Después de Auschwitz y otras yerbas

Blog en Monografias.com

 

Julio Cortázar

de Julio Cortázar

Cómo cansa ser todo el tiempo uno mismo.

Julio Cortázar

de Julio Cortázar

… me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado…

Julio Cortázar

de Julio Cortázar

Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo.

Julio Cortázar

de Julio Cortázar

Aquí habrá pocas palabras pero yo se que los silencios cuentan.

Julio Cortázar

Instrucciones para llorar - Julio Cortázar

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza.

El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca.

Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

FIN

Julio Cortázar

de Julio Cortázar

…a veces uno amanece con ganas de extinguirse… Como si fuéramos velitas sobre un pastel de alguien inapetente. A veces nos arden terriblemente los labios y los ojos y nuestras narices se hinchan y somos horribles y lloramos y queremos extinguirnos… Así es la vida, un constante querer apagarse y encenderse.

Julio Cortázar

de Julio Cortázar

Tenemos que obligar a la realidad a que responda a nuestros sueños, hay que seguir soñando hasta abolir la falsa frontera entre lo ilusorio y lo tangible, hasta realizarnos y descubrir que el paraíso perdido está ahí, a la vuelta de la esquina…

Julio Cortázar

de Julio Cortázar

Todo hay que volver a inventarlo, […], el amor no tiene por qué ser una excepción.

Julio Cortázar

de Julio Cortázar

No cualquiera se vuelve loco, esas cosas hay que merecerlas.

Julio Cortázar

de Julio Cortázar

Somos tan complicados, nosotros, tan llenos de misteriosos resortes, de resonancias secretas, de alianzas y hostilidades, de encuentros y desencuentros… Jugamos un ajedrez casi demoníaco y maravilloso.

Julio Cortázar
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda