Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

La historia vuelve a repetirse

Se ha escrito mucho sobre la explotación de mujeres traídas de Europa a América desde el siglo XIX hasta casi la mitad del XX. Hasta las propias canciones típicas de cada pueblo latinoamericano narran el hecho. Hay un tango argentino que, entre tantos otros que hablan de francesas y polacas, menciona a la francesita que supo llevar a los burdeles de Buenos Aires “la poesía del quartier”.

Y es precisamente en la Argentina, leemos en la edición del jueves 15 del diario Página/12, donde la OIM (Organización Internacional para las Migraciones) inició una campaña que se extenderá a otros países latinoamericanos. Con videos protagonizados por la actriz uruguaya Natalia Oreiro y una canción para difundir entre los jóvenes que narra la historia de Lucía, una chica nacida en un pueblo pequeño que con la promesa de buen trabajo y buen dinero partió a la gran ciudad. Sin embargo, una vez allí se convirtió en víctima de la esclavitud de estos tiempos, que se llama “trata de personas” y se expande por toda Latinoamérica y el Caribe.

No son sólo mujeres jóvenes las víctimas. También niños y adolescentes de ambos sexos. Leemos en un trabajo publicado en nuestro sitio (“Trata de blancas en la Ciudad de Quito”, de Carolina Yanchapaxi) que en la modalidad de tráfico externo de niños, éste “está dirigido a cubrir una demanda más amplia en el mercado internacional y por ello está relacionado directamente con redes de EE.UU., Europa y Asia”. En esa misma monografía hay un listado estremecedor, del que hacemos una síntesis breve: “…Caravanas de mujeres traficadas instaladas en las cercanías de bases militares para entretenimiento de oficiales y soldados, ofrecidas como esclavas en sitios de Internet, mujeres y niños anunciados como parte de paquetes turísticos a los que se puede acceder rápidamente en un vuelo charter con todo incluido…”

Aunque es el más redituable (al año, según Naciones Unidas, moviliza entre 5 y 7 billones de dólares y 4 millones de personas), el propósito del comercio de gente no es siempre sexual. Hay hombres, mujeres y niños “exportados” para labores domésticas o como envases descartables de drogas.

Por prevención, y además, sencillamente porque nadie debería ignorar el tema, recomendamos leer:

Criminología de la prostitución”,

Prostitución”,

No hay chicos que se dediquen a la prostitución… sino niños prostituidos”,

Trata de blancas en la Ciudad de Quito”,

Mora Torres

Editorial, Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

3 respuestas a “La historia vuelve a repetirse”
  1. dragon dice:

    Deberian de aprovar una ley para obligar a todos los contabandistas de personas (una vez capturados y que la victimas esten a salovo) a trabajar para conpensar a las familias afectadas (principalmente a las victimas) por el doble o el triple del tiempo que fueron explatados; y si quieren algo mas sebero castrarlos o mutilarles las mano para evitar que agan mas daño, y no salgan con que sus derechos humanos, porque estos desgraciados son peor que bestias.

  2. David Carhuamaca Z. dice:

    Totalmente de acuerdo con que deben de existir leyes más drásticas sobre este tipo de cosas, pero el problema que se presenta no va por el lado de la policía, si no mas bien por el lado de los operadores de la justicia, es decir Ministerio Público (Fiscales) y Poder Judicial (jueces), quienes son los que deben de acusar y sentenciar, alli es donde las penas son benignas o en todo caso cambian el tipo de delito.

    Lo que falta es más conciencia sobre este problema y que todos nos pongamos a trajar y evitar este tipo de flagelo que verdaderamente es una verguenza en pleno siglo XXI.

    Por otro lado una pequeña discrepancia con algunos de los artículos referidos como lectura y es que a mi entender no existe prostitución infantil, ya que el menor de edad no puede discernir sobre ello y tampoco puede dar su aceptación, ahora bien según Naciones Unidas menor es antes de los 18 años, en consecuencia no existe prostitución infantil, lo que hay es explotación sexual de menores y eso es lo peor que existe tanto por los menores como por los usuarios que buscan esto.

    Atentamente
    David Carhuamaca Z.


Trackbacks

  1. Natalia Vodianova


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom