Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Asesinatos de todo corazon II

Lo que van a leer es la segunda parte de Asesinatos de todo corazón (Cómo tener un buen corazón), una nouvelle que me decidí a escribir (El corazón herido, Truman Capote y la invención de la tristeza) para entretenerlos y también para “torturarlos” un poquito… (La tortura).

En la edición anterior -si tuvieron suficiente paciencia y buena voluntad- leyeron la primera parte.

Hay una tercera ¡y última! parte que corresponde al personaje de Lila y que -creo y deseo (Viaje al Reino de los Deseos)- aclara todas las oscuridades (Vampiros)

Asesinatos de todo corazón II: Capítulo II - La señora del baño

Recorta una vez más, por la mañana, las figuras que hacen sombras en la pared para alegría de su hijo más chico, Pedro, que todavía no concurre a la escuela. Repasa mientras tanto su vida, un poco, porque mañana se reúne con las chicas, cumplen 25 años de haberse recibido de bachiller. Les tendrá que dar algunos informes.
Termina de cortar las figuras, un elefante, un gladiador, un arco de cancha, una mujer. Pero esta última la deja pensando en algo raro que no consigue definir; hay maldad en esta figura recortada de la revista Para Ti, es una modelo, pero no es su cara la que le resulta incomprensible, en ese caso no se preocuparía, porque lo que importa es la sombra que hace en la pared. Deja la figura para que Pedrito la haga caminar, andar y saltar por la pared. Es una mujer flaca, de largas piernas con las que Pedrito puede hacer cualquier cosa, como nudos, cruces, puentes, etcétera.
Pedrito mira a su madre que baja las persianas para oscurecer el living y cuelga unas telas negras encima, como cortinados. ¿Es tonta esta mujer? Se cree que él se va a divertir todos los días de su vida con las figuras recortadas que ella le prepara antes de que se levante. Está cansado de ese juego ridículo y piensa en hacer algo para asustarla de sus propias figuras recortadas.
Ahora su mamá está pensando, sentada en la silla que más le gusta, y está pensando seguramente en Dios. Su papá dice “qué mal que te hicieron esas monjas”, porque ella vive recordando a las monjas y al pecado y a veces se esconde -es como si se fuera de casa- para pensar en Dios.

Pero ella tiene que recordar a las chicas del colegio, tiene que ponerse a hacer eso para mañana, si no mañana se va a llevar un disgusto cuando no reconozca a ninguna y Susana le tenga que decir los nombres, pero cuando intenta hacerlo es cuando más la interfieren esas voces, que no es que escuche voces, pero es como si ella fuera otra persona, una persona consagrada a Dios. Le quedó una nostalgia y algo más de los años de colegio, cuando se sentaba en el banco del huerto, cuando iba a la gruta, es como si siguiera siendo esa persona, esa chica, sentada en los banquitos del huerto, o explorando la gruta consagrada a la virgen. Y no puede reprimir los pensamientos de estar allí, como si estuviera, cuando sus padres, para hacerla mejor, para hacerla perfecta a ella que era la perla, el diamante de la casa, juntaron todos sus ahorros -trabajaron duro y terminaron teniendo algo de plata por eso mismo, porque la querían mucho- y la pusieron interna en esa escuela de monjas…
…pero Pedrito no la deja pensar, hoy está más excitado que nunca con las figuras que le recorta, precisamente con la que ella vio diabólica . Con esa juega y chilla como nunca, la aproxima al velador, la aleja y la acerca a la pared, la hace hablar (él es muy imaginativo), y ella no puede pensar más que un poco, salteado. De pronto recuerda a una de las chicas, pero claro, era del otro curso, del “A”, pero esa chica le llamaba la atención. No, no estaba pupila, si ella era de las pocas pupilas que había.
¿Cómo describirla? Era una flaca… tiene la impresión de que algo había pasado con esa chica que las monjas supieron. No era un embarazo… Ella siempre supo lo que era pero no se atrevía a pensarlo, es esta época la que hace que uno pueda pensar en cualquier cosa, antes trataba de no saberlo, esa chica estaba enamorada de una compañera, de esa tan simpática que se llamaba Lila. ¿Pero cómo lo supieron las monjas? Porque en realidad todas las chicas hacían como “parejas”, todas tenían su amiga íntima (ella la tenía a Susana que la tiene hasta ahora), pero parece que era algo distinto. Muy distinto no podía ser, todas se abrazaban, iban enlazadas, se besaban, se tomaban la mano para pasear por el patio en los recreos y contarse cosas de los chicos… gusta de vos… gusta de mí… el hermano de Juana… el primo de Laurita… todo eso… me besó en la boca (y casi siempre eran mentiras)… los chicos nunca las besaban, eran bastante cobardes si ellas no intentaban primero…
Pero la flaca tenía una historia, algo así como ser huérfana de padre y madre y vivir con una tía, sí, con una tía muy rica. Eso sí era seguro, ahora lo recordaba bien, que todas primero le tuvieron lástima, que los padres murieron en un accidente.
Era seguro, sí; la chica flaca no iría a la reunión, era del otro curso, del “A”. Y seguramente no se reunirían las dos promociones porque siempre habían sido enemigas… bueno… se decía “rivales”. Aparte, la habían expulsado del colegio en tercer año, antes de que pudiera recibirse. ¿Se habría recibido, habría estudiado algo más?
Lo que quería recordar era el nombre, ya que la cara se le había casi borrado, casi borrado también la forma del cuerpo, la silueta, aunque sí se acordaba muy bien de que era muy delgada, de que tenía cara de histérica, casi borrado en realidad también la cara, no del todo, lo que no recordaba era la forma, pero sí los ojos algo saltones, muy grandes, la cara de niñita fea que quizá sea bonita de grande pero no podía ser, con esos ojos de loca, ese pelo con remolinos… No era dulce como su amiga Lila con la que estaba siempre, y era por eso que le había llamado primero la atención, y más porque era huérfana y se suponía, se supone, que las huérfanas son tristes y la tristeza es suave, no agresiva.
Estaban jugando en la clase de gimnasia, ya que las dos divisiones compartían la misma clase, cuando la flaca se le acercó y se sentó a su lado. Ella estaba mirando jugar porque estaba indispuesta, y la flaquita nunca jugaba no se sabía por qué, pero la profesora no le decía nada… sería porque estaba desnutrida, o era loca. Porque apenas se sentó le dijo “¡qué simpática sos, me gustaría ser tu amiga!”, y no salió corriendo, y ella creyó que se burlaba pero no contestó. Pero después cuando supo por qué la echaron, cosa que en el fondo ya sabía pero ¿cómo decírselo a sí misma?, y cuando las chicas lo comentaron, entendió, pero no se lo contó a nadie, claro.
Pone la mesa del almuerzo, está pensando en la huérfana, la loca. Pero ahora no por ella misma sino por algo que pensó cuando pensaba en ella: lo de la edad. La chica tiene sólo quince años para siempre para ella hasta que vuelva a verla si la ve, y ella envejece lento pero seguro frente a cualquier espejo de su casa, adentro de su casa, o afuera, si tiene que hacer alguna compra.
Ahora tiene que hacer una compra, se había olvidado el pan, y ya que sale a la calle va a aprovechar para llamarla a Susana y preguntarle por la reunión de mañana y además por la chica de la otra división, esa que se fue mucho antes de que se recibieran. Porque no quiere que la escuchen los chicos que están por llegar hablando con Susana de cosas en realidad más íntimas de lo que se cree. Busca en la libretita donde tiene las cuentas de todos los días el teléfono de Susana, tampoco es que la llame todos los días, y aparte su memoria nunca fue buena, apenas si recuerda lo de aquel tiempo de estudiante, o está empezando a recordarlo. También a menudo, en estos días, las ausencias de ella coinciden conque su voz, lo que ella llama pretenciosamente la voz de Dios pero no se anima a decírselo abiertamente, le dice las mismas cosas que le decía antes, cuando le hablaba en el colegio, cuando ella iba a sentarse al huerto del colegio para sentir esa frescura y para escuchar serenamente esa voz. Su propia voz, ya lo sabe, sólo que desconocida porque ella no es tan inteligente, tan poeta, pero su propia voz de todos modos, que se quede tranquilo el doctor que ella no está loca y lo sabe, distingue que nadie habla dentro de ella misma sino ella.
Lo que se le escaparon siempre fueron los detalles, en la memoria, y es tal vez por esto que siempre se sintió un poco torpe. Cuando cuenta algo a su marido o a los chicos, hay siempre un detalle que falta y que a lo mejor no tiene tanta importancia pero que es lo que une, lo que hace que lo que uno cuenta tenga vida, tenga realidad. Cuando ella cuenta algo, hasta lo más tonto parece inventado, porque no recuerda los detalles, como las caras, los apellidos, los gestos, las maneras de hablar.
Ella siente que si pudiera adquirir este tipo de memoria de detalles sería mucho más feliz y hasta se daría cuenta de otras cosas de las que al final se da cuenta pero que es como que la rodean durante mucho tiempo hasta que por fin le gritan abiertamente para que ella las escuche. Mejor anota el número de Susana, la llama y hablan de tonterías; toma la bolsa y va a comprar el pan.
El mediodía en la calle es uno de esos de cielo azul y un poco frescos que tanto le gustan, y el olor del pan también le gusta, el que lleva en su bolso. A ella le agradan el olor del pan y el del café. Aunque no toma café porque podría provocarle insomnio, como todo el mundo sabe, pero es una de las cosas que más le gustan en el mundo. Ella siempre trató de conseguir un café que se pareciera a su olor y no lo encontró nunca, pero si lo encontrara tal vez ni pensaría en el insomnio. Después de todo se ha estado cuidando de tantas cosas ¿para qué? De cualquier modo una envejece y también le llega el día de su muerte, antes o después. En este momento tiene como una comprensión mayor de esto, que quizá después olvide fregando ollas o recortando figuritas, pero ahora ve que no es demasiado importante cuándo es el día de la muerte, ni aun cuando sea antes de tiempo, si de cualquier manera uno se va a morir.
Importante, ¿existe la palabra importancia para ella? Diría que no, porque si descarta sus tareas de cuidadora del hogar, de los chicos y del marido, que en este instante está viendo que no son importantes, no queda nada. Y ella se reduce a nada. No sólo a nada importante sino a nada a secas, y ahora ya muy lejos de lo que antes era importante: Dios. Pero si se remonta, siempre fue así, y hay algo más, no encontró su importancia porque no creyó en la importancia de nada, esa es la gran verdad. Sólo de Dios, y nunca de modo continuado sino cuando vienen esas voces. Ella no es que escuche voces, es una inspiración; sabe que ella misma lo piensa cuando piensa de ese modo. Un modo místico, dijo el doctor. Es por eso que su marido la cuida de tomar café, aunque la verdad…
“…yo soy una mujer sencilla, y me levanto al alba, preparo la comida y la comida la como para Vos, ya que no me interesa. Ahora me pregunto, porque a mí sí me gustan algunas cosas materiales, como la luna en el huerto, y el huerto mismo, tan fresco y respirante. Me pregunto si todo eso no es también material, y lo que yo tengo como cosas espirituales, y Vos en infinito mayor grado, ¿es sólo alma todo eso y Vos? Porque mi cuerpo es prestado, me dijiste. Es como la casa construida para Vos en el mundo, como una iglesia. Aunque a la casa suelen dolerle los ladrillos, el techo, suele lloverse y suele llorar muy tristemente. Y ese dolor es de carne y aunque sea leve, no lo soporto. porque ése sí que me pone en el mundo. No es como las disciplinas que se daban los santos en mí. Ellos se te acercaban con el dolor de eso que no era suyo, su cuerpo. Pero el dolor ¿lo sentían? Me parece que no. Estaban sumergidos, sumergidos en tu gran magia de océano, anestesiados para los sentidos, y también son los sentidos los que transportan el dolor físico al alma. Yo no tengo dormidos los ojos, la piel, los oídos, sólo el gusto porque no paso mucho la comida y me obligo a pasarla, por Vos. ¿Y si te quiero y si te estoy queriendo con los sentidos físicos? ¿No sería esto el peor pecado? Porque, como te dije, Vos sos el jardinero, el que pone las cosas y la luna a su cuidado, el que cuenta las tormentas que deben ser y cómo, el que cuenta los árboles y los niños que deben nacer, como un comerciante al que le falta tanto y lo repone. Y lo hacés Vos mismo, lo hacés de materia, de una materia que no sé de dónde sacás porque Vos sos de alma espiritual inabarcable pero no de materia. Pero también sos Dios, de eso no hay dudas hasta por las sombras. Digo esto por el dibujo de la sombra en la pared y tantas sombras hermosas. Digo esto porque me parece que cuando llego a ser algo del espíritu, un poco, cuando me acerco a serlo, estoy en ese límite, soy sombra, ya que la sombra no es materia ni deja de serlo, se va haciendo más y más carne, o menos y menos carne, según te acerques, te alejes de la lámpara o luces. No, no digo, perdón: yo pienso todo esto…”
…y también piensa comentárselo a Susana, a quien está a punto de llamar, ya tiene el tubo del teléfono en la mano, el del locutorio.

-Esa era María Consuelo Robles, “Mara” Robles… ¿qué bicho te picó? -le responde Susana, que tiene una memoria excelente.
-El bicho de Dios -contesta ella y se hace un largo silencio para Susana, no para ella en su interior…

…-¡Hola! ¿Qué? ¿Bicho de Dios decís? ¿Estás de nuevo con las voces?
-No son voces, soy yo la que habla, soy yo la que le habla a Dios, pero es mi voz, no escucho otras voces, ni a Dios contestándome, ni esas cosas.
-Igual es malo… ¿por qué me preguntaste por Mara Robles?
-Por nada, porque estaba tratando de pensar en las chicas, en el colegio, y de la única que me acordaba mucho era de ella, y de vos, claro. Pero de ella me acordé todo el tiempo.
-Pero no era compañera nuestra, estaba en la otra división, y además se fue, la echaron, dos años antes…
-¿Se habrá muerto?
-No sé, me parece que no. ¿Por qué lo decís?
-Porque es como que me persigue, como que quiero recordar bien su cara, sus ojos, casi la tengo ya.
-Eso también es malo. ¿Se lo dijiste a tu marido?
-No. No vino del trabajo todavía, recién estaba poniendo la mesa, ni vinieron los chicos. Pero tampoco voy a contárselo a nadie más que a vos.
-Sí, me parece bien que no lo digas por ahora, pero me gustaría saber por qué no se lo podés decir a nadie más.
-Porque es algo muy íntimo, ¿te das cuenta? Recién estaba pensando que es algo tan íntimo que no quería que me oyera decírtelo ni Pedrito. Estoy llamándote de un locutorio.
-¿Te fuiste a un locutorio para decirme esto? Está bien, ya sé lo que vamos a hacer. Voy por allá más tarde y a lo mejor nos animamos y nos vamos al cine.
-Hace cien años que no salgo, doscientos que no voy al cine.
-A un cine del centro, a algún lugar lindo, y de paso caminamos por Corrientes.

Pone, sobre la mesa, el pan que falta. Se da cuenta que, aunque escuche esas voces, de ella misma, porque no le cumple a Dios, ella es más buena, es más buena de grande que de chica, cuando quería ser monja. Ella se acostaba en la cama cuando llovía y hacía frío, por las noches, y se sentía reconfortada por tener abrigo y cama, sentía una felicidad especial. Y eso era compararse con los que no lo tenían, se da cuenta. Hasta con los chicos pobres que no tenían abrigo ni comida… y ella se sentía reconfortada. Ya no. Cuando hace frío no puede disfrutar de lo que tiene, de lo poco que tiene, aunque hoy su marido trabaja mucho mejor en el taller, porque piensa en los chicos, y en los grandes, y en los ancianos, que pasan fríos y hambres. Y también, cuando no le cae bien una persona, tiene preparada una trampita para sí misma, para hacerse querer a ese que no le cae bien. Ella lo ve como si fuera un chico, trata de imaginarlo como cuando era un niño, y ya lo quiere, ya lo empieza a querer porque ¿quién no ama a un niño? Por caso la flaquita, que antes no la quería, cuando tenían la misma edad, pero ahora no tienen la misma edad porque ella sólo tiene el recuerdo de cuando ella tenía quince, y le da ternura viéndola desde arriba, desde sus 43 años y ella quince.

Llega el marido y mira un ratito, antes de hablar, su plácida cara de pensamientos fijos en historias rosadas, frágiles, en todo eso de Dios. Tal vez esa cara es tan atractiva porque tiene esa paz, esa bondad. Porque está siempre relajada aunque se preocupe por todo, porque tiene como premio el cielo, y en la tierra el cielo de su buena conciencia.
Se sientan todos a comer. Pedrito tiene todavía la figura de la modelo que ella le recortó de Para Ti, que la ha hecho bailar y saltar y andar por los aires, sobre la pared oscurecida. Entre sus hijos, excepto Pedrito, ninguno está muy cerca, que se vea, de Dios. Pero interiormente, muy en el fondo, ella se atreve a pensar que Fernando, todo para adentro, todo números y pensamientos, debe ser el que llega, en algún momento en que descanse de pensar en la computadora, más cerca de Dios, porque ya tiene el pensamiento, la costumbre del pensamiento.

Susana llega con un paquete bien envuelto que son facturas para tomar el té, o mate entre ellas. Ella no puede luchar con esta bronca de lo que intuye que Susana piensa y además con eso de que sin decírselo venga a hacerse un poco la psicóloga, como siguiéndole la corriente, no francamente mirándola a los ojos decirle “pienso que tus voces, o eso que hablás con Dios, es porque estás enferma”, sino disimulando como si pensara que ella está bien traerle facturas para compartir el mate, o el té, y sonsacarle cosas. Para después, seguro, contárselas al marido y a los chicos y que ellos se preocupen y lo llamen al doctor y el doctor la revise, le pregunte, y le diga no es nada pero tiene que distraerse con otra cosa, no con hablarle a Dios. Y mientras toman mate Susana seguro va a decirle, se lo anticipó por teléfono, que si no quiere que vayan al cine, esta vez va a salirle con eso, a ella que nunca va al cine ni le interesan esas cosas y mucho menos caminar por Corrientes, ir a un cine del centro para después salir a caminar como si ella estuviera loca y Susana fuera encargada de distraerla con esas cosas, que aparte nunca le gustaron. Salir cuando se puede quedar en casa arreglando tantos desarreglos, haciendo más confortable la casa; en cambio si gasta unas horas en ir al cine disfruta la película, suponiendo que la película le guste -pero seguro no porque no le gusta el cine-, disfruta de un momento, y después se encuentra conque la casa, la casa donde debe vivir siempre ella con sus hijos y su marido -y no unas horas, como es salir al centro- está desordenada, está como la dejaron otra vez los chicos, porque si ella no anda detrás de ellos todo se convierte en una especie de campo de batalla, tal vez no de campo de batalla porque no hay muertos pero sí como si todo estuviera muerto, por lo sucio y lo desordenado. ¿La muerte es sucia y desordenada? La muerte es sucia, sí. Y después las flores que quedan de los velorios, que se pudren con ese olor a muerto, como si les hubiera quedado el olor.
El pensar en la muerte la pone mal, ahora que se olvidó de lo que pensó al mediodía cuando salió a comprar el pan y llamarla a Susana, o sea, que no tenía importancia cuándo uno muriera. Pero Susana ya le está preguntando (y sí, se ve que la sonrisa no le salió airosa), le dice:
-¿Por qué tenés esa cara?

Susana se queda mirándola porque está tan callada, tan callada y tan lejana que seguro anda con eso de las voces, y le da un mate frío. Frío ya, y ella no comió ni una sola factura.
Pedrito mira la escena. Parecen dos actrices inmóviles, principalmente su mamá. La amiga, Susana, de vez en cuando dice algo. Pero su mamá no. Parece que estuviera peor que otras veces cuando habla con Dios o esas cosas. Tiene la cara muy triste, como una sombra que se hubiera escapado de la pared, como las siluetas que le recorta. Y pensándolo bien él podría hacer algo por ella. Hay dos cosas que la ponen feliz: que él coma, lo primero, que él coma algo, cualquier cosa, como si no comiera cuando se sientan a la mesa, al mediodía y a la noche. Lo segundo, que él esté contento con las figuras que ella le recorta, que haga sombras vivientes en la pared. Y él ahora puede hacer las dos cosas. Pedir una factura. Pedir que oscurezcan, prendan la lámpara y le traigan la caja de siluetas. Y lo hace. Se acerca a la mesita de la cocina adonde están sentadas, les pide una factura. Pero es Susana la que se la da, su mamá no. Su mamá sigue callada, quieta, como si no estuviera, como si estuviera en el cielo, pero triste. Entonces pide lo segundo. Su mamá se anima un poquito, le pregunta “¿cuál de las que te recorté del Para Ti?”. Él dice: “la flaca, la de las piernas largas que las puedo anudar y hacer otras cosas”. Y ella grita, él no sabe por qué, ella grita muchas veces seguidas “esa no, esa no, esa no”. Y la mira a Susana con esos ojos de loca, de asesina. Como una bruja de un cuento en el bosque.

Susana le pide el número a Pedrito, llama al taller donde trabaja su papá. Está cerca, a dos cuadras.
Y su papá viene. Todo alterado, todo sucio como siempre, pero todo nervioso, no está tranquilo como siempre.
Lo llaman al doctor. La acuestan a su mamá, que ya no grita, y parece que se está calmando. Solamente que ve mariposas, dice. Dice que está todo lleno de mariposas y de nada más. El doctor le dice que se quede tranquila, que las mariposas son de Dios y no del diablo, y ella parece que le cree porque se calla. El doctor le pregunta que por qué se calló. Ella le contesta que porque está en la cama, cómoda, que en realidad sería mejor no levantarse nunca más. El doctor le dice que la cama es una tumba, que es como una tumba, que es lo peor, que se levante. Que le receta que se levante y salga, que salga con su amiga. Que se divierta y no piense en nada. Ni en los chicos. Ni en su marido. Ni siquiera en Pedrito. Que su marido se va a quedar acá para poner orden y darles de comer, y que a ella le va a dar plata para que salga con Susana y haga lo que quiera, como ir al cine, por ejemplo.
Están buscando con Susana en el diario para ir a ver una película.

¿En qué te quedaste pensando?, dice Susana. El cine, dice también, empieza tarde, mejor dicho, mejor es la función más tarde porque podemos ver a toda la gente del centro bien vestida, a veces van artistas, van cantantes. ¿Y si nos vamos antes y caminamos también antes? A lo mejor nos cruzamos con alguien, con algún conocido, algún famoso. Todos caminan por Corrientes, parece obligación.

Sí, todos caminan por Corrientes pero no son fantasmas, no son fantasmas como ella, que está en lo que podría decirse el límite entre un fantasma y alguien de carne y hueso. También por lo que le dio el doctor, la pastilla sedante. Y va a esperar un poco más para salir, aunque Susana, ansiosa, la apure.
Susana la mira con esos ojos fijos, pero ella no quiere responderle, ya bastante gritó, ahora está serena, casi ni se preocupa porque va a salir, dejar la casa y dejarlo a Pedrito.
¿Para qué ir a ver Titanic? Sí, claro, es una historia de amor maravillosa, dice Susana, pero además una tragedia y ella de tragedias está cansada. Porque también es una tragedia aunque no se haya dado cuenta hasta ahora su propia vida, ¿quién diría que es una tragedia viendo a los chicos sanos, inteligentes? Pero es su vida la que es una tragedia. Y no porque ella sea inválida o ciega, es diferente. No consigue entender bien por qué se le ocurre que su vida es una tragedia, considerando que tiene esa comunicación estrecha con Dios, al menos ella siempre le habla y Él parece escucharla ofreciéndole pruebas de todo lo que le pide que le pruebe.
Bueno, dice, le dice a Susana. Va a decir bueno a todo, ya lo decidió, y como si estuviera interesada. Seguro que el interés le va a nacer en cuanto haga esto, ella se ha alejado mucho de las cosas que les gustan a todos, como ir al cine, y no tiene costumbre de entusiasmarse con las cosas extrañas, pero la costumbre se adquiere, como el pensar, como el hacer las cosas de la casa, y en la costumbre uno se refugia. Seguro que a partir de ahora que sale con Susana va a tener la costumbre de salir, y se va a distraer, como dice el doctor, y en distraerse va a hacer otro refugio, otro nido. Como un pájaro. Ella hace nidos como un pájaro en todo lo que piensa, lo que siente. En todo lo que hace todos los días. Nido es sentarse a la mañana a recortarle las figuras a Pedrito y nido, también, hacer todas las cosas diariamente, iguales, igualitas, entonces se hace un nido con las cosas iguales, como un pájaro con las mismas ramitas. Y en el hablar con Dios se está haciendo otro nido.

Pintate un poco, dice Susana. Pero ella nunca se pintó, es horrible salir como una no es, disfrazada de otra aunque la pintara bien, y poco, Susana.
Sale, pintada un poco, con Susana. Ella dice que el cine está en Rivadavia, a cuatro cuadras de Corrientes. Es raro estar sentada en un colectivo, nunca sale, hace diría años que no se sube a un colectivo, porque todo lo que tiene que hacer lo hace en su barrio. Y es interesante ver, mirar a la gente, uno siente que está mejor.
Hay un tesoro escondido en cada cosa, no se imaginaba que la iba a entretener tanto andar en ómnibus. Un tesoro de felicidad y colores, de tristeza también. Qué buena es la pastilla que le dio el doctor, todavía siente el efecto, una calma sin par, si a ella le dieran siempre esa pastilla para siempre sería como si le dieran un líquido de comprensión mágica que la haría dejar de pensar en lo triste aun viéndolo, que la alejaría de Dios, porque cuando habla con Dios es su cruz en realidad, porque ahí sí se ve que sufre. De pronto le da un ataque de risa de pensarlo y Susana la mira fijo, no se ríe. Ella le explica que se está riendo de acordarse de lo preocupada que estaba por encontrarse con Mara, la flaquita del colegio. Susana cambia, se sonríe. Dice: entonces estás bien. Y se ríe también ella fuerte. Y le recuerda: mañana tenemos la reunión de curso. Y ella, recién ahora, empieza a recordar que además era amiga de Juana, y de Carmen que también estaba pupila, y los ojos celestes de Laurita, y cuando las otras se encerraron a fumar en el baño, ella no. ¡Estás bien!, exclama Susana como si ella hubiera estado enferma.
Lo que no quiere es dar explicaciones y Susana le pide explicaciones, le pregunta por qué. ¿Por qué decías esto, por qué no te acordabas de aquello, por qué aquella chica, la flaquita? Si se siente calmada, el cielo es azul, oscureciendo, las luces lo hacen como pintado de azul eléctrico, como de dibujo moderno o decorado de televisión. ¿Para qué le pregunta? Pero ella se prometió acceder a todo, decir a todo que bueno… Claro, no es lo mismo decir sí, bueno, que ser forzada a contar cosas que ni recuerda aunque hayan pasado hace cinco minutos.
¿Te enojarías si nos quedamos un ratito calladas?, le dice a Susana. Pero Susana no la mira bien, otra vez. Piensa, seguro, que va a empezar con sus ausencias, sus voces; no tiene ganas de explicarlo. No tiene ganas de explicar eso, ni de contestar a las preguntas. Lo único que quiere es mirar, observar en detalle. Sólo mirar, va haciendo nido ahora en mirar, en los colores. Como si los viera así, tan fuertes debajo de la luz, todos los días. Ya hace nido y se refugia en cada cosa nueva como si fuera de siempre, cada cara que pasa tiene alguna aureola.

Ahora caminan no por Corrientes sino por Rivadavia, entran en el cine.

No es una historia de amor maravillosa y la está cansando la película apenas empezó. Lo que más le molesta de la película, o del barco, es ese “Ni Dios lo hunde” que dicen que estaba de verdad, cuando sucedió lo que de verdad sucedió, que es el hundimiento. Lo que más le molesta es la verdad, no la historia, que después de todo, como ésta lee o ha leído cientas en el Para Ti, antes en el Nocturno. Pero “Ni Dios lo hunde” es un pecado tan grande, tan visible, que se está a punto de descomponer. Ella es abierta a todo, pero esto la supera; tampoco se puede jugar con juguetes divinos. Y ahora comprende que, aparte de que lo está pensando por la película, ella misma juega con juguetes divinos.
Voy al baño, le dice a Susana, porque ya no aguanta más. Le molestan el maquillaje, la película, la sombra que pasó delante de ellas dos veces (una mujer que llegó tarde, acompañada por la luz de la linterna, y que enseguida se levantó y se fue, pasándoles por adelante sin pedirles siquiera disculpas) y un raro ruido de papel de chocolatín, pero en el baño encuentra una cara deslumbrante, la cara más desconocida del mundo.
Ella la ve por el espejo, parada atrás, mientras se lava la pintura.
Se lava porque está mal, porque no soporta la pintura, además, y a lo mejor es solamente eso lo que le pasa, esa es su descompostura, el maquillaje. A la película no la puede seguir. Mejor que vino al baño, y estaba esta mujer parada ahí. No sabe por qué es tan atrayente, porque tiene la cara larga, la piel dorada pero un poco oscura y es muy flaca, con la nariz muy larga, puntiaguda. Pero por algo inexplicable la subyuga. Y se le acerca, no lo puede creer, la ve por el espejo acercarse hacia ella. Se acerca caminando hacia ella que está levantando la cabeza con la cara mojada, recién lavada; y con algo en la mano. Traerá una caricia de Dios, porque es un ángel. Le pone algo en el cuello, un relicario, un colgante con la sangre de Dios, y ella ve que todo está invadido de mariposas de todos los colores, no sólo rojas pero predominan, es la señal, la que pidió.

Envío

Queridos míos: tengo que disculparme, porque no pude leer las entradas al post anterior, estoy de viaje y con algunos dramas; no obstante, en cuanto llegue a Buenos Aires me sumerjo en ustedes.

Abrazos que no tienen fin…

Mora Torres

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

88 respuestas a “Asesinatos de todo corazon II”
  1. sain dice:

    me parece un un texto algo largo pero compensetorio de contenido, loconsidero una buena lectura

  2. Carolina dice:

    Querida Mora: no pude dejar de leer la historia hasta el final.. me gusta mcho ese suspenso y ya casi no aguanto hasta poder leer el tercer y último capítulo. Felicitaciones!

  3. Blanca Estela dice:

    (Me lo he pasado esta última semana escribiendo garabatitos muy pequeños en pedazos de papel rosado), recordando a Gonzalo Rojas y su poesía que mata de pasión…

    “Buenos aires la Loca-¿Jueves 6 de Noviembre?, 2008-11-06

    Con Lila escribió versos, poemas firmados entre las dos, y hablaron de estructura y discurso, para divertirse. Su discurso poético es realmente para preparar sus mochilas para la próxima temporada, e ir a buscar a la flaca y emborracharse las tres, más tres camaradas de ellas en alguna playa. Restos de infrarealismo: la generación de la diéspora. Liberación, sí, liberación de todo, de la propia memoria que las posee.
    Poesía- Crispación. Poesía- Lagarto. Poesía Párpado de Loco. La libertad acuchillada en un cine barato & todos de pronto invadidos por un extraño olor & muchachas aplaudiendo (APLAUDIENDO)en vuestro viejo & roñoso corazón de perdedores natos como diría el viejo y roñoso cadáver de la asesinada…
    Primero se pudrió su prosa. Sus tristes cuentos, después se pudrió su teatro ( Ha descubierto que todo su teatro lo realizó para que Lila haga el papel principal, para que ella haga su papel, protagonice sus sueños, bonito no?). Después ella misma, esa amiga poco lúcida; la flaca despertará de su letargo y le dirá que habló dormida, y dijo: amor no desesperes, espera un poco …& ella dijo no importa duerme un poco más.
    La tarde decidió caer de golpe y sus cuerpos sumergidos en sombras bailaron entre ventanas y paredes…
    La vida es su canto en la fracción del tiempo que les toco…
    El empedrado tirita cuando pasan…caminan derecho a resucitar en el seno de un ovni. Todo es confuso y siniestro,ninguna de las tres puede saber lo que piensa cada una, su discurso se apagó de pronto…Y la música de un rock frenético las guió hacia la entrada de un edificio de escaleras empinadas, todo se veía en ruinas, pero sus ojos se clavaron al unísono en el cartel que rezaba: “Rompe los libros antes que ellos rompan tu alma”.
    Verdad contradictoria, que se puede adecuar al discurso de Goering y el discurso del Che; es decir echa a volar, paloma cucurrucucú…

    Un abrazo
    B.E

  4. Héctor dice:

    Una historia que se puede repetir en tantas personas que “viven” su mundo, o sus rutinas como una eterna rueda que gira y se repite una y otra vez y que si algo lo cambia se sienten perdidas. Muchas veces se siente que algo no esta bien, pero como cambiar esta realidad, romper con las rutinas y vivir cada día como un reto?

  5. Celestino dice:

    Mora, mi muy amada Morita…
    No tienes que ser Divina para ganarme,
    si ya soy tuyo.
    Bastete ser Tu, y si que lo eres,
    y me entretienes como a un ni~o,
    y hasta con la Frase de la Semana
    has logrado sonrojarme, pues muy cierto es…
    “Un Hombre solo siempre esta’ en mala compa~ia”.
    Y ahora resulto, solo, mal acompa~ado y para colmo,
    celoso de los gatos, por aquello que alguien escribio’
    y cito…”Que raro es que a las mujeres les gusten los gatos.
    Los gatos son criaturas independientes: no obedecen,
    no se acercan cuando los llaman para darles de comer
    o acariciarlos, les gusta pasar fuera la noche, y luego
    vuelven para que los alimenten y los mimen.
    Conclusion: a las mujeres les gustan los gatos,
    por las mismas razones por las que odian a los hombres.”

    Gracias a Tod@s, ( y de acuerdo con JorgeV…?)
    Hace tiempo que soy admirador y fan…
    …y adicto a Mora Torres.

    Y no digo nombres para no pecar en omisiones,
    pero si, Gracias a toda la Hermanadad que como un
    halo viviente, pulsa y se mueve, alrrededor de Mora,
    emitiendo fuertes descargas de Amor,
    en todas sus manifestaciones
    y en todas direcciones.
    Reciban tod@s un fuerte y fraternal abrazo.
    los leeo y los respeto,
    y disculpen que a veces no les pueda seguir el paso.

    Desde Mexico, Frontera con USA.

  6. Pericles Reo dice:

    Todavia no me repongo de aquellas frases que hablaban sobre el arco y el blanco en una respuesta quizas que dabas en tu blog. Te felicito, tu narrativa es esquicita. Felicitaciones

  7. Néstor Aníbal Torres Alvarez dice:

    EL RELATO DE UNA FAMILIA Y SU FANTACIA

    Este es el relato de una familia que hacia todo el esfuerzo para superarse, la conformaban 8 personas y que durante el transcurso de 30 años pasaron por ese núcleo alrededor de 30 personas que dejaron su huella , nos remontaremos a los años 70…

    Dicha familia estaba conformada de la siguiente manera y para el presente relato los identificaremos manera en su orden

    1.- Padre, lo llamaremos NATA
    2.- Madre, JAMA
    3.- Hija mayor Decisión de carácter
    4.- Hijo el Crédulo
    5.- Hija la Sensible
    6.- Hijo el Rebelde
    7.- Hija la Resignada.
    8.- Hija de crianza falsa Ilusión.
    9.- mejor amigo Narizón
    10.- Mejor amiga la Comadrita
    11.- El juez de lo civil
    12.- Ancianos, Sabiduría y Paciencia
    13.- El jefe el morocho
    14.- El oso (Perro)
    15.- la estirada (la gata)

    La vida de aventuras de nata y la pura coincidencia

    Descripción de NATA, el bonachón en su juventud se vio influenciado por los muchachos del barrio la mayoría de ellos torció su camino, pero logró estudiar y se graduó de bachiller se comprometió a la edad de 18 años, al principió como todo muchacho la irresponsabilidad toco su puerta, toda estaba bien l vacilada, la muchachada, las peladas, pero después que todo esto era su mundo tuvo un STOP en su vida, se enamoró y tuvo relaciones con la chica .

    Como la muchacha tenía apenas 17 años era una menor de edad en ese entonces los padres de todas maneras tenían el control de sus hijos y que el látigo era la mejor manera de disuadirlos, pero el que se salía tenía que asumir la responsabilidad.

    La policía en ese entonces era bastante grotesca y sin educación, sobre todos los de caballería que eran los más verdugos, no les gustaba que los muchachos hicieran esquina daban una voz de alerta que si los encontraban de regreso se atengan a las consecuencias.

    Nata tuvo relaciones con la muchacha pero como en ese entonces no había difusión de los métodos anticonceptivos que hay actualmente, la ciudadana se empreñó y tuvo que llevársela porque de lo contrario la familia de ella la cernía a látigo vivo, y no se diga al causante de tan vil hecho, los padres de la afectada lo primero que hicieron es averiguar con quien se había ido su retoño, y de ahí toda una película de visicitudes que tiene que pasar esta pareja de jóvenes.

    NATA, se contacta con su mejor amigo el narizón y le cuenta lo que ha hecho este personaje es el chacharero del barrio, dos polos opuestos que se llevan bien y goza por el momento la hazaña de su amigo, pero de quiebra cunado ve a al mama de la muchacha llorar y al tercer día busca manera de comunicarle, quien había cometido tal osadía.

    Al ver los tórtolos que habían sido descubiertos no sabían que hacer y decidieron embarcarse en una furgoruta que había viajes a la costa, lo más cumbre es que NATA no tenía suficiente dinero pero se embarcaron.

    JAMA, que pasaba por la mente de ella la paliza que se iba a ganar con su mama que había hecho todo lo posible por cuidarla y se casara con velo y corona esa era la ilusión de la señora, ya que su hija mayor había puesto el mal ejemplo y se fue con marido. Por eso siempre estaba alerta y que ya estaba advertida si se iba lo que le iba a pasar, pero lo que a Jama más le preocupaba era su papá que siempre la mimaba y la consentía no le importaba tanto la paliza sino lo que pensaba en su progenitor.

    Jama, se sentía sola necesitaba comunicarse con alguien y llamo a su mejor amiga y confidente, la Comadrita lo primero que hizo fue asombrarse y le preguntó que hiciste, tu mama estuvo aquí y me comenzó a investigar hasta se puso en desacuerdo con mi mami, la verdad yo no sabía lo que ibas hacer, Jama le dice que no la reproche y le dice que la reciba que quiere bañarse y cambiarse de ropa.

    La comadrita también la mataba la curiosidad y quería saber con quién se había ido su mejor amiga y convenció a la mama para que su amiga fuera a la casa, la señora es muy compresiva y la recibe, le da consejos y la deja que descanse.

    El alcahuete de la comadrita

    Después de 3 horas la comadrita quería saber los detalles , ya que ella no conocía al que se había llevado a su mejor amiga y le dice quien era, que recién se había graduado y que no tenía trabajo y ahora que va a pasar.

    A la final es hijo de mamita, ojalá que no sea de esas suegras que todo lo ven mal y que su niño debe conseguir algo mejor, porque a sí todas las madres cuando ven que su hijo consentido se hace de compromiso.

    Ho como aquellas que siempre le reclaman, yo siempre me sacrifique por ti y tú ASÍ me pagas todo el esfuerzo, como si le cobrara con intereses.

    Pero ese el pensar de la Comadrita, que ala final era porque veía tantas novelas lloronas de ésa época y que le tienen atrapado al televidente en su parte sentimental.

    Jama tenía sentimientos encontrados hacer semejante hazaña, estaba asustada y un poco arrepentida quería que sus padres la perdonarán pero así es el amor y la presión que ejerció el picaflor de NATA.

    La Comadrita llamó a la mama de JAMA, que tenían referencias de quien se había llevado a su hija, pero sin decirle que la muchacha estaba ahí con ella y se lo describió, pero ella le dice el joven que usted describe esta por aquí y se lo ve tranquilo.

    El colmo de la audacia de nata

    NATA, en el colmo de la audacia había llevado a JAMA donde su amiga y había regresado al barrio como si no hubiera pasado nada y la madre de la muchacha se desconcertó totalmente y dudo que se hubiera ido con su hija, y más se preocupó.

    A la señora se le hizo un nudo en garganta y comenzó a pensar lo peor, ya que las madres que han pasado por ese momento que sus hijas se fueron de hogar con el que va a ser su marido, se unen o las dejan, de acuerdo al corazón del individuo, pero este no el caso, pero si lo pensó las suegras saben como ablandarlos sobre todo cuando le dicen que las autoridades se encargarán de esto y ahí cambia totalmente el panorama y vuelven a pisar tierra.

    La conmoción en el barrio el cuento, el chisme, hacen pedazos del árbol caído y se inventan unas cuantas viejas que se alimentan del chisme son las que más daño hacen y hacen aseveraciones como si hubieran estado ahí.

    Después que pasa la comidilla los tórtolos ponen la cara de yo no fui y asumir la responsabilidad, la madre de la muchacha la ira la consumía, pero hay ancianas que siempre están atentas y del recuerdan que las vacas no se acuerdan cuando eran terneras
    Y les recuerdan que tienen que actuar con tino, porque lo que diga en ese momento puede causar serios resentimientos y que primero escuche.

    A lo hecho pecho, ahora que hace NATA, cuando esta al frente de sus suegros se le han escondido las cuerdas vocales y es la muchacha es la que toma la iniciativa di algo, di algo balbucea y no se le entiende nada, lo primero que dispone la suegra es que mañana se casan, aunque no haya dinero entre todos colaboran para que el infractor cumpla con su deber y firme el contrato de matrimonio.

    Como están dadas las cosas y que había que lavar el honor de la muchacha, hacen un esfuerzo y reúnen una platita para el delegado del Registro Civil les haga el casamiento en la casa y sea de esta manera resarcido su honor y para que no quede ningún resquicio de dudo de su amor.

    Ha, la comadrita y el narizón testigos de esta aventura, con el tiempo se enamoraron y se comprometieron en la actualidad son una pareja feliz con 4 niños, pero esa es otra historia.

    La suegra de nata

    Formalizada la unión se fue a vivir con la suegra pero NATA estaba mal enseñado ya que vivía una vida a vaca soñada y se despertaba tarde lo que no era compartido con sus suegros, por eso hay un dicho que el muerto comienza a apestar al tercer día.

    La mama suegra
    Ni corto ni perezoso se la llevo ante sus padres, lo primero que hizo la suegra bueno mijita ya se hizo de marido, aquí tiene toda la ropa de su NATA para que la lave ESTA TINA de ropa, la señora le saco toda para ver si se diseccionaba, muy mujercita lavo toda la ropa hasta llegar la noche, ya que no comió durante el día y en la noche le dio fiebre por el esfuerzo realizado.

    Hace 3 décadas se lo consideraba millonario al que tenía un televisor en el barrio, no se diga para abastecerse de agua en las piletas a 10 cuadras, la luz también era escasa y la trasladaban tendiendo cables a varias cuadras.

    Por había que ganarse el pan, ya que el trabaja come sino ve comer, el panorama para ambos había cambiado totalmente, eso le impacto mucho a NATA y al otro día fue a buscar trabajo con sus papeles de bachiller, dicho trajín demoró cerca de tres meses y de tantas pruebas que hizo ganó experiencia y comenzó a aceptar las recomendaciones que le daban.

    Busca trabajo

    Recién al cuarto mes lo llaman para que labore y ese mismo día otras solicitaban su servicio, en total visitó 200 empresas, ahora la decisión era a cual asistir entonces conversó con dos ancianos que por sus canas se los llamara Sabiduría y Paciencia y le recomendaron que su deber era servir a los demás mi mirar a quien y porque, hay uan institución Pública ahí te conviene.

    El jefe Morocho

    Así lo hizo, hizo la entrevista previa y fue aceptado pero le dijo el jefe que lo identificaremos como el Morocho, se ve que eres trabajador y honrado, pero el nombramiento va a llegar en tres meses y no vas a tener sueldo en tal caso si desea regresa cuando te asignen sueldo.

    Pero hay un viejo dicho más vale pájaro en mano que cientos volando, le dije que no importaba que iba a trabajar gratis para ganar experiencia.
    Eso le impacto mucho porque iba a trabajar octubre A de diciembre, dijo esta bien venga, a fin de año el morocho Por su dedicación le regalo un sueldo completo, canasta navideña y les dijo a los trabajadores este es un ejemplo de dedicación, lo que causo malestar a los estables.

    Nacimiento de los hijos

    Llego al mundo el primer hijo, que en si esa una hija, ya que el 90% de los hombres que van a ser padres quieren que el primogénito sea un hijo varón, pero la naturaleza humana tiene sus propios secretos y le envió una niña mujer, paso el tiempo y se encariño tanto que fue la niña de sus ojos.

    El dio gracias al cielo por haberle enviado una hija, ya que las hijas mas quieren a su padre, y velan por el hasta el término de sus días.

    Y llegaron los demás hijos, cada uno con el pan de bendición, ya que cuando un niño nace trae la mención del hogar cada uno con su hogaza de pan.

    En una familia numerosa los hijos son como las dedos de la mano cada uno tiene sus cualidades y desempeñan diferentes tareas pero siempre los une el amor, las discrepancias son partes del quehacer diario ya que todos son parte del cuerpo que tienen un mismo corazón

    El amor a sus hijos
    NATA, expresa dice no hay padre en el mundo que no ame a sus hijos, aunque siendo malo siempre buscara como alimentarlos, cuidarlos y dar todo de sí para que no sufran y no pasen las mismas necesidades, es el gen que todos compartimos no importa a que etnia, color o raza y también se los ve en los animales.

    La esposa
    JAMA, siempre el soporte del hogar, mujer abnegada, asume un papel preponderante en al educación de sus hijos, sus funciones de madre, esposa, cocinera , lavandera, enfermera, sicóloga, socióloga, profesora con un sueldo ínfimo, es la mejor economista del mundo, por de lo poco que recibe hace que alcance para todos.

    Los Hijos
    Pero cuando los hijos se van, quien llena esos espacios, cada uno escoge su propio camino y destino y van a formar nuevas familias, ya que el hombre y la mujer se unen para ser uno solo, y lo que Dios a unido nadie lo separe, porque base de todas las sociedades son la familia.

    El recuerdo de los hijos
    No son de uno recuerda nata, son solo prestados, hay que dejarlos que solo decidan, no se debe interferir en sus vidas, caigan o levanten para que vayan moldeando su personalidad.
    Nostalgia
    La casa es muy grande ahora, solo pensaba que todos iban a vivir en ella pero cada uno cogió su propia vista y alzó el vuelo como aquella ave libre.
    Recuerda NATA, cuando cumplían años y era una alegría de ellos verlo llegar a la casa, cansado pero con la sonrisa de ellos se animaba.
    La edad del preguntón.
    Todos cuando cumplían entre 4 y 5 años por qué tal cosa y porque y porque, ahora entiende ellos eran un esponja alimentándose de los sabios conocimientos que los padre nutren a sus hijos y es ahí que ellos se definen y son aportes para la sociedad.
    Porque si fallas y no le contestas y lo reprendes vas a tener un niño que no va poder desarrollarse en la vida.

    El oso
    En toda casa llega el gran amigo del hombre el perro, pero quien termina criándolo y cuidándolo es Jama, ya que NATA simplemente lo trajo y no sabe que es una gran responsabilidad es como una criatura que pasa a ser parte de la familia, el que se cola en la familia.

    Acá en Ecuador se considera que la vida que del amigo del hombre es de un año es 10 años para el noble can ponte a pensar cuantos han pasado por tu casa y cuando fallecen, les cuento que los hijos de nata tienen mucho sentimiento cuando falleció a los 11 años su noble can todos se pusieron tristes.

    Además de eso cavaron un hueco al lado del árbol de mangos le rezaron y lloraron, pero no solamente ellos si no también mismos sus amiguitos de barrio, con la solemnidades del caso y lo velaron con unas velitas y lo forraron con un saco, después que lo taparon encima de el pusieron tierra de sembrado y le dieron su último adiós.

    La gata estirada
    Con el paso del tiempo se hizo mañosa y esperaba el menor descuido para llevarse la carne de los platos o el pescado, ya no quería cazar ratones, si no que quería una vida de a vaca soñada, fácil por lo que la familia con el dolor del alma tuvo que sacarla de la casa en un saco, pero la muy astuta regreso nuevamente melosa como si no hubiera hecho nada, pero siguió en su trajín, hasta que se la regalaron a unos parientes que están en el campo, de ahí no se supo de ella.

    Posteriormente, apareció el gringo otro can que por su pelaje amarillo también se hizo querer mucho, pero no tanto como el oso.

    Gatos nunca más porque dejo la anterior una duda grande

    El País
    El País donde vive NATA, tarde se entero que los dibujos animados eran una forma de preparación del individuo, que los países desarrollados utilizaron este sistema porque pensaron siempre que los individuos no tenían la capacidad para pensar y discernir y nos trataron como niños en una fase de experimento.

    Dibujos animados
    Quien no recuerda a DICK TRACY, programa para niños donde se utilizaban el teléfono y se veía una imagen de un individuo en el reloj, la tecnología ha sido cedida por los que tenían el conocimiento a cuenta gotas.

    La naturaleza

    A pesar de todo este avance tecnológico, la naturaleza en sí reclama su espacio y esta poniendo freno a la explotación desmedida de la misma, parece ser que tendremos que vivir más sencillo dando paso a situaciones alternativas, la sangre de la tierra es el petróleo, cuando se acabe o cuando este demasiado contaminado el ambiente algunos recién utilizaran, la electricidad eólica, hidroeléctrica, y orgánica.
    Reflexiones

    La vida tiene una serie de tropiezos pero son valederos para que el hombre y la mujer adquieran esa entereza que le permite formar la familia con bases sólidas. Quien logra asimilarlos tendrá satisfacciones en la vida.

    Atentamente

    NÉSTOR ANIBAL TORRES ALVAREZ
    090620206
    TELEFONO 2342505
    DIRECCIÓN LA 9NA 2603 Y DOMINGO SAVIO
    Guayaquil- Ecuador

  8. Carlos Agama dice:

    Una lectura resulta importante y atrayente cuando le consideramos algo de emoción, si esta se encuentra entrelazada con nuestra vivencia es todavia mucho mejor y principalmente cuando se tiene una especie de esperanza en algo sobre natural como la de creer en Dios de todo corazón, aún cuando algunos nos vean mal por ello. Esperamos el final para tener una idea completa de esta lectura. Dios los bendiga, vuestro amigo de siempre
    Carlos

  9. José Itriago dice:

    Esta magnífica narración que será de tres capítulos, me recuerda un poco a La Mujer Justa, de Márais, donde la obra se arma o se comprende con la unión de las tres visiones o perspectivas de los protagonistas de un triángulo amoroso muy especial.
    Unos que están hechos para matar, otros para morir. ¿Y el resto? será para observar pasivamente, para observar amando, para amar observando. Con Mora no se sabe, a pesar que dijo que sería Lila. Veremos cómo o con quién encaja, o sea, en la narración quién es realmente Lila. La modalidad de “serie” incrementa el suspenso.

  10. andrea dice:

    estimada MORA:
    No habia tenido la fortuna de leer ninguno de lois articulos, pero este me parece que es muy nueno, espero tener mas noticias tuyas, y lles muchos mas articulos!!!

  11. José Itriago dice:

    Néstor Aníbal:
    Tu narración antropológica me recuerda a “Pedro Martínez” de Oscar Lewis (es un libro muy viejo, que me imagino que sólo los viejos conocemos). Allí él describía 20 años de la vida de una familia mexicana, narrada por el padre, la madre y uno de los hijos.
    Recreaste un barrio de Ecuador en la vida de NATA y JAMA, pero me parece que es un poco de otro tiempo, un tiempo mejor, más humano; o será que extrapolo la forma de vida en los barrios de Venezuela, donde la violencia, el licor, la droga y la inseguridad son ingredientes fundamentales de la cotidianeidad.
    Me gustó mucho este otro trabajo tuyo y me siento muy honrado de estar entre quienes te leen.
    Repito el párrafo donde dices: “En una familia numerosa los hijos son como las dedos de la mano cada uno tiene sus cualidades y desempeñan diferentes tareas pero siempre los une el amor, las discrepancias son partes del quehacer diario ya que todos son parte del cuerpo que tienen un mismo corazón “.
    Yo tengo 5 hijos, tengo los dedos completos.

  12. socorro dice:

    Amigo Néstor Aníbal que escribes la crónica de una familia, de muchas familias:
    Muy buen trabajo y ¿podría ser una pieza para teatro, no?

    Mora y amigos:
    Ella venía herida de muerte. Porque se había infectado su herida y nadie pudo curarla. Pero no había muerto todavía hasta que le dieron el tiro de gracia.
    Por que llamarlo así?
    Que maldita gracia es la que te da el último empujón al vacío cuando estás en la cornisa?
    Que frágiles somos o o como dice Kundera “Insoportablemente leves”.

    De Man Ray (cantado por Hilda Lizarazu y con música no triste, no trágica, y trágicamente triste como el clima de Asesinatos I)

    Sola en los bares

    Esta mareada,
    Su cuerpo quiere descansar
    Es madrugada
    Sola en las calles
    Con su vestido azul francés
    No siente nada
    No, no puedo creer
    Que estaba en este lugar
    Y que antes de ayer
    Fumando la vi pasar
    Duerme asustada
    Huele a perfume de mujer
    Sobre la cama
    Sola en los bares
    Un viejo amigo y un jerez
    A sus espaldas
    No, no puedo creer
    Que vuelva al mismo lugar
    Como sí alguna vez
    Un príncipe la fuera a buscar, y a rescatar
    Esta mañana
    Su madre la fue a despertar
    No reaccionaba
    Sola en los bares
    No era hombre ni mujer
    Se transformaba
    No, no puedo creer
    que estaba en éste lugar
    Y que antes de ayer
    Fumando la vi pasar
    Ya no está más

    Para que lo escuchen por Hilda

    http://www.youtube.com/watch?v=7kdYzrpFqWs

    Abrazos!

  13. kelly dice:

    OLAZ TOO S XVERE T BRABAZO……

  14. Libelula dice:

    Genial… leo detenidamente sus escritos desde hace ya un tiempo, y creo que es la segunda vez que opino… siento que sus escritos de alguna forma relatan su yo en ese momento, especulo, claro, pero siento que su estado de ánimo se expresa en el tema que escribe, no importa de qué se trate.
    Espero con expectativa la próxima entrega… creo ir percibiendo la unión de los personajes… me encanta su forma de recrear imágenes.
    Un gusto leerle
    Saludos cordiales.

  15. Enrique Arce dice:

    Querida Mora: tu cuento me resulta algo intrincado, tal vez producto de una verborragia cerebral muy tuya. De todas maneras creo extraer algunas ideas sobre “el temor de Dios” que encarna la protagonista. En mi opinión quién verdaderamente siente el amor de Dios solamente puede verlo amable y cariñoso, no como el Dios del Antiguo Testamento, muchas veces vengador y de gesto adusto. El que nos guste las golosinas y comer con provecho, no quiere decir que nos apartamos de la espiritualidad. Re-cuerdo una anécdota. En una oportunidad la Superiora vio, en la cocina, a Santa Teresa comiendo glotonamente con sus manos en la boca y horrorizada le endilgó: -Usted Teresita comportándose de esta manera, a lo que Teresa le dijo: -Hermana, cuando se ora se ora y cuando se come se come.

  16. Osvaldo dice:

    Morita ¡que sed que me das!! ¿No podríamos acortar la semana? ¡Que ilusiones! ¡Que fantasías! ¿¿Muchas gracias Genio!!
    Hasta ahora tenemos la descripción que nos rozan los sentidos de dos mujeres.
    Una más liberal e independiente que busca transgredir los límites e ir por nuevas sensaciones. Tiene en su rastro una niña que solía salir corriendo, una nana y una experiencia laboral con un escritor.
    Por otro, una mujer que se apartó a los muros de su familia, dedicada a la bondad de entregarse a los suyos. Que se cuestiona. Que se compara. Angustiada por la cárcel que eligió.
    ¿Dónde nos metes? Estoy muy impaciente…
    Te saludo con amor y un telón de lluvia de corazones solitarios. De ese telón he descolgado tu estrella para que me acompañe.

  17. Osvaldo dice:

    Néstor Aníbal: tu relato es muy realista y práctico. Los temas de los nacimientos y la evolución de cada núcleo social dan para mucho más. Creo que, lo abordemos desde donde queramos, siempre terminaremos enlazados al consumismo. Esas evoluciones –todas- tienen su partida en el instinto del ser humano de progresar, y amalgamado a ese consumismo nos encontramos todos queriendo cada vez más cosas, tratando de meternos en una sugestiva actualización que nos conducen únicamente a la insatisfacción –nos damos cuenta tarde-. Es cuando empezamos a redescubrir los valores verdaderos y a medir –bien- las consecuencias, pero para nosotros ya es tarde. Creo que la mejor arma que tenemos es la educación de los que quedarán. Es una batalla muy dura ya que siempre existirá el capitalismo y es una cadena que no se puede cortar.
    Hablas del petróleo, de la contaminación del ambiente y de la energía eléctrica.
    A nuestro alrededor no existe nada –salvo lo natural- que no contenga en su proceso de fabricación algún derivado del petróleo. Los polímeros que fueron la gran solución para dejar de consumir tantos recursos naturales son derivados de él. Y aparecieron no para dar respiro a la naturaleza, sino por ser más barata que la extracción de esos recursos y mano de obra posterior.
    La contaminación es también un tema muy amplio. Y, por ejemplo tocando únicamente la cuestión del transporte, he sabido leer hace muchos años un artículo donde se mostraba y describía el desarrollo de un motor cuyo combustible era el agua. Eso desapareció. Está fuera de los intereses del capitalismo. Y lo peor de todo que no se habla de ello. El agua esta compuesta por dos moléculas de hidrogeno y una de oxígeno, y se pueden separar y de hecho así lo hacen las fábricas de oxigeno que lo entuban para venderlo. Liberan a la atmosfera el hidrógeno remanente. El hidrógeno libre, por sí solo, es explosivo y más que la nafta o el gas. ¿Por qué las instituciones que deben priorizar investigaciones científicas como el LHC no se abocan al desarrollo de un motor a hidrógeno que no contamine? Sería más barato usar agua que petróleo. Pero claro, así el petróleo dejaría de ser un muy gran negocio. Otra vez el pulpo del capitalismo.
    Y con respecto a la energía eléctrica, quisiera informarte – e informarles- que de las que nombras, la eólica es la única no contaminante y que se puede decir fuera de los grandes negociados, pero es muy restringida. La energía hidráulica, si bien es común y una buena alternativa, también es perjudicial en buena medida ya que los grandes espejos de agua de sus embalses y la formación de nubes de los mismos –sin entrar en el tema de la erosión- favorecen al calentamiento global.
    La orgánica es la peor de todas las nombradas, aunque te (les) parezca mentira. Y no porque libere contaminantes en su descomposición o su quema, sino por algo mucho más importante. Se está dando actualmente de manera práctica. Se están plantando grandes extensiones de tierra para producir cereales y otros para utilizar, y no para alimentar al mundo, sino para alimentar esta nueva alternativa de energía. Y…otra vez el capitalismo. Y muy agobiante me resulta que mi consumismo lo alimenta.

    Un fuerte abrazo a todos.

  18. Byron dice:

    Me fascinó la historia; no me di cuenta de la relación con la otra hasta bien entrada la lectura, pero el suspenso igual se mantuvo hasta el final, especialmente por saber la razón que motivaría su ida al baño, que al final me pareció precisa. Espero con ansias la tercera parte. Saludos.

  19. manuel dice:

    son muy buenos tus escrituras claro para los que tenemos pasiencia para la lectura sabes me gustaria me enviaras temas sobre IDENTIFICAR LOS PROCESOS DE TOMAS DE DESICIONES, PRINCIPIOS Y FACTORES QUE AFECTAN LA TOMAS DE DESICIONES, APLICACION DE ESTRATEGIAS DE LAS TOMAS DE DESICIONES, COMPRENDER LOS PROCESOS INVOLUCRADOS EN EL DISCERNIMIENTO: CODIFICACION SELECTIVA, CONBINACION SELECTIVA, COMPARACION.
    Seria posible me enviaras informacion sobre estos temas es para la investigacion de un trabajo para la universidad te lo agradeceria, felicitaciones por tu pagina es maravillosa.

  20. UNGENIO MOROSO dice:

    Me parece muy bueno esta II parte, lo malo es que no he leido la primera y me gustaría poder recibirla o saber donde consultarla para leer la narración complet ay así poder emitir un juicio critico más objetivo. De todas maneras felitaciones a Mora por su creatividad y espero recibir en mi e-mail esa primera parte.

  21. IR MÁS ALLA dice:

    ir más alla Escribio:

    Noviembre 5th, 2008 at 11:51 am
    Hoy estoy. Saludos a todos.

    Socorro te regalo una canción:

    Tengo los ojos, llenos de sol
    Tengo la vida, llena de vos
    Y tú, me tienes a mí.

    Son tus dedos, pimpollos en flor
    Perfuma mi cuerpo, aromas de amor
    Cuando, estas junto a mí.

    Soy triste poesía, si tú no estas
    Entre estos mares, dame una señal
    Sueñitos de sal, me hablan de vos

    Algo que suena, hecho canción
    Se enriada en mis cuerdas
    Galopa el corazón
    Cuando, escucho tu voz

    Soy triste poesía, si tú no estas
    Entre estos mares, dame una señal
    Sueñitos de sal, me hablan de vos.

    ir más alla Escribio:

    Noviembre 5th, 2008 at 11:56 am
    La escribí en un momento muy felíz…

    Cuando la canto, el cansancio desaparece.

    TE TOMO POR SORPRESA, TAPO TUS OJOS, Y TE PREGUNTO ENTRE SUSURROS, ¿QUIEN SOS?

    Es parte de mi Ludus Mundus.

    saludos cordiales

  22. IR MÁS ALLA dice:

    por si no lo habian visto.
    algo escribo!

  23. IR MÁS ALLA dice:

    belleza, siempre bella Mora: me facino esta segunda parte.

    me senti tan parecido a esa mujer, gracias!

  24. Ir Más Alla dice:

    Hoy estoy. Saludos a todos.

    Socorro te regalo una canción:

    Tengo los ojos, llenos de sol
    Tengo la vida, llena de vos
    Y tú, me tienes a mí.

    Son tus dedos, pimpollos en flor
    Perfuma mi cuerpo, aromas de amor
    Cuando, estas junto a mí.

    Soy triste poesía, si tú no estas
    Entre estos mares, dame una señal
    Sueñitos de sal, me hablan de vos

    Algo que suena, hecho canción
    Se enriada en mis cuerdas
    Galopa el corazón
    Cuando, escucho tu voz

    Soy triste poesía, si tú no estas
    Entre estos mares, dame una señal
    Sueñitos de sal, me hablan de vos.

  25. Ir Más Alla dice:

    La escribí en un momento muy felíz…

    Cuando la canto, el cansancio desaparece.

    TE TOMO POR SORPRESA, TAPO TUS OJOS, Y TE PREGUNTO ENTRE SUSURROS, ¿QUIEN SOY?

    Es parte de mi Ludus Mundus.

    saludos cordiales

  26. Ir Más Alla dice:

    Mora: hermoso relato, me senti identificado con el personaje que como cordero va hacia la muerte, creyendo que hasta el ultimo momento saber algo más alla.

    saludos

    TE TOMO POR SORPRESA, TAPO TUS OJOS, Y TE PREGUNTO ENTRE SUSURRUS, ¿QUIEN SOS?

  27. Blanca Estela dice:

    Joise: para vos

    Alejandro Oliveros (Venezuela)

    EL CUERPO Y SU REFLEJO

    En la noche de las estrellas
    más blancas, es un espejo
    nuestro cuerpo. En la oscuridad
    más honda, en el silencio
    marcado de los ruiseñores,
    vemos el reflejo alejarse
    del impaciente azogue
    mientras se dispone
    a caminar a nuestro lado.
    No siempre es el mismo.
    En ocasiones parece
    más joven, un muchacho
    apenas, sin barba ni bigote,
    sin hijos ni trabajo.
    Aun así, es la compañía
    preferida del cuerpo. Hablan
    como viejos amigos.
    se expresan en cualquier
    idioma. Saben las mismas
    cosas y recuerdan los mismos
    días. Incluso sus amores
    no son distintos. Se diría
    que los han compartido. No hay
    lugar para los celos entre ellos.
    Mi reflejo sólo se entiende
    con mi cuerpo. A mí
    no me habla ni considera.
    En la noche de las estrellas
    más blancas sólo hay espacio
    para ellos.

    EL CUERPO Y SU DOBLE

    Hay cuerpos que sólo se encuentran
    en otro cuerpo. Están hechos
    como las estrellas y el cielo. No
    caben en una bóveda extraña.
    No importa dónde se encuentren.
    son palmeras aisladas aspirando
    su propia arena en el horizonte.
    No se trata de sombras. No están
    ni tan bajo ni tan lejos. Son
    presencias reales, escrituras de piel
    y dedos, cabellos y piernas.
    Si coinciden un día,
    en alguna ciudad lejana,
    si son dejados solos,
    en un espacio adecuado,
    se aproximan,
    se atraen, y al poco tiempo,
    al otro lado del espejo,
    se juntan, se hacen uno
    y desaparecen.

  28. Wilberth dice:

    Pensé que la historia terminaba con el primer capitulo, me sorprendió el segundo capitulo y seguro que el tercer capitulo no lo hace, porque ya se que hay un tercer capitulo.
    Me gusta leer y es mas fácil para mi hacerlo si esta en la computadora ya que mi trabajo consiste en estar pegado a ella, gracias por la oportunidad que me dieron que conocer sus escritos, ya que también leo los comentarios y allí encuentro también buenos escritores que crean lo que yo devoro.
    No se me ha pasado por la mente escribir una historia, lo que si me gusta hacer es leer, admirar y no tratar de comprender a los escritores.
    Gracias por todo y esperare con ansias el tercer capitulo.
    Es sorprendente lo que has creado Mora, disculpa la confianza, son dos relatos sobre lo mismo con sus diferentes matices, traumas y con un mismo fin.

  29. Osvaldo dice:

    Socorro:
    Ir más allá parece estar necesitando atención. Aparenta sufrir de alguna artritis coronaria aguda complicada con algún problema auditivo, sumado a algún trastorno psicomotriz repetitivo. ¿Por qué no le tiras con algún diazepan?

  30. Osvaldo dice:

    Otra de Charly Garcia

    Dime quien me lo robó

    Mirábamos de pie por la ventana al sol,
    al cielo, las nubes y a dios.
    sabía yo creer el cuento sin razón,
    al hada, la bruja y a vos,
    sabía correr, podía reir,
    y creo tambien que era feliz.
    La escuela estaba ahí, esperando por mí,
    mi patio, mi banco marrón.
    todo estaba muy bien, sí,
    sabía la lección
    de historia, de inglés o de amor.
    Siempre fue igual mi profesor
    siempre tuvo el la razón.
    Un día descubrí que empezaba a crecer
    reí, lloré y creí.
    de pronto fui un varón que no tenía mujer
    y quise poderla conseguir.
    Que tonto fui! se rio de mí
    y qué iba a hacer, me rei también.
    Y ahora miro atrás un poco
    y hace tanto que pasó,
    y todo lo que yo amaba
    ya no es mío y se escapó.
    Y ahora estoy tan confundido,
    y ahora hay humo alrededor
    dónde está el sol?
    dónde está dios?
    dime quién me lo robó.
    Y vuelvo a caminar
    y empiezo a recordar:
    mi casa, mi padre y jesús,
    y tengo que elegir,
    ya es tiempo de partir
    mi vida, mi amor y mi luz.
    no se muy bien
    qué voy a hacer
    quiero a mi fe
    quiero crecer.
    Y ahora miro atrás un poco
    y hace tanto que pasó,
    y todo lo que yo amaba
    ya no es mío y se escapó.
    y ahora estoy tan confundido,
    y ahora hay humo alrededor
    dónde está el sol?
    dónde está dios?
    dime quién me lo robó.
    No se muy bien qué voy a hacer
    quiero a mi fe
    quiero crecer.

  31. celeste dice:

    sinceramente no recuerdo komo fue ke me suscribi a una pagina komo esta, pero las casualidades de la vida me encantan, me facinan me agradan, y otras veces me asustan claro, pero sin duda alguna le dan sentido y emocion a mi existencia…y eske precisamente me encuentro kon personas como usted. o komo tu? en el momento justo y mas oportuno…leerle es un placer eskisito, porke me describe, porke me emociona, porke me alimenta, porke ecuentro las palabras justas y necesarias o la historia que mas se identifica con mis emociones mas fugaces, mas reales, mas intimas, timidas, desonestas; mas atroces….
    espero algun dia poder escribir y describir mis pensamientos de esa manera, sin miedo, aunke presizamente solo hace falta colocar el lapiz sobre el papel =)
    espero algun dia poder kompartilar contigo i con todas las personas ke se toman el tiempo de escribir aki tambien =)

    me inspiraste, realmente lo isiste!
    me as kitado la benda de los ojos =)

    ojala pudieras responder a mi correo, seriA extraordinario! =), kompartir experiencias y crecer con tu conocimiento =)

    nunka sueltes el lapiz! o la computadora, komo kiera ke lo hagas =)
    no dejes de crear arte….

    pd. mil diskulpas por la ortografia!! jiji este maldito mal abito jajajajajaj del msn =/

    para ti y todos ustedes…..

    ALGUNA VEZ TE AS PREGUNTADO SI ALGUIEN PINTA EL CIELO PARA NOSOTROS?
    SI ALGUIEN SE TOMA LA MOLESTIA DE COLOCAR A LAS ESTRELLAS EN EL LUGAR PRECISO Y EXACTO
    SI ALGUIEN SE TOMA LA MOLESTIA DE PULIR LA LUNA PARA QUE ALUMBRE DE UNA MANERA SUBLIME HASTA EL RINCON MAS INTIMO…

    ALGUNA VEZ TE HAS DETENIDO A MIRARLO?
    TE HAS PERCATADO DE QUE ES EL LUGAR MAS SAGRADO?
    MILES DE AÑOS DE HISTORIA RECORREN LA TARDE Y NOS ABRAZAN CON SU SABIDURIA MAS PURA.

    ALGUNA VEZ TE HAS PREGUNTADO DE DONDE VIENE TANTA INSPIRACION O, PORQUE DIABLOS NOS HEMOS GANADO EL PARAISO?

    SI FUESE DIOS QUIEN LO HACE, E DE DARLE LAS GRACIAS POR AMARNOS TANTO; Y SI TAN SOLO FUERA UN ACCIDENTE TAMBIEN ABRIA DE ESTAR AGRADECIDA…..

  32. socorro dice:

    Hola Ir , más allá de dónde:
    Gracias por la canción.
    En acuerdo con Osvaldo debería proceder con la anamnesis (toma de datos para la historia clínica) a fin de arribar a un diagnóstico.

    Sexo: …… (No contestes como mi hermana Sara que dice “a veces, no tantas como quisiera”)
    Edad: ….. (La que todos tenemos en un rincón del corazón)
    Motivo de Consulta:…. (En éste caso bloguitis aguda)
    Inicio de los síntomas: …… ( No vale “el día en que nací”, “el día en que me dejó”, “el día que me quieras” , etc.)
    Antecedentes Familiares:….. (Preferentemente no policiales)
    Es alérgico a alguna medicación?:…. (No vale decir que curiosamente le sienta bien el vino y le produce un claro rechazo el agua).

    Saludos!!

  33. Osvaldo dice:

    Doctora, ¿es grave? ¿que le parece un benzodiazepinico o milazolam?
    Es evidente que su estado de ansiedad lo perturba. ¿Quizas chaleco?
    Aclaro que toda medicación que no sea convensional como caricias, caritas, adulaciones, palabras bonitas, contacto físico, etc. corren por su exclusiva responsabilidad.
    ¿Que le parece dos Dormicum de 15 mg cada 6 horas? O una cena en la boca? o el 15 a ver a Queen?

  34. Osvaldo dice:

    En “motivo de consulta” revise el diagnóstico ya que el paciene en cuestión suele gritar desaforadamente :”Soccoooorrroooo”.

  35. Blanca Estela dice:

    Socorro; estás de turno?
    Simpático el paciente Osvaldo?, hay que pasar el rato, esperando algún fiambre Oh qué dije?, es tarde me voy a dormir

  36. Marita dice:

    No tuve la oportunidad de leer la primera parte, sin embargo al leer esta parte me quedé prendada es una lectura muy interesante, me gustó mucho.

  37. javier dice:

    wowowowowowwoowowow pues porque no le ponen imagenes porque asi ni ganas de leer jejejeejeje.

    fjgarcia2007@hotmail.com

  38. Tamara dice:

    Mi estimada Mora, un saludo y besos, muy bueno de verdad, sigue escribiendo.. De mi parte estas disculpada, espero que leas mi nota y me respondas sera un placer para mi ver una nota enviada de usted, tambien quiero informarle que estoy de cumple el 25-11..

    Suerte y mucho Exito

    TM

  39. joise dice:

    Gracias, Blanca Estela, muy lindo Poema ya os escribire. Abrasos y besos a Mora y Socorro, Fabu, saludos a todos, os amo.

    Ciao!

  40. María Celeste dice:

    Tengo una tocaya!!!! qué bueno… jajaja. Pero por favor, por más que yo no soy una purista de la lengua, ese mal hábito del msn hay que erradicarlo… la ortografía… es la ortografía.
    Un beso…

  41. Ir más alla dice:

    Hola Ir , más allá de dónde: lalaralaaaallalaaaaaaa
    Gracias por la canción. ¿te gusto’ o esto es solo curiosidad

    En acuerdo con Osvaldo debería proceder con la anamnesis (toma de datos para la historia clínica) a fin de arribar a un diagnóstico.
    DATOS DE LA VIDA, DE LA HISTORIA, Y TAMBIEN SE PUEDE REALIZAR UNA OBSERVACIÓN IN VIVO DEL PACIENTE, PARA MEJORAR EL DIAGNOSTICO.
    Sexo: …… MACHITO (grito la partera)
    Edad: ….. 31
    Motivo de Consulta:….La vida que me arrastra (En éste caso bloguitis aguda)
    Inicio de los síntomas: ……
    desde que lei una verdad entre tus manos
    Antecedentes Familiares:….. soltero
    Es alérgico a alguna medicación?:…. al humo de las velas, pero todo puede ser…
    Saludos!!

  42. Pedro Reig dice:

    Claro que a estas horas nuestra literatura, la del Mundo Literario, es literal, excesivamente.
    Nos hace falta la metáfora, la fábula, la impronta mitológica que nos revele como creadores.
    Como Horacio ú Homero; Stendhal ó Cervantes; Dante ó Amado.
    Os Asperos Tempos; Quijote; Rojo y Negro; Églogas ó La Ilíada ó la Odisea y Cien Años de Soledad de Gabo.
    Sin descartar TODO lo de Borges. Por digno, valeroso e imaginativo.
    En lo personal conocí la Muerte a los nueve años pero tenía delante a Denevi, Bioy, Victoria y Lugones, el siempre bien escrito y relevante.
    “Hoy es Sábado a la Noche y un amigo está en cana…..” (Charly García) ó Villa Miseria también es América de Bernardo Verbitsky.
    Disímiles autores para adjudicar un juicio a Mora.
    El mío es pasional y, entonces, se debe alejar de la objetivodad requerida a los comentaristas.
    Un año más; una obra más y tendremos una depurada escritora entre nosotros.
    Adelante Mora y hasta la victoria de tu audacia.

    Pedro Reig
    Lector

    peretreig@hotmail.com

  43. Pedro Reig dice:

    mUY bIEN mORA

  44. carmen dice:

    hola … como estas ….? Dejame decirte que me encanta esta historia es muy intensa … te felicito en verdad estare esperando la tercera parte …muchos saludos y otra vez felicitaciones … y mas exitos como este…

  45. ernestino dice:

    QUIERO HACER UN RECONOCIMIENTO ESPECIAL A ESTA PERSONA QUE HACE EL ESFUERZO DE ENVIAR ESTE POEMA QUE LA VERDAD ES UN POEMA MARAVILLOSA GRACIAS.

  46. José Itriago dice:

    Celeste:
    Aun cuando parezcan válidas tus preguntas sobre la pintura del cielo, la colocación de las estrellas y la pulitura de la luna, en realidad, está demostrado que son eventos personales y hasta sagrados, como dejas entrever con la exposición de los rayos de luna llegando a los rincones más íntimos. Tu pregunta (que sólo tú podrás responder) es ¿Quién me pinta el cielo?, ¿Quién coloca las estrellas en los sitios exactos donde deseo verlas? ¿Quién pulirá la luna para mi esta noche?.
    Y me parece bien acertado el punto para todo el mundo. Cuando pierdo los matices del cielo (que no necesariamente debe ser azul, sino quizás de bellas nubes con grisáceos contrastado con el blanco y con ligeros reflejos amarillos y violetas, dejando ver, muy de cuando en cuando -si no logro encontrar la belleza de la melancolía- una pequeña ventana de azules), te decía, que cuando pierdo los matices del cielo, sea nublado o límpido, debe ser que algo (seguro que yo mismo, pero prefiero echarle la culpa a alguien, así que corrijo), debe ser que alguien no está haciendo lo que debía, no me está pintando el cielo, lo está dejando al arbitrio de los vientos y de los cúmulos, cumulonimbos, los cirros, los cirroestratos y para tu de contar, que andan por las suyas, sin ganas de pintarme el alma, o el cielo, como tú dices.
    Y si en la noche no veo las estrellas, ni una en todo ese firmamento espantosamente infinito y no puedo tampoco consolarme, como a veces lo hago, con una buena fotografía de National Geographic de galaxias lejanísimas en prismacolor, también será culpa de mi alguien, que ni siquiera se molestó en prepararme para la negrura.
    Y así, si la luna en lugar de estar debidamente pulida, emitiendo rayos de intimidad en todos los vericuetos de ni retorcida imaginación, es trémula, triste, como bombillo de 30W, no hay duda que he sido, por decir lo menos, abandonado y tengo que despertarme a tiempo antes de que la migraña de mis pesadillas me hunda de manera insalvable en el conformismo de las lunas a medias o las no lunas y despierte sin preguntar ¿porqué nadie vino a abrillantar mi luna?
    Así Celeste, creo que con esas mínimas correcciones, estás muy en lo cierto y por eso, y porque me recuerdas a nuestra querida María Celeste (la diferencia es que tu Celeste se orienta a los infinitos del firmamento y el de ella a los jardines celestiales), con toda la intensidad con que puedo desear, pido que te pinten el más bello cielo, te llenen tu celestial bóveda de lluvias de estrellas, sin omitir las efímeras trazas de las estrellas fugaces, y que la luna, una luna llena y radiante, ilumine el más romántico de tus momentos.

  47. Osvaldo dice:

    José, me pongo de pié y te aplaudo.
    Un abrazo.

  48. Fernando dice:

    Gracias Mora por la saga.

  49. elda melissa dice:

    el contenido es muy bueno

  50. vancho1 dice:

    Bien. Esperemos…

  51. vancho1 dice:

    Mora, Amigas(os): Mientras esperamos cuatro días; les entretengo con este cuentecillo:

    LA BUTACA DEL LADO.

    Se había acostumbrado a mirar de perfil.

    En la obscuridad, en horas de descanso, desde su mirada de perfil la veía a su lado dormitando; acaso indiferente. Pero no más al sentir el siseo de cortinas, o bien al amarillento reflejo de las primeras luces que se encendían, se erguía, bruñía sus brazos finos y fuertes. Pero por sobre todo, como un viejo marino gastado por la repitencia de las olas del tiempo, de esos que arrastran su espalda como un lastre, o como un ancla que busca fondo…, digo, con la luz, la suave música y el murmullo de pasos, lucía una espalda se adolescente, de atleta, de escultura, de desfile en gloria.

    Todo en él le era molesto.

    ¿Por qué fingir? ¿Por qué tratar de parecer lo que no se es? ¿Por qué…? Ser butaca de cine ya viejo, de biógrafo, no es indigno. Cierto es que jamás se puede olvidar la inauguración y los espectáculos de los primeros años. Pero todo pasa y la sabiduría no es otra cosa –pienso yo- que ubicarse en el presente, cumplir bien la función que a uno le corresponde y hacerlo lo mejor posible.

    Ese dolor en las articulaciones, esa espalda como una gran herida que se renueva, los tornillos que se oxidan, las felpas que se desgastan, en fin, los años… y esa emoción cuando entre varias butacas vacías te eligen a ti, y pasas todo el espectáculo tensa, con los ojos apretados, haciendo fuerzas para no crujir, no temblar, no reventar resortes; no sé… Ojalá mañana, otra vez, en fin, quizás el mismo lugar le sea grato y vuelva… quizás.

    Entonces, verlo a su lado, así, de perfil, tan en otro mundo, orgulloso, falso, ¿qué imagen tendrá de mí? Tal vez lástima, seguro algo de vergüenza.

    El edificio era verdaderamente viejo. Dicen que si lo hubiera refraccionado cada cierto tiempo habría tenido la dignidad de lo antiguo; pero el dueño nunca pensó otra cosa que no fuera ganancias económicas. Por eso cuando el incendio, se sospechó de él: más valía el Seguro que las instalaciones.

    Sintió el humo y luego vio finas lenguas de fuego; se retorció con desesperación para escapar y se alegró de esos pernos ya oxidados que facilitaron su libertad. Iniciaba el escape cuando miró de reojo –por costumbre- y lo vio retorcido, con uno de sus brazos en llama. No lo pensó siquiera, con toda su poca fuerza se arrojó sobre él para sacarlo de entre las llamas. Entonces fue que chocó con estrépito sobre la superficie del gran espejo, quebrándolo en mil pedazos y en cada uno de ellos, una parte de sí misma, retorcida y en llamas…

  52. Blanca Estela dice:

    Vancho ¿ esperemos qué?…

    Buenísimo el relato del viejo cine, buen final para alguién que todo en él era molesto, te felicito.

    José Itriago, excelente,te felicito también, tienes gran imaginación, puedes hacerlo desde cualquier punto.

  53. Osvaldo dice:

    El sueño rojo

    Su piel húmeda aún mantiene la frescura de la ducha que se diera con agua fría.
    Secarse con la toalla no fue más que una especie de representación para evitar encharcar el baño y el pasillo.
    Afuera, el calor oprime con su masa densa e implacable. Sobre la cabeza y los hombros se puede sentir, dentro de la casa, esa materia que desciende de los cielorrasos y pretende avanzar y apoderarse de todos los rincones. El equipo de aire acondicionado batallaba empujando al titán con la angustia de sus limitaciones.
    Se acuesta desnudo sobre la sábana limpia con aroma a lirios y a sol. Dobla una de las almohadas en dos a lo largo y la acomoda debajo de sus hombros. De esta forma, su cabeza apenas apoyada sobre el colchón, produce una palanca sobre su columna para elongar la zona cervical. Abre sus brazos y entreabre sus piernas. Su otra almohada se acomoda junto a él.
    La mañana había sido ajetreada acumulando fatiga y síntomas de deshidratación. El almuerzo pasó muy ligero, por obligación más que por deseo. La tarde fue peor. Ahora necesitaba el descanso.
    Decidió poner su mente en blanco y entregarse a algún sueño limpio, pero las vicisitudes del día no dejaban de ir y venir por su cabeza.
    Comienza a sentir sobre sus piernas y en su pubis la caricia de la brisa fresca y placentera que lentamente lo abrazo totalmente y comprende que el titán estaba perdiendo la batalla ahí, ahora.
    Aplica como alternativa una técnica que le enseñaran para estos casos.
    Comienza por cerrar los ojos y percibir su cuerpo empezando por los dedos de un pié. Primero el gordo con su forma extraña, inclinada hacia fuera por la presión del juanete que ya comenzaba a aparecer, y más deformado aún por la callosidad que de tanto en tanto debía quitar. Se encuentra suavemente apoyado al índice, que de todos los dedos de los pies es el más largo y con una forma redondeada en su extremo. Desde el mayor al meñique lo destacable es lo pequeña de la uña de éste último. Contrasta con el mayor hasta en su solidez. Los recorre mentalmente sintiendo cada uñas, cada falange, cada poro.
    Sigue con la planta del pié recorriendo sus pliegues y percibiendo sobre él la caricia de la brisa fría que ya lo enchucha. Son pies grandes, delgados pero muy fuertes. Capaces de pisar fuerte.
    Su tobillo acusa un suave palpitar, signo de la fatiga y del peso que soportaron. Siente la sangre fluir por dentro.
    Ya en su pantorrilla, parece recorrer con las yemas de los dedos las marcas que tantos golpes dejaron huella en la tibia. Y se acaricia mentalmente el músculo entumecido que le molesta.
    Sobre su rodilla recorre su rótula, la circunda, se introduce en las coyunturas y pasa al muslo, lo abraza con sus manos imaginarias, lentamente hacia arriba y con una leve presión para desatarlo.
    Hace lo mismo con su otra pierna.
    Ya se siente muy liviano. Ha olvidado el roce con las sábanas y la batalla contra el calor. El día ya es infinito y es ese solo instante. Ya tampoco es conciente de la razón por la cual esta haciendo eso. Es que no importa. Es que es paz.
    Sus testículos juegan alternando posiciones y, acusando el efecto de la brisa, se contraen.
    Desde su pubis hasta su pecho, recorre su piel como si lo estuviera haciendo suavemente con sus yemas. Siente su adiposidad, el dibujo de su ombligo, sus intestinos, su estomago, su hígado. En sus pulmones la respiración se hace imperceptible. Se deleita sintiendo como su tórax se expande y se contrae. Pasa un largo tiempo, que ya no existe para él, disfrutando el recorrido del aire desde sus narinas.
    Cuando llega al corazón, se detiene. En una ráfaga de retorno a la conciencia desea dejarlo por último. Si para ese entonces no se ha dormido ya, tendrá que entrar en él y recorrer todo lo que tiene allí.
    Entonces sigue con una de sus manos. Le cuesta retomar y hace el esfuerzo.
    La mano esta levemente colgada en el borde del colchón. Es muy grande, abierta, de dedos robustos. Su tamaño se acentúa en relación a su brazo y antebrazo que son delgados pero fuertes y atléticos al igual que sus hombros y su espalda que la siente acariciando la sábana suave y tersa aunque pensó que estaba flotando. Si, siente que está flotando.
    Ya se encuentra otra vez en transe.
    Hace lo mismo con su otro brazo y cuando imperceptiblemente llega al esternón, se abre suavemente partiéndose en dos, sin ruidos ni dolores; y se duerme en un sueño rojo, muy rojo que brota donde los sentidos anestesiados acarician el terciopelo de un instante de tregua o de un infinito de final.

  54. Osvaldo dice:

    Eterno Charly.
    “Bienvenida Cassandra”

    Desnuda de frío y hermosa como ayer
    tan exacta como dos y dos son tres.
    Ella llegó a mi y apenas la pude ver,
    aprendí a disimular mi estupidez.

    Bienvenida Cassandra.
    Bienvenida al sol de mi niñez.
    Sigue y sigue bailando alrededor
    aunque siempre seamos pocos los que..
    aún te podamos ver

    Les contante un cuento sabiéndolo contar
    y creyeron que tu alma andaba mal.
    La mediocridad para algunos es normal
    la locura es poder ver mas allá.

    Baila y baila Cassandra
    y yo bien bien bien bien la pude ver
    hoy no oyó de fantasmas ni de Dios
    solo te cuento las cosas que…
    se resuelven perder

  55. fabu dice:

    Moraaaa, comooo?
    Yo tambien espero.
    Y creo que me voy a refrescarme la nuca…
    Geniale e intenzo.
    BACCI

  56. María Celeste dice:

    Mis queridos amigos… por lo que veo, Vancho sigue haciendo de las suyas… y excelentemente bien, como siempre. José… gracias por el halago, pero sólo soy alguien con “aspiraciones espirituales”… y mi tocayita debe de tener 18 añitos o algo así, por eso tanta pasión por el orbe…
    Balnca… estamos esperando la tercera parte… eso esperamos. Digo, del relato de Mora.
    Osvaldo… es la mejor descripción de una relajación yóguica que vi en mi vida… lástima que el protagonista no se atreve ni con su corazón ni con su mente…
    Fabu ¿de qué parte de Italia vienen tus ascendientes? Besoossssssssssssss

  57. María Celeste dice:

    Perdón: es que ando a mil, por eso no posteo nada… pero los leo ¿vieron? Más besos.

  58. Osvaldo dice:

    Mª Celeste, leer a Mora tiene su influencia: “…ve que todo está invadido de mariposas de todos los colores, no sólo rojas pero predominan, es la señal, la que pidió.”
    Podía haber escrito algo sobre: “…ahora que estoy insomne - como un sagrado y permanezco - quiero morir de siesta - muslo a tu muslo - boca a tu boca - para saber quién sos…” (M. Benedetti)
    O quizás sobre: “…Si el sueño fuera (como dicen) una tregua, un puro reposo de la mente ¿por qué, si te despiertan bruscamente, sientes que te han robado una fortuna?…” (P. Neruda)
    Pero claro, es absolutamente incomparable; y solo y simple me desplazo a mi rinconcito desde donde intento expresarme como soy. Puede resultar lastimoso y flagelante, pero de otra forma debería enmudecer. Y si enmudezco no estaría aquí. Si enmudecemos no estaríamos aquí.
    Creo que expresarnos en función de su incentivo es otra manera de devolverle la belleza que nos regala. En mi caso estoy muy limitado, pero intento compensarlo con bondad y nobleza y también con participación comprometida con su dedicación. Igual no es nada extraordinario. Esta actitud propia vale también para con todos los demás. Digamos que es cariño.
    Gracias por expresarme tu gusto por la descripción.

    Blanquita, mientras esperamos…otro regalito:
    “Habré de levantar la vasta vida
    que aún ahora es tu espejo:
    cada mañana habré de reconstruirla.
    Desde que te alejaste,
    cuántos lugares se han tornado vanos
    y sin sentido, iguales
    a luces en el día.
    Tardes que fueron nicho de tu imagen,
    músicas en que siempre me aguardabas,
    palabras de aquel tiempo,
    yo tendré que quebrarlas con mis manos.
    ¿En qué hondonada esconderé mi alma
    para que no vea tu ausencia
    que como un sol terrible, sin ocaso,
    brilla definitiva y despiadada?
    Tu ausencia me rodea
    como la cuerda a la garganta,
    el mar al que se hunde.” (J.L.Borges)

    Muchos besos y abrazos a todos.

  59. María Celeste dice:

    Osvaldo: me encantó realmente lo que escribiste… me hubiera gustado más… por eso te “acicatié”… jajaja. La mente y el corazón son, justamente, el punto más complejo de observar en la relajación… por eso, en yoga insistimos en que NO hay que dormirse luego de lograr el relax corporal…
    Es en el espacio de la mente y del corazón donde se experimentan los mayores logros y observaciones… ¿qué podría decirnos nuestro poeta-relator si se animara a explorar lo que hay ahí?
    ¡Abrazos!

  60. Osvaldo dice:

    Mª Celeste:…es que aquel protagonista necesitaba dormir…No deja de sorprenderme como cada persona asimila un relato de manera diferente. Es algo que creo nunca dejará de sorprenderme.
    Ese relato –en realidad- sigue, pero lo demás esta inconcluso. Puede que lo complete pero dentro del mismo sueño. Tiene que ver con un caballo blanco, un hombre y una mujer con vestido de terciopelo rojo. Veremos si los tiempos dan, sino quedará guardado.
    Habrás notado que un poquitín de experiencia tengo en relajación y poseo una duda que más que duda es curiosidad. ¡Quien mejor que a ti para preguntar! El estado ideal del relax es cuando uno pasa a formar parte del universo ¿si? ¿Es realmente posible desprenderse del yo absoluto con meditación? ¿Es practicable desprenderse de influencias propias hasta en las sensaciones al trascender? ¿No se necesita el conocimiento de cada esencia para eso?
    Ay, me siento estúpido y desvariado jajaja

    Besos.

  61. Osvaldo dice:

    Vancho: ¡no había leído tu entrada! Tu referencia me hace sentir el tipo más charlatán del mundo. Pero por favor: ¡no dejes de hacerme sentir así!

  62. Ylba Maria dice:

    Vancho, me encantó el relato del viejo cine, esa frace La sabiduría no es otra cosa que ubicarse en el presente, fué genial.
    Mora, estoy esperando anciosa la tercera parte.
    Besos a todos

  63. vancho1 dice:

    Blanca Estela. Esperamos la tercera parte del discurso literario de Mora…
    Osvaldo: que buen ejercicio introspectivo; buena descripción de aquello tan dificil de asir: nuestro paisaje interior. El diálogo establecido puede aún enriquecerse, correlacionarse, obien relacioarse con el exterior… con el pasado interno o externo ¡toda una veta que espera tu riesgo! y nosotros esperamos ese sudor tuyo, ese ahondar hasta el dolor: confiamos en que saldrás no sólo indemne, saldrás feliz y quizás llorando.
    José, hermano, ¡cómo te crece la mano! Siento acá, en los extramuros de mí la calidez de tus falanges…
    Mora: solita te pusiste el sogal (¿existe la palabra?): te caeremos como lobos hambrientos… Un abrazo.

  64. maryel dice:

    Hola Mora como siempre me ha encantado mas aun Asesinatos de todo corazón y creo que nunca dejaras de sorprenderme…gracias por todo

  65. José Itriago dice:

    Los instantes de pronto se hacen fogonazos, como superestrellas detectadas así como de lado en la negrura que está detrás de lo que no vemos con estos ojos acostumbrados a las humildes distancias terráqueas y eso que los míos ven más, porque vienen de la llanura. Bueno veían más, ahora casi ni ven. Hablaba de los fogonazos que aparecen y desaparecen en la niebla de la mente, que se acercan, que se alejan. Uno adelanta el brazo para intuir el espacio y trata de estrechar, palpar, comprimir, la niebla de afuera, la niebla de adentro, para encontrar su argumento. Creo que eso es lo que los artistas del vodevil llaman captar el momento, para mantener la atención de los cuatro gatos que hoy vinieron a este gastado espectáculo, que es un milagro que se siga presentando. Debería ser semestral, por aquello de que da vergüenza ajena y, mucho peor, vergüenza propia, la que duele de verdad, sin tanta hipocresía, porque eso de lo ajeno es, por lo general, muy hipócrita. Sólo en pocos casos es hipócrita a secas. Cabe acotar que ellos y nosotros preferimos que les digan “artistas del vaudeville”, así en francés y por eso cada vez que nos mandamos una postal, la encabezamos con el orondo título: “Sr. Fulano de Tal, Artista de Vaudeville”

    En medio del espectáculo cotidiano, hoy, a mitad de mi parlamento, quise saber cuándo se iniciará, si no es que ya se inició, el proceso irreversible, el “caso”, que se encargará de postrarnos, humillarnos, atormentarnos hasta desaparecernos completamente. Se lo pregunté al público, que se hizo el desentendido o entendió que la desaparición total se refería al espectáculo, porque la sala, mi modesta sala que tiene algo de sobrepeso, pero no tanto, quedó vacía, hasta con un eco que antes no había percibido. Perdí mucho tiempo repitiéndome, sólo para no oírme de nuevo, porque por muy curioso que parezca, mi eco no era mío, no era mi voz, ni mi entonación y menos mi oxidación: eran sirenas del mar Caribe. Yo gritaba ¡¡¡¡Hola!!!! y el “hola” que me devolvía el eco olía a sales de mar, a rocas valientes y sobre todo a mucho sol después de furiosas tormentas.

    Volviendo al “caso”, posiblemente todo empieza en una minúscula célula, que se desorienta, que se vuelve loca, que no entiende su papel o peor, a la que se le asignó, quizá desde el instante mismo en que se formó, el terrible papel de ser la percutora del proceso, del “caso” con mi nombre, con el tuyo, no sé. O en cualquier momento en que uno está distraído, hablando de otras cosas, pensando en futuros improbables, o como dicen otros, que está con las defensa bajas, en el más amplio sentido de lo que eso pueda significar, o simplemente, por andar muy distraído, los neuropéptidos se alocan, trastabillan. Así cualquiera. ¿Qué se hace?. Uno escribiendo y el proceso andando y uno ni siquiera se imagina que uno ya es un “caso” y que va derecho al archivo o a los archivos. Eso si hay archivos y si antes no se atraviesa una balacera y el “caso” de uno va a otro “aparte”, esta vez muy diferente, porque aquí es la muda cuenta los de los enfrentamiento, la que no se contabiliza, que no merece números, con lo cual mi caso, tu caso, ni siquiera llega a ser parte de las estadísticas, sino de una categoría de segunda, aunque te creas de primera. ¡Mala muerte!, dirán algunos amigos, los demás ni se enterarán. Joise sí, porque conoce el género, como se decía antes, aunque quizás este sea un antes muy antes de Joise. Claro que Osvaldo y Vancho y Maria Celeste y Blanca Estela y Socorro y Miguel y así hasta llegar a nuestra querida Mora Morita, también entenderán, aunque nunca antes hubieran oído eso de las cuentas mudas, de que hay muerticos que no reúnen méritos para la contabilidad, que más bien molestan a los jefes con esa pendejada de estarse muriendo a cada rato.

    Pero como siempre, me desvié un poco. Esto no tiene nada que ver con el “caso” en sí, sino con la posibilidad de uno desaparezca sin “caso” y sin memoria.

    Lo peor es que sólo tenemos esos instantes, los de uno, los reales, como fogonazos, no hay continuidad, es mucho pedir. Nos vamos armando con retazos mientras el “caso” avanza. Dame tu retazo, alárgame mi frazada. Pero ahora no puedo emparchar este retazo con el de ayer, ya se quedó atrás, frío como jamón de congelador y no coge aguja. Es que no encuentro cómo.

  66. Celestino dice:

    Mora querida:
    No me gustaria estar en tus zapatos, ahora con esta jauria esperando por tu entrega, a la cual me sumo.
    Maria Celeste, ya tienes otra tocayita aparte de mi hija.
    Jose Itriago,
    Confirmo lo mas arriba comentado,
    que los leo y los respeto,
    y que a veces no les puedo seguir el paso.
    Pero justo es que lo sepas,
    que el tuyo si deja huella,
    Ojala la mayoria de nosotros
    tuvieramos por lo menos la mitad de tu grandeza,
    que revestida de humildad, paciencia y sabiduria,
    hacen que cada una de tus criticas y comentarios,
    sean lecciones de vida para todos nosotros.
    Gracias por Ser y que Dios te Bendiga.

  67. CIRO ALBERTO dice:

    mi querida mora, cada vez que escribo tu nombre, evoco el olor y el sabor de las moras que tanto consumi en mi juventud, cuando subia a la montaña al lugar de los dioses, las disfrutaba con agua cristalina que brotaba de la montaña magicamente y calmaba la sed que producia el comer y deborar moras.
    asecinatos de todo corazon….. que puede esta frace despertar si no, los mas crueles recuerdos en figurado de lo que mis ancentros han vivido y han ocacionado unos a otros, es raro pero la vida esta llena de eso, asecinatos del corazon, no solo los que de una forma real han recibido la puñalada certera del agresor si no tambien aquellos que de una forma literal y sentimental les an lastimado ese organo que atribuyen al amor y al sentimiento.
    Despliego mi igmaginacion empezando por los mas cercanos en paternidad y que relacionan a mi abuelo como el protagonista del dolor mortal que causa la infidelidad de su ser querido y al no poder soportarlo preferir que este deje de latir y haci terminar de una vez por todas con todo, asesinando su propio corazon.
    Tambien el dolor causado por los que entrometidamente hicieron alarde de todas sus artimañas y derrumbaron creditos y promesas de amores verdaderos somentiendo a sus victimas en victimarios de el amor que asta ese momento era suyo.
    Recrear este medio es tener que traer a colacion que el asesinato del corazon, toma parte la humanidad que directamente envio al cadalzo al inocente y tambien con dolor, doblego al exterminio a millares asesinandoles el corazon y toda esperanza.
    Ahora en el presente mi corazon acongojado y lleno de desesperanza esta por seguir la herencia dejada pór mi abuelo, preferir la muerte al sentirse ofendido y maltratado por un amor que nunca fue.
    un abraso de oso.

  68. María Celeste dice:

    Ciro estimadísimo: los corazones mueren asesinados permanentemente… el mío ha muerto unas cuantas veces… pero, ¿sabes algo? tienen una facultad extraordinaria: resucitan.
    Aún cuando uno cree que es imposible, aún cuando se piensa que nunca más se podrá volver a sentir absolutamente nada con él, aún cuando crees que está muerto y que su latir es un ejercicio metódico, ausente de toda emoción, al igual que las máquinas…
    De todos los órganos que poseemos, el corazón es el más extraordinario… se sintoniza en forma automática y sin participación ninguna de nuestra voluntad con el fluir del cosmos, armoniza con la música de las esferas, murmura con el mar, arrulla con las palomas, susurra en el viento junto a las hojas de los árboles… nos obstinamos en decirle que se calle, que estamos muy enojados y tristes por lo que no fue, por el que nos dejó, por el engaño, la miseria y todas esas otras cosas con las que pretendemos justificarnos… pero, gracias a Dios, él no hace caso. En algún momento, cuando más distraídos estamos, se burla de nosotros volviendo a sentir… ¡oh, cuánta quimera en creer que no se puede!
    Ese que está protestando, ese pequeñito ofendido, es sólo tu orgullo… así que dile: ¡A VOLAR!… y vive.

  69. Osvaldo dice:

    José I: “el caso” continúa infinitamente, las butacas tienen nombres, están asignadas y serán copadas en cualquier momento. No olvides nunca que una lleva el tuyo, es tu lugar, es tu mérito y de eso mismo es que debes estar orgulloso. Nada hay más importante que tu propia historia fuera de las nóminas. Las nóminas son un orden global, tu historia es tuya.

    Ciro Alberto: Nada tiene mayor valor que la vida, ni siquiera la vergüenza o el desdén de un desamor. Fuerza hermano!! Se supera y si nos permitís darte una mano: ¡aquí estamos!

    Vancho: tu juicio es todo un honor No creo tener la jerarquía para colmar tu expectativa y la de Mª Celeste, pero aquí va:

    Los vasos del caballo pisan la senda reseca que se pierde en el horizonte de la llanura interminablemente verde. Los firmes golpes del galope expande violentamente el polvo en el contorno de los vasos saturando la brisa que los acompaña y los envuelve.
    El corcel blanco, arabesco, de crines y cola largas, sedosas, brillantes y sueltas; parecen ondas de mar sereno al compás de cada galope. El mechón sobre su frente incrementa la belleza de su expresión impaciente.
    El jinete de semblante dorado contrastado por sus ojos que reflejan los colores del cielo y de la llanura que brillan fijos en la senda a lo lejos. Sus manos en las riendas las que deja suavemente colgadas para permitirle al caballo la libertad que necesita. En su estómago arremete en andanadas el vértigo del encuentro. El animal lo percibe, son compañeros desde siempre y comprende el anhelo que los empuja y no flaquea en el galope disfrutando también esa comunión.
    Ambos pasan ligeros y firmes, decididos, impertérritos. La figura de jinete y caballo envueltos en polvo podría tener la magia del pasaje de una nube de no ser por el ruido de las pisadas seguras. Parece imagen ingrávida de ensueño.
    Se divisa la casa al fin, de paredes robustas encaladas y con formatos curvilíneos en los muros que la contornean. El caballo aún no se ha detenido cuando el jinete ligero y práctico se desliza ya a refrescarse en la fuente con vida de peces ariscos, ángeles inmóviles y palomas alborotadas. El vértigo en su estómago ha enfurecido y no se deja contener. Su locura juvenil requiere de contacto inmediato con su amada. Se toma de los segundos por venir y de un violento sacudón los deja atrás, adelantándose a paso ligero en la sala donde parece seguir con su galope.
    Ella se encuentra parada junto al ventanal. Los últimos brazos de colores del atardecer la acarician. Sus ojos grandes y húmedos y sus manos juntas en su pecho. Ambos corren al encuentro y en el abrazo primero de sus cuerpos, el polvo del viaje se sacude y los abraza a ambos, acariciando en su remolinear el vestido de terciopelo. A trasluz, el haz de colores del crepúsculo forma un cuadro celestial que emana ternura y amor.
    Los besos interminables y las caricias y las risas nerviosas de alegría no les permitieron darse cuenta que el jinete traía su pecho abierto y que su corazón también abrazó a la amada y tiñó para siempre de rojo sangre su vestido de terciopelo y se quedó tibiamente acurrucado a su pecho donde pudo besarse y acariciarse con el corazón de ella.

  70. fabu dice:

    Maria Celeste
    Ciao!, te devo una respuesta: Vaughin me gusta, y ademas es un virtuoso de la guitarra, que no es poco y es un Troesma!
    Mis antecesores tanos son del Piemonte y Gènova (parte de la fòrmula italiana).
    Ti salutto

  71. fabu dice:

    Osvaldo
    El corazòn llega siempre antes que nada y que nadie, aunque se le presente una tempestad, para encontrarse con el otro corazòn, y asi teñirse de rojo; entrelazarse, hacerse licuado de arterias y latir para siempre unidos… Està bueno, me gustoo

    Y vivan las mariposas de Mora!!

  72. Osvaldo dice:

    Fabu: grazie!!
    “…Il vostro cuore, del velluto ajado già ,
    denomina ad un campo delle mandorle schiumose
    la mia voce enamored greedy di…”

    (Miguel Hernandez)

    ¡Molti baci!

  73. María Celeste dice:

    Fabu… del Piemonte y Genova, ¡guau! del norte… yo soy descendiente de tanos del Sur: mi nona de Potenza y mi nono de Catanzzaro… más morenitos, ¿viste?… jajaja.
    Un beso.

  74. luis alberto zapana cruz dice:

    Escribir sobre el corazòn,es como escribir con sangre.Un puñal oosado,que hace tenblar la vida en trapecios filudos que se introducen en lo màs profundo del alma,Escribir sobre el corazòn,es arrancarse los ojos y arrojarlos al infierno del crepùsculo,allì danzar al compàs de la danza de los podridos y el malestar,tiene una forma irregular,que aseneja a la prostituciòn del mundo.El corazòn aùn palpita al compàs del tiempo y no hay ganas de morir.Saludos y gracias

  75. Néstor Aníbal Torres Alvarez dice:

    Guayaquil, 11 de noviembre del 2008-11-12

    Mi agradecimiento para José Intriago, Seudónimo Socorro, Oswaldo y por permitirme expresarme a Mora Torres.

    Gracias a ustedes es que la palabra comienza a tener sentido, cada día se alimenta más y eso es lo más hermoso que tiene nuestro lenguaje el castellano.

    Por eso es que los escritores de todo el planeta, han globalizado el lenguaje y poco a poco la torre de babel se hace más comprensible pasa del castigo a la reflexión ya que los individuos no solo van solo por un mismo camino sino que comienzan a utilizar los cinco sentidos que DIOS en su suprema misericordia nos dio.

    HIJOS DE LA VIDA Y SU IMPACTO MUNDIAL

    Se parte el alma cuando los hijos se van
    Como es parte de la vida y hay que aceptarla,
    Cuando conforman una nueva familia,
    Ya no son dos sino uno solo
    Y se completa la alegría al nacer los nietos,
    Que son los que reviven a los viejos
    Y es el motivo que los mantiene vivos y atentos

    No hay forma de expresar el dolor inmenso,
    Cuando un hijo se va para siempre
    Y el alma y el espíritu quedan heridos de muerte
    Siente que se desgarra parte de la simiente
    Ya que la muerte es parte del ser viviente
    El corazón queda herido para siempre
    Ya que el amor de los padres se siente
    Todos los viejos siempre desean que los hijos
    Vivan eternamente, pero el dolor es indescriptible
    Cuando uno de ellos se adelanta el tiempo es impasible.

    Cuando van a cumplir con la patria y nos mintieron
    Que hay que prepararlos para la guerra y no la paz
    Queda perturbada cuando regresa en una caja
    Y no veremos más su felicidad y su faz
    Ya que murió en tierras lejanas
    Por incomprensión de ciertas almas ajenas.

    Cuando fue a buscar un mejor futuro a otra nación
    Y la familia queda atrapada con deudas con los famosos coyoteros
    Que son los agoreros y que convierten en chulqueros
    Aunque trabaje de sol a sol se lleva parte de mi sacrificio
    Lo que pudo ser par mis hijos se llevo mi beneficio.

    Cuando los hijos se los lleva el terrateniente
    Con las famosas tercerizadoras
    Los explota inmisiricordamente
    Sin importarle un comino esta pobre gente.

    Cuando la miseria es extrema y no los puede alimentar
    Pasan a ser esclavos de las casa hogar
    Donde la patrona los considera como un objeto
    Dejando de ser sujeto
    Los amasa con su lenguaje soez y explotación cruel
    Y que son pisoteados como el papel.

    Cuando nuestros hijos nos superan
    Siempre les motiva el amor y esperan
    Que les mimemos como siempre
    Para sentirse especiales, ya que son el reflejo
    Del sol naciente

  76. Blanca Estela dice:

    Osvaldo: Gracias por vuestro regalo, me siento alagada, y te felicito nuevamente, pienso que todos deberíamos escribir nuestras “memoias”, como legado, tal vez en forma de cuento, prosa o novela, no sé, pero de alguna forma dejar en un baúl nuestro diario como en : “Los puentes de Madison”. ¡buenísima mouvie!, con Cleant Estwood y Merly Strep.

    Celestino: te envío un ánimo tremendo, mucho amor y paz, ya viene la calma, la vida vale la pena vivirla, tu sabes que sí.

    Jorgev, Socorro Gloria, Delia, Miguel y todos los demás dónde estan?

    Celeste, bienvenida!

    Ma. Celeste, me encantó lo que escribiste. ¡Congratulations!
    José y Joise, amigos estamos en medio de alta mar no les parece?. Uds. siguen ahí, muy seguros de no naufragar, los feclicito, y les mando un caluroso abrazo y bendición.

    Fabu: por qué no escribes un poquito más?, me encantaría leerte, besos.

  77. CIRO ALBERTO dice:

    Amigos del alma, gracias por las ganas que le colocan a esto, no solo al arte de escribir si no el de querer por este medio servir de salvavidas sin conocer en persona y sobre todo sin cobrar nada en este mundo de consumismo, oferta u demanda.
    Quiero decirles que de entrada no puedo ser hipocrita con lo que siento y es eso lo que trasmito a travez de lo que escribo y quiero expresarles compartiendo lo que hacen los comentarios de Mora, despertando en mi todo el sentimiento de culpa, desasociego, desesperanza, pero tambien de optimismo, amor, ternura y sobre todo el ser sincero ante tanta hipocrecia y falsedad, como emparento con personas que tratan de decir todo, sin permitir a la mentira que menos cabe lo poco que nos queda, la lealtad.
    Quiero tambien compartir con Ustedes no solo mis tragedias que son bastantes pero que a pesar de ser una carga onerosa, tambien fortalecen mi vida y me llenan la igmaginacion donde vivo lo que en la realidad no puedo vivir y es alli donde me siento conquistador y triunfante, he aqui una muestra de ello-.
    Compartia en el campo con la primavera llena de sorpresas, de olores y colores, parecia que estubiera dormido soñando en lugares mezquinos, pero no, era real lo que veian sus hojos , una bocanada de aire puro penetraba en su ser y su corazon henchido de felicidad sin saber por que, formaba el conjunto de ese ser que pretendia ese dia, conquistar el mundo, vencer el mas fuerte, subir la montaña mas alta y demostrar todo el amor que por ella sentia, sabia que ella asi lo entendia y que no importaba su descendencia, su clase social, sus letras, no , solo que era el . el que siempre la esperaba por las tardes , en primavera, en todas las estaciones , asi fuera invierno, pero ahora en verano era una de las mas hermosas por que el se colocaba el mejor atuendo para que ella lo viera, y ella, llevaba suelto el cabello por que intuia que a el le gustaba.
    Todo era armonia, la tarde, el campo, las flores, el trino de las aves, la suave brisa acariciadora y llena de olores verdes, sobre todo la sonrrisa que salian de sus rostros al encontrarcen las miradas y caminaban por los campos haciendolos mas alegres, era un instante, el caminaba todo el dia y ella tambien hacia lo mismo, solo para versen un momento de la vida, eso solo segundo que parecia un minuto y hasta un isntante eterno por que sellaban con el encuentro todo lo que sus corazones querian y ahabian deseado siempre, el amor infinito, aunque sus cuerpos estubieran al otro lado del mundo.
    Por esa ventana se amaron eternamente, florecidos sus pensamientos, llegaron a formar el jardin anhelado, donde las flores se llenaron de olores para los corazones.

  78. MARIBEL dice:

    hola! que tal?

    son tan pocas las veces que le escribo, en comparacion a las que usted me escribe, pero quiero expreserle que sus textos me gustan mucho. Derrepente me pierdo porque no soy muy buena lectora, pero luego leo y leo y recobro el hilo de la historia que en esta ocacion me parecio atrayente y muy buena, espero el último capitulo.

  79. socorro dice:

    Hola amigos:
    José : Recién te leí y que claro y bien escribís! aunque me quedo con una cierta inquietud. Es un texto que no serena, preocupa.
    Osvaldo: Textos llenos de amor, esta semana, y vos como el gondolero, deslizándote por los canales.
    Blanca: siempre atenta, siempre presente! un abrazo.
    Fabu: Recuerdo que que has vivido en Europa algún tiempo (en Alemania?) pero no queda duda al leerte cuál es tu casa.
    M. Celeste: Lindo pensar en el automatismo pero desde la poesía. Me llevó a la idea de que nacemos con un número de latidos por delante. Ni uno más, ni uno menos. ( por ejemplo 328 x 10 a la 10, (wuauuu)).
    Celestino: Nuevo amigo, viste que cuando uno lee a José es como una “marca registrada, garantizada, calidad extra, premium, etc, ….”
    un abrazo inmenso

  80. socorro dice:

    Vaaaanchooooo!!!! Disculpa! Me faltaste en los saludos pero no en el alma!!!! Presentísimo siempre!!! Otro súper extra premium!!
    Sólo saludarte!!
    Abrazo!!

  81. vancho1 dice:

    Socorro: ¡Muah! Que no me faltes… Un abrazote.

  82. clemente vergara carachure dice:

    Hola, a todos que buenos escritos, disfruto todos lo que es escritura no importa el género narrativo. ya sea poesía, novela o ensayo.

    la escritura es una de las partes fundamentales que hombre o mujer deberían de dominar a la perfección, si se la pasan la mayor parte del tiempo leyendo o escribiendo algo. creo que todos deberías darnos a la tarea de exigirle a los que nos rodean que escriban un día todo lo que tienen que decir y dejar de hablar cuando menos y día. y así lograr con ello darle una coerencia a la escritura con las ideas en nuestro pensamiento.
    la mayoría de la gente critica a la persona que le gusta leer, escribir o pintar u otra actividad donde se emplee el cerebro o la cabeza como luego solemos decir.
    nos dicen que somos medios raros, ñoños, ratones de biblioteca, lunáticos, ners, y otros adjetivos sin calificaticos que se inventan para llamar a este tipo de personas.
    todo lo que leí esta fabuloso.
    sigan escribiendo ya que en la primera oportunidad los segiré leyendo

  83. vancho1 dice:

    Querido Ciro Alberto:
    Te escribo desde el sur. Por acá las neblinas besan el aire y los treiles cantan con su mala voz avisando que existen y -claro- aprovechan de avisar a su pareja que entre los pastos mojados, a ras de tierra, cerca del nido, se encuentra él, esperando.
    Pudiera ser que nadie escuche su canto desentonado, su melodía que más bien parece graznido destemplado; pero él sabe que cantó, él sabe que la espera; él sabe que si alguien se acerca, aún sin verlo, sabrá que existe.
    Nunca había pensado que la hembra del treile debería ser treila; pero nosotros -los humanos del sur- no sabemos distinguir macho de hembra y a ambos le decimos treile. No quierodecir con esto que nos sea igual hembra que macho; quizás queremos decir que en esto de las parejas no prima ni lo uno ni lo otro, sino el amor… Este extraño sentimiento es como la neblina acá en el sur, besa de humedad a todos.
    Claro que el treile espera que sea su pareja la que sepa de su amor, que sea ella la que escuche; as í ocurrió con sus padres y con los padres de sus padres. Seguro recuerda -como tú, Ciro Alberto- ese amor del abuelo treile, y quizás ese canto muriendo en la respuesta que no llega; ese asesino silencio que atenaza la garganta; esa muerte anunciada; esa levedad de pájaro que volando no vuela…
    Ni tú, ni yo, ¡ni José Itriago!, sabemos mucho más de esos arcanos. La ignorancia nos lleva a determinaciones personales -no válidas para todos, no obtenidas de un decálogo-; yo sostengo para mí la voluntad de amar. Tal vez no pueda controlar este loco latir del órgano; pero me permito la determinación de la disciplina de amar, la voluntad de amar… y, hermanito, la voluntad de no más, la voluntad de morderme hasta los recuerdos, la voluntad de no cultivar… Duele, tú lo sabes; siento en cada letra de tu mano la sangre que chorrea el dolor. Grandes amores de grandes humanos pueden llevar a grandes dolores. Ese corazón tuyo ejercitándose, encabritándose; déjalo, síguelo, acompáñalo, es tu gran amigo, más que amigo, ¡eres tú! ¡Cómo volverás a amar!
    Un amigo poeta dijo algo así como… como yo te amé, no te amarán; pero yo podré amar a otra, como te amé a tí. No es exactamente así (es Cardenal). Pero reververa en mí la idea que el amador eres tú.

  84. Blanca Estela dice:

    Vancho:

    El amor, el amor.

    ¿De qué nos ha salvado el amor? El amor nos salva de todo siempre, por amor somos valientes, por amor somos sumisos, caritativos y buenos, por amor somos también altivos y perspicaces. Por amor, ¡todo!…

    Es necesario abrazarse al amor frecuentemente, a todos los amores me refiero, porque en una forma u otra, él siempre será un ancla para nosotros. Todo amor es vencedor de dolores y tormentos, todo amor es una espuela en nuestra voluntad. Todo amor es salvación del alma, es timón y brújula al precipitarnos confundidos por ilusiones rotas…

    Saludos al Sur y su niebla, para vos una caricia literaria: ¡Qué nunca te falte el amor!

  85. nani dice:

    Entro a un espacio que me era desconocido me fascinó encontrarme co estas personas y especialmente con una literatura que te colma el alma y los sentidos. Felicitaciones.

  86. marita dice:

    señoras que amaban a señoras
    nuestras ilustres e historicas mujeres siempre fueron objeto de estudios con relacion a sus talentos dentro de sus respectivas epocas, epocas que quizas no les correspondia por vivir en contextos que no les permitia explorar, ni manifestarse tal cual un podrian ser, entonces con relacion de señoras que amaban a señoras, con ese juego linguistico, que confunde o no, que conmina a pensar en la soledad, a jugar con nuestro yo, en busca de algo tan ansiado que nunca llegara y que si llego se convirtio en una ilusion pura, en un reflejo, o realmente amaron a sus iguales a sus pares, en mi modesto criterio, cosas locas de autores, pero que endulzan, que contradicen, que inducen a pensar y a sugerir, nuestras palabras muchas veces encierran misterios, tan oculto y tan dificil de descifrar, palabras disimuladas, palabras mentirosas yo tengo algunas :
    por que
    crees que cuando callo
    otorgo,
    siempre crees en tu mejor eleccion
    pero olvidas
    que no eres uno
    sino
    somos dos
    yo tu y ella
    nunca me impuse
    siempre caminaste
    te dejo
    a tu andar
    dices
    que no vuelo
    que mi vuelo
    no es tu vuelo
    sueños tengo
    sueños tienes
    pero dicho esta
    jamas
    nuestros sueños seran
    mi ritmo es mi tonada
    con pausa
    pero
    con melodia
    tu ritmo
    estruendo es
    que rompe sinfonia
    dime ingrato corazon …
    Llegue a una fiesta anunciada
    pero anunciada por terceros
    pero menos por ti primero
    extraños nos sentimos
    y como extraños nos tocamos
    que extraño fue mi extrañeza
    y como tal camine
    esperando
    una mano amiga
    que solo penso
    en la suya
    menos en la mia.
    Que callada la vida
    que ruidosa la muerte
    que dicha no habida
    que razon del amor
    que aparece y desaparece
    que tiene forma ilegal
    que permite y no permite
    que ama y no ama
    que genera y degenera
    que vive y revive
    pero ahora
    solo eso soy
    que callada la vida
    que ruidosa la muerte
    Mirando a mi alrededor
    me doy cuenta
    de la distancia
    y del tiempo
    cual redil
    que rueda y rueda
    esa soy yo
    seria logico rodar
    seria sano volar
    seria ufano amar y no amar
    seria exttraño ser extraño
    seria luz para los otros
    seria agua para tu fuente
    seria eso nada mas …

  87. marita dice:

    la literatura es belleza pura del pensamiento humano, con sencillez, elegancia e imaginacion.

  88. Alba De Salvador dice:

    es apasionante leer esta historia, ver como el destino de dos personas se unen….lo hacen reflexionar, ademas yo tambien fui educada en un colegio de monjas y muchas de las cosas que sentia la protagostista de esta parte de la historia son reales…estoy con la curiosidad arriba para leer la ultima parte..en verdad te felicito y espero felicitarte aun mas cuando termine de leer la historia



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom