lig tv izle
justin tv

Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Carta cuento

(sobre unos días de retiro)

Enrique: estoy viendo las hojas cerrarse después de haber tomado un bocado de mí, bastante grande. Son plantas carnívoras, o llamadas así (Histología vegetal), pero no creas que han devorado una parte de mi cuerpo; sólo, te darás cuenta, de lo que se conoce con el nombre de alma, espíritu, psiquis (Ontogénesis de la Psiquis y del Sentido: debato la idea con cualquiera). Más aún, casi estoy segura de que lo que te comen es una buena parte del pasado, para que, una vez digerido, nazca de él una flor (Viejos dilemas, nuevos recorridos). No sé cuánto es el tiempo que toma la deglución y el nacimiento de la flor, pero estoy varada aquí esperando que eso suceda. ¿Te imaginas cómo será el pimpollo, criado con mi alimento antiguo y un poco rutinario? ¿Cómo seré?.

Hay varias cosas que no puedo creer de acá. Lo que pasa es que sería bueno que además de hacerte a ti el favor de venir a investigar esta “clínica del alma” o “sanatorio meditativo-curativo” como le dicen otros, pudiera escribir algo mientras tanto, sería extraordinario: dos pájaros de un tiro: lo que tanto soñé, y ayudarte en tu investigación (El destino del hombre).
Digamos que lo que te envío es, además de un informe, parte de mi escritura (La transmutación de la escritura).
Respecto a lo que decía antes, que hay varias cosas que no puedo creer, justamente estoy en el jardín, esperando, además de la deglución de la planta, la hora exacta de la tarde en que el sol se está por ir y, es milagroso, por eso mismo los objetos le responden intentando seducirlo para que se quede, teniendo más brillo, mejor definición, se dibujan mejor en el espacio, y hoy dan ellos -los objetos- música, acordes (Música del siglo XX)

Me leíste antes de venir un verso que decía que “los insectos caminadores transportan la mortaja del perfume” (y otras cosas), y me parece que acá está ocurriendo todo eso.

…………………………………………………………………………………………..

II
El nacimiento de “mi flor” no se ha dado hasta ahora, tengo un poco de frío, o de fiebre, no sé; tengo la estola de lana apenas sobre los hombros; entro.

Dentro de las actividades hay talleres de muchos tipos -que voy a ir descubriendo, creo que algunos son bastante secretos y no todas tenemos acceso-, ya te lo anticipé cuando te hablé de las que pertenecen al del humor. Para el caso que nos ocupa, el que más me interesa investigar, ya te habrás dado cuenta, es el taller de poesía, porque obviamente es el que reúne a mayor número de perversos de extrema falsificación. Bien sabes que yo no estoy con Platón, pero en el caso de estos talleres la poesía no se toma como una realidad efectiva y concreta, como la tomamos tú y yo, sino de un modo que produce espanto. Si existieran talleres de homicidio (Visión psicológica y criminológica del homicidio) no me parecerían peores; ellas viven la poesía velando su cadáver; es un muerto, un peso que arrastran -como todo el mundo- sin saber, y cuando quieren saber, descubren que llevan el muerto sobre sus espaldas y no pueden imaginarlo vivo. (La muerte en la historia).
La poesía para ellas es un idioma de utilería, un teatro, le adjudican apenas la misma verdad que a los sueños -y esto los menos perversos, las recuperables (La poesía lírica). Los otros -esto ya es un anticipo con el que puedes abrir el informe- lo toman de droga. Bien sabes que no soy ninguna pacata; que hasta he probado algunas líneas y la hemos pasado sublimemente fumándonos unas hierbas, aunque me ruborice decirlo por escrito- pero la cuestión es que la poesía que usan como droga tiene efectos más peligrosos que, no digamos cualquier hierba, sino heroína, de la cual tú, como “policía” (Ciencia y Drogas, ¿Relación o Contradicción), conoces tanto los efectos –no te enojes.
Así como me ibas describiendo esos efectos a medida que la intoxicación aumentaba (caras, movimientos, gesticulaciones) tengo pensado describírtelos con estas drogas nuevas intangibles. Nunca podrás imaginar lo que son los peores estadios (de los que yo, en otro cuaderno, estoy haciendo una clasificación en cuadro, por orden de gravedad, de los cuales el estadio Homero es casi inocuo, y hay otros que, distintos entre sí, son gravísimos, como el estadio Rilke (La constitución trágica del sujeto moral en la ética moderna) o el Pizarnik (que supongo puede cambiar de nombre en otros países; ese era antiguamente el “nivel Bécquer”). Y éstos no son los peores todavía; ya te diré cuáles son terminales para que puedas usar este conocimiento con base científica.
Te anticipo: del Rilke, siendo, como dije, gravísimo, todavía se puede “despertar”. La intoxicación -es comprobable- llega a todos los órganos, a unos con mayor intensidad que a otros.
¿No te parece sorprendente? Claro que, tomado al pie de la letra, mis perspectivas de sobrevivir aquí serían escasas, pero no creo que hayas imaginado para mí este fin tan horrible.
El taller de novela ya es otra cosa. Único peligro: intentan crear personas, del tipo de los laboratorios de los que tanto se habla ahora. Que esas personas –aunque “personas” no es la definición exacta- vivan. Todo lo contrario al taller de poesía. No es demasiado grave, porque estas “personas” tienen su cárcel, nacen encarceladas a los “estrechos límites” del papel. O de la computadora en ocasiones. Pero hay un grupo, este sí bastante peligroso, de las que intentan hacerlos escapar. Te explico más adelante.
Me hice casi amiga de una novelista, por la única razón de que quizá pueda enseñarme algo, lo que no enseñan en el taller: cómo. Cómo escribir.

III…………………………………………………………………………………………
Es una mujer de apariencia bastante normal, aunque esta normalidad va en variante a medida que uno la conoce. Me invitó a tomar un té -con canela- en su habitación. La hubieras visto moviéndose, entre telas colgadas (tiene telas colgadas, como laberintos por donde hay que pasar). Se mueve un poco raro también, gestos suaves y raros, buscando entre las telas (no en cajones, sino entre las telas que tienen bolsillos guarda las cosas y sus libros)…
………………………………………………………………………………………….

Oscura aclaración

No está la carta completa, pero ustedes, lectores, la van a completar con sus observaciones sobre el caso. Por ejemplo, que yo había caído en uno de los estadios más peligrosos y que tal vez no he salido de allí…

Era muy joven, les informo, y tal vez en eso consista mi deseo de publicar este escrito: ¿podrá salvarse a alguien de caer en tales “profundidades metafísicas” en su juventud, lo que luego tal vez resulte incurable?

A mí mi amigo Enrique fue a buscarme con urgencia… apenas recibió y leyó -antes de echar al fuego- esta carta.

A mi memoria jamás le pudo prender fuego; la he reconstruido; a Enrique lo perdí.

Es verdad que tengo otros amigos y otras amigas que se reúnen aproximadamente de miércoles a sábado en lo que alguna vez se llamó “el club de los jueves”.
Algunos están enfermos, según los parámetros de la “carta-cuento”: Vancho I, por ejemplo, es un gran narrador. En la prosa de Osvaldo hay tanto talento como para certificar que también sufre de algunos de estos males; María Celeste escribe como para pensar que está drogada con muchos de estos fuertes narcóticos; ¡socorro, Socorro!, ¿de dónde sacas tan buenas medicinas? Las hierbas de Joise abren las percepciones, y ¿qué decir de las de Jorge? También están los que toman pociones en apariencia inocentes, como los que ingieren Amado Nervo, y escriben, por ejemplo, como Blanca Estela. En cuanto a Ir, creo que su enfermedad está dentro de las patologías más románticas.
Por el humor se salvó Pedro Alfonso; pero José Itriago puede que esté comenzando a enfermarse. Nerudaoruga es grave porque combina el virus del poeta con el de la inseguridad.
A Delia la salva la obediencia a esa sabia ciencia llamada gramática; es tal vez alguien que no enfermará nunca.

Breve reporte sobre el encuentro en Buenos Aires

Por supuesto que había ausentes perfectamente presentes, y que entre esos ausentes María Celeste repartía amorosos regalos: flores como lirios para Blanca Estela; jazmines para Osvaldo y mucha luminosidad; un paquete de flores del naranjo para Jorge: Celeste cura inalámbricamente.

Joise nos imponía el acuerdo tácito de escucharlo, y lo escuchábamos enriqueciéndonos. Socorro hablaba de un modo extraño: aparecía la poesía dándoles besos a la ciencias exactas y a las ciencias sociales; aparecía la ciencia nimbando la política, y su gran corazón, ya que Socorro no es sólo unos lúcidos, rápidos y deslumbrantes ojos claros.

Fabu, una artista plástica, mejor dicho una artista verdadera (¡que feo suena lo de “plastica”!), parecía un joven pintor del taller de Leonardo da Vinci, exactamente igual, con su cabello corto, su estampa de golfillo y sus ojos rientes.

¿A qué jugamos?

A las visitas.
A contarnos qué hacemos (triunfó en este caso la sensibilidad de Olga, la mujer de Joise: es enfermera-ángel)
A la vida y la muerte (algo así como de qué modo mirarlas).
Luego: los hijos, y el no tenerlos como elección (Socorro y yo aportamos un par cada una; me quedé sin saber si tenían hijos Olga y Joise).
A regalarnos chocolates, tarjetas, peces piránicos.
A aprender cómo se forman las montañas.
A reiterar que creemos “en algo”.

Y hubo una charla brevísima sobre la moda, de mujeres y hombres. Y opiniones que tenían un poco de temor de parecer frívolas (al menos en mi caso).

Joise y Socorro parlamentaron sobre lo que podría llamarse con el nombre de una monografía que me gustó: Antropología histórica de la familia.

Y algo que me olvidaba: se habló de la palabra “deber”, de cuántos (y pocos) deberes “deberían” listarse. ¿Nos ayudan a completar la lista que comenzó en la confitería La Ópera el domingo a las diez de la mañana?

Para el próximo encuentro, que según Jorge y algunos otros sería ideal que se realizara en enero, estaremos todos, todos, hasta podríamos alquilar el Luna Park.

Pero si es en Chile, como desean varios, nos bastará con la belleza de ese país de los sueños de Blanca.

Y…

“Gracias quiero dar al divino
Laberinto de los efectos y de las causas
Por la diversidad de las criaturas
Que pueblan este singular universo”

Ustedes saben de quién es…

Algunas imágenes del encuentro del 5 de Octubre

Amigos del Blog y Equipo de Monografias.com

Amigos del Blog y Equipo de Monografias.com

Olga, Fabiana, Socorro, Mora y Joise

Olga, Fabiana, Socorro, Mora y Joise

Mora Torres

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

134 respuestas a “Carta cuento”
  1. orlando dice:

    felicitaciones por ese gran encuentro

  2. Wilhelm dice:

    No te olvides de las flores! Aquellas que son perecederas. Las que por no estar escritas son efímeras y marchitan en el momento mismo de nacer!
    Hay artistas y escritores por doquier. Algunos van ostentando sus inmensas flores malolientes. Otros las esconden tímidamente.
    He conocido quienes las arrojan contra sus amigos-enemigos y a veces se producen brillantes campeonatos de florete en los que saltan chispas, corre sangre, se vierte veneno y a veces… a veces hay quien muere

  3. EVANGELINA LUNA REVOREDO dice:

    ¡FELICITACIONES POR EL ENCUENTRO AMISTOSO DE LOS ORGANIZADORES DE MONOGRAFIAS.COM!
    ME HUBIERA GUSTADO PARTICIPAR COMO CORRESPONSAL EN ” MI BUENOS AIRES QUERIDO CUANDO YO TE VUELVA A VER NO HABRÁ MAS PENAS NI OLVIDOS…….CANTABA LIBERTAD LAMARQUE.ESTOY AFILIADA AL SINDICATO DE PRENSA DE BS.AS:UTPBA.
    ME ENCANTÓ VISITAR SU RECUERDO EN” EL MUSEO MUNDIAL DEL TANGO” ESTE AÑO EN ABRIL,DONDE ESTUVE INVITADA A LA 34 AVA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO PARA FIRMAR MI OBRA:”POEMAS ROMANTICOS” CON EDITORIAL DUNKEN Y LUEGO PASAR AL URUGUAY A PROMOCIONAR MI LIBRO.
    PARA LA PROXIMA REUNIÓN ME INVITAN ESTOY EN LIMA-PERU

  4. Javier Ruiz dice:

    Estimados amig@s una felicitacion imensa este tipo de intercambio de conocimientos y experiencias positivas mejorar cada una de nuestras regiones Dios les bendiga adelante.

  5. Delia dice:

    Hola a todos:
    Me parece muy bueno que hayan concretado el tan ansiado encuentro, la posibilidad que brinda la web de lograr una amistad virtual no puede, obviamente, compararse con la realidad y el intercambio personal, con la riqueza de compartirse mutuamente viéndose en el reflejo del otro. Gracias por las fotos que nos dan la posibilidad de conocer por lo menos a algunos de los que nos deleitan tanto con sus escritos y ocurrencias.
    No puedo creer que Mora se refiera a mí como la Delia de la gramática, nunca fue mi fuerte esa materia y en el colegio era la que más odiaba después de las matemáticas…me gusta leer y por eso disfruto tanto con lo que escriben ustedes y aprendo algo sobre literatura ya que mis conocimientos literarios ni cuentan al lado de los que tienen la mayoría de estos amigos….me siento algo así como un pajarito asomado a una ventana desde la cual ve un hermoso y desconocido panorama, otros bichos más raros que él y lo fascinan, jajaja, no se ofendan por lo de “bichos raros”, lo digo con cariño. Les dejo un regalito, un poema del monje budista Thich Nhat Hanh:

    “Buscándonos el Uno al Otro”

    “Te he estado buscando, honrado por el mundo,
    desde que era niño pequeño,
    Con mi primer aliento, escuché tu llamado…
    Durente vidas infinitas
    he ansiado verte,
    pero no sabía hacia dónde mirar.
    No obstante, siempre he sentido tu presencia
    con una misteriosa certeza…

    Mirando al interior del espejo de la luna,
    sorpresivamente me ví a mí mismo,
    y te ví sonriendo, oh Bendito!”

    Un abrazo para todos y cada uno.

  6. claudio herrera dice:

    Felicitaciones por ese encuentro tan cultural como humano.

  7. susana hernandez dice:

    felicidades por esta reunión ojalá pudieramos visitarlos

    bueno espero pronto hacerlo

    quisiera pedirles informacion sobre pedagogia

    no sé, ustedes son los expertos. y la verdad me ayudarian bastante.

    agradezco su atencion y feliciddes nuevamente

  8. Jose de Jesus Quiroz Gutierrez dice:

    Como siempre un Magnifico espacio abierto para el conocimiento de la cultura general, desde todos los aspectos de la cultura….La mezcla de todo y el comienzo de algo magnifico…Felicidades muy buen blog

  9. claram4040 dice:

    México 9 de Octubre
    Muy bonita la carta - cuento. Me permitió dar una vuelta por mi jardín, pues hace tres meses que estoy lejos de casa y precisamente lo que más extraño sonve las tardes - noches en mi patio - jardín. Gracias por la posibilidad de compartir con uds. alegrías y tristezas.Las fotos son preciosas y el grupo se colmado de guapas personas. Dios les bendiga y les siga dando el don de la comunicación . Claram4040

  10. Jesus Alberto Rodriguez A dice:

    desde que me llegan escritos de monografias.com no hago mas que leerlos guardarlos y releerlos gracias muchas gracias por esos escritos y felicitaciones muy cinceras nuevamente gracias

  11. judith rosa urdaneta dice:

    muchas felicidades, me alegro que ustedes allan sido las personas seleccionadas para ese encuentro, Dios sabe el porque de las cosas…
    les doy las gracias por sus monografias enviadas, que Jehová los Bendiga … GRACIAS

  12. Gusmar dice:

    Que bien por uds!!!!
    Espero enterarme del prox

  13. judith rosa urdaneta dice:

    me ayudan mucho con sus monografias

  14. jaime de jesùs dice:

    Mora
    Por que no salio sola. joise es un acaparador.
    Estoy convencido que hay que morir para vivir, igual que el fruto debe morir para dar vida a una nueva planta.

    jaime de jesùs

  15. Maria Fabiana dice:

    Que lindo encuentro¡¡¡¡¡ Y que hermosas palabras, yo tambien estoy en mi Clinica del alma, pero no hay doctor que pueda curarme, creo que entender este mundo tan fuerte y ocupado en curar esas heridas del bolsillo, en buscar el placer fuera de, en pervertirse permanentemente con la piel fresca de la juventud, sin entender que el turno es de otro, y que nuestro turno nos va a brindar otra piel, tal vez mas sabia, mas exacta, por ahi no tan tersa… Me vuelve loca, nadie quiere crecer¡¡¡¡ Estoy buscando un cirujano del alma, no tengo heridas, tengo incertidumbres, por ahi puede cubrirlas de esas flores permitiendo que crezcan otras, nuevas con un color no visto, el color, por ejemplo, le invento el nombre, madurez, una mezcla de blanco, con verde, con un dorado satinado, tambien un plateado, en finnnnn….
    El color del alma, porque las almas deben tener un color propio, la mia estaba un poco opaca, pero la regue, y ahora broto, de nuevo en la esperanza que todavia hay seres que no solo buscan la frescura de la piel, si no la frescura de las palabras, el encuentro anonimo de seres sensibles, quien lee poesia hoy en dia??????? LOS ENAMORADOS DE SIEMPRE ………. para ellos mi abrazo gigante por vivir en esa etapa tan profundamente exclusiva del afuera…. donde solo importa el otro……..
    un abrazo a todos —–

  16. JUAN JULIO LAGOS AEDO dice:

    MEPARECE MARAVILLOSO LOS FELICITO SOLO PERSONAS EMPRENDEDORAS Y POSITIVAS PUEDEN REALIZAR COSAS ASI

  17. JUAN JULIO LAGOS AEDO dice:

    MARAVILLOSO

  18. NORMA dice:

    FELICIDADES¡¡¡¡¡ POR EL ENCUENTRO Y POR DEJARNOS CONOCERLOS, GRACIAS POR SUS PALABRAS YA QUE COMPARTEN CON NOSOTROS SUS CONOCIMIENTOS DE LITERATURA CON PERSONAS MUCHO MENOS CULTAS. OJAJA SIGAN ESCRIBIENDO PARA SEGUIR APRENDIENDO. HASTA PRONTO¡¡¡¡

  19. XIMENA dice:

    ES GRATIFICANTE PODER VER FOTOS DE USTEDES SI BIÉN ,COMPARTIMOS PALABRAS Y NOS UNIMOS EN DIALOGOS HERMOSOS,QUE BUENO SABER QUE DETRÁS DE TANTAS PALABRAS HAY PERSONAS SONRIÉNDO,MIRÁNDOSE,HABLANDO,Y TODOS JUNTOS,AFECTUOSAMENTE XIM

  20. vancho1 dice:

    CARTA CUENTO RESPUESTA
    Hay Mora, Amiga, Capitana, Rectora, Rosa de los Vientos, Aire entre las plumas, Abismo de los Altos Nidos, Linterna, Mendrugo en el Bolsillo, en el suelo Huella que el tiempo veloz borra, en el viaje la Inmóvil, aquí estamos aquellos que somos, aquí pujando tu flor que nace, desnudos al ocaso del sol, brillando y opacando, sin trabar el horizonte poniente, testigos de los insectos carnívoros de las mortajas del perfume… pero no del tuyo, pero no del tuyo. Si alguien te dejó para sobrevivir, alguien se vive de tí. Obreros de los Talleres, Picapedreros de la palabra, drogados de tanto pujar, somos ahora en tí.

  21. Marcela dice:

    Interesante la propuesta de vernos cara a cara…avisen asi vamos todos!!!
    los correos de uds. no solo me resultan útiles, entretenidos sino que además los recomiendo en mis clases.
    Gracias…y armen algo en Córdoba

  22. rodrigo dice:

    Greacias por todo son los mejores, nos ayudan a reflexionar y hacer más humanos, y a solucionar problemas, ojala y siga¡uan con nosotros por mucho tiempo.

  23. anabella dice:

    hola, que lindo conocerlos por las fotografias, gracias por compartir sus comentarios me ayudan cada dia, y he aprendido mucho de cada uno. felicidades y ojala que para el proximo encuentro puedan reunirse mas. felicidades

  24. José Itriago dice:

    La observé mirando una bella rosa que, según murmuraba, era una insaciable carnívora del pasado, de su pasado, del nuestro, que digería hasta convertirlo en una nueva y maravillosa efímera flor. Que quienes alcanzaban a entenderlas en su verdadera esencia, despojándolas de su simple apariencia de rosa, lograban poderosas indulgencias plenarias de su pasado. Que la flor si se quiere, en lugar de exhibirla en bellos jarrones de jade para atestiguar el triste espectáculo de ver marchitar en pocos días lo que se formó en tantos años, podría suicidarse el pasado en el momento mismo en que tomara corporeidad, echando al viento los pétalos y las penas. Quería preguntarle que se hacía con el cáliz y con el tallo, si también en ellos no había parte de ese pasado así ingerido y sobre todo, cuál era el riesgo de que sus esporas, de igual manera dispersadas en la rosa de los vientos, reprodujeran en otros pasados diferentes a los tuyos, a los míos, fragmentos inconexos, que como cristales rotos podrían reflejar espantos y difractar líneas de conciencias ajenas. No tuvo tiempo de contestar: al cabo de un rato que no sé si fueron horas o días, de pronto vi que su mano, que era lo más mío de ella, envuelta en un remolino que la aislaba y vestía con velos de aire denso, deshojaba feliz una rosa multicolor cuyos pétalos se esparcían en el firmamento.

    Mientras ella se perdía entre puertas y ventanales de cristales de mil colores y pasaba entre recintos de lucidez y locura, mientras se internaba en las rimas de versos inconclusos que miraba como fardos muertos, pesos que antes la oprimieron menguando la expresión de la única poesía real, la del amor, mientras se alejaba con una sonrisa primaveral, entendí que buena parte de ese pasado en diáspora, atomizado, pulverizado, era yo mismo, era el nosotros que habíamos formado con tantos ajustes, limando por un lado, empatando por otro, para tratar de encajar ambas piezas únicas e indivisibles de nuestras vidas privadas en una muy divisible monolítica vida común. Y frente al dolor del despojo busqué recoger los desperdigados fragmentos de nuestras conversaciones y caricias, pero a falta del hilo de tu pasado, las notas al aire no hacían melodía alguna, sino sonidos extraños intimidantes. Y el frescor que a ti te envolvió con tanta dulzura, a mi me enfrió el alma

    Traté de seguir tu camino y liberarme también mi pasado, buscarte de nuevo y empezar la vida que llevábamos por años, quizás para repetir los mismos errores, pero también revivir los dorados instantes en que dejamos a un lado las limitaciones de nuestras miserias humanas y fuimos toda luz.

    Pasé inútilmente, días, meses o años frente al mismo rosal, hasta que la vi llegar murmurando que ésa era una planta carnívora capaz de devorar nuestros pasados y convertirlos en flor, depurada de la sobrecarga de la realidad cotidiana y me vi al lado tuyo, los veía a los dos, a ti y a mí, pero el que estaba a tu lado, no el yo que te miraba en la distancia, hablaba contigo con la familiaridad de siempre, con ligereza y alegría y te decía, a ti que estabas a su lado y lo oía yo, que lo miraba confundido, que si eliminabas tu pasado, que si lo desvanecías arrojándolo al aire como decías, también me deshojarías a mí, a él, que ya lo percibía repetido como imágenes infinitas en espejos contrapuestos, mientras te preguntaba sobre el efecto de las esporas que inseminarían vidas cercanas con pasados desfigurados.

    Quise intervenir, pero ni tú ni yo me oyeron, estaba aislado y cuando vi de nuevo cómo los pétalos multicolores de la nueva rosa se esparcían en el aire llevados por el remolino que te rodeaba, supe que este yo que trataba de mantener alimentado de la esperanza de reencontrarte y el nuevo yo que veía cómo te internabas con una sonrisa primaveral entre los vitrales de la poesía, estaban condenados a la soledad como justo y asentido precio de tu liberación. Y recordé al Rilke del cual me prevenía, que se preguntaba

    ¿De veras los ángeles recapturan solamente
    lo suyo, lo que han irradiado, o a veces, como
    por descuido, hay algo nuestro en todo ello? ¿Estamos
    tan entremezclados en sus facciones, como la vaga
    expresión en los rostros de las mujeres preñadas?
    Ellos no lo advierten en el torbellino de su regreso
    a sí mismos. (¿Cómo habrían de advertirlo?).

  25. José Itriago dice:

    Me siento feliz de haber sido representado por semejante embajador, Joise, de la tierra del sol amada. Gracias Joise que tanto me has aportado en tan poco tiempo.
    Gracias a Mora por mantener encendido este fuego.
    Gracias Socorro que siempre nos regalas entradas bellas y fuiste motor de una concreción nada común y menos fácil.
    Gracias Fabu por haber llegado hasta allá y por todas tus intervenciones.
    Gracias a todos por ser quienes son.

  26. Miguel Guerra dice:

    MUCHAS GRACIAS

  27. Miguel Guerra dice:

    MIS SINCERAS FELICITACIONES..ESTE ES UN EXCELENTE EJEMPLO QUE HAY IMITAR Y CREO SI LO HACEMOS EN EL PROPIO LUGAR DE RESIDENCIA, ESTOY SEGURO QUE NO CUEST NADA MAS QUE LA VOLUNTAD DE HACERLO Y SE LOGRAN RESULTADOS INCALCULABLES
    QUE DIOS LES BENDIGA

  28. Blanca Estela dice:

    Nada más reconfortante que las palabras se hayan convertido en voces, ¡Felicitaciones! y ¡ Gracias por las fotos ! Son verdaderos escritores, ¡Qué pinta!, y además constructores de vida, felicito al equipo de Monografías. Un gigante de la cultura, vez que hablo de ustedes, todo el mundo los conoce; ¡Sigan adelante!

    Un abrazo, un beso y muchas bendiciones a todo el equipo.

  29. Gloria dice:

    Mora querida:Es una maravilla que una avanzada de nuestros amigos os halláis reunido.Sé que más tarde estaremos juntos,felicito a S. que tuvo la inspiración y no sería mala idea lo del Luna Park,aunque tambien en Chile podríamos encontrarnos.Siento la emotividad de conocer al otro, al que se lee en las Monografías y desde allí quedan en un rinconcito del cuore.Por ejemplo a M.Celeste la conozco como si hubiéramos compartido habitación en la Universidad o volado en LAN o A.A.Creo conocer a Joise a Jorgev,a Osvaldo y las entrañables Vero y Carolina.Ahora se agrega Olga.Pienso que tus entregas son un éxito,Mora querida y que rico que estuviste en el encuentro y te conozcamos aunque sea por foto,ya te conoceré personalmente.Un beso G.

  30. Muzungo dice:

    Memorable, buen trabajo… es de entender lo que implica reunir personas, lo cual es una empresa dificultosa si uno no le pone corazón. Felicitaciones a los que han hecho posible este encuentro.
    Atte
    Muzungo (Rep.Oriental del Uruguay)

  31. Diana dice:

    ENCUENTROS COMO ESOS SON SUCESOS INCONMENSURABLES.

    FELICITACIONES

    SLDS. DIANA

  32. ingrid núñez dice:

    los felicito por este intercambio de cultura y pensamientos para asi enrriquecernos aun más y yo feliz que de mi pais venezuela asistieron a este encuentro gracias

  33. joise dice:

    ¡Hola queridos amigos blogers! Mora, Jose I, (puesto que son de la misma indole) estimo vuestra entrega incalculable de valor, en ambos puedo ver; principalmente en los siguientes párrafos un manifiesto halo de esperanza. Estoy seguro que no es de vuestra preocupación tal abatar, por vuestra incalculabre madures, pero como buenos curadores difundis y alertais con vuestra poesía las terribles calamidades que padecen los humanos con su miseria, por ende se; de personas que sufren de incertidumbre y pasan la vida buscando soluciones efímeras, tanto recordando el pasado como tratando de adivinar el presente.

    “El nacimiento de “mi flor” no se ha dado hasta ahora, tengo un poco de frío, o de fiebre, no sé; tengo la estola de lana apenas sobre los hombros; entro”.

    “Traté de seguir tu camino y liberarme también mi pasado, buscarte de nuevo y empezar la vida que llevábamos por años, quizás para repetir los mismos errores, pero también revivir los dorados instantes en que dejamos a un lado las limitaciones de nuestras miserias humanas y fuimos toda luz”.

    Como os lo dije anteriormente aun cuando no califique de muy religioso respeto las ideas revolucionarias de muchos autores del pasado, por ello, os recuerdo al hiponense Agustín, quien decía que el tiempo es lineal. En tal sentido invito a esas personas débiles de carácter, y, a quienes pueden ayudarlas; que les abran el camino, que les muestren el camino de la felicidad, aferrandose al presente, con tendencia o esperanza de triunfar, cada vida es importante, todos somos importantes, incluso aquellos que ostentan una clara inseguridad, a estos son a los que mas debéis de ayudar, alejarlos de los vicios, por inicuos que sean, especialmente a aquellos que se presentan con carencias de toda índole, porque su potencial intelectual en vez de desarrollarse tácitamente para el bien, pueden tender proclives al fracaso, y con ello, el mundo perderá la oportunidad de compilar un elemento mas para el bien colectivo.

    En todo caso recordad, que la inteligencia es propiedad exclusiva del ser humano, incluso el hombre le otorgó el nombre a tal propiedad, y/o característica peculiar, las otras manifestaciones en otros seres vivientes, es aparte a lo que el individuo posee como virtud y condición. Por ello no se debe menospreciar los sentimientos de cada quien y convertirlos en errores, sino tratar de canalizarlos por la senda de la luz, la debilidad de carácter es mejorable mediante una buena educación, incluso no importando la edad, la clave es; la forma como vais a desarrollar tal empresa, y esto podría ser: ¿Qué estáis haciendo por vuestra existencia? ¿Quienes y qué se beneficia con vuestra acción ¡ahora!? ¿Qué cosa os preocupa? ¿Os estáis beneficiando con vuestra acción? ¿Saben de lo que estáis haciendo vuestros seres queridos? ¿A quienes amáis? ¿A quienes creéis que amáis? ¿Quiénes creéis que te aman? ¡Sino creéis que eso sirva para algo productivo! ¿Porque lo hacéis?

    Con las respuestas obtenidas de ese espíritu difuso, emprenderéis un camino mas certero de conseguir un alma con potencial bienestar en franca marcha.

    Si Jose soy de Maracaibo y me siento muy contento y orondo de compartir vuestras entregas, aunado a vuestro sincera manifiesta complacencia por la representacion Venezolana en “monografias.com” por lo menos en la primera minuscula pero “Grande” reunion del 5-10-2008.

    Ciao!

  34. Blanca Estela dice:

    Querida:Mora

    Es abosolutamente posible mejorarse de la enfermedad…

    Es cierto que te atrapa y envuelve la metafísica como ninguna, en un momento es absoluta en si misma sin discución. Muy por el contrario, siempre fue sabroso mantener una charla con un “iniciado”, “adelantado” mucho más que yo, es más sin comparación alguna, pues en mi mente sólo existía la ignorancia más severa…y ¿ qué hacía entonces?. Sólo contradecía “ARGUMENTANDO” ideas sin fundamento, escabuyéndo como en un laberinto sin desear ser pillada. ¡Estaba perdida!

    Por muchos años creí tener razón, pero me encontraba ciega, la enfermedad que trae la filosofía engañosa, me hizo una mujer arrogante, dueña de la “verdad”, que corrió abrir puertas, tan sólo para tener una discución, debatir y no escuchar a testigos , mormones y el que se apareciera detrás de la reja.

    Me gustaría entender lo que dices acerca de quienes toman una poción de aparente inocencia y citas Amado Nervo.

    Ojalá un día me pueda alegrar con todos mis hermanos sanos, aún tengo convalecencia, y a veces algunas recaídas.

    Te amo Mory. No te comenté: en la foto pareces una francesita, Socorro bastante joven a lo que me imginaba, Fabu creí era hombre por su seudónimo, Joise idem, tal lo imaginé.

  35. socorro dice:

    Por que existe ese sentimiento de que la juventud o la adolescencia se transita por caminos quea veces son riesgosos. Como si uno se pudiera perderse de si mismo en ése tiempo más que en otro?.

  36. Gloria dice:

    ¿quien es el grandote de la izquierda?,Mora,en la primera foto.

  37. Blanca Estela dice:

    Dormir

    Yo lo que tengo, amigo, es un profundo
    deseo de dormir!… ¿Sabes?: el sueño
    es un estado de divinidad.
    El que duerme es un dios… Yo lo que tengo,
    amigo, es gran deseo de dormir.

    El sueño es en la vida el solo mundo
    nuestro, pues la vigilia nos sumerge
    en la ilusión común, en el océano
    de la llamada «Realidad». Despiertos
    vemos todos lo mismo:
    vemos la tierra, el agua, el aire, el fuego,
    las criaturas efímeras… Dormidos
    cada uno está en su mundo,
    en su exclusivo mundo:
    hermético, cerrado a ajenos ojos,
    a ajenas almas; cada mente hila
    su propio ensueño (o su verdad: ¡quién sabe!)

    Ni el ser más adorado
    puede entrar con nosotros por la puerta
    de nuestro sueño. Ni la esposa misma
    que comparte tu lecho
    y te oye dialogar con los fantasmas
    que surcan por tu espíritu
    mientras duermes, podría,
    aun cuando lo ansiara,
    traspasar los umbrales de ese mundo,
    de tu mundo mirífico de sombras.

    ¡Oh, bienaventurados los que duermen!
    Para ellos se extingue cada noche,
    con todo su dolor el universo
    que diariamente crea nuestro espíritu.
    Al apagar su luz se apaga el cosmos.

    El castigo mayor es la vigilia:
    el insomnio es destierro
    del mejor paraíso…

    Nadie, ni el más feliz, restar querría
    horas al sueño para ser dichoso.
    Ni la mujer amada
    vale lo que un dormir manso y sereno
    en los brazos de Aquel que nos sugiere
    santas inspiraciones. ..
    «El día es de los hombres; mas la noche,
    de los dioses», decían los antiguos.

    No turbes, pues, mi paz con tus discursos,
    amigo: mucho sabes;
    pero mi sueño sabe más… ¡Aléjate!
    No quiero gloria ni heredad ninguna:
    yo lo que tengo, amigo, es un profundo
    deseo de dormir…

    Amado Nervo

  38. Trinidad dice:

    HOLA:

    Qué gusto me dio leer estas experiencias. Cheverísimo y felicitaciones!!!!!. Sueño también trabajar a través del blog con niños en la investigación de temas desde el lenguaje. Me gustaría conocer más experiencias en este campo de acompañamiento a niños como maestra coinvestidora.

    Espero opiniones
    Gracias.
    Atte;
    Trini

  39. Carolina dice:

    Queridos amigos de Monografías: LOS FELICITO POR EL ENCUENTRO!

    Y las fotos… UDS. SON MARAVILLOSOSOS!!!!!

    No se imaginan la ilusión que me da conocerlos aunque sea por fotos…es lindo.
    No saben como agradezco todos su envíos semanales ni lo importantes que son para mí… yo soy una simple trabajadora, no soy literaria, ni filósofa, ni nada así… solo una simple persona con sentimientos un poco más fuertes que lo “normal”… mis amigos dicen que soy “intensa”.
    Por eso disfruto tanto de la poesía de Uds. y de todos sus escritos. Me ayudan en forma increíble a superar algunas pérdidas que he sufrido…

    Me encantó el escrito de María Fabiana… coincido con su sentir… qué color tendrá mi alma?… trataré de averiguarlo…

  40. Rafael Merida Cruz-Lascano dice:

    Felicitaciones por ese gran encuentro de artistas y escritores: ENCUENTRO AMISTOSO DE LOS ORGANIZADORES DE MONOGRAFIAS, Desde la tierra de la Eterna Primavera “Guatemala” me doy el gusto de leer estas experiencias, ver las fotos y sentirme presente –virtualmente- felicitación inmensa, este tipo de intercambio de conocimientos y experiencias positivas, personal, de cultura. Gracias por hacernos partícipes y compartir el cuento-epistolar… sus comentarios; Y como miembro adscrito, puedo decir que Monografías se ha convertido en una página obligatoria en el escritorio de cualquier escritor, por la abundante y profesional abundancia de temas que nos ayudan diariamente.
    Gracias a todo el equipo y a los participantes. Abrazos.
    Rafael Mérida Cruz-Lascano

  41. beatriz garcia dice:

    Felicitaciones por el trabajo!!!!, la verdad què me gustan todos los temos què me llegan, los guardo en cd. suerte y adelante!!!!!!!!!!!1

  42. vancho1 dice:

    José, José Itriago y todos: engo apresuramiento en las palabras. Has escrito al viento mensajero tu mensaje. De galope vamos tras Mora en este abismo cercano y yo, José, oigo tu voz que me guía y sé que estás porque huelo tu presencia. Destrozan la rosa, silencian la pregunta, nos abunda la inquietud -esa de los insectos voladores que no encuentran la flor-. ¿Quién responde, quién debe responder? De partida, hermano, yo no; me sumo a los ecos que provoca tu diatriba.
    Pero, claro, respiro un poco este aire y siento en mis labios la tersura de los pétalos destrozados en mi boca ¡hambriento de rosas soy! Y la pregunta se arremolina en los jardines y gira entre polen y rayos de sol, y luego viene… José, ¡por nosotros viene! y tú tratando de reencontrarla y yo tras la vidriera gritando y parece como que no me escuchas… mas tus pasos dibujan en las arenas recuerdos de olas agotadas que renacen…
    Gracias, José Itriago.

  43. Carolina dice:

    He cultivado muchas flores en mi vida, algunas de rara belleza, otras encantadoras en su simplicidad. Las he cuidado, las he desmalezado, les he sacado esos “animalitos caminantes” que podrían destruírlas. Las he admirado, las he gozado y aprendido de ellas.

    Pero, lejos, lejos, las flor más linda, la más linda que he cultivado, la más conmovedora y tierna, la más entrañable y asombrosa en sus maravillas… es el alma dulce de mi niña que se refleja en su rostro estrellado…

  44. JOSE LOZADA dice:

    Mis muy apreciados…
    pues en lo que a mi respecta, lo mas marabilloso que he podido apreciar en mi esfimera existencia ha sido el hecho de percibir muy claramente una de las facetas de la vida del carpintero de Nazaret (Jesus Cristo), Cuando lloro al lado de la tumba de su camarada “Lazaro” despues que este hubiese fallesido.
    es impresionante ver a este lazaro saliendo de la tumba aun envuelto en los lienzos pertinente a este estado. sin embargo para mi el hecho de ver a Jesus llorando por el fallesimiento de su amigo me deja mucho que desear de un amigo como ese.
    con cariño
    Orlando

  45. Pedro Alfonso dice:

    Mora y amigos todos. Guapísimos en la foto, parecen embajadores de letras vivas. Bendito dios por el encuentro y que lástima que este mundo sea tan cruel y terrorífico con los bolsillos atribulados de la época. Pero guardé las fotos en archivo especial.
    La Carta Cuento de Mora en el Blog que recién estrenamos, me ha gustado mucho. Me hizo imaginar tantas vivencias que como médico he observado a lo largo de un montón de años. Me gusta la imagen que pintas con letras, de comernos lo que de nuestro espíritu no gusta. Yo me comería tantos errores, devoraría sin hervir, las lagrimas indiscretas que vertí por amores que se fueron. Como una víbora me sabría a deleite quitarme la piel y renovar mis días. Comerme los perdones desafortunados, aquellos que ofrecí y ni las gracias me dieron, por haberlas encubierto el orgullo de humanos sin fe ni esperanza. La hierbita, Ah! Esa cannabis de mi corazón que en mis adolescencias probé con tanto recato y que sacó del baúl telarañoso las dos canciones que compuse y los versos que según yo eran inolvidables y que ahora ya no recuerdo. Esa hierba malhumorada a veces, dejó alguna huella en mis reumas porque se me quitaron en forma chistosa, mi padre untaba con parsimonia en mis rodillas de futbolista callejero, la pócima del Mezcal curado con peyote y marihuana. Sabio padre el mío, curandero de prosapia, compartió el remedio con el benjamín de la familia y apurado me pedía no decírselo a mi madre. Me cobijaba y las fragancias nada gratas para un niño envolvían la recámara y me hacían dormir plácidamente, sin queja alguna y llevado por tiernos duendes de la mano a sucumbir en los arroyitos de imágenes nunca antes vistas. Tardeé unos meses en exorcizar esos demonios. Pero a lo largo de los más recientes giros al sol, he amado esa figura tierna de mi viejo. El pudo con habilidad sacar de mi lo que me hacia daño y tal vez el se comió mis males discretamente porque en sus últimos meses, sufría terribles dolores de huesos.
    Mora, efectivamente en esas fotos pareces francesita y la menudez de tu cuerpo se exacerba con la presencia imponente de Joise a tu siniestra. Un abrazo a los embajadores.

  46. Pedro Alfonso dice:

    La alusion que haces, Mora a mi humor, la agradezco.

  47. SILVIA dice:

    Escribes maravilloso, mi mundo es distinto al de ustedes siempre he trabajado con números pero de adolescente me gustaba leer poesía y ahora ya en el atardecer de mi vida quisiera empezar otra vez, buscar tiempo para poder dejar volar mi imaginación aunque ustedes me hacen volar imaginar las escenas vivir los momentos empesar a soñar.
    Quisiera aprender a escribir.
    Saludos
    Silvia

  48. Ylba Maria dice:

    felicitaciones por haber logrado ese encuentro, acuso tener una envidia sana, como lo hubiera disfrutado, pero estuve con Ustedes espiritualmente, y pensar que estuvieron presentes Joice y Olga, pude irme con Ustedes de haberlo sabido antes, pués vivo en Maracaibo, en la Av El Milagro, y para conincidir soy Enfermera como Olga. Las fotos muy bellas, Mora es tal como la imaginaba, menudita, dulce, espiritual y sabia.
    Un abrazo a todos, y para el proximo encuentro espero se anucie con seis meses de anticipación, que es lo que necesitamos para preparar un viaje.

  49. walter osorio dice:

    Gracias por enviarme sus pensamientos en estos escritos
    son como un pedacito de alma.
    Felicitaciones son muy buenos

  50. jorgerv dice:

    Hola Morita.

    Hola todos.

    Enrique, por increíble, es amigo también, me envió una copia de la carta aquella, la del rescate. Investigar el final del nacimiento de la flor, el del cadáver que estaban velando las del taller de poesía y el de los estupefacientes que consumían, es la misión encomendada. Él, Enrique, cree que soy policía también, pero no, tampoco escribidor por lo que me limite apuntar lo visivo: La flor nacía una y otra vez igual que una pesadilla, no era como las flores carnívoras que conocemos, pero era una flor, sus pétalos se abrían y a borbollones salían letras sacadas como de un borrador de novela sin corregir, despedían un aroma parecido a un vaho denso casi solido, quien lo inhalaban se drogaba porque su esencia sabía a pasado que tiene efectos psicotrópicos. Me pareció linda pero triste porque su esencia de pasado le quitaba su alma y su espíritu.

    Pasmo me produjo entrar a la sala del taller de poesías, todo es muy extraño aquí, es un laberinto abajado, todas las mohatreras están en un completo éxtasis, en su idiosincrática lengua hablan: con figuras retoricas y con metáforas que se suplen de la flor innacida, se drogan con poesía que la creen muerta pero está viva, irrealidad de prefigurar la muerte como un fardo que cargan en la espalda inseguro e indescifrable. Los estadios de adicción ya están muy avanzados, algunas hasta cerca del suicidio.

    Desaparecer es razonable después de visitar el sitio por lo que he dado por descontado volver saber de Enrique.

    Mora, leer la realidad de diferente forma es aceptable en universos diferentes y eso somos. Mi realidad aceptable es la que yo llamo realidad mental donde los sueños y las vigilias son universos paralelos de la misma realidad; ya incendiaste mi pagina de letras. Las fotos suprimieron la frustración de no estar físicamente en la confitería La Ópera el domingo a las diez de la mañana. (Ustedes saben de quién es… es de JL Borges “Otro poema de los dones”).

    José Itriago, hermoso tu escrito lo leí muy rápido pero me gustó cantidad, le haré una segunda lectura.

    Vancho1 de pluma fácil te felicito.

    Ahí les dejo las líneas Rilke a que me invitaron las del taller de poesía

    Realmente es extraño ya no habitar la tierra,
    ya no ejercitar las costumbres apenas aprendidas;
    a las rosas, y a otras cosas particularmente promisorias,
    ya no darles el significado del futuro humano; ya no ser
    aquél que uno fue en interminables manos angustiadas
    y hasta hacer a un lado el propio nombre, como un juguete
    roto. Extraño, ya no seguir deseando los deseos. Extraño,
    ver todo lo que tenía sus propias relaciones, aletear
    tan suelto en el espacio. Y estar muerto es doloroso,
    y lleno de recuperación, de modo que uno rastree
    lentamente un poco de eternidad. Pero todos los vivos
    cometen el mismo error de diferenciar demasiado
    tajantemente. Los ángeles (se dice) con frecuencia no
    sabrían si andan entre los vivos o entre los muertos.
    La corriente eterna arrastra siempre consigo todas
    las edades a través de las dos zonas y atruena sobre ambas.
    Finalmente ya no nos necesitan, los que partieron
    temprano, uno se desteta dulcemente de lo terrestre, como
    uno se emancipa con ternura de los senos de la madre.
    Pero nosotros, que necesitamos tan grandes secretos,
    nosotros que tan frecuentemente obtenemos del duelo
    progresos dichosos, ¿podríamos existir sin ellos?
    ¿Es inútil el mito de que, en la antigüedad, durante
    las lamentaciones fúnebres por Linos,
    una atrevida música primitiva se abrió paso en la árida materia
    inerte; y entonces, por primera vez, en el espacio
    sobresaltado, en el que un muchacho casi divino de pronto
    se perdió para siempre, el vacío produjo esa vibración
    que ahora nos entusiasma y nos consuela y ayuda?

    Fragmentos de La primera elegía

    Saludos especiales a Joise y Olga, Fabu, Socorro, Blanca Estela, María Celeste, Osvaldo.

    Un fuerte abrazo metafísico para todos.

    Carpe Diem
    Jorge

  51. socorro dice:

    Amigos, Morita:
    Uno
    Escuche un diálogo en la TV (aunque parezca mentira cada tanto se rescata algo posible). Breve. Lo reproduzco :
    Entrevistador - Vos debés haber sido buen alumno en la escuela.
    Entrevistado- (Tímido) eh…si, la verdad que sí.
    Entrevistador- Me parecía!
    Entrevistado- (Seguro). Valoro más lo desaprendido en mi crecimiento que lo aprendido. Valoro haber sabido soltar lo que tenía que soltar.

    Dos
    Él es el que dice “Sólo se conserva lo que no se amarra”.

    Tres
    ¿Cuál es la condición escencial de la flor?

    Cuatro
    Qué es un ángel?

    Un abrazo a todos!

  52. Rosy dice:

    Les mando un emotivo saludo desde México, digo emotivo porque con tantas cartas y comentarios que reflejan sentimientos y almas alegres, doloridas, emprendedoras, luchando, y mas que se podría decir…. la emoción gana….. no se escribir por eso solo mando este comentario, saludos a todos y sigan escribiendo, gracias a Mora

  53. Jorge Luis dice:

    Feliicidades por el encuentro de ustedes!
    Se nota que este blog esta mas vivo que nunca.
    Hasta luego, un amigo de Nicaragua.

  54. Blanca Estela dice:

    Silvia:

    Te invito a que empieces a volar nuevamente, únete al grupo de soñadores con síndrome de amor sin control. Echa a volar tu imaginación y cuéntanos como quieras hasta reirnos como chiquillas o llorar como Magdalenas.

    Para escribir una narración básicamente debes tener en cuenta tres aspectos: los personajes, la acción y el paisaje. En todos estos aspectos esta presente el punto de vista, que es la visión personal que tiene el narrador de los hechos. El punto de vista te permite enfocar los hechos que cuentes de diferentes maneras: en forma dramática, con ironía, alegre, etc. Pero lo más importante creo yo y que es como escribo, es desde el corazón.

    Un beso y mucho ánimo.

  55. Pedro Alfonso dice:

    Así es esto de la literatura. La rienda suelta es química cerebral no siempre congruente para todos. Pero la naturaleza nos hace un favor, nos sumerge en la ambientación de un hecho, desarrollo escalonado de frases que van diciendo y diciendo hasta que brota la idea, la santísima idea que brilla en el papel, que desvela el artilugio de haber tenido en la mano las palabras y haberlas puesto en un orden universal en el pliego para que los otros, los que están con los ojos puestos en él, desmembren cada párrafo y metan al inconsciente esas ideas temerosas al despegarse de la tinta, fluyen en constante movimiento hacia la zona especifica que el entendimiento tiene para almacenarlas, analizarlas y devolverlas algún día en cualquier minuto al mundo exterior y de ahí al centro mismo de la cultura citadina. Escribir nos quita el lodo mental, nos hace ser mas fuertes ante los embates de la enfermedad del olvido cuyo nombre me cuesta trabajo repetir y que a veces no recuerdo. Escribir es el oficio y el oficio es el hombre. Todos tenemos la facilidad, el empuje, el ocio necesarios para tundir la tecla y aflorar con nuestras palabras los significados de tantas vidas que transcurren en los minutos de nuestras existencias.

  56. Delia dice:

    Hola Mora:

    Gracias. Ya que no puedo escribir poesía me gusta leerla porque apunta hacia…., como dice Heidegger: “la poesía “muestra” al Ser, puede escuchar y trasmitir su “decir”; el pensar metafísico, dado su indigencia, no puede expresarlo y debe “demostrarlo”…lo mismo con la pintura, me dicen, me señalan, ya que no hay demostración, hay sólo la vivencia en el espíritu, ese lugar donde nadie enferma.

  57. Blanca Estela dice:

    Rosy:

    ¡Cómo que no!, por supuesto que sabes, te acabo de leer, dices “la emoción gana”, y así tienes que escribir, con la emoción que hay en tucorazón.

    Un abrazo, y bienvenida

  58. Julieta dice:

    Hola a Mora…Hola a todos! acá va un cuento de un amigo mio, Damián Lovagnini, que aunque se que es largo les aseguro que vale la pena leerlo. Besos! y hasta la próxima.

    Ah! y… gracias Mora por el dato!

    La señal en la frente

    Alguna vez empezó la historia. Largas escaleras recorre el tiempo, hacia todos los lados, sin detenerse en el presente, sin dejar de volver a empezar. La divinidad me enseñó, a través de rituales que exploran las épocas y develan la continuidad, que nada “ha sido nunca ni será, porque es”; la palabra es tan concreta como una roca, un cuerpo no es más que el disfraz de infinitos caracteres, y de estos un eufemismo el hombre. El todo es eterno. Las vidas son centellantes pinceladas de una mano inmortal, sobre la irradiación de luz de una entidad celestial. Un umbral donde es inútil ejercitar el recuerdo. Pero estoy a favor de mi libertad, y no pretendo hacer de mi memoria una simple palabra. Es por eso que invento gentes. Las rememoro, les doy una existencia y las riego por los tiempos. Nombro a las cruces, a las estrellas, al fuego, a lo esotérico, a lo que resplandece, a los humanos; luego distribuyo territorios, tempestades, atardeceres, tribulaciones, incandescencias, y demás atributos, y confundo a mis creaciones errabundas en la alquimia.
    Soy un semidiós. Se cada ínfima parte de las formas, conozco el espiral magnífico que dibuja la naturaleza al representar las proporciones sagradas en las rosas, en los frutos. Sin embargo, a pesar del poder que detentan mis manos creadoras, de que puedo apelar a las magias sagradas, hay algo que me atormenta desde siempre; así como los hombres desconocen a los dioses, yo, el faraón Ramsés II, tercer gobernante de la XIX Dinastía Egipcia, hijo de Seti I, desconozco de dónde proviene la existencia de una mera cicatriz.
    El código indescifrable aparece dibujado en el frente de Muwatalli, el rey hitita. Sabe quién qué designios ocultos contendrá aquel impávido recuerdo de una herida. Acaso será el tercer ojo que deja ver más allá del fin, o una entrada a los enigmas de Nesa, o quizá extrañas músicas que escapan a mis oídos. Aún hoy, demolido en mi lecho de muerte, continúo pensando en su misterio.
    I

    He cometido un sacrilegio, procuré falsear la historia. El castigo está próximo, lo puedo percibir. En un primer intento, compuse un esbozo de la historia utilizando los símbolos del álgebra. Utilicé una secuencia finita pero basta de incógnitas para designar los elementos del universo. Luego, implementé centenares de coeficientes cuyos valores se determinaban en cadenas de relaciones de igualdad, para realizar una cantidad de operaciones de sustracción y absorción, de modo que una serie de hechos, acontecimientos y cosas, se anularan o unieran para dejar de existir (o formar algo nuevo). Durante un tiempo que podría clasificar de infinito (por la minuciosidad de las operaciones), dediqué mis esfuerzos a lograr una síntesis perfecta que encerrara tal hazaña en una simple frase. Creí (que iluso fui) comprender que al traducir esa labor a los caracteres sagrados, su sola pronunciación me haría un dios. De lo que era lógico concluir, que hasta las formas inexistentes se convertirían en mis fieles súbditos, y allí entraría mi plan en marcha. Mi intención era la de inmiscuir elementos de mi propia creación (sólo míos) entre los de existencia corriente (provenientes de otras mentes divinas) para desplazar esa absurda cicatriz del escenario confuso que me tenía encerrado en calidad de semidiós. Ensayé las palabras que habría de decir, tenía que decirlas en el lugar y momento precisos. Palabras que a la vez son números. Estalló la ira en los cielos al finalizar la conjura. Ya no recuerdo esas palabras, pues (así lo intuyo) la primera fase del castigo divino consistió en poner a mi mente en los caminos errantes del delirio, en cuyos laberintos perdí los frutos de aquella genialidad. Sé que aún no me ha llegado el verdadero escarmiento, y que no me llegará en esta vida; saber lo que a uno le espera es el peor de los tormentos. Hoy no hago nada por impedirlo, pero en esos días mi ego era insaciable.

    II

    Mis anhelos no habían sido derrumbados del todo. Si el enigma no podía resolverse a través del álgebra, lo harían la meditación y las magias sagradas. Partí de una nueva premisa: el universo es el sueño de un dios. De esta manera, todos los dioses que hasta ese momento funcionaban como pilares del universo, pasaban a ser sólo invenciones, vanas explicaciones sobre el origen de todo. No había muchos dioses, sino un único ser que era la primera causa de una sucesión infinita de hechos finitos que no era causada.
    Si este dios nos estaba soñando, su mente debería contener el equilibrio exacto entre armonía y caos, y esto no podía ser más que la consecuencia de un estado de éxtasis puro, de somnolencia. La eternidad, con todo lo que esta designa (bajo el manto de esta idea), provenía del universo alucinado del dios. El nuevo desafío consistía entonces en recurrir al encierro. Así como siglos atrás Gilgamesh, rey de los babilonios, se había encontrado con sus antepasados (según el admirable poema) descendiendo a las profundidades de la tierra, yo hallaría en una gruta oscura, la inmortalidad. Acudí a la solemne pirámide de Keops. Allí pasé una gran suma de tiempo. Delegué mis ocupaciones y me recluí a la meditación y a la evocación de ciertas magias que fui conociendo a medida que me acercaba más a la probidad. Lo primero que soñé fue una constelación blanca en medio de la oscuridad. Noche a noche, se hacía más grande y brillante. Finalmente, concebí un pequeño sistema de órbitas en el que giraban distintas figuras geométricas. Los símbolos originarios. Pude ver miles de poliedros complejísimos en transfiguración continua; creí que las transformaciones serían infinitas y que jamás llegaría a develar nada. Pero tuve paciencia, concentré mi intelecto en cada figura; así pude descubrir numerosos intervalos en que todas las imágenes se convertían en una. Así vislumbré, casi mágicamente, el teserac el hipercubo de cuatro dimensiones. Había llegado a la perpetuidad.
    Pronto el tiempo se convirtió en un simple estado de las cosas: pasado, presente y futuro se anulaban entre sí y sólo existía el no tiempo, el reposo. Mi ser, que ya no era, se hallaba ahora mismo, mañana, ayer, y también nunca. Ahora podría mirar el todo desde ningún lado. Debía ser capaz de ver detrás de esa estúpida cicatriz. Sin embargo, me era imposible modificar nada en esas condiciones, algo vedaba mis esfuerzos.
    Luego de varios intentos nulos, me convencí de que el o los dioses, estaban compitiendo conmigo, de que poseían la misma sabiduría que me negaban y eso los hacía omnipotentes, yo no era más que un chivo expiatorio, y si quería salir de esa absurda jerarquía, tendría que alzar mis esfuerzos en la creación de un plan perfecto. Descendí lentamente de la meditación, hice a un lado la magia, y apelé al pensamiento concreto de un simple mortal (pues, en esencia aún lo soy).
    La pirámide de Keops, no es infinita, pero sus habitaciones sólo parecen tener fin cuando entra la luz del día, cuando cada monumental ladrillo hace su aparición con tenue forma. El sol se filtra por la cámara principal apenas nace la mañana, la disposición de las paredes del sepulcro desplaza los rayos de luz e ilumina cada recodo; aprovechando eso, he realizado cientos de veces apacibles paseos para distender la mente. En los momentos de invención de mi plan (y anteriormente para meditar), caminaba hasta un largo corredor donde se hallaba (aún se halla) el féretro de Keops. El recorrido del sol culminaba en su cara, sabía que él mandaba a construir naves funerarias que iban hacia la luz transportando las almas. Era una señal.
    Recuerdo la vez que la noche me sorprendió en esa habitación. Estatuas sin ojos, de piedra, arenisca, adobe, de grandes proporciones, custodiaban algunas galerías; aseguro que dormir frente a ese sarcófago fue otra etapa del castigo divino. No olvidaré jamás los pasos que oí, pasos como de piedra, arrastrándose por el suelo de tierra, oscuros, pesados. Eran las estatuas que por las noches se consignaban a ser centinelas. Sólo yo he visto aquellos monstruos reptar en busca de intrusos, teniendo que ocultarme de las formas más osadas. Y no sólo eso. Al cesar el sonido de los pasos, logré dormir y soñé con hordas de cuerpos gigantes con cabezas de animales precedidas por Anubis. Vi los ojos de chacal, la piel negra y velluda, el hocico roto, húmedo, unos dientes amarillentos de masticar carroña. Temí que en algún momento llegaran a buscarme, pero no me detuve, no hasta que creí encontrar una solución al enigma: La guerra. Muwatalli, el rey de los hititas, poseía tierras que habían pertenecido a mi padre, quien murió sin poder recuperarlas. Seti I, había intentado en su reinado reconstruir y aumentar algunos territorios del imperio, pero no lo logró.

    III

    Construí, invocando las magias que me pertenecían, un ciclópeo ejército de hombres entregados a una sola tarea: destruir al rey de los hititas. Era sencillo, la empresa comenzaría con la destrucción de Nesa, la primera ciudad que conquistó el imperio; luego tomaría algunas ciudades más y finalmente (invadiría Qades) amenazaría públicamente a Muwatalli. Si no entregaba todas sus tierras, moriría. Era seguro que se negaría a tal pedido, por lo que su muerte era inminente. Esa era mi última carta, si no podía develar el enigma entonces lo haría desaparecer del universo. De esa forma ya nada se interpondría entre mi ser y la divinidad.
    La guerra duró intensos meses. Mis soldados superaban en cantidad a los de Muwatalli; pero el enemigo sabía resistir. Era un escenario extraordinario y digno de ser visto: centenares de hombres destruyéndose unos a otros, y todo por mis caprichos de Faraón. El suelo parecía revestido de largas pieles humanas, cuerpos sin vida que se dilataban por el desierto como una mancha gigante de muerte. A lo largo de la extensa geografía de Qades, se podía percibir que mi poder se volvía insuperable.
    Yo combatí con mis soldados, quería saber que se siente abrirse paso entre el enemigo, ver la sangre, olerla, respirar el calor del encuentro cuerpo a cuerpo. Demostrarle a los imperios que era dueño de la inmortalidad. Pero eso era solamente un juego. La verdadera guerra me esperaba el trono de Muwatalli.
    Luego de estudiar el accionar y el parlamento culminantes, exigí una reunión con el rey. Si mal no recuerdo, estas son más o menos las palabras que nos dijimos:

    - La guerra está por terminar – Le dije.
    - Ya conozco el destino, y no me asusta. Debes saber que permití que vinieras hasta aquí sólo para que acabaras de una vez por todas con todo esto.
    - ¡Ja ja ja! Veo que conoces mi poder. No pensé que fueras a rendirte tan fácilmente. Esto no tardará demasiado.
    - Estás equivocado Ramsés, en ningún momento me preocuparon tus poderes, no creo que puedas vencerme.
    - Deliras, tus hombres no soportaran la guerra por mucho más, tu fin ya está próximo. Mira hacia fuera y verás la derrota, ve las pilas de cadáveres de tu legión.
    - No estoy hablando de mis hombres, ni de las conquistas ni las muertes. Hablo de ti y de mí. ¿Acaso creíste que no han llegado a mis oídos las conjuras que realizaste para eliminarme? Los dioses lo saben todo, morirás ignorando las verdades supremas.
    - ¿A qué te refieres? ¿Cómo sabes todo eso? ¿Puedes comunicarte con los cielos?
    - Eso no te importa, lo único que debes saber es que aún puedes dejar de enfadar vanamente a los dioses y volver a la vida terrenal de los mortales. Todavía no estas condenado a los infiernos.
    - ¡Déjate de estupideces! ¡Es el miedo, el miedo a la muerte lo que mueve tu boca a maldecirme! ¡Vengo a darte muerte, a agrandar la marca de tu frente con una herida fatal!
    - ¡Iluso! ¿No lo entiendes? ¿Quieres enfermar y sufrir las pestilencias divinas? Ellos no dudarán en destruirte de un soplo.
    - Sólo existe un único dios, estamos en un sueño eterno. Quédate quieto, no compliques las cosas, tu insignificante vida por el nacimiento de un nuevo dios.
    - Te lo advertí, serás castigado.

    Esas fueron sus últimas palabras. Su cuerpo se hallaba pocos metros de mí. Con pasos acelerados y bruscos, me abalancé sobre él y lo tomé por el cuello. No profirió palabra alguna, no se opuso resistencia a mis movimientos. Alcé un puñal. El sol descomponía la luz que entraba por la ventana en su filo. Antes de atravesarle la garganta, quise apreciar el espectro de colores que se dibujaba en el reflejo del acero; sentía un ardor maravilloso en el cuerpo. Pero en vez de deleitarme con la luz del sol, en vez de disfrutar mi victoria, vi los ojos de Muwatalli abrirse abruptamente, sentí como se clavaron en mis ojos. Un resplandor verdoso (como el de las almas en pena) brotó de su frente y me envolvió de forma fulminante. Extrañas cacofonías comenzaron a ir y venir en todo el recinto, me aturdían, y no sabía con certeza si sólo estaban en mi cabeza. Un temblor gigantesco parecía hacer vibrar toda la tierra. Repentinamente, me invadió un terror similar al que me infligieron los centinelas de Keops. El sudor me empapó las manos y el puñal resbaló y fue a dar al suelo.
    Lo que ví dentro de la cicatriz fue inentendible para mí, si al menos pudiera describirlo, pero no, ni siquiera me atrevo. Gané la guerra, conquisté tierras, destruí enemigos. Pero no pude terminar mi labor. Al instante de ver esa imagen, solté el cuello de Muwatalli. Los párpados comenzaron a parecer fuertes persianas que se cerraban sin mi consentimiento, hasta que se cerraron por completo. Cuando abrí los ojos me hallaba en la oscuridad. De a poco, fueron reuniéndose decenas de efigies cuyos pies eran de tamaños insospechados; formaron un círculo a mi alrededor. Cerré otra vez los ojos, esperando que todo acabara. Cuando los abrí Muwatalli se hallaba otra vez frente a mí. Sonrió y me dijo: “Vete ahora, y pide mil perdones”. Huí aterrorizado hacia los desiertos arrancándome la ropa, exclamando piedad, dándome golpes a la cabeza. Creí que moriría desquiciado. Pero ese no era mi destino. Debo morir como cualquier mortal, y el castigo llegará más tarde. Sólo espero mi muerte, atormentado, los dioses (o el dios) me impiden morir, creo que eso está bien, ya no contradigo mi destino. Mi reinado acabará en poco tiempo. Por eso he mandado a grabar mi triunfo en la guerra contra los hititas en las paredes de Karnak. A cambio de una tregua hemos llegado a un acuerdo: Las tierras del litigio se dividirán, y la hija del rey será mi esposa. Las gentes comunes no han de saber todo lo ocurrido. La historia será develada dentro de miles de años.

  59. José Itriago dice:

    Bella Socorro de nuestro corazón:
    Dejas en el aire una pregunta: ¿cuál es la esencia de una flor?. Yo te contestaría con palabras de Saint Exupery en “El Principito”: “lo esencial es invisible a los ojos”. Al pobre principito le llega una flor distinta a todas cuantas había en su planeta y es para él, una flor que acapara su atención porque él intuía en ella un vínculo que todavía no sabía apreciar; per el principito atormentado por su flor, que es el amor de su vida, escapa, para comprender después que sólo había entendido lo intrascendente (las continuas peticiones y quejas de la flor) y en lugar de enternecerse por la coquetería de la flor, al no ver lo invisible, al no entender u verdadera esencia, perdió a la flor y se perdió él. Teniéndola, no pudo poseerla porque no pudo ver lo esencial.

    Tu otra pregunta “¿qué es un ángel?” es bastante más compleja de contestar, porque aquí podría chocar la visión poética del ángel, mis ángeles que son todos mis seres queridos que me aportan vida, que me dan alegría, con los ángeles concebidos desde el punto de vista de las religiones. Para mi toda persona que me dé, es un ángel. Y es que es mucho más difícil recibir que dar.

    Dentro de los ángeles, establezco categorías. Hay algunos que bien podrían ser arcángeles, que me dan afecto, calor y valor para vivir. Son como escudos en la vida. Ni siquiera entiendo porqué me dedican tanto amor, pero no pregunto, porque lo esencial es invisible al entendimiento (parodiando a “lo esencial es invisible a los ojos”). Generalmente se ubican en el entorno cercano de mi familia. Hay muchos otros ángeles, que mantienen encendido el interés en vivir, en todos los órdenes, afectivo, intelectual y profesional. Afortunadamente, estoy rodeado de ángeles y dentro de este grupo hay varios, entre los cuales estás tú, esta Mora que nos une y nos incentiva, esta Vancho1 a quien ni siquiera se responder adecuadamente sus comentarios, con sus cuentos dignos de un mayor escenario, está Osvaldo, Joise, JorgeV, ni se diga Blanca Estela, Muzungo y todos los que escriben dándonos algo de su mundo privado, quizás hasta secreto, para enriquecernos o retarnos (como tú con estas preguntas) a explicar, que después de todo significa tratar de entender.

  60. Maria Dolly Balcazar dice:

    hola escribe Maria Dolly,
    gracias por enviarme lo referente al encuentro que tuvieron en argentina, me agradó mucho conocerlos por foto. hasta pronto.
    Dolly

  61. Gloria dice:

    Hola amigos:a la luz del encuentro de Mora y nuestros queridos….sugiero una reunión en Viña(obvio en el Samoyedo)tendrá que ser luego de las elecciones,escríbanme a mi correonos juntaremos y prepararemos una reunión continental de la América morena.Este Domingo se cumplen ene años de la dominación española sobre nuestros indígenas.Afortunadamente en mi país,ayer suprimieron el 12 de Octubre como feriado,somos todos americanos y descendientes de Lautaro,Tupac Amaru,de todos los combatientes por sus derechos,de la Vida en todas sus formas,incluso en la de nuestros hermanos menores….

  62. Gloria dice:

    Mora ¿porqué no pusiste mi correo?más de lo que me hicieron en la dictadura,no podrían hacerlo.Correo;gloriapina-2007@hotmail.com o.Con amor,Gloria Piña Mateluna.

  63. polar dice:

    Hay que ver, a cualquier escrito inspiradísimo por sabe Dios que “substancia” le llaman “carta - cuento” . En finnn……. Sigan, sigan así, van perfecto, el papel lo aguanta todo, y lo que es internet, más todavía……. Denle duro. Felicitaciones.

  64. Peggy dice:

    “FELICITACIONES” A TODOS, ESTE CUENTO ESTA BUENISIMO SE ASEMEJA MUCHO A MI VIDA, HAY QUE TENER MUCHA INSPIRACION PARA PODER DESCRIBIR LA VIDA DE CADA UNO PERO ES MUY ACERTADA LA REDACCION, SIGAN ADELANTE, SIEMPRE ESTARE LEYENDO LO QUE ESCRIBEN, LOS APOYO EN TODO QUE DIOS LOS BENDIGA Y SALUDOS DESDE GUATEMALA.

  65. karen yovera medina dice:

    me parecio exelente el encuentro te tuvieron en buenos aires me gustaria participar siempre me llegan sus monografias y son muy buenas

  66. socorro dice:

    Hola JoséI, gracias amigo!

    Uno
    Celeste, where are you?

    Dos
    Alguien sabe dónde está Osvaldo?

    Tres
    Vieron cuánta gente nueva?
    Que no se corte!!!

    Cuatro
    Me gusta pensar en lo poético de un ángel que invierte un poco más en la raza humana, que pone sus fichas a lo “no celestial”, en aquello que le da tanto trabajo!!. Que debe lidiar con algo diferente a su naturaleza. Es casi un desclasado!! Me gusta pensar que el ángel es como más
    Human Friendly. Ja, Ja, Ja!!! Al ángel le podés contar cosas duras que no se te amedrenta. Te completa el equipo de fútbol de buena gana cuando falta uno y además si puede te guía la pelota al arco. No mucho, no abusa básicamente porque es justo. Te mantiene despierto antes de los exámenes. ¡¡Que valores rasos los míos, que vuelo bajo!!! Me he convertido en Sancho Panza.

    Aquí va CITA CON ÁNGELES
    de Silvio Rodriguez

    (El ateo Silvio lo dedica al reverendo Raúl Suárez y a sus hijos, lo que me lleva a la inteligente reflexión de que éstas cabilaciones son más frecuentes de lo que uno cree. o como dice Morita, la prevalencia de la enfermedad es alta)

    Desde los tiempos más remotos
    vuelan los ángeles guardianes,
    siempre celosos de sus votos
    contra atropellos y desmanes.
    Junto a las cunas infantiles,
    junto los tristes moribundos,
    cuentan que velan los gentiles
    seres con alas de otro mundo.

    Cuando este ángel surca el cielo,
    no hay nada que se le asemeje.
    El fin de su apurado vuelo
    es la sentencia de un hereje.
    No se distraiga ni demore,
    todo es ahora inoportuno.
    Va rumbo al campo de las flores
    donde la hoguera espera a Bruno.

    Se lanza un ángel de la altura,
    caída libre que da frío.
    La orden de su jefatura
    es descender hasta Dos Ríos.
    Es 19 y también mayo,
    monte de espuma y madre sierra,
    cuando otro ángel a caballo
    cae “con los pobres de la tierra”.

    Dicen que al filo de la una
    un angelote compasivo
    pasó delante de la luna,
    sobrevolando los olivos.
    Y cuentan que con mala maña
    fue tiroteado su abanico,
    justo a la hora que en España
    se nos mataba a Federico.

    Un bello arcángel aletea
    junto a un gran pájaro de hierro.
    Procura que un hombre lo vea
    para ahuyentar cien mil destierros.
    Pero el arcángel se sofoca
    y un ala azul se le lastima
    y el ave negra abre la boca
    cuando atraviesan Hiroshima.

    Dejando un surco luminoso
    por sobre Memphis, Tennessee,
    pasó volando presuroso
    un ser alado en frenesí.
    Iba vistiéndose de luto,
    iba llorando el querubín
    e iba contando los minutos
    de Dios y Martin Luther King.

    El ángel pasa bajo un puente,
    después rodea un rascacielos.
    Parque Central, lleno de gente,
    no se da cuenta de su vuelo.
    Cuánta utopía será rota
    y cuánta imaginación
    cuando a la puerta del Dakota
    las balas derriben a John.

    Septiembre aúlla todavía
    su doble saldo escalofriante.
    Todo sucede un mismo día
    gracias a un odio semejante.
    Y el mismo ángel que allá en Chile
    vio bombardear al presidente,
    ve las dos torres con sus miles
    cayendo inolvidablemente.

    Desesperados, los querubes
    toman los cielos de la tierra
    y con sus lápices de nubes
    pintan adioses a las guerras.
    El mundo llena los balcones
    y exclama al fin: esta es mi lucha,
    pero el señor de los cañones
    no mira al cielo ni lo escucha.

    Pobres los ángeles urgentes
    que nunca llegan a salvarnos.
    ¿Será que son incompetentes
    o que no hay forma de ayudarnos?
    Para evitarles más dolores
    y cuentas del sicoanalista,
    seamos un tilín mejores
    y mucho menos egoístas.

    Un abrazo

  67. joise dice:

    Queridos blogers, hoy llega a mi memoria una prosa, de un poeta cubano, aun cuando no me acuerdo de su nombre su mensaje es muy sublime, tambien creo que fue parte de una entrega, dice:

    Cultivo una rosa blanca
    Tanto en junio como en enero
    Para el amigo sincero
    Que me da su mano franca

    Al combinar el cuento de Mora con esta prosa, asumo que; lleva consigo, mas allá de la esperanza y la confianza en la bonanza venidera, un sesgo de reconocimiento y de elogio hacia quien comparte amistad, esa carnívora planta, es la reflexión, que acaba con la incertidumbre la nostalgia y el desconsuelo, sumergiéndolo en el pasado para cosechar en el presente, una flor con mas virtudes que la antes devorada, esa flor es la reencarnación , es el espíritu de quienes tienen en su haber la dicha de sembrar con buena semilla y por ende tener buena cosecha.

    Siembra viento y cosecharas tempestades (Patricia Lara), “sembrar viento” es la manifestación de vidas que no piensan en la paz como solución en los conflictos, sino, de fomentar violencia para contrarrestar carencia de vindicaciones, repartos injustos de la riqueza, no obstante su aplicación en vez de fomentar paz lo que genera es mas guerra, por lo tanto, la semilla, no es de flor , sino de viento, dado a no fundamentarse en un asidero de orden y armonía, más bien de caos y terror por ende; se cosechará tempestad.

  68. José Itriago dice:

    Estimado Embajador Joise:

    La estrofa de la flor blanca es parte de un poema del prócer cubano José Martí, de su libro “Versos Sencillos”. Tiene apenas dos estrofas, que reflejan el alma del gran poeta que fue:

    Cultivo una rosa blanca,
    en julio como en enero,
    para el amigo sincero
    que me da su mano franca

    Y para el cruel que me arranca
    el corazón con que vivo,
    cardo ni ortiga cultivo:
    cultivo la rosa blanca

    Entiendo que el dicho “siembra viento y recogerás cosechas” es bíblico, aunque la colombiana Patrica Lara haya escrito una novela con ese título.

    Coincido con tu interpretación de que en la flor de Mora hay una voluntad de reencarnación cotidiana, de desprenderse del pasado ominoso y sacar fuerzas para hacer presentes límpidos, rosas blancas, como dírías tú.

  69. jaime dice:

    Felicitaciones

  70. jaime dice:

    Que Dios les ayude hoy y siempre

  71. jorgerv dice:

    Hola a Todos

    José Itriago. En la lectura de tu participación, no sé si fue tu intención, pero en el segundo párrafo leo un planteamiento, notable, colocando la existencia del tiempo y la experiencia de la vida en la brevedad del ahora, individuales, únicos e irrepetibles. Así como en el cuatro encuentro una vida trascendiendo la muerte???

    Saludos

  72. José Itriago dice:

    JorgeV
    Claro que no lo supe decir con la concisión que tú lo haces.
    Creo que parte de la idea este grupo (no me gusta llamarlo blog, porque le quita un tanto al ambiente que creo compartir) es tratar de seguir una pauta que semana a semana nos dicta nuestra Mora y creo que una de las interpretaciones (al menos la que escogí) es que la figura de una flor capaz de truncar el pasado, significa vivir un ahora destilado, límpido. O sea, como tu dices tan bien, “colocando la existencia del tiempo y la experiencia de la vida en la brevedad del ahora, individuales, únicos e irrepetibles”
    Seguramente habrá muchas otras interpretaciones mejores, más ajustadas a la “carta-cuento” que nos propuso. Después de todo, la flor de ella no llegó a cerrar el círculo y ella la dejó a un lado para internarse en los vericuetos de los talleres de la poesía. Antes que centrarme en su planteamiento de poesía ornamental, repetitiva o realmente del alma, preferí imaginar ese espacio lleno de vitrales que no limitaban conceptos o estilos (como fardos de palabras vacías que simplemente cumplían reglas de estructuras y rimas, esquemas históricos, o rimas que abrieron una forma diferente de decir, aun cuando el decir no tuviera trascendencia, o más bien la verdadera poesía de almas que abrían las puertas porque se morían de asfixia). Lo mío en cambio eran transparencias de colores y allí se perdía ella, la ilusión nuestra, y nos dejaba a nostros con el frío que le cubrió su estola, en una espera infinita, como las imágenes que se forman cuando uno observa espejos medio paralelos.
    Por eso agradezco tanto tus intervenciones y te digo, mi sabio amigo JorgeV, que quisiera tener tu poder de síntesis, para decir con tan pocas palabras, lo que me cuesta tanto apenas esbozar.
    Por último, comparto totalmente contigo que hay una vida que trasciende la muerte.

  73. vancho1 dice:

    Querida Mora: Jorge, ¿cçomo nos llamaremos? Cierto, bloggistas es… rasca cibernético. Busquemos la palabra.
    Socorro, mi querida Sancho Panza; invitas a que comamos alguna vez esas cochindas ricas que nos prohiben.
    Buena tu certeza Jorge V; como que cohibe. Sin embargo, es que tú te atreves. Te aplaudo y reconozco (como Jorge. Dentro del paréntesis: le comenté su discurso, pero no supe, como tú)
    Les ofrezco este cuentillo que tal vez escribí para Uds.
    Mora: ¡no te mueras nunca!

    EL NIÑO QUE DIBUJABA

    -Si pudiera dar mi vida, la daría.

    Era esa una frase reiterada de José, mi compadre. Su hijo tenía una enfermedad rarísima: cada día perdía movilidad. Primero, fuertes dolores de piernas y brazos; luego algo parecido a calambres que rigidizaban los músculos impidiéndole caminar. Lo más grave –según José- fue cuando los músculos faciales comenzaron a endurecerse a tal grado que su hijo, el pequeño Manuel, casi no podía articular palabras o masticar alimentos.

    -Compadre, todos dicen que Manolito se está poniendo tonto; que parece que con su enfermedad su inteligencia está muriendo. Yo digo que no, Compadre; que es sólo que no puede hablar bien. Pero viera sus ojos, cómo miran… Perdone, Compadre, es que, no sé. Putas, si pudiera dar mi vida, la daría, Compadre; la daría con gusto por la de mi hijo…

    Pero eso no era posible. La enfermedad seguía inexorable su curso maldito.

    No me gustaba acompañar a mi Compadre a ver a su hijo. Esto de verlo postrado, con movimientos como mecano articulado, con sonidos guturales, y una mirada, no sé, como huidiza; quiero decir más bien una mirada que no se detenía en ningún punto. Ahí fue que me percaté que cuando uno habla a otro, las pupilas se encuentran en una recta invisible que amarra las miradas. En el caso de Manolo, no. Eso me inquietaba.

    Un día, al salir de la pieza de Manuel, escuché un violín muy suave tocando casi como ronquido de gato nuevo. Me pareció bien. Quizás la música clásica sirva para relajar esos músculos tensados que se adivinaba bajo la piel.

    El papá de Manuel –mi compadre- le compraba cuanta cosa pudiera divertir o entretener a su hijo. Alrededor de la cama o de la silla de rueda que finalmente hubo de comprar, siempre habían muñecos de plástico de chillones colores, juegos para armar (en un secreto deseo de que la práctica hiciera revertir el proceso), tubos de plasticina, carros, en fin, de todo. Sin embargo lo que más le gustaba al niño era dibujar. Al comienzo usaba muchos colores y tonos; mas luego se fue restringiendo a pocos, a veces sólo uno.

    Yo evitaba hablarle. No podía. A él parece no le importaba; a mi ¡hola, Manolito! ¿cómo estás? Respondía con una especie de Aaahh aah y seguía su dibujo o hacía gestos para que le pasara papel o lápiz o una gran carpeta donde guardaba los dibujos. A pedido de mi compadre yo debía pasar un par de horas con Manuel cada día, para cuidarlo mientas él trabajaba.

    La esposa de mi compadre, no era mi comadre, nunca fuimos buenos amigos; tal vez porque ella era depresiva y yo no sé tratar con personas así. Tal vez porque yo sentía que ella hacía recaer en José todo el trabajo y atenciones o preocupaciones respecto de Manolito. El hecho es que hasta mi compadre no confiaba en dejar a su hijo a solas con su mamá. Me cuenta que una vez la encontró llorando con la cabeza inclinada en la cama, mientras su hijo dibujaba, o hacía como que dibujaba, con sus ojos girando despavoridos, llenos de lágrimas, enrojecidos. Trató de no regañarla delante del niño; pero le dio mucha rabia. Acomodó al muchacho en las almohadas y sintió un suave olor a colonia o a flores, y no sé porqué le pones colonia; mejor que te preocupes de lavarlo de vez en cuando; no es primera vez que lo haces; seguro no te gusta el olor del niño…

    Por eso yo cumplía con gusto el encargo de mi Compadre; de verdad, no me gustaba que se pelearan, ni delante del niño, ni sin el niño; porque, Compadre, si ya no le gusta su mujer ¡sepárese!, pero yo no creo que le haga bien al niño, ni a Ud., tampoco, estas peleas… perdone que se lo diga. Que no, que no importa, que esta bien, pero cómo se le ocurre. Si no es que no quiera al niño; es que no tiene fuerzas para verlo como está. Si me separo, de seguro ella va a querer quedarse con Manolito; ¿se imagina, Compadre? Y, bueno, efectivamente no era buen consejo.

    Yo les cuento esto porque no entiendo nada. De verdad lo que pasó es inexplicable. Incluso tuve una pelea con mi compadre; que ya está bueno, que mejor córtela con su mujer, mire que yo he visto el aseo de la pieza, de la cama y del propio Manolito. Todos los días le pone música para tranquilarlo, y seguro pone algún desodorante ambiental, porque siempre hay un muy agradable olor cuando llego a cuidarlo. Y mi compadre que no, que la Estela no hace nada, que ni siquiera ella come, para no preparase comida. ¿Se ha dado cuenta lo flaca que está?

    Sólo mi compadre no quería entender o se hacía como que no sabía. Pero un día Manolito se agravó; no podía respirar bien. Cuando llegué a verlo estaba acostado de lado; como de costumbre, la pieza impecablemente aseada, los juguetes ordenados, varias hojas de papel blanco al alcance del niño, varios lápices de colores, la suave música y ese típico olor a perfume en el ambiente… como de rosas. De inmediato llamé a mi compadre, que el niño está mal, que casi no respira, que cada vez peor, que bueno, ya, lo llevo al Hospital; nos encontramos allá.

    Cuando recorrí la casa para buscar a Estela, la encontré media dormida en su cama, con piyama. Le informé rápida y someramente. Se puso un abrigo sobre el piyama y entre sollozos me acompañó en el auto. En el asiento de atrás, envuelto en la frazada que aún conservaba el aroma a flores de la pieza, Manuel, muy pálido, mantenía sus ojos cerrados.

    Una vez en el Hospital, Manolito fue trasladado a Urgencias. Mi compadre insistía en que se mejoraría, que seguro Estela no se dio ni cuenta con la montonera de pastillas que toma. Y vea Ud. Compadre, como llora la pobrecita…

    Así murió Manolito. Los músculos de la caja toráxica se habían puesto tan rígidos, tan duros, que no le permitieron expansión a los ya débiles pulmones. Mi compadre soportó estoicamente; después va sentir este tremendo dolor, pensé yo. Estela lloraba sentada en un sillón, mientra mi compadre respondía preguntas y llenaba formularios. En una de estas, me pide que vaya a la casa a buscar un portadocumentos donde guardaban todas las recetas y diagnósticos de los médicos.

    En el viaje, mientras se llenaban mis ojos de lágrimas, no sé si por mi sobrino o por mi compadre, o Estela. Era quizás la muerte la mejor solución; tal vez. Pero siempre, este dolor frente a la muerte de un niño… Y la pieza ¡tan olorosa! Si hasta el auto conservaba ese olor tan, no sé, como tan de flores; pero no de un tipo de flor; como de todas las flores…

    Buscando el portadocumentos, encontré en el suelo la carpeta de los dibujos de Manolito. Al recogerla cae uno de ellos donde se apreciaba la forma de un violín; cuando lo voy a guardar y por un error mío, se caen todos los dibujos de la carpeta, por suerte sin desordenarse, por lo que con mucho cuidado los tomo para retornarlos a su lugar. Observo un dibujo extraño que se fue poco a poco definiendo para mí: era el cuarto de Manolo; un dibujo visto desde arriba, similar a un plano donde se observaba claramente la cama, las dos sillas, el velador, la mesa del rincón con los juguetes, la alfombra pequeña a los pies de catre. El siguiente dibujo era de flores: flores grandes y pequeñas, hacia arriba y hacia un costado, hacia abajo, muchas flores. En otro dibujo una ventana abierta con un color amarillo entrando hacia el cuarto. Otros violines, otras flores. La cama de Manuel, con lápices de colores y hojas de distinto tamaño… En el cuarto un fuerte olor a perfume, la cama como recién hecha, y un violín arrastrando notas suaves y hermosas, como alejándose en un jardín. Veo aún otro dibujo: un auto, un hombre con un niño en brazos. Finalmente, en el fondo del portadocumentos, un último dibujo: un niño tomado de la mano con una mujer…

    Corrí al vehículo, aceleré como loco hasta el Hospital; cuando llegué, mi compadre, derrotado del todo, casi en susurro, explica que creyó que dormía luego de haber llorado tanto; pero no, Estela había muerto en el sofá.

  74. José Itriago dice:

    Vancho: Formidable. Demoledor. Pero de gran belleza por la magia encerrada en tanto dolor reprimido por todos.

  75. Más dice:

    hola a todos!

    socorro: Ir te manda a decir que aprendio algo de ese idioma a partir de un profesor de actuación (Aldo Pricco)que a su vez esta a cargo de la catedra de este idioma en Letras, y a partir de un amigo, muy lector, muy culto. creador de un espacio que recomienda, “mirasala” http://claustro.sytes.net/Biblioteca%20Mirasala/

    Ir no pudo ir, por que fue intervenido quirurgicamente, pero les manda saludos y me pasa la posta.

    Segun él, su tiempo ya se agoto. Ya su existencia tuvo premio.

    Ahora solo puedo decir que como muchos, queremos más de lo que nos hizo bien alguna vez… siempre queremos repetir, siempre queremos estar, ser, siempre queremos más!!!

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=68474

    Por suerte nosotros queremos más, pero de cosas que nos acercan a la felicidad, sin destruir nuestro hogar…siempre más caricias, más mejillas al sol, más coros de risas….

  76. jorgerv dice:

    Amigo J Itriago

    Generosidad tuya el encarecimiento que me haces, inmerecido por cierto, pasa que la formación de ingeniero civil y la prolija practica con conceptos concretos, reiterada en largos años, constriñen la noble intelección en simple esquema y mi aparente capacidad de síntesis es sólo parvulez en estas lides, lo bueno es que medra. En mucha estima considero tu capacidad de fabulación así como las afines, preclaras y hermosas afluencias propias de los miembros perseverantes del grupo. Gracias.
    Jorge

  77. Más dice:

    Sin más.
    Entro, empapado de angustias. A cada paso, un charco.
    Nadie se percato, pero la humedad…, lenta presencia.
    Un mundo de vapor lo acompañaba, el sol lo buscaba.

    y sin más,…

    Basta una mirada,…

    Migrasiones… que esperan el momento justos. La señal… que nace de adentro y se reconoce en cuerpo…que hace cosquillas.

    saludos cordiales!!!

    y realmente me impactaron sus rostros, sus cuerpos… vi tanto amor condensado en esas fotos. Que quede enbobado, como un estudiante o un enamorado, sufri un shok hermoso! y no fui el unico…

  78. Más dice:

    Mora: eres como te imaginaba,
    tan luminosa!
    como en tus escritos, que tienen mucho de tu billo
    de lo que corre por tus venas
    y da vida, tu vida…

    Te saludo feliz y triste por no poder Ir a ese encuentro, que fue,
    Pero ahora,
    que se inicio el movimiento de esta rueda,
    no va a faltar oportunidad de llenarme de tu luz,
    siempre espero más,
    y este, tu blog, nuestro espacio,
    me da esa sensación,
    de que la fuente nunca dejara de…
    siempre vendre a buscar más,
    que me refresque
    que me haga estar en presencia del Aleph…Gracias

    Saludos cordiales

  79. jorgerv dice:

    Vancho1 ¡que bárbaro! hermosa elegía en prosa, digna de degustarla en este grupo

  80. joise dice:

    Queridos amigos JorgeV, vancho1, Jose Itriago y todos, os veo muy atento al blog y sinceramente esa actitud me emociona, porque trae adjunto un interés muy genuino, e igual fin; ¡la integridad de conocimiento!, y por ende compartir, esa es la idea que se debe aportar, perdonen que proponga tópicos de desenvolvimiento que más bien deseo sean exhortaciones en aras de fomentar o aguijonear, sembrarles el interés a aquellas entidades o personas que sean de nuestro interés o no, en cultivar el conocimiento, esas, que por omisión o apatía aparten de lo cotidiano el talante intelectual. Si José, ese fue un verso que leí en una entrega -creo que fue vuestra- porque honestamente no había o no he leído la poesía de José Martí, respecto al probervio Bíblico, si es cierto y os felicito por vuestra evidente y multisapida cosecha intelectual, la he tomado como parábola para dar como ejemplo la diferencia que existe entre luchar por ideales mediante la convicción pacifica respecto a la bondad de un sistema ej. “el discurso”, en contra de la aplicación de la violencia, la coerción, y el adoctrinamiento mediante el terrorismo.

    De igual modo, reconocer y repudiar la reiterada técnica seudo-dialéctica que ha sido: la de identificar en cada suceso a un supuesto enemigo del pueblo – más bien opuesto a los gobiernos- y apelar a la división social, el odio, y a una visión parcial; señalando hechos erróneos del pasado.

    Esto ha provoca necesariamente la acción de grupos allegados a Gobiernos dispuestos a tomar la calle y actuar por cuenta propia mediante el uso de la fuerza o la intimidación. Y con ello y creando la tempestad, da oportunidad de ejecutar acciones castrense en aras de haberse de control mediante la fuerza, obteniendo como resultado los gobiernos de facto, y con ello el truncamiento de la libertad de acción y de pensamiento, “He ahí cuando yo digo” ¡se perdió la flor!.

    Respecto a cómo llamaremos a la pléyade de ponentes en la obra de nuestra Mora, es lo de menos, como podéis ver empezó como: “el grupo de los jueves, luego: de los miércoles, Blogers –como os llamo yo- “amigos del blog”, “amigos de Mora”, “bloghabientes”, pare Ud. de contar. Lo importante es que haya la voluntad de ceder vuestro punto de vista acerca del tópico planteado, Bien sea, de carácter, literario, económico, político, filosófico, científico. Y con esto hacernos disfrutar de vuestro aporte.

    El siguiente link esta muy intersante:

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1032673 - 66k -

  81. joise dice:

    Queridos amigos JorgeV, vancho1, Jose Itriago y todos, os veo muy atento al blog y sinceramente esa actitud me emociona, porque trae adjunto un interés muy genuino, e igual fin; ¡la integridad de conocimiento!, y por ende compartir, esa es la idea que se debe aportar, perdonen que proponga tópicos de desenvolvimiento que más bien deseo sean exhortaciones en aras de fomentar o aguijonear, sembrarles el interés a aquellas entidades o personas que sean de nuestro interés o no, en cultivar el conocimiento, esas, que por omisión o apatía aparten de lo cotidiano el talante intelectual. Si José, ese fue un verso que leí en una entrega -creo que fue vuestra- porque honestamente no había o no he leído la poesía de José Martí, respecto al probervio Bíblico, si es cierto y os felicito por vuestra evidente y multisapida cosecha intelectual, la he tomado como parábola para dar como ejemplo la diferencia que existe entre luchar por ideales mediante la convicción pacifica respecto a la bondad de un sistema ej. “el discurso”, en contra de la aplicación de la violencia, la coerción, y el adoctrinamiento mediante el terrorismo.

    De igual modo, reconocer y repudiar la reiterada técnica seudo-dialéctica que ha sido: la de identificar en cada suceso o protesta (la idea no se mata) a un supuesto enemigo del pueblo – más bien opuesto a los gobiernos- y apelar a la división social, el odio, y a una visión parcial; señalando hechos erróneos del pasado.

    Esto ha provoca necesariamente la acción de grupos allegados a Gobiernos dispuestos a tomar la calle y actuar por cuenta propia mediante el uso de la fuerza o la intimidación. Y con ello y creando la tempestad, da oportunidad de ejecutar acciones castrense en aras de haberse de control mediante la fuerza, obteniendo como resultado los gobiernos de facto, y con ello el truncamiento de la libertad de acción y de pensamiento, “He ahí cuando yo digo” ¡se perdió la flor!.

    Respecto a cómo llamaremos a la pléyade de ponentes en la obra de nuestra Mora, es lo de menos, como podéis ver empezó como: “el grupo de los jueves, luego: de los miércoles, Blogers –como os llamo yo- “amigos del blog”, “amigos de Mora”, “bloghabientes”, pare Ud. de contar. Lo importante es que haya la voluntad de ceder vuestro punto de vista acerca del tópico planteado, Bien sea, de carácter, literario, económico, político, filosófico, científico. Y con esto hacernos disfrutar de vuestro aporte.

    El siguiente link esta muy intersante:

    http://www.lanacion.com.ar, secuelas de deficencia de gestion, en opinion de la nacion

  82. joise dice:

    el link completo es:

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1032673 - 66k -

  83. Carolina dice:

    Vancho! maravillosa historia… es real? conmovedora..
    Ese niño era un ángel, verdad? antes de morir ya era un ángel…
    Me encantaría poder escirbir así! Felicitaciones…

  84. socorro dice:

    Mora, Todos y Vancho:
    Súper Vancho, como dice Jorge (creo que es Jorge) “el de la pluma veloz”,y también “el de la mirada atenta”!! En algún lado has visto para inspirarte.
    Es innecesario que diga que el cuento me gustó. Pero creo que lo que más me gustó es, como siempre, lo que va por el borde: Cuidar un niño enfermo, el traspaso de la guardia. La ética del protagonista….
    Lindo, lindo, cuento!!
    Hasta pronto

  85. Osvaldo dice:

    En referencia a “En el cielo un dragón volador”

    Néstor tenía un pequeño kiosco muy movido de contrabando ya que se encontraba expuesto al tránsito de marinos a un par de cuadras del puerto. Estaba ubicado sobre calle Mendoza, entre San Martín y 25 de Mayo, y a media cuadra norte exacta de la esquina de los encuentros de adolescente y de baldosas testigos de millones de historias y pasos.
    Llegó a la casa con un paquete que manejaba con extremada prudencia y delicadeza. La noche era agradable y el aire se llenó inmediatamente de brillos de ojos expectantes y ansiosos. Sarita preguntó sobre que se trataba y Néstor respondió que era un regalo para ella y que debía abrirlo con cuidado. Se escuchaba una ternura especial en su voz.
    El paquete fue abierto minuciosamente y con cada movimiento la ansiedad se expandía inconmensurable. Aparecieron lentamente de a una y a medida que los papeles y cartones se quitaban, las piezas de un juego de té de porcelana fina. Sus platos, sus posillos y su tetera se fueron agrupando sobre la mesa. Néstor mostró a trasluz que en el fondo de cada pieza se podía ver el rostro de una geisha.
    Lo que más me llamó la atención, dentro de lo que para mí era solo menaje, fueron los dragones que parecían estar pintados ya que no eran exactamente iguales. Pequeñas líneas diferentes en cada uno me lo intuían (aunque de esto caí en la cuenta luego). Su colorido era mágico. Cuerpo escamado con su cola enroscada, alas, patas de reptil, largo cuello y en su cabeza una especie de hocico que terminaba con narinas amplias. En sus bocas no había fuego. Se podía extraer de sus miradas una amigabilidad que no se condecía con sus figuras. Parecían estar volando en el momento preciso previo a posarse.
    Mis dedos acariciándolos suavemente podían percibir la fina textura del relieve entre la porcelana y los dragones. Aún puedo sentir esa sensación.
    Recostado al piso junto al balcón y a escondidas, solía admirar y examinar encantado los rostros de las geishas que no tenían relieve en la porcelana, parecían vivir dentro de ella y eso me impactaba.
    También, y en especial, a los dragones buenos con los que volaba montado en ellos en cada oportunidad propuesta. Casi siempre en secreto.
    Se hicieron mis amigos y juntos salíamos por el balcón a la siesta a recorrer el río y la laguna. Con sus vuelos ondulados parecían hamacarme y había momentos en los que me sentía flotando, muy liviano, seguro, protegido.
    A veces llegábamos hasta la casa de la abuela quien los conoció, y les daba migajas de galletas y agua, y nos mandaba rapidito de regreso preocupada.
    Solía llevar a uno, en mi cartuchera entre los lápices, con el que escapábamos de la secundaria sin ser vistos. Nos bañábamos y jugábamos en la playa y hasta visitamos un lugar fabuloso sobre las nubes donde quise quedarme. Era un castillo de luz donde el viento golpeaba tibio en el rostro, donde las sensaciones se percibían plenas. Solo venían a mí a colmarme, sin buscarlas.
    Pero ellos me mostraron una visión por debajo. Dibujaron una senda con sus revoloteos y pusieron en mi boca un cierto sabor dulce que ya casi no percibo. Así descubrí colores nuevos, en otro ángulo. Y marqué un punto donde ir.
    Llamaron a la curiosidad que me tomó de la mano y me llevó de regreso.
    Me enseñaron a volar y volé y estuve perdido bajo un sauce que lloraba las lágrimas de Sarita y la de otros corazones que hice mías. Me encontraron ellos y otra vez, en sus revoloteos, apareció la senda refulgente.
    Al emigrar no retuve a ninguno por no separarlos, no hubiera podido hacerlo, pero siguen en mí.
    Hasta hay quieres afirman verme mimetizado en espíritu.

  86. Osvaldo dice:

    ¡Hola Morita! ¡Hola a todos!
    De tanto en tanto uso las alas para perderme (aunque ya no puedo hacerlo).
    Estas semanas me llenaron de melancolía y los extrañé.
    Apesadumbrado por haber tenido decidido el viaje al encuentro con Uds. y a último momento deber cambiar los planes.
    Me tomó mucho tiempo leerlos a todos al retomar.
    Veo a muchos nuevos, más o menos decididos; a los que les repito pedirles que nos muestren su arte, el que llevan dentro. Sin temores ya que no pierden nada.
    Veo a muchos que piden ser avisados para los encuentros y a ellos dirijo una crítica, ya que es evidente que leen solo la entrega del post y no a los participantes del blog y esto les limita la participación…
    Veo a los habituales, hermosas y hermosos, fantásticas y fantásticos, todos imponentes perfilando cada uno su toque personal. A todos ustedes saludo de manera muy especial con el corazón y granitos de polen en las yemas de los dedos.
    Vancho1 desde “Mi hermano Jaime” hasta “El niño que dibujaba” todo extraordinario con mayúscula. Gracias por compartirlo.
    Y a Morita, la del timón, la escoba, la mano guía, la oreja amiga sobrenatural. Esparciendo incentivos. Inoculando sentimientos y remembranzas. Provocándonos a jugar el juego de descubrirnos: fascinado y humilde retorno a ti.
    ¡¡Felicitaciones por la concreción del primer encuentro!! Las fotos son el broche y el mejor regalo para los que no estuvimos. Sus sonrisas y sus miradas quedan grabadas en la retina. ¡¡Gracias por ello!! Las crónicas de Morita, Fabiana, Socorro, Joise y el equipo de monografías son emocionantes. Quedo con un dejo de nostalgia por no haber podido compartir esos momentos en persona. ¡¡Felicitaciones mil!! (¡y que envidia!)
    Morita habla sobre los deberes que podríamos listar, no entendí con respecto a que, pero la palabra “deberes” por aquí es como que me pone en guardia…aunque el movimiento de encuentros debería serlo ¿no?

  87. Osvaldo dice:

    A pesar de ser un gran fumador, nunca se me ha dado por trasvasar a transe con artificios, puede ser por la educación que recibí, o por el temor de aferrarme a alguna otra adicción que me lleve a evadir responsabilidades. Lo cierto es que para entrar en transe me he adiestrado de tal forma que con solo deslizar una perillita biológica y con no más que un sonido, o un aroma, o un leve deseo, (a veces sin motivo) suavemente me abstraigo del entorno y comienzo a navegar. Al principio y solo al principio mezclaba la realidad con eso que hoy es mi mejor vicio. Ahora he aprendido a conjugarlas y separarlas adecuadamente. Al menos eso creo.
    Habrán observado que siempre (o casi) me expreso en primera persona. Hay muchos “yo”, “mi”, y “me” en mi redacción. Esto no es por casualidad ni por idolatrarme. Sucede que creo que la razón de todo escrito debe ser transmitir algo tangible, con significado implícito. Más oculto o menos oculto y más adornado o menos adornado según el estilo y el estado de ánimo. Pero siempre y como estado fundamental comenzar por intentar trasmitir las emociones que uno siente o ha sentido.
    No encuentro mejor manera que contar las cosas que como las he vivido alguna vez tratando de introducirlos en el relato de tal manera que Uds. también se encuentren allí y puedan sentir junto conmigo mi experiencia. Eso para mí es “estar” en la poesía. No sé si lo logro, pero como no soy escritor ni aspiro a ello me conformo con poco en esto. La participación activa y el ser escuchado y el escuchar es mi mejor placer adictivo.
    Les confieso que es mi primer taller de poesía. Las eses de las frases célebres y las monografías me llevaron al blog, y de allí a Mora. A partir de ahí, Morita lo es todo. Inyectó el veneno, lo diseminó. La idolatro. También la provocación de Uds. tiene mucho que ver. Así, todo esto se convirtió en una terapia y a la vez, en droga.
    Por ser y no pasar de un principiante, me expreso incompetente para definir estadios.

    Los jazmineros comienzan a formar sus flores con pimpollos en desarrollo. Están acomodados al frente de la casa y con fácil acceso. A las vecinas ya se les nota las miradas que le echan al pasar. Todas acostumbradas a proveerse de ellos. Siento sus expectativas. Algunas están autorizadas desde hace mucho, se ganaron el privilegio de disfrutar de sus flores. Otras las hurtan. No me molesta, ya que las flores en la planta se polinizan rápido y duran muy poco más que en un florero. Además la planta se favorece con la poda.
    Todo parece ser varios rompecabezas en uno.
    Por un lado los jazmineros. Sus procesos en cada uno son diferentes dentro de cada estación del año. Responden diferente según su posición, su riego y a su cuidado.
    Por otro las vecinas. Wanda siempre se detiene y su conversación es interminable. Pero a diferencia de las otras, refleja su estado de ánimo y “día” abiertamente, como en confidencia. Mirna solo saluda y se detiene si la detengo. Juanito solo saluda (a veces) y parece caminar como circundado por una burbuja. La de aquí a la vuelta, con su murmullo y sus temas abstractos parece tener extrema necesidad social.
    También están los insectos que, aleatorios, se posan en cada flor, recorren sus pétalos, se bañan en sus pistilos, absorben el néctar y siguen.
    Además estoy yo por ahí. Y podría listar más aún, menos tangibles. Por ejemplo la necesidad de una flor, o su importancia ante el “hurto”. O los privilegios de las vecinas. O sus expectativas.
    He pensado en armar estos rompecabezas. En poner cada pieza en su lugar.
    Si, sé que es muy difícil, pero ¿por qué no? ¿cuánto tardaría? ¿lo lograría?
    Lo intenté y descubrí una práctica muy divertida y enriquecedora, pero jamás lograré terminarlo. Siempre se presentan variables que permutan sus piezas por otras de diferentes formas con encastres diferentes.
    Es como tenerlos incompletos siempre. Y si pudiera completar uno seguiría con los otros. Creo que son buenas razones y así debe ser siempre. Como que lo completo se encuentra dentro de un proceso infinito imposible de completar.
    Me gusta.

    Reparto besos y abrazos con la calidez de un rayito de sol en primavera.
    Morita, para ti el halo de una suavísima brisa pasando a través de una luminosa flor de espinillo.

  88. jorgerv dice:

    Hola Joi (yoi), espero no te moleste el hipocorístico, embajador de género de sin igual estatura. Que incomodo hubiese sido, sin tu eficiente representación, el encuentro de la confitería la Opera. Gracias por lo que me corresponde.

    ¨Ten cuidado en escoger a tu enemigo, no vaya ser que termines pareciéndote a él¨, expresión sentenciosa, cuya autoría se me escapa, lapidaria y endilgadora al accionar de estos nuevos y viejos gobiernos - seudo izquierdosos- emergentes en nuestra Latinoamérica, que se han convertido en adalides de lo que se suponían enmendar: la antidemocracia. Acompaño contigo a plenitud tu repudio por la instrumentalización de las masas empobrecidas de nuestros países con el falaz discurso de que las calles son del pueblo para obliterar todo disentimiento a la política oficial de gobierno alegando que proviene de un enemigo del pueblo. Había prometido no usar este espacio para emitir opinión política, así es que mis disculpas a los que se sientan ofendidos por mis palabras, la realidad es que se hace difícil callar lo que esta sucediendo.

    Mis respetos y un saludo cordial para todos
    Jorge

  89. jorgerv dice:

    Como parece que mi anterior no está muy claro elevo esta Fe de erratas en el párrafo “Que incomodo hubiese sido, sin tu eficiente representación, el encuentro de la confitería la Opera”. Léase: Que inadecuado hubiese sido para los participantes masculinos del Blog que no estuviere un representante de su género en el encuentro de la confitería la Opera. (todo bien machito..jiji).

    Mil disculpas a Mora y a todos por no revisar.

  90. Rosendo Gomez Delgado dice:

    Son maravilloso y emprendedores,lo del encuentro fue grandioso,considero que los temas que se hacen referencia son interesantes e instructivos,continuen asi,se lo vamos a agradeser mucho

  91. andres dice:

    mora te quiero. admiro tu coneccion con el mundo. ni tu hermosa forma de escribir ni tu personaje siniestro pueden esconder a esa oculta y humilde criatura que observa el universo diverso que sos vos. que somos todos.
    que vivan los laberintos de los efectos y las causas. besos flores y pésame.

  92. José Itriago dice:

    Bienvenido Osvaldo, que te creía perdido como dragón volador consumido en su propio fuego. Y además, excelente entrada simultánea por tres diferentes puertas, con tres diferentes personalidades.

  93. Osvaldo dice:

    Gracias José. Me gusto el concepto que formas sobre las realidades paralelas y sus enfoques en tus entradas.

    Y una aclaración que le debo a Jorge:
    En el momento más oscuro de mi vida, cuando la máquina de pensar se embala y ya no puede detenerse, debí recurrir a una “cura de sueño”. Fue la mejor perspectiva entonces de detenerla para luego comenzar a moverla lentamente. Al cuarto día de tratamiento se me suavizó la medicación ya que dos de mis hijos (los mayores) se accidentaron. En ese accidente murieron dos amigas de ellos (eran seis en el auto). El menor de los dos, a pesar de las heridas y quebraduras graves, no estuvo en peligro. El otro muy grave durante cinco días, los pulmones llenos de sangre lo comprometieron. Gracias a su salud física y los ruegos y la fe y esperanza atravesó el transe sin mayores secuelas.
    No podría escribir sobre esa vivencia ya que la medicación no me permitió elaborar las emociones más halla del momento mismo. Gracias por interesarte JorgeV.

    Para Socorro que pregunta ¿Cuál es la condición esencial de la flor? y
    ¿Qué es un ángel? Creo que ambas son una ilusión que tienen la particularidad, como toda ilusión, de poderse moldear a gusto sus formas.
    Una flor es naturaleza y su esencia esta en nuestra percepción y resulta universal.
    Un ángel es espíritu y su esencia también esta en nuestra percepción y quizás sea más universal que una flor.
    Y ambas cosas son tan intangibles como la escala que podemos comprender asignarles. Se hacen materiales y suben en escala a medida que lo dejamos libremente fluir.
    Somos varios los que te respondimos. ¿Podrías hacerlo tú?

  94. Osvaldo dice:

    ¿Y María Celeste??

  95. Osvaldo dice:

    Ahhh, me olvidaba!!
    El párrafo que habla sobre los jazmines y los rompecabezas se lo dedico a Morita en especial (por su flor en nacimiento) y a Socorro, Fabiana y Joise, que comenzaron a juntar las piezas.
    Más abrazos.

  96. jorgerv dice:

    Osvaldo: realmente estuve preocupado con tu escrito y mas con tu ausencia, se me hizo que por algo grave transitabas, que bueno que regresaste por la puerta grande con una lucida triple entrada de tus abundantes dones. En hora buena. Te agradezco la aclaración, Que se recuperen de la mejor manera tus hijos.

  97. María Celeste dice:

    Cuando lo observo atentamente, veo esos ojos chispeantes, de almendras cubiertas de oro y musgos, la sonrisa franca, abierta, el cabello como trozos de hierbas desordenadas, amarillas por el sol implacable del verano, la figura delgada, ágil e inquieta, pero en realidad veo más la luz. Esa luz increíble que lo rodea como un halo. Con los ojos entrecerrados es más fácil de percibir… en esos casos es casi palpable en su brillo de narcisos que crecen apretados junto al río. Le respondo una bobería a lo que me dice y me quedo ahí, sonriéndome hacia dentro, porque ya no estoy y navego el tiempo hacia atrás, hacia los momentos de dolor y duda. Y en la oscuridad de la noche, mucho antes de encarnar, lo vuelvo a ver de pie frente a mi, todo nimbo de estrellas, todo amor fulgurante, envolverme en palabras silenciosas de consuelo.
    O tal vez los brazos amorosos. Una vez y otra. Desde muy niña… acallando el miedo, las incertidumbres, las angustias. Bastaba meter la cabeza entre las rodillas, casi fetal, para instantáneamente sentir los brazos amorosos rodeándome puro calor y bálsamo efectivo.
    O la presencia callada. Siempre sobre el hombro derecho y un paso atrás. A veces el roce casi imperceptible sobre la piel en los días más oscuros. Pero no uno sólo. Muchos. Detrás y un poco más al medio… creo que son siete.
    Y hasta diría que en los sueños y la vigilia atormentada por la pérdida. Allí estaba. Con un hálito tibio sobre el rostro.
    Socorro… esos son los ángeles. Somos.
    Osvaldo… estaba por ahí, por la vida.
    Un beso a todos.

  98. joise dice:

    Al contrario JorgeV, esa vuestra actitud, es clara manifestación de talante intelectual, desgraciadamente, la luz, encandila esas miradas que obnubiladas por el discurso falaz de un (troglo) como encantador de ratones, que siguiéndolos estos últimos, para obtener sus migajas, no alcanzan a diferenciar la demagogia de la filantropía del discurso, mucho menos el alcance de la democracia y su fundamento social; que como instrumento de la sociedad civilizada, se debe manifestar mediante el concurso político y con ello la representación del pueblo.

    Por lo antes expuesto, heme aquí, aturdido pero tratando de escabullirme de esa vorágine troglodita, insalubre, como gangrena que no ha podido sofocar las voces de los que aman la libertad, que os digo, lo más reciente de las secuelas del totalitarismo seudo izquierdista como le decís vos JorV “Camboya el país mal alto en pederastas extranjeros, atraídos por la miseria en que ha quedado el pueblo después de Pol Pot y sus secuaces, con sus Euros, los proxenetas y pervertidos sexuales hacen de la suya, mientras aquellos que supuestamente han enmendado los desafueros de la “dizque antidemocracia, desigualdad, y demás en otrora existente” viven como reyes”

    Y mientras, esperando mi nueva flor nacer desde ese despojo de espíritu caído y doblegado, me consumo y vivo con la fe en el despertar del inocente ignorante, y además sostener la esperanza de obtener muchas cañas y redes de pescar, libros de textos, muchos salones y escuelas donde no se hable de quien sabe repartir, ni quien usufructúa, ni de la importancia de la economía sino hay recursos, sino de lo importante que es saber vivir en libertad decidiendo cual concurso vais a escoger para ayudar al desprotegido, no de las leyes ni de la falta de ellas, sino de la peor de las calamidades “la esclavitud”. Y darle a los desamparados de conocimiento una forma de vida digna y no paliar su miseria con una migaja de pan. (No le deis el pescado al hambriento enseñadlo a pescar).

    La esclavitud intelectual, donde no podáis expresar vuestros sentimiento por causa del dolor que produce el hambre, ocasionada por la carencia y la ración, no por la falta del trabajo, sino porque los que poseen la “hoz y el martillo” aun cuando no saberla usar, han amalgamado con su falsa dialéctica la forma de hacerlo creer (con terrorismo y caos) y con ello vivir mejor. Mientras los que trabajan; ¡vaya usted a saber!

  99. joise dice:

    Gracias osvaldo -os extrañaba- por los jazmines, me encanta su olor, y los rompecabezas, son de muy buen gusto y relajantes del espiritu.

  100. socorro dice:

    Hola Celeste!!
    Osvaldo!!

    Me encantó lo que dijeron Jose I y Celeste (que los conoce de cerca)sobre los ángeles. Y Vancho (acuerdo con Carolina) directamente lo presentó en su cuento. Yo respondí nombrando lo angelical dentro de lo terrenal, concreto y de sentido común. Para mi casi son buena gente. (Antes de la canción de Silvio).
    Sobre la flor: La condición es la belleza y lo perentorio. La miramos más y la apreciamos más porque sabemos acerca de sus plazos. Sólo ésto.
    Hasta pronto!!

  101. José Itriago dice:

    Naturalmente, coincido con Joise 100%. Pero….
    Es justo y necesario que preservemos ciertos espacios para desarrollar actividades no políticas, aunque lo político sea urgente y quizás prioritario, porque para vivir necesitamos contrarrestar su crudeza y por lo común, su ordinariez, con un poco de intelectualidad. Por eso me parece que estos oasis, desprovistos de discusiones religiosas y políticas, son tan valiosos.
    Son joyas donde María Celeste puede describir su ángel de luz, mientras Osvaldo lo plantea como una ilusión, Socorro, lo piensa como más Human Friendly y yo como dadores de amor, o sea, un sitio donde ¡Podemos darnos el lujo de escribir para definir cómo son nuestros ángeles!
    Es una joya donde en esta semana Julieta transcribe un sobrio y maravilloso cuento de su amigo Damián; Osvaldo nos presenta tres excelentes piezas para marcar su retorno y Vancho nos hace otra entrega de sus ya acostumbradas piezas magistrales y mucho más, sólo porque Mora nos puso a pensar con su carta-cuento y nos puso a leer a Rilke y Pizarnik, poetas que, al menos en mi caso, ni siquiera antes había oído nombrar.
    Es una joya donde escriben Blanca Estela, Gloria, Jorge V, Muzungo, y además (tomando sólo los de esta semana) Orlando, Evangelina, Javier, Delia, Claudia, Susana, José de Jesús, Claram4040, Jesús Alberto, Judith, Jaime, Maria Fabiana, Juan Julio, Norma, Ximena, Rodrigo, Anabella, Miguel, Ingrid, Trinidad, Carolina, Rafael, Beatriz, José Lozada, Pedro Alfredo, Silvia, Ylba, Walter, Rosy, Jorge Luis, María Dolly, Palr, Peggy, Karen, Mas, Andres, tu y yo.
    Es una joya donde algunos que no somos escritores, ni poetas, ni nada parecido, nos atrevemos a enseñar lo que sentimos.
    Por eso te digo, querido Joise, que si bien es cierto que a veces las angustias lo sobrepasan a uno y nuestras tristes circunstancias no son para menos, quizás por esa misma razón, debemos preservar esta joya. Para que la política no nos la oxide. Tu sabes, ese es una visión que he venido internalizando: la política que va oxidando el entorno, un óxido que aumenta día a día y carcome todo, como a rejas frente al mar, que al final sólo les deja un esqueleto para que sirva de recordatorio de que hubo una reja, que no la protegimos y que el óxido la carcomió, pero es un óxido que también carcome otras oportunidades de vida, incluyendo la alegría de vivi , sin la cual todo pierde significado.

  102. Blanca Estela dice:

    El nacimiento de una flor:

    Aquella flor que pinta el desierto de color púrpura, esa que nace para no morir, la que soporta estoicamente el frío y el calor porque su destino estaba escrito en sus raíces.
    Aquella flor que despierta muchas veces durante muchos días como saludando al sol y durmiendo con las estrellas, su destino todos lo conocemos.
    Aquella flor delicada, de exuberante belleza y perfume, aquella que se deja mimar y admirar en un solo instante después de cientos de días, como mostrando un pedacito del jardín de cielo que en un momento disfrutaremos.
    Pero hay una flor que crece hermosa en el corazón del hombre bueno y ellos vosotros sois.
    Envío un ramo de flores de exquisito perfume escogido especialmente
    para cada uno de ustedes:

    Mora
    Ma. Celeste
    Gloria
    Delia
    Socorro
    Lucía
    Fabu
    Julieta
    Vancho1
    César
    Osvaldo
    Joise
    Jorgev
    José I.
    Pedro Alfonso
    Ximena
    Silvia
    Ylba
    José Lozada
    Beatriz
    Karen
    Mas
    Walter…y todos los demás

  103. María Celeste dice:

    Socorro… algún día, cuando podamos conocernos, hablaremos muy largo sobre quienes son mis ángeles, porque estoy muy segura que también tienes los tuyos. Un gran abrazo, especial para vos.

  104. vancho1 dice:

    Queridas/os, a propósito de lo escrito o de nada; para Uds.:

    SALUDO A MIS IGUALES

    A Jaime Morán Abaca

    Como en las supertiendas
    Vamos al acecho buscando
    Alguna oportunidad
    Que permita
    Alimentos, medicinas,
    Cuotas por cancelar.

    Cienes y miles de profesores,
    Empleados de Bancos
    y Financieras,
    Empleados municipales,
    Los de Correos y Telégrafos,
    35.907 leñadores y carboneros,
    Los pescadores no sé cuántos,
    Los trabajadores de la construcción,
    Todos los textileros hoy cesantes
    Y los almaceneros que aún sueñan
    En ser supermercado y quebrar
    Otros almaceneros, el barman,
    Las empleadas domésticas sin libreta,
    Las empleadas domésticas con libreta,
    Los chóferes: taxis, camionetas, camiones, trailer, tractores,
    Los pionetas que sueñan con ser chóferes.
    Los guardias que no sueñan nada,
    La gendarmería completa y
    Los profesionales jóvenes y
    Los profesionales mayores de 45 años.
    Los técnicos, los aficionados,
    Los futbolistas de segunda división,
    Los podadores, cosechadores, pescadores
    De camarones, artesanos, vendedores
    Callejeros y de boutique, limpiadores
    De autos o lo que sea su cariño.

    Todos somos,
    Derrotados y escarnecidos,
    Parece que somos,
    Inútiles y negativos,
    Negros en la noche,
    Acuosos y borrosos.

    Por qué no somos otra cosa, nos dicen;
    Más modernos, de acuerdo.
    Y todos queremos estar en el acuerdo;
    Como dice el periódico, la televisión.

    Y ahí vamos, dos millones
    750 mil 970 rostros que volvemos la mirada como
    Cuando por sobre el hombro nos llama una palmada
    Y encendemos la tele y el partido de fútbol,
    La novela, y una señora llorando porque en la esquina
    Atropellaron su hijo, y la ambulancia,
    El locutor hablando porque en la pantalla
    La madre ya no tiene más lágrimas.
    Y todo bueno para ti, para mí.
    Para mí, para ti, para ti.
    ¿Y si no eres elegido? ¿Si otro, si otra, si alguien
    Como tú es señalado y siente
    Una emoción de sueños plácidos,
    Una distensión de coyunturas,
    Una inquietud de hijos, de mercaderías?.
    Entonces la novela al suspenso
    El partido a la mierda
    Y piensas que mañana, tal vez,
    Sueñas ser
    Sabiendo lo que debes ser
    Y con salario, claro, y basta
    Para gastar hasta el último centavo mientras
    Tú eres lo que debes ser y ya.

    Y mientras ya,
    Otros buscan y
    Ya
    Tal vez
    Jóvenes,
    Ya,
    Simpáticos, con
    Amigos de alguien,
    Atléticos,
    Sin artritis,
    Sin ese dolor de espaldas ya,
    Y ese alguien gana y
    Te vas,
    Ya,
    Otra vez, otra
    Otra vez
    Y miras las casas
    Y los departamentos
    Donde viven
    Y la altura de los edificios
    Atrae como mirada de ciego
    Y te parece el mundo hermoso
    Y buscas
    Tan sólo
    Vivir,
    Enfermo,
    Con miedo,
    Y asustado.

    Buscas tan sólo vivir.
    Sólo.
    Ya.

    Quizás la palabra crece y se muerde la cola, o la cola no es sino un montón de pelos como de alcantarilla,
    ¿Sabía acaso Vicente la excitación de su tinta en el grafo?
    Neruda, Pablo Amigo, las bestias que lamían tus ojos hoy nos muerden.
    El Compadre De Rocka melló sus dientes en el combate a dentelladas.
    Y mi vecino -¿cómo es que se llama?- cabalga desde no sé dónde hasta aquí o allá.
    Y tú vas, yo voy, al encuentro de los recientes días pasados y entonces
    Fantasmas de cuchillos y sapos croadores, claro, nos escupen su salivilla de croar
    ¿Dónde fue que fuimos, hermano; dónde fue que llegamos?
    ¿Ibamos todos a ser reyes o a reinas desposar?
    ¿A la hora de la muerte, no la verdadera, sino aquella de la fosa, llega a nos el amanecer de la palabra? ¿Así fue que fue camarada Salvador Allende?

    Tiritan azules los astros a lo lejos… a lo lejos; la cercanía aquella se perdió desde entonces.

  105. Osvaldo dice:

    Se puede ver entre las letras ese dolor y rabia que tienen los que están pasando por tales momentos en su país. Como ya me he expresado anteriormente con respecto a las discusiones de política y religión, y como todos sabemos, son escabrosas y si entramos en ellas será casi imposible llegar a algún acuerdo. Por esto comparto con José Itriago sobre esta joya que posee en cada una de sus caras nuestras neuronas. No obstante José, me parece que Joise sabe esto y no pretende abrir el tema en este contexto, sino que solamente parece necesitar expresarse, y eso es lo que para mí tiene mayor valor, y mucho.
    Creo que compartirán este concepto. Y lo demás se encuentra en nuestro deseo de contestar. En lo que a mí respecta, me solidarizo totalmente. Una de las razones es que supe ver acribillar a tiros a una mujer embarazada con bandera blanca en sus manos…
    Aún no he podido borrar esa visión.

    Blanca Estela, gracias por las flores, las imagino brassavolas destilando en una noche cálida de primavera.

  106. Pedro Alfonso dice:

    Flores, amores, poesia, este blog fluye como gondola veneciana. Este cuentito es producto de esas noches disomnicas, calurosas del verano, donde las ideas estan a la vuelta y vuelta y a nadie parece importarle el disconfort personal. Los suaves ronquidos de mi mujer, los silencios de la calle y algunos cantos de cigarras trasnochadoras, me hicieron moverme a nuestra biblioteca y escribi este cuento.

    DESAMOR TEMPORAL

    Un anuncio en el periódico llamó la atención de él, decía más o menos así: “Soltera treinta y un años, muy seria, bonita, quiero conocerte”. Eso era todo, ningún número telefónico, nada, solo eso. Hojeó el resto del diario, leyó con poca atención algunas notas, pasó a las de sociales, con disgusto vio que las fotografías estaban desfasadas, como dibujos para ser vistos con lentes de tercera dimensión. Termino su café, echó a un lado el periódico y volvió a tomarlo para buscar el anuncio. Lo releyó con curiosidad, hizo sus cálculos, treinta y un años, exactamente como debía de ser, para él, un hombre maduro de cuarenta y ocho, como la regla decía: Un amorío debes tenerlo con una mujer que tenga la mitad de tu edad mas siete. Era perfecta, treinta y uno. Pero no había un solo dato para saber donde localizarla. Volvió a dejar el diario a un lado y retomó las actividades del día. Mas tarde, terminaba de pasar algunos documentos por fax, cuando recordó a aquel amigo que trabajaba en ese periódico. Regresó a su oficina, y volvió a hojearlo, para llegar al directorio, marcó el número y pidió que lo comunicaran con aquel. Unas cuantas explicaciones y en menos de dos minutos la respuesta ―No sabemos quien puso ese anuncio, lo mas seguro es que mañana aparezca alguna otra pista, algunas personas olvidan dar mas datos u omiten para despertar el interés―. El comprendió lo que ella quiso hacer esa vez. De ahí a la rutina; salió a comer, avisó que no volvería en la tarde y se llevó el periódico consigo. Condujo por su camino de siempre, se detuvo en una vinatería para surtir el tequila de su predilección, bueno en realidad cualquier licor que no costara más de trescientos pesos era la predilección. Compró dos bolsas de cacahuates con pepita de calabaza, un queso chihuahua y aceitunas. Ya estaba en los estantes su revista predilecta, la coleccionaba desde hacia cinco años. Pagó y se dirigió a casa, a esa casa solitaria y lejana que a veces le producía estremecimiento junto con recuerdos de cuando su mujer aun vivía a su lado. Ésta, se había marchado hacia un año, intempestivamente, motivada por una crisis hormonal de los cuarenta; el carácter y los síntomas de un climaterio muy florido, hacía muy difícil estar a su lado. Buscaron ayuda en un principio, él jamás la abandonó en sus etapas tormentosas, por el contrario, juntos visitaron una lista de médicos y terapeutas que poco hicieron para convencerla de que permaneciera a su lado. Una nota muy escueta dejada en la puerta del refrigerador, le hizo saber a él, de su partida ― Me fui, no me busques― fue todo. Esa semana del adiós, él, había permanecido varios días en una convención y aunque se comunicaba con su esposa a diario, no lograba abatirle la pena, la frustración y la sensación de abandono que sentía, no se conformaba con nada y había decidido quedarse en casa por sentirse fea y deprimida. A su regreso, halló esa nota y de nada le sirvieron las llamadas telefónicas a la familia ni a las amigas o los vecinos, nadie supo a que hora y hacia donde se había marchado. Dejó parte de su guardarropa, una buena cantidad de zapatos y accesorios en los cajones del closet. Y lo dejó a él por supuesto, lo dejó ahí, sin saber que pasaba, sin la esperanza de buscar algún rumbo por donde ir a buscarla, nada, no había nada que hacer.
    Bajó del auto, recogió del pórtico el vespertino que estaba completamente mojado por la lluvia, lluvia de la cual no se había percatado o tal vez, solo había caído por el rumbo de su casa, así pasa ahora, con eso del calentamiento global, llueve aquí pero no mas allá. Una vez que se puso cómodo, se tiró en el sofá, dio un sorbo al jaibol que había preparado minutos antes, encendió el componente de música y volvió a leer el anuncio de la joven bonita de treinta y un años.
    Aquella noche, lo pasó durmiendo en la sala. Se levantó restregándose la cara con las manos, vio el reloj y de inmediato se metió a ducharse y luego de un desayuno frugal, se fue a la oficina. La secretaria ya le tenía el diario sobre el escritorio y un café. Busco frenético en los anuncios y ahí estaba, la segunda entrega de aquellos anuncios, “Quiero conocerte, soy la misma, llama al 8146-1823, cualquier hora”. Se quedo estupefacto, no le gustó nadita esa insinuante forma de anunciarse, le pareció cualquier cosa menos lo que haría una mujer decente. Pero le pidió a la secretaria que anotara el número y que mas tarde llamara. Y para que dar mas vueltas, hoy, La Bonita y él, viven juntos.

  107. vancho1 dice:

    Pedro Alfonso:
    Je je je… hum; je je je
    Un abrazo.

  108. socorro dice:

    Mora, amigos:
    Me lo recordó el poema de Vancho
    (Disculpen, otra vez Silvio)

    Ala de Colibrí

    Hoy me propongo fundar un partido de sueños,
    talleres donde reparar alas de colibríes.
    Se admiten tarados, enfermos, gordos sin amor,
    tullidos, enanos, vampiros y días sin sol.
    Hoy voy a patrocinar el candor desahuciado,
    esa crítica masa de Dios que no es pos ni moderna.
    Se admiten proscritos, rabiosos, pueblos sin hogar,
    desaparecidos deudores del banco mundial.
    Por una calle
    descascarada,
    por una mano
    bien apretada.
    Ala, ala, ala
    Hoy voy a hacer asamblea de flores marchitas,
    de deshechos de fiesta infantil, de piñatas usadas,
    de sombras en pena - del reino de lo natural -
    que otorgan licencia a cualquier artefacto de amar.
    Por el levante,
    por el poniente,
    por un deseo,
    por la simiente.
    por tanta noche,
    por el sol diario,
    en compañía
    y en solitario.
    Ala de colibrí, liviana y pura.
    Ala de colibrí para la cura.

    A domani!

  109. Claudio dice:

    Muy buen equipo, felicidades. Espero estar en el proximo encuentro. Anunciarlo a tiempo por fa.

  110. Osvaldo dice:

    Píntame angelitos negros de Andrés Eloy Blanco

    ¡Ah mundo! La Negra Juana,
    ¡la mano que le pasó!
    Se le murió su negrito,
    sí señor.

    —Ay, compadrito del alma,
    ¡tan sano que estaba el negro!
    Yo no le acataba el pliegue,
    yo no le acataba el hueso;
    como yo me enflaquecía,
    lo medía con mi cuerpo,
    se me iba poniendo flaco
    como yo me iba poniendo.
    Se me murió mi negrito;
    Dios lo tendrá dispuesto;
    ya lo tendrá colocao
    como angelito del Cielo.

    —Desengáñese, comadre,
    que no hay angelitos negros.
    Pintor de santos de alcoba,
    pintor sin tierra en el pecho,
    que cuando pintas tus santos
    no te acuerdas de tu pueblo,
    que cuando pintas tus Vírgenes
    pintas angelitos bellos,
    pero nunca te acordaste
    de pintar un ángel negro.

    Pintor nacido en mi tierra,
    con el pincel extranjero,
    pintor que sigues el rumbo
    de tantos pintores viejos,
    aunque la Virgen sea blanca,
    píntame angelitos negros.

    No hay pintor que pintara
    angelitos de mi pueblo.
    Yo quiero angelitos blancos
    con angelitos morenos.
    Ángel de buena familia
    no basta para mi cielo.

    Si queda un pintor de santos,
    si queda un pintor de cielos,
    que haga el cielo de mi tierra,
    con los tonos de mi pueblo,
    con su ángel de perla fina,
    con su ángel de medio pelo,
    con sus ángeles catires,
    con sus ángeles morenos,
    con sus angelitos blancos,
    con sus angelitos indios,
    con sus angelitos negros,
    que vayan comiendo mango
    por las barriadas del cielo.

    Si al cielo voy algún día,
    tengo que hallarte en el cielo,
    angelitico del diablo,
    serafín cucurusero.

    Si sabes pintar tu tierra,
    así has de pintar tu cielo,
    con su sol que tuesta blancos,
    con su sol que suda negros,
    porque para eso lo tienes
    calientito y de los buenos.

    Aunque la Virgen sea blanca,
    píntame angelitos negros.
    No hay una iglesia de rumbo,
    no hay una iglesia de pueblo,
    donde hayan dejado entrar
    al cuadro angelitos negros.
    Y entonces, ¿adónde van,
    angelitos de mi pueblo,
    zamuritos de Guaribe,
    torditos de Barlovento?

    Pintor que pintas tu tierra,
    si quieres pintar tu cielo,
    cuando pintas angelitos
    acuérdate de tu pueblo
    y al lado del ángel rubio
    y junto al ángel trigueño,
    aunque la Virgen sea blanca,
    píntame angelitos negros.

  111. Blanca Estela dice:

    Pensando en la llama encendida de amor que está en vuestros corazones…

    El pajarillo portador de los amantes

    ( Rosa Araneda )

    Pajarillo portador,
    Ya que vuelas tan violento,
    Llevámele este lamento
    a la dueña de mi amor.

    Cuando ya quieras partir
    y llegues donde mi dueña,
    con tu carita halagueña
    declárale mi sufrir.
    En nada le has de mentir,
    te lo pido por favor,
    yo seré buen pagador
    contigo en todo lugar;
    no me vayas a engañar
    pajarillo portador.

    Ave de buen corazón,
    Según lo que te conteste,
    aunque trabajo te cueste
    ven a darme la razón.
    Si ella me da su perdón
    traémelo en el momento.
    Para yo quedar contento
    siquiera por un ratito
    no te tardes pajarito
    ya que vuelas tan violento.

    La vez que halles a mi gloria
    y te pregunte por mí,
    contéstale que sí
    que yo la tengo en memoria.
    en esta vida ilusoria
    el vivir es un tormento,
    y vos en el firmamento
    alegre pasas cantando.
    A la que yo estoy amando
    llevámele este lamento.

    Si ella la contestación
    te da, traémela luego,
    con humildad te lo ruego
    que es inmensa mi pasión.
    Ponéle toda atención
    si eres buen observador,
    para que lo hagas mejor
    al darle mi embajada.
    No le incomodes en nada
    a la dueña de mi amor.

    Al fin pajarillo, amante,
    cumple con lo prometido,
    que seré tu agradecido
    desde este mismo instante.
    De ver tu talle elegante
    mi corazón se devora;
    pajarillo en esta hora
    anda y dile sin querella,
    de que yo peno por ella
    y ella por mí nunca llora.

  112. joise dice:

    Maravilloso Osvaldo,escribire mas tarde sobre angeles, nos entendemos Jose I., Jorgev, un abrazo.

  113. Mas dice:

    hola a todos:

    “el gesto es lengua de silencio para quien quiera y sepa oir con la mirada”

    Sin mirar, sin mover los labios, sin pronunciar parlabra, -Trajiste algo?
    Él detenia su marcha inquieta, cansada, nerviosa.-Solo…!
    Sin respirar, ni transpirar, sin acariciarse el cabello. -Me das…un poco?
    Él miro, trago saliva, se agito, rió.-No…no!
    Sin luz ni calma, sin veneno, sin tocarse. -mirame!
    Él camino hacia la puerta y desde ella callo.
    Sin risas, ni burla, sin curvatura. -Te vas?
    Él bostezo, movio el picaporte, siguio en silencio
    Sin baile ni cintas. -No!…No?
    Sin collares. -Dame!
    Sin…-No?

  114. joise dice:

    Platón relata estancias de la vida de su preceptor, Sócrates, de quien afirmaba; poseía, Dos daemons (demonios maniqueos) uno bueno y uno malo, supuestamente el primero Lo encaminaba por el buen desempeño inculcándole un aspecto “moral” de sesgo aquinense. Lo cierto es que era como una especie regulación de la conducta donde un Ángel bueno que luchaba tenazmente contra los excesos que le obligaba hacer otro Ángel o demonio de índole malévola.

    Si tornamos estas afirmaciones en términos sicológico nos encontramos que simplemente Sócrates se frenaba ante los ataque de la conciencia benévola que poseía, por ende enderezar sus emociones y posibles actos poco decorosos y pocos sutiles.

    Angel, de índole (judaico cristiana) deriva de la idea de ente catalizador, ni Dios, ni humano pero que muy bien podría establecer una relación entre ambos, el apostol deidad, que ante las llamaradas del pecado tiende una epistola con sentencias a seguir y con ellas recibir perdón.

    Ahora con la entrega esta mocion estetica:

    Ángeles

    He sentido alas acariciar, gotas de lagrimas de quien quería nacer
    Y no habiendo podido ser, al paraíso su ternura reposar
    No habrá tristeza, ni hambre, ni llanto y parturienta la pobre
    Con la miseria en sus ojos, comprende la sonrisa de la muerte
    Párvula y sin sosiego teje de nuevo el estambre de sus alas
    Ahora Excluida y sin hogar.

    He ahí dragones como jueces de la misericordia
    Pescando almas sin poder, y detrás de columnas de sal
    Sus garras de seda esconder
    No acabaran con Sodoma sin antes clamar por piedad
    Para quienes si conocerla proliferan iniquidad
    Escoged las alas doradas o negras, empero vos Gomorra
    Pecaminosa y septicémica pereceréis
    .
    Os he dado mis alas, y con ellas volar
    Con gusanos, destruiré la codicia, vuestra dipsomanía de sangre
    Segare tu alma, de guadaña y hoz cruzada, mientras
    Vástagos de dicha, hincharan luciérnagas en vos
    Iluminando vuestra paz y piedad, con brillo e incienso
    Calmando la sed de amor que ese Ángel ha repartido prolijo
    Al sus alas desplegar.

    Joise
    ¡Ciao!

  115. MARIA FERNANDEZ dice:

    FELICITACIONES POR UN PROYECTO TAN ÚTIL E INTERESANTE.
    SALUDOS CORDIALES,
    MARIA/CUBA

  116. claudia elizabeth derisso dice:

    Que bueno que se hubieran reunido en mi querida y añorada ciudad de Buenos Aires, la verdad me hubiera encantado acompañarlos, pero lo hice desde mi interior, pues estoy en Colombia, desde hace algunos años.
    Alguien alguna vez me repitió lo que dice “El principito”, quien afirma que “no se ve bien, sino con el corazón; lo esencial es invisible a los ojos”, es por ello que a traves de mi corazón, estuve con ustedes disfrutando cada vino, cada tango, cada experiencia en mi hermoso país. A partir de la fuente de los sentimientos, les digo, hasta pronto!

  117. Fabu dice:

    No desaparecí.

  118. Blanca Estela dice:

    ¡Qué buena historia de ángeles, sexo e inocencia.

    He reído con la perspicacia de una niña sagaz inteligente y feliz.
    Todos, estoy segura tenemos una…sólo que pueden ser inconfesables y hasta mejor olvidadas…aunque en la inocencia no hay falta.
    Espero que esto no se sepa en Chile.
    Trataré de reconstruir una historia de esas que un momento me hiciera muy feliz y a mi madre muy disgustada.

    Tal vez no es sólo en mi caso, dicen que el proceso de recordar y de imaginar, son casi idénticos en el cerebro. El argumento está inspirado en algo que ocurrió a una rama de mi familia lejana: La esposa del hijo se enamoró de su cuñado.

    Recuerdo una tarde de domingo familiar, veníamos camino de regreso a casa todos juntos a paso lento y relajado, ése que regalaban los domingos de aquel entonces…los niños revoloteábamos alrededor de faldas y pantalones de los adultos, que en amena conversación de un momento a otro explotaba en risotadas chispeantes de coquetería entre ellos. Y tal vez éste mismo affaire percibido por el libido angelical provocó en la prole que sus gracias se convirtieran en el juego más erótico que jamás volví a jugar, pero que hasta hoy recuerdo como una de las fantasías más provocativas.

    Ví claramente como los primos mayores Erick de cinco y Ernesto de seis años urdieron el plan al oído de cada uno, sin embargo ni me enteré …tal vez porque era la menor no me tomaron en cuenta; y sólo me dediqué a perseguirlos en la carrera loca que emprendieron rumbo a casa, adelantándose a los mayores en llegar y así alcanzar a jugar…¿a qué van a jugar que no me invitan?, ¿qué conspiran en silencio?.Pronto lo sabría.

    Apresurados y en silencio todos entramos por la puerta falsa de atrás hacia una de las habitaciones dormitorio, sin tapujos nos encerramos detrás de puertas y ventanas El lenguaje fue con los ojos entrelazados de complicidad; Y en un momento el juego estaba revelado: jugaríamos al “doctor”. Por alguna razón que tal vez formaba parte de su secreto, fuí sindicada a ser el “conejillo de indias” Yo sería la pobre enferma que sufría de dolores de amor en el alma, me tendieron boca abajo sobre la cama, el corazón parecía salirse por la boca, me sentí atrapada en manos del denominado doctor que subió abruptamente mis vestidos con la urgencia de no dejar morir a tan desdichada paciente que sucumbía de pasión. En aquél tiempo la inocencia dulce y predominante no daba trabajo a la conciencia de culpa alguna. Además la encrucijada en que me encontraba, estaba segura era prodigio de ángeles caídos cargados de lujuria nostálgica de haber perdido todo en las oportunidades que da el amor en el placer eros, ellos sometieron a nuestros cuerpos a temprana edad el despertar en el juego libidinoso, sin embargo no me sentía endemoniada. Por el contrario, los adultos siempre estaban diciendo: “los niños son adorables”, por lo tanto una de esas era yo. Me sentí un ángel en las nubes, y con cada roce de sus manos por mis nalgas, hacía que fluyera el imperativo biológico entre las piernas dejándose caer cual cascada en tersa piel nueva, hurgó dentro de mi cuerpo con algo frío y duro parecido a un metal. Me produjo tensión y luego me dejé llevar: entonces el dolor se reconvertía entre placer y dolor.

    La hora parecía detenida, al caer el sol, las sombras bañaban las paredes interiores de la casona, eso nos avistaría la presencia de los mayores entrando al hall y allí todo terminaría…

    Prudentemente llegaron al rescate de la muerte, los ángeles buenos, esterilizaron todo, sutura por aquí, por allá: Y ¡ ya! estaba de alta la princesa. Desde entonces, no volví a consultar ningún médico en secreto.

  119. vancho1 dice:

    Blanca Estela, compatriota (¿verdad?): Bella tu alma. ¡qué limpidez! Tu intimidad me llena de… no sé, me llena de nobleza humana. Gracias, así, en chiquitito, casi agazapado, para adentro; Muchas gracias -y las letras de gracias debieran irse achicando hasta casi desparecer-.
    Te dejo; debo ir a leer la propuesta semanal de la Jefa… Un abrazo.

  120. Pedro Alfonso dice:

    Yo he estado en Los Ángeles; no he visto alguno por ahí, vi muchos demonios.
    La sensualidad, innata llama que nos mantiene atados a este mundo, es como un viento que recorre acariciando las paredes, las cosas, los perfumes.
    Un Blog de experiencias infantiles de la inocencia - arcaísmo- develaría tantas historias parecidas, tantos romances chiquitos que dejaron huella. Yo jamás he olvidado a Teresita, compañera de pupitre del preescolar, la pecosa chica de tres años que me dejó tocar su tersa piel y probar su rica boca. Tengo aun en alguna circunvolución cerebral esas percepciones que hoy evoqué con tu historia.
    Decía mi madre, que mi Ángel guardián, era miope.

  121. Sashi dice:

    Les felicito por su encuentro tan magestuoso en Buenos Aires, deseando que tengan muchos mas..!

    a Mora Torres, te felicito y te agradesco pues tus cuentos y/o relatos son fantasticos ya que hacen que nos transportes a los diferentes ecenarios que redactas, nos haces ampliar la imaginacion en diferente formas y sensaciones extraordinarias. Gracias y continua escribiendo…

    Saluditos.

  122. mari dice:

    Hola Mora felicitaciones por el encuentro me encanta lo que escribes no dejes enviarme.gracias por todo no sabes como me ayuda .

  123. Julieta dice:

    Gracias Blanca Estela por tenerme en cuenta! Besos!

  124. AMY dice:

    HOLA AMIGOS FELICITACIONES Y GRACIS POR ENVIARME LA INFORMACION

  125. luis humberto de los santos garcía dice:

    MUY INTERESANTE LA REUNION SOSTENIDA EN BUENOS AIRES AGRADECERE MAS INFORMACION PARA PARTICIPAR A LA DISTANCIA

  126. luis humberto de los santos garcía dice:

    felicitacion por la reunion en buenos aires mucho agradecere tener mas informacion para poder participar a la distancia

  127. luis humberto de los santos garcía dice:

    muy interesante la reunion de buenos aires, agradecere mas informacion para poder participar desde la distancia

  128. Néstor Aníbal Torres Alvarez dice:

    Guayaquil, 30 de Octubre del 2008

    LA REALIDAD VIRTUAL DE UN NIÑO EN ECUADOR.

    UN DOMINGO

    Son las 8 de mañana de un domingo COMO cualquier todos salen de sus casas para desestresarse de un rumbo a la Costa otros al campo los que no tienen dinero a los parques de la ciudad y los niños que tienen a sus padres que fueron a buscar un mejor futuro a Europa y EEUU es otra realidad.

    Es desolador saber que muchos hogares en mi querido Ecuador han quedado destrozados con la inmigración y que los padres de los niños han sido reemplazados por parientes, tíos, abuelos y su fiel consejo el televisor, videos juegos y las malas compañías de las bandas juveniles que se apoderan de las mentes de los infantes.

    LA TELEVISIÓN

    La televisión que tiene programas extranjerizantes y vulgares que lo único que promueven son violencia, sexo, homosexualidad y degradación, me pregunto que pasará en la próxima generación que producirá gente sin sentimiento.

    PROFESÍA
    Y se cumplirá la parte bíblica, padres contra hijos, desamorados, sin alma un negro panorama que se esta sembrando en el mundo, porque los vendedores de realidades inventadas solo les interesa mantener una audiencia que les rinda un fruto económico y tenerlos atrapados en esa realidad virtual, ya que son simples consumidores de ese producto y que nos permitirá pensar y desarrollarse como individuos en bien de la sociedad.

    El HELADERO

    Con ese panorama el domingo anterior no salí huyendo de la casa de casa que son cuatro paredes sino que estuve parado en la esquina de mi barrio y se me acercaron un par de niños que de vista los conocía, como estaba cerca el que vendedor de helados los niños me dijeron tío regáleme un helado para los dos, la edad de ellos fluctúa ente 5 y 6 años entonces le dije al heladero de uno a cada uno.

    Pero si los hubieran visto la alegría que desbordaban ellos me contagiaron y también pedí un helado, para ese momento aparecieron mas sobrinos no sé de adonde y el heladero me miraba y se frotaba las manos le dije okay dale a los demás.

    Después que hubieron saboreado los helados se me ocurrió decirles que jugar un partido de fútbol a un solo grito dijeron que sí, pero les dije la calle esta sucia y polvorienta hay papeles y no hay arcos, los niños dijeron que eso no era problema.

    A RECOGER LA BASURA DEL BARRIO

    En un ratito tenía 24 niños, les dije ayúdenme a limpiar y recoger los desperdicios en unos sacos que un vecino me los cedió, no demoramos ni media hora y teníamos 8 sacos de basura que nos sirvieron de arcos.

    Después de eso unos amigos que tampoco se habían ido de paseo me preguntaron que si estaba preparándome para una fiesta y le s dije que los niños querían jugar y que quería su ayuda ellos voluntariamente dijeron que iban a comprar las pelotas a la ferretería que estaba a dos cuadras.

    NARCISA LA MUJER TRABAJADORA

    Una señora de avanzada edad llamada Narcisa mujer trabajadora y jubilada se entusiasmo al ver tantos niños y dijo que iba a preparar jugo de naranja para los niños y se le salieron unas lágrimas, yo le pregunte porque lloraba Y ME CONTESTO por nada, por nada hijo entonces mi vecina se preocupó y se le acerco a ella para ayudarla hacer los jugos y ahí le contó lo que le sucedía.

    Era que ella tenía 3 hijos y todos emigraron al viejo Continente al principio le enviaban algo pero hace 2 años se olvidaron de ella y la risa y la algarabía de los niños la remontó a sus tiempos ya idos y pensar que la mayoría de esos niños que estaban jugando pelota sus padres los habían olvidado.

    EL IMÁN

    Los niños como un imán, luego del heladero apareció el sandiero, el panadero, el naranjero, de repente se movió un pequeño comercio de frutas para los deportistas y no importaba el pleno solazo que hacía, ya que de por medio estaba el entusiasmo de los niños.

    LOS MARIGUANEROS SABEN DE FÚLTBOL

    Como no tenía quien pitara los partidos dos se prestaron a pitar los partidos, le cuento que son los mariguaneros del barrio que son los que conocen de fútbol y los que paran en los estadios, les solicité de favor que no fumaran delante de los niños me contestaron esta bien profesor.

    Lo único que les pedí es que se lavaran la cara porque se les vía demacrados y para que los niños no se asustaran y que los tratarán como niños ya que lo importante era el juego como no había pitos, que no había problemas porque sabían silbar fuertemente y que para eso estaban preparados físicamente, la verdad que del deporte mundial ellos si saben porque son los que no fallan a un partido de su equipo favorito y cuando son internacionales se prenden en un televisor que es para todos y dan su opinión de cómo juega el deportista y de que cuando falla el arbitro claro acompañados de una cerveza.

    LOS EXPENDEDORES DE DIARIOS Y REVISTAS

    Los canillitas son los voceadores de periódico de mi barrio que son alrededor de unos 50 ellos terminan de vender sus producto más o menos 11 de la mañana , los mismos que se integraron a la fiesta , pero como son más grandes querían otra cancha les dije que se armaran y que había que limpiar la otra cuadra y que los arcos serían los yutes llenos de basura a lo accedieron aunque estaban cansados estos pedían un premio les dije que al campeón se le regalaba 20 dólares y una sandía grande que colaboró el sandiero.

    HENDER EL POSITIVO,

    Posi, en un joven de unos 20 años que siempre le gusta colaborar sin ningún interés lo que lo satisface es que siempre a su alrededor reine la armonía, el no vive en el sector sino a unas 5 cuadras exactamente en barrio lindo o la chala como nosotros lo conocemos es un sector donde hay un gran parque con bastantes árboles.

    El los fines de semana hace de árbitro o hace de juez cuando lo muchachos de otros sectores juegan bolley bool. Como es conocedor del mismo lo respetan mucho tanto los muchachos sanos como los traviesos.

    Me dice te puedo sugerir algo, si dime yo tengo unos 6 sacos de yute que te parece si preparo a los niños que no están jugando pelota y hago un concurso de ensacados y del huevo en la cuchara, pero hay que darles un premio y me dijo que tenía un par de juguetes que siempre compro para entregarlos a fin de año en tal caso los adelanto, me parece bien pero tu te encargas de ese juego y me dijo que gustoso lo haría.

    Enseguida se inscribieron los muchachitos y ya no aparecieron seis sacos sin quince los demás los fueron a conseguir a su casa o de los amigos y que lo importante de esto es que la energía que desborda un niño es contagiante.

    Y comenzó la prueba de los ensacados que brincaban y se caían y la gente gozaba y se reía, por ese momento de olvidaron de todos sus problemas.

    Cuando terminó esto se preparó la carrera del huevo con la cuchara y ahí cuando los muchachos se fueron a sus casas y se sacaron la cuchara y el huevo de la alacena o de la refrigeradora ya que solo había para cuatro y se incrementaron quince niños que hubo que hacer dos rondas, y era la cuchara en la boca con el huevo la mayoría no llegó ni a la mitad ya se les cayeron en las calles polvorientas de mi sector.

    LOS PELUQUEROS DEL BARRIO- Aladino y Carlitos

    Hay 2 pero que diferentes son, a pesar de ser mayores de edad uno maduro y el otro es inmaduro.
    Aladino
    Se lo conoce con el mote de Aldino, es el que se viste siempre con ropa moderna y una gorra, en su peluquería trabaja de lunes a sábado.
    Para asegurar sus clientes les tiene asegurado un vaso de quaker helado, su mayor clientela es de los muchachos y que alguna veces quiere subirle el precio pero los
    mismos le reclaman, tiene facilidad de palabra, a los adultos que van a cortarse el cabello también termina rasurándolos, tiene a la mano siempre todo tipo de revistas para distraer a sus clientes, las compra por lote en los puestos de revistas que se quedan varados.

    La tijera y la lengua trabajan muy bien, ya que algunas veces es cataloga un sociólogo y es el que esta al día con todos los chismes del barrio, ya que basta una sugerencia que diga y se ponen al día, la mayoría va no solo a cortarse el cabello sino que también a sondear alguna novedad.

    Algunos el chisme no lo comparten pero si los distrae, por eso el sillón del peluquero es reconocido en el barrio.

    En cambio Don Carlitos es más formal actúa de acuerdo a su edad todo es respeto y consideración, las madres van donde él ya que los muchachos les llaman la atención en la escuela y es el que se encarga del corte a cadete, por eso no es bien visto por los muchachos ya que quieren andar a la moda.

    EL PAYASO DEL BARRIO

    Luego apareció Andrés, es el se maquilla y hace de payaso y sale a vender caramelos en los carros y dice AJA LLEGO LA ALEGRÍA DEL HOGAR, si preparo un pequeño acto para todos los demás asistentes, pero le digo no hay y tarima eso no es problema el buen payaso es el que se encarga de hacer reír a todos y mi mejor pago son los aplausos.

    Andrés el payaso también tenía un problema su mama había fallecido unos días antes y me dijo, mira amigo yo vivo de esto aunque este triste por dentro y destrozado el acto debe continuar y el mejor regalo no solo son los aplausos sino el bullicio de estos niños y la sonrisa de los adultos porque tu no sabes cada uno tiene su propia cruz pero siguen adelante, como decía mi abuela cuando quieras darme algo que sea en vida hijo, que sea en vida.

    Andrés tras ese maquillaje desbordaba alegría y felicidad ya que hacía lo que realmente quería y ese sería su trabajo de toda su vida.

    LA RAYUELA

    Había niños hacían un dibujo en la tierra que era de uno dos uno y saltaban y regresaban y se divertían de lo lindo ya que esos momentos son de de plena fantasía

    CINCUENTA AL PALO

    Contaban hasta cincuenta y corrían hasta esconderse y si no alcanzaba a esconderse le decía kety man, el que era descubierto era el que perdía.
    Esto les enseñaba a ser ágil y desarrollar su astucia y sagacidad para poderse esconder.

    EL GASFITERO DEL BARRIO

    Don pedro y sus hijos que son gasfiteros al ver tanta algarabía me dijeron te falta el palo encebado nosotros nos encargamos de hacer los huecos con la barreta y embalurdamos de grasa la caña la piola también y la paramos, pero faltaba la caña.
    Como en todo trabajo siempre hay los mirandas don Chito les dijo colaboren con los clavos, un saco y una madeja de de alambre, los mismos que ni cortos , ni perezosos fueron a buscar a sus casas el más atrevido se trajo de su casa el alambre donde se tiende la ropa del patio de sus vecino.

    DON JUAN PUEBLO

    Llego don Juanito es el que tiene un depósito de caña y madera además tiene una carreta con un borrico y que se encarga de vender dicho material para las construcciones de casas el sin mucho apuro dijo que colaboraba con 2 cañas verdes y que ya las traía lo cual si lo hizo.

    Las caña se las entrego a don Pedro para que las trabajara y dio piola con algunos productos la para el palo encebado, lo único que pidió es que el mismo solo se subieran niños hasta de 10 años y que la base sean dos adultos para que los sostengan lo cual fue aceptado por todos.

    EMILIO AUNQUE NO LO INVITEN SE INVITA

    El flaco Emilio es aquel que le guata participar de todo evento aunque no o inviten y se estaba quedando fuera de la fiestita, ya que el tiene 6 bicicletas viejas y por eso el pequeño local lo considera como su taller de bicicletas, falta la carrera de bicicletas y dijo que tenía 4 cintas que las podría donar para que participen todos los jóvenes.

    Enseguida puso manos a la obra y consiguió la piola y la atravesó en su local de lado a lado, todo sabemos que era para promocionar su negocio y fue el único día que no cobró el arriendo de las mismas.

    LOS TROMPOS DE MADERA

    Los jugadores de trompo tampoco se quedaron atrás ya querían participar porque los del barrio se consideraban los mejores, por eso los de otros barrios aledaños los retaron a que demostraran su habilidades y la verdad que estuvo muy reñida ya que cada uno demostró ser un maestro en hacer bailar el trompo
    .
    Ya que la piola y el trompo respondían a todos los malabares y aplausos y chiflidos de los visitantes del barrio, ya que por ser alegre y parrandero se lo conoce la nueve de octubre del suburbio ya que la grandes fiestas y festividades se las hace en la calle principal de la ciudad, donde se encuentra el malecón que es toda una verdadera obra de arte, pero eso es otro relato, el MALECON SIMON BOLIVAR, a malecón del 2000.

    LAS NIÑAS TAMBIEN BUSCAN SU ESPACIO

    Las niñas pequeñas no se quedan atrás ya que también ocupan su tiempo jugando a la rayuela y las más osadas armaron su equipo de mujeres porque también la motivó el rey de los deportes el fútbol, que arranco risas a las mismas jugadoras porque es un deporte que todavía no dominan.

    Las demás buscaban una cerda o una soga y se ponían a jugar brinca la cuerda y verán la resistencia que tenían la niñas.

    LA GALLINA CIEGA
    Es un juego donde se venda los ojos a los niños y con un palo le pega a la piñata que esta llena de caramelos y bombones y juguetitos de plásticos, mas aserrín que al romperla se lanzan unos encima de otros y el gusto es el momento de chabacanería que pasan los niños.
    A pesar de no haber mucho el hecho es que cada quien se integro al juego que mas le gustaba ya que es parte de la inocencia de los niños, el premio la sonrisa de ellos y del que se benefician los adultos.

    LOS CUARENTEROS

    Y los viejos que no querían quedarse fuera la mayoría jubilados de empresas o que se quedaron sin empleo simplemente comerciantes que no tienen patrones que ellos mismos, dijeron tenemos 4 mesas y varios naipes que les parece si armamos un campeonato de cuarenta con jueces todos, esa el pretexto para tomarse unas cervezas lo cual así lo hicieron.

    Jugaron y aplicaron toda su destreza y reactivaron su retentiva en el manejo de cartas, muchos de ellos dejaron a otros zapateros ósea con pocas cartas, y alzaban los brazos cuando decían cuarenta, el entusiasmo de la carta clave se la ponían en la frente ya que le iban a caer en ella.

    Entre ellos se reconocían como maestro, del cuarenta ya que estos les sirvió para salir de la rutina a la se encuentran expuestos, ya que no hay políticas para utilizar a los viejos tal como lo hace Japón Y China y Europa que le dan su espacio y respeto al libro abierto de los ancianos ya que su experiencia es valiosa, para que el país progrese, cuando cambie totalmente la mentalidad de los latinos habremos progresado y avanzado.

    LOS MUGROSITOS DEL BARRIO

    Los mugrositos del callejón hay una familia que es totalmente indigente y son los que viven de la basura, ya que son los que se encargan de reclinarla y clasificarla ya que de ahí son sus ingresos, los niños son barrigoncitos no por que estén bien alimentados lo que pasa es que están llenos de lombrices y se han hecho inmunes a las enfermedades ya que otros niños de sus edad, las amas de casa siempre los ven y ellas que ciudad al sus niños siempre están enfermos.

    Lo que pienso es que dichos niños los cuida un ángel del cielo y no los deja enfermarse aunque viven en la completa indigencia, la solidaridad del barrio
    siempre se ha hecho presente, algún momento un político los visitó se tomo fotos, les compro ropa pero terminó las elecciones se olvidó de ellos.

    Por eso siempre debe ser prioridad los niños que son el futuro de la patria, ponlo en tu corazón y no olvides

    LOS TOMBOS, CHAPAS O POLICÍAS

    Los policías de barrio también se dieron su ronda, hicieron tres pasadas por la mañana, tarde y la noche, para resguardar de que todo fuera en orden y que no se empañar las mismas, dejaron ciertas recomendaciones a los traviesos del barrio que se portaran correctamente, los que le respondieron esta bien mi sargento.

    Aunque siempre llegan tarde son un mal necesario en todo barrio, ya que cuando se los necesita nunca aparecen.

    LA NEGRA LUCRECIA
    Lucrecia es la que vende comida y que tiene una sazón espectacular es la que siempre esta sonriendo y la que sus comensales siempre le reclaman el cocolon con un poquito de jugo.

    Preparó un caldo de gallina criolla que para que les cuento nos regalo la comida ya que los organizadores estábamos muy ocupados y nos habíamos olvidado de comer lo cual nos hizo muy bien para que retomemos fuerzas.

    EL TAXI AMIGO DEL MANABA
    El es dueño de un taxi que lo saco a crédito y trabaja de 12 a 14 horas diarias para pagarlo, ya que el pobre que quiere tener algo tiene que sacrificarse para ser dueño de un bien, es muy estimado por todo el barrio, ya que siempre lo necesitan y esta presto a prestar sus servicios a cualquier hora sea de día o de noche. Es el que conoce todos recovecos de la ciudad moderna y suburbana.

    El nos cuenta todas sus anécdotas que le ha tocado vivir al frente del volante, también nos contó lo que le sucedió una noche y que todavía no la asimilamos, dijo que cojía una pasajera bien vestida y le dijo que la llevara por Julián Coronel y entablaron una conversación ella le dio su nombre y dirección y le dijo que al día siguiente la pasara viendo por su casa.

    Lo que hizo al siguiente día, pero su sorpresa fue mayor ya que la mama de ella de dijo que ella había fallecido hace 5 años y que no se burlara, ahí recién se dio cuenta que había llevado un fantasma, ya que calle por Julián coronel es la entrada al cementerio.

    Pero para estar seguro el le describió a la chica y la señora le creyó y le enseño una foto, por eso desde esa fecha ya no pasa por el cementerio.

    De ahí que el nos cuenta todas sus vivencias, pero nos dijo que más hay que temerle al vivo que la muerto.

    PREMIOS PARA EL CAMPEÓN Y VICE-CAMPEÓN
    Ahora los niños querían también su premio al campeón y vice-campeón, entonces hay que conseguir una bandera y enviamos a 4 colaboradores a solicitar no el dinero si no en comida de todas casas comenzaron a entregar uno dio un atún, otro dio una funda de fideos, aceite vegetal, el dueño de la agencia de periódicos dio los 20 dólares para el premio de los mayores.

    MARÍA DE LA AMPLIA SONRIZA

    La señora María que es del sector Interandino de la Sierra que mujer de mas de bello corazón aunque es una persona anciana, es trabajadora y vendedora de fruta, ella sin mucho esfuerzo es la que más aportó, con frutas y vendió fritada a precios sumamente módicos no le saco ventaja solo recuperó su inversión.

    LA FLACA CECILIA.

    Es una mujer que en su juventud dio bastante candela, a pesar de tener sus años bien trajinados todavía no olvida su vocabulario florido y cuando alguien la molesta le da su buen repertorio, ahí se hacen los desentendidos ya que Cecilia sin tripa es de armas de tomar.

    A pesar de todo ella se da tiempo para estar con su familia, las visita cuando están enfermos y les hace los mandados y los ingratos cuando ella a estado enferma no son condescendientes con ella y por eso llora, pero dice que no importa.

    El día de la fiestita nadie la molesto, por el contrario dio gusto verla sonreír ya que también es parte de esta gran familia del barrio.

    ROPABEJERO DE OVIHUAN

    Es aquel personaje que compra de todo lo viejo lo que supuestamente ya no sirve y la dueña de casa quiere renovar en su hogar, compra periódicos, ropa, revistas, ventiladores, botellas, en su carretilla para hacer presencia en el barrio, le dicen el reloj ya que a las seis de la mañana los levanta, con su voz y con su campana y va casa por casa avisando que compra de todo, algunos eso no les hace chiste, pero así es la vida de OVIHUAN.
    Una cosa es verlo trabajar y otra cuando cambia su apariencia y los muchachos le dicen que su puso todo el ropero, ya que el cambio es total.

    DOÑA VIOLETA Y SU BAZAR
    Es una mujer dedicada, mayor de edad le gustan los niños se jubiló recibe pensión jubilar del IESS, la mejor forma de contribuir de ella es que tiene láminas de todas las materias.

    Les ayuda a los niños en su búsqueda cuando les mandan deberes y también es centro de reunión de las mamás del barrio ya que cuando no entienden los deberes de sus hijos se acercan donde ella y se encarga de orientarlos ella expresa que se gana poco pero la satisfacción de ayudar lo comprensa todo.

    Los mismos niños la entusiasmaron para que venda helados de paila y jugos ya que los hace muy sabrosos, lo mismo ocurre con los confites que fueron los chamacos quienes la impulsaron a seguir adelante, con ese trajín ella no se enferma y siempre tiene un buen semblante.

    LA ENFERMERA DEL BARRIO

    Doña Blanquita, trabajo para una institución pública en sus años mozos, ayudo en el terremoto que tuvo una ciudad y desde allí encontró su vocación por servir a los demás.

    Pone inyecciones, sueros, cura heridas, a pesar de ser hipertensa acude al llamado de sus enfermos, le tiene mucha confianza dicen que cuando pone la inyección ni se siente y se mejoran solo cuando los visita.

    No hay horario para ella, los chicos malos la escoltan para que no le pase nada ya también los ha atendido en alguna ocasión de alguna herida o ha atendido al padre de alguno de ellos.

    Es muy recelosa guarda las confidencias de sus enfermos, siempre los aconseja sobre todo los ancianos solamente se dejan inyectar de ella.

    Tiene un tino para inyectar a los niños, tiene la voz dulce de un Ángel que permite descargar tus angustias y pesares.

    Es muy creyente asiste a misa todos los domingos con su esposo, que siempre la acompaña a misa.

    Una de la comidas que más le gusta a ella es le tallarín de pollo con queso palmesano rayado y una cucharada de salsa de tomate.
    Cuando hay fiestas o reuniones es la primera en sacar su bandera nacional y de la provincia y la pone en el balcón de su casa, par decir que ella esta de fiesta.

    EL CHULQUERO DEL BARRIO.

    Don jacinto, antes cojía toda clase de prendas, pero muchos las dejaban perder ahora solo recibe oro, y les advierte cuanto tiempo los espera de lo contrario se las vende, ya que el se considera un financista.
    Sus intereses son de usura, pero la agente pobre no le queda otra ya que ni los bancos o cooperativas a los pobres nadie les presta el dinero.
    Y era momento oportuno de brindar sus servicios a todos los moradores del sector que sin irse lejos de la ciudad tenía su costo distraerse, pero de buena gana había que hacerlo.

    Siempre dependerán de este sistema porque se acomoda con todos los gobiernos.

    LOS MARICAS

    Hay 2, en mi sector La Caprichosa y la indomable , pero si que la pasan mal ya que cuando salen disfrazados de mujer los muchachos los chiflan y les dicen cosas, los mismos que no se quedan callados y les responden que son envidiosos y se van a otros sectores que son aceptados tal como son.
    Por las mujeres son muy solicitados ya que los mismos tienen un gabinete de belleza y son los que las ponen hermosas a las chicas del barrio con ellas no tienen problemas porque son mas sensibles.

    El día de la fiestita pasaron desapercibidos ya que cada quien estaba entusiasmado con lo suyo y quería quedar bien con los demás.

    LOS JUEGOS MECÁNICOS

    Los dueños de estos aparatos huelen de lejos a los niños que son sus mejores clientes de repente aparecieron y se instalaron con su carpita, con la venta de chicles con su rueda moscovita, con los caballitos de madera, los futbolines etc., aunque la rueda moscovita no tenía luz dos hombres fuertes la hacían dar vuelta y lo mismo sucedía con los caballitos donde los niños se subían inocentemente, ya que los precios son módicos y ellos son los que completaron la noche de la fiestita del barrio.

    LA MESQUINA
    Todos habíamos centrado nuestras esperanzas que la gente pobre dio parte de su alimento esperábamos que la Sra. Angelita dueña del abarrote daría mas, pero fue lo contrario no quiso colaborar y preguntó quien hacía la fiestita y le dijeron que era yo, ella expresó que si iba me entregaba la colaboración, pero reflexione si voy los demás son considerados a menos y a la final si le acepto dicha comida le podría hacer mal a los niños, no me acerque y expresé que la ignorarán ya que la fiesta era de todos.

    Fue la mañana, La tarde y la parte de la noche un ajetreo total, hubieron mas personas que colaboraron con la fiestita , ya que de una cosa va otra, de un simple colaboración de unos motiva a otros, esa fiesta desestresante fue la mejor que he tenido en mi vida, ya que en los últimos tiempos he pasado más tiempo en la computadora que en la presencia de seres humanos donde la calidez humana cada vez da mayores satisfacciones y siento que este remedio me reintegro al mundo real, saliendo en gran parte de esa realidad virtual en que todos atrapados.

    Muchos de ustedes se han desconectado de ese mundo, donde lo más importante era lo sencillo y que un abrazo reconfortante, una sonrisa inocente, muchos quieren descargar sus frustraciones ya quiere que alguien los escuche, unos quieren un consejo, están muy desamorados que más les interesa el carro, el salón de belleza, que dirán las amistades de nuestra sociedad y el cuidado que le dan a su laptop, más que a un niño que es real.

    LA ESPERANZA LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE

    Si quieres desatarte de ese mundo virtual ve quien esta a tu lado y dale la mano y si es alguien muy cercano atiéndelo, porque esta vida es tan corta, ya que el día que
    estés enfermo siempre tendrás un amigo que te reconforte, porque manos que dan reciben.

    Néstor Aníbal Torres Álvarez
    0906202064
    Guayaquil- Ecuador

  129. Rosa dice:

    Me gusta …. bastante buenos…. Recrean unos de los objetivos de la lectura; definitivamente desestrezan…


Trackbacks

  1. laguna de apoyo nicaragua
  2. mover los angeles
  3. | Blogs Monografias.com
  4. Cycle for Charity
  5. Google


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda