Después de Auschwitz y otras yerbas

Blog en Monografias.com

 

de Emanuel Ringelblum

… aun en los tiempos más brutales brilló una llama de humanidad en
el corazón más cruel y perdonaron a los niños. Pero la crueldad hitleriana
es diferente. Es capaz de devorar a nuestros seres más queridos,
a aquellos que hacen surgir la mayor compasión: los niños
inocentes.

Emanuel Ringelblum

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom