Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

Archivo de Enero, 2018




Este es un documento curioso, escrito por José Martí para el periódico “Patria” en 1892, el tema central es el propio Martí quien esboza una biografía del Delegado del Partido Revolucionario Cubano, pocos días después de haberse constituido esta organización que tiene como fin primordial luchar por la independencia de Cuba y de Puerto Rico, por su valor testimonial la traemos a los lectores de este Blog a modo de acercarnos un poco más a la figura gloriosa del Héroe Nacional de Cuba:

“El Delegado del Partido Revolucionario Cubano,- del Partido que mantiene la unión de los antillanos revolucionarios para impedir, con una guerra de espíritu público, el triunfo de una independencia nominal y fugaz, por no llevar en sí el aliento y los modos y el propósito de la república,- es el mismo hombre que a raíz del Zanjón[1] concentró e torno suyo los cubanos sagaces que convenían en la necesidad de mantener compactas, para la lucha decisiva, las fuerzas de una guerra en que causas efímeras y personales vinieron a hacer posible la tregua innecesaria; el mismo hombre que, al día siguiente de caer con el movimiento imperfecto de 1880, convidaba a los jefes prestigiosos del extranjero, y a los cubanos más señalados de la Isla, a ordenar desde entonces, desde hace doce años, los elementos de opinión y de fuerza, para alzarse en seguro con la colonia podrida y minada; el mismo hombre que en hora difícil, sin ira en el corazón, prefirió mantener la justicia de respetar al país y convidarlo cuando se le llevaba a la guerra que lo trastornaría, a la gloria insuficiente de llevar al país temeroso una guerra oscura y ciega; el mismo hombre que, por encargo de los compatriotas con quienes residía, propuso a las emigraciones, hace tres años, la conveniencia de fijar, campaña franca y unida, los principios de utilidad pública, y los métodos democráticos y cordiales, con que servían a la patria sus hijos emigrados. Y al ser honrado por distinción que ninguna otra pudiese superar, con la representación visible del Partido Revolucionario Cubano, él sabrá, sin duda en acuerdo estricto con su propia historia, y en obediencia al mandato expreso de sus compatriotas, guiar las fuerzas revolucionarias, en el período de su gestión, de modo que sean la única ayuda y no el mayor peligro, de la patria amada; de modo que incluyan, para el poder de hoy y la paz de luego, los elementos todos del país, en la proporción de la justicia de modo que la guerra que se ordene, sea la guerra republicana e impersonal, germen de la república segura, y dispuesta en acuerdo con la voluntad y los intereses legítimos de la patria.”

Periódico “Patria”, 23 de abril de 1892[2]


[1] Lugar donde se firmó el fin de la primera guerra de independencia en Cuba, febrero de 1878

[2] Obras Completas de José Martí. Tomo 1, pp.415, 416

Guardar

José Martí

JOSÉ MARTÍ, AUTOBIOGRAFÍA



Este es un documento curioso, escrito por José Martí para el periódico “Patria” en 1892, el tema central es el propio Martí quien esboza una biografía del Delegado del Partido Revolucionario Cubano, pocos días después de haberse constituido esta organización que tiene como fin primordial luchar por la independencia de Cuba y de Puerto Rico, por su valor testimonial la traemos a los lectores de este Blog a modo de acercarnos un poco más a la figura gloriosa del Héroe Nacional de Cuba:

“El Delegado del Partido Revolucionario Cubano,- del Partido que mantiene la unión de los antillanos revolucionarios para impedir, con una guerra de espíritu público, el triunfo de una independencia nominal y fugaz, por no llevar en sí el aliento y los modos y el propósito de la república,- es el mismo hombre que a raíz del Zanjón[1] concentró e torno suyo los cubanos sagaces que convenían en la necesidad de mantener compactas, para la lucha decisiva, las fuerzas de una guerra en que causas efímeras y personales vinieron a hacer posible la tregua innecesaria; el mismo hombre que, al día siguiente de caer con el movimiento imperfecto de 1880, convidaba a los jefes prestigiosos del extranjero, y a los cubanos más señalados de la Isla, a ordenar desde entonces, desde hace doce años, los elementos de opinión y de fuerza, para alzarse en seguro con la colonia podrida y minada; el mismo hombre que en hora difícil, sin ira en el corazón, prefirió mantener la justicia de respetar al país y convidarlo cuando se le llevaba a la guerra que lo trastornaría, a la gloria insuficiente de llevar al país temeroso una guerra oscura y ciega; el mismo hombre que, por encargo de los compatriotas con quienes residía, propuso a las emigraciones, hace tres años, la conveniencia de fijar, campaña franca y unida, los principios de utilidad pública, y los métodos democráticos y cordiales, con que servían a la patria sus hijos emigrados. Y al ser honrado por distinción que ninguna otra pudiese superar, con la representación visible del Partido Revolucionario Cubano, él sabrá, sin duda en acuerdo estricto con su propia historia, y en obediencia al mandato expreso de sus compatriotas, guiar las fuerzas revolucionarias, en el período de su gestión, de modo que sean la única ayuda y no el mayor peligro, de la patria amada; de modo que incluyan, para el poder de hoy y la paz de luego, los elementos todos del país, en la proporción de la justicia de modo que la guerra que se ordene, sea la guerra republicana e impersonal, germen de la república segura, y dispuesta en acuerdo con la voluntad y los intereses legítimos de la patria.”

Periódico “Patria”, 23 de abril de 1892[2]




[1] Lugar donde se firmó el fin de la primera guerra de independencia en Cuba, febrero de 1878

[2] Obras Completas de José Martí. Tomo 1, pp.415, 416

José Martí

HOLA, FELIZ AÑO NUEVO


Hace más de una semana que no me conecto, es mi modo de reflexionar sobre mi mundo, en el que vivo, ese micromundo que no me hace falta que nadie me cuente para hacerme a una idea de cómo está… lo vivo y con casi 67 años, a los que arribaré el día 14 de este mes.

Han sido días de recuentos nacionales e internacionales, donde el pesimismo y la “mala leche” predominan, gracias al egoísmo y a la ambición desmedida del género humano, el hombre es más lobo del hombre, de hermanos, a veces no se respetan ni los consanguíneos, por lo que la mirada “objetiva” a la humanidad en su conjunto es una triste representación de su salvajismo, el sálvese quien pueda y la defensa banal de la propiedad y los bienes por sobre la convivencia, la solidaridad, el altruismo y tantos valores universales que hoy son letra muerta o metas inalcanzables de la humanidad.

Lo triste es que en nuestra querida isla modelo van avanzando esos antivalores en medio de una propaganda casi bíblica que no pesa menos que la precariedad y el atavismo bien intencionado que sentimos cada vez más lejos.

Como cubano y educador me toca hacer lo mío, enseñar objetivamente la Historia que hemos vivido, mostrar con mi propio ejemplo que ser humano en este país va unido al compromiso de hacer por el otro, dejar una huella y atenerme a esa máxima martiana que dice que: “HACER ES LA MEJOR MANERA DE DECIR”.

Felicidades compatriotas, que la prosperidad venga con el sudor de nuestra frente o la inteligencia de nuestra mente, que la dignidad pase primero por la individualidad para que pueda luego convertirse en valor colectivo, esa es mi letra, lo demás es polvo de estrella.

Opinión
chatroulette chatrandom