Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

SIN PATRIA PERO SIN AMO


Muerte de Martí. Dibujo de Eladio Rivadulla

Hace 119 años, al medio día del 19 de mayo de 1895 moría por Cuba y sus ideales de mejoría humana, José Martí Pérez. El intelectual más importante de la historia cubana, el mismo que reunió en su persona la capacidad de liderazgo para conducir a un pueblo a su libertad y a la mejoría social de sus habitantes más desposeído en una sociedad que el soñó, “con todos y para el bien de todos.

Hace 119 año nació para la historia un hombre singular que tuvo la sagacidad política de advertirnos del peligro mayor que significaba para las naciones latinoamericana, los Estados Unidos de América, “…cuanto hice hasta hoy y haré es para eso”, impedir la anexión de Cuba a los Estados Unidos y la expansión de estos por Nuestra América, eso dicho en pleno esplendor de la “democracia imperial” del “…norte revuelto y brutal que nos desprecia”, todo escrito con claridad un día antes de morir a su amigo Manuel Mercado de México como advertencia certera y clara de lo que nos esperaba en ese siglo “XX americano”, que tanto nos ha pesado.

“Viví en el monstruo y le conozco las entrañas y mi honda es la de David”, así diría de forma lapidaria en esa carta inconclusa que todos los hombres de nuestras tierras deberían leer, “Patria es humanidad”, dirá en otra ocasión y sigue vivo en nosotros, aún sin saberlo nosotros:

“Yo quiero cuando me muera

“Sin patria pero sin amo

“Tener en mi loza un ramo

“De flores y una bandera”

Carta inconclusa a Manuel Mercado (Fragmento)

Campamento de Dos Ríos, 18 de mayo de 1895.

Sr. Manuel Mercado

Mi hermano queridísimo: Ya puedo escribir, ya puedo decirle con qué ternura y agradecimiento y respeto lo quiero, y a esa casa que es mía y mi orgullo y obligación; ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber-puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo- de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas, y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin.

Las mismas obligaciones menores y públicas de los pueblos -como ese de Vd. y mío,-más vitalmente interesados en impedir que en Cuba se abra, por la anexión de los Imperialistas de allá y los españoles, el camino que se ha de cegar, y con nuestra sangre estamos cegando, de la anexión de los pueblos de nuestra América, al Norte revuelto y brutal que los desprecia,-les habrían impedido la adhesión ostensible y ayuda patente a este sacrificio, que se hace en bien inmediato y de ellos.

Viví en el monstruo, y le conozco las entrañas:-y mi honda es la de David. Ahora mismo, pues días hace, al pie de la victoria con que los cubanos saludaron nuestra salida libre de las sierras en que anduvimos los seis hombres de la expedición catorce días, el corresponsal del Herald, que me sacó de la hamaca en mi rancho, me habla de la actividad anexionista, menos temible por la poca realidad de los aspirantes, de la especie curial, sin cintura ni creación, que por disfraz cómodo de su complacencia o sumisión a España, le pide sin fe la autonomía de Cuba, contenta sólo de que haya un amo, yanqui o español, que les mantenga, o les cree, en premio de oficios de celestinos, la posición de prohombres, desdeñosos de la masa pujante,-la masa mestiza, hábil y conmovedora, del país,-la masa inteligente y creadora de blancos y de negros.

José Martí

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom