Después de Auschwitz y otras yerbas

Blog en Monografias.com

 

Bertrand Russell

de Bertrand Russell

El hombre feliz es el que vive objetivamente, el que es libre en sus afectos y tiene amplios intereses, el que se asegura la felicidad por medio de estos intereses y afectos que, a su vez, le convierten a él en objeto de interés y el afecto de otros muchos.

Bertrand Russell

de Bertrand Russell

En todas las actividades es saludable, de vez en cuando, poner un signo de interrogación sobre aquellas cosas que por mucho tiempo se han dado como seguras.

Bertrand Russell

de Bertrand Russell

La religión se basa, principalmente en el miedo. Es en parte el miedo a lo desconocido, y en parte el deseo de sentir que se tiene un hermano mayor que va a defenderlo a uno en todos sus problemas y disputas. El miedo es la base de todo: el miedo a lo misterioso, el miedo a la derrota, el miedo a la muerte. El miedo es el padre de la crueldad y, por lo tanto, no es de extrañar que la crueldad y la religión vayan de la mano.

Bertrand Russell

de Bertrand Russell

El hombre que no tiene ningún barniz de filosofía va por la vida prisionero de los prejuicios que se derivan del sentido común, de las creencias habituales en su tiempo y en su país.

Bertrand Russell

de Bertrand Russell

Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida ya están medio muertos.

Bertrand Russell
chatroulette chatrandom