Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

Archivo de Septiembre, 2017

LA ASAMBLEA DE JIMAGUAYÚ



Hace 122 comenzó en Jimaguayú, Camagüey la Asamblea Constituyente de la República de Cuba en Armas en las se que discutiría la forma de gobierno y las relaciones entre el poder civil de la Revolución y el ejército independentista.

Uno de los principales protagonista de aquella reunión lo fue el Coronel Fermín Valdés Domínguez, el entrañable amigo de José Martí, muerto en combate el 19 de mayo de 1895 defensor de la tesis martiana de crear un gobierno civil pero darle al Ejército Libertador las libertades suficientes para lograr el objetivo supremo de lograr la independencia.

Exponemos aquí un fragmento de su biografía[1], en la que expone su testimonio de aquella reunión necesaria de la Revolución Independentista de 1895:

El 13 de septiembre de 1895 se reunen en el potrero de Jimaguayú[2], los representantes electos entre las fuerzas independentistas cubanas que se habían alzado contra el colonialismo español, entre los que se encontraba Fermín Valdés Domínguez, elegido por la provincia de Camagüey.

La Asamblea se inicia con la presentación por el joven abogado Rafael María Portuondo Tamayo del 3er Cuerpo de Ejército, de un Proyecto de Constitución, cuyo punto más polémico fue su artículo 13 en el que se proponía que el Presidente y el Vice-Presidente de la Junta de Gobierno fueran el General en Jefe del Ejército Libertador y su Lugarteniente General, respectivamente.

Terminada la propuesta, Fermín pidió la palabra para exponer su desacuerdo por el peligro que representaba para la futura república. Alegó que apoyaba en sentido general el proyecto presentado por los orientales, pero que se oponía rotundamente al nombramiento de Presidente y vice-presidente a los cargos de General en Jefe y Lugarteniente General.

La polémica en torno al tema fue la sustancia básica de la Asamblea y Fermín junto a Enrique Loynaz del Castillo se erigen en líderes y defensores del Gobierno Civil como garantía contra el caudillismo. Al siguiente día el propio Fermín, preocupado porque la intensa discusión creara la división en las filas independentistas y conocedor del criterio martiano al respecto, pidió a la minoría que presentara una propuesta que condujera al logro de un consenso sobre el tema.

Finalmente se llegó a un acuerdo basado en el principio martiano de: “El ejército libre y el país como país, y con toda su dignidad representado”[3] y el 16 de septiembre se aprueba la Carta Magna

De aquellos días en la Asamblea Constituyente de Jimaguayú, escribirá nuestro biografiado:

“Si yo pudiera en pocas frases, pintar el patriotismo y la fe con que se reunieron, y el tesón con que discutieron los hombres de la Asamblea Constituyente, yo me impondría esa tarea(…)Queda en mi corazón, como en una urna santa, la alegría y la honra de haber puesto mi nombre humilde, al pie de la constitución de mi patria; de haber sido electo dos veces diputado para aquella Asamblea y que mis compañeros me confiaran la misión de llevar al ilustre Gómez, al genio de nuestra guerra, el mensaje anunciándole que había sido electo por aclamación, Generalísimo de nuestra fuerza”[4]

En el sexto día de la reunión se eligió el Consejo de Gobierno, presidido por Salvador Cisnero Betancourt como presidente y Bartolomé Masó como vicepresidente; Fermín Valdés Domínguez fue designado Sub-Secretario del Exterior.

[1] Ramón Guerra Díaz: “Como de la misma raíz” (Biografía de Fermín Valdés Domínguez) en Monografía.com

[2] Lugar donde murió en combate el Mayor General Ignacio Agramonte en 1873

[3] José Martí: Carta a Gonzalo de Quesada. Obras Completas, Tomo III Pág. La Habana, 1975

[4] Fondo Donativo: Leg. 416, Nº de Orden 1 A, Archivo Nacional de Cuba

Historia

JOSÉ MARTÍ, LOS CAMINOS DEL AMOR


“Martí y la noche”

José Luis Fariña

En Cuba el tema de los amores de José Martí es algo que levanta serias polémicas entre entendidos y gente de pueblo que conocen al Maestro por lo mucho que su vida y su legado se difunde.

Poeta, romántico soñador, apasionado, creció con la rima en mente y luego sus imágenes superaron aquel encabalgamiento para regalarnos sus versos rebeldes nacidos del alma, sin rima, tocando todos los tonos espirituales de un hombre que se multiplica entre el deber político y el brotar forzoso de sus años.

Ya desde sus años juveniles se habla de aquel amor platónico por la Micaela de Mendive, “la que se hizo enterrar con sus carta y sus versos”, según la leyenda del rumor no confirmada.

En España, joven y rebelde goza de un amor adultero que después condena por ética, pero que vivió como hombre; luego fue Blanca de Moltalvo la zaragozana que hizo estallar la “breve flor de su vida”; el deslumbramiento en México, veinteañero aún, bohemio y exitoso en ese mundo intelectual pre modernista que lo hizo amar, sufrir despechos, para caer luego rendido por una mujer de carácter, la camagüeyana Carmen Zayas Bazán Hidalgo, quien le hace olvidar las aventuras de camerino y catas fortuitas, y por vez primera lo compromete al matrimonio como ideal del amor y la tranquilidad familiar.

Novio de Carmen conoce en Guatemala a María García Granado, la adolescente que lo ama sin condición y a quien entregó los restos románticos de sus amores insensatos. Este nuevo amor platónico será tal vez el más conocido y especulado, justo por el poema IX de “Versos Sencillos”[1], inmortalizador epitafio de un amor imposible.

El ser político, consagrado y centrado, llevará la tormenta al hogar soñado y la estoica Carmen reclama y espera por el hombre del hogar, no solo por el amoroso esposo, sino el asegurador del porvenir de su hijo.

En esa rivalidad de Patria y Hogar, Carmen pierde y la ruptura vendrá luego de varios intentos por rehacer el hogar en tierra extraña; pero esta “alma trémula y sola” que es Martí, encuentra en las frías neuyorquina a una amiga que comparte sus anhelos por la isla irredenta y sin que medie ninguna justificación lógica, porque el amor nunca lo es, y el sufrir sea el resultado de lo prohibido, Carmen Miyares termina siendo el amor maduro de un hombre en la tormenta, sin que puedan negarse otros escarceos, otras “pasiones pasajeras” que lo hacen leyenda entre poemas y cartas. Este es también nuestro José Martí.


[1] Conocido por todos como “La niña de Guatemala”

Cultura, José Martí

CUANDO CIENFUEGOS DESAFÍO LA DICTADURA


El 5 de septiembre de 1957, hace 60 años el “Movimiento 26 de Julio” organiza en la ciudad de Cienfuegos un levantamiento armado con el objetivo de acelerar la caída de la dictadura de Fulgencio Batista, el mismo era parte de un plan mayor que incluía el levantamiento armado de oficiales de la marina del régimen.

Finalmente solo las milicias del “26 de Julio” junto a un grupo de marinos llevaron a cabo la valiente gesta de ocupar la ciudad por un día y defender sus posiciones durante largas horas frente a fuerzas superiores en número y armamento.

Muchos especulan hoy qué hubiese ocurrido de haber tenido éxito la intentona, muchas vidas de valiosos cubanos se hubieran salvado, el inevitable triunfo de la revolución se hubiera adelantado unos meses; pero el fracaso también tuvo su valor, el país y el mundo supo que no era un grupo aislado el que peleaba el Sierra Maestra o en el clandestinaje heroico que cubría la retaguardia fecunda de las ciudades y poblados.

Cienfuegos fue el ejemplo hermoso del sacrificio de jóvenes estudiantes, trabajadores y marinos, acudiendo al deber cívico de contribuir a expulsar de Cuba a un dictador apoyado por el gobierno de los Estados Unidos y los más oscuros personeros de la política nacional.

La Historia reconoce la hazaña y recuerda a este grupo de valientes que enfrentó al poder dictatorial en aras de un sueño que las generaciones actuales estamos en la obligación de seguir construyendo.

Historia
chatroulette chatrandom