Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

La maldad de los libros

Hay una novela de caballería que trata entre otras cosas, pero en primer lugar, del daño que hacen las novelas de caballería (Senderos del amor en el Quijote de 1615) .

Hay un “libro de arena” cuyas hojas, una vez abiertas y leídas, se pierden y no aparecen nunca más, y es mejor que no aparezcan… (Borges: El Libro, Los Libros, Los Hombres, Un Hombre)

Otro libro hay cuyas páginas contienen peligroso veneno que se transmite al lector y le provoca la muerte (capítulo VI de Semiologia).

El más grande y “vidente” de los poetas del siglo XIX -a mi parecer-, Arthur Rimbaud, “niño salvaje” de los versos, más que renunciar, abjuró de su oficio y se retiró a “hacer negocios” en Africa (Rimbaud y Breton, influencias del simbolismo sobre el surrealismo).

No es difícil encontrar entre los poetas expresiones como “maldita (o tenebrosa, maligna) poesía” (El surgimiento de lo trágico y nuevas formas de insurrección social).

Parece raro, pero son muchos los grandes literatos que se han quejado de los libros (Viaje hacia los libros).

De los libros y de la literatura en general (La literatura según M. Foucault: un sendero hacia otra experiencia del pensamiento).

Los escritores perpetúan la queja contra su oficio con palabras que quedan para siempre (lo de “siempre” es una exageración aun tratándose de los grandes).

Hay otras artes donde suele haber estos amores-odio (Trilogía del Amor: El Amor, el Odio y los Celos), y acaso lo sabemos porque la tradición ha recogido por ejemplo:

En música: la tragedia y el malhumor de Beethoven (Música clásica).

En pintura: la rebeldía, más bien la delincuencia, de Caravaggio, y su reniego de arte y vida (Barroco).

Préstenme alguna luz

No lo puedo entender con claridad, pero se me ocurre que el amor tiene siempre dos polos, se trate del amor que se trate.

Cuanto más intensa la pasión, más intenso el rechazo o la frustración que sobrevienen por momentos (en cualquier vocación, ya sea de amante o de astronauta).

Aunque, como dije, no me explico del todo esta “cualidad” de los humanos.

Lo menciono porque es curioso y porque, tal vez, existan lectores que puedan explicármelo.

Ustedes, poetas, músicos, pintores, antropólogos, astrónomos, físicos, siempre elegantes y fieles comentaristas de este blog, ¿tienen explicaciones para darme?

Envío

Gracias a todos los que el jueves pasado enviaron comentarios sobre la Paz.

Los tengo presentes uno por uno, y en referencia a temas tan importantes como ése, tengo pensado hacer un apartado dentro del blog para transcribir extractos de diferentes opiniones.

No importa si estoy o no de acuerdo con cada una de las respuestas; nos sirven a todos para seguir pensando.

Mora Torres

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

22 respuestas a “La maldad de los libros”
  1. dae dice:

    Como mismo dice el amor tine dos polos, y no ssolo el amr, todo lo que haga en la vida tiene dos polo. A veces nos sentimo mierables haciendo algo que en muchas ocaciones nos ha proporcionado placer, y es que la vida es así un atajo de altivajos en los que en dependencia del momento que te encuentres será lo que provoque en tu alma.

  2. Lectorcito dice:

    Todos somos conscientes del poder del libro, creo que de ahí es de donde nace cierta aversión, a veces miedo, que sienten los que por desgracia han andado los libros, que son quienes realmente conocen cuanto es capaz de obrar un libro. Pero tambien sabemos que la maledicencia atrae y que casi siempre lo desconocido y sobre avisado es lo que mantiene el deseo de ir no se sabe a donde pero de ir, las referencias que usas son de realmente grandes escritores que lo último que hicieron fue intentar prevenirnos de el peligro que suponen los libros, peligro del que talvez nunca podamos sentir ni una minima pizca, por que se puede saber de el cuando se lee y mucho. Solamnete se puede odiar lo que se conoce, pero en todo odio hay una suerte de apego eterno. Borges decía que el que odia es esclavo, alguien más que la grandeza de un hombre se mide por la calidad de las cosas que desprecia. Desprecisr los libros he intentar persuadir a otros de que lo hagan no es otra cosa que promoverlos. Puedes leer Ars Verba de Vargas Villa “Un libro puede ser la verdad, puede ser la mentira, todo el espiritu en sus páginas cabe, puede tener alma de rosa o de lodo, puede ser un giron del abismo”.

  3. josé luis rodríguez jasso dice:

    formidable trabajo son los trabajos realizados por ustedes, necesito la información, lamento no poder guardar todo lo que envían, no le conozco a esto de la computación, pero gracias, gracias.

  4. kendra elosegui fraginalis dice:

    No creo en la maldad de los libros. Las intenciones de los escritores sería otro asunto, así como la capacidad del consumidor (lector), para asimilar lo que en ello se trasmite. Para mí, los libros son una valiosa fuente de cultura, vengan de donde vengan. La preparación del individuo para asimilar la literatura que consume es vital. Disfruto muchísimo leer, admiro a los grandes de la literatura, a los medianos y a los que quedan en el camino por las razones que sean. Felicidades para todos, los que lo logren y los que quedan en el intento.
    Kendra Elósegui.

  5. Matilde dice:

    Combato por la PAZ

    Lucho con espadas de filoso acero
    locuras penosas contra el poderoso
    invierto mi sangre en dolosas plagas,
    en fé vacilo desmadejando historias…

    No tengo en cuenta las falaces lenguas
    en mi yo guardo al combatiente guerrero.
    ¿Casto o artero?…¡enigma! imágenes de yeso…
    esculturas por millares de culturas diferentes.

    Hace siglos por creer en totems
    o escuchar a Dios dictando mis pasos
    hubiera muerto en la hoguera.
    Combato guerrera al implacable
    por la PAZ…
    Sólo con mis letras.

    Matilde Maisonnave

    Estimados amigos: Realmente pienso que un libro puede dejar huellas imborrables en la memoria…todo depende de la inteligencia de quién los lee. He leído a los 8 años todo lo que tenía mi padre en su biblioteca y luego intercambiaba libros con mis amigas.
    Todos ellos fueron un alúd de experiencias en mi vida, jamás malas.
    A los 12 años empezé a escribir poemas.
    Comenzé a leer un libro de Pablo Coehlo y me resultó tan aburrido que directamente lo tiré, después de leer hasta casi la mitad.
    Es responsabilidad de cada uno elegir el libro. Gabriel García Márquez escribió un libro con título pornográfico, que ahora no recuerdo ¿para qué?… supongo que se habrán vendido millares… Comercio.
    ¿De quién es la culpa? ¿Del escritor o del que le hace el juego?
    Tengo mi libro “Mariposas en el volcán” el que no he puesto a la venta.
    Muy pocas personas compran libros de poemas, prefieren leer títulos llamativos sobre crímenes, guerras, pasiones tortuosas y, así estamos.
    Me dedico a escribir sobre las calamidades que hace el hombre contra el medio ambiente. Me acualizo sobre los fenómenos que ocurren en el mundo: un aviso de lo que vendrá. No miro noticieros, no leo diarios, pero sé muy bien lo que tengo que ver.
    Estoy en Poetas del Mundo, que luchan por la PAZ con sus letras.
    No sé si ésto que escribo sea una respuesta lógica.
    Se prohíben rosas en las iglesias y no se prohíben ni libros, ni juegos por internet que atentan contra los chicos, imponiéndoles sólo violencia.
    Así están las escuelas, ni hablar de la educación, en donde se imponen métodos para que los niños de primer grado no aprendan a leer ni a escribir. Soy docente con tareas pasivas y me enferma ver tanta ignorancia…que viene de arriba…

    Un abrazo fraternal

    Matilde Maisonnave

  6. Chela dice:

    Me parecio interesante lo leido, si bien no lo comparto… no creo en la maldad de los libros sino en la maldad de aquellos que los leen y no saben interpretar o leer compresivamente… reconozco que todos los libros sean buenos o malos dejan enseñanzas… está en cada uno de nosotros tomar lo que sirve y descartar lo inútil que en ellos se expresa.
    Soy una ávida lectora, he leído muchos en los que hacen apología de distintos delitos, no por eso he salido a delinquir, a drogarme o a prostituirme, han dejado en mí la enseñanza de aquello que no se debe hacer, sé que no todos estamos preparados para algunos tipos de lecturas.
    Quizás esto se simplifique con la madurez de cada uno de nosotros, aquellos que tienen hijos saber recomendar la lectura acorde a la edad, aquellos que intuyen que son proclives a algo, evitarlos.
    Debemos entender que la madurez no es a la cronología de los años, sino al raciocinio que poseemos.
    En mí elemental pensamiento sostengo que nada se tiene que prohibir, lo prohibido atrae. Hay que educar, dónde empieza la educación? en los hogares. No hay que pedirle imposibles a un colegio cuando en la casa los ejemplos no son lo mejores. Para exigir hay que acompañar, no dormirnos y dejar que otros arreglen nuestros problemas o falta de límites, es muy facíl culpar al otro o al que se fue. Cuando comprendamos que las responsabilidades de educación y conocimientos son compartidas lograremos un mundo mejor.
    No nos desgarremos las vestiduras, todos en menor o mayor grado tenemos parte de culpa en esto, llámese como se llame: falta de tiempo, comodidad, globalización, no saber poner límites a tiempo, la economía, falta de recursos, etc.
    No le echemos la culpa a los libros, los reponsables somos nosotros como parte de una sociedad que se dejo pasar por encima, que dejo que otros pensaran por ella.

  7. licet dice:

    Excelente título para el artículo, bastante sugestivo e intrigante, produce ganas inmediatas de leerlo y el contenido aún mejor, hasta jocoso!.

  8. Ángel dice:

    Cuando leí por primera vez a Vargas Vila, me pareció valiente y sus propuestas y frases, me mostraban un hombre que vivía contra la corriente y se enfrentaba a todo lo que había en esos momentos. Ahora lo creo un pobre ser que requería escupir al cielo para sentirse grande. Sus majaderías irreverentes me supieron bien a los 14 años, pero con el paso de los años, entendí que tan solo sembraba vientos para causar tempestades en sus lectores incautos.
    Un libro malintencionado puede corromper con la misma eficacia que una manzana envenenada y seguirá mostrando una portada inocente y pura, pues se requiere tener experiencia y sobre todo años, para separar el trigo de la paja y en las diversas situaciones que tiene una existencia, los escenarios que los autores describen, pueden afectarnos de diversa manera. Los adolescentes de mi época, leíamos a Salgari y sus historias nos embriagaban dándonos hechos inexistentes que el establecía como verdades. Lo mismo digo de Julio Verne, quien al escribir sobre países que no conocía, dejaba volar su imaginación e inventaba situaciones y lugares imposibles en África, Asia y América, que al contrastarlas con lo que conocíamos, nos mostraba su ignorancia. No había en ellos mala intención y no pontificaban sobre teorías exóticas ni pretendían influir en la moral de sus lectores, pero para mi fueron la prueba de que no se requería ser culto e informado para escribir historias fantásticas. Lo grave de esa información, es que confunde y ahora se habla de Verne como un profeta, olvidando que su vuelo de la tierra a la luna, fue en una bala de cañón y de haber ocurrido así, sus ocupantes hubieran perecido aplastados por la presión que lanza un proyectil y la que experimenta al chocar o incidir sobre algo.
    Viva la imaginación y los sueños, por que no requieren veracidad para ser divertidos.
    Saludos cordiales
    Ángel

  9. Denice dice:

    Un libro, es una vida, es por ello que una vez escrito, para el autor representa quedarse desnudo ante quien lo lee, a través de sus páginas, desborda su alma y también su espíritu, empieza a rechazar eso que ve en esas páginas, que hablan ahora de su forma de ver y sentir la vida.
    ¿Y, no es muy positivo empezar a formarse otra vida, una que se pueda estrenar con una nueva visión, una nueva perspectiva de ella?. Escribir otro libro, el de todas las vidas que queramos tener. La vida es un eterno renacer.
    La relación Amor-Odio nace del miedo a perder lo que creemos poseer, solemos creer solo en lo material y nos centramos en el objeto poseído y cuando la sombra de la separación ronda, surge ese sentimiento ambivalente que nos caracteríza como seres humanos de querernos “proteger” de lo que amamos.

  10. El Cuervo dice:

    Lo que sucede es que la vida es en sí un concepto que ha de ser acometido con pasión.
    El problema es que el mundo que creamos para vivir no puede lidiar con la pasión desatada de todos sus integrantes, no fue hecho para ello, fue hecho principalmente para mantenerse íntegro.
    Y ese es el problema fundamental, porque la mayoría del tiempo debemos conformarnos con sobrevivir, autosustentarnos, incluso hay quienes viven toda su vida sin haber recordado alguna vez haberse sentido “vivos”.
    La vida acometida con pasión se vuelve entonces sólo un privilegio, un pequeño placer culpable al que podemos tal vez acceder alguna vez y al cual tememos porque de atraparnos y no soltarnos nos puede alejar de lo que nos permite subsistir.
    Esa es la tragedia del mundo que creamos: El objetivo de la vida es sobrevivir, el premio de consolación es, si tenemos suerte, sentirse alguna vez “vivo” y salir librado de la experiencia sin mayores consecuencias.

  11. Osvaldo dice:

    Lector desde los 9 años hasta ayer a la noche (voy por 70 cumplidos) supe leer algunos libros mas de una vez (10 o 15). Los malos autores, olvidables, algún lector siempre tienen, y no dejan poso. Los buenos, como los viejos maestros, seguramente son visitados a diario, con la reverencia merecida por regalar la sabiduría de su verbo y su humana experiencia. La lectura repetida una y otra vez me enriqueció condensando esa riqueza del saber en pocas pero apretadas frases que encerraban siglos de vida y de búsquedas, de hallazgos y de encuentros. La buena lectura es semilla que ha de hacerse fructificar en edad temprana y tambien cuando el ocaso ya es previsible, porque es guía primero y dulce compañía después, porque, tanto en un caso como en el otro, se une el recuerdo de los seres que hemos amado y frecuentado en el sendero, la memoria de los libros que leyeron y la música que escucharon. Ellos y sus experiencias nos dieron el respeto y el amor por el conocimiento, el que decantado con los años y el buen uso, nos señaló el genuino camino hacia la sabiduría.
    Respecto a “La maldad de los libros” tal vez sólo exista en algún descarrío o en la inexistencia del norte en las brújulas y en las mentes de quienes los escriben. Pero pueden resultar útiles para hacernos conocer los caminos que no hay que transitar.
    Incluidas las monografias semanales (aunque reconozco que no todas), seguiré leyendo como “norma de vida”
    Un saludo cordial a todo el equipo de MONOGRAFIAS.
    Osvaldo César

  12. Mabel Goretti dice:

    A mi parecer los libros son en su esencia el alma del escritor.
    Si hemos de preguntarnos por la maldad de los libros, cabría preguntarnos por la maldad del hombre. Y ¿qué es la maldad? repuesta sencilla y un poco simple: lo contrario a la bondad. Sin embargo, no todos los libros contienen maldad, existen algunas obras que contienen bondad, esperaza, deseo. Así es nuestra vida un poco de todo y un todo de nada.

  13. Hugo Daniel Diaz dice:

    Estimada Mora Torres: No creo en la maldad de los libros, no todos podemos tener el mismo pensamiento o comprension, a mi me habre un mundo maravilloso, desde todos los aspectos, me enseña, creo que se deberia lleer mucho más, ya que tambien ayuda a nuestra formacion.
    saludos

  14. Osvaldo dice:

    Mi primer libro leído trataba de mitología griega. Historias fantásticas que provocaban mi imaginación. Regalo de mi madre por lo que siempre estaré especialmente agradecido.
    Hoy les regalo a los niños este tipo de libros. Mi intensión es quizás la misma que tuvo Doña Sara. Se trata de soñar y soñarse, de imaginar e imaginarse y mucho más. También de hacerse amigo de la lectura, de las letras, las palabras, las hojas. (pero ese es otro tema).
    Sé que una linda fábula contada a un niño por la noche en su cama, lo duerme contento y lo dispone a un mejor sueño. Sé lo que queda sembrado.
    Desde la óptica de un niño, eso que puede enceguecerlo como la historia del abuelo, y se puede perder en el tiempo. Pero la esencia queda, es indudable.
    De grande, mi humana aptitud crítica me llevó a discriminar mis lecturas en diversos rubros. Reconociendo sobre el autor, la trama, la dinámica, etc., sobre todo: mi gusto. Y depende de tantas cosas…. Pero creo que más que nada depende de mi madurez. Un mismo libro leído a los `20, se ve diferente leído a los `40. Lo que opino en este blog hoy, puede que dentro de dos semanas no me resulte tan ecuánime.
    La imaginación que podemos aportar a nuestra sabiduría en todas nuestras tareas resulta un complemento fundamental que nos destaca. Y esa imaginación tiene que haber sido sembrada.
    Lo peor son los golpes con la realidad, no solo los que nos desalientan, sino además los que nos desorientan. Ellos no están en nuestros sueños. Son el otro polo. Son la oscuridad.

  15. geraldine dice:

    la verdad que me gusta el titulo la maldad de los libros y.me parece muy interesante la critica de la influencia del libro,mas alla que nos esmeremos en fomentar la lectura e imaginacion o en presumir la cantidad de libros que hemos leido, creo que si tiene que ver con madurez la forma que se toma el libro,quizas habria que orientar a las personas en lo que puede generar el leer,los polos opuestos del leer.conozco personas que se mofan de lectoras y terminan siempre comiendose el personaje de un libro por creer que asi es como se debe iinfluenciar de un libro,o asi desmuestra su grado de lectura.
    no tengo la verdad de como leer un libro,como nadie la tiene,pero asi como muchos les pueden molestar los no lectores a otros nos puede molestar mucho los “malos” lectores.
    Esas pequeñas cosas, tantas veces se pasan por alto que aveces no esta de mas mostrar el -lado opuesto- de lo bueno de un libro.

    un abrazo…..ni poeta ni escritora…solo….una misera lectora.

  16. Ceciroh dice:

    Me parecio muy interesante este artículo de la ¨maldad de los libros” y si bien no estoy de acuerdo que haya maldad en si en un libro, si puedo decir que dependerá del mensaje del autor y de lo que perciba el lector.
    Por otro lado, pienso que hay que leer los libros con cuidado por ejemplo en el ámbito academico - universitario, el estudiante tiene que adquirir la capacidad crítica de leer y no creer todo lo que lee, sino investigar y llegar a conclusiones propias, de eso se trata.
    Tambien hay libros que presentan falacias, y los que son dificiles de leer es porque el autor tambien tenia una confusión al escribir por lo que no debe existir el miedo o inseguridad de desechar un libro que en definitiva no exprese ideas claras, por otro lado como escritores siempre deberemos escribir claramente y con palabras sencillas, no por eso seremos menos académicos.
    Gracias por el artículo.

  17. Ceciroh dice:

    Me parecio muy interesante este artículo de la ¨maldad de los libros” y si bien no estoy de acuerdo que haya maldad en si en un libro, si puedo decir que dependerá del mensaje del autor y de lo que perciba el lector.
    Por otro lado, pienso que hay que leer los libros con cuidado por ejemplo en el ámbito academico - universitario, el estudiante tiene que adquirir la capacidad crítica de leer y no creer todo lo que lee, sino investigar y llegar a conclusiones propias, de eso se trata.
    Tambien hay libros que presentan falacias, y los que son dificiles de leer es porque el autor tambien tenia una confusión al escribir por lo que no debe existir el miedo o inseguridad de desechar un libro que en definitiva no exprese ideas claras, por otro lado como escritores siempre deberemos escribir claramente y con palabras sencillas, no por eso seremos menos académicos.
    Gracias por el artículo.

  18. kendra elosegui fraginalis dice:

    Me ha parecido tremendamente fascinante todo lo que he podido leer a partir del sugerente título de este trabajo. El mayor de mis anhelos es antes de ponerme demasiado vieja o morir antes de tiempo, es poder escribir un buen libro que tenga que ver con la vida plena de gozos de una bisabuela que amó profundamente a un esbirro y quedó preñada. Soportó estoicamente todas las criticas de la época y vivió con dignidad, cargando su “pecado” ante los ojos fulminantes de los justicieros…

  19. MARTHA MONTUFAR dice:

    Excelente trabajo, me encanta leer todo lo que me envian a mi correo y lo comparto con mi profesor de orientacion para conocer sus opiniones y comparar analisis del tema. Ustedes son lo maximo sigan asi son excelentes escritores.

    Con cariño desde Sabaneta de Barinas -Venezuela

  20. gab dice:

    La verdad es que todos tenemos buenos deseos y me incluyo pero siempre terminamos peleando, bronqueandonos hasta con el vecino, y eso sí cualquier razón es buena cuando se tiene ganas de pasarla mal, pero es hasta contradictorio, porque al momento de opinar y pasarse la pelotita todos son inocentes……….. así que mi comentario es corto, lo único que trato es de hacer reflexionar en qué estamos haciendo todos comenzando desde nuestras casas POR LA PAZ

  21. luis dice:

    Qué es la paz, primero. Si hablamos de paz en lo superficial diremos que es estar bien con nuestro enemigo o el término de una batalla con tal de obtener paz……. pero si hablamos de paz espiritual es muy diferente, esto nos lleva a casi la mitad de todo el logro de su magnificencia humana y para que tengan una idea la otra mitad diría yo es el amor… que a su vez sin lo uno no es lo otro

  22. ADLEMY MEXICO dice:

    Saben, desde que me suscribí a esta página casi nunca me había tocado leerla, no sé, tal vez sería porque no tenía tiempo, pero una mañana me tocó entrar al mensaje que me habían enviado y resulta que me encontré con que era un pensamiento de uno de mis autores preferidos, GABRIEL GARCIA MARQUEZ, y desde entonces trato de ver un poco más de la página, en verdad es interesante aprender un poco más sobre los grandes poetas y escritores que nos han venido dejando su legado durante el transcurso del tiempo…
    La verdad no soy muy de estar leyendo libros pero solo puedo decir que esta página está muy bien, se las recomiendo a todos …
    Puede ser que haya un poco de maldad en las notas que plasma cada autor pero esto nos hace reflexionar sobre la vida en la que estamos viviendo y tomar las cosas tal cual son y no que nos estén describiendo una falsa realidad, ¿no lo creen?……..
    CREO QUE ES MEJOR ASI….

    ADLEMY MEXICO



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom