Después de Auschwitz y otras yerbas

Blog en Monografias.com

 

Hugo Mujica

de Hugo Mujica

Creo en la memoria, no en recordar. Lo que ella trae al presente, valga la doble significación, es su presente: su don.

Hugo Mujica

de Hugo Mujica

Nos percatemos o no, es al lenguaje a quien le pedimos lo casi imposible, tan imposible como humano: que nuestra carne se haga palabra para que la palabra se haga carne en otro ser humano. El encuentro, el sentido.

Hugo Mujica

de Hugo Mujica

El dolor nos adviene, no lo elegimos ni esperamos. Siempre está fuera de nuestros planes. Siempre lo que irrumpe, rompe, abre. Si algo en nuestra vida es lo otro de ella misma, lo que experimenta como su opuesto, es el dolor.

Hugo Mujica

Hace apenas unos días - Hugo Mujica

Hace apenas días murió mi padre,
hace apenas tanto.

Cayó sin peso,
como los párpados al llegar
la noche o una hoja
cuando el viento no arranca, acuna.

Hoy no es como otras lluvias
hoy llueve por vez primera
sobre el mármol de su tumba.

Bajo cada lluvia
podría ser yo quien yace, ahora lo sé,
ahora que he muerto en otro.

Hugo Mujica

Desmesura - Hugo Mujica

Cuando el alma ya es carne,
cuando se vive desnudo,

todo el afuera es la propia hondura,
desde cada otro
se escucha el propio latido.

Hugo Mujica

Osadía - Hugo Mujica

Ver no es abrir los ojos,
es arrojar a un lado el bastón blanco:
osar andar
sobre el saberse perdido.

Hugo Mujica

de Hugo Mujica

Utopía, etimológicamente hablando, es un lugar que no está, que no es.  Pero no algo que meramente no es: algo que aún no es, un todavía no.
El todavía no pulsando en cada ya.
Hugo Mujica

de Hugo Mujica

Todo lo creado fue una vez creído.
Creer es crear.
Dar a nacer.
Hugo Mujica

de Hugo Mujica

La ausencia es fundamento, presencia de una sustracción que nos sustrae todo fundamento, como cada paso, como un constante comienzo.
Como una huella de lo que sin haber estado se va.  Un canto que al cantarse pasa, que para que no pase no dejamos de cantar.  Como una pérdida retenida, abrazada, mecida, en el fracaso de retener.
Hugo Mujica

Ausencia - Hugo Mujica

Fue cuando no pude más y grité “¡yo!”, cuando escuché mi eco diciéndome “¡yo!”.
Y supe que las cosas nunca habían tenido bordes, que el hueco de todas las bahías se recortaba en mí, que el borde de todos los otros comenzaba donde faltaba yo.
Fue cuando supe que no había nadie.
Pero no corrí de un lado a otro para encontrarme con nadie, me quedé solo y, aún así, alguien estaba de más.  Quizás no era yo, era el eco de mí.
Fue entonces cuando me asaltó una duda: si no había nadie ¿sobre quién rebotaba mi grito para volverse eco de mí?
Es sobre esta duda que ahora escribo, o tal vez, sea sobre la misma y única esperanza que siempre escribí.
Hugo Mujica
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda