Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

Archivo de Noviembre, 2014

A PROPÓSITO DE LOS JUEGOS DE LOS JUEGOS CENTROAMERICANOS Y DEL CARIBE


Por estos días los cubanos y los que vivimos en el área de Centroamérica y el Caribe estamos muy pendiente de la fiesta deportiva que organiza el puerto de Veracruz, nuestros juegos regionales deportivos, los más antiguos del planeta (1926), solo superados por los Juegos Olímpicos en antiguedad.

Desde su creación Cuba y México han mantenido una fraterna rivalidad por dominar estas lides del músculo que han servido de preparación para los deportistas del área en su afán de una mejor actuación en los Juegos Panamericanos, los mundiales de sus respectivas disciplinas y los Juegos Olímpicos, ese mega espectáculo que en el 2016 organizará Río de Janeiro, Brasil.

Cuba acudió a esta cita con sus mejores deportistas con la finalidad de dar a la Mayor de Las Antillas el alegrón de una buena cosecha de títulos y marcas, a pesar de la inusual fecha de convocatoria de los juegos, en plena temporada ciclónica y de frentes fríos, que tienden a obstaculizar el desarrollo del programa de competencia.

Cuba está igualmente presente en el triunfo de muchas naciones del área con el aporte de sus técnicos y especialistas al entrenamiento de los atletas para las competencias, con el sencillo orgullo de hacer triunfar la hermandad y la solidaridad entre naciones que por siglos han mantenido vínculos históricos.

Como cubanos seguimos día a día el avance de Cuba en el medallero por países, no por chauvinismo estrecho, sino por ser el resultado de un esfuerzo grande salido del sacrificio de una nación pequeña en la que no sobran los recursos, pero donde está reconocido el deporte como un “Derecho del Pueblo” y las victorias son un aliciente espiritual para seguir el camino que hemos escogido.

¡Qué gane el mejor! Esa es la divisa del juego limpio y con ella en el pecho los nuestros tratarán de regresar a la Patria con la victoria.

Deporte

CONTRA LA VIOLENCIA EN LAS MUJERES Y LAS NIÑAS


La mujer culta y virtuosa

De mujer, pues puede ser

Que mueras de su mordida

Pero no empañes tu vida

Hablando mal de mujer

José Martí

Qué triste que haya necesidad de implementar un día mundial contra la violencia ejercida de muchas maneras contra ese ser extraordinario, sencillo y bello que es la mujer, el “taller de la vida” como las llamó Martí, la culta y virtuoso que urge la vida con la miel de su sonrisa, como también dijera él de esa mitad de la humanidad imprescindible y cada día más a necesaria en un mundo de violencia entronizada donde es ella la que sufre más, por muchas razones sociales, costumbres irracionales, prepotencia machista, desigualdades absurdas y la cruel violencia de quien debería cuidarla, tenerla a su lado como su igual y dejarla crecer y ser ella misma, porque eso beneficia a la humanidad en su conjunto.

Volviendo a Martí, el habla sobre el lado femenino de la vida, la delicada espiritualidad necesaria en todos los seres humanos, hembras o machos, y de lo vacío de la vida cuando se vuelve solo material impulso pragmático.

La sociedad cubana ha recorrido un largo camino para dignificar a la mujer, igualdad de género en todos los sentidos, participación política en los estatus decisores, mayoría en la fuerza técnica calificada, protección a la maternidad y una lucha constante por impedir su utilización como objeto de placer por sí misma.

Pero persiste la violencia, tanto física como sicológica contra sectores vulnerables de las mujeres cubanas, no por bajo deben desestimarse las cifras de muerte, violaciones, abusos sexuales, coacción contra ellas, ahora mucho más expuesta por su amplia presencia en la sociedad y todas sus esferas, por su libertad de movimiento y su búsqueda de un destino mejor para su vida.

Es triste que se siga pensando en preparar a la niña para mujer de un extranjero, como una inversión de la familia para el futuro; que se exploten sus atributos físicos en una acelerada carrera de “modelo” o acompañante de ocasión, eso es prostitución que la marchita y envilece y desdice del esfuerzo de la sociedad cubana por poner a la mujer en el lugar que se ganó en la vida, no por esposa o amante, sino como ser social en igual de derecho.

Existen, y no pocos, los impotentes violentos que pretenden tratarlas como objeto de su propiedad, acudiendo a la violencia para mantenerla a su sombra, la sociedad toda debe permanecer alerta, no basta una cinta naranja un día del año, ni una campaña feminista por muy bien modelada que esté, los grandes valores del ser humano deben reflejarse en sus mujeres, porque de ella venimos, somos sus hermanos, parientes, amigos y sus compañeros para formar el hogar que soñamos para nuestros hijos.

Opinión

DE REGRESO


Un hermoso lugar de mi Cuba, la ciudad de Gíbara en la provincia de Holguín

De tanto en tanto es bueno hacer mutis y reflexionar, vivir y esperar, a modo de poder tener mayor perspectiva de los temas que uno quiere tratar, por ello a veces hago silencio y trato de leer más que de escribir, observar el pedacito de mundo que me toca vivir y tratar de interpretarlo… me da muy buen resultado.

El fin de mi espacio no es la celebridad, ni el altisonante tono de la estrella, sino el criterio del hombre común, ese que no tiene camisa, pero quiere trasmitir lo que pasa en su aldea, su rincón y su vida, que al fin y al cabo es la humanidad que conozco.

Andar la vida por esta isla que cambia sin traumas, tiene su precio, por un lado ver la pragmática de la abeja predominando en los míos, laboriosidad como sinónimo de progreso, vista fija en metas precisas y ojo avizor a la espiritualidad de los valores que garantizarán la salud de la sociedad cubana.

Alguien dijo una vez y el vulgo repitió miles de veces, “que este era el único país donde se podía vivir sin trabajar”, y de ello no tuvo la culpa del todo el pueblo, sino la desvalorización del trabajo como fuente de bienestar y el empadronamiento de un estado “paternalista” y “monolítico” que como padre recto e intransigente te imponía el aquello, de “yo te mantengo, tú me obedeces”.

“Sin prisa, pero sin pausa” como dijo el presidente Raúl Castro, esto va cambiando, la democracia se hace real, participativa y “diversa”, “contestataria”, porque es el único modo en que no se acomode esa “real e incómoda” burocracia estatal, prepotente y muchas veces corrupta, hasta que le cae el peso de la Ley, que en Cuba no son nada contemplativa.

No estamos construyendo el capitalismo como algunos retrógrados de izquierda temen, estamos perfeccionando un sistema que admite la participación del pequeño y mediano productor, de la iniciativa personal, de los artistas, artesanos, campesinos, intelectuales y de todos aquellos que de buena fe quieran ganarse su dinero en Cuba, sin especular, sin sobornar, ni explotar al pueblo, para eso si tenemos un estado fuerte, claro en sus funciones de salvaguardar los interés soberanos de la sociedad y mejorar esas conquistas sociales que hoy son un orgullo para nosotros, aunque haya algunos que la disfrutan, pero la denigran, de todo hay en la viña del señor.

Ese es mi mundo, en el cual participo desde donde me toca, activo, escuchado y actuante.

Saludos

Opinión
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda