Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

LA HABANA EN FESTIVAL DE CINE


Anoche concluyó el Festival de Cine Latinoamericano de La Habana, una fiesta de público ávido de ver las nuevas propuestas que llegan de todas partes de América Latina y por fortuna las que presenta el cine nacional, cada vez más osado e independiente, no solo en la producción , sino en el decir que tuvo en la película “Conducta” de Ernesto Darana no solo el Premio Coral del 36 Festival de Cine de La Habana, sino la aceptación de un público que desde hace más de doce meses la ha visto en salas de cines o en video, discutiendo y enfrentando el dilema de la sociedad cubana actual enfrentada a la crisis de valores, a la sobrevivencia y a los grandes retos sociales y políticos que tenemos.

Pero el público en La Habana otorgó su premio a una película de destape y valor dirigido por Marilyn Solaya, “Vestido de novia”, una película de trasvertí, transexuales y reivindicaciones, muy necesaria entre nosotros.

El tema de la tras versión es el tema de “Fátima” o “El parque de la Fraternidad” una película basada en un cuento de Miguel Barnet, dirigida por Jorge Perugorría, otro éxito de taquilla en La Habana que muestra la valía del cine cubano, ya sea producido por el estado o en su vertiente de cine independiente.

En este último apartado sobresale el trabajo de Fernando Pérez[1] dirigiendo por primera vez una película independiente, “La pared de las palabras”, demostrando el mérito de producir cine aún fuera de los mecanismos estatales.

“Nosotros los cineastas nos estamos reuniendo periódicamente en el centro Fresa y Chocolate para discutir y plantear nuestros puntos de vista sobre las perspectivas del audiovisual cubano y, por supuesto, la necesidad de reconocer ya definitivamente la importancia del cine independiente en Cuba.

“Pero de ninguna manera esto quiere decir que se niegue la producción de la industria; solo que son dos maneras de producir que enriquece la filmografía del país, porque se diversifica y la diversidad siempre enriquece.

“Nuestra aspiración es que el audiovisual cubano logre reafirmarse en la producción independiente, en la existencia de un instituto de cine más flexible y dinámico, que exista una ley de cine que regule, no que controle la producción independiente.”[2]


[1] Director de película como Clandestino (1988), Madagascar (1994), La vida es silbar (1998), Suite Habana (2003) y Martí: el ojo del canario (2010)

[2]Fernando Pérez “Diario del Festival”13/12/2014

Cultura

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom