Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

«LOS DEAMBULANTES (SOS)»



Como si fueran invisibles se mueven por todas partes de la ciudad, rastrean en la basura, se juntan en hordas de demencias o delirada provocación marginal, constituyen un buen número de personas, de todas la edades (increiblemente no hay niños entre ellos) y sexo, son los fracasados de la sociedad, los que se han quedado en la cuneta, cansados de buscar un lugar en su familia, en su grupo, en su sociedad; no pocos requieren de atención siquiátrica, otros han abandonado algún tratamiento de salud, los alcohólicos, abundan entre esta manada de pobreza extrema y no faltan jóvenes que se unen a este grupo de “deambulantes” que son dueños de los rincones y han desaprendido para caer a la altura animal de quien no tiene ley, ni protección y no existe.

Estos son los seres que la Revolución Cubana se vanaglorió de haber eliminado de la sociedad cubana, con las medidas sociales de protección, que fueron reales e hicieron casi imposible encontrar un mendigo o un menesteroso en Cuba.

¿Qué ha pasado? ¿Por qué reaparece en Cuba un fenómeno que aún hoy el estado se niega demagógicamente a negar?

Por muchas razones todas las sociedades producen este tipo de persona dependientes, incapaces por uno u otro motivo de ocuparse de sí mismos y en épocas de crisis reaparecen, salen a flote, porque la familia se quiebra y abandona como un lastre a sus miembros más vulnerables y son los que deambulan por la ciudad, sin esperar nada, a merced de sus necesidades animales y estorbando a los inmisericordes que pasan, miran para otro lado, como si no pasara nada y siguen.

Lo triste es que esto ocurre en un país (Cuba), tan politizado, donde todo se vuelve una campaña, donde abundan los llamados a la conciencia para salvar animales y plantas, higienizar y solidarizarnos con todos los que sufren en la tierra, pero este fenómeno crece a nuestro lado por una u otras razones y fingimos no verlo o nos ocupamos de lo nuestro, “porque ese es problema del estado”.

Las precariedades en las que vivimos todos, no pueden convertirnos en monstruos insensibles, todos debemos ser “trabajadores sociales”, porque estos náufragos de las esquinas, tiene historia, son seres humanos y forman parte de la obra necesariamente salvable de la sociedad en cualquier sistema.

Opinión

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom