Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

Opinión

AUTOSUFICIENCIA


En décadas anteriores este valor humano era considerado en Cuba un antivalor por el simple hecho que para muchos era el antítesis del trabajo en grupo, del apoyo mutuo y por ende la forma más cercana al individualismo desde donde se podía llegar al egoísmo.

Recuerdo que en muchas asambleas de ejemplares y de “escogencia” de los mejores, señalarle a alguien ser un autosuficiente era marcarlo como que tenía un problema y debía superarlo.

En realidad lo que todo el mundo entendía era que ser “gregario” era signo de dependencia y por ello de seguridad del grupo “porque todo en grupo sale mejor”, en realidad había muchos “recostados” que no contribuían nada al grupo y en el grupo había líderes que sabían lo que había que hacer y la tarea salía, ¿resultado?, premio colectivo y desalentador para los que verdaderamente habían trabajado.

También por esos años se acuñó una verdad, “ser autosuficiente: suficiente no era malo”, era y es bueno; lo malo estaba en aquellos equipos y colectivos llenos de “recostados”, “vagos”, “oportunistas” y “doblemoralistas” viviendo a costa del sacrifico de todos.

Es necesario que los colectivos estén llenos de autosuficientes, personas que sepan lo que hay que hacer y puedan emprender su tarea sin que otro tenga que hacer su parte o esperar que ellos terminen para completar el encargo social, esos son los buenos y por eso es necesario aplicar con justicia aquella fórmula económica socialista: “Dé cada cual según su capacidad y reciba cada cual según su trabajo”

Opinión

EL MUNDO HOY


La cultura es memoria, huella del hombre sobre la tierra, de su devenir por generaciones sobre este planeta que es apenas un soplo, geológicamente hablando. El ser humano lo ha transformado y hoy se ha puesto a punto de completar un etnocidio selectivo por motivos realmente mezquinos.

Que la aldea global cuente con varios miles de millones de congéneres, debería ser motivo de orgullo para todos nosotros que hace apenas cien mil años comenzamos este fantástico transito de la manada a la sociedad moderna, desarrollando una capacidad tecnológica capaz de hacer mucho bien y mucho mal.

El humano siempre curioso, ambicioso y egoísta ha olvidado ha olvidado elementos de su espiritualidad que la civilización debió potenciar: el primero y más importante es su capacidad de “ser bueno”, compasivo y solidario; valores que hoy pugnan por desaparecer en una sociedad muy competitiva donde la “Ley del más fuerte” predomina a fuerza de la violencia del hombre contra el propio hombre.

La sociedad moderna está abocada a la disyuntiva de resolver los problemas de su especie y el planeta todo, o seguir desarrollando una vida desafortunadamente lúdica para un pequeño de ellos (los alfa, los triunfadores, los dueños de casi todo, los sin escrúpulos), que equivale a decir una humanidad sin futuro, pero que desaparecerá a lo “grande” en medio de orgías, exceso de lujo, fatuidades y una cultura vanal en la que el culto a la riqueza y el poder, nos dará una noche a lo grande, después no importa.

Vale la pena luchar por utopías, soñar por una humanidad humana, redundancia necesaria en un mundo maltusiano en el que millones no tienen esperanzas.

La democracia no debería ser solo el derecho a elegir al timonel del poder (casi siempre rico, inteligente y a fin a las clases poderosas); democracia debe ser derecho a la vida, a la educación, la salud, llegar tan lejos como nos den nuestras capacidades, respetar al otro, condenar el egoísmo y la envidia e identificarnos todos como lo que somos “seres pensantes”, seres humanos.

Opinión

CUBA, LISTAS LAS ESCUELAS


En medio de una gran sequía, el pueblo cubano alegre y persistente prepara por estos días todos los medios a su alcance para alistar las escuelas de todas las enseñanzas e iniciar el nuevo curso escolar, con las escuelas recién pintadas, la base material dispuesta para ser distribuida de modo gratuito a cada alumno, un maestro en cada aula, pese a la tensión por cubrir plazas en algunas provincias, principalmente la capital, y tratando que el promedio de alumno por maestro no rebase los 30.

Podemos decir con orgullo que el 100 % de todo el que tiene edad escolar está en el sistema de enseñanza, y que a pesar del BLOQUEO,( nadie lo olvide, sigue ahí, apoyado por los apóstatas de siempre) se garantiza que todos los niños y jóvenes tengan escuela, maestro y su base materia de estudio.

Lo demás queda por la FAMILIA, el estado garantiza este derecho de forma gratuita pero toca a cada núcleo familiar preocuparse por el rendimiento de su hijo, su disciplina, su asistencia, el apoyo a sus estudios y su futuro, porque ellos son el mañana y la continuidad del todo que se llama SOCIEDAD CUBANA REVOLUCIONARIA, ¡Sirvió, me basta!

Opinión

SER VIEJO

El problema de ser viejo, no son los achaques que llegarán más temprano que tarde, ni las nostalgias que ocupan el lugar de un tiempo ido, lo más difícil es ver como todos, poco a poco te van dejando a un lado, porque ya tú no estás para eso, porque eso ya no es problema tuyo, porque ya hiciste bastante… Te vas convirtiendo en  algo anacrónico, algo que está ahí pero nadie ve o ve cuando le conviene, sin preguntarte nada porque no hace falta.

No importa, que no te haga daño, acompaña tu mundo con los que te aman, trata de expandir tus sueños con quien quiera compartirlo, no te lamentes, vive.

Siempre habrá música, un buen libro, un conversador ocasional y el repasar hermoso de tu vida larga.

Sé de ancianos que no tienen tiempo para esto, porque  luchan por su sustento o el de los suyos, que nadie podrá hablarle de muchas cosas porque tienen pocos amigos o ninguno, de todas forma llena tus “años altos” con la energía de los imprescindibles.

Ser viejo es el bello momento del recuento

Opinión

LA LIBERTAD DE VIAJAR

Desde que en 2013 se restableció el “Derecho” de los ciudadanos cubanos a viajar a cualquier país del mundo, opción que a muchos le pareció quimera por falta de recursos económicos pero que la vida ha demostrado no es tan así, ha sido una novedad bien aprovechada por quienes tienen familiares en el exterior y por los otros que con sus ahorros se pagan un viaje a cualquier país del mundo.

¿Qué ha ocurrido?, que ahora son muchos los países que niegan visas de entrada a los cubanos por un acápite eufemístico: “Posible emigrante”. Lo hacen desde la “gran nación del norte” hasta las “hermanas naciones” de Venezuela y Ecuador, pasando por España, México y Canadá, entre otros.

Cuando era restringido si podían ir los cubanos ahora que se puede se les ponen trabas, ¿no son esas barreras discriminatorias contra nuestros conciudadanos?



Opinión

BITACORA DE PUEBLO

Cuando quieres distribuir tu dinero, satisfacer tus necesidades y hacer algunos arreglos que permitan vivir con un mejor confort, te das cuenta si eres un asalariado, que no alcanza para mucho, por eso hay que establecer prioridades sacar adelante lo perentorio, prever el futuro y guardar unos “quilos” para cuando la soga aprieta.

Esa era la filosofía de mi madre, responsable de seis hijos y ocho bocas en total que tenía que hacer de tripas corazón para que el “salario” de mi padre el jornalero, el peón ferroviario, el vendedor ambulante, el que hacía cualquier cosa honrada por llevar el pan a la casa, alcanzara.

Pese a nuestros problemas, en la Cuba del 2015 muchas cosas están garantizadas, una profunda Revolución Social hizo de la educación, la salud, la seguridad social y muchas otras cosas un derecho y una obligación que hace de este un país de educación universal y gratuita, de salud universal y gratuita y de una seguridad social amplia.

Los salarios no son altos en comparación con los precios de “oferta demanda” en un país deprimido en el tema de asegurar el día a día, reparar la vivienda, comprar lo necesario, vestir y complacer a los muchachos de cuando en cuando.

Pero hay un tema básico, muchos quieren ganar dinero rápido y “suave” olvidando que el TRABAJO es la principal fuente de riqueza para una familia y una sociedad; van saltando de trabajo en trabajo, buscando más la “búsqueda”[1] que el apego al mismo.

Se escucha aquello de no querer trabajar para el estado (principal empleador en Cuba) por las reglas a cumplir y miran la vida como una eterna búsqueda que no se sabe a qué le puede conducir, es un tema diario, es la vida en un país con gente “instruida”, que tiene como cotidiano todos aquellos logros que la Revolución incorporó, pero que al mismo tiempo olvida o pretende hacerlo, las circunstancias de su hoy y lo que puede ocurrir en un “salve el que pueda que tiene un nombre”.


[1] Lo que entra fuera del salario, tanto en dinero como en especie, casi siempre ilegal.

Opinión

PERDER LA BRÚJULA POR UN MINUTO DE FAMA


Ahora que el mundo parece estar a un clip ocurre un fenómeno interesante y aleccionador, es tanta la información que el ser humano se pierde entre la algarabía silenciosa de los 0 y 1, ese lenguaje digital que parece hecho no para informar sino para desinformar.

Hace menos de 20 años bastaba con buscar una buena bibliografía sobre el tema que necesitabas investigar y una dosis de paciencia y raciocinio para hacer tus propias conclusiones sobre determinados temas.

Ahora hay tanta información, buena, mala, regular, tergiversada, que te desorientas y hasta pones en dudas tus conocimientos por la convicción con que cualquier “experto” te asegura sobre determinado tema, te dice que estabas equivocado que lo rojo ya no es rojo, sino rosa pálido y si te descuida “verde”.

¿De qué sirve tanta información desmovilizadora?, en política para dividir, alejar, sembrar la desconfianza y satanizar cualquier buena intención de ayudar a las mayoría en detrimento de las “minorías” privilegiadas y de los aspirantes a ser parte de esa “minoría”, que son peores que los que forman parte de ella, desgraciadamente es a los jóvenes a quien más influye semejante falta de ética, esa dictadura del color y la imagen, esa desechabilidad de la nobleza, por un “minuto de fama”

Opinión

LA HISTORIA PARA PENSARLA Y CONTARLA, NO PARA EDULCORARLA


¡Centinela alerta!

Comienza a verse una tendencia entre ciertos círculos de escribidores y pensantes en Cuba, lo que era rojo ahora es rosado y lo radical ahora es de centro, aunque no lleguen a la derecha, porque no conviene.

Pasa con las relaciones de Cuba y los Estados Unidos, aunque el señor Obama haya dicho que el cambio no es de política sino de estrategia, que lo que se busca es un nuevo método para llegar a lo mismo y ¿qué es lo mismo?, esa parece una pregunta capciosa, pero lo mismo es cambiar el régimen en Cuba, tumbar a la Revolución Cubana y volver al relajo de los primeros cincuenta años de República, lo increíble es que haya gente que lee lo que le conviene, aunque en ello le vaya la libertad, siempre y cuando ellos salgan ganando con algún dinerito, alguna prosperidad de migajas y el hecho de estar entre los privilegiados.

La Revolución no ha fracasado, luego de tanta hostilidad Cuba y Estados Unidos se sienta a dialogar en plano de igualdad, Cuba exhibe índice que ya quisieran tener los países como el nuestro “en vías de desarrollo”, los índices humanos en Cuba son altos, aunque todo no sea perfecto por todo eso que no nos podemos cansar de repetir: BLOQUEO ECONÓMICO DE LA POTENCIA MÁS GRANDE DE LA HISTORIA, INEFICIENCIA Y PATERNALISMO A LA HORA DE ADMINISTRAR LOS RECURSOS DEL PUEBLO Y ESE BUROCRATISMO ESTATAL QUE AHOGA TODAS LAS INICIATIVAS Y HA SIDO CALDO DE CULTIVO DE ESA LÁCRA DE BURÓ Y PAPELES QUE NOS DEJA AVANZAR.

Pese a ello y con ello seguimos apostando por un país más justo, equitativo, donde todos halemos parejo para salir adelante.

Opinión

A PROPÓSITO DE “PALABRAS A LOS INTELECTUALES”



Uno de los temas más importantes para los intelectuales y artistas cubanos a principios de la Revolución, era la libertad de creación, por lo que desde inicios hubo tensiones con ciertos sectores que desde la Revolución adoptaban una posición más dogmática, este enfoque era asumido por los redactores de “Lunes de Revolución”, tabloide cultural del periódico Revolución, dirigido por Guillermo Cabrera Infante, quienes desde sus páginas comenzaron a “pedir cuentas” a los escritores y artistas por su obra de “evasión de la realidad” y de poco o ningún compromiso social antes del triunfo de la Revolución, atacando directamente al grupo Orígenes y su mentor José Lezama Lima.

En estos círculos intelectuales había muchas preguntas sin contestar y desde la dirección de la Revolución no había una política cultural definida, como no fuera la línea de “Lunes de Revolución”, que protagonizó una protesta por la censura del documental “PM”, financiado por este semanario y que fue interpretado como un ataque a la libertad de expresión y provocó un malestar evidente entre los intelectuales de La Habana.

Por tal motivo la dirección de la Revolución convocó a los intelectuales a una reunión realizada en la Biblioteca Nacional José Martí, los días 16, 23 y 30 de junio de 1961. El objetivo era debatir los temas que preocupaban a este sector. Fue un proceso extenso, en el que se expresaron diversos criterios, y que terminó cuando Fidel, después de escuchar todos los criterios, dejó definida la política cultural del proceso revolucionario en sus palabras de resumen, conocidas hoy como “Palabras a los intelectuales”:

“Si a los revolucionarios nos preguntan qué es lo que más nos importa, nosotros diremos: el pueblo. Y siempre diremos: el pueblo. El pueblo en su sentido real, es decir, esa mayoría del pueblo que ha tenido que vivir en la explotación y en el olvido más cruel. Nuestra preocupación fundamental siempre serán las grandes mayorías del pueblo, es decir, las clases oprimidas y explotadas del pueblo. El prisma a través del cual nosotros lo miramos todo es ese: para nosotros será bueno lo que sea bueno para ellos; para nosotros será noble, será bello y será útil todo lo que sea noble, sea útil y sea bello para ellos.

“Comprendemos que debe ser una tragedia para alguien que comprenda esto y, sin embargo, se tenga que reconocer incapaz de luchar por eso. Nosotros somos o creemos ser hombres revolucionarios; quien sea más artista que revolucionario no puede pensar exactamente igual que nosotros. Nosotros luchamos por el pueblo y no padecemos ningún conflicto, porque luchamos por el pueblo y sabemos que podemos lograr los propósitos de nuestras luchas.

“Y la Revolución tiene que tener una política para esa parte del pueblo, la Revolución tiene que tener una actitud para esa parte de los intelectuales y de los escritores. La Revolución tiene que comprender esa realidad, y por lo tanto debe actuar de manera que todo ese sector de los artistas y de los intelectuales que no sean genuinamente revolucionarios, encuentren que dentro de la Revolución tienen un campo para trabajar y para crear; y que su espíritu creador, aun cuando no sean escritores o artistas revolucionarios, tiene oportunidad y tiene libertad para expresarse. Es decir, dentro de la Revolución.

“Esto significa que dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada. Contra la Revolución nada, porque la Revolución tiene también sus derechos; y el primer derecho de la Revolución es el derecho a existir. Y frente al derecho de la Revolución de ser y de existir, nadie -por cuanto la Revolución comprende los intereses del pueblo, por cuanto la Revolución significa los intereses de la nación entera,- nadie puede alegar con razón un derecho contra ella. Creo que esto es bien claro.”[1]

A pesar de la claridad de estos conceptos, vinieron años de aplicación coyuntural y selectiva de estos principios, de acuerdo al momento histórico y a la percepción de los “funcionarios” erigidos en guardianes de esta política y que trajo un triste “decenio gris”(década de los 70 y más) que empobreció el trabajo intelectual cubano y creó un clima de intolerancia y exclusión muy dañino.


[1] Fidel Castro: Palabras a los intelectuales. La Habana, 1961

Cultura, Historia, Opinión

EL CHE HABLA DE JOSÉ MARTÍ


El 14 de junio de 1928 nació en Rosario, Argentina, Ernesto Guevara de la Serna, nuestro querido “Ché”, una figura carismática y de aportes extraordinarios al quehacer revolucionarios de nuestros días. Los cubanos tuvimos el inmenso privilegio de verlo crecer en el ámbito cubano como guerrillero, estadista y ser humano.

De hecho el Che dejó entre nosotros su faceta más fructífera para todas las generaciones que vinieran después, la de educador. Con su ejemplo y su intransigencia formó en los hombres bajo su mando y en quienes lo conocieron la convicción de que a la sociedad nueva le correspondía un “hombre nuevo”, del que fue sin duda el modelo. Ese hombre nuevo solidario, altruista, capaz de luchar por la causa de los humildes desde el lugar que le asignara la historia y las veleidosas circunstancias, fue él.

Mi generación lo vio vivo, actuante, constructor de la nueva sociedad, impulsor de las nuevas conductas para la sociedad socialista modélica que soñó y que hoy nos queda como la utopía que alcanzará la humanidad cuando sea capaz de dejar a un lado los egoísmos y las ambiciones fanáticas de poder y enriquecimiento.

Como homenaje a este nuevo aniversario del nacimiento del Che traigo unas anotaciones que hice hace ya varios años, con respecto a su pensamiento sobre José Martí:

El 28 de enero de 1961, aniversario del natalicio de José Martí y en un año en el que Cuba se había comprometido ante el mundo librarse del flagelo del analfabetismo, se produjo este hermoso encuentro del Comandante Ernesto Guevara con un grupo de entusiastas jóvenes que lo aclamaban; con su peculiar manera de dirigirse al pueblo el Che dijo:

“Hoy se cumple un nuevo aniversario del natalicio de José Martí, y antes de entrar en el tema quiero prevenirles una cosa: he escuchado hace unos momentos: ¡Viva el Che Guevara!, pero a ninguno de ustedes se les ocurrió hoy gritar: ¡Viva Martí!… y esto no está bien…”

Más adelante explica a los jóvenes allí reunidos lo que significa Martí para los revolucionarios, “…Martí fue el mentor de nuestra Revolución a cuya palabra había que recurrir siempre para dar la interpretación justa de los fenómenos históricos que estábamos viviendo, y el hombre cuya palabra y cuyo ejemplo había que recordar cada vez que se quisiera decir o hacer trascendente en esta patria… porque José Martí es mucho más que cubano; es americano, …su voz se escucha y respeta no solo aquí en Cuba sino en toda América”

El guerrillero argentino-cubano que conoció del arraigo del Apóstol en el pueblo cubano profundiza en el modo mejor de rendirle homenaje al inspirador ideológico de la Revolución Cubana:

“Se puede honrar a Martí citando sus frases bonitas, frases perfectas, y además, y sobre todo, frases justas. Pero se puede y se debe honrar a Martí en la forma en que él quería que se le hiciera, cuando decía a pleno pulmón: “La mejor manera de decir es hacer”

La ejemplar vida del Guerrillero Heroico fue su mejor modo de rendirle homenaje al Cubano Mayor. El pudo conocerlo poco, como bien dice en otros momentos, había leído algo de su poesía y aprendió de su obra y ejemplo con los cubanos en la preparación de la insurrección, en la guerra y ya triunfante la Revolución.

Pudo aquilatar el valor de la vida y la obra de José Martí, no solo para los cubanos, sino para los latinoamericanos y los desposeídos de la tierra, con los que quiso su suerte echar.

Sus palabras de ese día se centraron en explicar a los jóvenes cubanos el modo de honrar a Martí enfatizando su identificación con aquella máxima martiana que expresa: “Todo hombre verdadero debe sentir en la mejilla el golpe dado a cualquier mejilla de hombre” porque para él ese aforismo definía a un revolucionario en la lucha por lograr la plena emancipación humana, por eso murió Martí, por eso también murió el Che.

Al terminar su alocución, después de recordarles el amor de José Martí por la niñez y la juventud, el Che les pidió a los allí reunido que lo despidieran como lo habían recibido,”…pero al revés: con ¡Viva Martí que está vivo!”

José Martí, Opinión
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda