Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Nostalgico repaso de obras inacabadas

De la mano con el recuerdo de mi tía

Ya que a lectores y participantes del blog les gusta tanto como a mí el café, propongo que nos tomemos uno y, mientras adoramos su perfume (El perfume), pongamos a funcionar nuestra “máquina de hacer pájaros” - ese artefacto es, para mí, abrir la caja de los recuerdos; para otros, la de la imaginación; para otros, la de las fantasías más ocultas- (El rock nacional durante la dictadura [Argentina])

Yo era una niñita y mi tía solía sacarme a pasear…

Era una de esas tías que “hacen época” para siempre en la vida de los privilegiados que pudimos disfrutarlas: un personaje que no se borra nunca de los días, aun de los que siguen a su vejez y a su muerte después de muchos años (Ciclo vital humano: ancianidad).

Linda, morochísima, con un humor muy dulce, había sido maestra (Imágenes en torno a la mujer).

Tenía un cuaderno en el que iba anotando a medida que su memoria se lo permitía graciosos relatos, y retratos, de los que habían sido sus alumnos (El abandono escolar desde la perspectiva de los propios alumnos)

Hablaba con tanto amor sobre las cosas y las personas que yo intuía desde mi breve edad que ella quería de veras a la humanidad entera con sus plantas, animales y piedras, lo que no es decir poco, ni es algo que se pueda asegurar de muchos (Naturaleza).

A veces tomaba una vieja guitarra y cantaba con toda la alegría que hay en el mundo (El cuatro en Venezuela)

Mi tía me llevó cuando yo era muy pequeña al teatro (El fantasma del Teatro Municipal, de Enrique Butti), a conciertos, a espectáculos de todo tipo y hasta a conferencias cuyo contenido intentaba explicarme después.

También a misa, porque era muy católica, pero de esas católicas que exclaman, con una poeta que ella me enseñó a amar, Santa Teresa (Poesía de Santa Teresa. Del logocentrismo a la otra lógica):

“No me mueve mi Dios para quererte
El cielo que me tienes prometido,
Ni me mueve el infierno tan temido
Para dejar por eso de ofenderte”.

O con San Francisco de Asís:

“Señor, haz de mí un instrumento de tu Paz”.

Y fue precisamente con esa tía adorable - mis hermanos y yo la llamábamos “Tata”- que fui al cine, una tarde, a ver una película sobre la vida de Schubert, el músico.

Vimos La Sinfonía Inconclusa.

Cuando salimos yo tenía un poco de angustia, un gusto dulce por la música y una sensación triste porque Schubert no hubiera podido terminar una obra tan bella (Música).

Mi tía me llevó a “tomar algo”, como decíamos de chicos con tanta ilusión por lo que íbamos a beber y comer de chocolate y otras golosinas, a una confitería donde un pianista alegraba la tarde, y me calmé.

Otras “sinfonías inconclusas”

Hay demasiadas obras de arte que no fueron terminadas porque sus autores se fueron antes del último acorde o acto o pincelada, o de la palabra “fin”.

Demasiadas… Quizás ustedes, mis lectores, puedan contribuir refrescándonos algunas de esas historias conmovedoras.

Un caso contemporáneo es el del gran escritor latinoamericano (argentino) Juan José Saer, que murió en Francia antes de terminar La grande, que, según Wikipedia, es una “Summa literaria que cierra con increíble sentido anticipatorio la gran aventura de todas sus novelas, a pesar de ser un texto inconcluso”.

Todavía no leí La grande; está publicada así, “sin terminar”, porque su valor va más allá de cualquier anécdota de cierre.

Pero, “perfecta” y todo, es una obra de arte inacabada.

Otra historia, ya no contemporánea pero sí muy curiosa, remite a la novela El misterio de Edwin Drood, de Charles Dickens.

Dickens jamás había pensado en morirse, más bien se ocupaba de la muerte y la vida de sus personajes, y no hubiera gastado su tiempo en poner cláusulas previsoras de su posible deceso jamás, ya que hasta último momento se consideró muy sano, e incluso ¡aseguraba que era joven!

Sin embargo, cuando empezó a escribir en folletines para un diario inglés El misterio de Edwin Drood, exigió firmar un contrato con el editor que decía:

Si Charles Dickens fallece durante la composición de El misterio de Edwin Drood, o queda incapacitado para terminar dicha obra para su publicación en los doce números mensuales acordados, se llevará el caso ante el señor John Forster, uno de los comisarios de Su Majestad (…)

Y en efecto, Dickens murió legándonos el misterio final de su Edwin Drood.

Tal vez ese misterio –el de la obra de arte inacabada- las haga a éstas más interesantes.

Me fascina ponerme a imaginar cómo hubiera terminado la última novela de Charles Dickens y otras muchas obras que nunca se resolvieron por ausencia de sus autores.

¿Y a ustedes?

¿Conocen otros casos, ya sea en el arte, la ciencia, la literatura?

¿O van a enviarme sus recuerdos convocados por una taza de mágico café?

Mora Torres

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

88 respuestas a “Nostalgico repaso de obras inacabadas”
  1. fantomitas dice:

    Señora Mora Torres qué bonito escribe usted, por algo tiene la escuela latinoamericana, de tantos escritores que ha dado Sudamérica, felicidades

    José Antonio Marín

  2. Nelson dice:

    Sra Mora Torres:
    Excelente como escribe. Felicitaciones.
    Nelson Ernesto Gimenez

  3. joise dice:

    Mi querida Mora igual que tu tía, Schopenhauer (1778-1860), filosofo y dramaturgo, solía llevar un cuaderno de notas preparatorio, en el que apuntaba las ideas a medida que se le ocurrían.

    Sus cuadernos, de notas eran interesantes, porque: muestran la tendencia fundamental de su filosofía, también dan pistas abundantes acerca de la orientación de sus lectura e inclinación estética, que incluían a Hobbes y a los empiristas ingleses, numerosas obras de psicólogos y fisiólogos del siglo XVIII y traducciones de textos místicos indios.

    Mediante sus ideas, hacía una descripción muy pesimista acerca del mundo, reflexiona acerca del vacío y carencia de valor de la vida, realiza su explicación de los fines y objetivos que los seres humanos persiguen y su exposición de la manera en que tienden a justificar sus actividades, lo mismo a sus propios ojos que a los ojos de los demás, todo esto prepara el camino a su teoría del arte y del lugar de la conciencia estética en el mundo de la experiencia.

    Por otro lado empezando por

    Armando Raberón, pintor de mi tierra –Venezuela- dentro de su fantasía pictórica dejo algunas obras por concluir, dedico sus últimos días de demencia ilustre a pintar tonos pálidos y pasteles que fueron denominados como etapas o épocas, rosada, azul, blanco. Recientemente realizaron una retrospectiva postuma de su obra en Nueva York.

    Otro en música:
    El Réquiem de Wolfgang Amadeus Mozart, En su lecho de muerte explica cómo pensaba terminarla. A su alumno Süssmayr!

    En literatura sajona

    True at First Light , de Ernest Hemingway

    Eye Wide Open de Stanley Kubrick

    Bueno Mora espero que hayáis mejorado de salud, tu estado febril de la semana pasada, y quiero seguirte recordando , no importa lo efímero del tiempo que transcurre la vida, lo importante es lo buen fundado y sutil de la obra que se deja como herencia para el fomento del progreso espiritual y material, en aras de fortalecer la sociedad y por ende vivir mejor, mediante un eminente impulso solidario que esa obra dejada dio como cosecha. “Moraleja”

  4. joise dice:

    Fe de errata: Armando Reverón por Armando Raberón

  5. Luis Antonio dice:

    Mora:
    Tus relatos son un ánimo de vida, llenos de sobor y alimentan mi ignorancia supina en tantas cosas lindas como el relato de Joise sobre Schopenhauer. Gracias muchas por este obsequio, esta noche me sentía muy solo y el alma se me ha llenado de alegría.
    Luis Antonio.

  6. Juan D dice:

    Estimada Mora; la felicito por el tema abordado. Nunca había visto algo así y me parece muy interesante. Mi pequeño aporte: tengo entendido que nunca se terminó esa inmortal obra de Nikolai Gogol “Almas Muertas”. De hecho, cuando leemos la edición universalmente editada, la/s historias allí narradas quedan truncas. Un cordial saludo desde la Argentina. Juan D

  7. Exlin Gil Mata dice:

    Gracias por tener el privilegio de leer sus escritos. No me los pierdo, porque siempre tienen algo estimulante, pícaro e inteligente. Que Dios le bendiga sus dones. Un abrazo Exlin

  8. rosalba dice:

    Señora Mora, interesante evocación de la tía. Yo tuve maravillosas tías que no eran sofisticadas pero que me enseñaron las dos caras de la vida. Y cosa curiosa ellas hicieron un corte en sus propias vidas y dejaron sin terminar su obra para mí.

  9. Carlos Esquivel Zapata dice:

    Estimada señora Torres, sabrá usted que yo soy un chacarero del vino que por esas cosas de los nietos, me introdujeron en esta caja, donde como usted bien dice echo a volar los pájaros y además leo y admiro las cosas contadas por otros. Sus narraciones me producen una incontable cantidad de sensaciones que me acompañan en las madrugadas o en las oraciones de la tarde entre mis parrales. Mis manos delatan mi relación con la tierra, relación natural con un amor nacido en mi infancia, justamente con una tía que me enseñó a admirar el inexplicable movimiento de la naturaleza y también a admirar la majetuosa virtud de las manos de otra Lola, la Mora. Usted me ha hecho muy feliz con sus recuerdos de mi tía. Gracias

  10. JOSE LUIS CARDENAS dice:

    Estimada Mora:
    Todo es una especie de encanto infantil y en el párrafo que copio, hallé un compendio resumido de lo que los dichosos que hemos tenido en la vida infantil un ser así, podemos respirar muy hondo y otra vez DESCANSAR………con mayúsculas como solamente saben los niños hacer.

    ………”…-Mi tía me llevó a “tomar algo”, como decíamos de chicos con tanta ilusión por lo que íbamos a beber y comer de chocolate y otras golosinas, a una confitería donde un pianista alegraba la tarde, y me calmé.”………..

    Mil gracias por este párrafo de vida.

  11. armando delgado dice:

    Me parecen muy interesantes sus opiniones y historias; y me parece genial ya que yo también he tenido y tengo lindas tías; ya que finalmente ocupan un lugar muy privilegiado en nuestras vidas; y le soy sincero que me gustaría conocer un poco más de esta literatura y compartirlo con mis hijos.

  12. Elïzabeth González de Borregales dice:

    Elízabeth González de Borregales Escribió:
    Mayo 3rd, 2008 at 11:00 a.m

    Estimada Sra Torres, me pareció interesante lo leído ” De la mano con mi tía” tengo muchas y las recuerdo con amor, ellas, con vida aún, y en especial a mi tía Rubia, ya que cuando escucho la canción “Yo te amo” de Sandro, se me llenan los ojos de lágrimas porque también recuerdo mi niñez. Gracias por llenarme el corazón de alegría.

  13. Salome dice:

    Lindo escrito, sabes me identifico con tu tía, y me alegra saber que no soy rara, al igual q ella también escribo algunos pensamientos ( aunque más parecen desvaríos) en un cuaderno. También siento este inexplicable amor por todos, por todo en el mundo, aunque no los conozca y quizá no los llegue a conocer, adoro el chocolate, y un buen libro, casi tanto como sentarme a ver caer la lluvia y escucharla. GRACIAS x tu escrito, una vez más me siento acompañada en este mundo, aunque no conozca muchos como yo. Un beso y mi mejor sonrisa, además de buena energía claro. Espero seguir leyendo tus escritos Mora.

  14. wendy dice:

    SABES MIENTRAS LEIA ESTO ME ESTUVE TOMANDO UNA TAZA DE CAFE Y ME FUI A DENTRO DE MIS RECUERDOS, RECORDANDO A UNA PERSONITA TAN ESPECIAL EN MI VIDA QUE AUNQUE NO LA CONOCI PUESTO QUE FALLECIO CUANDO YO TENIA TAN SOLO 5 AÑOS PERO DENTRO DE MIS RECUERDOS TENGO SU IMAGEN AUNQUE VAGA CASI A PUNTO DE BORRARSE Y QUE LA VUELVO A RECORDAR AL VER SU FOTO EN LO QUE FUESE SU CASA (CON LO CUAL CASI ME PONGO A LLORAR), ESTUVE REFLEXIONANDO QUE NO SOLO SON LAS OBRAS DE PERSONAS IMPORTANTES QUE SE QUEDAN INCOMPLETAS SINO QUE TAMBIEN DE LAS PERSONAS COMO NOSOTROS PUES ESTA PERSONA DE LA QUE TE PLATICO QUE LLEGO CON SOLO PANTALONES A ESTE ESTADO TAN HERMOSO “MORELOS” COMO YA TE DIJE MURIO Y A MI ME HUBIERA GUSTADO QUE TERMINARA LA OBRA QUE COMEZO AQUI VIENDO CRECER A SUS NIETOS Y BISNIETOS PERO NO PUDO (ESCRIBIENDO ESTO LO RECUERDO Y ME PUSE A LLORAR) Y ME DUELE PORQUE ME HUBIERA GUSTADO CONOCERLO Y QUE ME CONSINTIERA MAS DE LO QUE LO HIZO (ESTA PERSONA ES MI ABUELITO) Y DESDE AQUI LE QUIERO DECIR QUE LO QUIERO MUCHO Y QUE LO EXTRAÑO

  15. Arles dice:

    Sra. Torres. Saludo desde Venezuela… también entre las obras inconclusas podemos mencionar La Ultima Cena, de Arturo Michelena, pintor venezolano.

  16. genoveva dice:

    Estimada Mora:
    Creo que a muchas personas, con su escrito les provocó traer por un momento el recuerdo más sublime de esa persona que nos acompañó en algun momento de nuestras vidas … Gracias por eso

    Desde Veracruz, México

  17. JUAN JOSE SANCHEZ dice:

    SIEMPRE QUE LEO SUS ESCRITOS ME SIENTO IMPULSADO A DECIR LO QUE HE VIVIDO, TUVE DOS TIAS Y UNA DE ELLAS ME DEJO RECUERDOS IMBORRABLES PUES HOY REFLEXIONO SOBRE ELLOS Y SON ENSEÑANZAS QUE NO APRECIE EN SU MOMENTO, RECUERDO POR EJEMPLO: EL DIA QUE COGIO UNA BOLSA Y LA LLENO DE PAPELES Y EN PLENO CENTRO DEL PUEBLO LA DESCARGO EN LA CALLE Y EMPEZO A PATEARLA. A MI EN ESE ENTONCES ME DIO VERGÜENZA ESA ACTITUD Y HOY EN DIA ME HE DADO CUENTA QUE UNO DEBE HACER LO QUE QUIERA, SIN IMPORTARLE EL QUE DIRA LA GENTE, LO INTERESANTE ES SER FELIZ Y NO CAUSARLE MALES A NINGUNO COMO ELLA ME DIJO EN EL MOMENTO, YO CON LO QUE ESTOY HACIENDO (dar puntapiés a la bola) NO LE CAUSO PERJUICIOS A NADIE Y YO ME ESTOY DIVIRTIENDO VIENDO LA CARA DE ZONZOS QUE PONEN LOS QUE ME MIRAN, HOY TENGO QUE DECIR QUE TENIA RAZON.
    HABLANDO DE LAS COSAS INCONCLUSAS QUIERO DECIRTE QUE LA HUMANIDAD ESTA INCONCLUSA PUES EL HOMBRE FUE HECHO PARA QUE DOMINASE LA NATURALEZA Y A ESTAS ALTURAS TODAVIA NO SABE COMO SE LE PUEDE DOMINAR Y MAS BIEN VIVE AL VAIVEN DE LOS EMBATES DE ESTA, EL HOMBRE TIENE QUE LLEGAR A SER HOMBRE Y YO SE QUE NOS FALTA MUCHO. FELICIDADES, PAZ Y PROSPERIDAD, SIGUE DELEITANDONOS CON TUS ESCRITOS.

  18. Elïzabeth González de Borregales dice:

    Señora Mora Torres:
    Nuevamente le escribo, soy venezolana específicamente del Estado Zulia, y me gustaría seguir leyendo sus escritos pero, tomándolos con una taza de rico café y a la vez invitarla para que lo tomemos juntas e invitar también a mi hija para que conozca de su literatura, un abrazo!

  19. ariel quinteros dice:

    Querida Mora:
    La verdad un relato fantástico con una literatura que nos toca el corazón a más de uno… quién no ha vivido experiencias de chico con esa maravillosa tía que nos daba con todos los gustos…

    Muchas felicitaciones, continúa con tus escritos porque demuestras una gran capacidad para hacerlo…

    Saludos…

  20. Luz dice:

    Mora:

    Me gusta mucho cómo hilvanás los temas de este espacio.
    Yo también escribo, pero estoy empezando a hacerlo. Leerte me ayuda.
    Saludos.

    http://www.luzmetropolitana.blogspot.com

  21. jesùs alcalà dice:

    Hola, buenas tardes, amiga, excelente deleitar sus escritos y de los amigos seguidores de la literatura, siempre tenemos alguien parecido, bien sea una tia u otro familiar de quien recordar momentos tan especiales.
    Te escribo desde San Carlos - Estado Cojedes - Venezuela, saludos.

  22. jesùs alcalà dice:

    Excelente…

  23. Mayra dice:

    Una vez más lo ha logrado, es un placer leer lo que escribe, siempre al abrir mi correo tengo esa gran esperanza de encontrarme con alguno de sus artículos, me han enseñado tanto en el tiempo que los he leído y mejor aun cubren ese vacío de cultura que creo necesario llenar:
    Hay tantos personajes importantes que dejan sus obras inconclusas y creo en verdad es fascinante pues nos dan la oportunidad de crear nuestro propio fin además de imaginar cuál habría sido el fin que el autor posiblemente hubiera querido para su obra, así como escritores también hay demasiados músicos que han traspasado fronteras para dejar huella aunque no sea precisamente una obra inconclusa pero una carrera que marcara la historia: es aquí donde quiero inmiscuir a “The Beatles” quienes dejaron a miles de fans (siendo yo uno de ellos) impactados con su música……… así hay tanto que tenemos que agradecerles a todas estas personas por todo lo que ahora sabemos que no acabaría… mientras tanto gracias a usted Srta Mora por esto que nos brinda.

  24. María Teresa dice:

    Hola apreciada escritora: Fue delicioso leer tu escrito, tuvo la magia de devolverme a la niñez, cuando una tía mía, cada último viernes de cada mes me llevaba a una iglesia que quedaba lejos de casa. Me gustaba acompañarla porque debíamos tomar bus, entonces yo escogía la ventanilla y podía ver la gente en la calle e iba preguntando muchas cosas a mi tía que ella me explicaba.

    Al salir de la iglesia, lo que más me gustaba era que me llevaba a tomar una deliciosa taza de chocolate caliente acompañada de queso, almojábanas y pan con mantequilla. Ese es un recuerdo hermoso de mi infancia que me hizo revivir. Gracias por eso.

  25. Orlando Colina dice:

    Estimada amiga Mora (exquisita frutilla tropical), siempre nos traes una sorpresa en cada uno de tus escritos, dejas ver, tu elegante verso e indudable conocimiento en las letras. Concatenas las ideas de manera que nos transportas a esos momentos que aun cuando están lejanos en el tiempo, se puede concluir que no terminaron alli, siguen con nosotros a lo largo de esta hermosa vida. Cuanto daría una flor por volver a ser capullo para mantener la vigencia de su ciclo vital, concluidas o no las etapas, conduciran siempre a escenarios mejores. Brindemos ahora con una taza de chocolate caliente.Gracias

  26. lya dice:

    Disfruto de los recuerdos, y éstos son hermosos, me gustan las obras inconclusas hasta les encuentro un final y tal vez una continuidad, la Sra Mora tiene exquisitez en seleccionar lo que a tema se refiere, felicitaciones!

  27. lya dice:

    Disfruto de los recuerdos, y éstos son hermosos, me gustan las obras inconclusas hasta les encuentro un final y tal vez una continuidad la Sra Mora tiene exquisitez en seleccionar lo que a tema se refiere, felicitaciones!

  28. JOSE ANGEL dice:

    SEÑORA MORA DEFINITIVAMENTE ES UN AGASAJO LEER SUS ESCRITOS LOS ESPERO COMO UN CHIQUILLO ESPERA A SANTA CLAUS O A LOS REYES MAGOS, ESPERO NOS SIGA DELEITANDO CON SUS EXQUISITOS ESCRITOS. GRACIAS.

  29. jvm dice:

    Qué delicia!

    Ahora que leo estas líneas me vienen a la cabeza dos cosas:

    Una: Con el sólo título me llegó a la cabeza la obra la “Piedad Rondanini”

    de Miguel Ángel, genial artista de todos los tiempos, que quedó inconclusa

    y que es una obra que nos deja muchas preguntas sin contestar y sin

    embargo es bella.

    Dos: Qué maravilloso es nuestro idioma español! Creo con humildad que

    pocas lenguas pueden expresar de manera tan sublime todo aquello que

    queremos decir. Soy mexicano y estudio otros idiomas, pero no encuentro

    alguno que sea tan exacto y tan sutil para “ponerle” poesía a un texto

    como el de Mora Torres.

    Gracias por compartir algo que aunque parece tan simple es un

    verdadero agasajo para la mente y el espíritu.

  30. Guy Delgado B dice:

    Hola Mora: te felicito por tu escritura, tu gracia y tu verdad nos inspiran a los lectores de estos espacios públicos que tenemos en el chat de monografías.com Te agradezco por tu sinceridad y tu sutileza.
    Estoy en Guayaquil, República del Ecuador, Sud América.

  31. anitza cabrera dice:

    Muchas gracias por este bonito escrito, yo quiero decir que me hizo recordar muchas cosas de mi infancia como cuando le decía a mi mamá que jugáramos a la comidita o a las comadres, mi madre ya no está conmigo se fue hace un año y cuatro meses y de verdad que cuando uno pasa por algo así pues siente que todo quedó inconcluso pues te hace falta un pedazo de vida y un pedazo de nuestro corazón deja de vivir pues te falta lo esencial. La persona que todos los días te impulsa a salir adelante y que siempre te quiere sin importar lo que hagas y la que te comprende siempre. Para mí la Señora Concepción Lechuga (mi mamá) dejó mi vida inconclusa ya que se fue sin despedirse y sin decirme cómo enfrentar la vida sin ella. Gracias Sra. Mora por hacerme recordar mi infancia con la compañía de la persona que más he amado en este mundo.

  32. Luis Enrique Camargo Perez dice:

    Qué recuerdos tan queridos, qué poema en sus palabras, es sentir lo que quisiera uno decir pero no sale, es esa magia de sus palabras… de sus recuerdos, que seguramente cualquier persona ha sentido y es feliz porque se lo han hecho recordar de nuevo. Mil gracias.
    Me alegra que estés mejor de salud.
    Un abrazo

  33. Verónica dice:

    Recordar, evocar, volver a sentir o tal vez solo imaginar qué hubiese sucedido si aquella persona que hoy no está descansara a nuestro lado mientras compartimos ese café. Tus palabras me han hecho pensar en mi padre, señor de grandes afectos y una inconmesurable compasión por la humanidad. Médico de profesión y artista por vocación llenó mis días con tantas y tantas alegrías, y sin duda se fue muy joven, un cáncer le arrebató la vida antes de poder concluir su maravillosa enseñanza, de poder ser el abuelo maestro y compinche de su único nieto varón, que si bien no proviene de su sangre, llegó a mi vida gracias al amor sin fin que este noble señor imprimió en mi corazón a través de sus actos. Sin duda que su ausencia deja en mi alma la sensación de que pudo haber dejado un millón de lecciones para los que tuvimos el privilegio de conocerlo.
    Tus palabras también evocaron a la que fue la maestra del maestro, aquella tía soltera que renunció a su maternidad biológica para acunar y guíar a mi padre.Que con su inmenso y desinteresado amor, en cada caricia curó su dolor de niño huérfano, secó las lágrimas de ausencia de madre y le inculcó el amor a la humanidad. Esa tía flaca y larga, de grandes ojos y dulce voz, que solía tomarme de la mano y caminar por la calle mientras contaba mil y una historias sobre la familia, una especie de enciclopedia familiar. Aquella señora que me regaló tantos años de chocolate caliente y deliciosos caramelos. Ella también partió demasiado pronto como para poder saborear la delicia de los bisnietos corriendo alrededor.
    Gracias amiga nuevamente por desatar en mí estos dulces e imborrables recuerdos infantiles.
    Un abrazo desde Chile, Verónica Prado

  34. Beatriz dice:

    Mora Torres,
    como tú, también tuve una tía espetacular, que me ha enseñado a leer, y que con esto, me abrió las puertas del mundo.
    Perdoname mi español, soy brasileña, pero también ella me enseñó un ratito de tu lengua, leyendo todas las semanas un cuento de la revista Para Ti (Argentina), o algunos poemas de Mistral, Amado Nervo, Santa Teresa.
    También con ella, asistí a La Sinfonía Inconclusa! Cómo se parecen nuestras vidas!
    Me hiciste muy dichosa en esta mañana de domingo!
    Besos. Beatriz Amazonas.

  35. Cristina dice:

    Hermoso, me trajo muchos recuerdos. También algo de angustia…

  36. Jorgerv dice:

    Mora, Mora, Mora, eres una adicción, sacas a pasear mi emotividad cada semana, tus relatos despiertan esos recuerdos dormidos que alivian el desgaste que acusa ya mi cuerpo y mi mente, son una delicia para el espíritu, en este de la tía Tata la partiste de verdad, como decimos aqui en Nicaragua, no suelo hacer esto de escribir en un Blog, pero este tu cuento me desbordó y me imagino que a todos los que tuvimos la dicha de tener una tía como esta les pasó igual. Gracias por esto

  37. Roberto Cabrera dice:

    Estoy de acuerdo con todos los correos, no soy de escribir mucho, pero sí de hablar mucho, un cariño.

    Roberto

  38. alex de valente dice:

    MORA… ME DA LA IMPRESIÓN DE QUE DETRÁS DE ESA DULZURA HAY MUCHO MÁS PARA DAR EN LA NARRATIVA, COMO SI SE ESTUVIERA GUARDANDO ALGO…
    SALUDOS

    A de Valente

  39. nerudaoruga dice:

    Mora:

    Son muchas las oportunidades que me regala la vida. Dentro de mi existencia tropiezo a cada momento con “algo fabuloso”. Algo lo suficientemente grande para confirmar que estoy vivo y que no soy fruto de casualidades ni de azares de ningún tipo.

    Mi historia no estuvo escrita, soy yo quien la escribo a diario; y, cuando la rememoro me doy cuenta de lo que hago en ese mismo momento : Un Nostálgico repaso de obras inacabadas… Mi obra personal. Mi vida. Qué mejor artista puede cincelar con mayor (y mejor) precisión aquella obra que yo mismo…?

    Soy un ególatra del tamaño del mundo y no puedo sino sentir “cosas raras” cuando compruebo la tremenda satisfacción que muchas personas sienten al recordar que su vida trancurrió al lado de determinada persona; vaya, un amigo, un hermano, una madre, un amor, una tía.
    Yo no pude ir de la mano con el recuerdo de mi tía, he sido egoísta, pues sólo me recuerdo a mí mismo, sumergido una y otra vez en mi pseudoperfección ayudándome (yo mismo) con mis propios problemas, mi propia experiencia, mi vida.

    No sale de mi mente, no sin mucha envidia (yo y mis pecados) la tierna y sincera imagen de don Carlos Esquivel Zapata, según lo que leí es un hombre inteligente, honesto, chacarero del vino, de maravillosas manos; que, descubrió dentro de una caja, maravillas dadas por sus nietos, aquellas sorpresas que nos regala la internet, como por ejemplo usted Mora. Mejor no lo pudo expresar don Carlos. “Usted me ha hecho muy feliz con SUS recuerdos de MI tía”, escribió aquel genio, que aún sigue vivo y que no termina de escribir la maravillosa historia de su vida.

    También me ha sorprendido la obra inconclusa de JVM.- Claro concreto, conciso, mexicano que estudia lenguas y que descolla en el castellano.

    Para terminar, comparto lo que nos escribe Jorgerv:
    Mora, eres una adicción.

    Nerudaoruga@hotmail.com

  40. Misael dice:

    Estimada Mora, te agradezco por tus relatos porque produces en mis sentimientos ese deleite y gozo de gratos recuerdos con la compañía de personas queridísimas que pueden ser una tía, una hermana u otro ser querido. Me declaro adicto de tus relatos semanales. Un abrazo

  41. Graciela dice:

    Mora, estoy agradecida por tus páginas, son como gotas de rocío que dulcemente penetran en mi alma. Tus citas, comentarios y menciones para sumar conocimientos son excelentes. Para mí, mis abuelas fueron las tías de tu historia, que despertaron esa manía de soñar despierta, de aprender de las pequeñas cosas el amor por todo lo creado. Como dice Carlos Esquivel Zapata en un comentario, mis manos también delatan mi relación con la vida, relación natural, que me enseñó a admirar el inexplicable movimiento de la naturaleza, y valorar la majestuosa virtud de manos anónimas o no, que nos acompañan en nuestro camino. Excelente.

  42. Anthony Torres dice:

    Primero quisiera agradecerle por dejarnos volar con las alas de su sabiduría.

    En el amplio mundo de obras sin acabar siento la necesidad de nombrar a uno de los mas grandes científicos que ha existido, Nicola Tesla, sus inventos y descubrimientos son aun desconocidos por la mayoría de las personas, en pocas palabras es un genio olvidado a pesar de las obras de innumerable valor para la humanidad y otras más inconclusas. Entre las inconclusas podríamos mencionar su sueño más grande, “la transmisión de energía sin hilos”. Proyecto que no fue terminado por falta de financiamiento.

    Les exhorto a investigar más acerca de un personaje al cual su deseo de colaborar con el bienestar de la humanidad superó el de enriquecerse, Nicola Tesla

  43. rafaela dice:

    Apreciada señora:
    En este momento estoy escuchando una melodía de los años 40, al mismo tiempo estaba leyendo su relato, me hizo transportar a mis años de niña, y de adolescencia, también tuve una tía, ahora fallecida, ahora comprendo que fue una tía nacida fuera de época, la recuerdo con sus bellos vestidos no lujosos pero sí diseñados con gusto, sus zapatos de tacones de aguja y su deseo de impregnarme de sus ideas como una mujer valiente. También tuve una vecina, que hacía las veces de abuela, con ella disfruté muchos viajes al circo y a lugares con mucha naturaleza, fui su acompañante siendo una niña tal vez porque ella no tenía nietos ni yo tenía abuela.
    En mi adolescencia, cómo no recordar a mis maestras, quienes me apropiaron de la poesía de Sor Juana Inés de la Cruz, con pensamiento de mujer, de nuestro poeta universal Rubén Darío, el buen gusto por la música, el respeto por los demás, la humanización sin distingo de color y raza y en dejar en el mundo una huella marcada de mis mejores actos.
    Gracias por haberme dado un bonito día.
    Rafaela

  44. ruben maurenzi dice:

    Hola Mora: yo quiero saber cómo hace para publicar estos escritos ya que quiero hacer lo mismo .. atte rubén

  45. Luis Islas dice:

    Señorita Mora: Aunque no la conozco bien y es la primera vez que leo sus maravillosas palabras permita decirle que este escrito me inspiró y quiero dar una respuesta breve de lo que provocó en mí en este momento.

    Los recuerdos son libros que se abren cuando llega el momento de limpiar y escombrar sentimientos y hechos pasados que se perdieron en la inmensidad del tiempo y que vuelven cuando te encuentras contigo mismo. Abre la primera página y vuela a un pasado lleno de sueños, fantasías, risas, las cuales te hacen pensar por qué estoy en cuatro paredes observando números, problemas, responsabilidades, cadenas que no me dejan volar y a cambio recibo unas tiras de papel verdes que están en constante movimiento y que parecen irse cuando llegan a mis manos, mientras que yo debería estar observando mi mundo, ese mundo que fue hecho para mí, para caminar sobre, para vivir en armonía con eso que para muchos es lugar donde puedo saquer para “vivir bien”. Porque no puedo volar como lo hacía en la infancia cuando volaba mis “avioncitos”….

    “Que la paz y la armonía de este maravilloso mundo esté con usted y con todos aquellos que han descubierto y encontrado la paz interior…”

    Con cariño: Luis

  46. Denisse Viñas dice:

    Querida Señora Mora…
    Un saludo cariñoso desde Venezuela…
    Sepa usted que soy una estudiante de secundaria, que con mi poquito conocimiento de alguna manera he sabido interpretar cada una de sus narraciones; lo cual me llena de gran satisfacción, pues siempre he de aprender algo nuevo. Realmente sus palabras hacen que cada día sienta más amor por la lectura y la filosofía de las cosas…
    Sinceramente no me había tomado la molestia de dejar comentarios en esta su página, ahora que lo hago quiero que sepa que ha sido un maravillo don con el cual nuestro Dios la ha dotado o más bien bendecido pues esta es una gran bendición, le doy infinitas gracias por compartirlo!
    Muchas felicidades, que Dios le bendiga y le guarde siempre….

  47. criss dice:

    Felicidades Mora, me gusta leerte

  48. EDA MORENO dice:

    Gracias! Por ayudarme a entender que tal vez las obras inconclusas…para algunos de nosotros, no para sus autores tienen el fin preciso y momento exacto, y que aunque pudiera ser nostalgico recordar algunas! ese es su final, por que lo interesante es lo que ya se escribio en el libro de la vida. Estare al pendiente de sus publicaciones ya que me parecen excelentes.

  49. Elsy Beatriz dice:

    Querida Mora Torres, gracias por su relato, con el cual busqué en los recuerdos de mi niñez a esa tía, “que me llevaba de la mano” y no la pude encontrar, porque tuve muchas tías, pero solo la tía Gloria me quiso llevar de la mano, y no se lo permitieron, en mi familia había muchas otras personas con corazones muy estrechos donde no cabía el amor y la dulzura hacia los pequeños, nos trataron con mucha mano dura y dureza en el corazón. Ella nos llevó de la mano a mis hermanos y a mí hasta el momento en que se lo permitieron, porque nos arrancaron de su lado para entrometer a otros sobrinos, pero ella siempre trataba de protegernos a nosotros, los huérfanos, los hijos de Beatriz, incluso nos tomó bajo su tutela y se abrieron enormes abismos insalvables que no volvimos a cruzar, llevándola a ella a decidir adoptar su propio hijo, porque ella estaba negada a procrear. Ella se resignó y no volvió a insistir, antes de adoptar a su propio hijo volvió a insistir y a proponer la crianza y orientación de sus sobrinos, pero no se lo permitieron. Entonces ella misma se desterró y se fue con su único hijo y su esposo a vivir al país del norte de America donde pudo llevar de la mano a su hijo, porque no pudo hacerlo con sus sobrinos, porque gente ingrata y estrecha de corazón y de mente se lo impidieron.
    Tengo una gran felicitación por esta columna y gracias por dejarme estar con usted y las personas que forman parte de ella.

  50. vancho1 dice:

    Bien. Siempre bien; aunque esto de inconclusa es algo tan relativo; existen demasiadas evidencias de autores que sufrieron en procura de concluir… creo hay más obras inconclusas que conclusas, descontando las terminadas a golpe de porfía. Tal vez es más cierto hablar de “se hace camino al andar” que no de “al llegar”. Pero, ¿què sería de los cuentos sin el final que amarra desde el primer renglón? Bien. Pero qué sería de los cuentos (buenos cuentos) si no continuaran en la mente del lector concluyéndose en cada recuerdo?. Gracias, Mora.

  51. Jossie dice:

    Recordar es vivir nuevamente los momentos que nos regalaron, un poco de risa o un poco de llanto. Es, como bien lo siento en las palabras detrás de las palabras que con tanto arte expones, saborear un buen café, tanto con los labios como con el olfato cuando su aroma nos satura por dentro. Leerte, es tomar un barco al mar de los ilusiones y navegar sin rumbo a un lugar que conoces… te felicito desde mi país Puerto Rico, donde el mar acaricia las faldas de las arenas

  52. XIMENA dice:

    MI MADRE ACOSTUMBRABA A QUE LOS TRAJES DE MIS QUERIDOS HERMANOS LOS HICIERA UN SASTRE DE MUCHO TIEMPO CONOCIDO ,MUCHAS VECES ACOMPAÑÉ A MI MADRE JUNTO A MIS HERMANOS ,PARA QUE LES TOMARA LAS MEDIDAS ETC, ESTE BUEN SEÑOR ERA MUY CALLADO POCAS VECES LE OÍ HABLAR TRABAJABA EN SILENCIO EN UN TALLER MUY HUMILDE QUE HACÍA AL MISMO TIEMPO DE HOGAR,RODEADO DE NIÑOS PEQUEÑOS ENTRE AGUJAS Y TELAS ESPARCIDAS,MUCHAS VECES MIRÉ SUS MANOS ,MORENAS Y APRETADAS DE TANTO COCER Y CORTAR, CON LOS AÑOS,ESTE BUEN SASTRE ENVEJECIÓ Y YO POR MI PARTE DIFRUTABA DE LO HERMOSO QUE ERA SER JOVEN,DESPUÉS DE MUCHOS AÑOS VOLVÍ JUNTO CON MI MADRE ,A PEDIRLE QUE ME HICIERA UN ABRIGO LARGO,ME DIJO QUE NO ACOSTUMBRABA A HACERLO PERO QUE LO HARÍA,LE PEDÍ QUE ME ACONSEJARA UNA TELA ,DESPÚES DE PROBADAS Y MEDIDAS VOLVÍ A RETIRAR MI ABRIGO ESTA VEZ FUI SOLA ,ME RECIBIÓ SU MUJER LLORANDO ,UNA VIEJITA,HABÍA MUERTO ,UNA CIRROSIS ME DIJO,Y ME ENTREGÓ MI ABRIGO SIN COSER ,TODAS LAS PIEZAS PERFECTAMENTE CORTADAS Y MUDAS, LO ÚLTIMO QUE HABÍA REALIZADO ESTE HOMBRE,ME DIÓ TANTA PENA ….TOMÉ LA TELA Y LA LLEVÉ A OTRO SASTRE ,AMIGO DE ESTE SEÑOR ,PARA QUE LO TERMINARA DE COSER. EL SASTRE QUE TERMINÓ DE COSER EL ABRIGO LARGO ,ME COMENTÓ ” USTED HA TENIDO MUY BUEN GUSTO EN ELEGIR LA TELA, ES LO MEJOR PARA CONFECCIONAR UN TRAJE…”

  53. Maru dice:

    Qué bellas palabras!!! Creo que a todos nos llegan esos recuerdos, aun sin mediar el aroma de un exquisito café. Leyendo los comentarios también recuerdo la tristeza de mi hijo, que no pudo conocer a su abuelo pero que sufre pensando en lo hermoso que hubiera sido conocerlo… y me hace preguntas tales como: - Y si yo muero y me voy al cielo, lo voy a ver, lo voy a poder conocer???. Mi padre fue un hombre que sin dudas dejó huellas, pero su esencia ha trascendido en nuestro entorno familiar lo meramente físico. Y no sucede esto porque quienes lo conocimos lo nombremos frecuentemente. Su amor se respira, se huele y se vive cada día y de ello han dado muestra mis tres hijos, que no tuvieron la suerte de disfrutarlo, pero que han incorporado en sus cortas vidas, con amor y con humor, los cuentos de ese abuelo que parece estar presente más allá de su irremediable ausencia. Un cariño a todos. Mariela

  54. Francisco Javier dice:

    Es una excelente escritora pues logra unir una serie de sucesos aislados, independientes y de distintas épocas, en una historia amena.
    Gracias por compartir con nosotros sus sentimientos.

  55. lucy dice:

    Sólo quiero comentar que a mí no se me da mucho la lectura, pero con estos relatos de verdad me enajeno y me gustan mucho, gracias por enviármelos

  56. Helena Niño dice:

    Es hermoso recordar la niñez y a las personas queridas que nos amaron y dejaron una huella en nosotros… comparto con usted recuerdos semejantes, de una tía cariñosa y preocupada por mí. A veces es a través de otro que esas imágenes y esos sentimientos afloran y regresan a endulzarnos un momento el presente. Ese poema que Ud. atribuye a Santa Teresa es en realidad de autor anónimo, publicado por primera vez por allá en los primeros años del siglo XVII. Creo que es uno de los sonetos más hermosos de la lengua española y para los cristianos un himno que siempre debemos tener presente. Gracias

  57. Gabriela dice:

    Soy tía de 7 sobrinos, el mayor 11 y el más pequeño dos meses… no tengo hijos (y no me pone mal no tenerlos) pero este relato me conmovió pensando en un futuro de Tía… ojalá ellos me puedan comprender así… casi tal cual describís la tuya. Un abrazo y gracias

  58. Juan Andrés Soria Viteri dice:

    Estimada Sra. o Srta. Torres:

    Me he sentido abrazado por sus palabras; le agradezco por tener un estilo de escritura tan acogedor, puesto que todos aprendemos de los demás y en usted he visto (sin conocerla) mucha cultura, humildad y familiaridad.

    No me atrevo a hacerle crítica alguna, ni tampoco a felicitarla, puesto que tanto las críticas como las felicitaciones serían apreciables para usted si yo fuera alguien a quien usted admirara o apreciara, así que solo le agradezco por tan bellas palabras.

    Por último, disculpe por no conocer alguna obra inconclusa de su interés.

    Saludos,

    Juan Andrés

  59. Gilda de Alvarez dice:

    He tratado de enviar mi comentario por el Blog, pero realmente nunca comprendo bien cómo hacerlo.
    Sólo quisiera expresarle a Mora, que el tema de “la tía” me hizo también a mí retroceder en el tiempo y que así, cuando menos lo esperaba, volvió el recuerdo de un tío (no tía) inolvidable que significó tanto para mí en mi niñez que le decía “papito”. Cuánta riqueza nos da el cariño sincero y sabio de aquellos familiares que tuvieron la generosidad de compartir su tiempo con un niño.
    Respecto al tema de “obras inacabadas”, dicen mucho de la sensibilidad de quien lo escribe. No olvidemos la nostalgia y el misterio de aquel Requiem de Mozart que nos deja en su música su último suspiro.
    Gilda de Alvarez

  60. Hyllel Gonzalez dice:

    Hola Mora Torres
    ES LA PRIMERA VEZ QUE TENGO LA OPORTUNIDAD DE LEER UN ARTICULO SUYO,
    Y QUEDADO ENCANTADO YA QUE SOY UNA PERSONA MUY SENTIMENTAL Y GUARDO MUCHOS RECUERDOS EN MI MEMORIA YA QUE TENGO LA DICHA DE RECORDAR COSAS Y HECHOS DESDE MUY CORTA EDAD Y TAMBIEN TENGO LA FACILIDAD DE RELACIONAR PERSONAS Y HECHOS CON LA MUSICA, YA QUE PARA CASI TODO LO RELACIONO CON CANCIONES, TENGO UNA PARA CADA EX-AMOR Y CADA EPOCA EN MI VIDA, COMO RECUERDOS DE MI MADRE, MI PADRE, HERMANOS Y TAMBIEN AMIGOS …

    ME HA HECHO RECORDAR COSAS MUY BONITAS, YA QUE LOS RECUERDOS BUENOS O MALOS NADIE TE PUEDE HACERLOS OLVIDAR, Y ES MUY LINDO RECORDAR CON ALEGRIA Y LAGRIMAS, POR LO VIVIDO.

    ME ENCANTARIA TENER INTERCAMBIO DE CORREO CON USTED YA QUE SIEMPRE HE TENIDO LA INTENCION DE ESCRIBIR UN LIBRO, PORQUE APARTE DE ESCRIBIR TAMBIEN HAGO POEMAS, LO QUE NO SE ES SI SON BUENOS O NO. ME ENCANTARIA QUE USTED ME DE SU OPINION.

    MUCHAS GRACIAS

    OJALA ME CONTESTE.

  61. Osvaldo dice:

    El chocolate caliente enlaza en mis recuerdos como complemento del café, ya que los mayores disfrutaban de su taza mientras que los chicos del chocolate y además del aroma de las tazas de los grandes.
    Me permito opinar que ninguna obra de cualquier género esté rotundamente terminada. Todas están de alguna manera inconclusas.
    La óptica es que toda obra maestra o casi, común o cotidiana, trae como desenlace otro comienzo.
    Tras cada inspiración renace una nueva. Tras cada solución aparece otro problema. Parece un ciclo evolutivo que solo termina para cada uno en su propio fin físico. Y que en sí no terminan por ser en esencia siempre ciclos que se continuarán.
    Recuerdo a “Sarita” (mi madre) preguntarme:
    “¿Que piensas del Universo?”.
    Y contestarle ingenuamente con aires de impetuoso soñador:
    “Creo que somos parte de una materia. Nuestro sistema solar es un átomo. El sol: el núcleo. Nuestro mundo es un electrón girando en su orbita. Nuestra galaxia: la molécula. Los cometas: las impurezas. Somos una ínfima parte de otro mundo, que a su vez es parte de otro. Y que todos somos un algo.”
    Ingenuo ¿no? Aunque hasta hoy no sé si es o no posible.
    Creciendo con este dilema entre otros, se me ha hecho más fácil asimilar, (por ejemplo) luego de haber pintado la casa y que nos quedara hermosa. A nuestro gusto casi una obra de arte. Y regresar del trabajo y ver como los crayones imprimieron su expresión de juego infantil en pasillos, cuartos y aberturas.
    El “punto”, el “fin”, el “se terminó” me resultan abstractos ya que luego no existe “la nada”, siempre hay otra cosa, otro camino. El que será, quiéranos o no: nuestro.
    El propio Einstein nos dejó el dilema de que sus estudios pudieran variar si el punto de vista de medición fuese “parado” sobre la velocidad de la luz. O Freud que sus teorías dieron lugar a otras. La propia Biblia no se termina, nos da una guía y una esperanza para que nosotros nos orientemos.
    ——————————————————
    Creo que todos tenemos cosas inconclusas y huecos. No por eso estamos incompletos. Esas cosas adoptan otras formas que concentran nuestra inteligencia y energía hacia otro camino, el que sin más seguimos… En ocasiones nos puede resultar peso o alivio, y que en fin será la energía esencial para el porvenir.
    Algunos como tú Mora, convierten esos posibles tropiezos en poesía, verdadera música al corazón. Llenando vacíos de voces reclamantes a tu manera.
    El “gracias” semanal. Muy gratos los comentarios de tus “lectores y participantes”. Y las mil gracias por provocarme divagar. Y en esta un “sorry”.
    ——————————————————
    “Filemón y otras figuras de la fantasía me llevaron al convencimiento de que existen otras cosas en el alma que no hago yo, sino que ocurren por sí mismas y tienen su propia vida.” Carl Jung.

  62. Elkin Rojas M. dice:

    Obras inconclusas de Franz Kafka: “América” y el “Castillo”. Gracias Mora por su aporte anecdótico y literario que refuerza la “coinonía” (comunión) vital, existencial, tan necesaria en este mundo poblado de personas sedientas de memorias de comprensión y tolerancia afectiva. Por ejemplo, Kafka, a falta de un padre comprensivo, recreó tras dicha intolerancia una obra cargada de situaciones absurdas de rechazo fruto de la imcomprensión de un padre despóticamente autoritario. Felicidades. Elkin Rojas.

  63. Mario dice:

    Bueno, he visto un documental de la BBC llamado La sinfonía inconclusa de Einstein; en donde, si no me equivoco, trata de hacer de su teoría de la relatividad y de la teoría cuanta, una sola.

  64. Carlos Enrique Gómez Polo dice:

    6 Mayo de 2008
    Hola Mora Torres,

    Te felicito, me identifico con tu escrito, tuve una Tía Maravillosa, donde está, está rodeada de ángeles y coronada como una Diosa.
    Los recuerdos son maravillosos, aunque las obras queden inconclusas,

    Un abrazo,

    Carli.

  65. Ivan Gutierrez dice:

    Excelente su forma de escribir, voy a leerle tu relato a mi MATIA, que se encuentra muy regular de salud, porque leyendo lo que escribió, señora Mora Torres, me transportó a mi infancia acompañado de mi MATIA cuando elle nos llevaba en las tardes a hacer las gestiones propias de la casa. La felicito.

  66. Silvia dice:

    No sé cómo y qué escribir exactamente sobre las obras inconclusas porque no conozco mucho, pero si sé los profundos recuerdos y diferentes tipos de sentimientos que despierta esta monografía, con sus aromas asociados a nuestros profundos recuerdos de la niñez, y las obras leídas durante nuestras frágiles vidas.
    Felicidades por lograr ese enlace entre tus recuerdos y nuestros sentimientos, eres muy buena en el arte de escribir.

  67. francisco dice:

    No he podido resistirme a enviar mi total adhesión a sus comentarios, sólo puedo añadir que con ellos y su combinación de temas y situaciones , consigue dar alegría y vitalidad a nuestras mentes y vidas. Muchas gracias y esperamos ansiosos sus comentarios. Francisco

  68. JANO dice:

    Mi admirable señora, para escribir este tipo de cosas tiene que haber crecido entre el amor y la alegría que da la niñez inocente, quién no tiene una tía ¿o un tío, por qué no? que le haya dado ese matiz a nuestrs vidas, un homenaje para ellos y una oración si es que ya se encuentran en el oriente eterno, qué bonito recordar esos días de inocencia y felicidad y mejor aún cuando todo lo vivido se devuelve en nuestros sobrinos. Y también me pregunto si su querida tía al mismo tiempo fue una obra inacabada de Dios?

  69. MARIA ESTHER dice:

    Me encanta que me envíen obras, relatos, reflexiones, es una brisa para el alma y una luz entre nubes ya que la vida cotidiana es a veces es difícil sobrellevarla ya que los hijos con el paso del tiempo solo nos van a ver para desempolvarnos y escuchar nuestros consejos, ya que siempre seremos sus guías y debemos darles todo el amor del mundo sin esperar nada a cambio ya que con verlos felices sabemos que hemos hecho las cosas lo mejor que se puede.
    Sra Mora agradezco su presencia en mi vida por llenar estos momentos de una cálida y emotiva tarde. Que Dios la bendiga, espero tener comunicación.

  70. margarita dice:

    Me gustó mucho la forma tan sencilla de escritura que tienes, me hiciste transportarme a un espacio que en mi realidad, no me sucedió, no recuerdo tener o haber tenido una tía como la que describes pero hubiese sido lindo. Gracias por este regalo. Felicidades.

  71. julio noel dice:

    Señora Mora:

    Cuando era niño me llevó con ella; cuando era joven fue la única que me llevó al terminal de buses y me dijo, con amor y nostalgia: Julio váyase y no vuelva jamás, éste, Ipiales mi ciudad de origen, no es su sitio. Un abrazo, un beso y muchas lágrimas.

  72. Roberto dice:

    Sra. Mora Torres
    La felicito por brindarnos la oportunidad de leer esas cuartillas que me dejaron un grato y dulce sabor de boca, ojalá que tuviera algún libro de su autoría para disfrutarlo, agradezco a Dios haberme encontrado con esas letras con sabor nostálgico.
    La admiro y quiero saber si ha escrito algo más
    saludos afectuosos
    Roberto Andrade

  73. roger ccorahua dice:

    Siempre estoy interesado en leer los artículos y quisiera que me mande sobre los maltratos a niños y la baja autoestima

  74. isela dice:

    “Lorenzo de Tena” es el protagonista de uno de mis libros favoritos… y al hablar de obras inconclusas su nombre me vino a la mente… después de tantos conflictos existenciales (que no sé si en realidad resolvió) él decide al fin ser feliz con la mujer que ama. No fue ninguna sorpresa para mí el que ella se fuera (ya que ella no lo amaba). Lo que sí me causó mucha tristeza fue terminar de leer el libro y encontrarme con la sorpresa de que su vida se quedó inconclusa por tanta necedad de él. Le podría dar el final que a mi más me guste…. el punto es que muchas veces así actuamos, dejamos cosas inconclusas inclusive nuestra vidas…

    Y pasando a un punto más divertido me emosione al leer que la tía y el chocolate y etc…
    Yo soy tía y espero dejar un recuerdo grato en mis más grandes amores del momento…. mis sobrinos.

    Y bien…. lo verdad es que escribí para decirte que me encantó tu escrito.
    Felicidades…. Sigue haciéndonos recordar.

  75. maria gina dice:

    Una gran obra inconclusa fue la de una de las composiciones de Mozart. Esto fue a causa de un problema de salud que tuvo este gran compositor y que, con la ayuda de Salieri, Mozart muere.
    MUY INTERESANTE LO QUE ESCRIBE SEÑORA MORA TORRES!! ME GUSTAN MUCHO LAS FRASES AL COSTADO DE PAGINA!!

  76. Segundo Angel Vagoni dice:

    Realmente, no siento vergüenza en decir, que me emocionó a las lágrimas, esta bella monografía de “obras inconclusas”. Incluso, me atrevo a decir, que La Misma Vida, es Una Obra Inconclusa. Ya que a veces, nos gustaría dejar todo lo que sentimos, y no lo logramos realizar.

    Es demasiado conmovedor lo escrito por la Sra. Mora Torres, y los comentarios vertidos por los lectores, al final del Artículo.
    A veces pienso, que me gustaría vivir muchos años, para poder leer y aprender todo lo grande que esos hombres (incluidas las Damas también), nos han dejado, para la posteridad.

    Hoy, domingo 11 de mayo del 2008, me han hecho emocionar.

    “VIVAN TODAS LAS TÍAS DEL MUNDO !!!!!!!!!!!.”

  77. Alexis Rafael dice:

    Buenas noches, que todos los asiduos lectores de estas monografias estén bien, son interesantes estas lecturas acerca de mis tías y recordar lo bueno de esas épocas antañonas y respetuosas, es una lectura para extasiarse dejando a la memoria evocar bellos momentos. Gracias por hacernos llegar estas imágenes

  78. DARIO dice:

    Señora Mora Torres, qué bonito escribe usted, por algo tiene la escuela latinoamericana, felicidades.

    Es muy conmovedor lo que ha escrito la Sra. Mora Torres, es usted una excelente escritora ya que logra una unión entre una serie de sucesos, independientes y de otras épocas, en una historia deliciosa.

    Gracias por compartir con nosotros sus ideas tan emotivas que a más de un lector le ha hecho caer una lágrima de sus ojos….

  79. Clara Lucía Higuera Acevedo dice:

    He disfrutado su blog y los comentarios suscitados. Para responder a su invitación, recuerdo la novela corta inconclusa de Edgar Allan Poe: “Aventuras de Arthur Gordon Pym” que lo deja a uno con un palmo de narices y después tuvo su continuación en “La Esfinge de Hielo” escrita nada más ni nada menos que por el genial y prolífico Julio Verne, quien rinde homenaje con ella al también genial y desventurado escritor norteamericano del que fue profundo admirador.

  80. Osvaldo César Nasillo dice:

    No fue una obra inconclusa, sino un relato de curiosidad y suspenso el que escribió el gran escritor Rabindranath Tagore. Pero el resultado fue el mismo, ya que el personaje que dejó trunca la historia fue el pasajero que con avidez venía escuchando desde un asiento contiguo la experiencia referida por un hombre a su quizás ocasional compañero de viaje en “Las Piedras Hambrientas”. El personaje que escuchaba con interés creciente y desmesurado la historia, jamás supo el final porque durante las horas de descanso en la noche, el relator y el oyente habían bajado del tren en alguna estación desconocida de la India.
    Incluso a mí me costó, al dar vuelta la hoja, entender que no había error de paginación al buscar la nunca escrita terminación del cuento.

  81. Mariangely dice:

    Me parece un gran análisis, bien interesante el que has realizado, sobre el tema de Nostradamus quien fue un gran humanista, capaz de ver y escuchar más allá de lo común, lo cual le permitió dejar sus enseñanzas, para Él poder vivir en el presente de cada persona que le recuerda.
    Mariangely Devera Muñoz

  82. ELVIRA dice:

    muchas gracias por todo esto bonito que escribe, oyala y existiera mucha jente como usted, me gustan mucho sus lecturas

  83. Isabel Casas dice:

    Me encanto la forma de relatar este artículo!!!!! y es cierto existen muchisimas obras inacabadas que dificilmente sabriamos imaginar que final daria su autor!!!

  84. Vania Zhanelí Zúñiga Ramírez dice:

    Es tan agradable leer mientras uno disfruta del esquisito fluido que nos despierta un gran interés y nos hace adentrarnos y profundizarnos o ser partre de la lectura. También nos lleva a tiempos pasados y nos hace vivir momentos que se creían olvidados.

  85. Mariangely Devera Muñoz dice:

    Apreciada Mora Torres, cada persona que te ha escrito tiene una repreentación mental que depende de su experiencia, vivencia, cultura, filosofía, etc., todas las personas que hemos leído tus escrituras, hemos demostrado que la counicación humana, no solo es lengua y costumbre, hay una escencia intrinseca que la identifica como una unidad, con esto me refiero a la escritura que realizaste, que solo es el resultado de la inquietud de una artista como lo res tu, asi te reconozco por tu gran sencibilidad en tus parabras. Te Felicito.
    Licenciada: Mariangely Devera, tu admiradora.


Trackbacks

  1. news
  2. chinese searches
  3. free Downloads


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom