lig tv izle
justin tv

Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 
promosyonbank.com promosyon canta

Opinión

SIRVIÓ


Ayer recibí en mi correo una estampa de “San Lázaro”, ese santo popular y milagrero que está arraigado en la cultura popular cubana adorado por muchos cubanos por ser el responsable de las curaciones y que en el sincretismo cubano se identifica con la deidad africana de Babalú Ayé, el día 17 de diciembre es su día y el que más o el que menos cree lo recuerda, enciende una vela o va hasta el santuario del Rincón[1] a pagarle una promesa.

Lo interesante de esta estampa que recibí era el montaje con una foto del presidente Obama al que el viejo Lázaro parece palmear el hombro y decirle “SIRVIÓ”, una palabra que el lenguaje popular cubano tiene múltiples significados: Gracias, esa es buena, bien, entre otras.

Como un milagro y mucha sorpresa recibimos los cubanos las declaraciones del presidente cubano Raúl Castro y de los Estados Unidos, Barack Obama, sobre la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos países y una serie de medida que alivian el intercambio bilateral entre ambas naciones. Es un milagro y SIRVIÓ


[1] Iglesia situada en las afuera de La Habana donde se rinde culto a San Lázaro


[1] Iglesia situada en las afuera de La Habana donde se rinde culto a San Lázaro

Opinión

CUBA-ESTADOS UNIDOS, EL PRIMER PASO


Cuando se está viviendo el acontecimiento es difícil pensar con cabeza fría, en la hora de la emociones y los que hemos vivido 56 años en la barricada nos sentimos orgullosos, pero ahora nos aliviamos, no solo porque se hizo justicia con estos cinco hermanos, sino porque los gobiernos de Estados Unidos y Cuba restablecen una relaciones diplomática que deben constituir un primer paso para alcanzar la normalización de las relaciones entre dos pueblos que tiene una larga tradición de intercambio y amistad, aunque ciertos sectores, en todos los tiempos nos han visto con otros ojos, como el vecino pobre, la isla que les pertenece o como la fruta madura que un día girará en su órbita.

Cuba no ha renunciado a ninguno de sus principios, sin ceder un ápice la Revolución Cubana con su dirigencia histórica, ha logrado que la pragmática se imponga a las diferencias y se de ese primer paso, tan necesario para un largo camino, eso nos hace sentir feliz, a la vez que orgullosos de nuestros líderes, de nuestros hermanos en todo el mundo y en especial de América Latina y el Caribe que nos acompañan en esta hora crucial para nuestro pueblo.

Están pendiente muchos asuntos, de cada uno de ellos se hablará, principalmente del BLOQUEO ECONÓMICO Y TOTAL que por más de medio siglo ha estado presente en la vida de cada cubano, de un modo o de otro. No hay derecho a la persecución de una nación por querer ser libre y si se le quiere “ayudar” a una vida mejor en democracia y de cumplimiento pleno de las libertades de sus ciudadanos, lo mejor es dejar de vernos como el enemigo, como el mal ejemplo, como el peor lugar del mundo, como el país “terrorista”, clichés que no encuadran con una sociedad inclusiva, participativa e igualitaria que hemos (estamos) construyendo TODOS los que vivimos en esta isla, que será mejor, en tanto terminen para nosotros las amenazas, las agresiones y los deseos de revancha de una trasnochada “minoría” desalojada del poder por el pueblo en 1959.

Queremos vivir en paz, resolver nuestros problemas nosotros mismos, sin el acecho de inquisidores y agresores, tendiendo puentes para todo el que quiera ayudarnos y compartiendo con todo el que necesite de nuestros conocimientos y de nuestro pan.

Esa es la Cuba que queremos seguir construyendo, solidaria, humana e independiente.

Opinión, Política

EL ÉXODO (ROBO) DE TALENTOS CUBANOS


Los cubanos vivimos un gran reto, seguir construyendo una utopía de igualdades en medio de una crisis económica internacional que agrava la nuestra que tiene tantos años como la Revolución Cubana.

Es una hazaña levantar un país con todos los logros sociales del nuestro teniendo como enemigo al más poderoso país capitalista de la historia, junto con nuestras cegueras políticos-sociales, el “síndrome de la sospecha” constante, la barricada sin alternativa, la ideología de “panfleto” repetitiva y cansona y una sensación de que nos hemos quedado atrás en un país con un alto índice de instrucción, pero con una economía endeble y frágil, por el motivo que sea, que no es para nada una alternativa de vida para muchos jóvenes graduados en Cuba, preparados para determinada actividades, para después enfrentar la enorme aridez de oportunidades para seguir adelante, construir familia, prosperar, ser alguien en la vida.

El hombre antes de pensar en política, debe asegurar un techo, sustento para él y los suyos, y mucho de lo que forma parte de sus aspiraciones, eso ningún gobierno puede garantizarlo plenamente, solo queda darle el derecho a prepararse para la vida y que luego por su “libre albedrío”, encuentre su espacio en el mundo, con ello no le hace mal a nadie.

En un fenómeno el que enfrentamos hoy en Cuba, los jóvenes se van de Cuba, para cualquier país que pague mejor, donde puedan tener, casa, carro, dinero, “reconocimiento”, ayudar a los suyos que quedaron en Cuba y volver de visita a la tierra que aman, al país que añoran, porque es un utopía.

Médicos, ingenieros, atletas, artistas, mucha gente común de gran talento vuelan al norte, al sur, a cualquier parte, muchas veces a hacer el trabajo que el local no quiere por mal pagado, pero que este “sudaca” acepta porque es mejor que el que tiene en su país.

Los oportunistas de siempre, los capitalista pragmáticos y los oligarcas del norte se aprovecha de esta oportunidad, crean programas para incentivar este éxodo de talentos, le dan al cubano una entrada preferencial al “paraíso del sueño americano”, acuñándolos de “perseguidos políticos”, ¿perseguidos de quién?…solo de sus necesidades, de sus frustraciones y de la apatía que va llenando todo nuestro ámbito, porque la vida es una sola, son muchos los sueños, las aspiraciones y poco lo que pueden lograr en esta bella isla mía, que cambia poco a poco.

Me queda el orgullo de la calidad de personas que son estos jóvenes profesionales, los formó una sociedad distinta, nada egoísta, los protegió en la infancia, le dio escuela y garantizó un futuro, pero al fin y al cabo ellos quieren ir a vivir sus sueños junto al que pague más y si es posible tal vez guardando migajas tener “cosas”, aunque el alma se les quede errante en la amargura de no ser de ninguna parte, de no tener banderas, de ser un “neutral” que se hace de la vista gorda ante las luchas de los que por millones tratan de alcanzar una parte de lo que ellos dejaron en su isla hereje y hermosa.

Opinión

SER VIEJO-SER JOVEN



Es cuestión de filosofía, no todo dependen de los años a la hora de saber la edad espiritual de una persona, sino el mantenimiento de esa llama creadora y eterna que es justamente lo que nos hace humanos y por ende diferentes a los animales.

En nosotros los seres humanos, no todo se trata de comer, dormir, procrear y responder a los sentidos para llenarnos de deseos y vivencias, eso nos hacen animales superiores, lo humano está en la capacidad de cambios, la sed de aprender, el deseo de trascender en los que nos heredarán, el sentido de justicia, la bondad como premisa primordial de la vida, la tolerancia para con el distinto y el desprendimiento material y espiritual, porque mañana polvo seremos y solo siendo parte del devenir humano habremos contribuido con nuestra Sociedad, con mayúscula, porque somos un todo en la diversidad.

Ser viejo no significa ser conservador, los que peinamos canas hemos vivido y guardamos la experiencia de lo vivido, el saber de la dialéctica diaria y la posibilidad de mirar el sol salir desde otra perspectiva.

La juventud es la primavera de la vida, los colores más vivos, el aroma más fuerte, la vista más brillante, el mundo más ancho y la curiosidad muy grande. Ser joven es una aventura y en su osadía les parece que “esos adultos tiranos” quieren cortar sus alas, ellos, nosotros, entramos en la dicotomía de los nuevo y lo viejo, contradicción necesaria para crecer y llegar hasta estos “años altos”, como los llamó José Martí, desde donde nos preocupamos, nos enorgullecemos y sufrimos, por sus triunfos y fracasos, así fuimos nosotros, así serán ellos, que nada rompa con odios, este trascurrir natural de la vida: “Joven eres, viejo serás”

Opinión

CONTRA LA VIOLENCIA EN LAS MUJERES Y LAS NIÑAS


La mujer culta y virtuosa

De mujer, pues puede ser

Que mueras de su mordida

Pero no empañes tu vida

Hablando mal de mujer

José Martí

Qué triste que haya necesidad de implementar un día mundial contra la violencia ejercida de muchas maneras contra ese ser extraordinario, sencillo y bello que es la mujer, el “taller de la vida” como las llamó Martí, la culta y virtuoso que urge la vida con la miel de su sonrisa, como también dijera él de esa mitad de la humanidad imprescindible y cada día más a necesaria en un mundo de violencia entronizada donde es ella la que sufre más, por muchas razones sociales, costumbres irracionales, prepotencia machista, desigualdades absurdas y la cruel violencia de quien debería cuidarla, tenerla a su lado como su igual y dejarla crecer y ser ella misma, porque eso beneficia a la humanidad en su conjunto.

Volviendo a Martí, el habla sobre el lado femenino de la vida, la delicada espiritualidad necesaria en todos los seres humanos, hembras o machos, y de lo vacío de la vida cuando se vuelve solo material impulso pragmático.

La sociedad cubana ha recorrido un largo camino para dignificar a la mujer, igualdad de género en todos los sentidos, participación política en los estatus decisores, mayoría en la fuerza técnica calificada, protección a la maternidad y una lucha constante por impedir su utilización como objeto de placer por sí misma.

Pero persiste la violencia, tanto física como sicológica contra sectores vulnerables de las mujeres cubanas, no por bajo deben desestimarse las cifras de muerte, violaciones, abusos sexuales, coacción contra ellas, ahora mucho más expuesta por su amplia presencia en la sociedad y todas sus esferas, por su libertad de movimiento y su búsqueda de un destino mejor para su vida.

Es triste que se siga pensando en preparar a la niña para mujer de un extranjero, como una inversión de la familia para el futuro; que se exploten sus atributos físicos en una acelerada carrera de “modelo” o acompañante de ocasión, eso es prostitución que la marchita y envilece y desdice del esfuerzo de la sociedad cubana por poner a la mujer en el lugar que se ganó en la vida, no por esposa o amante, sino como ser social en igual de derecho.

Existen, y no pocos, los impotentes violentos que pretenden tratarlas como objeto de su propiedad, acudiendo a la violencia para mantenerla a su sombra, la sociedad toda debe permanecer alerta, no basta una cinta naranja un día del año, ni una campaña feminista por muy bien modelada que esté, los grandes valores del ser humano deben reflejarse en sus mujeres, porque de ella venimos, somos sus hermanos, parientes, amigos y sus compañeros para formar el hogar que soñamos para nuestros hijos.

Opinión

DE REGRESO


Un hermoso lugar de mi Cuba, la ciudad de Gíbara en la provincia de Holguín

De tanto en tanto es bueno hacer mutis y reflexionar, vivir y esperar, a modo de poder tener mayor perspectiva de los temas que uno quiere tratar, por ello a veces hago silencio y trato de leer más que de escribir, observar el pedacito de mundo que me toca vivir y tratar de interpretarlo… me da muy buen resultado.

El fin de mi espacio no es la celebridad, ni el altisonante tono de la estrella, sino el criterio del hombre común, ese que no tiene camisa, pero quiere trasmitir lo que pasa en su aldea, su rincón y su vida, que al fin y al cabo es la humanidad que conozco.

Andar la vida por esta isla que cambia sin traumas, tiene su precio, por un lado ver la pragmática de la abeja predominando en los míos, laboriosidad como sinónimo de progreso, vista fija en metas precisas y ojo avizor a la espiritualidad de los valores que garantizarán la salud de la sociedad cubana.

Alguien dijo una vez y el vulgo repitió miles de veces, “que este era el único país donde se podía vivir sin trabajar”, y de ello no tuvo la culpa del todo el pueblo, sino la desvalorización del trabajo como fuente de bienestar y el empadronamiento de un estado “paternalista” y “monolítico” que como padre recto e intransigente te imponía el aquello, de “yo te mantengo, tú me obedeces”.

“Sin prisa, pero sin pausa” como dijo el presidente Raúl Castro, esto va cambiando, la democracia se hace real, participativa y “diversa”, “contestataria”, porque es el único modo en que no se acomode esa “real e incómoda” burocracia estatal, prepotente y muchas veces corrupta, hasta que le cae el peso de la Ley, que en Cuba no son nada contemplativa.

No estamos construyendo el capitalismo como algunos retrógrados de izquierda temen, estamos perfeccionando un sistema que admite la participación del pequeño y mediano productor, de la iniciativa personal, de los artistas, artesanos, campesinos, intelectuales y de todos aquellos que de buena fe quieran ganarse su dinero en Cuba, sin especular, sin sobornar, ni explotar al pueblo, para eso si tenemos un estado fuerte, claro en sus funciones de salvaguardar los interés soberanos de la sociedad y mejorar esas conquistas sociales que hoy son un orgullo para nosotros, aunque haya algunos que la disfrutan, pero la denigran, de todo hay en la viña del señor.

Ese es mi mundo, en el cual participo desde donde me toca, activo, escuchado y actuante.

Saludos

Opinión

LA MEMORIA HISTÓRICA


La memoria suele ser flaca y tiene como mayor enemiga al tiempo, esa implacable dimensión física que al alejar un hecho histórico lo desdibuja, empequeñece o engrandece, siempre en relación directa con el actor principal que es el ser social.

La memoria histórica hoy en Cuba, parece haberse convertido en un cliché de añoranzas o un catecismo de repeticiones para no olvidar, algo que está ahí a fuerza de ser parte del sistema ideológico que tratamos de sacar adelante.

La memoria histórica en Cuba, aún tiene testigos vivos, cuando se trata de hablar del hecho más relevante que nos ha pasado en la historia nacional, la REVOLUCIÓN, así con mayúsculas y sin tener que agregar nada más, porque fue el hecho que puso este país en los rumbos de la contemporaneidad por necesidad de su pueblo y osadía de su vanguardia, que en aquellos momentos, eso muchas veces se olvida, era muy joven y heterogénea desde todos los puntos de vista.

1959 fue un parte agua para los cubanos, apenas unos seis millones en ese momento, con una sociedad de profundos contrastes y desigualdades, tan cerca de los Estados Unidos, que muchos en este país lo consideraron un “fatalismo geográfico”, en tanto sus clases vivas, su burguesía, su gente de política, se desvivían por tener una nación a “imagen y semejanza” de los vecinos ricos, desde donde venía todo, lo bueno y lo malo.

La historia no es solo para académicos, debe contarse con el condimento de lo cotidiano, el error de las urgencias y la decisión de la terquedad patriótica, todos esos condimentos nos hicieron una nación distinta que resistió y resiste, que blasona de logros y corrige errores, que abre los ojos ante realidades del mundo de hoy, pero que no puede olvidar, cuál es la coyuntura mayor de esta nación pequeña al sur de La Florida, con un destino atado a lo que ocurre en las tierras hermanas del sur y a las hostiles decisiones del norte. Esa también es Cuba.

Opinión

VERANO CUBANO, CON LOS OJOS ABIERTOS


En estos días miles de cubanos buscan dónde pasar estos días de verano intensos y calurosos como pocos, los ciclones, a Dios gracias, parecen estar de vacaciones, pero nosotros tratamos de pasarla lo mejor posible, con las miles de ofertas que la sociedad, las instituciones y los individuos presentan a mucha gente ávida de encontrar su pedacito de verano y entretenimiento.

Comparado con cinco años atrás, por no ir más lejos, las ofertas se triplican en cantidad y calidad, los cubanos vamos disfrutando de acuerdo a como nos dé el bolsillo: un hotel, la playa, un tiempo en casa de familia y los más afortunados ya pueden ir al extranjero en viaje de vacaciones, claro sin las embajadas le dan la visa, porque ahora son estas embajadas las que cierran más que abren la puerta a los cubanos, por posibles inmigrantes.

Pero volvamos a Cuba, los barrios se llenan de chicos y chicas que juegan, participan y actúan en algún espectáculo, compran y leen libros y cientos de otras opciones que en santa paz tenemos en esta isla bella, problemática, pero, revolucionaria, eso que no se le olvide a nadie que puedan pensar que porque criticamos, con razón o no, damos nuestra opinión, a quien la quiera saber, podemos convertirnos en agentes de desestabilización de nuestra Cuba Socialista, la de la mayoría inmensa, aunque los trasnochados de Miami y los que en Cuba defienden sus intereses hagan un escándalo con todo, para oírse ellos mismos.

Aquí el 1 % no está en el poder y aunque la prosperidad financiera va abriéndose paso en muchas familias, más vale que sea con dinero bien habido porque si no tarde o temprano llegará la justicia a pedir cuentas.

Aparecerse ahora con un grupo de “activistas” de la USAID para reclutar a jóvenes cubanos, es más de lo mismo, pero estamos preparado y con los ojos abiertos, porque como ocurre en los últimos casos de agresión contra Cuba, los yanquis, ya no quieren embarrarse y pagan incautos mercenarios, más necesitados de dineros que convencidos de su traición, para intentar lo que ellos no han podido: Hacer volver el capitalismo salvaje y egoísta a Cuba.

Opinión, Política

VERANEANDO CON LOS NIÑOS

Aquí estoy yo con los niños del taller de verano “Jugando con Papel” ¿Hará falta mucho para pasarla bien?

¡Hola Mundo!, de vuelta al mundo virtual, después de vivir mi realidad tan hermosa y adsorbente que a veces no me deja tiempo para reflexionar.

Cuba hoy es hoy un multicolor taller de opciones y propuestas para todas las edades, que ofrecen las instituciones y proyectos culturales, además de miles de individualidades nobles con el simple presupuesto de dar a los hombres, mujeres, niños ya tantos otros que dicen aburrirse en el verano, no por falta de propuestas sino por esa endiablada costumbre de hacer lo que está de moda, lo que enajena, o lo que lleva a la evasión de los problemas sociales e individuales, que de todos modos están ahí.

La Cuba de hoy no es la isla de mi infancia, problemas había tanto o más que hoy, pero éramos felices con más espiritualidad que recursos. Hoy si no hay dinero, muchos no saben qué hacer, porque más que recrearse se trata de mostrar un status real o ficticio, “desconectar”, “descargar” y “mañana qué se cabe el mundo”.

Pero hay esperanza, papá y mamá deben saber que el niño es agradecido con aquellas acciones que le entregan, los enseñan y dan espacio a la imaginación, en la mayoría de los casos estas propuestas no son caras o son gratuitas y esa es un reto de todo el que hace cultura comunitaria en Cuba.

Familia es una institución clave para determinar el ámbito formativo de nuestros hijos, lo que no se hace en familia, no lo podrá hacer ninguna otra institución.

Lástima de los que gastan su tiempo en denigrar el proyecto social cubano, el mismo de 1959, navegando entre errores y amenazas, lleno de virtudes, destinado a seguir adelante siempre, crecer en las generaciones que lo viven, dejando la huella de espiritualidad, solidad y humanismo, tan necesaria en tiempos del “Sálvese el que pueda” y de las manipulaciones de estos medios ¿sociales?

Cultura, Opinión

VALORAR LO QUE TENEMOS

La tranquilidad social y el devenir cotidiano en medio de un ambiente de paz es una de las fortalezas del sistema socialista cubano, primero por la tradición revolucionaria de solidaridad y apoyo mutuo que permanece entre nosotros, a pesar del asomo del egoismo individualistas en ciertas manifestaciones de grupos minoritarios, por eso son de notar, por excepcionales.

Como ciudadano cubano me doy cuenta que estos pequeños matices de actitudes están dados por la no solución de pequeños-grandes problemas de la cotidianidad ciudadana, dados por las carencias y mucho por la insencibilidad de los que tienen en sus manos resolver determinados asuntos de la vida cotidiana del ciudadano.

Es por eso que llama la atención el artículo aparecido en el periódico Granma (3/6/2014) sobre la desidia como fenómeno de las administraciones estatales al dejar de resolver o responder cuando no se pueda resolver, pero en forma clara y en tiempo a las quejas de la población. Responder a una queja un año después, es una ofensa al pueblo que sufre los problemas e irrespeto al mandato que ese mismo pueblo ha dado a sus funcionarios.

Pequeñas cosas determinan grandes desiciones y los que vivimos en Cuba sabemos que es el “día a día”  el que nos consume por esos  “pequeños problemas” que a la larga convierten la vida en común, en un infierno.

Opinión

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda