Cultura Norteña

Blog en Monografias.com

 

CULTO A FLOR DE MARÍA

CULTO A FLOR DE MARIA

“Flor de María” es el nombre que se dio a una joven y bella mujer cuyo cuerpo fue encontrado en la compuerta del canal Taymi. Nadie la conocía y nunca pudo ser identificada. Sin embargo, los habitantes de Ferreñafe le rinden culto porque, según ellos, hace milagros y ha curado de muchas enfermedades a sus devotos. La historia se inició hace 18 años.

En el cementerio de Ferreñafe hay una tumba que nunca deja de tener hermosas flores frescas. Decenas de personas se acercan a ella para depositar los ramilletes en señal de agradecimiento por algún milagro, por alguna gracia concedida.

La historia es conocida por todos los ferreñafanos. Sin embargo, tengamos en cuenta primero que al lado de los cultos oficiales de la iglesia persisten y aparecen cultos “paganos”. Esta religiosidad forma parte del complejo cultural tradicional de un pueblo, pero también sirve para que los marginales, desocupados, sin trabajo estable, con mínimos ingresos, pequeños comerciantes, estudiantes, amas de casa, tengan una salida a su inseguridad social al desencanto, a la marginalidad. La queja y la esperanza expresada en el sufrimiento es parte de este fenómeno.
En mi opinión, los cultos marginales no oficiales coinciden con la presencia de un clima de inseguridad social reinante.

Los cultos populares marginales los encontramos en número indeterminado en la Subregión II Lambayeque. Por ejemplo, en Chiclayo se rinde culto a “Las calaveritas” o “Animas”, que son restos óseos prehispánicos encontrados en una huaca localizada donde hoy se encuentra el hotel de Turistas.

En esta oportunidad el tema de hoy es el culto que se rinde a “Flor de María”.

Narran los pobladores que el 16 de mayo de 1974 fue encontrado el cuerpo de una mujer en la compuerta del canal Taymi denominada “Tres Tomas”, comprensión del distrito de Mesones Muro. Los habitantes avisaron a la policía y ésta, con orden del respectivo juez instructor, trasladó el cuerpo a la morgue del hospital más cercano.

La autopsia reveló que la joven había sido violada y arrojada a las aguas del canal Taymi, donde se ahogó. Días enteros se indagó por la identidad de esta persona pero nadie puedo reconocerla. Tampoco se reclamó el cuerpo. ¿Cómo se llamaba ¿De dónde venía, fueron las preguntas que hasta hoy flotan en el ambiente.
Cuenta el maestro músico don Benjamín Cabrera que los obreros municipales envolvieron el cuerpo en un saco de yute y lo enterraron en una antigua tumba. Allí quedó olvidado.

Sin embargo, en 1985, ocurrió algo sobre natural que llamó la atención a los moradores del lugar. Ese año, una señora apodada “La Jochicha” se acercó al obrero municipal encargado del cuidado del cementerio y le contó que en sueños se le aparecía en forma constante un alma que decía llamarse “Flor de María”. Y una vez le indicaba que estaba enterrada. Le dijo, inclusive, las características de la tumba.

Previo pago, los obreros municipales decidieron limpiar la tumba. Al día siguiente el trabajador Luis Chapilliquén la pintó y le dio un rostro a “Flor de María”.

Prácticamente ese día comenzó la devoción de muchas personas hacia es mujer desconocida. Muchas mujeres, principalmente devotas, llegan diariamente para implorarle un milagro, a rogarle se cumplan algunos sueños o ilusiones. Ellas llevan flores blancas y amarillas y las depositan al pie de la tumba. Algunos piden que no les falte trabajo a sus esposos o que sane a algún familiar. También ruegan para que se gane un juicio de alimentos o que sus hijos no queden en el más completo desamparo.

En la ciudad de Ferreñafe existe más de un centenar de versiones sobre la forma cómo “Flor de María” ha curado a personas de alguna enfermedad o ha dado solución a sus problemas, previo ruego.

Las velas encendidas son utilizadas para agradecer y algunas, bajo ritos especiales, con el fin de encontrar solución a problemas muy delicados.

Debido a la creciente fe, un grupo de pobladores realizó las respectivas gestiones para que los restos sean trasladados a la ermita construida gracias al aporte de sus devotos. Y así lo hicieron el 27 de junio de 1988. Hoy la visitan peregrinos de toda la región y de la capital de la república. La visita, generalmente, se realiza los días lunes, miércoles y viernes. Claveles, margaritas, gladiolos son depositados en el lugar, dándole un hermoso aspecto.

Las paredes de la ermita han comenzado a llenarse de placas de agradecimiento. Casi semanalmente se pueden observar cartas de pedidos de milagros. Esta actitud de los pobladores y su creencia sirve, incluso, de inspiración a bordos populares para crear poemas, décimas. El nombre de “Flor de María” aparece grabado en triciclos y camiones.

Religiosidad Popular

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom