Después de Auschwitz y otras yerbas

Blog en Monografias.com

 

Hermann Hesse

de Hermann Hesse

Nada te puedo dar que no exista en tu interior. No te puedo proponer ninguna imagen que no sea tuya. Sólo te estoy ayudando a hacer visible tu propio universo.

Hermann Hesse

de Hermann Hesse

La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el intento de un camino, el esbozo de un sendero.

Hermann Hesse

de Hermann Hesse

¡Ah, es difícil encontrar esa huella de Dios en medio de esta vida que llevamos, en medio de este siglo
tan contentadizo, tan burgués, tan falto de espiritualidad, a la vista de estas arquitecturas, de estos negocios, de esta política, de estos hombres! ¿Cómo no había de ser yo un lobo estepario y un pobre anacoreta en medio de un mundo, ninguno de cuyos fines comparto, ninguno de cuyos placeres me llaman la atención?

Hermann Hesse

de Hermann Hesse

Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros.

Hermann Hesse

de Hermann Hesse

Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros.

Hermann Hesse

de Hermann Hesse

No reniego del patriotismo, pero primeramente soy un ser humano, y cuando ambas cosas son incompatibles, siempre le doy la razón al ser humano.

Hermann Hesse

de Hermann Hesse

Para que pueda surgir lo posible es preciso intentar una y otra vez lo imposible.

Hermann Hesse

de Hermann Hesse

Vivo en mis sueños y tú lo has notado. El resto de la gente también vive en sueños, pero no en los propios. Ahí está la diferencia.

Hermann Hesse

de Hermann Hesse

Por todas partes se busca la libertad y la felicidad en algún lugar tras de nosotros, de puro miedo a que se nos recuerde la propia responsabilidad, nuestro propio camino.

Hermann Hesse

de Hermann Hesse

Quien no encaja en el mundo está siempre cerca de encontrarse a sí mismo.

Hermann Hesse
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda