atención, valla mi más sutil felicitación por ser tan observador.
    buenas noches y gusto en entablar letras.

  101. vancho1 dice:

    Marita: Otros menesteres distrajeron mi respuesta a tu “entrada” de la semana pasada. Me parece espectacular, gran fluidez, mucho ritmo… hasta melodía. En tu discurso de introducción señalas que “nuestras palabras muchas veces encierran misterios”… “palabras disimuladas, palabras mentirosas,…”. Plenamente de acuerdo. El oficio de escribir nos hace cercanos -casi digo familiares- de las palabras. Cómo no recordar a Neruda cuando nos recuerda que en la conquista los españoles se llevaron nuestros minerales preciosos y algo mucho más; pero no dejaron del español las palabras ¡mucho más de lo que se llevaron! (no significa que, al menos yo, justifiquemos el saqueo de los “civilizados”; ni ayer, ni hoy).
    Volviendo a lo nuestro, Marita, -digo nuestro porque tu poema ya es nuestro -gracias-:

    mi ritmo es mi tonada
    con pausa
    pero
    con melodía
    tu ritmo
    estruendo es
    que rompe sinfonía

    Bien, casi jazzístico, o blue. Agradable.
    Pero, de acuerdo a tus términos introductorios, hace falta un mayor trabajo con las palabras. Efectivamente en momentos “traicionan”… Estudia eso; revisa, repasa, saca, pon… No olvides qué escribes: un Poema. Estos tienen la característica de ser para todos, no sólopara el que lo escribe, no sólo para el que fue dirigido… Tu inspiración es fantástica; no digo lo mismo de tu trabajo posterior de obrero de la palabra….
    Un abrazo de admiración y respeto por tu quehacer.

  102. Martha dice:

    ¡¡GRACIAS!! José Itriago elevas mi espiritu con tus letras y gracias por hacerme sentir parte de esto y me sorprende que me veas, pero cerré los ojos mientras te leía y que maravilla, si nos vemos al pasar tan cerquita y luego siento,
    me siento al lado tuyo
    y te oigo realimentándo como un soplido de aire a mis oídos que oyen lo que no se escribe.
    o como las rocas que estan ahí por siglos y sin embargo forman parte del paisaje,
    o como ese gran árbol que aunque en otoño tira cada hoja, y cada una como duele perderlas, duele mucho… … …..
    Pero con la esperanza de que en primavera, verde se pondrá con hojas nuevas,
    pero lo más importante es que siento con ese sentido que tu le das.
    me sonrojé, pero no pude ocultarlo de nuevo gracias José Itriago.
    saludos a Joise y a todos.

  103. socorro dice:

    Mora, Todos:
    Desconsiderada yo de leerlos y disfrutarlos y ni siquiera saludarlos.!!!!
    A todos los trabajadores de las palabras de éste blog va mi “canción nuestra de cada día…”. Sugiero leerla y escucharla porque vale la pena. Y además traduce un “caer” que no es malo, de vez en cuando. (no es depre)
    Letra y música: Juan Quintero

    Que cosa
    que de repente
    se me ha ido el suelo
    y está el vacío esperándome
    nada me puede atajar
    nada firme
    adelante mío
    no es que me caiga
    se me ha ido el suelo
    y lo voy a seguir.

    No te asustes, no, no te asustes
    si ves que como respaldo
    lo tengo al viento
    y no queda nada bajo mis pies
    me voy a pique nomás
    y aunque rompa
    el aire de un tajo,
    no es que me caiga,
    es que voy pa’ abajo
    a buscar el fondo de lo que
    soy de una buena vez.

    No me llores, no,
    ya he de venir
    voy a encontrarme con mi suerte
    buscando lejos de todo lugar
    hasta lejos de mí.
    De lo más hondo te quiero pedir.

    A gatas
    abro los ojos
    de tanto miedo
    no hay asidero
    que pueda ver
    bajo zumbando nomás
    no hay abrazo
    ni soledad donde me he metido
    nada se ve,
    y hay que seguir.

    No te asustes, no,
    no te asustes
    si ves
    que no quedan voces al lado mío
    que me hagan bulla
    y me hagan reír
    nadie se puede acercar
    pero, hermano,
    no hay soledad
    donde me he metido
    me arenga el aire con su silbido
    y me da su mano para seguir.

    http://www.youtube.com/watch?v=MMO1VKPV7nc
    .

  104. Pedro Alfonso dice:

    Blanca Estela:

    Respecto a tu cuento. Se cataloga como cuento de final inesperado. en tu caso, el planteamiento no deja ver nada del final, es decir no vendes el colofon. Pero por ahi hay algunos problemas sintacticos que son faciles de vencer. Aprecio que no tengas rimas internas y que no uses el gerundio, eso es muy bueno desde el principio.
    Marcelo di Marco, mi maestro de taller literario, me hacia observaciones en los cuentos que he escrito y que fueron publicados en el primer libro que edite. de la forma como tu lees tu cuento y como lo leeran los demas. Haz esto, te servira: Escribe tu texto de un tiron, como tu imaginacion se desboque, despues corrige con honestidad, esto incluye a veces borrar parrafos completos. Corrige sintaxis, ortografia y despues, ya “purificado” “metelo al congelador por un par de dias” Con esto te digo que lo guardes por ahi y no lo vuelvas a leer en ese lapso. Cuando decidas leer tu cuento, trae consigo tu grabadora y date a la tarea de leer y grabarlo. Luego, escuchalo. Esto te hara volver a corregir puntuacion y veras como lo leeran los otros.
    Habitualmente, me paso un mes o dos con un mismo texto. Cuando creo que ya es publicable, se lo doy a mi amiga CuCu, mujer implacable, curadora de un gran museo y escritora de vastos textos. Con CuCU no se vale nada, no hay sobrno posible.
    CuCu lee mi texto y me envia una tarjeta postal por la red cuando se debe publicar. Cuando no llega esa postal, se que mi texto ha vuelto a casa, o sea al cesto de basura, como dice Gabo.

    Tengo un poco mas de seis anios en el taller de literatura y todos los dias aprendo cosas.

  105. Gloria dice:

    YLBA MARÍA:QUE MARAVILLA CONOCERTE A TRAVES DEL BLOG,ERES LA JUVENTUD DE LOS AÑOS HECHA PERSONA.ME ATREVO A DECIR QUE ERES MÁS JUVENIL QUE MUCHOS (as)DE LOS QUE APARECEMOS Y DESAPARECEMOS EN ESTAS PAGINAS.UN ORGULLO DE COMPARTIR OPINIONES,AUNQUE LAS MÍAS LLEGUEN UN POCO DESFAZADAS,RECONOZCO DONDE ESTÁ EL RABO DE NUBE EN QUE LOS POETAS NOS ENCONTRAMOS.DESDE CHILE,GLORIA PIÑA.

  106. Ir Más Alla dice:

    Gracias Socorro por ayudarme a encontrar este tesoro!

    saludos

  107. socorro dice:

    Ir:
    Por favor! Usted lo merece. (Así dice una amiga, más bien ella dice “usted merece eso y mucho más”)).
    El tema, me olvidé decir, se llama “A Pique”

  108. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Con todo mi amor:

    “Un reflejo de tu Imagen”

    Igual que el día que nunca empieza,
    O la noche que nunca sueño.
    Igual que la espera impaciente de un beso,
    O la noticia que nunca llega.
    Igual que la picada de abeja,
    O el cincel que esculpe la piedra.
    Igual que la vida que no logro vivir,
    O el ave que muere justo antes de volar.
    Igual que el violín que desafina,
    O el hacha que tala los bosques.
    Igual que tu mirada esquiva,
    O el reflejo que ciega mis ojos.
    Igual que un difunto sin dolientes,
    Es el camino que recorro frecuentemente.
    No dormí en el lugar de siempre.
    No dormí en mi propio sueño.
    Salí a la calle a ver gente,
    A ver rostros ajenos,
    Mares y mares de espejos
    Que chocaban hacia mí…
    No recuerdo el lugar,
    Ni siquiera el sueño.
    Busqué entre aquellos rostros ajenos
    Un reflejo de tu imagen,
    Ni en los rostros ancestrales
    Pude identificar tus cabellos.
    No sé en cuántos sueños,
    Salí a buscarte.
    No sé si aún perteneces
    A alguno de ellos.
    Si me dabas rosas te daba mis manos
    Para bajar unidas hacia el cielo,
    Y hacernos una con el universo.
    Te enseñaré el rojo de mis labios
    Y sentirás a qué saben mis besos,
    Voy a dejarme liar por tus abrazos
    En una conjunción perfecta de tiempo.
    Será el delirio cuando me acaricies,
    Desataré el anclaje a mis suspiros
    Y rendiré mi cuerpo en la batalla
    Para ser una por primera vez contigo.
    Sublime expresión de realidad
    Plasmada para mirar
    Rostros y caras conocidas
    Por el ojo artístico de la verdad.
    Paisajes repletos de colores
    O de blanco y negro irreal
    Formados por un lente
    Que proyecta sólo realidad.
    Convergencia de movimiento
    Y luz de entrada natural,
    Círculo y ventana palpitante
    Que demuestra sólo tu verdad.
    Palabras hermosas que brotan
    Del alma,
    Expresión de realidad.
    Quisiera tenerte entre mis brazos,
    Y vivir sólo de tu bondad
    De darme momentos invaluables
    Por sólo observar.
    Reflejarme en tus pupilas,
    Descansar en tus pechos,
    Mojar mis labios en tu boca,
    Amarte hasta el final… (Poema de trasfondo lesbio-literario)

    José Itriago, ¿recuerdas aquello?…
    “Hoy les copio otro poema de Luisana Itriago (Se llama Praga, de “Ciudades”), que recordé leyendo a Blanca Estela:”

    en Praga te recordé
    (la mirada amorosa prosternada
    ante el colorido tallado por el tiempo)
    en cúpulas y altares
    pero especialmente en las torres altas
    que devuelven los anhelos de los hombres
    hacia el cielo
    busqué tu cara
    con la ingenuidad del recién lanzado a tierra
    sólo encontré rostros agotados
    por la faena de ser hombres
    mascarillas del poder petrificado
    en el semblante de un débil rey
    muros tallados con el hálito de silenciosos sollozos
    murmullos de vanidad
    en ecos reiteradamente regados hacia el presente
    mientras el reticente espíritu renacía
    en notas musicales, palabras y colores
    no te pude hallar
    en la sonrisa todavía fresca
    de esta ciudad toda linterna mágica
    ni en los castillos medievales
    con sus caballeros andantes
    flotando en burbujas de luz hacia el pasado
    un silencio detuvo la historia transcurrida
    como si nunca hubiéramos padecido el mundo
    y la ausencia sólo fuera una flor recién abierta
    en el alma de una ciudad imaginaria.


Trackbacks

  1. | Blogs Monografias.com
  2. Guaranteed Facebook Fans


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi