Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

El sexo de los angeles

Tentempié

Revisar viejas fotografías una tarde de lluvia puede ser ejercicio melancólico, pero es también terapia que recomiendo (La melancolía: por una libra de carne).

Encontré una imagen que me dio vértigo: la de una nena que todavía se me parece, jugando en brazos de una mujer morena, grácil y de sonrisa inigualable. Ella es Nina, según está borrosamente escrito atrás de la foto -esta última algo amarilla, o con los bordes quemados, no sé por qué efecto del tiempo.

El sexo de los ángeles

Veo -tengo memoria hasta de antes (La Memoria)- los dedos casi negros que empujaban mi cuna, y eran los de Nina, mi niñera. Ella era oscura, grande, joven (Esta noche es que vale ser joven) y, cuando yo lloraba demasiado, me levantaba y me mecía en sus brazos redondos cantando unas canciones portuguesas (Actitudes lingüísticas de los descendientes de portugueses sobre esta lengua), pero también recuerdo, o esto casi seguro fue un poco más tarde, que me tocaba todo el cuerpo, me besaba la espalda y el vientre y, abriéndolos muy suavemente, los brazos, como cuando partía en dos las mariposas amarillas en la plaza Belgrano y me ponía un ala en la boca y ella masticaba la otra dulcemente.
Nina me lavaba, me hacía trenzas gruesas y apretadas y me vestía con pollera escocesa (Macbeth) y suéteres del tono de las medias para llevarme a la plaza, en donde me contaba cuentos pícaros. Fue ahí mismo y a esa edad que aprendí confusamente que el sexo es bello, exquisito, estimulante, pero muy peligroso. Nina amaba el sexo sobre todas las cosas de la tierra, pero también le tenía miedo (Sobre el miedo).Yo despertaba en ella las sensaciones que despierta un gatito al que dan muchas ganas de apretar, de besar, de romper, y de que esté entero, perfecto y nuevo para siempre, con la belleza de las cosas flamantes (Los Gatos). Por eso Nina quería, y conseguía, convocar mi más pura curiosidad. Los cuentos que me contaba eran de ogros violadores, de princesas sumisas y de conejos lujuriosos. Nina creaba imágenes más variadas y más sórdidas que las que se hallan en el actual cine -y literatura- pornográfico.
Había vacas que parían y solamente esto, en sus labios, se transformaba en una bacanal (El “mal de las vacas locas”. Un tema de bioética en los nuevos escenarios). Las menstruaciones de las gatas tenían sus encantos especiales hasta llegar al éxtasis de los perros que se abotonaban -esa era su expresión- y no podían desprenderse jamás si no era por una complicada operación en la que el perro era castrado y la perra permanecía para siempre con un pedazo de carne masculina en su interior.
-¿Y cómo hace la perra para hacer después pis? -era la pregunta que más enfriaba a Nina. Me decía que fuera a ver el tren que paseaba a los chicos por la plaza.
Fue entonces, cuando fui a mirar el tren, que conocí a una chica bastante mayor que yo y nos hicimos amigas por un tiempo.
El tren (Lampo, el perro ferroviario) era una camioneta disfrazada no sé de qué manera, pero tenía ojos, boca y humo pintado sobre el techo.
Yo dije, cuando el tren ya se iba:
-¡Qué boca tan grande tienes, abuelita! (Shrek y los cuentos de hadas) -y la chica que estaba a mi lado, observando conmigo la maravilla, me siguió el juego y me miró haciendo muecas y simulando que me iba a dar un mordiscón.
Entonces estábamos las tres sentadas en el banco de la plaza casi todas las siestas.

Nina empezó lentamente con su catecismo: ¿Ana tenía hermanitos, gatos, perros? ¿No la había visto a su mamá con panza? ¿No había escuchado ruidos por la noche en el dormitorio de sus padres? ¿Y ruidos como qué, como caballos, como bombos, como elásticos flojos, como cuando los chicos saltan parados en la cama?
-Como víboras de cascabel -dijo Ana.
Nina trató de recordar, y sólo se le ocurrió pensar en el sonido del gorro de mi traje de duende con el que actué en la escuela, que tenía un cascabel en el bonete.
-¿Ustedes son muy pobres? -fue la pregunta que le hizo a Ana, que se quedó reflexionando, algo ofendida, y dijo de pronto “no” con furia.
-Digo -aclaró Nina- porque ese ruido es que cuentan monedas por las noches.
Ana tenía una sonrisa horrible, mejor dicho, era hermosa, pero cuando sonreía su boca, en lugar de estirarse, se llenaba de carne fruncida y roja y parecía muy mala. Y así sonrió.
Nina nos mandó a ver el tren.
Ana me tomó de la mano y me llevó corriendo hasta los árboles. Allí me levantó, tomándome las piernas por entre la pollera. Después me sostuvo mucho tiempo en el aire y finalmente me bajó preguntándome si me había dado miedo. Dije que no pero era sí, porque yo la veía tan grande y casi adulta y sentía que, por lo que me había contado Nina, ella podía tener cualquier cosa debajo del vestido, una gran hacha rosada, por ejemplo. Sentía -no sabía, pero era lo mismo- que era un momento en el que me violaban.
-¡Viene! -gritó Ana, y se puso a correr hacia el tren que llegaba. Yo no corría muy rápido, acaso apenas caminaba cansada, y ella se volvió y me arrastró.
Nos paramos enfrente de una vía pintada y Ana me ordenó:
-Mira hacia allá -y yo miré hacia ella que ya tenía preparada la mano y me dio una tremenda bofetada, seguida de su parte de una huida prodigiosa, porque nunca la volvimos a ver. Nina dijo que le había parecido escucharle decir que vivía en una de las casas que rodeaban la plaza, y pasamos la tarde tocando timbres y preguntando por ella. No la encontramos nunca, nunca más, aunque la buscamos con tanto odio, desesperadamente, en esa y muchas otras tardes, y yo la seguí buscando hasta mucho después, quizás hasta ahora.
Tal vez Nina, porque era mayor y porque no había recibido en carne propia la bofetada, y la sorpresa y la humillación de la bofetada, se olvidó pronto de Ana, pero yo se la recordaba y la traía a la plaza cada vez que ella empezaba a hablar de sus antiguos novios. Ana era mi amor imposible de algún modo retorcido y dramático, y Nina parecía celosa de ese mismo modo, y yo, que me daba cuenta de sus celos, jugaba con ella y le aseguraba que cuando fuera grande iba a sacar avisos en los diarios preguntando por Ana.
-Ana no existe -dijo Nina un día. Y allí nomás la afantasmamos.
Nina intercalaba en sus “cuentos eróticos” historias de fantasmas. Parece ser que no era la primera vez que había existido una Ana, y todas las Anas habían venido de lejanos lugares de después de la muerte a molestar niñitas parecidas a ellas.
-Ana no era parecida a mí y era más grande y era mucho más alta.
-Porque creció en el cielo. Murió cuando tenía siete años, pero después creció -decía con malicia.
-¿Y por qué, si está en el cielo, tiene que molestar niñitas?
Y Nina decía que quizá no era exactamente el cielo el lugar donde estaba.
-Estará en el infierno -aventuraba yo, que conservaba, mezclado con mi amor, todo el resentimiento.
Y creábamos un infierno imposible, en donde poníamos a todos los que amábamos y odiábamos a un tiempo.
Este infierno estaba plagado de novios de Nina que habían desaparecido y seguramente muerto, ya que no eran desapariciones explicables en algunos casos, y en otros quizás habían muerto de maldad, o se habían suicidado después de abandonar a Nina, por la culpa. En este infierno sus habitantes hacían el amor fascinantemente, como los perros, con los ángeles malos. Quedaban para siempre pegados a ellos y se arrastraban como siameses entre las llamas.
-Con las ángelas malas -corregía yo, pero Nina negaba la existencia de éstas, porque no podía soportar la competencia femenina.
-A los hombres también les gusta con los hombres -susurraba.
-¿A los muertos? -desesperaba yo.
-A los vivos y a los muertos.
-¿Y a las vivas y a las muertas, como yo con Ana?
Esto era demasiado hasta para Nina, y regresábamos a casa con la excusa de que ella me iba a preparar un “tentempié”. La palabra me parecía deliciosa y yo la saboreaba, pero lo comestible solía consistir en un café con leche con abundante formación de nata y algunas galletitas, aunque a veces habían preparado una exquisita isla flotante cuyo nombre, de cualquier modo, prometía siempre más que lo que finalmente me llevaba a la boca. Si tenía que hacer algún dibujo para la escuela, Nina me lo hacía. Lo calcaba de las revistas viejas, con papel transparente, en la ventana, y luego lo pasaba tan mal a mi cuaderno, y lo había calcado tan mal, que la maestra no sólo estaba segura de que verdaderamente lo había hecho yo misma, sino también de que, aún considerando mi edad, era completamente inhábil. “Debes ser más prolija”, escribía debajo del dibujo. Y yo venía triunfante a mostrarle la calificación a Nina, que decidió poner a mi maestra en el infierno.
Mucho tiempo después leí la Divina Comedia, pero Nina no había ni oído hablar de Dante y sin embargo hacía lo mismo que él. Ponía a algunos que todavía estaban vivos en el infierno, y daba explicaciones parecidas:
-Vive su cuerpo, pero su alma está en el infierno.
Fue justo en aquel tiempo en que creábamos infiernos cuando tía Julia decidió mandarme a estudiar el catecismo. Nina me dejaba en el atrio de la iglesia y pasaba a buscarme a la salida todos los sábados por la mañana.
Para mí era una fiesta porque al principio no creía verdaderamente en Dios, pero la fiesta se me fue aguando con temores. Dios existía y el infierno también, y más terrible que el de Nina.
Pero lo bueno, después de todo, era el pecado. Allí empecé a comprender los terrores y placeres de Nina: nada era más excitante que enfrentársele a Dios, porque el pecado siempre producía placer. Ya entonces me preguntaba si no sería al revés, es decir, que el placer estaba más que nada en enfrentarse a Dios. De todas formas aprendí a transgredir robándome el jabón del baño de la sala de catequesis, con inmenso gozo y dolor y remordimiento.
Salía del baño y pasaba corriendo por la puerta que comunicaba con el templo para lavarme las manos con el mismo jabón en la fuente de agua bendita.
Por las noches tenía sueños ardientes de infiernos y de sexos, o bien no dormía. Había una oración de la cual no recuerdo más que la palabra “pompa” unida a “demonio” y a “mundo”. Con esta oración se podía desterrar del corazón todo el sufrimiento, pero a qué precio. Era, me parecía, al precio de no ser jamás feliz en este mundo como se conseguía el cielo. Y el cielo era una parcela de azul adonde había que mirar eternamente el rostro barbudo de Dios, donde una también, casi seguro, se aburría muchísimo, pero donde al menos no se quemaba para siempre.
La oración que rezaba con más ganas la inventaba yo misma: “Dios, que no haya otra vida; Dios, que no existas”.
Al rezarla me imaginaba un ingenuo paisaje de hierbas y de flores, y allá abajo estaba sola, sólo mi cuerpo, y mi alma había muerto. Entonces, en el llanto más triste, encontraba aquella paz desconocida.
Nina estaba parada al lado de la cama aguardando que yo terminara de llorar. Entonces se metía en mi cama y aseguraba que el infierno no existía en realidad, aunque se desdecía por las mañanas, pero su infierno era tan especial como ella misma. No obstante creo que tenía mucho miedo y también creo que no era del todo inocente respecto de lo que me hacía a mí y de la excitación que me provocaba; también temía por esto, pero quizá no se podía contener o el placer de la culpa era muy grande.
Pero cuando por fin llegaron los días de la primera comunión, los previos, que fueron los más intensos, los más cargados de culpa y más cercanos al pecado -ya que todo lo era-, yo me alejé de Nina con admirable sagacidad.
En esos días los catequistas nos invitaban a un lugar especial de la iglesia donde se fabricaban las obleas que luego, bendecidas, serían el cuerpo de Cristo, las hostias consagradas. Se hacían en planchas diminutas, eran pequeñas obras artesanales, labores de monjas de manos delicadas y severas (recuerdo los dedos, la piel entre amarilla y rosada, no los hábitos ni los rostros).
Yo robé unas cuantas obleas y las llevé a casa para Nina.
Cuando las desparramé sobre la mesa de la cocina Nina tembló y abrió sus grandes ojos oscuros, a los que en momentos como estos les aparecía una minúscula gota de sangre.
-Es pecado -murmuró.
-Es sacrilegio -yo mejoré su afirmación con las últimas nociones de catecismo-. Pero las vamos a comer lo mismo.
Nina casi gritó cuando traje el frasco de mermelada de frutilla y me dediqué a untar tranquilamente las hostias y a pegarlas de dos en dos por la parte del dulce, como quien prepara con habilidad alfajorcitos de maicena.
Las coloqué en un plato de porcelana y empecé a comérmelas.
-¡Tantas ganas de cometer una herejía! -exclamó Nina.
-Y están tan ricas -dije yo, haciendo un esfuerzo de voluntad para no terminármelas a todas y reservarle su parte de pecado.
Nina estaba hipnotizada mirándome comer y cuando se me cayó un pedacito sobre la mesa lo tomó con la punta de los dedos.
-Es lo más rico que hay en el mundo -exclamé-. No es el sacrilegio lo rico, es la hostia con la mermelada. Son mejores que los alfajores del kiosco.
Nina se chupó el dedo con el fragmento de la oblea.
-No tiene gusto -dijo.
-No tiene gusto porque no es casi nada, no se le siente el gusto a nada que es tan poco. Y, además, porque no tiene dulce esa partecita.
Nina dijo:
-No voy a hacer un sacrilegio por un alfajor. -Y yo le contesté:
-Al sacrilegio ya la hiciste porque en el más mínimo de mínimo pedacito de hostia está el cuerpo de Cristo y ya te lo comiste para ver si era rico y sin haberte confesado. Así que ahora somos sacrílegas las dos.
-Bueno -dijo Nina y alargó la mano y comió con desesperación los tres últimos bocados como si se tratara de comerse su propia alma con veneno. Parecía un banquete larguísimo.
Al final nos miramos y ella quiso abrazarme pero yo corrí y la dejé sola en la cocina, espantada y entre sus mayores peligros, que eran sus deseos, y fregando cacharros y cucharitas de metal.

Yo quería alejarme de Nina en estos días porque había creído comprender que ella me acercaba, más que nadie, al infierno, así que me pareció ingenioso el truco de darle a comer obleas que no eran hostias todavía, pero que ella las suponía benditas, como si hubiéramos cometido juntas un pecado similar al de Adán y Eva, sólo que ellos saborearon manzanas. Pronto iba a ser el día de la “primera confesión” y yo -le decía- iba a borrar todas mis culpas. Ya no podría estar más a su lado, tan purificada yo, tan sucia ella.
Nina estaba convencida de que no tenía acceso a la confesión -pese a que había comulgado de niñita, en su país- porque jamás iba a la iglesia y porque a la iglesia adonde me llevaba a estudiar el catecismo veía entrar a señoras elegantes, a algunos de los hombres más distinguidos de la ciudad y a sus hermosos y maleducados niños. Yo no la saqué de esta certidumbre, pero lo cierto es que le conté a la maestra de catequesis toda la historia del sacrilegio de Nina, y ella me dijo que, en realidad, era yo quien había cometido el pecado mayor, no sólo por el robo de las obleas a las monjas sino por inducir a alguien a comerlas haciéndole creer que eran la hostia consagrada. Me dijo que debía decírselo a Nina, decirle que lo que había comido era un simple pedazo de pan, pero que, como lo había hecho convencida de que comía el cuerpo de Cristo con dulce de frutilla, debía utilizar con la debida urgencia el sacramento de la confesión. Y, por supuesto, yo también tenía que decirlo todo, con lujo de detalles, cuando me confesara por primera vez.
-Es más -dijo la señorita Sonia-. Voy a arreglar para que te confieses antes que las otras nenas y así puedas venir con Nina y lo haga pronto ella también.

Le dije a Nina:

-Mañana tenemos que ir a confesarnos porque yo le conté a la señorita que comimos las hostias -pero no me animé a darle mayores explicaciones.
Pasé una noche tenebrosa tratando de no llorar para que Nina no se acercara y se metiera en mi cama, temblando por el infierno e intentando decidir qué era más espantoso, si confesarle al cura todo, pero absolutamente todo, hasta lo de lavarme las manos en el agua bendita, o bien condenarme para siempre, cuestión que, por otra parte, estaba como a setenta años de distancia.
Me decidí por lo segundo, y a la mañana ya había recuperado la calma y la alegría, aunque tenía mucho sueño.
-¿Saben que omitir un pecado mortal al confesarse es más que un sacrilegio? -preguntó la señorita Sonia, que nos estaba esperando en la puerta de la iglesia.
-Sí -dije orgullosamente yo, y Nina dijo también, humildemente, sí, pero más que nada porque estaba abrumada por la presencia aristocrática de la señorita Sonia.
Le aseguré al cura que no tenía muchas faltas, apenas unas mentiras y alguna que otra desobediencia, y un día que no hice los deberes y otro que me pelee con una compañera, y el cura dijo:
-Eres un ángel todavía. Espero que no te dejes caer jamás.
-¿Qué es caer? -le pregunté levantando los ojos tratando de que me viniera el resplandor de la inocencia a la cara y que éste se viera a través de la mirilla del confesionario. Yo sabía que se hacía así: grandes ojos abiertos mirando hacia muy arriba y pensando en un cielo azul. por ejemplo. El me dijo que rezara un padrenuestro por toda penitencia.
Me arrodillé en el banco para rezarlo junto a Nina, que hacía un largo rato que lloraba y oraba.
Cuando salimos me dijo que lloraba porque no sabía exactamente de cuántas y de cuáles oraciones se componía un rosario y no se había atrevido a preguntárselo al cura, que le había dado a rezar un rosario como penitencia, tengo entendido que es la penitencia más grande que se da, y como no sabía, seguía estando en pecado.
Creo que lo estuvo para siempre, ya que yo jamás le revelé que son 53 avemarías, 6 padrenuestros y 6 glorias, porque ya había dejado de creer en Dios, en Nina y en el diablo y era mala y feliz.

Envío

Espero no haber herido ni escandalizado a nadie con este “tentempié” al que no me atrevo a llamar cuento, ni siquiera relato. Es un bocado pequeño pero jugoso en cuanto a conocernos un poco más: estoy abriendo el fuego para remembranzas muy íntimas, tal vez.

¿Cómo agradecer todo lo que me envían con palabras y gestos? Rezando por cada uno de mis amigos, ahora que no soy tan transgresora, y que intento Creer…

No se ofendan, pero hoy no mando saludos especiales. ¿Cómo seguir nombrando sólo a algunos de ustedes sin cometer una injusticia con todos los demás?

…sólo escribiendo exclusivamente sobre la gente de nuestro blog, preparando una especie de fiesta virtual como la que preparé hace mucho en este mismo sitio, cuando éramos menos (Post: Fiesta Virtual).

He mandado bordar un mantel, soplar cristales finísimos para que el vino que bebamos cante en esa fiesta… Al lujo nos lo merecemos todos acá, en este lugar, y además, por Internet… ¡sale muy acomodado!

Mándenme ideas para la fiesta de papel –o de vidrio, o de plasma-, y luego concretaremos el próximo encuentro con la realidad, con nuestras caras, cuerpos y sombras.

Los quiero mucho

Mora Torres

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

274 respuestas a “El sexo de los angeles”
  1. Osvaldo dice:

    El título del blog me retrajo al libro de Mario Benedetti en “Despistes y franquezas”, y les copio:
    Una de las más lamentables carencias de información que han padecido los hombres y mujeres de todas las épocas se relaciona con el sexo de los ángeles. El dato nunca confirmado de que los ángeles no hacen el amor, quizás signifique que no lo hacen de la misma manera que los mortales. Otra versión, tampoco confirmada, pero más verosímil sugiere que, si bien los ángeles no hacen el amor con sus cuerpos por la mera razón que carecen de erotismo lo celebran, en cambio, con palabras, vale decir, con las orejas. Así, cada vez que Ángel y Ángela se encuentran en el cruce de dos transparencias, empiezan por mirarse, seducirse y sentarse mediante el intercambio de miradas, que, por supuesto, son angelicales. Y si Ángel para abrir el fuego dice “Semilla”, Ángela para atizarlo responde “Surco”. El dice “Alud” y ella tiernamente “Abismo”. Las palabras se cruzan vertiginosas como meteoritos o acariciantes como copos, Ángel dice “Madero” y Ángela “Caverna”. Aletean por ahí un ángel de la guarda misógino y silente y un ángel de la muerte viudo y tenebroso. Pero el par amatorio no se interrumpe. Sigue silabeando su amor. El dice “Manantial” y ella ” Cuenca”. Las sílabas se impregnan de rocío y aquí y allá, entre cristales de nieve, circula en el aire, sus expectativas. Ángel dice “Estoqueo” y Ángela radiante, “Herida”, el dice “Tañido” y ella dice “Relato”. Y en el preciso instante del orgasmo intraterrenal, los cirros y los cúmulos, los estratos y nimbos se estremecen, entremolan, estallan y el amor de los ángeles llueve copiosamente sobre el mundo.

  2. vale dice:

    No entiendo esto de las monografías, quisiera que me expliquen de que se trata! Muchas Gracias
    Seguramente es algo interesante pero no entiendo el fin

  3. Mas dice:

    hola a todos:

    “el gesto es lengua de silencio para quien quiera y sepa oir con la mirada”

    Sin mirar, sin mover los labios, sin pronunciar parlabra, -Trajiste algo?
    Él detenia su marcha inquieta, cansada, nerviosa.-Solo…!
    Sin respirar, ni transpirar, sin acariciarse el cabello. -Me das…un poco?
    Él miro, trago saliva, se agito, rió.-No…no!
    Sin luz ni calma, sin veneno, sin tocarse. -mirame!
    Él camino hacia la puerta y desde ella callo.
    Sin risas, ni burla, sin curvatura. -Te vas?
    Él bostezo, movio el picaporte, siguio en silencio
    Sin baile ni cintas. -No!…No?
    Sin collares. -Dame!
    Sin…-No?

  4. Mas dice:

    Mora, me encanto lo que nos presentaste hoy!!!!

    Increible, lo disfrute muchisimo, me lleno de sensaciones…

    Un recuerdo:

    Tengo algunos recuerdos muy poco claros, pero solo hay uno que lo sigo viviendo hoy.
    Estabamos todos juntos en la misa, a una semana del gran día, con el grupo cercano conversamos, en una voz muy baja, por debajo de la mirada de las maestras.

    -yo se lo que hay que decir para que te den el cuerpo de cristo. por que mis hermanos me contaron.

    y sin demasiados rodeos, a que voy ahora ahi y el padre me lo da.

    Ante las miradas incredulas y temerosas, me puse en la fila, cuando la maestra de catequesis me vio, se quedo paralizada, yo la mire a los ojos, y su gesto decia un continuo no, tengo muchas imagenes comparadas al gesto, a las acciones que intento pero que no realizo…yo ya estaba en frente del padre, el me dijo sus palabras que eran un enigma para todos mis compañeros y yo conteste, y el sin dudar, me coloco la ostea en la boca.
    yo volvi a mi fila, no hay mas recuerdo.
    Solo dos fotos, con pantalon gris, camisa blanca, corbata y una postura de estremada rectitud, y las manos juntas a la altura del pecho. con la estatua de la madre de Cristo detras.

  5. Mas dice:

    Socorro: socorro!!! fuego!!! fuego!!!fueeeeeeeeeeeegoooooooo!!!

    Me voy a descansar, espero que el mundo se despierte con una sonrrisa en los labios.

    y voy a soñar con Angela,… Espero que vengas a buscarme. Como una doncella, dejare mis ventanas abiertas, espero que tus alas rompan las paredes de mi pieza, y me tomes entre tus brazos, y me lleves a tu paso.
    espero que no te quedes mirando, pacifica, como sueles hacerlo, y que la samgre que se fue, por estar entre las nubes, vuelva a ti. Espero tu existencia y mi ser en ti.

    saludos cordiales.

  6. sarumga dice:

    fue una lectura muy buena me gusto mucho porque tiene como parte de la realidad y un poco de la ciencia ficcion

  7. Blanca M. dice:

    El titulo me resulto muy atrayente y en verdad,aveces necesitamos estas lecturas para abstraernos del dia a dia.

    Les invito a pasear por mi blog: http://www.blancamara.blogspot.com

  8. Juana Suarez dice:

    Pienso que hay diferentes formas de hacer el amor, y de amar, que no es lo mismo por cierto, el placer entre dos necesita el vehiculo del cuerpo como expresión de propiedad individual que tu comparte con el amado o con decidas tener una relación.
    De todas manera pienso que cuando una persona alcanza la capacidad de hace el amor es cuando se logra alcanzar la plenitud del ser y para eso se necesita integrar al alma el cuerpo y la mente. Pero hay momentos menos complejos que proporcionan placer, por ejemplo, mirar, acariciar, mortificar un poco al ser querido o deseado, hablar después de hacer el amor, salir de compras juntos,.

    No se si se han dado cuenta pero prefiero entender el placer como la alegría o una satisfacción lograda de conseguir algo junto o individual, por eso las relaciones sexuales y aquí hablo como educadora en el tema , no debe reducirse a la genitalidad , eso es un enfoque biologisista que deja fuera la grandeza del placer,.
    Por razones de tiempo no puedo escribir mas pero mi mensaje final, es “madurar sexualmente es hacerte dueño /a de las dimensiones de tu cuerpo, tu mente y tu alma, es saber que eres responsable de tú placer y que colaboras con el placer de los demás hasta”

  9. Celestino dice:

    Mora Torres:
    No te mediste…
    Resulto exquisito como postre esta manana…el leerte.
    Coctel de sentimientos y sensaciones que me ubican
    al borde del orgasmo mental…
    mezcla de alegria, excitacion y placer sazonados con una pizca de lujuria.
    Y si te me diste…entera y por completo…
    Felicitaciones!!! por esta forma tan especial de escribir y de entregarte.
    No cabe duda que haces tu tarea.
    Recibe un fuerte abrazo y te beso…

  10. noemy dice:

    esta genial, me encanto……………….

  11. tina dice:

    hola, que lectura tan agradadle me hizo reir es picaresca, ese tipo de lecturas y de marrativa me encanta, que imaginacion. felicitaciones mora.

  12. Marcos Rafael Herrera dice:

    Es interesante como muchas veces al tener experiencias distintas en nuestra niñes, nos desarrollamos de manera distinta, tu relato es excelente y aunque no eres muy directa ni clara en muchas de las situaciones, pero las insinuas con una maestria que al relatarlas pareciera que estoy viendo las iamgenes como probablemente pasarón.

  13. Johaesvz dice:

    Me gusto mucho tu tentempie, me llego inesperado y fue como un aviso caido del cielo!!

  14. mar dice:

    Me parecio shido que nos cuente esta experiencia, que curioso el q conocer lo nuevo lo inaccesible para una niña, es muy curioso y divertido a la vez por q es natural,fresco, fluido… es vivir una infancia sin prejuicios y con la libertad de nuestros de nuestros sentimientos y pensamientos…………gracias puedes comentar sobre¡ que es la felicidad !

  15. JAMES dice:

    el relato es bueno, pero deja mucho que decear, cuando parece que vas a continuar diciendo algo, cambias el tema. La redacción es un asco.

  16. Salvador dice:

    Bueno es primera vez que tengo la oportunidad de leer a Mora y en realidad me hizo volver en el tiempo, hacer remembranzas de mi juventud, hoy al leerle con tanta atencion he quedado absorto pensando en los tiempos añejos, de mi niñez y mi juventud en el campo, gracias por esa lectura de tanto placer y a tan buena mañana. Saluditos a todos.

  17. luis torres dice:

    Bueno, muy bueno. Cualquier forma de contar experiencias propias o ajenas relacionadas con un tema tan delicadito para muchos como el sexo, menos a nivel infantil o juvenil, tiene que ser visto como un acto de valentia. Eso es demasiado comun a todos nosotros y por ello mismo una gran parte huye de esa verdad, su propia verdad. Siempre recibiras comentarios de comentarios. Adelante. escribir es un arte duro pero hermoso.

  18. Nayeli Loza dice:

    Hola Mora!! Mira debo confesar que siempre que llega algo de monografia lo elimino pero esta vez me paso algo curioso cuando vi el titulo me llamo mucho la atencion entonces abri el mail.. y empeze a leer .. realmente me gusto mucho porque creo que senti que yo era esa niña pero no exactamente asi ami me paso algo igual pero diferente y nose si eran angeles o fantasmas que yo inventaba.. y ahora de grande aveces me pasa siento que hay alguien en mi cama que se mete y me toca.. pero nose que sea siempre he querido saberlo y aun de casada aveces lo siento… y asi como unas cosas no entendi de tu cuento o relato.. asi no entiendo lo que me pasa ami… pero me gusto muchoo

  19. BEATRIZ GOMEZ dice:

    ME ENCANTO EL TEXTO.EL TITULO ME PRODUJO CIERTA APATIA PERO EL RELATO ME ATRAPO.

  20. ISI ROJAS dice:

    ME PARECIO ESPLENDIDO, NO MAS DE UNA VEZ HENOS VIVIDO EXPERIENCIAS INCONFESABLES PARA OTROS O QUE INCLUSO HEMOS DEFORMADO EN NUESTRA CONCIENCIA CON EL FIN DE NO SENTIR \”LA CULPA\” DE HABERLO PENSADO O HECHO, ES POR DEMAS EMOCIONANTE LA FORMA EN QUE PLASMAS Y ME LLEVASTE A ESE MOMENTO DEL DISFRUTE DONDE EL CAZARDOR DE SEDUCCIONES SE CONVIERTE EN EL CAZADO Y ADEMAS EN UNA RED QUE EL MISMO NOS AYUDO A TEJER.

    UN SALUDO

    ATTE.

  21. yanet dice:

    pues… me quede pegada a la lectura.. me atrajo de una manera impresionante ya q deje de hacer todo por leerlo sin parar … no lo se pero creo q te provoca sensaciones q quizas lo has vivido antes y de alguna manera te relaciona con la lectura … bueno soy nueva en esto de la web e encantaria saber todo sobre ellos mas aun de este grupo ..gracias…oh disculpa y interesante escrito mora… y dime como es la fiesta q quieres :D hacer y quizas pueda ayudar en algo ….

  22. Arturo dice:

    El relato me envolvió. Esperaba una chabacanería, y encontré un cuento inocente y sensual al mismo tiempo. Abre puertas hasta la excitación, y luego las cierra para respetar la inocencia. ¡¡Excelente tentempié!!

    Un abrazo, y un cálido beso para la autora.

  23. Valentín A. Pecsén Monteza dice:

    Siempre recibía en mi mail información de Monografias.com y siempre lo eliminaba, mas o menos ya tengo un año así, pero hoy día leo como título El sexo de los angeles , y me dispuse por primera vez a entrar a la pagina, en verdad que me he quedado maravillado de leer tan exquisito relato entremezclado de ficción y realidad que a mi disminuido conocimiento crítico literario me parece que puede concursar en un festival de cuentos, de verdad que hermoso.
    Te felicito Mora Torres en realidad me gustaria leer mas sobre tus cuentos o si tuvieras otras publicaciones no se como podrias enviarmelos.
    Tu amigo Valentín a y me avisas porfis de la fiesta que van a realizar.

  24. jesus enrique dice:

    mi primera comunion fue como lo ha sido toda mi vida social un sin fin de gestos, de mi parte hacia todos, que atraparon primeramente a mi catequista. angel del sexo seria mi relato, si llegara a escribr uno claro. la cuestion esta en que no es el sexo animal, pues como angel me gusta lo de las palabras y las miradas, aunq lo crean o no, su poder sensual es infinito. execelente texto el de la amiga. espero el proximo.

  25. stanley cooper dice:

    Personos y personas, los ángeles no tienene sexo. A Adan,Dios le dio a Lilith, un ángel, el tipo se la quiso compular como hacen los animales, ella (Lilith) de dijo, yo soy un ángel, no soy un animal.
    Se divorciaron, Dios le dió a Eva una mujer ( hembra ) humana. Ellos 2 no deberían copular, copularon y Dios los echó del paraíso.

  26. Ylba Maria dice:

    Mora, hoy no solo has exaltado recuerdos de nuestra niñez, sino también en mi estimulaste sensaciones amorosas, leyendóte he sentido el roce de mi angel amado, porque cuando el cuerpo no está presente, y el amor perdura nuestras almas siguen unidas. En realidad no tenemos información sobre el sexo de los angeles, no se nombra a las angelas, será que no tienen sexo? entonces podemos seguir haciendo el amor a travéz de nuestra mente. Si es así esta noche esperaré a mi amado ausente, me pondré linda, me perfumaré, y estaré atenta cuando un aleteo suene en mi ventana, y todo gracias al tentepie de esta semana.

  27. Doris dice:

    nose si soy yo pero al principio me encanto el articulo y lo senti picaresco y lujurioso pero despues me aburrio lo siento

  28. Osmar dice:

    Pues es la primera vez que me detengo a leer el articulo ” Sexo de angeles” bueno siempre recibo articulos pero este me llamo la atencion especialmente por que en cierto modo tengo algo de el pensamiento de Nina o bueno lo tube cuando era niño , ahun asi me recuerda mas a algunos libros que me obligaban a leer cuando niño , me pareci esplendido me gusto mucho y lo comparti con mi novia y lo que nos provoco es mucha exitacion mientras mas leia mas la emocionaba es muy interesante pensar y recordar los pensamientos de niño cuando ya jovenes en ese sentido despierta cosas que pensabamos no pasaban pero ya entrre pareja solida las ponemos en practica .

  29. José Itriago dice:

    Nadie supo, ni ella misma, cuándo y dónde nació. Fue simplemente Nina desde todos los tiempos: primero muñeca negra para que jugaran otras niñas, después un fastidio, una obstinación de niña que curiosa trataba de ver, más allá de cacerolas y faldas grasientas, flores de jardines prohibidos, sonidos mágicos saliendo de cuartos lejanos, inaccesibles para Nina: “ni te asomes porque ¡zuas! te cortan la cabeza y ya sabes que en el cielo no hay angelitos negros”.

    Entre humo y tizne, en el olor mezclado de los porotos secos, el tocino y el frito colorado, de la guascha y las empanaditas; entre los duraznos curesmillos, los dulces de leche, la mazamorra, las ambrosías y los alfajores, la vida arrinconada de Nina la fue redondeando y abrillantándole la piel, haciéndola escultura del más pulido ébano, llena de amores y amoríos, de ilusiones y desengaños ajenos.

    Fue algo cuando alcanzó la edad de merecer y a partir de ese momento todas sus aventuras fueron tomando dimensión de realidad. Desde su primera salida con un primo de chocolate que le dijo palabras dulces que jamás creyó oír: no había acabado de sentir todo aquel cataclismo de fuego y miel, cuando se estaba enterando que nunca más lo vería. Así empezó a acumular sus propias ilusiones y desengaños.

    Su madre que era de Bakongo, tocaba el kissange, con el cual acompañaba sus canciones de “mpasi” y fiel a esa contradicción racial, de tales expresiones de sufrimiento brotaban los bailes más candentes, con la piel en perla y las pulseras multicolores tintineando conjuros. Poco a poco, cada vez más audaces, hasta el éxtasis, en cualquier esquina bramando satisfacciones o lamentos de impotencia. Al final de todo, una brisa de calor africano los liberaba una vez más y el candomblé y las avemarías de Fátima se fundían en un sólo sudor, una sola ilusión, un solo ritmo.

    Y Nina primero testigo y después actora de este mundo, fue llenando su vida de santos y de diablos que se asomaban bajo los mismos mantos y con las mismas sotanas.

    Un buen día que supo la casa en siesta, curioseando, encontró a una niña bella, como un juguete, blanca y tersa, con olores de talcos y jabones dulces. Pasó sus toscas manos sobre los brazos de la muñeca y una corriente de un afecto nuevo, cálido, le recorrió el cuerpo y cuando la muñeca le sonrió ya no supo que pensar. No estaba preparada para este encuentro y algo, muy dentro de ella, le dijo que había encontrado su destino. Le pasó el tiempo sin darse ni cuenta y la Señora la encontró con la niña y como para subrayar sus presentimientos, muy sonreída le soltó que sería su nana. Esa noche no pudo conciliar el sueño, a pesar de que como enseña Yemayá, puso unas hojas de edudú bajo el trapo que usaba como almohada, remedio infalible para los insomnios. Al día siguiente, bañada y con lo mejorcito que encontró puesto sobre su redondeado cuerpo, se encargó de la niña de sus amores.

    Toda su experiencia la fue volcando en la niña: le conto uno a uno los mismos cuentos que a ella le contaron, le enseñó los mismos miedos y los mismos amores, la iba llevando, creía ella, a donde debía estar, aislándola de cualquier maligno que se le acercara.

    En la medida que le daba todo, Nina notaba que ella misma se iba en las palabras y en los actos y que se le hacía un vacío que trataba de llenar con los infiernos poblados por amores imposibles, por afrentas incurables y por todas las desdichas que su niña no comprendía y lo peor, cada vez sentía que era más incapaz de protegerla de toda suerte de diablos que la rodeaban y que Nina sentía que revoloteaban en torno de ella.

    Así fue pasando el tiempo agridulce del amor y el desespero, hasta que la niña llegó a la edad de la Primera Comunión. Era algo que estaba fuera de su control y Nina presentía la desgracia en el aire, que ahora era distinto, como ajeno, más denso, casi tenía que pedirle permiso para respirarlo. Definitivamente había un algo que era de mal presagio y no sabía a qué santo rezarle o qué yerba debía usar. Todo empezaba a cambia. Ahora, con frecuencia, la veía llorar sin razón y ella sin palabras para consolarla, se acostaba junto a ella para que sintiera que su humanidad la protegía y al calor del contacto, cada una a su manera y en su estado de angustia, encontraba un sentir distinto, que alejaba los pesares.

    Un mal día, la niña de sus amores, trajo unas hostias consagradas, para que entre ambas, se las comieran con confituras de frutillas. En su mezcla religiosa, estaba muy claro de que eso era un pecado más grande que ella, un pecado inmenso, como clavarle alfileres al Corazón de Jesús. Pero la niña empezó a comerlas con la mayor naturalidad y ella, esclava en fin de la tersa piel de su niña, esclava que siempre fue y seguiría siendo, también cometió el horrible sacrilegio de profanar las sagradas hostias. Desencajada por las contradicciones que vivía, hubo de enfrentar a una maestra de la niña, que conocía la felonía y la obligó a confesar un pecado que no supo describir correctamente, pero que calificaba de horrible, ante un cura que si bien no entendió qué le dijo, le impuso una penitencia que tampoco sabía cumplir, penitencia aun mayor cuando entendió que, además, la niña, su niña, la había dejado de lado para siempre.

    Nunca más se pudo recuperar. Ni Changó, ni nadie, tenían remedio para su mal, mal de amores, sí, pero también mal del alma muerta. Con el tiempo se encallecería, le decían todas, pero ella seguía sin rumbo en el vacío que vivía. No tuvo un final feliz, le faltaba el entendimiento para llenarse de alegrías nuevas, para olvidar. Primero, se fue de la casa: el sólo oír la voz de su niña en la distancia era insoportable. Después, se fue de ella misma: dejó de ser Nina y se convirtió en un objeto de piel seca y piernas abiertas para quien le diera cualquier sustento y por último, la frágil maraña de su intelecto se deshizo y terminó internada, nadie sabe dónde. Seguramente habrá muerto de vieja murmurando oraciones raras, cantando canciones viejas y llamando a su niña para que salvara la última luz que le tocaría ver.

    Quizás a lo lejos alguien leería aquel soneto de Rilke que dice:

    ¿Y quién no tiene un amor?
    ¿Y quién no goza entre amapolas?
    ¿Y quién no posee un fuego, una muerte,
    un miedo, algo horrible,
    aunque fuere con plumas,
    aunque fuere con sonrisas?

    Siniestro delirio amar a una sombra.
    La sombra no muere.
    Y mi amor
    sólo abraza a lo que fluye
    como lava del infierno:
    una logia callada,
    fantasmas en dulce erección,
    sacerdotes de espuma,
    y sobre todo ángeles,
    ángeles bellos como cuchillos
    que se elevan en la noche
    y devastan la esperanza.

  30. Osvaldo dice:

    El Tío Oscar, un ángel.
    El sonido de sus pasos se pierde en la sensación de dolor que produce el ácido úrico en los tobillos y camina concentrado en las baldosas que va pisando.
    Parece haber alguna ley que impone un único formato para ellas. Son todas iguales. Las diferencias se pueden discernir por la erosión de las tandas que marcan diferentes épocas en su colocación.
    De tanto en tanto levanta la vista para observar lo que vendrá. No parece tener un destino decidido.
    El brillo de las vidrieras y marquesinas son, para él, una visión difusa que lo marea.
    Se siente moverse entre objetos inanimados en movimiento. Piedra, arena, polímeros, óxidos empujados por utilidad.
    Las personas, humanos, gente o como le quieran llamar solo son algún aroma, alguna sonrisa o algún brillo que lo distrae. A pesar de su visión amplia, por lo que todo lo puede observar en su entorno, pocas son las cosas que lo quitan de las baldosas.
    En una de las tantas vidrieras descubre una fotografía en blanco y negro. La acompaña con la mirada y se regresa. Parece sentirse extraño ya que frunce su seño y tres golpes de corazón se dejan escuchar.
    A la izquierda de ella hay un niño sentado en el piso, y a la derecha un ovejero alemán. El niño vestido de camisa de mangas cortas con cuello redondo bordado, con un enterito de piernas cortas abullonado con elástico en su remate. Sabe de la refracción de los colores para las fotos en blanco y negro y decide que el color del enterito debería ser un azul oscuro o un rojo. Medias blancas con vuelos y calzado con sandalias.
    El ovejero a su lado echado y al fondo las plantas parecían ser jazmineros con un tono de gris saturado y satinado por lo que intuyó los comienzos de primavera.
    Cerca del marco leyó un número: 3733. Y asoció: San jerónimo!
    ¡Y que poco le costó despegar!!

    El niño levantó la vista y su rostro se llenó de una sonrisa contagiosa de chispa, de esas de niño. El ovejero miró a la misma dirección. Ambos se levantaron casi simultáneamente. El niño balbuceó algo en su idioma y el perro comenzó a llorisquear nervioso.
    Sobre el muro se ven los brazos de su tío Oscar, sus dos dedos índices y su sonrisa que reemplazaba el sol. El niño se tomó de sus dedos y su tío lo levantó suavemente, con muchísimo cuidado sorteando el muro y tomándolo en brazos. El ovejero entre saltos y gruñidos va en busca de la madre de aquel, quien habiendo observado la escena lo tranquiliza.
    Su tío Oscar no era en realidad su tío, sino un vecino que lo vio nacer y que lo quería como tal. Nunca tuvo hijos, ese niño era su hijo. Su amor a ese niño es eterno y trasciende la muerte. Jamás lo dejó. Jamás se dejaron.

    Percibe un amoroso céfiro sobre su oreja derecha y gira hacia él. En el mismo sentido que hacía un rato caminaba. Lo mira a los ojos y él le dice:
    -Vamos.
    -¿Hacia donde?
    -Solo sigamos.
    Y así, acompañado de Él continúa pisando baldosas.

  31. Edgar dice:

    No se como es que me llegan estos escritos, si me suscribi en alguna pagina o que se yo. Pero hay articulos muy interesantes y este es uno de ellos, difiero con los que disen que la redacción es un asco. Manejas muy bien todos los elementos que conjugan una buena redacción y aunque es en momentos confusa te lleva por una sola linea.

    Muy buen relato, tienes talento torres…

  32. Roxandra dice:

    Excelente relato, como los anteriores un deleite a la imaginación. Me hizo revivir pasajes de mi infancia y de los famosos retiros espirituales para las chicas comulgantes, todo el misterio y secreto aunado al temor religioso que rodeaba el rito de la primera comunión. Saludos a todos y por favor invitenme a la fiesta.

  33. Sashi dice:

    El relato es facinante de verdad me encanto….he leido tus relatos anteriores pero este si rebaso a todos…. Muchas felicidades y mucho exito…

    Recibe un cordial saludo, hasta la proxima….

  34. SERGIO dice:

    NADA MAS INTERESANTE ENTES DE DESCANSAR YA QUE NO SOLO ES DESCANSAR EL CUERPO SI NO TAMBIEN LA MENTE

  35. Rolando Peniche dice:

    El relato me envolvió. me imaginaba un ardid, y encontré un cuento inocente y sensual al mismo tiempo. Abre puertas hasta la excitación, y luego las cierra para respetar la inocencia. ¡¡Excelente tentempié!!

  36. Rolando Peniche dice:

    El relato me envolvió. Me imaginaba al principio un embeleco, y encontré un cuento inocente y sensual al mismo tiempo. Abre puertas hasta la excitación, y luego las cierra para respetar la inocencia. ¡¡Excelente tentempié!!

  37. amxaz dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con el comentario que hizo Juana Suarez.
    extraordinario, sin palabras……

  38. orlando dice:

    muy bueno…

  39. SILVIA STABIO dice:

    Estimada Mora: Casi nunca leo nada que me manda Monografias, casi nunca, por que esta vez (y algunas otras) el título fue una delicia. Me atrapó la inocencia y la lujuria que en él se combinan. Hay ciertas cosas que no pude entenderlas, pero a veces, somos nosotros mismos los que deformamos a traves de los años recuerdos que no queremos recordar.
    Un verdadero manjar intelectual, una exacta mezcla de inocencia, de lujuria, de prohibido y permitido. Muchas felicidades y me incorporo a la lectura de este blog.

  40. Osvaldo dice:

    Dedico esto a las ángeles del blog, en especial a quien se viste de brujita de Halloween.

    Otro sexo de ángel.

    Puedo mirarte a los ojos y provocarte,
    provocar excitándote en mal humor,
    o provocar excitándote en buen humor.
    Puedo pasar junto a ti
    y penetrar desde tu olfato a tu alma.
    Puedo rozarte con las yemas de los dedos
    sobre tu espalda
    y estremecerte.
    Puedo no mirarte
    y saber que estas ahí.
    Podría tomarte de la mano
    y hacer nacer expectativas.
    Podría decir una palabra
    que te enfade.
    Podría decir una palabra
    que te embellezca.
    Podría tocar tus cabellos
    y erizarte.
    Podría apoyar mis labios en los tuyos
    y humedecerte.
    Podría herirte.
    Podría mantener distancias.

  41. sandy dice:

    mil gracias!!!!! siempre es motivador leer lo que ustedes publican espero seguir recibiendo cosas tan interesantes que me ayudan a mejorar dia a dia

  42. sandy dice:

    gracias

  43. Ana Roldán dice:

    Hola Mora! Al igual que otros mencionan, siempre que recibo mensajes de Monografías, los borro, pero esta vez, el título llamó mi atención y por primera vez decidí leerlo, y ¿sabes? ¡me encantó! Felicitaciones, muy buena historia.

  44. adlant dice:

    es excelente Felicitaciones…

  45. ANITA dice:

    Es la primera vez que leo a MORA:

    Despúes de leer más de la mitad del texto, tuve que dejar mi maquina un momento ´para salír al trabajo., sin embargo he terminado ahora….. simplemente despierta la curiosodad humana…. me gustó… imteresante.

    Saludos Cordiales.

  46. irene dice:

    El relato me remitió a mi infancia, aparecieron algunos recuerdos relacionados con vivencias similares… la pila de agua bendita…yo también lavé mis manos en ella !!!.
    Me gustó el relato y el recuerdo. Gracias Mora

  47. nataly montalvo dice:

    hola me parecio un relato interesante y creo q fue muy sagaz hacer sentir culpable a alguien q atemorizaba a otra persona pues tembien en lecturas como estas podemos reflexionar sobre algunas experiencias q talves nos sentimos culpables y no podemos confesar
    pero interesante me gusto te felicito

  48. sully dice:

    Hola, les comento que la lectura me causò tristeza, creo que muchas niñas sufren mucho con esas Ninas que sinceramente las mandaría directo al infierno.

    Como cuento excelente, es como lo estuvieras viendo a travès de imàgenes, felicitaciones.

    Los Angeles existen y están a nuestra disposiciòn para lo que necesitemos. Leer La Biblia, libro de Hebreos

  49. María Celeste dice:

    Siempre tuve mis ángeles circundándome. Para mi era natural, lo tomaba como un hecho intrascendente, ausente de toda supuesta extrañeza. Me costó darme cuenta que no era así para la mayoría. A medida que crecía, tuve que conceder que no todos tenían ángeles alrededor, no todos conversaban con ellos, no todos pasaban por los confusos estadios de ignorancia sobre la propia sustancialidad y la duda sobre el plano al que pertenecían. Una fracción de segundo pensar que nadie puede verte, que no tienes cuerpo, que eres de los seres del otro lado.
    Mis largas conversaciones con ellos, trascurrían en la intimidad. Nunca fui tan tonta como para hacerlas evidentes a la observación de las miradas indiscretas y someterlas al juicio ignorante de los realistas. Conservé mis ángeles a pesar de todas las tormentas y las migraciones. Al contrario de lo que podía suponerse, ellos se volvieron más sólidos, más presentes al paso del tiempo. Sólo fueron cambiando de roles, como en una especie de postas, el que había estado más cerca en la primera infancia, cambió su lugar por otro que susurró las sugerencias de la adolescencia y la primera juventud. En el inicio de la madurez, los largos diálogos silenciosos tenían un interlocutor nuevo, que parecía estar a gusto con la mudanza de estado y me envió un mensajero para quitarme las nieblas de mi cabeza.
    Allí ocurrió que la serenidad me fue ganando y, mientras más quieto se volvía el universo interior, más fácil me resultaba verlos. Fue entonces cuando alcancé a vislumbrar los siete. Desde los comienzos de las edades estaban ahí predestinados, para mi gozo y fortuna. Esos son los inamovibles. Los guías.
    Los otros son los que van y vienen entre las tormentas del mundo. Se acercan y vuelan por los espacios del cosmos como burbujas en la brisa.
    He cosechado un nuevo protector. Está presente siempre que lo convoco con el vínculo de almas. Ahora está aquí, a mis espaldas, y extiende su halo amoroso sobre mí para mostrarme su complacencia por lo que cuento. Estoy segura que si me quedo quieta un momento, volveré a sentir su aliento cálido sobre el cabello.

    Ylba… me encanta tu ángel. Osvaldo, genial lo de Benedetti. José I., como siempre soberbio.

    Mora, Morita… como nos provocas.
    ¡Abrazos!

  50. elena dice:

    REalmente me ha impresionado el cuentito, aunque un tanto depravado y homosexual, pero atractivo para un publico morboso, lo triste queda al final sin final como gorky, pero nuestra imaginacion no da para tanto y queremos que nos lo relate mas descriptivamente para continuar con el morbo.
    Al final, nunca se hablo de angeles, salvo; de la vida o del recuerdo de mora… cunado era niña o el angel en fin, me agrado no puedo mas que agradecer a la escritora por su buena fe para los cibernautas.

  51. Ylba Maria dice:

    Ustedes creen que existan Angeles negros, aqui les transcribo este Poema del Venezolano Andres Eloy Blanco,
    -
    PINTAME ANGELITOS NEGROS
    Andrés Eloy Blanco
    ¡Ah mundo! La negra Juana,
    ¡la mano se le pasó!
    Se le murió su negrito,
    sí, señor.

    - ¡Ay compadrito del alma,
    tan sano que estaba el negro!
    Yo no el acataba el pliegue,
    yo no le miraba el hueso;
    como yo me enflaquecía,
    lo medía con mi cuerpo,
    se me iba poniendo flaco,
    como yo me iba poniendo.
    Se me murió mi negrito;
    Dios lo tendría dispuesto;
    ya lo tendrá colocao
    como angelito del cielo..

    Desengáñese, comadre,
    que no hay angelitos negros.

    Pintor de santos de alcoba,
    pintor sin tierra en el pecho,
    que cuando pintas tus santos
    no te acuerdas de tu pueblo;
    que cuando pintas tus vírgenes
    pintas angelitos bellos,
    pero nunca te acordaste
    de pintar un ángel negro.

    Pintor nacido en mi tierra,
    con el pincel extranjero;
    pintor que sigues el rumbo
    de tantos pintores viejos,
    aunque la vírgen sea blanca,
    píntame angelitos negros.

    No hay un pintor que pintara
    angelitos de mi pueblo.
    Yo quiero angelitos blancos
    con angelitos morenos.
    Angel de buena familia
    no basta para mi cielo.

    Si queda un pintor de santos,
    si queda un pintor de cielos,
    que haga el cielo de mi tierra
    con los tonos de mi pueblo,
    con su ángel de perla fina,
    con su ángel de medio pelo,
    con sus ángeles catires,
    con sus angelitos blancos,
    con sus ángeles morenos,
    con sus angelitos indios,
    con sus angelitos negros,
    que vayan comiendo mango
    por las barriadas del cielo.

    Si al cielo voy algún día,
    tengo que hallarte en el cielo,
    angelitico del diablo,
    serafín cucurusero.

    Si sabes pintar tu tierra,
    así has de pintar tu cielo,
    con su sol que tuesta blancos,
    con su sol que suda negros,
    porque para eso lo tienes
    calientito y de los buenos.
    Aunque la Vírgen sea blanca,
    píntame angelitos negros.

    No hay una iglesia de rumbo,
    no hay una iglesia de pueblo,
    donde hayan dejado entrar
    al cuadro angelitos negros.
    y entonces, ¿a dónde van,
    angelitos de mi pueblo,
    zamuritos de Guaribe,
    torditos de Barlovento?

    Pintor que pintas tu tierra,
    si quieres pintar tu cielo,
    cuando pintas angelitos
    acuérdate de tu pueblo,
    y al lado del ángel rubio,
    y junto al ángel trigueño,
    aunque la Vírgen sea blanca,
    píntame angelitos

  52. Mas dice:

    hola a todos:
    tengo 5 minutitos….
    solo quiero y puedo decir: que esperaba encontrar la energia y la locura de los comentarios de carta cuento, es como si las aguas se hubieran calmado!!!
    quiero más!!!

    gracias!

    saludos cordiales!

  53. Blanca Estela dice:

    Querida Mora y mis amigos todos:
    los saludo como siempre cariñosamente con un beso.

    ¡Qué buena historia de ángeles, sexo e inocencia.

    He reído con la perspicacia de una niña sagaz inteligente y feliz.
    Todos, estoy segura tenemos una…sólo que pueden ser inconfesables y hasta mejor olvidadas…aunque en la inocencia no hay falta.
    (Espero que esto no se sepa en Chile.): es un chiste.
    Trataré de reconstruir una historia de esas que un momento me hiciera muy feliz y a mi madre muy disgustada.

    Tal vez no es sólo en mi caso, dicen que el proceso de recordar y de imaginar, son casi idénticos en el cerebro. El argumento está inspirado en algo que ocurrió a una rama de mi familia lejana: La esposa del hijo se enamoró de su cuñado.

    Recuerdo una tarde de domingo familiar, veníamos camino de regreso a casa todos juntos a paso lento y relajado, ése que regalaban los domingos de aquel entonces…los niños revoloteábamos alrededor de faldas y pantalones de los adultos, que en amena conversación de un momento a otro explotaba en risotadas chispeantes de coquetería entre ellos. Y tal vez éste mismo affaire percibido por el libido angelical provocó en la prole que sus gracias se convirtieran en el juego más erótico que jamás volví a jugar, pero que hasta hoy recuerdo como una de las fantasías más provocativas.

    Ví claramente como los primos mayores Erick de cinco y Ernesto de seis años urdieron el plan al oído de cada uno, sin embargo ni me enteré …tal vez porque era la menor no me tomaron en cuenta; y sólo me dediqué a perseguirlos en la carrera loca que emprendieron rumbo a casa, adelantándose a los mayores en llegar y así alcanzar a jugar…¿a qué van a jugar que no me invitan?, ¿qué conspiran en silencio?.Pronto lo sabría.

    Apresurados y en silencio todos entramos por la puerta falsa de atrás hacia una de las habitaciones dormitorio, sin tapujos nos encerramos detrás de puertas y ventanas El lenguaje fue con los ojos entrelazados de complicidad; Y en un momento el juego estaba revelado: jugaríamos al “doctor”. Por alguna razón que tal vez formaba parte de su secreto, fuí sindicada a ser el “conejillo de indias” Yo sería la pobre enferma que sufría de dolores de amor en el alma, me tendieron boca abajo sobre la cama, el corazón parecía salirse por la boca, me sentí atrapada en manos del denominado doctor que subió abruptamente mis vestidos con la urgencia de no dejar morir a tan desdichada paciente que sucumbía de pasión. En aquél tiempo la inocencia dulce y predominante no daba trabajo a la conciencia de culpa alguna. Además la encrucijada en que me encontraba, estaba segura era prodigio de ángeles caídos cargados de lujuria nostálgica de haber perdido todo en las oportunidades que da el amor en el placer eros, ellos sometieron a nuestros cuerpos a temprana edad el despertar en el juego libidinoso, sin embargo no me sentía endemoniada. Por el contrario, los adultos siempre estaban diciendo: “los niños son adorables”, por lo tanto una de esas era yo. Me sentí un ángel en las nubes, y con cada roce de sus manos por mis nalgas, hacía que fluyera el imperativo biológico entre las piernas dejándose caer cual cascada en tersa piel nueva, hurgó dentro de mi cuerpo con algo frío y duro parecido a un metal. Me produjo tensión y luego me dejé llevar: entonces el dolor se reconvertía entre placer y dolor.

    La hora parecía detenida, al caer el sol, las sombras bañaban las paredes interiores de la casona, eso nos avistaría la presencia de los mayores entrando al hall y allí todo terminaría…

    Prudentemente llegaron al rescate de la muerte, los ángeles buenos, esterilizaron todo, sutura por aquí, por allá: Y ¡ ya! estaba de alta la princesa. Desde entonces, no volví a consultar ningún médico en secreto.

    Espero les haya gustado.

    Deus miserere nobis: Dios ten peidad de nosotros.

  54. lolis dice:

    Reconozco que inicie la lectura por morbo, pero una vez que empece no pude parar de leer hasta el final, es una evocaciòn de la niñez, es fascinante tu forma de escribir; muy similar al realismo màgico o probablemente eso es lo que quisite hacer. Es la primera vez que abro el correo de monografias y me quedo a leerlo. Me gusto muchisimo.
    Felicidades Mora

  55. Wilber Granados Silvestre dice:

    He leido varios de tus articulos los encuentro realmente fascinantes y sensuales. Gracias Mora, por proporcionarme momentos de placer indescriptible.
    Me gustaria poder decir mas pero no soy escritor ni nada parecido, solo soy un lector que le gusta lo que escribes.

  56. jorgerv dice:

    Hola Mora

    Hola a todos

    Crónica insulsa para un tentempié

    En aquellos tiempos el puerto era una comunidad simple, la mayoría de la población eran: niños y niñas de diferentes edades; la simple matemática nos comunica la obviedad de lo afirmado: habían escasamente unas mil quinientas casas y cada familia tenía un promedio de diez hijos. Gente católica que se aferraba fuerte, con todo, a la vida: la población adulta masculina estaba compuesta en su mayoría de estibadores, marineros, pescadores y camioneros y la mayoría femenina eran amas de casas, del servicio domestico y prostitutas. A pesar de los muelles, no era mucha la población itinerante, el grueso de ella provenían de afincados de más de 50 años y en un buen numero de las familias más arraigadas la abuela había trabajado en un burdel; no era raro que un mancebo iniciase una nueva familia con una de las bonitas meretrices sacada de uno de los muchos lupanares, tampoco se miraba extraño que de una pareja de enjutos morenos tuviesen un hijo rubio –chele le decían- de ojos azules o uno pelirrojo de rasgos vikingos.
    Una singular relación unía este grupo poblacional con las familias terratenientes o adineradas dueñas del lugar, que eran las menos, convivían en desconfianza pero cementados por la mutua necesidad. Lindas, jóvenes y fuertes eran las encargadas de la servidumbre del interior de las casa y entre ellas las niñeras –nunca pude averiguar porque las llamaban “chinas”- tenían a cambio: un salario, buena comida, trato considerado, salud, ropas limpias y una buena cama, considerando las circunstancias del lugar parecía un buen trato. Todos estaban contentos, ellas, las nanas, eran las encargadas de cuidar, bañar, vestir, acompañar y hasta educar con las costumbres del pueblo a los infantes. Para los padres era una aceptación tácita y deseable permitir que ellas se encargaran de la iniciación cultural en los intrincados caminos del amor; de las niñas eran las confidentes, las razoneras –llevaban y traían razones de los enamorados-, las chaperonas, los núbiles sabían la importancia de las chinas y ponían en alta estima la concordia con ellas; en los niños estimulaban la salacidad, las más jóvenes -y aun las mayores- jugaban con ellos todo tipo de juegos sexuales. Tratare de ahondar en esto:
    Como ya dije anteriormente esta sociedad era sencilla, su simpleza primitiva se trasmitía en todos los órdenes, cada cosa debía de estar en su lugar -aunque no estuviera escrito- no se permitían las desviaciones o la tolerancia era muy pequeña, todos estaban de acuerdo que eso era sano para los propósitos comunes, cada uno sabia su rol y lo pergeñaba sin esfuerzo, uno de estos roles era el del sexo; coincidían en general que su fin principal era reproductorio, por una cuestión de sobrevivencia familiar querían tener hijos; eficientes agenciados mecanismos mantenían al sistema profiláctico alineado: la soteriología del sermón dominical mantenían en punta la advertencia, en caso de sesgos sodomitas procedían a juegos tan inocentes como rajar cabeza, apedrear y a empalar, finalizada la lúdica actividad el sujeto estaba claro qué función desempeñaba cada parte de su cuerpo y que el amor bíblico sólo era posible, como Adán y Eva, entre un hombre y una mujer, a más de uno ví después de salir del centro de salud –sanidad la llamaban- adoptar las actitudes más viriles y convertirse en empedernido mujeriego. Los burdeles eran otro elemento del mecanismo ninguno era tan pobre que no pudiera pagar el canon, en su defecto, siempre sobraba una mano amiga dispuesta a efectuar el pago, por ultimo en conciencia de la alcahueta era un noble aporte a la comunidad previo aviso al jefe de policía y al alcalde por cuestiones impositivas, esto corría parejo con la tolerancia de insertar a escogidas heteras en la vida familiar y propiciar la sensual labor que las chinas efectuaban.

    Sin sida sin complejos ni psiquiatras, a pasos pero con intensidad y vehemencias transcurría la vida hace 50 años, no son muchos años pero la transformación hace parecer siglos.

    Mora: desde que te leo es el primer relato lineal, me gustó en especial tu iconoclasta determinación espontanea a la transgresión, notable la calidez de los personajes y la ambientación.

    Saludos fraternos a todos, asiduos y nuevos.

    Jorge

  57. Meli dice:

    Excelente lectura Mora, inocente, sutil, sensual, evocadora, envolvente. Un sin fin de sensaciones y emociones tan comunes que es dificil no hacerlas muy propias y personales.
    De esa epoca maravillosa de los despertares, las tentaciones, el pecado, la culpa. recuerdo un poema algo controversial, que mas o menos dice asi:

    Y Ud Señor, me abruma
    Esta en mi,
    desde cuando sin querer conversaba.
    ¡corrijo! balbuceaba
    y a ratos manoteaba, inultimente
    tratando de alcanzar su figura
    doblemente clavada encima de mi cuna
    Y, sabe Ud. Señor?
    No hubo ni un Viernes Santo
    en el que me bañara,
    ¡No hubo ni una vez!
    Pensaba y me decían
    que de hacerlo, seguro
    me convertiría en pez.
    Y, sabe Ud. Señor?
    el dia que comulgué
    y me dijo el sacerdote
    “Este es el cuerpo y la sangre de Jesús”,
    entre cirios y tules
    mi pecho sintió frio
    pues pensé de repente
    si yo sería un vampiro.!
    Ya despues todo ha sido
    un buscar la verdad,
    La verdad simple y pura
    pues ya no creo en Ud.
    igual que creen los curas.
    Pienso a cada rato
    en lo que me acontece,
    en esto que ahora siento
    y pienso que su nombre
    pudo haber sido Ernesto,
    y nacer en el Sur
    y vivir en Oriente
    y morir en Bolivia
    en medio de otra gente
    que nunca comprendió
    por lo que Ud. luchaba.
    Pero creo todavía
    en ese apostolado
    que convirtió su vida
    en un crucificado
    por que yo, también quiero,
    la justicia, la paz,
    el ser todos iguales
    y que en la oscuridad,
    brille siempre una luz
    ¡aunque no esté dispuesta
    a morir en la cruz!
    Pobre de aquel que crea
    que soy irreverente
    y sienta que su alma
    se encoge y se apretuja
    ¡y diga que soy bruja!
    Y corra a alguna iglesia
    y ponga velas a un santo
    y escriba carta al Papa
    para que me excomulgue.
    Luego vaya a casa,
    llame a los amigos
    y se coman de cena,
    lo que ahora aquí digo.
    Confieso mi soberbia,
    confieso mi temor…
    de que este equivocada
    y que efectivamente
    sea Ud. el hijo de Dios.
    De ese Dios que hizo el mundo
    y al final del día sexto
    decidio descansar…
    y nos dejó mantándonos,
    amandonos, odiandonos,
    mientras el continúa como hoy…
    ¡Descansando!

  58. ROSA MARIA dice:

    BUENIIISIMO MORA, FELICITACIONES. Y GRACIAS A YLBA MARÍA ESTABA BUSCANDO ESE POEMA

  59. Blanca Estela dice:

    ¡Qué buena historia de ángeles, sexo e inocencia.

    He reído con la perspicacia de una niña sagaz inteligente y feliz.
    Todos, estoy segura tenemos una…sólo que pueden ser inconfesables y hasta mejor olvidadas…aunque en la inocencia no hay falta.
    Espero que esto no se sepa en Chile.
    Trataré de reconstruir una historia de esas que un momento me hiciera muy feliz y a mi madre muy disgustada.

    Tal vez no es sólo en mi caso, dicen que el proceso de recordar y de imaginar, son casi idénticos en el cerebro. El argumento está inspirado en algo que ocurrió a una rama de mi familia lejana: La esposa del hijo se enamoró de su cuñado.

    Recuerdo una tarde de domingo familiar, veníamos camino de regreso a casa todos juntos a paso lento y relajado, ése que regalaban los domingos de aquel entonces…los niños revoloteábamos alrededor de faldas y pantalones de los adultos, que en amena conversación de un momento a otro explotaba en risotadas chispeantes de coquetería entre ellos. Y tal vez éste mismo affaire percibido por el libido angelical provocó en la prole que sus gracias se convirtieran en el juego más erótico que jamás volví a jugar, pero que hasta hoy recuerdo como una de las fantasías más provocativas.

    Ví claramente como los primos mayores Erick de cinco y Ernesto de seis años urdieron el plan al oído de cada uno, sin embargo ni me enteré …tal vez porque era la menor no me tomaron en cuenta; y sólo me dediqué a perseguirlos en la carrera loca que emprendieron rumbo a casa, adelantándose a los mayores en llegar y así alcanzar a jugar…¿a qué van a jugar que no me invitan?, ¿qué conspiran en silencio?.Pronto lo sabría.

    Apresurados y en silencio todos entramos por la puerta falsa de atrás hacia una de las habitaciones dormitorio, sin tapujos nos encerramos detrás de puertas y ventanas El lenguaje fue con los ojos entrelazados de complicidad; Y en un momento el juego estaba revelado: jugaríamos al “doctor”. Por alguna razón que tal vez formaba parte de su secreto, fuí sindicada a ser el “conejillo de indias” Yo sería la pobre enferma que sufría de dolores de amor en el alma, me tendieron boca abajo sobre la cama, el corazón parecía salirse por la boca, me sentí atrapada en manos del denominado doctor que subió abruptamente mis vestidos con la urgencia de no dejar morir a tan desdichada paciente que sucumbía de pasión. En aquél tiempo la inocencia dulce y predominante no daba trabajo a la conciencia de culpa alguna. Además la encrucijada en que me encontraba, estaba segura era prodigio de ángeles caídos cargados de lujuria nostálgica de haber perdido todo en las oportunidades que da el amor en el placer eros, ellos sometieron a nuestros cuerpos a temprana edad el despertar en el juego libidinoso, sin embargo no me sentía endemoniada. Por el contrario, los adultos siempre estaban diciendo: “los niños son adorables”, por lo tanto una de esas era yo. Me sentí un ángel en las nubes, y con cada roce de sus manos por mis nalgas, hacía que fluyera el imperativo biológico entre las piernas dejándose caer cual cascada en tersa piel nueva, hurgó dentro de mi cuerpo con algo frío y duro parecido a un metal. Me produjo tensión y luego me dejé llevar: entonces el dolor se reconvertía entre placer y dolor.

    La hora parecía detenida, al caer el sol, las sombras bañaban las paredes interiores de la casona, eso nos avistaría la presencia de los mayores entrando al hall y allí todo terminaría…

    Prudentemente llegaron al rescate de la muerte, los ángeles buenos, esterilizaron todo, sutura por aquí, por allá: Y ¡ ya! estaba de alta la princesa. Desde entonces, no volví a consultar ningún médico en secreto.

  60. eliana dice:

    me encanteria poder leer todos los numeros de Newsletter # que ustedes han creado - quisiera saber como puedo consultarlos.
    son excelentes - felicitaciones por este gran aporte a nuestra cultura

  61. Karu dice:

    Hola!

    La verdad es que me gustó muchísimo lo que escribiste. Lo leí todo porque me llamó la atención desde el título.

    Espero seguir leyendo tus cosas :)

    Un saludo :)

  62. EVANGELINA LUNA REVOREDO dice:

    EN EL CAMPO DE LA LITERATURA,”ANGELES SIN SEXO” ES SÓLO UN RELATO,NO ES UN CUENTO PORQUE ÉSTOS TIENEN MENOS CARGA NEGATIVA,LLEVAN MAS BIEN UNA ENSEÑANZA.
    LA NIÑA.NINA SON COSAS DE OTROS TIEMPOS,CUANDO LOS PADRES SE DESENTENDIAN Y PONÍAN EN MANOS DE ESCLAVAS A SUS HIJAS/OS SIN MEDIR LAS CONSECUENCIAS.
    EL RESULTADO ES EL PECADO,LA LUJURIA,EL MORBO Y PÉRDIDA DE LA INOCENCIA POR LA QUE PASARON NIÑAS /OS A CARGO DE SUS NANAS.
    “ANGEL SIN SEXO” ¡POR SUPUESTO,SI NO NO SERÍA ANGEL,ELLOS VAN EN LEGIONES AYUDANDO ASALVAR ALMAS Y REALIZAR CANTICOS CUYA HABITAD ES EL CIELO,ALLÍ ESTÁ MI AMADO ESPOSO,ÉL ES EL ANGEL QUE ME ACOMPAÑA A PESAR DE NO ESTAR EN LA TIERRA HACE MAS DE NUEVE AÑOS,LO SIENTO,SIENTO SU AROMA,SU ADN EN MI HOMBRO UN CALORCITO QUE ME DA SEGURIDAD Y QUE LO SUEÑO CADA VE QUE VIAJO FUERA DE MI PAIS,ES QUE ÉL ESTÁ CONIGO A DONDE VAYA Y YA NO TEMO A NADA,SE QUE VOLVERÉ AMI CASA DESPUES DECUMPLIR MI MISION DE PERIODISTA Y ESCRITORA.
    ES MI ANGEL,EN ESTE MOMENTO SIENTO SU CALOR Y AROMA DE FLORES DE AZAHAR AL HABLAR DE ÉL,PORQUE MI CUMPLEAÑOS ES EL 18 DE OCTUBRE Y SÉ QUE LO LLORARÉ IRREMEDIABLEMENTE.
    EL RELATO QUE NOS DAS TIENE DE TODO PARA REFLEXIONAR Y DAR UNA LECCION DE ESTAR MAS PENDIENTE DE LOS HIJOS PEQUEÑOS O NIETECITOS/AS,PARA NO DEJARLOS CRECER CON LAS PECULIARIDADES NEGATIVAS DE MUCHAS “NINAS POR EL MUNDO”.ES UN LLAMADO DE ATENCION A LOS PADRES QUE PIENSAN QUE CON CANTIDADES DE JUGUETES YACOMPENSARON SU AUSENCIA.
    SIEMPRE ESTOY CONTIGO MORA AUNQUE ME CANSE LA VISTA MUY LARGA EXPOSICION.¿ PODÉS ABREVIAR UN POCO TUS PONENCIAS?
    CARIÑOS
    EVANGELINA LUNA REVOREDO
    JOURNALIST
    LIMA-PERU

  63. Javier Alcalá dice:

    Hola Mora:
    De nueva cuenta despertando nuestros sentidos, nuestro inconsciente, excitante me ha resultado tu casi cuento, ese realismo mágico que siempre está ahí esperando que le demos vida.
    A últimas fechas he estado reflexionando y buscando respuestas respecto a la relación culpa igual a pecado o pecado igual a culpa, he visto la culpa como el infierno que todos tememos y he visto ese infierno como algo intangible pero presente en nuestra vida sin necesidad de esperar a la muerte y menos temido de lo que creemos. Comparto contigo esa visión de un infierno enriquecido por nuestras múltiples y variadas experiencias, esas experiencias investidas de pecado, pero permanentemente anheladas.
    He saboreado a la par de tu relato el dulce sabor de las obleas con mermelada, ha sido un exquisito manjar para nuestra mente y nuestros sentidos, no pude evitar sentir en mi boca el sabor de las obleas, el sabor del sacrilegio que requiere la culpa para existir, el sabor de la culpa para hacer existir este infierno, un infierno que le da sentido a nuestras vidas mientras esperamos un cielo lejano del que probablemente deseemos regresar.
    Mil gracias Mora por ese excitante paseo, no dejaré de buscar a Ana en cada uno de mis sueños o en mis noches de insomnio y si llegare a encontrarle tendré mi mejilla lista para recibir la más dulce bofetada.
    Recibe un fuerte abrazo y mi agradecimiento

  64. edus52 dice:

    Simplemente no me gusto, me aburrio , un titulo que crei apuntaba hacia otro lado.

  65. Fauno dice:

    Mora me gusto paladear ese agridulce entero y despierto de ese relato-cuento-viencia que acabo de leer.
    Creo que te inventaste un episodio que todos pisamos pero tememos hablar de aquello que todo mundo lo sabe y no se atreve a a firmarlo…

  66. Carolina dice:

    Querida Mora: ¡me encantó! ¡Mis risas se escuchaban fuertes!
    Gracias por este relato.. que me trae a la memoria mis “días en el Colegio de Monjas”
    En realidad en mi infancia, no tuve encuentros eróticos con ángeles, más bien con demonios, diría yo….
    Pero tuve un extraño encuentro un día aunque no erótico, claro, pero si de una extraña atracción.

    Un día en que tomaba mi leche como todos los días antes de partir al colegio, (yo tendría unos nueve años) algo sentí que me hizo asomarme por la ventana. Curioso, había una cabra comiendo pasto que crecía en la canal de agua que había en la vereda… no era algo habitual… en medio de la ciudad, una cabra… La miré y me miró. Sentí una extraño contacto más allá del visual.

    Después, seguí en mis tareas habituales, hice mi cama, miré por la ventana al sacudir la alfombra y ¡oh! aún estaba la cabra… apenas la miré me miró.
    Me lavé los dientes, y mientras me peinaba mis ojos sin querer se fueron a la ventana… ¡y ahí estaba la cabra… mirándome!
    Cuando ya estaba lista para irme, tuve que asomarme… la cabra se había ido. Sentí una ligera desepción, pero a la vez un alivio. Salí tranquilamente con mi maleta caminando hacia el colegio que quedaba a tres cuadras de distancia, cuando de pronto sentí un ruido extraño: era la cabra que caminaba hacia mi. Sentí curiosidad y temor a la vez, apuré el paso y la cabra también lo apuró. Con verdadero terror, al doblar una esquina me eché a correr, a pesar que era una empinada subida y clop,clop, clop, la cabra detrás de mi, al mismo ritmo.
    Faltaba solo una bajada para llegar a mi colegio, la cual la bajé como una exhalación, con la cabra siempre detrás… y siempre nuestros ojos encontrándose… como si fuera una atracción fatal.

    Llegué a la puerta del colegio, pensando que estaría “salvada” y entré sin frenar ni siquiera un poco… y la cabra, aplicada ella, decidió hacer lo mismo, dejando a su paso un caos de apoderados, niñitas, monjas que gritaban. Mi loca carrera no paró hasta llegar a mi sala, entré en ella, y la cabra ya me daba alcance… corrí entre los bancos, y salté por la ventana (cosa en la cual yo era experta, gracias a dios) La cabra quedó atrapada en la sala, enredada entre las filas de bancos… y ya asustada por los gritos de las demás niñas.
    Las alumnas más grandes estaban felices con esta oportunidad de perder clases, y hacían rondas para que la cabra no se fuera. Las monjas llamaron a don Luis, el jardinero para que con una escoba la espantara.
    Al cabo de unas dos horas, la cabra logró salir, no sin antes comerse todas las azucenas que adornaban el altar del mes de María, motivo por el cual las monjas me odiaron.

    Por supuesto que me gané una anotación en “el libro” que decía algo así como “suspendida por traer cabra a clases”, cosa que me valió un buen castigo. Pero me sentí feliz, porque ese día fui “la heroína del día”, ya que recién las clases pudieron comenzar como a las 10.

    Carños a todos los del Blog

  67. aimara dice:

    querida Mora: me fascina cada relato tuyo y en el poco tiempo que tengo me quedo leyendo tus notas con verdadera admiracion.No dejes nunca de escribir.
    Gracias Y desde Trelew te envio un saludo cordial.
    ELISA

  68. Jackeline dice:

    Hola, buena la lectura para muchas personas que conozco es un tabú hablar de sexo y peor aún sobre lo celestial representado en los ángeles, pero a mi me gustó mucho y compartir con personas afines, algunos de los comentarios expuestos también me parecen interesantes. Felicitaciones.
    Quisiera saber si tal vés hay algunz película para compartir.
    Gracias

  69. René dice:

    Fue una odisea travieza y retorcida, despertó mi imaginación llevándome al lado “B” y más íntimo de la infancia. Déjame decirte que adoré tus palabras y que se escurrieron ligeras entre mis pensamientos.
    Un saludo afectuoso
    René Chile

  70. Porfirio dice:

    Es una lectura gratificante con remembrazas a un pasado no muy lejano en donde todos podemos acordarnos de esas pequenas cosas intimas que nos sucedieron en nuestra infancia. Excelente escrito!!!

  71. Carmen dice:

    La verdad que es exageradamente fantasiosa y un poco interesante, quizás de ella no se pueda aprender nada, pero aprendí algo: HAY QUE TENER CUIDADO CON LAS NIÑERAS!! Las niñeras pueden ser lesbianas, ateas, enfermas mentales y pueden causarle un daño irreparable a un niño(a).

    Gracias por el escrito. Desde Venezuela

  72. Osvaldo dice:

    Morita y todos:
    El relato me ha extasiado y me ha divertido mucho. Debo confesar que alguna vez robé hostias y las comimos a escondidas sin dulces. También recuerdo haberme lavado hasta la cara con agua bendita, y el disfraz de ángel con el que me vestía en las misas, y las colas, y también esas miradas… Aquí tengo fotos con trajecito blanco con pantalones cortos ¡con moña! Parezco un angelito.
    He escuchado refunfuñar y maldecir a curas que hasta se han quedado con alguna pelota nuestra.
    Aunque mis recuerdos de la catequesis son vagos, tengo algunas imágenes que el relato ha destellado.
    Algunas de las emociones que vinieron a mí son: la reverberación de la Catedral de La Plata, la soledad de la Iglesia de Guadalupe en Santa Fe, y la magia de la escalera circular que lleva a la Virgen del Valle de Catamarca. Y las cito por ser alguno de los lugares que hacen ponerme en situación angelical.

    Los relatos paralelos, y de sus ángeles y de sus cabras son hermosos.
    Saludos a todos.

  73. Ana Gabriela dice:

    Me parece una historia Super interesante que logra envolverte poco a poco y desconectarte de lo cotidiano.

    Espero poder seguir disfrutando de ellas!!

  74. Natalia Llanos M. dice:

    Excelente escrito…

    Tienes mucho talento..!

  75. in8@ dice:

    oye realmente hiciste volar mi imaginacion, y recordar lo delicioso que es cometer un pecadillo…..uhmmm yo estuve en un convento

  76. ABIGAIL dice:

    ME PARECIO MUY BUENO EL RELATO SOBRE TODO LOS DEMONIOS INTERNOS QUE TRAEMOS TODOS DENTRO Y QUE NOS ATORMENTAN DIA A DIA, ES LA PRIMERA VEZ QUE LEO UNA HISTORIA TUYA Y ES UNA MANERA MUY SUTIL DE TRATAR ESTE TEMA, SALUDOS.

  77. joaquin dice:

    me encanto, esta buienisimo no pare hasta terminar de leer sigue escribiendo relatos como este. te envio saludos y muchas felicitaciones

  78. joaquin dice:

    LOS RELATOS ESTAN BUENOS ESPERO QUE SIGAN PUBLICANDO ESTE TIPO DE LECTURAS YQ UQE ESTAN INTERESANTES Y LO DEJAN A UNO CON SABOR DE SEGUIR LEYENDO HISTORIAS DE ESTE TIPO

  79. Alison dice:

    me gustó mucho, no sabía q ese tipo de relatos se encontraban aquí felicidades mora

  80. Alexander dice:

    Muy interesante la lectura, pero es cierto que el momento cumbre de una realación sentimental es hacer el Amor, no sexo si no el momento de entrelazar el cuerpo y el alma con la persona que AMAS y no que deseas.
    Hacer el AMOR con tu paraja y entregarlo todo es una sensación sublime y te transporta al CIELO.

  81. Andromeda dice:

    Felicidades!!
    Manera inocente de lo que alguna vez se refleja nuestra infancia.
    Imaginacion, realismo e ingenuidad.

  82. Edward dice:

    Esta muy interesante y controvertida.
    Cual fue el motivo por el cual lo escribiste??
    Te identificas con algun personaje de la historia???

  83. alejandra dice:

    muy pero muy buena la lectura
    me parece algo realmente interesante, ver la realidad desde otro punto de vista aveces es necesario para conocer tu entorno, para conocernos a nosotros mismos cool

  84. Jennyfer Venezuela dice:

    Hola

    Mora me encanto el escrito, esta lleno de suspenso y llama mucho la tencion porque son vivencias que sin tanto colorido y fantasia son ciertas en su esencia humana, yo creo en los angeles y me encantan porque te dan paz pero tambien son vulnerables como Lucifer, un angel debil religioso por eso ya no es angel. Los angeles son como humanos fuertes y debiles a la vez, deben probar caer y vivir para decidir y fortalecer sus ideales como le paso a Nina y la niña del relato.

    Te felicito, esta genial y pintoresco, si tienes algun otro para compartir pues aqui te envio mi correo es: jennyllr@hotmail.com

    Muchas gracias por tan magnifico relato, espero deleitarme con otra lectura, hasta luego…..

  85. ANDREA dice:

    es un relato un poco extraño, pero es como si mostrara una personalidad mas al fondo de un mismo y que muy pocos conocen.
    pero mas alla del infierno y del cielo todos tenemos uno de cada uno que somo nosotros mismos
    FELICITACIONES!!!! muy bueno

  86. ISRAEL dice:

    un relato muy perturvador que refleja los deseos ocultos en cada persona que ademas de ser prohibidos necesariamente no deben ser ocultados sino disfrutados no lo creen………………….

  87. Kaly dice:

    Me gustó mucho, aunque el solo hecho de leerlo me hizo sentir “pecadora”, es una mezcla de me duele y quiero más.

    Me encantó, Felicidades Señorita Torres

  88. Marluna dice:

    Me parecio bastante buena, supiste como llevar la historia para envolver al lector. en cuanto a su contenido me parece bbastante interesante, ya que se sale de los cliches ya conocidos.

  89. rosmery dice:

    Una lectura muy interesante, que escarba las profundidades ocultas del ser humano, el bien y el mal en una eterna lucha, pasando por las manzanas de eva y los engaños. Muy interesante, un cuento al que sin lugar a dudas se le puede dar muchos significados. Ha sido un gusto leerte.

  90. Roberto Benedeti Arevalo dice:

    Me parecio exelente el escrito el titulo me puso a pensar mucho y me puso a volar la imaginacion preguntandome como seria eso posible? sin embargo sola narra la inocencia de una niña y la forma de ver el pecado desde su punto de vista.

  91. VIAVAI dice:

    E X C E L E N T E . . . !

  92. Federico de Cueto dice:

    Muy buena narración, gracias sinceramente por compartirla.
    Estoy en Guatemala y sinceramente, falta mucho para que las letras de sal, calcadas por las manos latinoamericanas, desmembren el altar prodigioso de las mentes brillantes, que creen que todo esta escrito.

    Muy bonito flash back!. Te felicito.

  93. Mey dice:

    Pues wow…he visto que me llegan muchos correos de Monografías y rarisisissisima vez leo completo todo…Pero el tema esta vez me pareció interesante…y seguí toda la lectura hasta el final. Hay muchos espacios que siento que quedan inconclusos…confusos…pero fue entretenido y a la vez picarezco leerlo…trae recuerdos de nuestra niñez… Felicitaciones por la lectura y a partir de ahora seguro leeré mas monografías…jeje

  94. HECTOR LUIS dice:

    Me parecio excelente desde el titulo esta interesante el contenido es fabuloso tiene un sentido de envolmiento que no puedes dejar de leerlo, es facinante como empiezas a imaginar todo a la nana nina, a la plaza, a los cuentos que la nana le contaba de los perros desmenbrados, al tre que paseaba a los chicos que en realidad era una camioneta disfrazada y en lugar de cdconocer chicos conocie a una mujer. En realidad agradesco que me envien este tipo de narraciones me encanto by gracias .

  95. Lisbeth dice:

    hace tiempo me envian estos escritos creo que uno me llamo la atencion y lo lei, por eso me suscribi, pero luego son tantos que decidi guardarlos para cuando tenga tiempo leerlos. Sin embargo este titulo me obligo a leerlo, realmente lo disfrute, aunque no es mi estilo, tuve una regresion en el tiempo cuanto me rei acordandome del catecismo, y las travesuras de cualquier niño de esa edad, pero tambien hay un alerta aunque lo dice de una forma muy graciosa y natural pero es una realidad, y no de la epoca de la esclavitud sino de la actualidad. Cuidado¡ con las ninas del siglo 21 son mas peligrosas. ¡ah! otra cosa los comentarios me facsinaron todos son escritores, espero que asi como me entusiasmaron a mi a escribir (nunca lo he hecho). Espero leer un cuento, novela, historieta etc. de los comentaristas. deben ser muy buenos como escritores, se les nota que disfrutaron de la lectura y los comentarios son de escritor a escritor. gracias por este momento.

  96. Germary dice:

    gracias a monografias.com por enviar fragmentos de las historias aqui publicadas, primera vez q las leo y ”el sexo de los angeles” me parece excelente…***

  97. LYLI dice:

    excelente relato!! me hiciste viajar por un mundo de fantacia y seduccion gracias!!

  98. david dice:

    Hola…
    Muy buena lectura de tus vivencias
    Si buscas mas sobre Nina encontraras muchas respuestas el por q de su actitud ante el ambito eclesiastico…. les recomiendo…… EL suplicio de san Antonio “Canasta de cuentos Mexicanos” Julio Traben

  99. paulinita dice:

    qué dulce inocencia…, ¿cómo algunos adultos parecen gozar en la perversión de corromper los más puros sentimientos infantiles?
    Haber vivido una experiencia de abuso durante la niñez ha marcado el resto de mi no tan corta existencia. Es algo que no le deseo a nadie, ni a ninguno de sus hijos.
    Vivir el amor y comprender las maravillas de la vida y sus misterios indecifrables son un gozo difícil para alguien que debe cargar con frustraciones de errores en la más temprana infancia, cuando la vida queda toda por delante y el futuro es el presente que atormentará para siempre…

  100. Jesus dice:

    Burda de Cartelúo.

  101. melissa dice:

    la berdad es un poco confusa y pero si es buena

  102. Ruben dice:

    Estoy suscrito desde hace tiempo y primera q leo por q por el titulo es imposible ignorarlo el relato es muy bueno espero uno mucho picaro.. Exelente de verdad este relato..

  103. Gaby Fierro dice:

    Me encantó!!!!!!!
    La verdad es que desde que leí el título captó mi atención. Y así como fue que me tomé un tiempecito y… enmedio de la constante rutina laboral: me relaje!!!

    Felicidades

  104. vancho1 dice:

    Mora, Mora, Mora: Debería existir algún adagio que diga algo así como “el que se confiesa dos veces…” no sé cómo seguir.¡qué bien logrado el personaje de Nina! -exista o no en la realidad, es lo de menos- se desliza por la narración otorgándole firmeza como contraparte de personaje principal; y éste, a su vez, en sus soliloquios y sentencias de primera persona va encariñando al lector. Es tan dinámica esta relación que al poco andar podría transformarse en empalagosa; pero entonces aparece Ana -cuatro pinceladas y al buche-, llega y se va, pero permanece omnisciente y se transforma en un referente de los diálogos de los personajes: es el fantasma -lo fantasmagorizamos, creo que dice el personaje narrador; muybien dicho, aunque no exista el concepto-.
    Así, nuestra Mora nos conduce al intimario -tampoco existe- de nuestras conciencias y nos presenta una versión del bien y el mal transmutado por la mirada inocente-culpable de la infancia ¡nuestra infancia! Un dardo a nuestro pasado como testifican casi todos nuestros militantes en Mora. Por ello reconocí mi infierno, mis pecados culposos, mis pecados mentirosos (como las obleas con manjar), mis ansiedades eróticas, mis deseos de provocar o de ser provocado…
    Eso -digo yo- es escribir. Traspasar al otro la responsabilidad de las emociones… Gracias, Mora Torres.

  105. Nadya dice:

    Hola Mora. Es la primera vez que te escribo. Leo con mucha pasion todos tus escritos porque siento como si yo estuviera escribiendo. Recibo tus cuentos hace como 8 meses si no me equivoco, y te cuento que tenes los mejores relatos que leí desde el Fantasma de Canterville. Espero te sirva el siguiente:
    De niña no era muy guapa, pero siempre fui sexy y atractiva, asi lo sentia porque mis compañeros de cuarto grado solo querian sentarse a mi lado, y mis compañeras no me querian para nada, solo tenia una mejor amiga que era igualita que yo. Yo era flaca y usaba lentes muy grandes, aun asi recibia como minimo 3 cartitas de amor por dia, de por lo menos 3 o 4 compañeros al año. “Sos muy linda. Me encanta como te queda tu anteojo. No le agas caso a los niños que te gritan ‘4 ojo capitan de los piojo’, lo hacen por vovos. Te llebo en mi corason. Firma: Kisul”. Era uno de los textos, con errores ortograficos incluidos, que solian enviarme.

    Gracias Mora por enviarme a ese pasado tierno y apasionado. Exitos.

  106. ANGIE dice:

    hola como estan
    esta es la primera vez que
    leo estas monografias
    que mandan a mi mail
    esta vesme llamo mucho
    mi atencion el titulo
    claro como debe de ser
    debe de llamar la atencion el titulo
    para que alguien se interese en leerlo…

    pues la verdad a mi me encanto
    aunke estoy
    en mi trabajo
    yo lo lei facinada
    ” el sexo de los angeles”
    la verdad puede que
    muchos nos dejamos
    llevar por el titulo
    pero me alegro de averlo
    leido
    ademas de que me encanta
    leer
    espero poder
    leer mas articulos
    tullos

    me encantaron
    te mando un
    saludo
    bye…

  107. Sus dice:

    Me encanto… !
    Es increible que aveces de la nada recibes regalos como estos, relatos salidos de una mente divertida y rica en expresion e imaginación.
    Gracias por hacer que ria y vuelva reir frente a un ordenador.
    Que sigas pariendo este tipo de historias.

  108. MARILE dice:

    Hola Morita como siempre me encanta todo lo que me envias muchas gracias no sabes como disfruto leer.

  109. MARILE dice:

    Me encanto Morita gracias

  110. RaVe dice:

    SIMPLEMENTE FASCINANTE, MUY BUENO DE VERAS

  111. vancho1 dice:

    José Itriago: A la Dixie, te vas como si fueras improvisando, como si no quisieras confesar, como que solo viste un temblor de los acontecimientos. vas y abres la ventana aquella que se hizo solo para tí; vas y miras, miras y escribes, escribes y te ocultas y te arrepientes -y hola, Rilke; aquí, pasándola. Pasa, toma asiento: unos amigos-. Resultado, José tiene el secreto.

  112. tiffany...... dice:

    lo lei.–
    es .–..
    en una palabra….
    genial—
    cariñoss!

  113. hamil dice:

    Hola, en verdad, debe ser una coincidencia; poco tiempo he tenido para continuar las lecturas de monografías, y menos de comentarlas, pero he entrado a leerla y… bueno. un tanto larguita pero muy encantadora. Te atrae en cada linea y hasta he visto todo lo que hacían, y hasta me dió tanta rabia la cachetada… en fin lindo relato.

    Por cierto, si a alguien no le gustó está en su derecho de decirlo pero traten de mantener altura en sus comentarios, no evidencien la clase de personas que son..

    Saludos

  114. cristy dice:

    hola, es cierto el titulo es muy tentador!
    lo lei y me parecio nose un poco muy raro, pero hasta a veces uno aunq en lo minimo se vuelca en el `personaje, gracias por darnos estas lecturas..
    felicitaciones.

  115. jaime dice:

    Mora: que bueno encontrar comentarios como los de NELLY,BLANCA ESTELA, EVANGELINA,CAROLINA, OSWALDO,JAVIER ALCALA y otros que se me quedan, pero que tambien son valiosos sus aportes, que bueno tener los correos si ellos permiten publicarlos.
    Primero eran las nanas ahora son los familiares los más abusadores de los niños y este medio tambien corrompe la salud mental del infante.

    jaime de jesús

  116. enrique bohorquez dice:

    ESTA MUY BIEN ESCRITO.ESTOY ESCRIBIENDO UNA UNA NOVELA CON PARTE DE MI INFANCIA, NO ME ATREVIA A PONER AQUELLO DE LA MASTURBACION JAMAS CONFESADA. CON LA LOGICA COMUNION POSTERIOR Y LA ESPIRAL DE PECADO GRACIOAS POR LA MAGICA AYUDA. ENRIQUE

  117. Maria Eugenia Bedoya Mora dice:

    Después de un largo dia trabajando, es reconfortante una buena lectura; nos relaja, nos transporta a otro mundo, nos lleva a imaginar, a crear, a soñar, en fin, nos llena de sentimientos y de recuerdos, unos gratos otros menos, pero al fin nos hace sentir que estamos vivos y formamos todos parte de este mundo loco….. Gracias Morita, eres genial!!!!!!

  118. Clodia Pulcher dice:

    Viva el escándalo de imágenes portentosas y de secretos bajo la falda. El del sexo, en la forma que tome, que es el fondo atormentado de la vida, y su dichosa superficie.

    Y además, siempre, gracias por tu escritura, Mora.

    Clodia Pulcher.

  119. fiorella dice:

    Sencillamente te atreves a contar lo que muchos llevan en sus almas.
    Nadie acepta, que de niños estuvieron tan ligados al sexo como un adulto y mucho menos que se imaginaron tenerlo con algun adulto.
    Me encanta, a pesar de que no se quien eres ni de donde eres.
    Yo solo soy una joven chica de 17 años que adora esa tierna historia infernal!

  120. María José dice:

    Hola Mora.!! siempre recibo mensajes de monografía, y muy raras veces las leo… siempre las elimino.. pero esta vez me llamó bastante la atención y lo leí hasta el último.. y de verdad.. muchas felicitaciones.!!!! me encantó.. esa forma un que mezclas algo tan “delicado” por decirlo, con una inocencia que ni te imaginas… me gustó como sabes disimular hasta que uno se da cuenta de lo que se está tratando pero de un forma disimulada..

    Seguí siempre con ese talento tan bueno que posees.. y de vuelta.. muchas felicitaciones.!!!

    Saludos..

  121. OSWALDO ROMERO dice:

    Morita eres una valiente al salir del armario, bueno las cosas deben hacerse alguna vez y mas vale temprano que tarde, yo tambien percibo mis recuerdos de niñez pero a estos los cubre un velo de amnesia, no se si mi mente me protege de algo o simplemente el subconsciente lo borro u oculto. Si me acuerdo que junto con mi hermanita un año mas pequeña jugabamos con una pareja igual que eran vecinos y sin malicia haciamos cosas que supongo la curiosidad lo pedia, luego con el paso de unos años llego a mi casa una empleada unos 5 o 6 años mayor y ella me encerraba y me manoseaba, supongo que ya conocia lo que hacia, sera que a casi todo el mundo le sucede cosa igual. ahora en la edad adulta me gusta demasiado el sexo.

  122. fhdaky dice:

    està padrisimo, la verdad se me olvido lo que estaba haciendo por leer………..y si tiene mucha realidad, me hizo recordad cosas de mi niñez, es como cuando a los niños les entran dudad y como no hay respuestas claras hechan a volar su imaginacion. bueno, saludos

  123. Orlando Contreras Osorio dice:

    La sexualidad de los angeles figurativamente es es la expresión de los sentimientos iniciales de la vida. si nos provocan bien; si provocamos tambien bien, total son manifestaciones sanas del ser humano y lo del infierno es el castigo que cada un o tiene de lo malo y perverso.
    Y la sexualidad de los angeles es un cuento de nunca acabar.

  124. Osvaldo dice:

    Dialogo de ángeles.
    Ángel se dirigía hacia la cueva como todas las tardes desde hace mucho.
    Va a visitar a Ángeno, su pareja homóloga.
    A medida que entra, la luz va quedando atrás y se comienza a percibir la fría humedad del ambiente pesado.
    Lo encuentra recostado sobre una piedra, donde siempre está, con sus alas ya casi atrofiadas por falta de uso. Su piel es tan pálida que atemoriza. Fumando un cigarrillo.
    Se dejó oír su voz enronquecida, malvada y agresiva.
    -¡Que te parió!! ¡Otra vez vos a molestar!!
    -Ángeno, salgamos a ver el ocaso, juntos, aunque sea una vez, por favor.
    Las palabras de Ángel sonaban con una dulzura celestial de ángel tierno y bueno.
    -¡Te vas a cagar!¡¡Ahora me pedís eso después de haber conseguido meterme aquí, lejos de las miradas y burlas de los demás!! La uña de su dedo mayor aprisiona la colilla de cigarrillo contra el pulgar y lo lanza con fuerza hacia un rincón donde había miles.
    -Pero yo…
    -¡¡Que!! ¡Yo que! ¡Me vas a decir que no tenés la culpa! ¡O te has olvidado que cuando éramos uno, nos matábamos de la risa cuando nos cambiaban los pañales y antes de cerrarlos nos masturbaban!!
    -Pero estábamos aprendiendo las cosas buenas y las malas…
    -¡Claro, me vas a decir que aún éramos chicos! ¡No!
    -Lo que pase es…
    -¡Lo que pasa es que siempre te metiste delante fregándome!! ¡Cuando espiaba a Norma en el baño por la cerradura ¡¡siempre tapándola!!! ¡siempre adelante!
    -No esta bie…
    -¡¡Que no esta bien!! ¡Eso crees vos ángel de mierda! ¡Cuando me acosté junto a Sonia en su cama y se daba todo, ¿Quién apareció? ¡Vos y su Ángela, boludos!! ¡Me quede hasta la garganta, y al otro día todos se reían y tuve que esconderme ¡¡por Uds. ángeles de mierda!!
    -Pero la pasmos bi…
    -¡Vos la pasaste bien, desgraciado! ¡Y yo atado a vos como cuando corríamos tocando culos y vos te escondías y no encarabas a las que les gustaba y no me dejabas a mí por tu vergüenza!!
    -Perdonam…
    -¡¡Perdonarte las pelotas!! ¡¡No me dejaste trompear a muchos por tu ética!! ¡¡Ángel maricón!! ¡Como cuando me pediste que no le demos besos con lengua a Silvia porque era muy tierna, JAJA, estúpido!! Estoy avergonzado, me has avergonzado, por tu culpa soy el ángel malvado más fracasado que hay en los cielos. ¡¡¡Andate carajo y no me molestes más!!

    Ángel, sin decir palabras pero en paz por intentarlo como día a día, un poco triste y circunspecto vuela suavemente a la salida. Presiente en su reloj biológico que se hace la hora y se apura.

    Se posó junto a los demás ángeles, lanzó hacia la bola anaranjada su anzuelo de penas encarnado de males. La pescó y lo soltó, y apoyando una mano en la mejilla se quedó observando como se fue yendo lentamente hasta que un frío azul oscuro lo cubrió todo.

    Dicen que para olvidar lo que hay que olvidar hay que observar la magnificencia de un imponente atardecer.

  125. Idoneyda dice:

    La verdad es que el titulo atrajo mi atencion, pero yo me esperaba otro tipo de relato. Leer sobre una niña con ese tipo de pensamientos es aterrador, bueno talvez el problema sea yo que no estoy preparada para este tipo de lectura o mi talvez sea mi actitud de monja que hace que no me agrade tu lectura.

    Pero de todos modos me parece muy bien que escribas lo que sientes, porque escribir es una forma de desahogarse y expresar lo mas intimo de nuestro ser.
    Adios y sigue escribiendo.

  126. Diana dice:

    No es posible volver el tiempo atrás, sino el primer día estaría
    Despedida (como madre pienso).
    Por eso salvando las distancias, pueden hacerse dos cosas:

    a) A Nina , la niñera de Mora es necesario hacerle UN JUICIO POST
    MORTEN. con sentencia firme y ( a las pruebas me remito, las que
    están en los recuerdos de Mora)
    b) A la Nina de la que habla José Triago HAY QUE ABSOLVERLA .
    ( por falta de méritos en el pensamiento de Mora)

    * Los lectores del blog , podrían optar por una de las dos opciones
    que propongo y justificar por qué ? considerando que son
    nuestras simples opiniones sobre lo que nos gustó o lo que no nos
    gustó..

  127. Tere dice:

    Cuando leí el titulo me recordo a Benedetti, aunque al iniciar la lectura me dí cuenta que nada mas alejado de mi primera impresion…
    Realmente me encanto este relato, es completamente ligero y digerible….
    me atrapo por completo y eso pocos textos ciberneticos lo logran…
    Gracias…por haberlo hecho llegar a mis manos…
    Espero ansiosa otro texto igual o mejos aún….

  128. Raul Reyes dice:

    Excelente… creo que has tomado un tema tabu, la verdad eres muy valiente y madura… tengo diez años intentando escribir… he escrito algunas cosas.. pero mis prejuicios al que diran no los he superado… ¿acaso tu piensas esto que tu escribes?? eres muy morboso… eso no lo he superado… felicidades.. estas mas alla del resto de los mortales… ojala y siga leyendo tus articulos… te seguire de cerca … felcidades…
    Raul Reyes de Sinaloa Mexico

  129. AAAAAAAAAAAAAlejandro dice:

    me encanto tu manera , decis tantas imagenes en mi faro, que mi angel queda excitado y quiero penetrarte…….y rociarte….. y sentirte reir, un poco sonrojada porque te descubri…. te mando un beso Mora. Y gracias.

  130. SL. Anzola rojas dice:

    UY SUPER BUENO ME GUSTARON LOS DETALLES Q SON COMO TAN APRECIATIVOS CON CIERTO TOKE DE PICARDIA EXELENTE FELICITACIONES DESDE EL EJERCITO DE COLOMBIA

  131. TERE S. dice:

    hola, me gusto mucho me atrapo desde la primera linea, la mezcla con los infuernos de Dante me parecio genial

  132. Frankie dice:

    Toda mirada en retrospectiva lleva consigo el riesgo de la pérdida de detalles. Y mientras más lejos retrocedamos en el tiempo, mayores serán las probabilidades de omitir eventos, sentimientos y rellenar lagunas. Pero, ¿es eso tan importante? ¿Acaso no relatamos “ad libitum” sucesos cotidianos que nos han acaecido recientemente? La inclusión de la fantasía en nuestros relatos anecdóticos es completamente válida cuando lo hacemos para entretener. Lo que pasó o quisimos que pasara; lo que vimos o hubiésemos querido ver; cuando contamos historias se nos suministra la inmunidad para mezclar la verdad con lo ficticio. Puede ser autobiográfico, o no. Realmente no importa. Tu viaje al pasado Mora, tus recuerdos juveniles, nos han brindado la oportunidad de ver un atisbo de de tu vida, con todo lo que esto ha llegado a representar para ti. Después de todo, parte de lo que eres ahora y de lo que crees, se ha forjado de tus vivencias juveniles. Con mucho candor te digo que más me ha impactado la niña, que la nana. Eres tú la protagonista, no Nina y los ángeles. Gracias por compartir tus recuerdos lejanos, hayan ocurrido así, o no.

  133. mary dice:

    ES EXELENTE, MUY BUENO , DE ESTO APREDDES COMO SON LOS DIFERENTES TIPOS DE SEXOS Y Q NO ES LO MISMO TEMER SEXO A HACER EL AMOR YA Q HAY MUY DIVERSAS FORMAS DE HCERLO O TENERLO.
    DE CIERTA FORMA ME ENCANTA LA HISTORIA ES BASTANTE BUENA, Y MUY INTERESANTE.
    VALE LA PENA ESCRIBIRLO Y DARSE EL TIEMPO PARA LEERLO.
    ME GUSTO MUCHO LA FORMA DE NARRARLO Y/O DECIRLO. TODOS ESTARIAN ENCANTADOS DE LEERLLO.

  134. Sami dice:

    Singular historia, que despertaron uno que otro fantasma que crei extinto…un aperitivo que abre el apetito. Espero encontrar mas cuento tuyos.

  135. ITABATI(olga) dice:

    EXCELENTISIMO, muchas gracias, quiero mas.

  136. Mimicha dice:

    LA DIVERSIDAD DE OPINIONES ES HERMOSA, ES LIBERTAD.
    SIN EMBARGO; MUCHOS DE LOS LECTORES DE HOY
    ESTÁN MÁS PARA UNA “PAGINA PORNO”
    LOS VERÍA MUY FELICES AHÍ, SIN DUDA.
    ( y que hay de malo no ?) .
    PERO NO SABEN NADA DE ABORDAR UN RELATO DESDE LA
    PERSPECTIVA PSICOLÓGICA, LITERARIA, ETICA, RELIGIOSA,
    CULTURAL, MULTICULTURAL, ETC. ( en otras palabras desde lo artístico).
    byebye

  137. rody dice:

    Experiencias maravillosas enntreleo, puedo relacionar el relato con experiencias personales, mirar niñéz y mirar juventud mirando la sexualidad primero como natural y luego “educado” como trauma de pecado que permanece mucho tiempo en nuestra cultura, hasta un casual y felíz encuentro o reencuentro con la inocencia , con la pureza del orgasmo convivido, descubrir que es maravilloso el sexo, que es tan humano y tan sin pecado que entiendo lo hizo dios para que podamos ser felices en el encuentro con el otro y solo descubriendolo somos mas humanos .

  138. Mimicha dice:

    SI CABE AGREGAR ALGO, QUERÍA OPINAR QUE HABERLO LEÍDO, YA NOS HACE UN POCO MÁS CULTOS . Y QUE TODOS LOS COMENTARIOS SON TAN LINDOS!! Y NO OLVIDEMOS QUE YA AL DECIR SI NOS GUSTÓ O NÓ, ESTAMOS EMITIENDO UN JUICIO ESTÉTICO FUNDAMENTAL. BUENÍSIMO.

  139. fernanda dice:

    Es importante reconocer los elementos que conforman esta lectura, y recordar con nostalgia los hechos que hacen especiales nuetra vida, a veces recordar es más frustante que vivir, es mejor ver siempre hacia adelante

  140. Héctor Julián Machuca dice:

    es lo más fasinante que he leido en mi vida. Nada se compara con tus palabras, si yo fuese Nietszche, te besaria cada una de tus frases tratando de entar a tu infierno para gozar con tu cuerpo ilusoria de fantasias, remordimientos, penas, risas y recuerdos.

    gracias por contarnos tus líneas oscuras y claras.

  141. Blanca Estela dice:

    Para mis amigos: incluida nuestra maestra Mora

    Sacrilegio

    Fue el que cometimos tres jovencitas inseparables de juegos y travesuras, camino a clases de catequesis cada miércoles y jueves al caer el sol. Habíamos hecho nuestra la costumbre de soltar la carrera; “patitas paquetequiero” después de tocar y escuchar las hermosas “campanas de palacio” como le llamábamos a los timbres de cuanta casa de rico se nos cruzara en el trayecto. Cada vez que lo hicimos basto una mirada de complicidad y ¡ya! La culpa se fue, no existe, por lo demás el curita nos enseñaría las cosas sagradas de Dios y eso bastaría para “limpiarnos” por si acaso nos “ensuciáramos”.

    Verdaderamente ahora que lo recuerdo el que nos ensuciaba más era el mismo curita, que ya murió, el “patepalo”, así le decíamos porque era cojo, Y también un pedófilo, en aquél tiempo no se mencionaba esa perversión, creo que era hasta desconocida su denominación, pero ahora si sé que él lo fue, porque nos sentaba en sus piernas, nos apretaba contra su cuerpo, el que olía a manteca rancia, y con sus manotas de una pasada nos acariciaba; espalda, pecho, piernas, cabello…todo. Ahora vienen imágenes a mi mente que tenía olvidadas…

    Entonces un día tuvimos nuestro minuto de “venganza”…Ya habíamos crecido de doce años y el curita envejecido los mismos, sus clases ahora eran de filosofía y francés, las que impartía coincidentemente los miércoles y jueves. Cada vez que entraba a la sala de clases, sin verlo, ya sabía que era él, su fétida aroma no había cambiado, pero uno de esos días no creería lo que le iba a pasar…Y aquí, que Dios me perdone, pero aún no le conocía. Fui partícipe directa en los hechos junto a varias más, lo que no recuerdo es de quién fue la idea, para el caso todas de alguna manera sin confesarnos el afán de tal venganza, estoy segura que sufrieron en común los mismos abusos de parte del curita. Fue entonces que una mañana nos dispusimos a esperarlo con la tarima embetunada, empavonada, llena, como quien decora una torta de merengue, o mejor dicho un pie de limón, así , pero con cera para piso, ¡Estucamos el flexi! Como deseando asegurarnos el ¡PORRAZO!… en un momento de expectación vimos asomarse al cura por la puerta, dispuesto a subir su pierna buena sobre la tarima y comenzar a dar un paso, el otro paso, el otro y cuando creíamos que el plan había fracasado…¡¡CGJKHIUD!!¡ XXXPMRR¡¡¡CXS¡¡PAM:¡¡PUM ¡!CHUASCKKK!! se fue con todo al suelo, paró las dos patas , la buena y la mala y nosotras por supuesto explotamos en risotadas y más risotadas …y cuando vimos que ya era suficiente castigo, pues el curita no se podía poner en pie, fuimos en su ayuda, y preguntamos : ¿a quién se le ocurrió poner tanta cera en el piso, si con un poco basta para el brillo? ..Y así fue nuestra dulce venganza…¡Pobre Hombre! Igual le tengo compasión y que Dios en elcielo lo tenga sin penitencia aún…

    Deus miserere nobis: Dios ten piedad de nosotros.

  142. Omar A. Goyo C. dice:

    Desde Venezuela, te envio mis mayores congratulaciones por este escrito que nos permite evocar pasado, presente e interrelacionarlo con nuestro interior. Te deseo lo mejor en ese evolucionar linguistico.

  143. ernestino dice:

    CUANDO LEÌ EL TEXTO ME ACUERDO DE MI INFANCIA YA QUE CUANDO FUI NIÑO ME GUSTÒ LEER LIBROS COMO CUENTOS TIPOS COMO LO QUE ACABO DE LEER Y LA VERDAD ME INTERESA YA QUE ES UN PODIGIOSO ARTICULO POR EL MOMENTO MUCHAS GRACIAS.

  144. Cyrano dice:

    Interesante.

  145. Vero dice:

    Hola Morita.
    No es la primera vez que leo uno de tus relatos, de hecho te he escrito como tres veces. Me encanta tu forma de sentirlos, de escribirlos, de hacer que todos los lectores los imaginemos, ya hace varios días que recibi este titulo y no habia tenido tiempo de leerlo, pero lo acabo de terminar y no te imaginas todas las sensaciones que siento en mi en este momento, me encantaria ser una excelente redactora como tu y como muchas personitas que han escrito sus comentarios, ademas me sorprende la cantidad de comentarios que encontre esta vez, no me queda mas que felicitarte y esperar la siguiente monografia. Felicidades.

  146. gisella dice:

    hola gracias x las monografias estas cheveres ps espero segir recibiendo mas

  147. cinderella dice:

    Eotico sin duda, pero sucio. he recibido siempre monografias pero sin tiempo de leer, y me llamo la atencion el titulo pareciendome interesante, es una especie de imaginacion perversa, de esas que no es facil entender porque las imaginamos y finalmente se transforman en letras. y me gustó.

  148. lalin dice:

    A mi también me llamó la atención el título porque pensé enseguida en el poema del mismo nombre, que es precioso. Por eso me decidí a leerlo todo, esta es mi primera vez.
    Saludos a todos

  149. Emilio Tecla dice:

    Hola que tal me facino tu relato, es muy bueno soy ingeniero en informatica mi trabajo es algo pesado y tranquilo cuando me tocan las guardias y al leer tu relato me hizo sentir relajado y ademàs chistoso me hizo reir la parte cuando te robas las hostias y cuando la nana te hace el pancho de que es un pecado mortal jaja, sobre todo cuando nunca le confiesas al padre lo que te habia pasado con la niñera o lo que te hacia, pero de cualquier manera que niñera tan tonta de de abusar de una menor.

  150. Lourdes dice:

    siento mucho por Mora Torres, su relato es muy confuso. no describe completamente lo que realmente ocurre en su relato o cuento como lo llama. pero creo que todo lo que una persona escribe o dice, tiene relación con lo vivido. Si viviste una situación parecida Mora, creo que tienes que buscar a un sicólogo. es traumatizante

  151. María Celeste dice:

    ¡Ah, gracias Mimicha! Había empezado a sospechar que, salvo los lectores habituales de Mora, nadie había logrado comprender los alcances de este “Sexo de los ángeles” de hoy. Es cierto que a la mayoría parece haberles atrapado un supuesto erotismo… que por más que he releído el cuento no he podido encontrar. El relato en sí es de situaciones vinculadas con la sexualidad: la sexualidad en ciernes de una niña, la sexualidad atormentada de una muchacha que no fuera bendecida por la educación. También es una reflexión sobre las mentiras de la educación tradicionalista, donde se hace sustentar todo el edificio de una vida sobre esas mentiras. Creo que en ese sentido, quien más ajustadamente ha podido comprender el relato es Blanca… tal vez por vivencias similares, por una educación similar.
    Parece haber pasado desapercibido a la mayoría la inteligencia de esa niña que podía entender lo fatalmente engañoso que era su entorno, que no podía creer en esas cosas que le “vendían” como ciertas, su sensibilidad y su sentimiento de no ser comprendida.
    En resumen: parece que la mayoría SACÓ DE SU PROPIA CABEZA TODO LO MORBOSO, RETORCIDO Y EXCITANTE QUE CREYÓ ENCONTRAR EN ESTE RELATO.

  152. HECTOR TORRES dice:

    Realmente me gustó tocayita, me transportó e hizo vivir los eventos descritos.
    Dejas necesariamente el anhelo de un poco más de tu redacción para lo sucesivo.

  153. DARWIN dice:

    Hola. pues me parecio unbuen relato, despiertas muchas emociones, te lo digo yo que no soy un aficionado a la lectura…. me intereso muchisimo… bueno gracias por darnos un poco de entretenimiento….. Ciao!

  154. Osvaldo dice:

    Vancho: parece ser que no solo José tiene el secreto.

  155. Don Chaca dice:

    Hola q tal Mora me fascino ese bozquejo, me llamo la atencion el titulo y la verdad q si q era interesante ahora si voy a estar mas enganchado con tu blog, chevere sigue asi.

  156. Judith dice:

    Sabrosos tus tentempiés. El cuento (lo llames como lo llames) es hermoso…

  157. Anna dice:

    Me encontré casualmente con la página y me enganché, me gustó muchísimo. Me dan ganas de poder seguir leyéndolo, ¡¡¡un abrazo!!! Felicitaciones a Mora, y seguí así.

  158. MIGUEL DALGUERRE dice:

    Jose Itriago: la misma historia pero contada desde la otra orilla, esa orilla empírica, ignorante o pobre de conocimiento, poco perspicaz para reconocer los ademanes y gestos bien o malintencionados, mas ruda que delicada para manifestar sus afectos, con argumentos aterrorizantes y fantasiosos a falta de aquellos fundamentados…… como lo aprendió en su momento para corregir algo considerado malo, con esa permanente sensación de habitante de tercera categoria por su evidente pobreza que intimamente le averguenza y que como redención a ello quiere dejar huellas inolvidables en esa niña blanquita, perfumadita, bien educadita pero sutil en sus crueldades, con una imaginación tan grande como para confundir mala intención en el propósito de consolar con la compañia corporal.
    Quiero aclarar que mi descripción y mis impresiones se basan estrictamente en la época aludida que imagino a mediados del siglo pasado en un aparente entorno de ciudad pequeña o pueblo, algo totalmente diferente a nuestra actualidad.
    El complemento exacto para la historia de Mora, que lleva el fiel de la balanza a donde debe estar…….. en el medio.
    Me encantó.
    Un abrazo.
    MIGUEL DALGUERRE
    CUSCO - PERU

  159. Giselle dice:

    Si hay que describirlo con una palabra “Delicioso”… Es un relato que desde el principio te lleva a ese lugar un poco oculto de tu imaginación o quizas no tan oculto, todo depende de la manera en que se vea y se viva la vida, en que lo real pasa a un segundo plano para darle paso a una sublimidad con aires de sexualidad inocente, si es que puede llamarse inocente al sexo.
    Simplemente fascinante la manera en que se nos plantea la inocencia y el erotismo, como juega con nuestras emociones y sensaciones, como nos hace sentir la sensualidad de maneras diferentes…
    Mil felicitaciones Sra. Torres, es un relato sencillamente EXCELENTE

  160. yoink dice:

    MORA ES QUE TE LA HAS COMIDO CON ESA NARRACION, DE VERDAD ESTUVO DEMASIADO ATRACTIVO TU TEMTEMPIE, OYE REALMENTE TIENES UNA CAPACIDAD DE HACER DE LA LECTURA ALGO REALMENTE INTERESANTE, PUES TE FELICITO, ME GUSTO Y MUCHO Y ESA ULTIMA FRASE QUE DIJISTE ALLI ME GUSTO MUCHO MAS “AHORA SOY MALA Y FELIZ” SE NOTA QUE ESTAS MUY CLARA EN LO QUE HACES QUE BIEN POR TI SIGUE ASI. AH Y ESCRIBIENDO TEMAS IGUAL DE ENTRETENIDOS E INTERESANTES.

  161. Laetetia dice:

    Vaya dulce lectura estimada Mora Torres…

    Debo agradecértelo, me has bajado un nudo que tenía en la garganta luego de remembrar viejas heridas…

    Excelente “tentempié”, he quedado satisfecha, pero aún con hambre de más escritos así, de antemano si aluien desea enviarme cuentos, historias o simples lecturas puede hacerlo al correo laetetia@gmail.com.

    Gracias infinitas Mora Torres por darle algo único a mi mente para descansar finalmente por un rato.

    Una linda caravana y un hasta pronto!!!

  162. hector dice:

    Como les va la verdad es algo muy del siglo 19 mas o menos ahi me remonte, Yo tenia una amiga que me decia cosas eroticas toda la vida cuando comrpendi que era un deseo muypersonal la bese no como besa un amante no labase por instinto, terminamos teniendo sexo, ella fue mi mejor maestra era mayor que yo pero aprendi muchisimo, la verdad eso me trajo a recordar mi primera relaicon sexual, me parecio bueno graicas por tu cuento estuvo muy bien, felicidades, desde mi Guatemala amada, bendiciones mi correo es hectsay@hotmail.com

  163. Osvaldo dice:

    Hoy es el Día de la Madre en la Argentina, y para todas Uds., más que mujeres, mi mejor amor: ¡¡¡Feliz Día!!!

  164. socorro dice:

    Gracias Osvaldo y feliz día a todas las madres!
    Me quedo pensando en la cuestión bizantina (discusión acerca del sexo de los ángeles por los teólogos de Bizancio en el peor momento y sin ningún acuerdo). Querida Mora: Yo leí un relato que trata de una niñita sufriendo.
    Saludos!!

  165. María Celeste dice:

    ¡Gracias mil Osvaldo! Muy dulce de tu parte…
    Socorro: yo leí lo mismo. Un besote. Feliz día a todas…

  166. Yuma dice:

    El transfondo del relato es muy bueno, pero la redacciòn tan mala que corta con las emociones.
    De igual modo te felicito Mara, es una buena historia. Que trasporta a soñar y a recordar algùn pecadillo inconfesable.
    De angeles y demonios, mmmmhhh creo que todos tenemos algo.
    Saluditos a todos.

  167. njm dice:

    Regularmente monogarafias me envia publicaciones, pero esta en particualr me llamó mucho la atencion, tanto es así que apenas lei el titulo me senti intrigado con mucha expectativa; cuando comense a leerlo me transporté de inmediato a lo que se relataba, despetó un apetito para seguir y seguir. me Hizo recordar las historias de Tom Sawyer, la celestina, los intereses creados, etc; hasta que terminé de leerlo.

    y eso que soy un apatico a la lectura pero fué ese picantico del titulo y el tema que me atrajo.

    me parece una buena lectura, ya que te desconecta de todo a tu alrrededor y ademas te atrae la picardia que se comenta y quieres seguir a ver en que va a terminar todo.

    no se quien eres apenas al final ví un nombre, de todas formas de felicito y de toy las gracias por esa lectura ; Mora Torres.

  168. Ángel dice:

    Felicitaciones! Me agradá tu cuento!
    Ángel

  169. Mimi dice:

    Mamita, aclara en algun momento que se trata de una niña comun y corriente en su despertar sexual, se supone que el “angelito inocente” eras tú, pero no hagas caer a la gente en irreverencias hacia los seres santos y celestiales como son los ángeles de verdad. Llamaste la atención con tu título porque todos tienen curiosidad en saber cuál es el sexo de los ángeles y tu te aprovechaste de eso para que te lean, cuando me percate que el angelito eras tu y cual era la dirección morbo de tu cuento me aburri y lo deje porque…..no tiene sentido decirtelo…..(soy mas realista que imaginativa) solo que sepas tu y los que leyeran este blog que la biblia no menciona el sexo de los ángeles y el saberlo o no, no es importante para nuestra salvación. Nuestro interes rerspecto a lo celestial no está en conocer detalles que no nos competen, cuando un día estemos en el cielo y veamos a los angeles en tonces lo sabremos todo a su tiempo y tomaremos su sexo como normalmente tomamos el nuestro….por ahora no lo sabemos porque no es lo mas importante para decidir nuestra salvación. Por ultimo, si escribes lleva un cursito de redacción, y tambien hazla revisar como hacen todos los escritores por que la falta de redacción y cambios de situación que no guardan hilación con lo anterior fue lo que me aburrió de echo. No escribas por escribir.

  170. exequiel dice:

    Creo que cuando al hombre le llega el zenit y la inteligencia del saber se hace sabia, y cuando avisoramos a nuestros nietos/as jugar con preguntas que para ellos no tienen respuesta, somos los ángeles verdaderos, y en esa instancia vemos como la pureza nos invade, por cuanto nuestras respuestas o silencios hablan de la espiritualidad a la que hemos arribado, en ese puro amor que sentimos.

  171. alex dice:

    NUNCA HABIA LEIDO ALGO ASI NUNCA HABIA TENIDO SEXO PERO HACI DICEN SERA MUY COMPLACIENTE YA LO QUIERO PROBAR UN POCA . ESQUE HAY UN CHICO Q ME GUSTA.

  172. María Celeste dice:

    Mimi… voy a utilizar por primera vez un término que no me gusta demasiado en este blog: no seas necia. Lee el relato completo y te darás cuenta de qué está hablando. Y, vuelvo a repetir algo que ya dije en otra entrada: TODO LO PERVERSO QUE ENCUENTRES EN EL RELATO, ESTA EN TU PROPIA MENTE.

  173. ciro alberto dice:

    Estupendo como siempre tus comentarios, cada uno con una comnotacion diferente, pero todos interesantes MORA, un agradecimiento siscero y fraternal por motivarme a decir y recordar lo q

  174. ciro alberto dice:

    Mora, como agrdesco tus apuntes, todos nos traen connotaciones diferentes y despiertan sensaciones extrañas y por que no olvidadas por el trajinar diario que hace que se olvide el pasado y trasmuta uno el presente a traer y rememorar historias y pasajes viejos.
    Curioso el titulo, SEXO DE LOS ANGELES, recuerdo cuando chico a mi madre repetirme la oracion antes de dormir, ” angel de mi guarda mi dulce compañia no me desampares ni de noche no de dia hasta que me deje en paz con Jesus y Maria” me sentia foratalecido despues de repetir una a una las palabras que con conviccion pronunciara mi progenitora el convencimiento era tal que el sueño era abordado por ellos, los recuerdo, con unas alas espectaculares trasparentes de una blancuara celestial, como dicen con los jabones que limpian , eso no es blanco es BLACOX, los veia sonrriente y llenos de bondad, flotaban en el aire como las cometas en el mes de Agosto, rucuerdo una cosa en particular qe solo uno venida a mi y me llevaa por los aires dandome un paseo celestial, recuerdo que miraba desde las alturas mi querida ciudad y trataba de ver por sus ventanas a ver si mis amigos estaban durmiendo o si depronto alguno estaba en la ventana para saludarlo, que momentos tan especiales, lo que me parece extraño es que hagas referencia del sexo de los angeles, a no ser que ese angel al que te refieres sea la nana que cuido de nosotros en en las noches que nuestros padres salian de farra y como nana solo en pensamiento tenia sexo con el patron que era mi padre, por que real era inalcanzable hacerlo ya que el trabajo no se revolvia aon el sexo y como pensar que el patron se fuera a fijar en alguien tan insignificante, si a ese angel se refiere, solo ellas podian tener relacion con el lechero o el panadero, o el zapatero o a urtadillas entrenar al hijo mayor del patron para cuando este fuera de juerga no le quedara mal a las doncellas.
    Pero si hablamos de angeles angeles, a lo que se referia la oracion de todas las noches, solo recuerdo entre gallos y media noche que mi madre, me comentaba de ellos que habian muchos , que los mas importantes se llamaban SAN GABRIEL, que fue el que anuncio la llegada de Jesus Maria, SAN GREGORIO, SAN ANTONIO, SAN ESTEBAN , SAN JACINTO y otros que no recuerdo, todos ellos con funciones diferentes y gozando de perfecta felcidad en el cielo, ellos eran los mensajeros y auciliadores de los mortales cuando en oracion los invicabamos para que nos librararan del peligro y las enfrmedades y pensaba en mi mente infantil, que deveria se asi, por que mi diosito no tenia tiempo para atender tanto padido, de poenerlo hasta de cuiadar vacas y mas , de cuidar casas cuando todos se iban de paseo , seria el colmo, por su puesto que ellos eran sus ayudantes no faltaba mas que el Dios todo poderoso no tubiera quien le ayuara, a medida del tiempo cuando me ampliaron la informacion me di cuanta que solo no existian ellos, q habian ANGELES, QUERUBINES, ARCANGELES y no recuerdo que mas , pero supongo que el sequito se extendia hasta los mas pequeños, angelitos negros, spongo que en el cielo tambien habia descriminacion, no podia concebir un angel negro mensajero principal del cielo , pero haciendo conciencia y siendo justo, pense, claro para los negros tiene que haber angles negros y para cada raza uno, seria lo justo, Pero volviendo al tema del SEXO DE LOS ANGELES, si mal no recuerdo mi madre me decia que alli en el cielo no se sentia nada, que todo era felicidad, me lo decia tan combencida que mi deseo fue morirme a temprana edad, no le veia sentido a vivir si uno exponia a peado su vida y arriesgaba la entrada al cielo, no les parece justa la postura mia?
    Pero como la vida hay que vivirla, aca estoy escribiendo lo que mi recuerdo y mi argumento respecto al tema razona, no puedo concebir un angel haciendo el amor, un cuerpo etereo sin volumen solo alma , pareciera un olograma , sin poderlo tocar solo visible para el que mirara con los ojos del alma , por que esto de mirarlos no era para cualquier terrenal, no , era solo para aquellos que tubieran fe y sobre todo que no fueran pecadores.
    Np puedo consebir un angel haciendo el amor y sobre todo , trayendo del infinito el manual del kamasutra para practicarlo en el aire, no puedo igmaginar el orgasmo celestial, me da la imprecion de que los cielos temblarian, pero si mal no recuerdo tambien, mi madre me decia que los angeles eran asexuales, con el tiempo comprendi que no tenian sexo.
    por tal motivo mi querida MORA y todos los amigos civernautas del blog, solo quiero decierles que la igmaginacion es atrevida e infinita y me pasaria toda la vida escribiendo sobre el tema, por que les cuento un secreto que yo si tengo un angel que es mi amor y hago el sexo con el placidamente.
    hasta la proxima.

  175. Tannia dice:

    Me gusto, es el primero que leo entero y realmente lo disfrute, intriga,ficcion mezclada con realidad Bien hecho.Espero el proximo.

  176. Tannia dice:

    bien

  177. jorgerv dice:

    Hola Mora

    Hola todos

    Les dejo mi versión sobre los personajes del Tentempié

    El Personaje Nina:

    El personaje de Nina provenía de un grupo étnico del amazonas brasilero, donde la tabulación de las acciones humanas en orden a bondad o malicia era disímil a nuestra cultura por ejemplo: el sexo y el erotismo, en su tribu la gente lo practicaba públicamente sin inculpaciones, en cambio, comer lo realizaban en privado al punto de evitar la mirada ajena, otra diferencia era la actitud ante la muerte: de indolencia como al nacer. Por otro lado, infierno, cielo, bien, mal y castigo no eran conceptualizaciones de su mente. En este marco cultural creció Nina hasta los nueve años, entonces vino el cambio: llegaron los madereros y con ellos la migración hacia la civilización que la llevo hasta otro país, la pertenencia a un grupo social diferente: ahora era Niñera, pero antes debió pasar por alfabetizarse y por el crisol de los pastores cristianos que con su parafernalia le dotaron de un alma atormentada en permanente contradicción con la de su niñez. Su primera y única comunión la convenció de mantenerse alejada lo más posible de las iglesias y de los curas. Era comprensible, con ese trascendental acto la habían hecho parte de un mundo ajeno al de ella que la llenaba de miedo y donde la mayoría de sus acciones eran pecado, lo que no entendía porque. Eso del infierno como lugar de castigo tampoco le cabía en su mente, -el relato lo asevera “Nina estaba parada al lado de la cama aguardando que yo terminara de llorar. Entonces se metía en mi cama y aseguraba que el infierno no existía en realidad, aunque se desdecía por las mañanas, pero su infierno era tan especial como ella misma. No obstante creo que tenía mucho miedo”-, entonces, para su salud emocional su mente lo adaptó a conveniencia, el infierno seria el lugar donde se hiciera, sin restricciones, todo aquello que en el mundo real era pecado el sexo, que tanto le gustaba, por supuesto y tan frecuente como posible; entendía tener el derecho de enviar a ese infierno las almas de todo aquel –vivo o muerto- que se le opusiera –como a sus novios- ya que ahí, a ella también le enviarían la endilgada alma atormentada cada vez que satisfacía las urgencias eróticas de su naturaleza. Las alegorías fantasmagóricas de la cultura de su niñez, entreveradas con los pecaminosos arquetipos de éste mundo nuevo le llenaron la mente de cuentos e imágenes que se podrían calificar, con otra mentalidad, de sórdidos y lujuriosos pero no para la de ella que no alcanzaría nunca comprender la significación de esos vocablos – lo evidencia el relato “Los cuentos que me contaba eran de ogros violadores, de princesas sumisas y de conejos lujuriosos. Nina creaba imágenes más variadas y más sórdidas que las que se hallan en el actual cine -y literatura- pornográfico. Habían vacas que parían y solamente esto, en sus labios, se transformaba en una bacanal….”

    La mente de Nina era simple, natural como su sensualidad, cuando entro al servicio de la niña le dieron una lista de cosas y formas de comportarse relacionada con la niña para hacer y no hacer, la mayoría se le olvidaban porque no coincidían con su escala de valores y observarlas tal como se lo exigían era un esfuerzo mental demasiado grande, suerte que a la niña le gusta hacer las cosas al modo que se emparejaba con el de ella y por supuesto no le decía nada a sus mayores; para no tener problemas en las cosas que diferían se plegaba a las decisiones de la niña.

    El Personaje Ana:

    Ana era una niña mayor casi una adolescente vecina de la plaza Belgrado donde acudía a jugar desde muy chica, casi todas las experiencias más importantes fuera de casa habían tenido lugar ahí, una expresión cariampollada se dibujaba en su sonrisa, fuera de eso, era como la mayoría de las chicas de su edad, pensando en chicos más que en otra cosa, con la malicia que la acompañaba, inmerecedora del fuego eterno. Poco tiempo antes de que sus padres decidieran cambiarse de vecindario a una casa que estaba más cerca de su nuevo colegio secundario, conoció en la plaza a una niña menudita muy delgada de ojos vivaces que parecía muy inteligente pero que se asustaba con facilidad. En la parada de la camioneta pintada de lobo feroz –el tren le decían - que hacia el paseo alrededor de la plaza encontró a la niña diciendo -¡Qué boca tan grande tienes, abuelita! – le pareció graciosa y la bromeo tirándole un mordiscón, se vieron mas otros días en compañía de su niñera una morena fastidiosa que hacia muchas preguntas torpes; sentadas en las bancas solo platicaban no jugaban, por ello, Ana se fastidiaba mucho, el ultimo día que iría a la plaza consiguió jugar con la niña: la hizo correr hasta los arboles tuvo ganas de echársele sobre la espalda para hacerse cargar y botarla sobre el pasto pero era tan menuda, que se le ocurrió mejor alzarla a lo más alto, quiso tomar sus tobillos pero al verlos tan delgados temió lastimarla con sus fuertes manos, buscó entonces la parte más rolliza justo las piernas por debajo de la pollera sintió como la niña se envaraba le pareció que de miedo y se asustó, quizá la niña cree que la voy a botar pensó Ana, al bajarla le pregunto si le había dado miedo y la niña le dijo que no. Ya regresaba el tren y con el concluía su última visita a la plaza Belgrado, no sin antes despedirse dándole un tremendo bofetón a la niña por el susto que le había hecho pasar y por los días perdidos sin jugar.

    Todas las demás sesgadas connotaciones son productos mentales de la niña y de los lectores.

    Un saludo para todos.

  178. vancho1 dice:

    Osvaldo: Hola, hermano, como siempre: tienes razón. En la caverna buscas los ecos, las señales mínimas, y hasta el aliento, para caminar a tientas, para seguir, para no sentirse perdido; seguro de una luz que será encontrada. Ahí estás de los primeros, Jorgerv, Blanca Estela, María Celeste, Miguel Dalguerre, Socorro (¡Socorro!), Joise, Faviana… otros. Otros sospechados como Mas, Carolina, Cirio Alberto. Abierta la roca del PC luego de clik y clik uno busca esas voces ya familiares como hilo de Ariadna.
    Tienes razón: parece hay un secreto compartido. Me sumerjo en mi escafandra porque esto parece algo como evaluativo y me averguenza. Lo escribí porque si no lo hacía podría parecer injusto… y seguramente ahora lo soy más. Los quiero mucho, junto a Mora.

  179. jose lopez dice:

    Cuando pretendo escribir sobre algo como lo que escribes, la humildad me lanza una estocada,pienso que es iluso el pretender calificar un sueño, o el plasmar la fantasia en el papel.
    alguien ya lo califico como inocesnte y sensual, esa dulce combinacion tan cercana al kundalini. La perfeccion no es producto de la tecnica, lo es de la sensibilidad.
    gracias mora.
    saintjoseph

  180. ruben dice:

    heeeeee no entiendo por que tantos alagos y demas….. o sea por que ?? por un texto de 5 paginas ?? ademas esto lo escribe cualquiera .. con todo el respeto le pregunto a mora y tambien a los que dejan comentarios …. ¿ les pagan por esto ?? se detienen a leer?? les parece bien??

    ok cada loco con su tema ..

  181. Osvaldo dice:

    Estimado Jorgev: soverbio tu análisis. Y si me permites quisiera aclararte que la plaza es Belgrano (de Manuel Belgrano), es que Belgrado me insita a la interpretación con otra perspectiva que tiene que ver con algún prejuicio propio.

    Fíjense como el título ha atraído una gran atención, pero sin embargo los que estamos más acostumbrados supimos comprender el relato. Es lastimoso leer a muchos que ni siquiera lo atraparon.
    Tal como lo opinó Celeste, no tiene nada que ver con el sexo, creo que sí con la sexualidad y la influencia que pueden tener en los niños (los ángeles) la falta de cultura o aptitud durante la educación temprana. Blanca Estela fue quien dio las mejores muestras (a mi entender) con dos relatos de su propia experiencia que seguramente la han marcado a la hora de aplicar el significado cognoscitivo a ellas.
    Con respecto a la bofetada de Ana, creo que Mora nos pretende mostrar lo que pueden doler y “arrastrar” esas cosas proyectándolo al aspecto físico. Quizás no nos hubieran dolido tanto las acciones de Nina de no existir la bofetada de Ana. Además, bofetada dada en el momento justo del relato. Y luego la relación con lo sagrado que representa la comunión y su firme decisión de trasgredir.
    ¡¡Definitivamente otra muestra del gran talento de Morita!!

    Dentro de este contexto y dirigido a los varones, es sabido que es común en los niños que se les adhiera su prepucio al glande (por ejemplo). Me pregunto, ¿Cuántos de nosotros hemos tenido al médico, padres, enfermeras y hasta parientes observando como nos hacían sufrir por desprenderlo? ¿O quizás fimosis? ¿Cuántos estaríamos dispuestos a hablar sobre ellos? ¿Qué emociones reprimidas dejó eso y como nos han afectado? Y es un tema que no tiene que ver con el sexo, pero sí. ¿no?

    Otra cosa, no los veo a Gloria y a Joise ¿?
    y
    Jorgev, ¿cuán posible es que pienses visitarnos en enero?
    Si, Vancho 1, a eso voy con todos mis divagues. ¿Escafandra? ¿Evaluativo? Hermano, verdad.

    Saludos a todos.
    Infinitas gracias Morita!

  182. ximena dice:

    …..bueno morita,que más puedo decirte?……el gran revuelo que ha causado tu relato………..
    ……….
    LA SEMANA PASADA LÉI TU RELATO ,ES GENIAL ! ME REÍA TANTO,QUE LA GENTE QUE ESTABA CERCA SE DETENÍA A MIRARME,ERA UN BOCADILLO TAN EXQUICITO,QUE QUISE TOMARME MI TIEMPO PARA ESCRIBIRTE ALGO,PENSABA DURANTE ESTOS DIÁS .CÔMO PONER EN PALABRAS,TODAS MIS SENSACIONES QUE PRODUJERON TU RELATO ,ME ENCANTA LA AGUDEZA QUE TIENES PARA NAVEGAR POR MUNDOS TAN INTERIORES AH! Y POR SUPUESTO DE FORMA TAN ENTRETENIDA Y CON TANTO HUMOR ,,,Y ABRO LA PÁGINA Y ME ENCUENTRO CON OTROS NUEVOS RELATOS………………”..NUESTRA PROTAGONISTA NO PARA DE HACER DE LAS SUYAS….Y NINA SOLAMENTE AMÓ COMO PODÍA”
    FELICITACIONE MORITA !!!!!!!!!! AFECTUOSAMENTE XIM

  183. Mas dice:

    Socorro: socorro!!! fuego!!! fuego!!!fueeeeeeeeeeeegoooooooo!!!

    Socorro! Pido socorro a Socorro, necesito de tu mano sobre el teclado que acaricie letras que acaricien…
    Donde estas! te hiciste esperar!
    Asomaste el perfil, pero era una mascara, una gran mascarada!!!
    Socorro, socorro estoy pidiendo, no pido ni auxilio, ni salvación, no pido la presencia de heroes ni santos, no pido que intervenga la ley ni la justicia,…
    Solo quiero que me socorras Socorro.

    No se que te ha causado este relato, a que lugares te a llevado, o quizas, no este frente a la pantalla, por que la vida te ha conducido a un lugar limpio, sin tecnologia.

    Pero si lees este nuevo/repetido grito, cumple con tu parte y tu se fiel a tu nombre.

    La verdad, la pura verdad es…

  184. Mas dice:

    Cuando pueda, voy a subir algunos escritos que fueron inspirados por varios escritos que encontre en este blog…por ahora me limito a estas sintesis,…
    ahora un tema prioritario…hay más encuentro!!!, espero la nueva invitación!!!

    Mas, mas, mas,mas, más, mas, más, MÁS, más, mas, MÁS,mas, mas mas
    mas, mas,mas, más, mas, más, MÁS, más, mas, MÁS,mas, mas mas, Mas, mas, mas,mas, más, mas, más, MÁS, más, mas, MÁS,mas, mas mas
    mas, mas,mas, más, mas, más, MÁS, más, mas, MÁS,mas, mas mas, Mas, mas, mas,mas, más, mas, más, MÁS, más, mas, MÁS,mas, mas mas
    mas, mas,mas, más, mas, más, MÁS, más, mas, MÁS,mas, mas mas, Mas, mas, mas,mas, más, mas, más, MÁS, más, mas, MÁS,mas, mas mas
    mas, mas,mas, más, mas, más, MÁS, más, mas, MÁS,mas, mas mas

  185. iris dice:

    excelente historia, me encanto, hiciste que me trasladara a la historia y ver todo lo que iba sucediendo. muchas gracias por tu aporte.

  186. Arquímedes Rafael Contreras Guzmán dice:

    Me gusta la forma en que te expresas o en que tratas de transmitir tu mensaje a tus lectores, veo tus palabras entrelazadas con la confución algo difícil de interpretar, no? sólo hay que leerlo varias veces.
    El título fue lo que me llamó la atención, y la verdad es que, la vida sexual comienza temprano y más en esto tiempos y, aunque no creo en angeles y demonios sus historias me fascinan del todo.
    Creo que te pareces un poco a mi forma de escribir, yo enrealidad no se que es lo que escribo, pero creo que es poema; lo que escribo en ellos es totalmente expontáneo y quisiera que un día los pudieras leer. Yo mismo tengo que tratar de interpretar mi propia obra y mis amigos -son pocos los que los entienden- me han felicitado por ello….. por favor agregame en tu msn y comunícaqte conmigo.

    NUNCA HAVÍA LEIDO TAN MÁGNIFICO RELATO, MI ESCRITOR FAVORITO ES PAULO COHELLO Y AHORA TU ESTÁS ENTRE MIS INSPIRACIONES PARA LA ESCRITURA……….. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡SALUDOS Y MUCHO EXITO!!!!!!!!!!

  187. Osvaldo dice:

    Mas: es cierto que Socorro solo se perfiló, pero pareces estar un tanto ansioso ¿a que se deberá?
    Estuve a punto de preguntar antes por si ya estabas satisfecho, pero parece que ¡no! ¿Qué tienes para aportar? Copy – paste no me sirve!
    (Creo que como todos, deberás invitarte tu…)

    Y también falta Fabiana!!

  188. ximena dice:

    hE QUERIDO HACER MEMORIA…….DE PQUEÑA TENÍA UNA TÍA ABUELA QUE SOLÍA LLEVARME SIEMPRE A MISA ,TODO SU MUNDO GIRABA ENTORNO A LO RELIGIOSO ,YO LA ENCONTRBA UNA SANTA ,Y AÚN HOY A PESAR QUE NO ESTÁ ,GUARDO HERMOSOS RECUERDOS……HASTA QUE UN TÍO AÑOS MÁS TARDE ME DIJO QUE MI TÍA ERA ASÍ PORQUE DE MUY JOVEN HABÍA SIDO MUY PECAMINOSA ,LLEVANDO UNA VIDA MUY LIBERTINA …CUANDO ESCUCHÉ ESAS PALABRAS DE MI TÍO LO ODIÉ ,PERO CREO QUE SENTÍ LA MISMA SENSACIÓN CUANDO UN TARDE QUISE VER LA FAMOSA AGUA BENDITA DE LA IGLESIA ,PENSABA QUE APARTE DE SER BENDCIDA ME TRAERÍA MUCHA SUERTE( EGOÍSTAMENTE PARA MI ),ME ACERQUE A LA FUENTE DONDE TODO EL MUNDO APENAS MOJABA LOS DEDOS Y LUEGO SE PERCINABA ,EN ESE VERANO HABÍA CRECIDO Y ME ENCONTRBA MÁS ALTA PARA VER EL INTERIOR DE LA FUENTE ,CUANDO ME ACERQUE Y VÍ EL AGUA ,ME DIO LA SENSACION QUE NO ESTABA LIMPIA Y PEOR AÚN TODO EL MUNDO PONÍA SUS DEDOS ME SENTÍ TOTALMENTE ENGAÑADA Y PENSÉ SERIAMENTE QUE LA IGLESIA DEBIA PURIFICARSE ,DESDE AHÍ CON MIS POCOS AÑOS A CUESTA ME ALEJE DE TANTOS SANTOS Y SANTAS.

  189. Mas dice:

    …desde las sombras, un paso hacia la belleza…

  190. joise dice:

    Hola! quridos amigos, Mora,En San Miguel, en la Sagrada Famila, aparte de las cevezas que se tomaba el cura en las fiestas a las cuales soliamos invitar
    se compartia el vino, en la sacristia, la diferencia era, que el no se daba de lo que pasaba, la ignorancia es atrevida, no obstante
    la credibilidad y la fe, dan mejores resultados en la medida que le deis buenos propositos, de todas fomas era un angel, un angel encarnado, y sin alas
    igual a otros que con muy buena fe solian rezar por el prójimo (los monaguillos) -legionarios de Maria- en aras de coseguir: tanto consuelo para el desesperado y los enfermos como clemencia para
    pecador pronto a visitar los calderos del infierno (los enfermos terminales).

    “Tendras el pan con el sudor de vuestra frente”, ” dareis a luz vuestro hijo con dolor”. Aun mas allá de la sentencia, theos, es la firme verdad
    de que la debemos servirnos, mas allá de la obligación es la naturaleza inderente a la creación de nuestra especie, por ello, pensar en el sexo como tabú es rallar en la inconciencia antes que la ignorancia, el sexo es lo natural si no hubiera cóito -no hubiera procreación- y el mundo terminara al menos entre las especies de carne y hueso, y algunas otras formas de vida que comulgan de forma distinta.

    El problema es la perversidad y el sadismo, incluso algunas formas de preferencia sexual, he ahí la alegoría de Sodóma y Gomórra, hay muchas formas de concebir el sexo, en la medida que os desenvolvais
    de placer mutuo (de parejas) o peculiarmente, en esa medida estais tocando la gloria, en cambio es el mal manejo de la educacion sexual y la patología; las que fomentan desafueros en la relación social, los aberrados crean un poblema que a la postre generan violencia (asesinatos, suicidios, heridos por abusos etc.

    Por ello, cuidad vosotros padres jovenes, donde?, con quien?, y la hora en que vuestros hijos menores se encuentran en la calle?

    Ciao!

  191. Christopher López dice:

    Me encanto, la poesia el encanto que tien ecda palabra de ese cuento, es fantastico

  192. joise dice:

    fe de errata, indherente por inderente, y perdonad otros horrores que no pude corregir por tiempo.

  193. javier dice:

    me fascinó tu historia.. e igual me hizo recordar algunas diabluras que hice antes de mi 1era comunion, en la iglesia (en el momento de la eucaristia) al no saber que decir e inventarme frases en mi mente que quien hubiese oido..uhh!! al igual que a esa edad creo que me aleje un poco al castigarme al maestra del cate y enviarme a reflexionar frente al santisimo de lo que habia hecho.. ( solo me levante y dije que no creia en Dios.. xq e rezado y no me ayudado) saludo de igual manera…

  194. José Itriago dice:

    No he podido participar más, porque, para variar, nos quedamos sin Internet (a veces sin luz, a veces sin teléfono, a veces sin agua, así están las ocsas por estos lados)
    No tengo el secreto, pero lo sigo buscando.
    Es cierto que quise reivindicar por su origen y sus valores, contrapuestos con frecuencia a los de las clases mejores de aquella época, tal como lo explica mejor que yo Miguel. Por eso omití todo aquello que para ella careciera de valor, como la misma Ana. Ella habría recibido tantas bofetadas, que una más o una menos no podía perdurar más de unos pocos días. En cambio, para la niña (que sería la otra perspectiva) fue una marca indeleble.

    En todo caso, el tema fue éxito, por el número de entradas. Muchos buscaban otra cosa, pero al menos opinaron y eso es mucho.

    Me gustó mucho el diálogo de los ángeles contrapuestos, que quizás sea el verdadero secreto: saber compaginar nuestros ángeles, felices y hermosos, algunas veces, terribles, las más.

    Quisiera explayarme más, pero estoy en un cibercafé muy ruidoso.

  195. Blanca Estela dice:

    José Itriago:

    No sé como le robas tiempo al tiempo para escribir tan bien como lo haces entre tanto obstáculo. Te felicito, tienes una exquisita fantasía en tu cabeza para imaginar el mundo de Nina, Ana y la niña, me pareció excelente las descripciones de personalidades y ambiente sugerido, como también duando dejas entrever las costumbres arraigadas en la raza de Nina en su existencia anterior.

    El resto de los comentarios me devuelve a la realidad perruna que viven biológicamente los seres que sin conciencia se contaminarán de sida, en el afán desenfrenado de buscar palcer por placer en cuanto ante sus ojos aparece la palabra sexo.

    Por otra parte, me gustaría que Mora nos sugiera las bases que deberíamos crear para limpiar de alguna manera el blog.

    En cuanto a la fiesta, ¿ No sería genial que pudieramos asistir con máscaras venecianas…? y así irnos descubriendo según nos hayamos percibido virtualmente, como en aquellas fiestas de siglos anteriores. ¡Qué locura!. no me hagan caso.

    Gratias Domini Deus: Gracias Señor Dios

  196. jorgerv dice:

    Hola a Todos

    Osvaldo: hombre, que me disculpo por la errata de dedo en Belgrano, por la prisa del envío no la vi, insinuación alguna a la capital Serbia no hay. En este momento, mantengo mis planes de viaje a Bs As para el día 16/01/09 si las divinas fuerzas me son favorables por ahí estaré.

    Las negaciones del humano confirman su identificación con lo negado es la ley universal de la correspondencia, el que despotrica visceralmente contra lo obsceno del sexo es porque le gusta así, obsceno. El sexo tan natural se individualiza y és lo que cada uno quiere que sea, no hay nada malo en eso, siempre que cuando se comparta los participantes estén de acuerdo. El cuento de la niña es solo eso, un cuento sobre cosas de niñas, para algunos de nosotros, magistralmente escrito para otros pueda que no, tienen derecho a disentir, pero esto no es una discusión de la academia de las letras ni de la santísima inquisición de la moral para los mortales que creen tener asegurado su sitial a la diestra del Creador, bien ubicaditos por favor.

    Vancho1: me gusta lo de escafandra, así le llamo también al equipo que uso para viajar a mi interior, la cueva de las infinitas puertas, he estado esperando uno de tus estupendos cortos, para el respectivo masaje caletrético.

    J Itriago: hombre que pena, el loco Hugo ha enviado toda esa energía donde Danny el travieso. Ihihih.

    Blanquita Estela: me asombraste con tu límpido e intenso relato, me gusto cantidad.

    Todo un éxito el tema, la venta ha estado como nunca he tabulado las motivaciones 50% los ángeles y 50% el sexo, ¡Quien ha dicho que el sexo no vende! En especial los disidentes buscaban eso y reaccionaron frustrados. El colmo, el servidor de mi oficina no me dio acceso a la página del blog de monografías por contener palabras impropias.

    Un saludo fraterno para todos ustedes.

    Jorge

  197. MIGUEL DALGUERRE dice:

    Si Morita hay que separar el Blog en sicalipticos futuros sidosos y mongitas que quieren ir a fiestas con mascaras venecianas……. pero sin ropa y acompañadas de su respectivo arzobispo. ja ja ja

  198. Osvaldo dice:

    Jorgev, o sea que estarías en BsAs el 16 de enero, ¿Por cuánto tiempo?
    17 y 18; y 24 y 25 son fines de semana, ¿Qué opinan Uds. todos?
    Ahh, ¿Por qué perdiste el Carpe Diem?? Lo extraño ya que el encabezado que dice Jorgev me acostumbre a que termine con Carpe Diem. Como que son una sola cosa.
    Y por las disculpas no te preocupes, se entendió igual.
    Tu al igual que José y Joise parecen no estar pasándolas muy bien. Espero la mejor de las suertes para Uds. y les pido que no se expongan.

    Y si en algo soy responsable por las palabras impropias que rechazan hasta los servidores, les pido mil disculpas por mi vulgaridad que no pensé que fuera tan vulgar como para provocar tantas reacciones contra mi banal opción. En especial a ti Blanca Estela y me pareció muy linda la iniciativa de las máscaras venecianas, aunque hay algunas eróticas. Espero aceptes mis disculpas y me perdones.

    Socorro, aparécete por favor, por Mas y para coordinar tempranamente un encuentro. Dale que eres la que parece ser la más decidida.

    Así como Mas reclama Socorro, yo quisiera pedir por Celeste, aquella que emana sentimiento. También ha sido muy breve. Estas resentida por algo o tan atareada??

    Muchos chuic a todos.

  199. Blanca Estela dice:

    Osvaldo: no tengo de qué disculparte, no me he sentido ofendida por tí.

    Sobre las máscaras venecianas, no tengo imaginación para creer que una máscara pueda ser erótica. a no ser que tuviera un dibujito vulgar como se lo imagina miguel dalguerre, que se fue al chancho, debe estar falto, en fin, o tal vez ya no funciona, debe consultar a un especialista.

  200. Osvaldo dice:

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Estoy despanzurrándome de la risa, excelente aptitud y mejor expresión Blanca Estela.
    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  201. Blanca Estela dice:

    Fíjense como trata a nuestra anfitriona Mora, por favor que se quite la máscara Miguel daguerre, el sutil es él en sus malas intencionesl:

    “esa niña blanquita, perfumadita, bien educadita pero sutil en sus crueldades, con una imaginación tan grande como para confundir mala intención en el propósito de consolar con la compañia corporal”

    Aquí se cree lo máximo en análisis de texto a José Itriago le dice:

    “la misma historia pero contada desde la otra orilla, esa orilla empírica, ignorante o pobre de conocimiento, poco perspicaz para reconocer los ademanes y gestos bien o malintencionados,…”

  202. jorgerv dice:

    Osvaldo: mis planes son pasar unos tres dias en Bs As y cuatro en Mar de Plata, estoy buscando información con las agencias de viaje y consultando a unos amigos argentinos aquí en mi ciudad. Lo de Carpe diem solo responde a mi manía de cambio en algunos aspectos de mi vida, aunque creo que todos son siempre perfeccionables. No creo que tengas que disculparte ya que no creo haber leído en tus entregas palabras impropias, me erizan esos dos vocablos en pérfidas bocas.
    Blanquita cada momento me sorprendes, voy a leer de nuevo lo de José I. y Miguel D. porque me parece haber leído otra cosa.

    Bueno Carpe Diem

    Jorge

  203. Pedro Alfonso dice:

    Los patios traseros de mi casa―eran dos―ahí jugábamos a todo, mis hermanos, mis amigos, las nanas, los perros y el gato Fifo. Sorpresivamente, nuestros padres nos llevaban ahí a jugar y ellos, sin sorpresa, se metían a la casa y nueve meses mas tarde, otro hermanito mas.
    Cuando pasado el tiempo, en una cena de navidad, mi hermana Geraldina hizo alusión a esas épocas, incluidos las desapariciones de mis padres, mi viejo dijo con voz solemne: “ Miren hijos, en esta mesa no se habla de política ni de religión” Nos quedamos callados, pero no asumimos el comentario como oportuno, dado a que no encajaba con lo dicho por mi hermana. Entonces Don Felipe, se levantó de la mesa, caminó hacia mi madre y le dio un beso en la boca de larga duración; antes de que las risitas surgieran, él se volvió hacia nosotros y dijo: Ella, es mi religión.
    Así, mi querida Blanca Estela, mejor no tocar el tema. Ángeles y demonios rodean nuestra mesa y se acercan a ti, a mi, a Osvaldo a Mora a todos. No hablemos de ellos, de los demonios porque borrarán de nuestras inteligencias las cosas buenas que los demás escriben aquí.

  204. María Celeste dice:

    ¡Ay Pedro! Te menciono primero porque eres el último…. jajaja. Bueno, me encantó eso de tus padres. Creo que Don Felipe la tenía re-clara (como decimos los argentinos) de lo que era amar a alguien. Te felicito por haber gozado de unos padres así, con sus imperfecciones, pero amándose intensamente.
    Respecto del viaje de Jorge: Lo lamento mucho, pero esta vez el encuentro no será en Baires. Es impensable hacerlo en medio del cemento en enero, con el calor húmedo infernal de la capital. Mejor la playa, el mar, las risas y el desparpajo de la Perla del Atlántico… ¿no?
    ¡EL PRÓXIMO ENCUENTRO EN MAR DEL PLATA! Yo organizo. Me declaro anfitriona. Definan el día.
    En cuanto a hacerlo con máscaras venecianas… por mí podríamos hacer un baile de disfraz en la playa, con hogueras al atardecer… o en “La Fonte d’Oro” de Belgrano y la costa, a las diez de la mañana… más formalito. O en la Casa de Té del Bosque… menos formal y más bohemio… jajaja. Elijan.
    No importa lo que elijan, yo sé que hay personas que vendrán, inexorablemente: Gloria tiene una promesa conmigo… Jorge, que quiere conocer… Osvaldo, tengo una promesa que cumplirle… ¿quién más se anota?
    Hablando de Osvaldo: estoy aquí, aunque no me vea. Ando por la vida, sintiendo. Yo soy así… vos me has captado bien.
    ¡Abrazos a todos!

  205. socorro dice:

    Amigos queridos
    Morita querida:
    He leído . Sí, quise leer más que decir. No había canción para Tentempié.
    Ahora digo:

    Uno:
    En mi opinión, si hay algo que no se constituye en un hecho compartido por las personas o de acuerdos amplios es la construcción de una escena erótica . Lo erótico es de cada uno.
    Aquel ámbito que le presta sentido a unos le es indiferente a otros. Así que vamos a discutir al cuete como los teólogos de Bizancio si pretendemos acuerdos.

    Dos:
    Lo erótico también es subsidiario de la propia historia. Las imágenes que aparecen en la infancia en el recuerdo de lo vivido cuando niños, en mi opinión, están ligadas más a lo que ese sujeto colocó en distintas personas y les adjudicó a los fines de armarse de la manera que le fuera posible.
    En el relato de marras, la niña vive algo que después, adulta, sufrirá sus reacomodamiento para refundar a Nina.
    Tres:
    También creo que Tentempié tiene varias líneas que se pueden elegir para analizar.
    Estrictamente desde lo literario a mi no me emocionó como otros relatos.

    Cuatro:
    Sin embargo, su título da cuenta de lo que uno debería hacer para seguir viviendo, algún pequeño alimento,alguna estrategia para sobrevivir y no enloquecer. Bajo esta perspectiva me encuentro con una niña extremadamente sola de otros referentes. Con gran capacidad de pensamiento.
    Y encuentro a otra niña (Nina/ Niña) en espejo y reflejando soledades. Digo que Nina es niña porque no puede cuidar. Le falta un atributo escencial para calificar como adulta. Y detrás de Nina/Niña veo una serie de soledades y desesperaciones.
    Un abrazo
    Socorro!! (Ahora me llamo a mi misma)

  206. socorro dice:

    Celeste!
    Yo me anoto!!!!

  207. María Celeste dice:

    Socorro… ¡excelente! ya somos más… y muy bueno tu análisis. Dijiste muchas cosas que pensé y no dije, o que dije de una manera que tal vez no resultó muy claro. Besos.

  208. Galo dice:

    Mora el articulo es muy interesante me gusto la mescla de inosensia y lujuria que pusiste al escribirlo, y en sierta forma esta historia traslada a nuestra mente a esas historias que quedan grabadas desde que heramos niños, siendo similares a las preguntas sin respúesta de lo beiamos y escuchabamos………

    Muchos saludos a todos

  209. socorro dice:

    Amigod, Mora:
    Ya me acordé!
    El cuento de Morita me recordó a “Señor de las Moscas”. ¿Se acuerdan?
    Esa fantástica novela sobre unos niños que sufren un accidente y caen en una isla desierta? Y sobre como van desandando sus adquisiciones de la civilización?
    Incluso la cuestión ritual puesta al servicio de alguna ley posible cuando no hay ley?
    Al terror religioso de la niña lo veo por ese lado.
    Atte

  210. Osvaldo dice:

    Socorro miró el blanco, levantó su brazo, dibujó una silueta, puso todo ella en el disparo y el golpe del dardo en la línea del centro (del suyo) sacudió burbujas que llenaron el ambiente de colores. Una de ellas la atrapó y pidió auxilio. Realista el enfoque.

    Celeste, como diría el Chavo: “pero no se enooooje”. La aseveración no tiene alternativa y por mí esta muy bien. Para poder darles una mejor perspectiva necesito hasta la semana que viene para chequear mis guardias en enero. Además tendría que averiguar como hago con el traslado, ya que tengo que ir de Salto a Concordia, de Concordia a Baires y de Baires a Marpla en una época difícil. Vemos…Creo que lo mejor es prepararlo con tiempo. Además, ni hablar, es condicionante la participación de Morita.
    Besos.

  211. CarlosB dice:

    Excelente! No pude dejar de acariciar a Ana o de mirar a Nina con cada palabra, con cada frase. Acabas de llenar el cántaro de mi lectura de una forma que hace tiempo dejé de llenar, porque estaba seco !

  212. Mas dice:

    Socorro: te cuento, que esperaba tu voz escrita, por que, como siempre, limpias, y das camino…
    Osvaldo: ahora entendes por que pedia socorro!!!

    Interrogante para todos:

    ¿Cómo habra sido tu Nina?

    Creo que un tema para pensar, es que cuantos de nosotros pudimos salvar nuestro presente de Ninas del pasado!!!

    Y cuantos de nosotros, integramos el infierno de Ninas.

    Y cuantos de nosotros, ocupamos sin queres o queriendo el rol de Nina.

    Y cuantos de nosotros, hacemos vista gorda ante la presencia y accionar de Ninas.

    Voy a contar un cuento,
    a la una a las dos y a las tres
    Habia una vez
    como sigue despues…

    Maria Elena Walsh “Libro del reves”

  213. socorro dice:

    Mas, amigo:
    No acepto el crédito, aunque te lo agradezco. Pero es sólo mi opinión.

    No creo tampoco que esas Ninas existan como amenaza para nadie. Se hace ruido con las cuestiones de abuso por parte de adultos sobre niños, sobre todo en los medios. Si, claro que existe el abuso pero existen muchas formas también de intervenir y manipular a un niño, desconociendo su ser y su libertad. Verdaderamente Nina, la del cuento, es un ser infantil. Suena que alguien la dejó muy solita a ella misma. Si hubiera podido calmar el terror de la niña lo hubiera hecho, pero ella no sabía como hacerlo. ¡No podía con sus propios temores, cómo con los de otro! Y allí la pregunta que me parece valiosa: Había un “otro” para Nina o ella hablaba consigo misma?
    Saludos

  214. Osvaldo dice:

    Socorro, que te parece esta??
    Yo soy como soy
    (Silvio Rodríguez)

    A veces siento deseos de amor
    y a menudo no puedo beber.
    Para esa hora busqué una canción
    con la que me entretengo la sed.
    Tiene delirios de la tradición
    y otras hierbas que suelo rumiar.
    Ya te la voy a cantar.

    Yo soy como soy
    y a casi todo el mundo le pedí prestado.
    Yo soy como soy
    y a casi todo el mundo yo le tiendo mano.

    Dime qué pena te puedo curar,
    yo quisiera también ser doctor.
    Sólo deseo que para tu mal
    tenga alivio mi vieja canción.
    Lo que te doy de mortal a mortal
    se desprende gustoso de mí.
    El resto espera por ti.

    Sé que hay dolores que no curará
    ni la más esmerada canción.
    En todo caso te invito a llenar
    de optimismo ese buen corazón.
    Vale la pena dejar de llorar
    y hacer cita con el porvenir.
    Vale la pena vivir.

  215. socorro dice:

    Gracias Osvaldo!
    Claaaaro, claaaaro, claro que sirve!!!
    Es metodológicamente hegueliana. El que ofrece modifica al otro y a si mismo porque cuando llega lo que da, entonces él ya no es el mismo.

    Me das una canción…
    como un disparo,
    como un libro,
    una palabra,
    una guerrilla…
    (Ja, ja)

    Gracias de veras

  216. Griselda dice:

    Querida Mora Torres,
    me gusta tu escritura, sea cual fuere el género, para mí no importa porque no soy profesional de la palabra. Pero me gusta escribir, y comunicarme a través de la escritura, porque parece que escribir te da el valioso tiempo en que mente y emociones, razón y corazón se reúnen para dar lo mejor de uno, y no una sola cara de una moneda.
    Los relatos reales o ficticios o medio y medio sobre las experiencias de los niños me resultan siempre interesantes, y nunca hay desperdicio en ellos. Como dijiste “Es un bocado pequeño pero jugoso en cuanto a conocernos un poco más: estoy abriendo el fuego para remembranzas muy íntimas, tal vez”. Es bueno abrir fuego, cuando la luz misma enciende la mecha o pone las balas, porque entonces construimos algo en el otro, aunque ello signifique derrumbar algo en el otro también.
    Tu relato me entristeció un poco, porque recuerdo mi infancia llena de temores, de placeres “insanos” y cosas oscuras (por la ignorancia que las rodeaba). Muchos, demasiados niños y niñas crecimos en medio de mucha ignorancia, más que nada, de lo esencial, de cómo vinimos a parar a este mundo, porqué formamos parte de la familia que nos procreó, porqué nos persiguen los fantasmas, porqué nos fascina el sexo y todas las demas cosas del demonio, y el placer. Que suerte que comenzaste a creer en algo, ese es ya un buen comienzo.
    Hubo un tiempo en que escribía por el puro placer de escribir, hasta que llegó un momento de mi vida en que no pude escribir nada más. Es que no me daba cuenta que mi mente vivía una historia y mi corazón otra, y mi cuerpo, aturdido vivía sin rumbo. Años pasaron, hasta que llegó el tiempo en que me di cuenta de que debía arreglar mi historia, y aprendí que la única forma es escribiendo, desandando todos los caminos errados. Así puedes desandar tu camino Mora. Tu pluma es talentosa pero debes utilizarla no por puro placer sino para arreglar lo desarreglado.

    Un abrazo

    Griselda

  217. joise dice:

    Es cierto Griselda, la ignorancia de la mano de la inconciencia, pueden crear y/o dar resultados catastróficos y muchas víctimas; dispersas e inocentes. Por eso, aunque parezca majadería, me entregué de la forma anterior.

    Y ahora ya que habláis de ángeles os repito
    parte de la entrega de Carta Cuento, blog anterior:

    Ángeles

    He sentido alas acariciar, gotas de lagrimas de quien quería nacer
    Y no habiendo podido ser, al paraíso su ternura reposar
    No habrá tristeza, ni hambre, ni llanto y parturienta la pobre
    Con la miseria en sus ojos, comprende la sonrisa de la muerte
    Párvula y sin sosiego teje de nuevo el estambre de sus alas
    Ahora Excluida y sin hogar.

    He ahí dragones como jueces de la misericordia
    Pescando almas sin poder, y detrás de columnas de sal
    Sus garras de seda esconder
    No acabaran con Sodoma sin antes clamar por piedad
    Para quienes si conocerla proliferan iniquidad
    Escoged las alas doradas o negras, empero vos Gomorra
    Pecaminosa y septicémica pereceréis.

    Os he dado mis alas, y con ellas volar
    Con gusanos, destruiré la codicia, vuestra dipsomanía de sangre
    Segare tu alma, de guadaña y hoz cruzada, mientras
    Vástagos de dicha, hincharan luciérnagas en vos
    Iluminando vuestra paz y piedad, con brillo e incienso
    Calmando la sed de amor que ese Ángel ha repartido prolijo
    Al sus alas desplegar.

    Joise
    ¡Ciao!

  218. José Itriago dice:

    De nuevo en el mundo. Las soluciones técnicas surgen para resolver los problemas de las necesidades de las personas, pero después pasan a conformarse en nuevas necesidades, que requieren otras y más sofisticadas soluciones técnicas. Sin Internet estoy aislado. Ya me llegó.

    Blanca Estela: muchas gracias por tus palabras y tu defensa. No creo que Miguel haya querido señalar mi ignorancia, la cual es mucha y no me ofendería, más bien creo que cuando habla “esa orilla empírica, ignorante o pobre de conocimiento, poco perspicaz para reconocer los ademanes y gestos bien o malintencionados” se refiere a la orilla donde se podría situar a la Nina del cuento. La otra visión de los mismos hechos.
    Pero no creo haya mantenido la altura cuando, en otra entrada y refiriéndose a las proposiciones de Blanca Estela, dice “Si Morita hay que separar el Blog en sicalipticos futuros sidosos y mongitas que quieren ir a fiestas con mascaras venecianas……. pero sin ropa y acompañadas de su respectivo arzobispo”. Es un insulto gratuito e innecesario, que me imagino es el resultado del desagrado de Miguel por haber sido mal interpretado. Hay que aprender que se vive de los desacuerdos, que no deben ofender, sino instigar a mejorar y a aclarar. Era suficiente decir “Blanca Estela: no pretendí ofender a nadie, sino..”.
    Con más de 200 entradas, no cabe duda alguna de que el tema fue exitoso. Pobre Mora que cada semana tiene que darle un buen hueso a este público hambriento.
    Las intervenciones de Osvaldo, primero con el ángel Tío Oscar y después con los ángeles en la cueva y el poema que empezó con “puedo mirarte a los ojos y provocarte…” que me imagino es de su mano.
    ¡Cómo no podemos envidiar la fe de María Celeste cuando dice “He cosechado un nuevo protector. Está presente siempre que lo convoco con el vínculo de almas. Ahora está aquí, a mis espaldas, y extiende su halo amoroso sobre mí para mostrarme su complacencia por lo que cuento. Estoy segura que si me quedo quieta un momento, volveré a sentir su aliento cálido sobre el cabello”. Creo que todos estamos seguros que ella sí tiene su ángel protector y que tiene sus alas tan anchas, que alcanza a cubrirnos a todos, en especial a los que somos más incrédulos.
    Los inocentes y cálidos recuerdos de Blanca Estela de “los niños adorables” jugando el más jugado juego de niños en edad de explorar: el doctor, con alguna niñita amiga y después, más íntima, con su narración del “sacrilegio”, que era el de aquél curita sinvergüenza al quien dejaron bien pulidito a punta de cera.
    La crónica que JorgeV llamó insulsa, una radiografía narrada con especial armonía de lo que fueron casi todas nuestras ciudades de antes. Me imagino que al puerto que se refiere es al propio Buenos Aires. Y después, el análisis tan profesional que hace de los personajes, que le hace pensar a uno que quizás fue un poco superficial, si es que es posible ser profundo.
    Carolina y su cabra, toda la tensión acumulada concluye en que la cabra terminó comiéndose las azucenas del altar.
    Vancho siempre Vancho, especialmente profundo que siempre pone el dedo en la llaga y termina pasándonos a todos la responsabilidad de las emociones, más bien para disimular las propias, diría yo.
    Joise, que está como silenciado (me imagino que está recuperando las tarjetas de crédito después de la embajada que tuvo que desempeñar y que Olga extendió a todas las peleterías de Buenos Aires), escribió con una seriedad paternal, que incluso a mi edad, siempre agradezco.
    Y cierro con Socorro que hace un superanálisis de todo. Entre otras, dice (y lo peor, es la pura verdad) que lo erótico, que es de cada uno, es subsidiario de la propia historia. ¿cómo hago ahora para decir que para mí lo erótico no es más que uno de los tantos colores de la vida? Pero que sin ese color, la vida es amarillenta, como las fotos viejas en colores. Bella Socorro ¿de qué historia es subsidiaria lo erótico? ¿De la de cada uno, de la de toda la humanidad ?
    Fueron muchas las entradas en las cuales hubiera querido intervenir, así que perdonen lo largo.

  219. Cinthya Chacon dice:

    De verdad muy buen titulo, me encanto esta lectura y las sensaciones que pueden despertar en las personas, espero que sigas escribiendo como lo haces.

  220. Gloria dice:

    Amigos.os he leído a todos……….me quedé muda.Es demasiado grande la sabiduría de vuestras voces.¿de dónde eres José I.?Ya nos veremos,como dice María Celeste,los dados están echados.Esta narración sobre los ángeles parece demasiado hermética¿qué tal si hablamos sobre los hombres?.

  221. Verónica Espinoza dice:

    Realismo. Crudo y llano realismo. Con algo de ficcion para amortiguarlo. Te extiendo una sincera felicitacion, ya que has sabiedo expresar de manera suave un tema tan delicado y fuerte. Admiro la forma en la que ves el mundo y lo que sucede en el. Admiro el hecho de que en realidad veas, te des cuenta y con valor te expreses.

  222. José Itriago dice:

    Gloria: Soy de Venezuela. Pero no creas que no estoy considerando la posibilidad de moverme´para ese próximo encuentro

  223. jorgerv dice:

    José I: que bueno que regresaste !ya era hora!, muy buena tu labor de síntesis, ahora que mencionas lo de Socorro entendí la sentenciosa frase “lo erótico como subsidiario de la propia historia” como -la especie humana es la encarnación de eros-, eros como el código determinístico de nuestra trascendencia genésica o mejor aun la garantía de la pretendida inmortalidad como especie. Imposible renunciar a esas urgencias de nuestra naturaleza.
    Seria gustoso que estuviéramos los muchos en este encuentro.
    Carpe diem
    Jorge

  224. Mas dice:

    Un texto muy bello, que lei hace muy poquito, pero que en este momento no lo tengo a mano para citarlo como corresponde, tal vez alguien lo leyo, y pueda completar…

    “Eros pedagogico”

    y Osvaldo, tal vez la balanza se puede ver como dirigida hacia lo negativo de Nina, pero no era mi intención, ya que nunca sabremos con certeza que provocamos en ese otro, que se esta formando, y si nuestro hacer u omision,…

    y Socorro, espero no haberte generado una sensación negativa, es que me conmueven tus comentarios, me identifico con tu forma, y me genera alegria tu nombre, y tu ser en este mundo virtual.

    Yo buscare otro medios para expresarme, talvez eso es lo que deba hacer…

    saludos cordiales

    y más….

  225. Mas dice:

    Perdón, cruce nombres, es que hoy fue un día muy largo, y ahora estoy empapado en sudor, en un ciber, y con la invitacion cercana pero a la distancia, de un pescado asado, con un gran amigo…

    Como arreglo lo ya publicado?

    Lo dirigido a Osvaldo, es para Socorro.
    Y lo dirigido a Socorro, no es para nadie, ya que habia cruzado nombres al leer los comentarios.

    Hice un trabajo/tesis, sobre la impotancia del Vínculo en la triada; conocimiento-alumno-docente.
    Y ahora voy a retomar el tema, para una investigación, dentro de un Postítulo, asi que Socorro y todos los que tengan algo que aportar, desde ya muchas gracias!!!!

    Saludos cordiales

  226. clemente vergara carachure dice:

    muy buen escrito, creo que es lo que nos hace falta leer, para conocer, y ver la realidad.
    prefiero andar de perro y no de gato, jajajajajaj

  227. MIGUEL DALGUERRE dice:

    Jose Itriago:

    Gracias por interpretar de manera correcta las lineas que te envié, por eso al final te dije sinceramente que me encantó, por que sentí que era lo que le faltaba al relato original, por que sentí que de alguna manera era injusta con esas personas que acompañan y facilitan los dias de los “niños acomodados”, yo también fuí un “niño acomodado”, pero jamás tuve experiencias de ese tipo, al contrario, mis recuerdos de niñez estan llenos de juegos como carrera de bicicletas, carrera de caballos, hacer campin, ir a pasear a caballo con pernoctada incluida, arrear ganado de una propiedad a otra, estar metido en las labores agricolas, cosas asi, y las dos personas que me asistian que eran 3 o 4 años mayores que yo, hasta ahora siguen siendo bellisimas personas, claro que en el tiempo cada uno siguió un camino distinto, pero verlos me evoca tiempos muy felices, y sentí que Nina era un equivalente a ellos, de ahi es que tu version complementaria (perdona que la llame asi, posiblemente por mi limitado vocabulario) en mi opinión completa la historia.
    Por otro lado, lo de la Sra, Srta, o Hermana Blanca Estela, NO ES UN INSULTO, (si lo ha tomado en ese sentido, pido disculpas), ES UNA IRONIA, una síntesis irónica del comentario inmediatamente anterior que es de JORGEV :
    “Las negaciones del humano confirman su identificación con lo negado es la ley universal de la correspondencia, el que despotrica visceralmente contra lo obsceno del sexo es porque le gusta así, obsceno. El sexo tan natural se individualiza y és lo que cada uno quiere que sea, no hay nada malo en eso, siempre que cuando se comparta los participantes estén de acuerdo. El cuento de la niña es solo eso, un cuento sobre cosas de niñas, para algunos de nosotros, magistralmente escrito para otros pueda que no, tienen derecho a disentir, pero esto no es una discusión de la academia de las letras ni de la santísima inquisición de la moral para los mortales que creen tener asegurado su sitial a la diestra del Creador, bien ubicaditos por favor.”
    Yo creo que éste espacio es un espacio DEMOCRÁTICO, donde todas las opiniones son leidas con TOLERANCIA, nadie tiene derecho a decir:

    “El resto de los comentarios me devuelve a la realidad perruna que viven biológicamente los seres que sin conciencia se contaminarán de sida, en el afán desenfrenado de buscar palcer por placer en cuanto ante sus ojos aparece la palabra sexo.”

    O insinuar la discriminación:

    “Por otra parte, me gustaría que Mora nos sugiera las bases que deberíamos crear para limpiar de alguna manera el blog.”

    discriminación en base a que, a cultura?, raza?, rezo?, edad?,nacionalidad?

    Las ironias, en mi concepto, sirven para recapacitar expresiones lesivas u ofensivas, emanadas posiblemente de manera involuntaria, o quizas impensada, y con ello poder rectificar lo expresado.

    Soy poco amigo del insulto y la diatriba, y como ves, por malas interpretaciones he sido insultado y ofendido, y por personas aparentemente muy adiosadas.
    en fin, asi nomás será.

  228. Blanca Estela dice:

    Miguel Dalguerre:

    …Nos parece muy por el contrario, que nuestro ascenso no ha terminado, que la verdad del mañana se nutre del error de ayer, y que las contradicciones que hay que superar son el abono mismo de nuestro crecimiento. Reconocemos como nuestros aún a quienes difieren de nosotros. ¡Pero que parentesco tan extraño es éste que se funda en el futuro y no en el pasado, en el fin y no en el origen! Somos los unos para los otros, peregrinos que a lo largo de caminos diversos penamos con destino a la misma cita.

    Pero hoy ocurre que el respeto por el hombre, condición de nuestro ascenso, está en peligro. Los crujidos del mundo moderno nos han hundido en las tinieblas. Los problemas son incoherentes, las soluciones contradictorias. La verdad de ayer ya está muerta. No se entrevé ninguna síntesis válida, y cada uno de nosotros sólo lleva una parcela de la verdad. Las religiones políticas, carentes de evidencia que las imponga, apelan a la violencia. Y así mientras nos dividimos en lo que respecta a los métodos, corremos el peligro de no volver a reconocer que todos nos apresuramos hacia el mismo fin.

    Si al franquear una montaña en la dirección de una estrella el viajero se deja absorber demasiado por los problemas del escalamiento, se arriesga a olvidar cual es la estrella que lo guía. Si se mueve sólo por moverse, no irá a ninguna parte. Si la sillera de la catedral se preocupa demasiado por la ubicación de las sillas, se arriesga a olvidar que está sirviendo a un Dios. Del mismo modo, si me encierro en alguna pasión de partido, me arriesgo a olvidar que una política sólo tiene sentido con la condición de estar al servicio de una evidencia espiritual. Hemos gustado, en las horas de milagro, una cierta cualidad de las relaciones humanas, y allí está para nosotros la verdad.

    Cualquiera sea la urgencia de la acción, no está vedado- so pena que la acción permanezca estéril- olivar la vocación que ha de gobernarla. Queremos fundar el respeto del hombre. ¿Por qué nos habríamos de odiar dentro de un mismo campo? Nadie de entre nosotros tiene el monopolio de la pureza de intenciones, Puedo combatir, en nombre de mi camino, el camino que otro ha elegido; puedo criticar los pasos de su razón- los pasos de la razón son inciertos- Pero debo respetar a ese hombre, en el plano del Espíritu, si pena hacia la misma estrella…

    Lo dijo mejor que yo: Antoine de Saint Exupéry en “Carta a un rehén”.
    Te pido perdón Miguel si te ofendí, yo por mi parte también te perdoné, lo hago por obediencia a Dios,:quién me manda a amar al prójimo y perdonar al enemigo, y que espero tú no lo seas.

  229. Blanca Estela dice:

    Miguel Dalguerre:

    En cuanto a las bases que Mora debería listar junto a nosotros es a lo que me refería; lo dije pensando en las personas que no son asiduas y que entran con el afán de insultar y ofender. La sugerencia está en los envíos de carta cuento. Y si estoy nuevamente equivocada quisiera saberlo.

    “Joise y Socorro parlamentaron sobre lo que podría llamarse con el nombre de una monografía que me gustó: Antropología histórica de la familia.”

    “Y algo que me olvidaba: se habló de la palabra “deber”, de cuántos (y pocos) deberes “deberían” listarse. ¿Nos ayudan a completar la lista que comenzó en la confitería La Ópera el domingo a las diez de la mañana?”

  230. Blanca Estela dice:

    Miguel Dalguerre:

    Es una triste realidad, pero cierta, o no te diste cuenta del tenor de los comentarios?, concuerdo con Ma. Celeste y otros. No puedes sentirte aludido, ya dije me refería a los que entraron sin entender nada de lo que nos escribe Mora. Y si eres hombre de principios y de una línea menos. Y por último: “Al que la caiga el poncho que se lo ponga”; como dijo el huaso de mi tierra.

    El resto de los comentarios me devuelve a la realidad perruna que viven biológicamente los seres que sin conciencia se contaminarán de sida, en el afán desenfrenado de buscar placer por placer en cuanto ante sus ojos aparece la palabra sexo.

  231. vancho1 dice:

    Mora, amigas, amigos: Es mi forma de opinar.

    MAÑANA SERA OTRO DÍA.

    Ese día la nube se taimó en un punto fijo del cielo; un poco hacia el norte, pero medio a medio del espacio.

    Pasaron las horas y ella –persistente- miraba transcurrir la vida en el valle, principalmente en la ciudad.

    El anciano llegó al Parque con algún retraso; tal vez el frío primero del Invierno.

    Miró hacia el cielo y dejó su bolsa sobre el asiento; sonrió. Desde la arboleda lo vieron gorriones y zorzales y cuatro gordas palomas que hurgueteaban al paso rápido en el camino de arenas.

    De la bolsa sacó paquetes de galletas con vistosos colores y figuras de animales, caramelos de brillantes envoltorios transparentes; luego, un puñado de gomas de mascar en forma de bolitas que entre las tablas jugaron a resbalar. Finalmente, lo mejor: dulces como luna llena en el extremo de palitos blancos.

    Con una meticulosidad precisa, desnudó de esa bolsa que parecía mantel, una vieja bandeja color café gastado con estrellas blancas y doradas pintadas en los bordes: eran los alegres guardianes de los dulces. En la bandeja todos los tesoros infantiles; cada uno en su lugar de siempre. Dobló luego la tela de la bolsa repasando los bordes con sus regordetes dedos trémulos; finalmente la sumergió al fondo del bolsillo de su abrigo.

    Con lentitud y parsimonia, casi como un rito, colgó la bandeja primero de su hombro izquierdo; luego, de su hombro derecho.

    La nube del norte ponía atención a cada uno de los movimientos del anciano. Éste paseaba con nerviosismo la palma de sus manos por los tirantes que sostenían la bandeja. Sabía que un día fracasaría. ¿Sería hoy? La sonrisa bajo sus gruesos bigotes grises fue un mínimo gesto –tal vez imperceptible desde los vientos del norte-. Echó a andar sin apresuramientos, sin mirarse los pies, serpenteando a orillas de los asientos del Parque y las pequeñas lomas de césped donde se besan los enamorados y los niños juegan con sus padres. Tres veces se sentó, tomó agua en el chorrito saltarín y contempló al viejo cisne de mármol y su reflejo en el espejo de aguas.

    Agotado se afirmó contra el árbol de corazones entrelazados. Sus ojos miraron al Norte, arriba, y lentamente se fueron cerrando sobre la nube impertérrita.

    Se fue cayendo párpado adentro en un sopor que lo ahogaba de recuerdo en recuerdo, como una enredadera tejiendo lo vivido.

    Una amarilla hoja tardía bajó caracoleando hasta la bandeja y se posó sobre los confites.

    Desde el aire, un color pálido se recostó en sus mejillas…

    Un frío de manos entrelazó el frío de la tarde.

    De improvisó el zorzal levantó su cabeza atenta y miró a la distancia. Un pequeño que cumplía tres años se acercó con su gorro multicolor tirándole el pantalón. El anciano se medio levantó y le dio un caramelo de esos con palito y juntos caminaron la tarde.

    Un pájaro voló hacia las ramas más altas y cantó. La nube del Norte se deslizaba sobre el firmamento.

    Mañana sería otro día.

  232. Osvaldo dice:

    Chicos, son geniales y adorables, pero bajen el hervor por favor.
    Todos somos libres de dar nuestras opiniones y aportes, y para los que se sienten integrantes de esta comunidad existe una línea no determinada pero implícita a la que respondemos. Esa es el respeto, base fundamental de toda relación humana.
    Al dar nuestras opiniones nos prestamos a críticas y mal interpretaciones ya que podemos coincidir o podemos no expresarnos adecuadamente.
    Por eso podemos ofendernos o ofuscarnos, pero lo más hermoso, luego del proceso lógico y necesario de expresarnos, es poderlo aclarar nuestros puntos de vista, ser comprendidos y estar en paz.

    “El hombre superior se culpa a si mismo, él inferior culpa de todo a los demás.” (Confucio)

  233. María Celeste dice:

    ¡Ay Vancho! que se me caen las lágrimas…

  234. Osvaldo dice:

    Vancho!!! ¡Que hermosa manera de expresar ansiedad y decir “pausa”!! Eres un genio!! ¡Que buen cierre!

  235. jorgerv dice:

    Vancho: !Wow! todo llega al final, todo es anciano,, verdad que sí…, solo nos queda la frustración y la impotencia de lo no alcanzado.

  236. Osvaldo dice:

    Ay Jorge!, por favor explícame que viste en el relato de Vancho que te dejó una sensación de frustración e impotencia.
    Yo tengo un gran telón delante, o mi imaginación ya es irracional. Vi que Vancho nos dice que este tema (la nube) ya se ha estacionado y nos muestra que debemos apaciguarnos como la serenidad del anciano, quien se muestra ansioso a la vez por cumplir su función. E interpreté que ya podemos caminar satisfechos hacia el nuevo tema (el niño) de mañana como norte.
    ¡Tan dormido estoy!?

  237. José Itriago dice:

    En esta tierra decimos “llueve y escampa”.
    Ciertamente, hoy ya es otro día.
    Muy buen cuento Vancho: ya la nube del norte se perdió en el firmamento.
    Le pido disculpas a Miguel y a todos por no haber sabido interpretar adecuadamente a qué se refería él en su entrada. Ya hoy vendrá un nuevo tema y seguiremos intercambiando.

  238. joise dice:

    Si querido José, estuve un poco silenciado, es que no tenia internet, y al fin conseguí una máquina, con un teclado no spanish sin microsoft, para corregir y acentuar,por tal motivo preferí no escribir, debido a que al hacerlo con tan poco tiempo, suelo cometer algunos horrores ortográficos que no me gusta compartir.

    Si mis queridos amigos, la reunion “debe ir”, Morita, tomemos “deber” como exhortacion! y no como obligación, ahora os invito a que calmeis vuestras actitudes, recordad que todos tenemos derecho a opinar, a veces las opiniones se caldean, y son el resultado de una pasión, otras es el resultado de una larga paciencia y de padecer maltratos tanto fisico como sicologico, y finalmente esta también podría ser el resultado de una larga reflexion sana y concienzuda de lo que conviene al ser humano tanto local como universal, lo importante es el sano juicio de quienes tienen en su haber decidir que tiene mas valor, para desenvolverse sanamente, y con ello enseñar a hacerlo, si Jose, y todos, pienso que lo que escribis es serio e importante y por ello; me tomo tiempo en leeros.

    Cuando dije que tomar el sexo como tabú es algo fuera de la acepcion natural, lo hice con responsabilidad, por ello expliqué; que ademas debe tornarse educativo y no como un juego, aunque lo lúdico impere en el juego de eros por lo sublime de su sesgo, y, la importancia de la caricia para lograr el climax y con ello orgasmos que muy bien pueden seguir manteniendo las delicias del sexo entre parejas, por ende su larga union -las mas de las veces, no siempre, amor con hambre no dura- (esposos, novios, etc.) -esos que de esta forma lo hacen, tambien son angeles porque llevan el mensaje de la estirpe humana a la gloria, al cielo- pero, de una forma sana, y eso solo se logra con la delicadeza del caracter y la crianza en un ambiente sano y prolijo, hay una cancion de: R. Arjona que habla muy bien de ello.

    Les cuento: El hombre, sólido y templado, dos hijos y esposa, una misma casa, era domingo, claro y fresco, el topo: un mercado, la mercancía: pescado fresco para freír, y con ensalada de vegetales mixtos y yuca degustar en el almuerzo, no habiendo muchos vehículos en el camino ni prisa, procura, sin embargo tomar el camino mas corto y conducir a velocidad de +\- 40 Km/h, de pronto la mano de una chica de buena estatura, casi atravesada en el camino, detiene la marcha apacible del ciudadano, hija, que os pasa -por la ventanilla, pregunta- la chica sin mediar palabras, ni invitación, abre la puerta del vehiculo, se aborda, no señor, pasa es que mi padrastro, y mama, me votaron de la casa por que les pedí desayuno, luego continua explicando; que solo alcanzaba para aquellos dos, el hijo de ellos y medio hermano de ella, para finalizar proponiéndole al hombre, que si le daba el desayuno tendría sexo con él; el hombre, perplejo, responde con una pregunta, que edad tenéis, trece -responde ella- no mi amor –responde el hombre-, vos podéis ser mi nieta, vamos para que comáis, el hombre había gastado el dinero en las viandas, y le dijo al vendedor del kiosco, dadle lo que pida, yendo a buscar el dinero para pagar, al regresar el hombre, encuentra la niña harta y feliz, el hombre paga, y le dice, bueno ahora id a vuestra casa, le para un taxi, le da dinero, mas perplejo aun, se queda el hombre cuando la chica le pregunta, anja, y, no vamos tener sexo?. El hombre, le dijo, luego hablaremos.

    Dadme vuestra opinión.

    Saludos: jorgev, Osvaldo, Blanca Estela, Socorro, Fabu, Miguel D, Maria Celeste, Gloria, vancho1, Jose Itriago, Mas.

  239. José Itriago dice:

    Joise:
    Me gustó mucho es de “que no te gusta compartir los errores ortográficos”. Podría ser al revés, algo así como: “Te invito esta tarde para que compartamos algunos errores (ya le quitas los límites, o sea, no hablas de ortografía y lo dejas amplísimo), aun a riesgo de que se nos cuele uno que otro acierto”. Por ahí saldrían las veladas de errores, donde todo el mundo se comportaría de lo más natural, sin frenos de ninguna naturaleza, diciendo algunas maravillas perfectamente emparejadas con los mayores disparates. Si no es porque somos tan “errores” en tantas cosas, sería hasta agradable.
    Tu cuento cierra con un provocación abierta a la discusión. Ese “luego hablaremos” que es un consentimiento diferido (esa es una conjugación moderna del futuro probable) le quita al protagonista los galones ganados y lo iguala a lo que trató de diferenciarse. Pero también pudiera significar un gesto humano, un deseo de dejar a la niña con la idea de que no comió gratis, que si pagó (y naturalmente, seguirá pagando) aunque sea punta de cuerpo (fíjate que no uso el estereotipo de “honra” que en esos estratos y con esa hambre, es un elemento difícil de valorar). También tu “luego hablaremos” puede ser de gran compás. El “luego” puede ser de años y toda la presunta intención cambia, se reubica en el espacio-tiempo de la pseudo normalidad, de lo estándar, con o sin valores.
    Pero lo más importante es que vuelves a tener tu Internet y podrás seguir participando sin las limitaciones de estos nuevos sistemas de comunicaciones.

  240. joise dice:

    Si, estoy de acuerdo, lo importante es explicarse, aun cuando sea imperdonable errar y no reconocerlo, con el agravamen de la critica sobre
    el que yerra, respecto a “luego hablaremos, es verdad, estoy de acuerdo con vos, luego no quiere decir, al menos en este caso, dentro de dos hora, oun minuto, ni un dia despues, pude, muy bien ser dentro de 5 años y medio o seis, o, mas.

    Bravo Jose.

    Ciao!

  241. zutano dice:

    Me permites una pregunta ¿Cómo lo has escrito?

  242. LUIS FELIPE dice:

    MORA. ERES GENIAL!!!

    ME GUSTO MUCHO TU FORMA DEL TENTEMPIÉ, ES MUY VERSÁTIL Y A LA VEZ DE UNA GRAN RIQUEZA LIVIANA DE CREER EN EL EROTISMO DE ESTA FORMA; MUY SURREALISTA Y MODERNISTA ALA VEZ. TIENE UN TOQUE SENSUAL, PROVOCADOR, MALICIOSO, DE AVENTURA, RISAS, Y MUCHA EXPRESIÓN CREATIVA. eres fenomenal

  243. socorro dice:

    Hola a todos:
    Hoy pasé todo el día tratando de hacer que una niña dejara de vomitar. Después se intoxicó con Reliveran. La desesperación mía es que no había medicación que le pasaramos que le hiciera bien. Lo que más me preocupaba era que se iba desalentando. Por suerte a las 20.00 empezó a aflojar. A tener como pequeños intervalos de paz.
    Que sensación horrible la náusea.!! Te quita la alegría de vivir, te roba los minutos. Y entonces el cuento de Vancho me vino como anillo al dedo.
    Además leí las intervenciones de los amigos desde la que había dejado anoche y fue bueno encontrarlos ahí. Peleados o amigos, fue bueno encontrarlos.
    Abrazos
    mañana será otro día!

  244. jose angel dice:

    buenas noches como estan todos espero q muy bien solo quuiero decir q esta lectura me parecio interasante prsenta muchas cosas de la vida real y un pco de ficcion q nunca es malo para salir de la rutina diaria muchas veces creemos y no cremos \” quiero decir q cremos solo porq otros creen no por q nos sale del corazon \” cuidece se les quiere mucho….

    asta el proximo dia.

  245. David Yanez Alban dice:

    Hola a todos los lectores de esta interesante pagina web.
    Este articulo del sexo de los angeles me hizo recordar un articulo que leimos en Psicopatologia dinamica (estudio psicologia clinica) es un articulo que pueden encontrar en un libro llamado estructura y perversiones de Joel Dor. En el articulo se habla exclusivamente de aquel sexo inexistente, imaginario, para muchos, como es el de los angeles, pues ¿quien asegura que los angeles tienen sexo? ya sea masculino o femenino, o quien sabe, si transgenero, u otra preferencia sexual, eso no lo sabemos, porque no vemos a los angeles, no podemos saber el sexo de los angeles, a eso se refiere este articulo, a esa perversion (desde un paradigma psicodinamico), el cual se produce por una madre perversa, aquella madre que seduce, igual que nina, y luego castra, aquella madre que pervierte, y luego limita, aquella madre que excita, y luego se abstiene, (puse a nina como madre, ella la cuidaba), esa confusion causada por nina, segun conoce sus primeras emociones sexuales en funcion de una identidad “equivoda” s decir con otras mujeres viviendose ella misma como varon, asumiendo la posesion del falo, de aquel poder imaginario que solo ella posee, en consecuencia se encontraria la misma disposicion con respecto a la homosexualidad identificada con un ser masculino, asi la futura transexual, no se sentira para nada homosexual.

  246. David Yanez Alban dice:

    Para mi ese es el posible futuro de la niña…. leer arriba… recuerden la perversion se da en el desafio, la transgresion de la ley, lo que se convirtio en goce de la Niña producto de las buenas enseñanzas de nina…. una perversion que en lo posterior facilmente por esa identificacion de poder (falico) bien podra convertirse en un \”problema\” sexual…. a pensarlo… acepto comentarios a gordobello200786@hotmail.com
    hasta pronto…

  247. jose calderon dice:

    Buenasa para leer me encantó

  248. rut dice:

    es lo mejor que he leido,me encanta ya que es mi tema favorito.felicitaciones.

  249. rut dice:

    fabuloso,es lo mejor que he leido,es mi tema favorito,felicitaciones.

  250. FERNANDA dice:

    hola!! a todos..!!!

    bueno es la primera ves que leo una monografia .. solo que el titulo me llamo la atencion y no fue por morbosa .. solo que se me hizo una conbinacion fuerte sexo con angeles.. y al empesarlo.. a leer..no entendia mucho pero seguia leyendolo.. cuando me di cuenta mi imaginacion ya estaba en un extasis mayor.. y si no pudiera ser verdad lo vivi tan real..

    ciao!!

  251. ghuygerti dice:

    WOB QUISA ESTE TIPO DE ESCRITOS , SI ESCANDALIZAN Y NO ES POR QUE A LOS QUE NOS ECANDALIZAN SEAMOS CUCUFATOS O PREJUICIOSOS , SOMOS CONCIENTES DE LA REALIDAD MUCHOS DE NOSOTROS PERO SE VE CLARAMENTE UNA IMAGINACION PERVERTIDA AL CORROMPER Y PERVERTIR LA INOCENCIA DE UN NIÑO ES UNA DE LAS TANTAS ATROCIDADES QUE EXISTE ACTUALEMNTE Y EXIXTEN MUCHAS MANERAS DE PROMOVERLO QUE LA IMAGINACION Y LA CREACION LITERARIA NO PIERDA ESA ESCENCIA INTRISECA DE BRINDAR DELEITE HUMANO . PERO YA SABEN LO QUE DICEN NADA SURGE DE LA NADA QUISA ALGUIEN ESTE GRITANDO DESESPERADAMENTE PERO SUTILMENTE A TRAVEZ DE ESCRITOS ALGUN TIPO DE TRUMA O MIEDO PSICOLOGICO VIVDO EN SU NIÑEZ Y ESOP NO ESCANDALIZA SINO ENTRISTECE Y LAMENTABLEMENTE AL SER DIFUNDIDA INCITA Y ENGAÑA NUESTRA CONCIENCIA PARA VER ESTE TIPO DE COSAS COMO BONITAS PERO MUCHAS VECES HACEN Q CREAMOS QUE ALGO ATROZ SEA BELLO ASI MAQUILLAN LA PERVERSIDAD Y LA MALDAD . OJALA Y UN NIÑO O UNA PERSONA CON PROBLEMAS PSICOLOGICOS SEXUALES NO LEA ESTO PORQUE PODRIA HACER DAÑO TRASLADANDO ESTE TIPO DE FANTASÍA Y CREACION A LA REALIDAD Y HACERLE DAÑO A MUCHOS DE LOS HIJOS O SERES QUERIDOS DE LAS PERSONAS QUE DISFRUTAN CON ESTOS ESCRITOS .

  252. Andav dice:

    Hi!
    Ante todo decirte (como muchos ya lo han mencionado) que me ha fascinado el título de tu “tentempié” como tu lo has llamado y bueno terminé de leerlo y, debo confesarte que he quedado un poco “tocado”. Bueno, no sé… lo que puedo decirte es que ha estado como un baño en las cataratas del Niágara, osea: ¡Excelente!

    Hasta la otra y saludos.
    Atte: SY

  253. thaliiiiiiiiiiiiiiiiiia dice:

    es la primera vez que entro a este portal. la verdad me quedé enamorada el relato, creo que en algunos momentos todoas somos esa NINA con ideas locas y pensamientos raros. saben????? eso me pasa a mi, no sé si ustedes, siento como si alguien parececida a Nina vive dentro de mí y en ocaciones quiere salir………. pero les que nunca salio y creo que nunca lo hará……

  254. thaliiiiiiiiiiiiiiiiiia dice:

    es la primera vez que entro a este portal. la verdad me quedé enamorada el relato, creo que en algunos momentos todoas somos esa NINA con ideas locas y pensamientos raros. saben????? eso me pasa a mi, no sé si a ustedes también; aveces siento como si alguien parececida a Nina vive dentro de mí y en ocaciones quiere salir………. pero parece que nunca salio y creo que nunca lo hará……

  255. Huglin dice:

    No puedo decir otra cosa mas que - GENIAL -, de verdad te felicito por eso que escribiste. Eso no fue mas que un poquito de lo que todos llevamos por dentro, osea el “mal”, que no es mas que deseo y el deseo para las religiones y filosofias moralisticas, es pervercion, pero es la verdad y es lo que nos hace humanos junto al “amor”.

  256. Mariela dice:

    me gusto mucho, muy bueno.

  257. Mariela dice:

    muy bueno me gusto

  258. Winy dice:

    Hola Mora:
    Bien primero quiero felicitarte por la monografia y pues contarte que la misma llegó a mi mail, la vi, el título me atrajo pero no pude leerla por diversos motivos, la tuve guardada como 2 semanas en el mail y hoy me senté y la leí; debo decirte que me encantó!!!!!
    Reí mucho con algunas partes pues me hicieron rememorar aquellas épocas de escuela cuando la monjas nos narraban todos lo modos habidos y por haber de achicharrarte en el infierno si hacias esto o aquello, al final de cuentas resultaba que no podías hacer nada porque todo era malo jaja.
    Espero recibir más monografías de este tipo, muchas gracias.
    Saludos

  259. 4lt4gr4c14 dice:

    ese articulo estuvo fantastico cuando lo recibi y empece a leer no pensaba terminarlo pero el mismo te atrapa y te emociona que tienes que terminarlo de leer.
    es una excelente redaccion que pone a luz publica el yo de nuestra propia persona aflora el deseo maligno pero inofensivo que tenemos
    en pocas palabras me encanto. es como yo. pura maldad!!!!!!!!!!!!

  260. MaryAnne dice:

    Me encanta la forma en que tus palabras se derriten deleitosamente en mis ojos. No puedo mas que sentir empatia infinita por tu relato.
    Gracias por este rato de amores inusuales y recuerdos apocrifos :)
    Esperare por otro adorable cumulo de letras -que nadie ha sabido bien si llamarles relatos, cuentos o historia-

  261. linnette sales dice:

    Me encanto el relato, se siente bastante real, cuando nos crian en un ambiente muy tradisionalista y muy riguroso, siempre buscamos una manera de conocer la realidad, es algo intuitivo que no desarrollamos todos, por ejemplo yo siempre queria saber que habia detras del santisimo, y que le echaban al agua bendita, el cura tenia o no tenia novia,?

  262. walter estrada dice:

    me parecio muy interesente el tema me parece que tiene mucha fantacia morbosa se relaciona de sentimientos que se juegan en la curiosidad que todo ser humano tiene en algunas etapas de su cresimiento todo niño mantine ese morbo de curiosiar de saber hay muchos sueños que se mesclan con la realidad no hay mucho de inmgnciòn hay que entender como el amigo inmaginarios

  263. Oswaldo Fernandez Daal dice:

    Excelente Mora, todos somos un poco Nina.que sorprende y asusta al niño que también tenemos todos. Una vez siendo monaguillo, me acerqué a una imagen de una santa, y le levanté el vestido para ver que tenía. <saludos

  264. Jimena dice:

    Me ha gustado…aunque también a veces me empezaba un vago vértigo de hasta dónde el relato iba a llegar…a pesar de algunos vaivenes oscuros, me volvió a la infancia.Es como irse a un mundo mágico, incluso
    con la gravedad de hechos que pueden ocurrirle a un niño, hasta rodeados de olores y/o imágenes queridas de ese tiempo…
    Me encantó esta descripción “Yo sabía que se hacía así: grandes ojos abiertos mirando hacia muy arriba y pensando en un cielo azul.”
    Me dan ganas de seguirte leyendo pero, en papel y en eso momentos en que se quiere aire, y también cuando quiere cosquillearte el hastío…

  265. ATENAS dice:

    es la primer ocación que leo las monografias y estoy pasando por una situación muy dificil con el que hasta hoy fué mi pareja y no sabes que agradable fué leerte y sacar mucho de lo que yo tengo dentro es esquisito y lo saboree como no lo imagine mil gracias por existir y escribir por lo que lleva el corazón de mucho dentro. besos ATENAS MI CORREO maramariasv@hotmail.com

  266. jota dice:

    es algo indiscriptible, me parecio algo dificultoso para interpretar pero me gusto el relato ya que tiene una semantica unica y es un tema muy especial, volver a la niñez, y recirdar todo lo que implica esa fina y delgada linea de la vida cuando empezamos a vivir.

  267. florencia dice:

    hola! la verdad q me encanto… me siento muy identificada en algunas cosas.,,
    papaaa!!
    que duro q fue-,,,
    jaaja
    besos!

  268. Martha dice:

    Morita:
    Comence como muchos, de hecho me anote en monografias para obtener información de Administración, no se en que momento, me fueron llegando relatos que al pricipio cerre sin leer, poco a poco me fueron atrapando, este especialmente me atrapó desde el principio y lo compartí con un gran amigo, y lo volví a leer y a releer, vaya que te transporta a un mundo que en cierta forma evoca a ese contraste de inocencia y pecado y no necesariamente que te pase en la infancia, lo compartí con mi amigo por relacionar esa travesura con lo inconfesable, pero que se disfruta y te lleva al extasis y luego… lo demas lo dejas a la imaginación, tan sutil y exquisita forma tienes de transportarnos y de provocar en uno sentimientos inexplicables, es la prima que me atrevo a cuestionar a tan bellos relatos , pero sobre todos los de Mora T, que parecen ser tan locos, pero tan certeros a la naturaleza humana, tan reales e imaginarios, tan molestos pero tan emocionantes y luego leer los pensamientos de los lectores, es tan fascinante que no importa que los lea de madrugada. eso me hace entrar en contacto al deseo y al sexo de los angeles, que ironia, esperar con la ventana abierta a ver si se viene a sentar en mi cama.
    Se necesita tener talento para hacerme sentir lo que siento con sólo mover las letras y que compartas tus loqueras.
    Desde Toluca, México. mi tierra te felicito.

  269. milucha dice:

    genial.
    gracias por escribir e inspirarte deseando o sin desear, inocencia y sensualidad con cada palabra que perturbarin mi mente al hacer temblar mi cuerpo. gracias por el abrigo que me proporcionaste.

  270. maria dice:

    me encanto tu relato no se si es un cuento,o algo real pero me fascino es el mejor relato que leii hasta ahora,me eriso la piel desde el principio al fin

  271. ANA PATRICIA dice:

    hola a todos!
    gracias.
    me agrado mucho el relato sin embargo sigo sin saber que es un tentempié.
    es un relato que combina la fantasia con la realidad y que al mismo tiempo te hace soñar.

  272. Rubén Orozco dice:

    Al leer las primeras palabras me atrapo como cuando es atraído un animal por la feromonas de las hembras en celo, es realmente un buen escrito, me encanto como cuando se cierran los ojos en la oscuridad.

    “Leo poco y solo la introducción pero no me pude contener a terminarlo”

  273. Sofia dice:

    hola

    que te puedo decir
    estubo muy interesante, el dialogo me sedujo, cada palabra fue la puerta habierta a experimentar el dulce sabor del pecado.

    no se si exista el cielo o el infierno pero esta claro que cuando se peca, te queda un agradable sabor en la boca.

    si creo en Dios

  274. Aby dice:

    Ahy… mujer…
    Cómo es que tus palabras escritas en este papel inexistente, logran conmover de tal manera mis sentidos, que solo puedo parmanecer anonadada. Como quisiera tener solo un poco de ese don que posees, para inventar mundos tan virtuales como reales…
    Un beso enorme, realmente admiro l o que logras con tus escritos, me resultan muy atrapantes, e interesantes. Besos



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom