Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

SER VIEJO-SER JOVEN



Es cuestión de filosofía, no todo dependen de los años a la hora de saber la edad espiritual de una persona, sino el mantenimiento de esa llama creadora y eterna que es justamente lo que nos hace humanos y por ende diferentes a los animales.

En nosotros los seres humanos, no todo se trata de comer, dormir, procrear y responder a los sentidos para llenarnos de deseos y vivencias, eso nos hacen animales superiores, lo humano está en la capacidad de cambios, la sed de aprender, el deseo de trascender en los que nos heredarán, el sentido de justicia, la bondad como premisa primordial de la vida, la tolerancia para con el distinto y el desprendimiento material y espiritual, porque mañana polvo seremos y solo siendo parte del devenir humano habremos contribuido con nuestra Sociedad, con mayúscula, porque somos un todo en la diversidad.

Ser viejo no significa ser conservador, los que peinamos canas hemos vivido y guardamos la experiencia de lo vivido, el saber de la dialéctica diaria y la posibilidad de mirar el sol salir desde otra perspectiva.

La juventud es la primavera de la vida, los colores más vivos, el aroma más fuerte, la vista más brillante, el mundo más ancho y la curiosidad muy grande. Ser joven es una aventura y en su osadía les parece que “esos adultos tiranos” quieren cortar sus alas, ellos, nosotros, entramos en la dicotomía de los nuevo y lo viejo, contradicción necesaria para crecer y llegar hasta estos “años altos”, como los llamó José Martí, desde donde nos preocupamos, nos enorgullecemos y sufrimos, por sus triunfos y fracasos, así fuimos nosotros, así serán ellos, que nada rompa con odios, este trascurrir natural de la vida: “Joven eres, viejo serás”

Opinión

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom