Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

REVOLUCIÓN, AÑO 58


Para los que hemos crecido toda la vida (o casi) dentro del proceso revolucionario cubano, es hora ya de recordar y pasar revista a lo ganado, lo perdido y lo deseado.

Lo ganado es por sabido aburrido para los que viven en esta isla, crecimos como pueblo, aprendimos que teníamos dignidad colectiva y que era hermoso soñar con una utopía de país igualitario, de “derechos fundamentales”, aunque por el camino se quedarán algunos deseos y derechos individuales, que en medio de la euforia justiciera, no creímos necesario defender, bien porque había otras prioridades o porque el enemigo, real y sobredimensionado podía aprovecharse de esas debilidades para dividirnos o simplemente anularnos como pueblo, eso que en mi tiempo se llamaba “diversionismo ideológico”, concepto político del cual estoy muy claro, pero que fue aplicado sin ton ni son a todas las esferas de la vida del cubano sesentón hacía atrás.

En cada momento en que una crítica se hizo incomoda, esa fue la base de la “doble moral”, ese modo ético de actuar cuando se quiere vivir con un poco de comodidad, aunque se corriera el peligro de ser tildado de “pequeño burgués”, da risas, un pequeño burgués con libreta de abastecimiento y un “todo incluido social” que funcionaba en la mente como un acomodado adormecimiento para no ver lo mal hecho.

De aquellos vientos son estas tempestades éticas que hoy nos azotan, la familia era importante siempre y cuando se “integrara” más a lo político que a su papel de formar la personalidad individual de los miembros menores, que un día llegados de las “becas” nos verían como extraños de fines de semana que apenas sabía de nosotros.

Censuras, verdades a medias, ateísmo aparencial, integración grupal y colectiva y una crisis de éxodo cada diez años, a modo de escape para los enajenados, era el modo de convertirse de “hombre nuevo” es “escoria”, en medio de un intenso y duro ámbito social donde la cortedad espiritual estaba provocada por el exceso de promoción del “futuro luminoso” que nunca llegó.

Opinión, Política

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

2 respuestas a “REVOLUCIÓN, AÑO 58”
  1. Enrique Martínez Hernández. dice:

    Lo que veo ahora es la moda de criticar o sacar a la luz todo lo que el pasado no resolvió. Sin análisis del momento histórico concreto ni universal, han aparecido los hipercríticos como usted, que se alzan hoy como los grandes jueces de la historia sin mirar las circunstancias en que se produjeron las decisiones. Como aquel intelectual que propagó el famoso Quinquenio Gris, sin analizar circunstancias, ni historias, ni tradiciones. Se le llamó quinquenio gris a lo que el Che había previsto que pasara en “El socialismo y el hombre en Cuba” con el “pecado original”. Creo que ningún país hubiera escapado de esa etapa en tales circunstancias. Porque nadie sabía ni podía saber nada, por muy buenas intensiones que hubiera. Hay que buscar los lunares oscuros de la historia para aprender y adoptar posiciones mejores que las erradas, pero es malo vivir saltando de un lunar de esos para otro y para otro y para otro y no ver otra cosa en nuestra historia que lunares negros.
    Saludos.

  2. Ramón Guerra Díaz dice:

    Ya salimos con aquello del hipercriticismo, recuerde que en historia olvidar es correr el riego de cometer de nuevo los mismos errores, yo soy participe de este proceso, desde mi humilde lugar viví y sufrí esos muchos silencios y discriminaciones en nombre de el “futuro mejor”, estoy aquí tratando que los que vengan detrás sean mejores que yo (que nosotros) pero no cre que sea el silencio el modo de esconder esos lunares, acostumbremonos a oir a otro, y debatamos, Saludos y gracias



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom