Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Archivo de Enero, 2007

El Q, comienzo de una nueva Era Financiera?

Con el nombre de “Q” se conoce a la nueva moneda virtual ideada por la empresa Tencent, exitoso Chat de China con más de 220 millones de usuarios. Comenzó a utilizarse en el portal de sus creadores para la compra de productos virtuales, como tarjetas de felicitación o accesorios para juegos on-line; tiene un precio oficial de 1 Yuan (aproximadamente 0,12 Dólares ó 0,1 Euros) y puede comprarse con tarjetas de crédito y tarjetas telefónicas.

Sin embargo, son muchos ya los usuarios que comenzaron a efectuar transacciones de todo tipo utilizando el “Q” como medio de pago, comercializando entre ellos o comprando artículos de otras páginas web, como es el caso del e-Bay chino, Taobao, al que Tencent denunció el año pasado por permitir que sus usuarios compraran y vendieran con esta moneda.

Como si fuera poco, algunos operadores de Internet empezaron a cobrar parte de su sueldo en esta moneda; y peor aún, algunos sitios web han comenzado a funcionar como “casas de cambio” ilegales, permitiendo la compra venta entre la divisa virtual y el dinero real en circulación.

Otros casos son los de Sina.com, uno de los portales más visitados de China, que también tiene su propio dinero, el “U”; Netease tiene las monedas “POPO” y el buscador Baidu, más popular que Google en China, también “emite” su propia divisa.

Ante esta situación del surgimiento de “nuevas monedas” y el rápido crecimiento del comercio electrónico que esta experimentando China, existe la posibilidad de que dichas “divisas virtuales” suplanten al yuan como medio de pago en Internet.

Y no es de sorprender que algunos expertos teman que las conversiones entre el yuan y estas monedas puedan afectar la estabilidad económica china, aunque por el momento el Banco Popular de China (entidad bancaria central de ese país) sólo teme que se utilice para blanquear dinero, y se encontraría alerta para actuar ante dicha posibilidad.

Nos encontraremos entonces ante el comienzo de una nueva era financiera? De ser así, habría que estar atento a evolución de estas nuevas modalidades de “acuñar” monedas virtuales y comenzar a pensar en cómo regularlas, para que no provoquen quiebres que hagan colapsar los sistemas financieros que, como ya sabemos todos, afectan a más de un país cuando suceden.

Sebastian Ariel Alvarez

General

La trampa del espejo*

…las mujeres jóvenes que logran adelgazar creen que han alcanzado una victoria cultural y personal importante; han superado las tentaciones… y, al mismo tiempo, autocreado una imagen corporal idealizada por los medios de comunicación.

De “Bulimia y anorexia”, monografía enviada por Geraldine Álvarez Gago y María Luciana Meni Battaglia

Hace algunos siglos, la obesidad era símbolo de hermosura, lo que ahora nos resulta caprichoso, como toda moda. Sin embargo, eso tenía sus razones.

En aquellas épocas poseer un cuerpo rebosante de carne y de grasa constituía un indicio de haberlo alimentado pródigamente, de lo que se podía deducir que su dueño disponía de medios más que decorosos para vivir.

Con el tiempo, los temas referidos a la salud pudieron ser mejor estudiados, y los científicos acordaron que tener un exceso de peso no era para nada saludable. Con el tiempo también, los ricos tuvieron más rápido acceso a la información y la cultura, por lo que fueron los primeros en empezar a cuidar la línea. La escasez de carne en el cuerpo se transformó en algo apetecido por todos, tal como poseer propiedades, hacer viajes o lucir diamantes.

Es decir que de nuevo las clases dominantes impusieron a todos sus patrones de estilo, esta vez dependientes de su cultura e información sobre lo que era saludable.

Sin embargo, ahora, las clases populares, que no podían acceder a viajes y diamantes, sí podían hacerlo a los nuevos esquemas de belleza. Nada más fácil que comer poco y mantenerse delgado.

Hasta hace medio siglo tan retorcidos cánones no produjeron epidemias masivas de desnutrición. La gente, según fuera su voluntad o su genética, se mantenía más o menos en forma.

Pero a la larga permanecer delgado llegó a hacerse obsesión en todas las clases sociales. Ya se había perdido la memoria de que una moderada esbeltez significaba esencialmente buena salud. Ahora el objetivo era sólo “la belleza”.

Revisando algunas monografías que sobre anorexia y bulimia hemos recibido de nuestros autores, me topé con una gran cantidad de comentarios enviados por lectores jóvenes. En general, los comentarios exponen el dolor y la confusión de nuestro tiempo y, de modo directo o no, piden ayuda. En cada uno de ellos pueden encontrarse frases de las que claramente se desprende que: tanto la anorexia como la bulimia son en realidad metáforas de una sociedad muy enferma.

En algunos mensajes aparecen pedidos sobre el que conviene que los profesionales y los padres se encuentren alerta: el sexo masculino también enferma de anorexia y bulimia, sólo que consigue ocultarlo mucho más. La observación debe centrarse además en el siguiente hecho significativo: a los chicos varones esta patología les da vergüenza, los estigmatiza. No se atreven a pedir ayuda o la piden cuando ya es muy tarde: “La tasa (de morbilidad) entre los hombres está en aumento. Los hombres tienden a ocultar más un trastorno del comer que las mujeres”.

En otro estilo de mensajes, se abre una hendidura por donde puede espiarse cuán grave es el problema, donde se puede observar que algunos usuarios se centran en su actual y reciente bulimia, y dejan de lado toda referencia a la anorexia en la que posiblemente caerán si sus deseos de “buenos hábitos” se hacen realidad.

De todas formas, y en general, cuando una joven afirma que tiene que perder 4 o 5 kilos, y lo hace en un contexto tan dramatizado, es porque no tiene ni un gramo demás. O sólo tiene unos gramos más que las modelos.

Mora Torres

* Quienes necesiten información sobre anorexia nerviosa y bulimia pueden consultar en este sitio las excelentes monografías existentes sobre esos temas.

Editorial

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi