Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Basada en un hecho real

El lugar donde nací es una ciudad latinoamericana (“Geografía urbana”) capital de provincia, y tiene, ahora, unos 500.000 habitantes.

La han descripto por sus casas antiguas y enormes (“Ciudades y tesoros perdidos”) y su casco histórico, por sus museos (“Museos de la ciudad de Quito”) y la mansión conservada y fantasma de una virreina, por su gente que hace teatro, música, poesía, artes plásticas, títeres (“La aventura de Café”), danza y todo esto de forma intensa y sostenida desde tiempos pasados.

Pero yo la describo por el aire lleno de sus jazmines los días de mayor calor (“Teoría básica de calor y termodinámica”), por eso y por la otra dimensión que es el calor del verano en el lugar y cómo me drogaba, y todavía me droga cuando voy, con perfume de flores y olor a miel (“Apicultura”).

El lugar donde ahora vivo, desde hace muchos años, es la capital del país y –todos están de acuerdo- una ciudad muy bella y cosmopolita (“Lo urbano en el pensamiento social”).

La historia que quiero contarles está –como las películas que pasan por cable (“Medios de comunicación”)- “basada en un hecho real”.

Aunque, en esas películas (“Historia del cine”) algunas cosas han sido modificadas para dar con el gusto mayoritario de los televidentes, y mi historia no.

No está “basada” en algún suceso sino que es real de toda realidad (virtual y no virtual) y aunque su argumento sea más modesto que los de la TV, se me ocurre que es muy significativo.

Una voz conocida

En la nota pasada (“Pareja paradójica”) uno de los comentarios me llamó la atención.

Era cálido y lúcido como el de cualquiera de ustedes, “mis” lectores (“Niveles de lectura”).

Como el de casi todos…

Tenía sin embargo algo extraño en su escritura: yo, allí, reconocía la voz de alguien.

Se trataba de una entonación, de un modo de decir las cosas; a lo mejor, de una “estructura de pensamiento” que se me hacía familiar.

Leo todas las intervenciones, una a una, ¡hasta cuando son más de cien y se “pelean” entre ustedes!

Todas me ayudan a pensar; alguna me inspira para la próxima nota.

De quienes participan a menudo he llegado a saber –o, más humildemente, creo haber llegado a saber- un poco sobre sus costumbres y vida cotidiana e inquietudes.

Sé que hay entre ustedes escribanos, poetas, obreros, predicadores evangélicos, pintores, maestros, oficinistas, activistas sociales, viajeros, médicos, periodistas, psicólogos, amas y amos de casa, deportistas, curas, madres, padres, abuelas, abuelos, hijos, hijas…

Es raro esto de identificar a alguien por una profesión y también por un estado civil y también por el lugar que ocupa en la familia.

Pero no hay otro modo.

Ustedes firman Angel, Joise, Sem, Nerudaoruga, Diana, Margarito.

A veces no hay modo de ubicarlos siquiera en un país, cuando no lo mencionan, y no mencionan su país casi nunca.

Sí identifico a un amigo español que protesta cuando hablo de la “conquista” de América.

O tal vez son muchos los españoles que protestan…

El comentario que me quedé mirando largamente

Como lo dije antes, advertía algo inusual, o demasiado usual.

Como una charla con un amigo de carne y hueso que empleara ciertas palabras y maneras de componerlas en frases que me traían ecos lejanos y casi podía sentir el sabor del café que seguramente había bebido.

Un café compartido y remoto.

Era tan fuerte la sensación que le escribí al autor o autora del comentario la noche del sábado (“La ley del sábado de Jehová”) lo siguiente:
“…algo me hace sentir que te conozco desde hace mucho. ¿Estoy en lo cierto?”.

De inmediato llegó la respuesta.

Estaba firmada con nombre y apellido.

Era una dama.

No era ninguna amiga ni conocida mía.

Me contaba que se dedicaba a la antropología (“El hombre como animal simbólico”) y le interesaba además reflexionar sobre cuestiones existenciales.

¿Y cuál es la sorpresa?

La sorpresa

Fui a un buscador de Internet, puse su nombre y apellido.

Apareció con bombos y platillos.

Lo sorprendente, para no extender más este final a toda orquesta: era de mi pueblo, de mi ciudad, y vivía allí.

No sabía de mi existencia más que como una firma repetida en el blog de Monografías.com.

Yo tampoco sabía de la suya.

“La escritura de Dios”

No sé cómo y refiriéndose al tema de la soledad en la era de las comunicaciones, sus palabras me trajeron mi infancia y juventud.

El aire puro de mi ciudad y los paseos por el parque.

Sus palabras, que no hablaban “de eso”, estaban compuestas de un modo reconocible para mí, que me hablaba “de eso”, de mis tiempos pasados.

¡Y no puedo arriesgarme a pensar ni siquiera en que el papel podía haber contenido un átomo del aroma de los jazmines u otras especies de mi ciudad, porque el papel no existía!

Sólo existía el monitor de la computadora.

Fue un encuentro que puede leerse como una lección.

La nota “Pareja paradójica” fue desbaratada con argumentos impecables por la escritura de una pequeña historia entre seres humanos ¡comunicados por Internet!

Según uno de mis escritores predilectos, los pasos que una persona da todos los días de su vida forman un mapa que Dios puede descifrar y que Dios escribe.

¿Tienen para agregar a nuestro blog una historia de “coincidencias significativas” (“¡¿Qué rayos sabemos?!”) simple como ésta, o un poco más compleja?

Gracias anticipadas.

Mora Torres

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

45 respuestas a “Basada en un hecho real”
  1. Celina dice:

    Por ahi pasa eso, sentimos que alguna persona nos evoca a otra, su modo que es su ser tambien nos aparece como un signo, un signo, que significa necesariamente otro. Su modo de hablar de escribir, nos trae a la cabeza a otro ser, su ser nos trae a otro ser.
    Me paso esa vez de encontrar a un hombre, y al escuchar sus palabras, sentia que eran las mias, tenia el mismo modo de razonar que yo, lo haciamos palmo a palmo, y llegaba a pensar que cuando estaba frente a el, no era mas que un espejo. Cuando le hacia una pregunta yo ya sabia la respuesta, y sino la sabia era porque el tampoco.
    Una sola vez me paso que una persona me evoque a mi misma, una sola vez fui signo y significado de mi misma.

  2. Ruben Villalba dice:

    Soy un seguidor más de los tantos que estan suscriptos a Monografias.com, hoy ya no soy un anónimo más, me revelo más que nada para decirle que las coincidencias son mas comunes de lo que parece, uno de mis escritores favoritos decía que la humanidad es como un gran tapiz, cada ser es una hebra en el complejo entramado de múltiples colores, todos entrelazados, una de las mil o más maneras de decir de que todos somos criaturas de Dios.
    Soy de Paraguay, seguro que poco habrá oído de ese pequeño país, y no se si decirle coincidencia o no, casi todos somos parientes, lejanos, cercanos, o completos extraños que se cruzaron alguna vez con mis abuelos, en el largo recorrer de la vida. Me pone contento el saber de una hermana latinoamericana muestra su calidez al mundo con un toque de poesía, en un mundo que se me hace más frío, más distante, pues para hablarle al vecino necesitas enviarle un email, en vez de llamar por teléfono le envias un SMS, y cosas así. Le deseo todo el éxito en este emprendimiento, seguro que tendra mas seguidores…hasta pronto.

  3. Ignacio dice:

    Te aburro nuevamente con la historia que tanto me divierte contar.

    Fin de año en Viena con mi chica italiana, cena restaurant Rumano, el menú con tres líneas por cada plato: la primera en el alemán local, la segunda en el Rumano (escrito con las letras de San Cirilo) y la tercera, la transliteración de la fonética rumana al lector germánico.
    El mozo se aproxima, acostumbrado a auxiliar a los turistas y comienza a explicarnos en italiano -idioma en que nos comunicamos hasta la descripción del segundo plato.
    En algún momento lo interrumpí y le dije, en rioplatense, “Perdone, ¿usted es rosarino?” a lo que contestó “Sí, ¿vos me concés?” y yo “No, pero habla italiano como un rosarino.”

  4. Hugo Daniel dice:

    Estimada Sra Mora: Como le comento siempre, no dejo de leer sus escritos, busco el momento de tranquilidad para leerlos y reflexionar, como usted menciona, cuantas personas en el mundo se comunican por esta via, sin siquera conocerce, pero que maravilloso, es el compartir cosas con personas de otras latitudes sin importar nada de nada.
    La felicito y adelante.
    Son de Argentina.

  5. Sergio Marchi dice:

    Santa Fe, Argentina.
    Buen día: Mi fe me lleva a creer en las Diosidencias, como dice un cura amigo. Milagros, bah.
    Lo que transcribo a continuación, también es anecdótico y solo una de las miles de señales que recibimos durante el 2003, en la inhundación en la que atendíamos un grupo de grande de gente que se había quedado sin casa, en la parroquia Santa Rita. Espero que lo disfruten.
    Los milagros
    “…se cree más en los milagros a la hora del entierro…” (J. Fandermole – El témpano)
    Los días se estiraban y nos íbamos quedando cortos de todo.
    Las heladas nocturnas y la humedad propia del piso de cemento habían cambiado los colchones de lugar de reposo a incubadores de estados gripales.
    Los alimentos recolectados entre la comunidad eran para una estadía provisoria. Y el agua no aceptó límites espaciales ni temporales. Menos cuando el desbarajuste administrativo era tan profundo como la cota en los barrios del oeste.
    Llegó el momento en que hubo que salir a buscar.
    Entre los apurones y la falta de recursos, salimos con una camioneta cerrada y mi autito – dos personas por vehículo – a buscar 20 colchones y unas bolsas de alimentos – ni idea de tamaño ni volumen – al puerto de la ciudad donde gendarmería estaba acopiando las donaciones del resto del país.
    Llegamos. La cola. Dos kilómetros, literalmente.
    No había profusión de celulares como hoy, por lo que fuimos a una tele cabina a contactarlo al cura de la parroquia para decidir si quedarnos o probar en otro lado: nadie en la casa…
    El conductor de la camioneta decidió volver mientras nosotros esperábamos. La enorme serpiente se arrastraba con la característica pereza de la siesta santafesina. Al comienzo poníamos en marcha el motor, después seguimos el ejemplo de nuestros vecinos y empujamos…
    Yo aproveché para hacer una decenita del rosario, mi compañero: Leandro, adolescente, hijo de una señora de la comunidad parroquial, en plena rebeldía de todo, me miraba con aire burlón.
    Me quise hacer el catequista y le hablé de la bondad del Padre y el me contestó con la dureza del agua.
    La brisa, el soplo, me hace seguir su impulso y como un alquimista que quiere demostrar su hallazgo, salgo de la fila y nos vamos a la sede de Cáritas con solo una notita que el cura nos había dado para el jefe de gendarmería.
    Al llegar y presentarnos, nos reciben con un “los estábamos esperando. Son la única parroquia que todavía no se había comunicado…”
    Presento mi cartita, que no tiene nada que ver, y pasamos al despacho del encargado de autorizar las partidas: en ese momento está hablando con un sacerdote: “Si, aquí están los muchachos que vienen de su parroquia” – escuchamos – “¿quiere hablar con ellos?”. Del otro lado sonaba la voz de Gabriel, el cura de Santa Rita, que rápidamente entendió mi media lengua que intentaba no delatar la “casualidad” (¿causalidad?) de mi presencia allí. Escucho: “pediles además de los colchones, el doble de todo lo que hablamos, veinte bolsas de azúcar, veinte de arroz, veinte de fideos…” Mientras tanto el dirigente de Cáritas estaba llenando una especie de remito.
    Cuelgo el teléfono y por fin nos presento. No me deja ni hablar y me extiende la papeleta diciendo: “Ahí les hice el listado de las cosas que les podemos entregar: Veinte colchones, veinte bolsas de azúcar, veinte de arroz, veinte de fideos… pero lo tienen que ir a retirar al seminario viejo antes de las siete, en Guadalupe”. Cruzamos las miradas con mi amigo: yo lagrimeaba, el no entendía nada. O comenzaba a entender.
    Mientras salíamos terminé de contarle lo que charlé por teléfono y la exactitud de las cantidades que nunca se habían mencionado.
    Nos faltaba un último milagro: ¿cómo entra todo eso en un auto de cuatro puertas?

  6. Javier dice:

    El poder de esa caída de teja, de esa certeza de que algo está completando la armonía del entorno o de nuestro interior, es una sensación increible… creo es un instante en el que nuestro proceso racional se complementa con el espiritual y logran, por un pequeño lapso de tiempo, la sinergia buscada por siempre. Porque el sólo contenido de la comunicación no lo es todo, sino que desde dónde la estamos recibiendo…en fin.
    Saludos Mora, me agrada leer (sentir) tus reflexiones.

  7. Julio Pérez García dice:

    Primeramente agradecer por el tiempo que dedica a leer los comentarios y también al darle forma al blog.

    Que puedo decir al respecto de las historias reales y de personas que aunque no se han visto nunca y con solo cruzar una palabra sienten como si ya antes lo hubieran hecho o como si estan conectadas por un no sé que, lo cual puede traducirse simplemente como auras que se conectan.

    Considero que estas historias nos suceden a diario pero que no siempre se les presta la debida atención. Dios nos ah dado señales propias del cuerpo humano al igual que la intuición.

    Espero no haber sido aburrido, Soy de Nicaragua tierra de lagos y volcanes, poetas y escritores y de gente sencilla y humilde.

    A como dijo una vez Luis Enrique Mejia Godoy, ” … Yo soy de un pueblo sencillo, que entre fusil y cantar…”

  8. Cristina dice:

    Muy linda su historia, la que le voy a decir depronto no tiene que ver mucho con eso y hasta esta incompleta pero es basada en la vida real y siento la necesidad de decircelo porque por una extraña razon usted me inspira confianza.
    Una vez conocí a un muchacho, me pareció muy encantador, con una sonrisa preciosa, una alegria que contagiaba, bueno en fin me encanto.
    Salimos y hablamos unas veces despues de conocernos y la verdad en ese poco tiempo me llego a gustar mucho, luego tuvo que irse de la ciudad, pero lo inesperado para mi, despues de tiempo de haberse ido un día me llamó y me dijo que venia a la ciudad por un día y que nos vieramos, para mi eso fue lo mejor. Luego de ese encuentro desapareció de mi vida por un año y medio, y sorpresivamente una noche aparece en mi casa un muchacho que de lejos no distingí, cuando me acerqué me di cuenta que era él, me alegro verlo pero ya no como antes, porque a mi vida había llegado alguien.
    Pero eso no impediá que yo lo recibiera, hablamos, me comentó de su vida y llegamos al tema de por qué había aperecido siempre asi tan sorpresivamente, no supo contestar a mi pregunta, solo me dijo que había un algo en mi que no encontraba en otra parte.
    Bueno, para resumir ese día me dijo que iba de vacaciones esa semana a su ciudad natal. Días despues, mi mamá me dijo que viajariamos precisamente a esa ciudad por razones familiares (era diciembre), al llegar allá yo no tenía maneras de comunicarme con él porque mi celular era nuevo y su número yo lo habia perdido en celular que me robaron, entonces busque una libretica donde solía guardar números de teléfono y allí aparecía un número con su nombre. No estaba segura pero envie un mensaje diciendo que si ese era su número que me llamara, al día siguiente me llamo y hablamos delicioso, al otro día me llamo y me propuso que nos vieramos, yo me negue porque pude percibir que él tenia a otra persona y yo también, y la verdad no me pareció correcto, le propuse que nos siguiramos hablando por teléfono, porque la verdad en esos momentos le tenía o le tengo un aprecio muy grande, pero como amigo.
    Al pasar unos dos días yo iba en un taxi por la autopista camino a casa (en la ciudad donde estaba de vacaciones) y vi un accidente de una motocicleta, el taxista paso despacio y yo alcance a ver al muchacho tirado que sangraba, pero alguien que trataba de ayudarlo no me dejo ver bien y un poco mas adelante cuando vi la moto me di cuenta que era igual a la de él, por mi mente pasaron muchas cosas, pero eso fue tan rápido que no hice nada, lo único que alcance a hacer fué mandarle un mensaje, al ver que no contestó llamé, no contestaba, intente al día siguiente y estaba apagado, llame al centro de información de accidentes de esa ciudad y no sabian darme razón, me dijeron que llamara al día suigiente, asi lo hice y su nombre no aparecia en los registros, pero hasta el día de hoy trato de llamar y no contestan, y no tengo otra manera de encontrarlo. Mi mamá me dijo que estuviera tranquila y que le rogara a Dios que lo que me dijeron en el centro de información era cierto y yo lo hago, pero hay momentos en los que esas imagenes de aquel accidente pasan tan rápido por mi mente que quisiera poder detenerlas y derme cuenta si era él o no. Ah!, el dato más curioso es que el modelo y el color que tenia su moto no son muy comunes en esa ciudad.
    Bueno esa es mi historia, lo que me pone a pensar como nunca dónde estara él.

  9. Ernesto dice:

    Siempre que reviso el correo me llama la atención el de monografías, no recuerdo haberme inscrito en nada parecido y como siempre ando bien apurado y cargadito de trabajo no me tomo el trabajo de abrirlo, pero hoy decidí hacerlo y me parece fantástico, no he podido leer mucho pero me parece interesante y hasta divertido.
    Me dio la impresión que hay muchos argentinos involucrados en esto y me alegra, su carácter, a mi entender, es particularmente soberbio y alegre, en verdad tengo amigos argentinos que me han sacado de muchos momentos de mal humor.
    Mi profesión me obliga a conocer un poco de todo y por ende leo mucho para documentarme cuando la duda invade alguna publicación o artículo por realizar y le digo al responsable de todo esto que va muy bien, usar la Internet para alimentar la inteligencia siempre es una buena opción.

  10. Eduardo Larralde dice:

    Estimada Mora, desde hace un tiempito leo tus escritos en el blog y, aunque me gustan, no me había animado a escribirte hasta que leí tu bella “sorpresa” hoy.
    Es interesante el tema de la diversidad y la aparente frialdad de la comunicación por este medio. Creo que, si nos lo proponemos, se puede salvar ese escollo tecnológico y mantener el calor, el olor y el encanto de la comunicación convencional, aquella de papel, tinta, sobre, sello y ansiedad o sorpresa por la llegada del cartero. Un ejemplo contundente es este escrito tuyo.
    Escribo, con toda intención, usando las palabras que se emplean normalmente en mi país. Pienso que ese toque de misterio derivado del desconocimiento del país, la profesión, la edad y el sexo, entre otros, de las personas que aquí escriben, permite establecer una especie de juego de detectives que, según mi punto de vista, resulta fascinante.
    Mientras escribía el párrafo anterior me di cuenta de que por la dirección de correo que había puesto (la de mi trabajo) se descubría fácilmente el país y la cambié por la de Yahoo.
    Un trabajo encomiable el tuyo.
    Felicidades
    Eduardo

  11. Rolando Guzmán dice:

    Hola Mora:
    Siempre abro los newsletter de monografías, pero no los leo hasta ahora, que estoy esperando a mi asesor, esta mañana aquí en Antiguo Cuscatlán, Departamento de la Libertad, El Salvador en la América Central, hace una brisa suave viniendo del oriente del país, siempre disfruto de la ornamentación de mi ciudad, espero algún día tener la oportunidad de viajar junto con mi familia a la ciudad de Quito, ciertamente, cada ciudad tiene su atractivo y el disfrutar de ellos día a día, es algo que no debemos olvidar, gracias por su artículo.
    Saludos.
    Rolando Guzmán.

  12. Jorge Sancho dice:

    He llegado tarde, de algún sitio.
    Me parece algo extravagante, de gente que dice “sentirse sola, estar sola, que la soledad lo acompaña”; o ” me parece conocido, su forma de hablar, su conocimiento, sus palabras, su pensamiento…?.
    Si me permiten hacerles notar: Usted vive en un lugar determinado, si se toma la molestia de “ir a la puerta y abrirla”, encontrará que circulan otros seres como usted; habitantes de este planeta. Con problemas, ilusiones, necesidades, sueños; y que coincidencias!: semejantes a los suyos y a los míos y al de los otros. Si repara, podrá observar que es algo asombroso: hay gente a nuestro alrededor con la que podemos compartir TODO, lo que se nos ha dado en esta vida.

    Vida que el hacedor (DIOS) nos ha dado, vida a la cual no hemos pedido venir, y de la cual nos iremos, a lo mejor, cuando no queramos irnos.

    ¡Gloria a DIOS en la alturas,
    Paz y Buena voluntad a los HOMBRES en la tierra!

    Tremendas palabras, para empezar a buscar algo de verdad.
    ¿Qué entendemos por Paz?: No hacer nada, que nada nos perturbe o a lo mejor: Hacer lo que consideramos que hay que hacer y esa actividad de alguna manera sentimos, llegamos al convencimiento que ESO es nuestra tarea que el HACEDOR nos ha encomendado y que en alguna parte del camino hay RUIDO y no escuchamos.

    Y que de la buena voluntad?….

    Con el aprecio de siempre.

    jss

  13. SARAI dice:

    Perdón, hoy no ando muy inspirada. Pero estoy totalmente de acuerdo con Usted.
    Saludos!!!

  14. Natalia dice:

    La verdad hace tiempo que me estaban llegando estos escritos por mail, no recuerdo donde me suscribi ni nada de eso… y para ser sincera… nunca me di el tiempo para leerlos hasta ahora…

    Me gusta la forma en que estubo escrito este texto… generalmente me agrada leer la forma de desarrollar una idea que tienen otras personas… es como entrar en su mente… y ver como van llegando a la ultima deduccion, hilando cada idea para formar el todo.

    Finalmente me despido, dando las felicitaciones al la dueña o dueño del blog … espero tener tiempo o mejor dicho hacerme el tiempo de leer este tipo de escritos que realmente me relajan y hace ya un tiempo que deje de leer este tipo de cosas…

    Saludos de Chile

  15. Charo dice:

    Volé a Francia, muy lejos de mi patria.
    Antes del vuelo llovió terrenciales.
    Sorprendente fue descubrir meses después que cada una de mis células extrañaba mi país, yo no, te lo puedo asegurar, mi mente estaba feliz de encontrarse por allá.
    Pero mi cuerpo lloraba y lloraba por falta del sol, del aire, del agua.
    Casi pude en algún momento pensar que mi país lloró por mi partida, por el fuerte aguacero que recordaba.
    ¿crees que mi hubicación geográfica original haya llorado mi ausencia? ¿los árboles?, ¿el pavimento de mi cuadra? ¿como puede uno asegurar que la respuesta sea NO?.

  16. Rosy Montfort (Monterrey Mexico) dice:

    Hola, que tal, espero que te encuentres muy bien, sabes es la primera vez que me he dado la oportunidad de leerte y quiero que sepas que me ha gustado mucho el haber encontrado una gran diversidad de temas y composiciones.

    Ahora estoy separada, tengo dos hijos que adoro, pero siento que me he encerrado en un circulo en el que no me he permitido vivir o tratar de ser feliz con otra pareja, me he dado cuenta que atravez de éste portal puede uno descubrir cuan maravillosa puede ser la vida, solo hay que permitirnos tomar lo que está a nuestro alcance, espero pronto saber de ti, ya que me pareces una persona muy culta e interesante y de quien podría aprender mucho en este procesoe mi vida.

    Gracias por existir.

  17. Mayi Castellanos dice:

    Tal diversidad de información histórica, así como la manera en que va uno introduciéndose, me emociona. Gracias por su trabajo y por su tiempo. Sigan adelante… ¡BENDICIONES!

  18. sunny dice:

    Lo que te puedo decir es que si buscas en la Biblia, en el libro de Galatas y de Apocalipsis dice que las idolatras, hechizeros, etc. y lo que los consultan no heredaran el reino de Dios, ten cuidado y busca en Dios esa paz y amistad que nesecitas, gracias.

  19. Dey dice:

    Las coincidencias son parte de la vida, que reconfortante es el de encontrarnos en otros lugares a personas de nuestro propio pueblo que tienen nuestras mismas costumbres, tradiciones, habitos y más cuandos estámos fuera de nuestra patria.

    Deynis

  20. Isabel dice:

    Hola la causalidad es la que nos mantiene en contacto y hoy lei algo muy interesanta al respecto tengo muchas impresiones pero la que me ha marcado mucho es una que ahora les comento, yo tenia cancer de matriz y al parecer tambien tenia en los ovarios, bueno depuses de una iconizacion mi oncologo me recomendo no esperar mas de dos meses para hacer una histerectomia, pues de otra forma el no garantizaba mi vida como no tenia $$$ para pagar un medico particular tenia que ir al IMSS yo soy de México es un mundo de gente cuadno me dieron la cita me faltaba una semana para que se cumpliera el plazo que ma habai dado el oncologo, pero la cita me la dieron para dos mese despues yo pensaba que hacer no tenia ningun recurso me pare afuera del edificio y volte a verlo me parecia un enorme monstuo y yo me sentia una hormiga hque hago???? me regrese como si no tuviera nada en la cabeza la sentia vacia y a cada 5 minutois me preguntaba que hago???? encontre en el camino a la persona que me habia dado la cita para la cirugia y le pregunte si conocia al medico que programaba las cirugias y me respondi que si queria verlo lo tenia que esperar aprox 4 o 5 horas para entrevistas y debia hacer fila pues ya tenia personas esperando, mientras esperaba vi que las personas decian palabras fuertes en contra del medico pues ya tenian otras experiencias tambien , yo pensaba que le voy a decir solo traia conmigo el papelito que decia mi nombre y la fecha de la cirugia con el numero de afiliacion nadamas!!! asi llego la hora y me toco mi turno no sabaia como lo habia de convencer pero me quedaba una semana para asegurame la vida y tenai que luchar, entonces frente ala medico solo le dije \”mire doctor soy paciente de oncologia y me estan dando esta fecha en ello se me va la vida y neceisto lo reconsidere, me vio tomo airae y me respondio pues nadams operamos marte y jueves que le parece el proximo martes??? y todavi sin creerlo le pregunte y no me van a suspender a ultima hora??? me respondio le vamos a dar prioridada a las urgencias y el suyo es un caso urgente\” y me operaron no el martes pero si el miercoles y estoy viva, El Doctor no dudo ni tantito de mis palabras no me pidio ningun expediente solo creyo lo que yo le dije asi es Dios de grande y como dudar de su existencia?????

    Gracias por leerme, un beso a todos y al(a) moderador(a) felicidades.

  21. Osvaldo dice:

    Querida Mora;
    Me identifico con tu vivencia. Quizás por eso te leo, aunque participo poco.
    Tu espacio es todo un lazo que puede dar buen fundamento a tu nota anterior.
    Hoy, me haces pensar que: ¿porque te leo? Puede que sea por reconocerme con tu manera de opinar. Puede que sea porque mi opinión es releída antes de enviarla, y que sus posibles respuestas de aquellos “mis compañeros, tus lectores”, tienen el mismo modo y me dan tiempo a filosofarlas. Puede que me sienta escuchado y puedo elegir libremente el comentario con el que estoy de acuerdo. Y a los demás, me siento libre de descartarlos sin que nadie se sienta ofendido. Puede que me sienta acompañado de la forma que necesito………
    Gracias.

  22. Héctor dice:

    He leido algunos de los articulos, esta es la primera vez que participo con un comentario y que sea el primero de muchos mas. Las coincidencias son formas que nos recuerdan que somos parte de este mundo y que estamos de alguna manera conectados. Tenemos que despertar nuestra intuición y ·mirar· las cosas de nuestro alrededor, las cosas que hacemos, vamos a darnos cuenta que siempre recibimos una señal, y esta señal se convierte en ·coincidencia· y expresamos pero si esto lo pense o me parece que lo vivi …
    Bueno, se me quedan muchas ideas. Felicitaciones por este sitio que tiene mucha y variada información.

  23. Ylba Maria dice:

    Amiga Mora. Antes que tengas que pensar mucho quien soy, pues soy una viuda, que vive sola, buscando amigos, amigos como tu, que aportan diversos temas, que me acompañan, que me ayudan a filosofar un poco sobre la existencia, no importa cuan lejos estes, siento que te tengo muy cerca, no importa la edad, intuyo que podemos tener pensamientos afines.
    Además esto me hace pensar, por qué hablar de Soledad en esta época de las comunicaciones, y por qué pensar en lejanias, si aquí frente a mi teclado llega el olor a Jazmines y a miel.

  24. YARIMAR RODRIGUEZ DIAZ dice:

    Saludos Sra. Mora:
    Pienso que las palabras juegan en medio del Internet, para la fascinación de quienes nos deleitamos con la comunicación en su máximo esplendor, y aún siendo el lenguaje arbitrario, en su expresión, nos permite identificar empatía con personas que aun sin ver su rostro percibimos su perfume… Gracias

  25. Mirta dice:

    Hola! Soy Mirta, de Paraná, Entre Ríos, en la República Argentina. Es la primera vez que escribo acá y me encantó leer lo de las coincidencias….
    Tengo una para contarte:

    Soy casada, con dos hijos y mi relación con mi esposo ha sido bastante buena durante estos 15 años que hace que estamos juntos. Sin embargo, en el año nuevo, surgieron algunas cosas que nos hicieron alejarnos y estamos separados temporalmente.
    Una mañana, estando muy mal, deprimida, triste, me levanté dispuesta a no dejarme decaer, abrí el buscador de Yahoo y escribí el nombre de una amiga, mi mejor amiga, de la época de la secundaria. Nos habíamos separado hace 30 años, cuando su familia viajó de repente a Buenos Aires, sin dejarla terminar la secundaria con nosotros, su grupo de amigos más queridos, y sin dejarnos dirección ni teléfono alguno. Nunca, hasta ese día, nos habíamos vuelto a contactar.
    Cuál fue mi sorpresa encontrarla en un listado de expositores artesanos, no sabía si era ella, sólo sabía que hacía 30 años se había ido a Buenos Aires, pero es tan grande la capital de mi país…
    Decidí escribirle, me presenté, le pregunté si había vivido alguna vez acá, en mi ciudad y le dejé mi mail.
    Esa misma tarde me contestó!!!! Era ella, mi mejor amiga de hacía tantos años. Me contó de su vida, de su familia, me envió fotos, preguntó por nuestros amigos mutuos….
    Qué maravilla es esta Internet!!! que recuerdos, que remembranzas, que alegría saber de ella!!!.
    Hoy, con el paso de los días, nos comunicamos todas las noches por el chat; me han sido de gran ayuda sus consejos, sus opiniones, sus reflexiones, hasta estoy recuperando la relación con mi esposo que creía perdida, gracias a su apoyo y comprensión y todo lo que me ha hecho reflexionar!
    Sigue siendo la amiga de fierro que me conquistó en la secundaria y que sólo las vueltas de la vida y la Internet me devolvieron.
    Fue la mayor de las coincidencias que ella apareciera en el momento justo, cuando más necesitaba de alguien, que me escuchara, que me prestara un hombro para llorar sobre él.

    Sí creo en las coincidencias, que son un pequeño milagro donde Dios opta por el anonimato.

    Con cariño,
    Mirta

  26. Alejandro dice:

    Hola!

    Te leo con gusto, porque tus escritos reflejan dinamismo en el complejo y enmaranhado cosmos del pensamiento. Tambien comunican un deseo de compartir con otros tus vivencias y emociones. Pienso que llevas a la comunicacion y a sus mediios a sus mas elevadas prestaciones.

    En cuanto a las sorpresas que nos depara el diario trajinar, recuerdo una que todavia me deja con la gran interrogante sobre las causas de los sucesos: Caminando por una transitada calle del centro de Buenos Aires (cuantos millones de habitantes?), por la primera vez, me encontre frente a frente con la unica tia que vivia en esa gran metropoli!! Yo iba a una reunion de negocios, ella habia ido de compras (lejos de su casa). La sorpresa fue indescriptible. Solo la veia en mi pais, cuando iba a visitarnos, cada 4 o 5 anhos. Vaya sorpresa para ambos! Que explicacion razonable tiene este suceso?

    Alejandro

  27. Leandro dice:

    Muchas veces nos parece tener una persona caracterizada a imagen y en la realida es correcto a mi se me ha carecterizado por una persona que conocen, y realmente no conosco ni siquiera el lugar, la nacion o pais.
    cuando llego a las conversaciones me pregunta si he estado ahi o ellos han estado aca, no lo se, pero la realida se que muchas vivencias son reconocidas por las formas de caraterizar tus comentario, muchas de ellas son milagrosas y son facultativas de la persona en sus vivencias, me alegra expresar y comentar como nos identificamos nosotros, con nuestra cultura nuestro idioma, lo bueno de toda la tecnologia de avanzada, el estar lejos de la familia y tu que te encuentras alguien en la web solo con la expresion y ya esta estas con aguien de muchos años, y quien comparta esas vivencias que no puedes compartir con alguien especial y lo demas es proposito de Dios.
    Saludos.
    Leandro.

  28. milagro dice:

    Es la primera vez que leo un articulo completo de este espacio, confieso que no recuerdo cuando me suscribi, pero eso importa poco, el motivo buscr informacion que me sirva para ampliar conocimientos y para estudios de doctorado. Ahora se que tambien se utiliza para comunicarnos con otros seres de otros paises e intercambiar experiencias, reflexiones y mucho de la vida que transitamos.
    El articulo impecable, las coincidencias inexpicables pero tropezamos en nuestro andar muy a menudo,
    Saludos desde esta hermosa tierra venezuela.

  29. Martha dice:

    La ley de la casualidad no existe, estoy convencida de que todo lo que sucede tiene una razón de ser, hace tiempo vi un programa de Discovery Channel donde hablaban de grandes “coincidencias” y de que los científicos ya esaban estudiando esto, sin embargo era casi el final del programa y no me enteré muy bien. ¿Podría recomendarme una buena fuente para investigar sobre esto?, por otra parte en la historia hay sucesos que parecen casualidades pero que de no haber sucedido, habrían cambiado drásticamente la Historia de la Humanidad, por ejemplo, la Isla de Córcega era dominio de Italia poco antes del nacimiento de Napoleón Bonaparte, ¿Qué habría sucedido si este hombre no hubiera sido francés?, o si Cortés no hubiera encontrado a Mallinalli (Malinche).
    La película “El efecto Mariposa”, empieza con una frase sobre la teoría del caos, (sobre la cual también pido me recomiende buenas fuentes para investigar): “El simple aleteo de una mariposa puede cambiear el curso de la humanidad”. Lo cierto es que “No se mueve la hoja del árbol si no es por la voluntad de Dios” aunque sea muy dificil comprender sus designios.

  30. patricia delcristo dice:

    Hola, una vez más intento explicarme la situacion de encontrar aun en este medio personas que nos evocan, recuerdos, que a veces creemos imposibles. Pero solo eso puede llegar a ser por la voluntad maravillosa de un solo ser Dios, quien merece recordarnos que solo todo esto lo podemos comprender por su excelencia.

    Éxitos Mora, buen dia.

  31. Claudia dice:

    Por lo general, leo demasiado rápido la correspondencia que se me envía y después de un momento puedo prestarle atención a lo que considero urgente. Es decir, leer con detenimiento. Pero esta vez este texto me atrajo poderosamente la atención. Y no pude quitar la vista de cada palabra que a continuación seguía. Me atrapó sobremanera.
    Tal vez esta tecnología de la comunicación avanza en forma brusca a veces y nos brinda tantos servicios. Conocemos a través de ella, precisamente Internet, a muchas personas. Y he aquí que nos puede pasar que ni nos demos cuenta que la persona que nos escribe en una charla casual, en alguna respuesta a un sitio como este, sea y esté tan cercano a nosotros de alguna u otra manera.
    Además, si esa persona nos trae los lindos recuerdos del lugar de nuestra infancia, creo que es bienvenido el comentario.
    Desde Jujuy escribo en esta primera vez, para compartir mis ideas y felicitarlos por el sitio ya que es agradable leer sus artículos.
    Saludos

  32. maria del socorro dice:

    HOLA!
    Desde hace tiempo disfuruto leyendo este blog. Creo que hoy se toca un tema mas comun de lo que pensamos.Las coincidencias…relatare una, de muchas que me han sucedido.
    Despues de casi cuatro anos de padecimiento, mi madre fallecio a causa de tumores cerebrales, mismos que la postraron en cama toalmente incapacitada. por lo mismo, adquiri una cama de hospital y otros aditamentos necesarios en estos casos. La larga enfermedad mino nuestra ya de por si magra economia, asi es que dias despues de su descanso y posterior sepelio, una manana amanecimos en casa sin un quinto en la bolsa, mas tarde, mientras hacia mis labores domesticas, “platicaba”con Dios acerca de la situacion y decidi dejarle a El, la solucion.
    No pasaron quince minutos cuando sono el timbre del telefono y una voz que de inmediato reconoci, como la de una amiga que hacia tiempo no sabia de ella, pregunto: es ahi donde venden articulos para hospital?
    -no- respondi…eres tu Margarita?…-si- respondio, tu quien eres?. Identificandome le repeti que no era el lugar que ella buscaba, pero le pregunte que buscaba…y que creen?…su jefe necesitaba comprar urgentemente !una cama de hospital!…precisamente lo que que mi madre acababa de desocupar. Una hora mas tarde, tenia en mis manos quinientos pesos. Milagro o coincidencia?…yo no lo se, pero cuando mis hijos volvieron de la escuela, hubo comida en nuestra mesa.

  33. Carlos Hernandez dice:

    Respecto a los comentarios de las coincidencias, Martín Valverde, musico evangelizador de Costa Rica, avecinado en México, las llama Dioscidencias, porque Dios es el causante de tales situaciones.
    Soy Carlos Hernández Zárate, de Uruapan Michoacán, Mexico.

  34. Gustavo Ceballos dice:

    Me encanta corroborar que la palabra escrita, no muere jamás, aún siguiendo las normas de las actualizaciones tecnológicas. Este escrito es otro ejemplo más que sirve para demostrar que no se debe jamás tenerle miedo a los cambios, por el contrario, debes estar siempre cambiando para adecuar las ideas a las nuevas formas de expresión. A veces se dice lo mismo, se repiten algunos conceptos que han sido en reiteradas ocasiones maniefstados por generaciones, culturas, personas, genios y locos. El asunto pasa como en tu escrito, que se refresca la lectura sobre la expresión de una idea y de la descripción de las emociones y los lugares de una forma tanto o más conmovedora que el que la expresó por priemra vez. Este ejemplo me sirve. Mucho más de lo que te imaginas, para seguir avanzando con los cambios permanentes que la cultura nos impone. Gracias.

  35. Arturo dice:

    Me gustan sus historias, Sra. Mora. Me gustan sus temas, y las respuestas. La invito a publicar en “Actualidad en la red”, en http://www.blogger.com. Entre al web y busque “Actulidad en la Red”.
    Igualmente invito a todos los “contestadores” a publicar en el mismo blog.

  36. nano dice:

    Podría decir que mi vida esta llena de hechos casuales que van cambiando mi vida y que tal vez de una u otra forma me van llevando por un sendero que yo no escogí o para decirlo mejor, Yo deseché…
    Soy profesor (que además fué el resultado de circunstancias que no decidí), y por causas de la vida dejé de trabajar como maestro por 2 años; mis obligaciones familiares hacían que cada vez fuera más dificil regresar a ejercer el majisterio, a tal punto que por el mes de octubre, decidí no volver a intentar regresar al magisterio. Fué una decisión muy dolorosa para mí. No pasó ni un mes y un familiar me comentó sobre la posibilidad de trabajo que me apresuré en investigar, las cosas se fueron dando y hoy, gracias a Dios, he conseguido un contrato. Comop dice Coello, “El universo conspira…” Yo creo que es cierto, sólo le pido a Dios “Fuerza, paciencia y sabiduría para hacer siempre su voluntad”.

    Atte:
    Nano.

  37. Jose Zamora Toledo dice:

    Interesante.
    Pero las coincidencias son algo normal y natural y siempre tienden a deciornos algo. Sólo hay que star atento y preguntarse ¿ que significado tiene esto para mi?. El Dr. Deepack Chopra en “El Sincronismo” nos da muchas más luces al respecto. y enseña a usarlas para nuestro beneficio, ya que como decía anteriormente, son avisos que buscan canalizarse en nuestra ayuda. No tienen relación con las “Tincadas” u otras corazonadas. Podrás darte cuenta de ello. Si alguien lee el libro antes mencionado, me gustaría intercambiar experiencias.

    Selcarim Rekam

  38. Martín dice:

    Que interesante el tema de las coincidencias, en los últimos años leí dos libros sobre este tema, SINCRODESTINO de Chopra y MAS ALLÁ DE LAS COINCIDENCIAS, no recuerdo ahora el nombre del autor.

    Ambos autores coinciden en que las coincidencias son la punta de un iceberg y que en el fondo de ello hay una intención de Dios para nuestro beneficio, además que derivado de una coincidencia, surgen interesantes historias.

    Creo que por lo que cuenta Torres y por lo que les voy a contar, lo anterior se confirma.

    Hace unos años, estuve en Costa Rica aproximadamente por dos años y medio, y en una oportunidad estaba en el internet y sin pensarlo me metí a los salones de Chat (la verdad no iba a eso), y luego aparece alguien con el nombre luna24, me atrajo sorprendentemente porque soy un enamorado a morir de la luna y nací en fecha 24.

    Busque comunicarme con luna24 y le pregunte de donde era, y la sorpresa….. ¡Era de Costa Rica!, pues para no hacer muy larga la historia me dio su número telefónico, la llame y comenzamos a llamarnos vía telefónica.

    Existía el misterio porque no nos conocíamos personalmente, hasta que un día nos pusimos de acuerdo en reunirnos en SPOON, un café muy conocido de Costa Rica (valga la propaganda), y sorpresa era una chica muy atractiva física e intelectualmente. A partir de esa vez, seguimos saliendo hasta que regrese a mi país. Ahora ninguno de los dos esta en Costa Rica, cada quien por su lado. Sin embargo, fue una época de mi vida que siempre voy recordar.

    ¡DE LAS COINCIDENCIAS SURGEN HISTORIAS INTERESANTES

  39. Juan Jose dice:

    Saludos doña Mora.

    Soy su compatriota, y debido a las multiples ocupaciones de todos los días, reviso solo lo que me interesa de Monografias.com, (temas de salud) y es la primera vez que leo por completo un editorial y estoy contento sobremanera al saber que tan buena escritura proviene de mi Ecuador.

    Creo firmemente que las Diosidencias (como dice el cantautor Martin Valverde) existen, yo podria narar muchas que me han ocurrido, y sirven para darle gracias a Dios porque se hace presente en nuestras vidas.

    Sere breve al narar una Diosidencia.

    Era yo interno de Medicina (ya soy Medico joven) atendí en la emergencia de mi Hospital, a una señora que no me correspondia, pero como estaba desocupado y ella desesperada, lo hice; la aquejaba un dolor abdominal a ella, y a su hija fiebre y malestar general.

    Le pedi que ingrese al area de Cirugia, cuando su caso se antendia en la sala de Clinica (la cual estaba abarrotada), luego de solucionar el problema, junto a ella estaba un menor de 12 años que no pudo ser operado de apendicitis aguda (ya habian pasado 3 dias) apesar de ser emergencia, y en esta casa asistencial por no tener para comprar los implementos necesarios para la cirugía, incluida la anestesia (en la que nosotros como personal colaboramos) debido a que este hospital publico no cuenta con recursos, o son muy escasos.

    Fue esta señora que estuvo a punto de irse del lugar por no recibir atencion de inmediato, la que colaboro para que este pequeño se operase, y eso tengo la plena seguridad, fue obra de nuestro Dios.

    Que el Señor la Bendiga doña Mora.

    Juan Jose Moreira
    Portoviejo - Manabí - Ecuador

  40. JHOANNA dice:

    En muchas ocasiones me ha pasado son los aromas, cuando logro percibir algun tipo de aroma que evidentemente habia percibido antes me hace retroceder a la infancia o a la adolecencia o a cualquier punto de mi vida, en ocasiones en epocas duras y dificiles y la mayorìa de ellas alegres, es palpar la sensaciòn de aquel tiempo, es magico porque llega de una forma inesperada y en ocasiones ahnelante pero que al fin llega.

  41. hector jose dice:

    Mora
    Muy linda y significativa su experiencia. Eso nos recuerda que somos espiritus dentro de estos cuerpos carnales, y que funcionamos y nos comunicamos, principalmente, a traves de energia. Que no vemos, pero que sentimos y percibimos mas fuertemente que las palabras. Somos principalmente energia, y esa energia fluye constantemente, queramos o no, estemos concientes de ello o no. Es por ello, que a pesar nuestro, sentimos la energia de los demas, y los otros perciben la nuestra. “Nada esta oculto”, solo tenemos que estar concientes de este hecho, que es muy natural, y abrir nuestra mente consciente a estas experiencias y procurar siempre la mejor voluntad y los mejores deseos para todos nuestros semejantes (Este pensamiento es energia tambien y nos aclara y limpia de turbulencias de nuestras percepciones). Me alegra haber leido tu experiencia y mucho se puede decir al respecto. Espero seguir conversando contigo.
    Hector Jose. Cabimas. Venezuela.

  42. marta dice:

    Señora Mora le agradezco que me manden estos poemas y demas. Me encanta leer y estoy totalmente de acuerdo con usted. Las coincidencias siempre suelen pasar por algo, que nosotros necesitamos en nuestras vidas. Ese es Dios que interviene para nuestro beneficio. Menos mal que lo tenemos a el, la vida en algunas ocasiones es mas facil sobrellevarla. Desde ya muchas gracias

  43. JANETTH ZOLAÑE dice:

    Creo que Dios sabe en que momento de nuestra vida necesitamos dar una mirada a nuestro pasado ya sea para no perder el camino o para darnos cuenta de las maravillas que el ha hecho en nosotros, siempre es bueno recordar los bellos mamoentos de nuestra infancia y sobre todo no olvidar que tenemos la responsabilidad de ayudar a aquellos que en lagun momento nos ayudaronb a nosotyros.


Trackbacks

  1. Jessie
  2. Melina Perez Nude


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom