Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

Archivo de Abril, 2013

OTORGAN LA ORDEN JOSÉ MARTÍ A FINA GARCÍA-MARRUZ


En Cuba nadie concibe a esta mujer sin la presencia de su esposo el gran cubano Cintio Vitier, ambos formaron un binomio de amor y de altura cultural capaz de que hoy no podamos hablar de uno sin que pensemos en el otro.

Cintio se nos fue físicamente hace unos años, pero junto a nosotros está su compañera, viva, talentosa, con una obra propia que su modestia hace recoger como alas de palomas, pero que refulge cada vez que esos temas martianos tocado desde lo íntimo por ella, salen al paso de todo el que indaga sobre José Martí, su obra de vida y el legado para todos los seres humanos.

Fina además dé, es poetiza de reconocida obra entre nosotros y en el mundo hispanoamericano, fue de las fundadoras del Grupo Orígenes, no a la sombra de nadie, que ya sería mérito, sino por una sólida obra que nos habla de su ser femenino, de su modo de ver desde la bondad y la intimidad del hogar, para mostrarnos ese mundo inmenso que persiste en lo cotidiano.

Es el ícono vivo de aquel grupo, la guardadora del fuego, para que no le olvidemos, pero que tampoco se tergiverse en la maraña de símbolos e interpretaciones. La cubanía, el ser espiritual de esta isla tiene en ella su vaso de ofrenda, ese que no se lleno de hiel cuando los profanos nuevos quisieron negar su valía por su fe y tuvo que aguardar sin rencores a que los vientos de la necesidad y la corduras disolvieran el polvo y dejaran solo el mérito que dice ella no merecer.

Nadie como ella para recibir la Orden Nacional José Martí, nadie la recibirá en vida dos veces, porque en la que se le otorgó a Cintio estaban también sus méritos de intelectual plena y honesta, tanto como madre, amiga y persona: felicidades Fina desde este anónimo rincón de mi corazón:

«El Consejo de Estado de la República de Cuba, a propuesta de su Presidente, acordó otorgar la Orden José Martí a la destacada intelectual Fina García-Marruz, quien arriba hoy a 90 años de fecunda y ejemplar existencia, en reconocimiento a sus valiosos aportes a la cultura cubana.

«Fina constituye una de las voces más relevantes de la literatura hispanoamericana del siglo XX, que la ha hecho merecedora de numerosos premios y condecoraciones nacionales e internacionales.

«La Orden conferida le será impuesta próximamente en acto solemne.»

Tomado del periódico Juventud Rebelde, versión Digital, 28/4/2013

Cultura

“HE AQUÍ UN GRAN SACERDOTE, UN SACERDOTE VIVO: EL TRABAJADOR”



La semana próxima celebraremos en Cuba el Día Internacional de los Trabajadores conmemoración que nació hace más de un siglo para rendir homenaje a los miles de obreros que en el mundo luchaban y luchan por sus derechos fundamentales: derecho al trabajo, seguridad social, protección contra las injusticias de sus patronos y algo mucho más sublime, respeto a sus derechos humanos, que van más allá de votar, salir a la calle y tener la libertad de hacer los que nos venga en gana, tener un trabajo digno que sirva para mantener a la familia, darle educación a los hijos y protección de salud tanto para él como a su familia, son reivindicaciones que muchos sueñan en el mundo, pero que no tienen.

Ya no son los tiempos de consignas sectaristas que ponían al trabajador en el lugar de ser el “príncipe de los explotados” y por tanto con derecho a liderar un posible mundo mejor; todo el que sufra una injusticia sobre la tierra, todo el que está desamparado, todo el que ha sido dejado a un lado, explotado y luego desechado por el gran capital, merece ese mundo mejor, que no caerá del cielo sino que abra que ganar con las armas de hoy, con la convicción de hoy de que podemos hacerlo con nuestras manos.

Nuestro José Martí quiso echar su suerte con los pobres de la tierra y por eso dedicó una parte de su obra a esa gente que en mayoría clama en el mundo por un presente y un futuro mejor:

El primer encuentro de José Martí con el movimiento obrero ocurrió en México a donde llegó en 1875 después de cursar sus estudios universitarios en España, se había separado de Cuba en 1871 tras ser juzgado y condenado por oponerse al colonialismo español en la isla. En México trabajó como periodista de la Revista Universal, se interesa por las actividades reivindicativas de los trabajadores y no pierde oportunidad para mostrar sus simpatías, “…causa un noble orgullo sentirse en un pueblo en el que muchos hombres aman ya el trabajo y van siendo capaces de cumplir su misión”, además de ser elegido para participar en un congreso obrero convocado en 1876 por los trabajadores mexicanos.

Luego será el contacto con el poderoso y heterogéneo movimiento obrero de los Estados Unidos, permeado por los anarcosindicalistas y mayoriado por los cientos de miles de emigrantes, principalmente europeos.

En un primer momento sus crónicas mostraban una severa valoración de los métodos violentos de lucha de los obreros, con sus huelgas frecuentes e intensas. Su criterio irá evolucionando en la medida que conoce al país, al capitalismo y a los trabajadores: “Se viene encima, amasado por los trabajadores, un universo nuevo”

Al organizar el Partido Revolucionario Cubano para emprender la emancipación de Cuba y Puerto Rico, José Martí contactó con el organizado y patriótico proletariado cubano, asentado en la península de La Florida, principalmente en Tampa y Cayo Hueso. Eran en su mayoría obreros tabacaleros, agrupados en barrios de esas ciudades, verdaderos hervideros de cubanía, que acogieron gratamente la prédica radical y sincera del Apóstol.

Los une a su labor revolucionaria y solicita su ayuda para organizar la “Guerra Necesaria” con la que se lograría la independencia de Cuba y Puerto Rico. Martí acude a los humildes, en ellos encuentra valor, patriotismo y disposición de lucha y constituye el factor principal para lograr la unidad de todos los que quieran libre a Cuba, no importa su condición social o su orientación política.

La suerte de la revolución independentista que el organiza, la fía a los trabajadores, a los humildes de la emigración y de la isla y por ello dice con vehemencia: “Son como siempre los humildes, los descalzos, los desamparados, los pescadores…los que se juntan frente a la inequidad, hombro con hombro” porque, “la verdad se revela mejor a los pobres y a los que padecen”

José Martí organizó la guerra de liberación nacional en Cuba a través de un Partido cuyos objetivos iban más allá de la independencia, en momentos cruciales de la historia de Cuba y de América Latina, y sufragada principalmente por los trabajadores y la emigración revolucionaria de la isla, su prematura muerte en combate dejó trunca sus ideas que aún mantienen su vigencia.

Cultura, Historia, José Martí

EL SOCIALISMO


A veces vale la pena volver sobre lo escrito, porque la realidad y nuevas lecturas te dan una perspectiva distinta de un mismo problema, de eso se trata y reescribo estas notas sobre un tema del que los cubanos hablamos constantemente porque lo sufrimos en carne propia, envuelto en una propaganda oficial que diferente a la de hace veinte años insiste en decirnos que la solución a nuestros problemas está en nuestras manos…puede ser pero esas manos están atadas y el “libre albedrio” sigue siendo un espejismo en esta “isla global” donde lo real es una precariedad que no te mata pero te consume.

Releyendo viejas notas ya publicadas, encuentro estas sobre el socialismo como sistema social y la dicotomía acerca de su factibilidad o no en cualquier país, más en los países pobres donde por lo general las deudas sociales son muy grandes y la mayoría de la gente está empantanada en un sobrevivir sin futuro.

Ahora mismo una crisis de carácter planetario quiebra el sueño de la “clase media” ese término medio social que espera ascender al grupo de los ricos y sin embargo con un poco de inestabilidad del sistema económico capitalista va a parar al grupo de los pobres, pero con la frustración de la derrota y la tara de las deudas.

Teorizar requiere horas de estudios a veces toda una vida, pero la realidad nos pisa los talones con necesidades de seres vivos que son imprescindible satisfacer, por eso Fidel dijo una vez que el capitalismo se construía solo, porque se basa en el egoísmo de la gente, mientras que el socialismo había que construirlo conscientemente, porque había que levantarlo con la solidaridad y el altruismo humano, era más o menos la esencia de aquellas palabras de un soñador que ha dedicado toda una vida para guiar un proceso perfectible, hecho por mujeres y hombre que se equivocan, se acomodan o arriman las brazas al sartén de sus necesidades egoístas, hasta el punto de hacer peligrar la obra social.

En primer lugar, para ser honesto, quiero delimitar mis ideas, creo en el socialismo y he crecido plenamente en este sistema de justicia social, con miles de carencias, insatisfecho pero orgulloso de lo que hemos logrado. Muchos factores internos y externos han frenado el mayor desarrollo de nuestra sociedad, pero en lo personal sigo creyendo en ella y en la posibilidad de mejorarla y no de cambiarla por un sistema capitalista que nos hará más desiguales y donde la novedad es que tendremos: “algunos millonarios”, por poner un ejemplo.

He aquí algunas consideraciones de José Martí sobre las ideas socialistas, las palabras mantienen su vigencia:

«Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras: -el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas: - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados… Pero en nuestro pueblo no es tanto el riesgo, como en sociedades más iracundas, y de menos claridad natural: explicar será nuestro trabajo, y liso y hondo, como tú lo sabrás hacer: el caso es no comprometer la excelsa justicia por los modos equivocados o excesivos de pedirla. Y siempre con la justicia, tú y yo, porque los errores de su forma no autorizan a las almas de buena cuna a desertar de su defensa.»

Carta a su amigo Fermín Valdés Domínguez

Mayo de 1894

Opinión, Política

EL DÍA DE LA TIERRA



José Martí en la Naturaleza. Dibujo de Orestes Suárez

para la revista infantil ZUN-ZUN, 1985

Hoy es el Día de la Tierra, nuestra “maltratada y única nave espacial” como dice un famoso comentarista de Telesur, la que el hombre creyó inagotable fuente de riquezas por años y que al final se ha convertido en fuente de codicia para unos cuantos millonarios que pretenden seguir jugando el juego de “dueños del mundo” a costa de saquear el patrimonio común de TODOS LOS SERES HUMANOS.

Hoy es un día para reflexionar sobre el cómo ayudar al “planeta azul”, cómo conseguir que nuestro hogar común sea el paraíso ideal de la vida en el que no solo nos empeñemos en vivir a lo grande, sin importarnos quién come y quién no en este mundo, que al mismo tiempo despilfarra recursos, gasta millones en banalidades y hace del negocio de la guerra el más lucrativo de todo.

Leguemos a nuestros hijos y nietos un planeta mejor del que vivimos, por vergüenza humana y porque somos la mayor creación de la evolución, por ende los más responsables con el único sostén de nuestras vidas que es la TIERRA.

Les dejo con un puñado de aforismos de nuestro José Martí sobre estos temas, desde el pasado nos alerta para que tengamos futuro:

“Si la tierra espera y oye, ¿por qué no hemos de bajar la mano amiga hasta la tierra?”(T.6:310)(1875)

“Vivir en la tierra no es más que un deber de hacerle bien” (T: 7:118) (1878)

“Vengase la Tierra de los que la descubren, y toda superioridad de sus hijos, que como daga loca vuelve contra el mismo que la ciñe” (T13:258) 1883

“Tierra, cuanta haya debe cultivarse: y con varios cultivos,-jamás con uno solo. Industrias, nada más que las naturales y directa” (T.10:197) (1885)

“Aflige ver herida con un propósito interesado la tierra que se está levantando con dificultad de su lecho de angustias” (T.8:29) (1886)

“Estudiar las fuerzas de la naturaleza, y aprender a manejarlas, es la manera más derecha de resolver los problemas sociales” (T.13:520) (1883)

“… ¡qué enojo, el de la naturaleza perseguida! Se vuelve hacia el hombre, y como el tigre al cazador, de un golpe de grifo lo desfibra y aplasta. Gruñe y tiende.” (T.10:24)(1884)

“…en bosques, como en política, no es lícito derribar sino para edificar sobre las ruinas”(T.10:321) (1885)

Cultura, José Martí

ALFREDO GUEVARA


Ayer viernes murió en La Habana Alfredo Guevara, eminente intelectual de izquierda, comprometido con las mejores causas humanas e intransigente defensor de los derechos de los intelectuales a su libre expresión, acogencia de estéticas y compromisos, siempre y cuando se asumieran con honestidad. Su curriculum de vida lo hace Pedro de la Hoz en el trabajo que reproduzco para ustedes, pero Alfredo es más que eso, con su honestidad, su prestigio y su influencia dentro de la Revolución, impidió males mayores en aquellos años tristes del QUINQUENIO GRIS, de entronización del populismo, la ortodoxia y el realismo socialista, triunfalista y estereotipado, fue grande desde su labor intelectual, casi un clandestino en su afán de salvar de aquella grisura a prestigiosas figuras de la cultura, y aunque no pudo impedirlo todo, mantuvo dentro del  Instituto Cubano de Artes e Industrias Cinematográfica (ICAIC), la semilla de la libertad de escribir, pensar y actuar, asumiendo la diversidad como divisa de la Revolución, cuyos líderes en aquellos tristes momentos olvidaron.

ALFREDO GUEVARA: LEALTAD, COMPROMISO Y LUCIDEZ

Autor: Pedro de la Hoz

Alfredo Guevara, fundador del cine cubano de la Revolución y uno de los principales promotores del Nuevo Cine Latinoamericano, falleció en La Habana este viernes a los 87 años de edad, a consecuencia de una dolencia cardíaca que se agravó en las últimas semanas.

Podía haber sido exclusivamente un hombre de cine y ello le bastaría para figurar entre las personalidades de mayor relieve en la cultura cubana a lo largo del siglo XX. Pero también fue un hombre de la política, un infatigable defensor y difusor de las ideas socialistas, un combatiente leal y lúcido, comprometido entrañablemente con el pensamiento y la acción de quien fue para él, desde el mismo momento en que lo conoció en los predios universitarios, su guía y paradigma, Fidel Castro.

Amante y conocedor del llamado séptimo arte, del cual fue promotor en la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo, Guevara compartió con Julio García Espinosa y Tomás Gutiérrez Alea los avatares de la filmación de El mégano, película secuestrada por la tiranía ante su fuerte carga de denuncia social.

Por su implicación en el movimiento antidictatorial y en tareas insurreccionales fue perseguido y apresado en más de una ocasión.

En el exilio mexicano fungió como asistente de dirección de Luis Buñuel. Al triunfo de la Revolución, imbuido de la importancia de la cultura en el proceso que se iniciaba, recibió la tarea de fundar el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), organismo que dirigió durante dos etapas.

Puso desde entonces todo su empeño en el desarrollo de una filmografía nacional signada por un doble compromiso con la Revolución y el arte, la creación del Noticiero ICAIC, la búsqueda y formación de nuevos públicos (un ejemplo, el cine móvil en campos y montañas), el estímulo de los debates teóricos entre los realizadores y la integración del movimiento artístico e intelectual al cine (sirvan de ejemplos, el impulso al cartel y a la nueva trova).

Vinculado al Nuevo Cine Latinoamericano desde su punto de partida en los años sesenta, fundó en 1979 el Festival de La Habana y colaboró con la apertura de la Escuela de Cine y TV de San Antonio de los Baños. Desde el ICAIC brindó un decisivo apoyo a decenas de cineastas del continente.

Participó activamente en los Congresos de la UNEAC y en los últimos tiempos sostuvo diálogos y debates con jóvenes intelectuales y artistas en universidades y la Asociación Hermanos Saíz. También fue diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y por una década Embajador de Cuba ante la UNESCO.

De notable valor resultan los proyectos editoriales que llevó a cabo, entre ellos las compilaciones de ensayos, artículos y cartas Tiempo de fundación, Y si fuera una huella y Revolución es lucidez, y el epistolario cruzado con el italiano Cesare Zavattini.

Fue el primero en merecer el Premio Nacional de Cine. Recibió la Orden Félix Varela de Primer Grado, y en marzo del 2009, le fue conferida la Orden José Martí, la más alta distinción del Estado cubano, de manos del General de Ejército Raúl Castro.

Por voluntad propia sus restos mortales fueron cremados y las cenizas serán esparcidas hoy sábado a las 3:00 p.m. en la escalinata de la Universidad de La Habana.

Tomado del periódico Granma, versión digital. Sábado 20/4/2013

Cultura, Historia

COMUNICADO DE LA VICTORIA


Esta foto tomada el día 19 de abril de 1961 es el símbolo de la gran victoria del pueblo cubano frente al imperialismo norteamericano. “Fidel baja de un tanque en las arenas de playa Girón”

Hace 52 años Cuba entera se estremecía al escuchar el Comunicado número 4 de las fuerzas revolucionarias que había derrotado en Bahía de Cochinos a la fuerza de tarea mercenaria reclutada, entrenada, financiada y apoyada por el Gobierno de los Estados Unidos de América. La acción ocurrió delante de sus narices, en el horizonte de aquel escenario glorioso para los cubanos, estaba la flota de los yanquis esperando solo el “momento adecuado” para apoyar a las nuevas autoridades. ¿Les recuerda esto algo?… claro es el mismo guión utilizado antes y después para derrocar gobiernos legítimos y populares, que no se aviniesen a los interés de aquel país imperial. Para los cubanos fue una gran victoria.

Comunicado número 4

Fuerzas del Ejército Rebelde y de las Milicias Nacionales Revolucionarias tomaron por asalto las últimas posiciones que las fuerzas mercenarias invasoras habían ocupado en el territorio nacional.

Playa Girón, que fue el último punto de los mercenarios, cayó a las 5 y 30 de la tarde.

La Revolución ha salido victoriosa, aunque pagando un saldo elevado de vidas valiosas de combatientes revolucionarios que se enfrentaron a los invasores y los atacaron incesantemente sin un solo minuto de tregua, destruyendo así en menos de 72 horas el ejército que organizó durante muchos meses el gobierno imperialista de los Estados Unidos.

El enemigo ha sufrido una aplastante derrota. Una parte de los mercenarios trató de reembarcarse al extranjero en diversas embarcaciones que fueron hundidas por la Fuerza Aérea Rebelde. El resto de las fuerzas mercenarias, después de sufrir numerosas bajas de muertos y heridos, se dispersó completamente en una región pantanosa donde ninguno tiene escapatoria posible.

Fue ocupada gran cantidad de armas de fabricación norteamericana, entre ellas varios tanques pesados Sherman. Todavía no se ha hecho el recuento completo del material bélico ocupado.

En las próximas horas el Gobierno Revolucionario brindará al pueblo una información completa de todos los acontecimientos.

Fidel Castro Ruz

Comandante en Jefe de las Fuerzas

Armadas Revolucionarias

19 de abril de 1961

Año de la Educación

Historia

ÁNGEL DE LA GUARDIA BELLO, EL JOVEN QUE VIÓ MORIR A MARTÍ


Como un juego simbólico del destino nuestro José Martí murió en combate el 19 de mayo de 1895 acompañado de un joven de apenas veinte años de edad y que llevaba el nombre de Ángel de la Guardia, como el que todo ser humano tiene en su compañía, según la tradición cristiana, este era un ángel guerrero e impetuoso, un muchacho cubano nacido en Jiguaní[i] el 16 de febrero de 1875, que había llegado al campamento de Dos Ríos, donde estaban Martí y Máximo Gómez, como parte de la partida comandada por el General Bartolomé Masó.

Al llegar campamento mambí se enteran por lo que están en el campamento que Máximo Gómez ha salido a perseguir a una columna española comandada por el coronel José Xímenez de Sandoval, Masó acompañado de Martí parte en busca de Gómez y al encontrarlo en los alrededores de la confluencia de los ríos Contramaestre y Cauto, este le ordena al Apóstol que permanezca en la retaguardia, tratando de portegerlo de los peligros de la guerra; lo deja solo partiendo junto con el general Masó a enfrentar al enemigo.

Cerca del medio día, poco después de lo relatado, José Martí , que se debate entre lo ordenado por Máximo Gómez y sus convicciones acerca del cumplimiento de su deber de cubano, se topa con el joven Ángel de la Guardia que viene de cumplir una encomienda de su jefe Bartolomé Masó y regresa a incorporarse al combate ya iniciado.

Al encontrarse con el muchacho Martí toma la decisión de participar en el refriega y lo alienta a que lo acompañe, parten rumbo al lugar donde se escuchaban los disparos. Ángel de la Guardia relatará posteriormente a Máximo Gómez que ambos salieron a un claro de monte frente a un cercado, tras el cual se alineaban las fuerzas española, la descarga derribó a Martí e hirió al caballo de Ángel de la Guardia, quien pudo escapar ileso.

Dos disparos de fusil, uno en el esternón y otro bajo la barbilla, cegaron la vida del líder cubano, que fue reconocido y llevado ya muerto por las fuerzas colonialistas hasta el poblado de Remanganagua donde fue sepultado en secreto en la noche de ese mismo día.

Ángel de la Guardia continúo una meritoria carrera militar en las fuerzas libertadora cubana, formó parte de las fuerzas invasoras de Antonio Maceo, combatió en el duro combate de Peralejo y regreso posteriormente a la región oriental donde murió en el combate de Victoria de las Tunas el 31 de agoto de 1897 ostentando los grados de Teniente Coronel del Ejército Libertador Cubano.


[i] Actual provincia de Granma, Cuba

Historia, José Martí

52 AÑOS DE LA PROCLAMACIÓN DEL SOCIALISMO EN CUBA


Un 16 de abril del año 1961 el pueblo cubano marchaba enardecido por toda la isla, un día antes aviones procedentes de bases mercenarias en Guatemala y Nicaragua, con insignias cubanas habían bombardeado los pocos aeropuertos militares con los que contaba el Gobierno Revolucionario, se pretendía dejar a los revolucionarios sin modo de defender el cielo cubano. Se dijo en un principio que era una sublevación de la “fuerza aérea de Castro”, versión difundidas por las muy serias y objetivas agencias de prensas de los Estados Unidos y replicada por toda la “prensa libre” capitalista.

Siete muertos y la perdidas de algunos de los pocos aparatos con los que contaba la Revolución fue el triste saldo de la artera agresión, un día después en el sepelio de la víctimas, cientos de miles de milicianos, la mayoría de ellos gente muy joven y armados para partir a las trincheras apenas terminado el acto, escuchaban uno de los discursos más decisivos de la historia contemporánea cubana, Fidel Castro explicaba que aquel acto terrorista era el preludio de una invasión y que la respuesta a tales hechos de guerra era la movilización general de todo el pueblo para enfrentarla. Al cerrar su discurso anunció oficialmente el rumbo socialista de la Revolución Cubana y ante miles de hombres y mujeres armados y dispuestos a repeler la agresión, declaró que los que lucharan y murieran a partir de esos momentos lo haría por el SOCIALISMO, la radicalización del proceso social cubana era la riposta a la agresión mercenaria en marcha.

La tarja que ilustra este trabajo, está enclavada en la esquina de 23 y 12 del Vedado, a una cuadra de la entrada principal del Cementerio de Colón, en La Habana, lugar donde ocurrieron los hechos narrados, en el metal se recoge la viril respuesta de los milicianos ante la proclamación del carácter socialista de la Revolución Cubana.

Historia

¡GOZA BEYONCE!


Beyonce junto a un grupo de bailarines de danza contemporánea en La Habana

Este es la mejor crónica que he leído de la fugaz e impactante visita a La Habana de la cantante estadounidense Beyonce, de la que se enteró toda Cuba, por la misma vía que nos enteramos de todo en este país de lo Real Maravilloso, “Radio Bemba”… el run run y el chu chu chú que rompe toda las barreras de darle “bajo perfil” a lo que no quieren que  se sepa.

La reacción generalizada de la población fue de alegría y los que tuvieron tiempo fueron a “novelear” por los alrededores del Hotel Saratoga para ver a la diva norteamericana, los que tenemos algo que hacer nos fuimos enterando y por mi parte sentí gran satisfacción porque escogieron a este “paisito satanizado” por su gobierno imperial y queriendo o no, demostraron que esta no es la dictadura que le venden los medios al pueblo yanqui, ni somos los “indios con levita”, ignorantes y deseosos de irnos de esta tierra.

La crónica de Chary Morales Valido, retrata de modo genial, con esa ironía propia nuestra y con un mucho de humor criollo la impresión del “encuentro mutuo” de las “estrellas estadounidense” con un grupo de niños que están haciendo historia, La Colmenita:

¡Goza Beyonce!

por: Charly Morales Valido

Pese a los incomprensibles silencios y el supuesto perfil bajo de su visita, Beyonce alborotó a esta Habana poco habituada a que la caminen superestrellas mundiales rodeadas de escaparates careperros y funcionarios sigiliaos. Tanto lío y tanta cosa, si total, mulatonas más esculturales y voluptuosas anuncian el Apocalipsis en cada esquina habanera…

Claro, ninguna de ellas han ganado 17 Grammys por su excelencia musical, ni le han cantado al presidente de Estados Unidos, ni han vendido millones de álbunes, ni son un símbolo racial y sensual reconocido en medio mundo, ni filman videos medio-lésbicos con Shakira y Lady Gaga, ni mucho menos están casadas con un multimillonario magnate de la industria discográfica…

Por cierto, mucho barullo con la Beyonce, pero de Jay-Z nadie decía nada. “Será por feo”, especula El Tocayo. Quizás. Lo tuve frente a frente, intercambié par de palabras con él, y les juro que si me lo topo en Centro Habana, fácilmente lo confundo con un vendedor de aromatizante.

Por eso me choca tanto el secretismo alrededor de la visita del célebre matrimonio. Si ellos de verdad hubieran querido anonimato en su quinto aniversario, tenían lugares menos concurridos que el Parque la Fraternidad para merodear. Incluso pasarían por cubanos, si no vinieran con su trouppe, y cuando más alguien pensaría: “Coñó, como se parece esa mulata a Beyonce… Ná… Con el baro que tiene esa jeva, qué va a ser ella…”. Que tampoco aquí la gente ve tanto TMZ, ni tanto MTV… Y ya les dije que el vidrio los ayuda, sobre todo a Beyonce…

La cosa es que, sabrá Dios por qué, decidieron venir a La Habana. Dicen que los invitó el Ministerio de Cultura, pero nadie lo confirma, aunque sus visitas a La Colmenita y al Instituto Superior de Arte son sugerentes. Además… ¿por qué La Habana y no un Cayo? Eso sí, nada de declaraciones, nada de fotos oficiales ni conferencias de prensa. Lo pidieron y se les respetó.

Pero siempre alguien habla, y me enteré de que La Colmenita les regalaría un espectáculo privado en su sede central. Allá me colé, con la promesa de no fotografiarlos ni de incordiarlos con preguntas indiscretas. Y sin la certeza de que aparecieran…

Fueron dos horas de zozobra, que pasé elucubrando posibles abordajes, enfoques, títulos para la crónica que ni siquiera sabía si escribiría. Cuando ya no sabía si estaba en Habanastation o en Sin embargo, Carlos Alberto Cremata, el director de La Colmenita, advirtió que posiblemente la función fuera suspendida, pues había una multitud alrededor del Saratoga para ver a Beyonce, y sus guardaespaldas no recomendaban salir. “Es la vida de quienes no tiene vida”, comentó Tin.

Pero vinieron. No quisieron hacerles ese feo a los niños. Beyonce llegó elegante y discreta, sin aspavientos, con una sonrisa gentil en la mirada y la roja boca. Llevaba un vestido naranja y una chaqueta oscura, el pelo en trenzas recogido en un moño a lo Miriam Makeba, y ademanes suaves y delicados. Nada que ver con el huracán de pelo suelto que desata en escena. A su lado, Jay-Z vestía una sobria camisa oscura, elegante y sereno. Llevaba su eterna mirada cansada y algo de esa altaneríagangsta que parece indispensable para ser sobrevivir en su mundo.

Beyoncé con La Colmenita

“Hola, hola”, saludó Beyonce en perfecto español, con una tremenda humildad que no parecía prefabricada sino genuina. Su esposo llegó en silencio, y se dispusieron ambos a disfrutar de uno de los clásicos de La Colmenita, La Cenicienta según los Beatles. Desde mi puesto apenas podía distinguirles el rostro, por la oscuridad y porque tampoco iba a estar de voyeur, faltara más. Todo fue gracioso y apacible, y la pareja miraba el espectáculo con sonriente displicencia, hasta que la banda infantil rompió con tronco de Let it be timbero que parecía decirle: “Hey, esto no es una obrita escolar. Y aprendan que no somo eternos”.

Ahí se chivó el caché: las estrellas del R&B y el Hip-Hop estaban marcando la clave cubana, y para el cierre del espectáculo, ya Beyonce estaba en el pasillo bailando con fiñes, emocionada y quizás loca por soltarse las trenzas. Como colofón y en el colmo del abuso, aquellos niños les dieron una clase magistral de percusión, cerrando con los Van Van y su timba con pop, “pa que los yumas no… no se crean que nosotros no”.

Aquello era ya un pandemonio. Yo no sabía si tomar notas, bailar o gritar qué dicha ser cubano, mientras los niños acababan de vapulear emocionalmente a Beyonce colándole en el coro timbero un inesperado “I’m a single lady, I’m a single lady”, que hizo a la artista sacar su cara de “What the…???”, y agradecer el gesto entre risas con el característico giro de manos del Oh, oh, oh… final. Apoteósico.

“Gracias. It was beautiful”, le dijo Beyonce a todos cuando terminaron. Firmó autógrafos, se fotografió con muchos. Me escabullí a un costado y casi cuando se iban, le pregunté a Jay qué le había parecido. “Impressive, man, very impressive”, me contestó. “¿Y no jugarías un partido de basket con los cubanos?”, insistí, consciente de su pasión por ese deporte. Soltó una risa divertida, casi burlona, algo así como “Basket? Cuba? Are you serious?”, y se despidió con un leve movimiento de cabeza, llevado por su guardaespaldas.

Fuera del teatro, un grupo de vecinos contemplaba desde las esquinas. Atardecía, y la gente en La Habana tiene demasiado ajetreo como para andarle cayendo atrás a los famosos. Además, para perseguir a Beyonce y a Jay-Z ya están los congresistas cubanoamericanos, que acaban de escribirle a la Oficina de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, preguntando qué tipo de visa recibieron los artistas, y cuestionándoles que hubieran venido a Cuba a celebrar su aniversario.

Así es la vida. Unos intentan tender puentes, otros se empeñan en dinamitarlos. Por suerte, a los cubanos nos sienta un estribillo que popularizó la Beyonce cuando era una Destiny Child, y decía…

“I’m a survivor, I’m not goin’ give up, I’m not goin’ stop, I’m goin’ work harder, I’m a survivor, I’m goin’na make it, I will survive, Keep on survivin’”

Cultura

MARTÍ EL APÓSTOL


El Apóstol, alrededor de esta sencilla definición de la figura de José Martí, se desarrolló una cayada pero intensa lucha ideológica en los primeros años de la Revolución Cubana, cuando la ortodoxia marxista que había llegado al poder encontró incómodo que de esta manera el pueblo de Cuba conociera al hombre que más había hecho por su reivindicación política y social.

Aquella palabra les sonaba a ellos, por su origen religioso, una manera incómoda que debía ser cambiada a tono con los “nuevos tiempos” que se vivían en la isla.

Apareció el término “Héroe Nacional”, definición que encajaba perfectamente en la vida y la obra de Martí, sin que por ello se mellara esa definición “popular” de Apóstol de nuestra independencia, porque eso era él, entregado desde su más tierna edad a contribuir a la lucha por la emancipación de su pueblo, en momentos muy difíciles para una población criolla dividida por un profundo abismo racial y social, con una necesidad tremenda de alcanzar la unidad para poder enfrentar los retos que la modernidad política le deparaba a Cuba.

El sagaz político que fue, es, José Martí emprendió esta labor titánica y difícil con la tenacidad de los apóstoles, la capacidad de sus prédicas y el convencimiento de que le acompañaba la razón. Por esa causa justa y noble, sin fines personales ni de lucro, consagró toda su vida y sacrificó los más íntimos y razonables intereses de los seres humanos, casa, familia, esposa, amistades; a más de las mundanas ambiciones, fama, reconocimiento, cargos públicos, todo lo cual pudo obtener por su capacidad intelectual, nobleza de espíritu y talento, talento que hoy nos asombra desde el manojo de sus escritos que se conservan y desde donde se proyecta hacia el futuro, por la necesidad social de su obra.

Sí Apóstol, que nadie se avergüence de llamarlo de ese modo, nadie hizo tanto en tan poco tiempo de vida por Cuba; nadie ha influido tanto en el desarrollo social de Cuba, mucho hizo por esa patria que no conoció libre, pero que fue capaz de agrandar a una dimensión mayor de “patria grande” cuando elaboró y argumentó el concepto de “Nuestra América”, propia y de iguales, capaz de ponernos en el concierto de las naciones modernas, no como segundones sino como una Latinoamerica nueva,  aportadora y vital.

José Martí
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda