Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

VÍCTOR PATRICIO DE LANDALUCE (1828-1889)

Por motivos técnicos tuve que retirar esta entrada en mi Blog, pero a mí me gusta mucho, habla de la formación de la cultura criolla, tan hermosa y contradictoria en estos años en que cientos de miles de cubanos peleaban por su independencia, por eso y por la contradicción que hay en este hombre nacido en España pero que supo captar como nadie ese ambiente humano de La Habana de su época.

En 1869, en plena guerra por la independencia llegaba a La Habana un oficial bilbaino con muy buenas dotes para la pintura y el dibujo que no tardó en ponerlo al servicio de su más rancio “integrismo”[1]. Grabador, pintor y dibujante, Víctor Patricio de Landaluce, capitán de milicias y enemigo jurado de la independencia de Cuba, muy pronto comenzó a colaborar con la prensa satírica que circulaba en la capital de la isla.

Su agudeza artística lo llevó a fijar en sus cuadros, dibujos, litografías y caricaturas el mejor conjunto costumbrista criollo, contribuyendo a salvar para la posteridad todo lo que atacó en la sociedad criolla. Dejó un completo cuadro de costumbre, alejado del complaciente y bucólico romanticismo de los grabadores extranjeros que nos dejaron una Habana y una isla idealizada, con negros pintorescos y edulcorados.

Landaluce era enemigo de todo lo cubano, toda expresión de costumbrismo o de alta cultura, viniendo de un criollo, era ya motivo para su mordaz crítica. Como grabador publicó el álbum, “Tipos y costumbres de la Isla de Cuba” (1881), que recoge un grupo de dibujos costumbristas en el se enseñorean negros caleseros, mulatas exóticas con sus grandes “mantones de Manila”, escenas que pretendían dejar un testimonio negativo de “lo criollo”, para convertirse por ironía de la historia y a pesar del mismo en el más rico testimonio gráfico de la sociedad criolla de la isla de Cuba, con énfasis en los elementos folklóricos de la gente de color, libre o esclava, aunque por su agudeza y detalles se convierte en crónica pictórica del período.

Los dibujos satíricos salidos de su pluma fueron publicados en el periódico habanero de Juan Martínez de Villerga, entre ellos el personaje del guajiro que personifica al pueblo cubano y que en las primeras décadas del siglo XX, Torriente copió y bautizó como Liborio.

[1] Integrismo, esta era la ideología colonialista de los españoles en Cuba que no querían reconocer que la “Siempre Fiel Isla de Cuba”, había cambiado y que en este país ya existía un pueblo mestizado que se sabía distinto al español y que quería por lo mismo, ser nación.

Costumbres

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom