Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

BOXEO CUBANO, UNA FÁBRICA DE CAMPEONES



ÁNGEL HERRERA VERA, BICAMPEÓN OLÍMPICO DE BOXEO

El boxeo es un deporte de tradición y arraigo en la población cubana, de los barrios humildes han surgido por años cientos de jóvenes ansiosos de demostrar su maestría en el ring. Antes del triunfo de la Revolución los mejores talentos y otros no tan buenos arriesgaban su vida en peleas digna del circo romano por su brutalidad. Con la creación del INDER se crea la Federación Cubana de Boxeo en la que colaboran exatletas profesionales como entrenadores junto a técnicos soviéticos que desde finales de la década de los 60s fueron perfilando la que es reconocida hoy como la “Escuela Cubana de Boxeo” que tiene en el Dr. Alcides Sagarra su fundador y mayor promotor. En ella la base del éxito está en la técnica del golpeo, la maestría de los movimientos de riposta y esa depurada técnica para golpear y recibir lo menos posible, que junto a las dotes naturales del atleta le dieron a Cuba sus primeros campeones olímpicos y mundiales después del triunfo de la Revolución, al tiempo que mantenía su supremacía en el área centroamericana y panamericana.

En 1968 en la Olimpiada de México el boxeo hizo sus dos primeros podios con los subcampeones olímpicos Enrique Regüiferos (63,5 Kg.) y Rolando Garbey (71 Kg.). En los Juegos Panamericanos de Cali, Colombia, los pugilistas cubanos ganaban el torneo panamericano con 4 medallas de oro y 3 de bronce. Lo más espectacular del torneo fue el debut internacional de Teofilo Stevenson en los pesos completos quien en un combate memorable perdió con Duany Bobick de los Estados Unidos, preámbulo de un gran campeón.

En la XIX Olimpiada celebrada en Munich, Alemania (1972), los boxeadores cubanos colocaron a Cuba en el podio olímpico esta vez frente a potencias mundiales como Estados Unidos, la URSS y Polonia. Los cubanos sumaron 31 victorias en 39 combates, coronándose en tres divisiones, una de plata y una de bronce. Los medallistas fueron: Orlando Martínez (54 Kg.) oro; Emilio Correa (67 Kg.) oro y Teofilo Stevenson (más de 81 Kg.) oro. La medalla de plata al pecho del corajudo Gilberto Carrillo (81 Kg.) y el bronce para Duglas Rodríguez (51 Kg.). Como colofón de la gran victoria Teofilo Stevenson recibió la Copa Val Barker, al boxeador más técnico y rompió la hegemonía de los pesos completos estadounidense en las Olimpiadas.

Los Juegos Olímpicos de Montreal, Canadá (1976) fue escenario de un duro torneo para los cubanos, con un equipo de EE.UU. muy bien preparado y las tradicionales escuadras de los países socialistas. Seis cubanos llegaron a finales, tres de ellos frente a boxeadores norteamericanos, entre ellos los legendarios Ray Leonard de los 63, 5 Kg. Que ganó su medalla de oro frente al cubano Ángel Aldama. Posteriormente Leonard fue campeón mundial de los circuitos profesionales, por su altísima calidad y velocidad de piernas. Otro que ganó frente a cubano, fue Leonard Spink (81 Kg.) quien derrotó a Sixto Soria, en pelea para recordar. Spink reinó años más tarde en los pesos completos de las ligas profesionales y el tercer cubano en caer frente a los estadounidenses fue Ramón Duvalón (51 Kg.) frente a L. Randolph, otro extraclase que hizo historia. Los norteamericanos coronaron a cinco campeones olímpicos, en tanto Cuba se ceñía tres coronas: Jorge Hernández (48 Kg.), Ángel Herrera (57 Kg.), sensacional novato que fue sin pronóstico y trajo su título olímpico y Teofilo Stevenson (+ 81Kg.) coronado por segunda vez en los juegos olímpicos.

La ciudad de Moscú, fue la sede de los Juegos Olímpicos en 1980 y allí Cuba recupera su corona con seis medallas de oro, 2 de plata y 2 de bronce. Los campeones olímpicos por Cuba fueron: Bautista Hernández (54 Kg.), Ángel Herrera (60 Kg.) por segunda vez, Ángel Aldama (67 Kg.), Ármando Martínez (71 Kg.), José Gómez (75 Kg.) y ¡Teofilo Stevenson (+ 81Kg.), por tercera vez, el segundo boxeador en lograrlo tras el húngaro, Laslo Pav!

Una década prodigiosa para el boxeo cubano, no solo por lo que alcanzó en torneos internacionales, sino por la probada calidad de los hombres que competían en sus torneos nacionales, que pudieron ser campeones de cualquier evento, con otras selecciones, baste mencionar el caso de Ángel Milián, el boxeador que mayor resistencia le hizo a Stevenson y que no pudo hacer los grandes equipos de la época por la presencia del gran campeón.

Teofilo Stevenson, el atleta cubano de la década, en cualquier deporte respetado y querido en todos los escenarios boxísticos y fuera de ellos por su caballerosidad y su patriotismo, que le hizo rechazar millonarias ofertas para boxear como profesional, es el símbolo del deportista revolucionario, de origen humilde y erigido en tricampeón olímpico y multicampeón en otros eventos a fuerza de calidad y dedicación. Es el atleta símbolo de la Escuela Cubana de Boxeo.

Rolando Garbey, él junto a Regueiferos abrieron el camino de triunfos del boxeo cubano en México 68 y se mantuvo boxeando casi toda la década del 70 alcanzando un bronce olímpico en Montreal, Canadá y su más alto lauro, el Campeonato del Mundo en La Habana, 1974.

Ángel Herrera bicampeón olímpico y multipremiado durante la década en los torneos más importantes del pugilismo amateur, se afianzó como un atleta de mucho coraje y decisión sobre el ring.

Para continuar la leyenda los atletas cubanos tuvieron que espera 12 años, Cuba no asistió a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles (1984) y de Seúl (1988), para reaparecer en los Juegos de Barcelona con un potencial que le dio a Cuba el 5to lugar en el medallero general y que fue el cenit del deporte cubano, a partir de ahí otra es la historia.

Deporte

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom