Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

Archivo de Diciembre, 2012

AÑO NUEVO ¿VIDA NUEVA?


“Los niños son la esperanza del mundo”

José Martí

Año Nuevo, Vida Nueva, es el deseo que año por año la gente espera, cuando levanta su vasija para brindar y hace un mental recuento de lo que pasó en el año que se va, quiénes faltan, qué le quedó de bueno y cuántas deseos quedaron sin cumplir.

Pero la Vida Nueva del Año Nuevo, tiene diferentes lecturas según el lugar social donde usted esté parado. Si es rico y sus cuentas bancarias y propiedades abundan y tiene perspectivas de crecer, el año nuevo, será una vida nueva, podrá hacer el viaje que se propuso y que por falta de tiempo no pudo hacer, dedicarle más tiempo a la familia o construirla en el caso de que su carrera hacia el éxito le haya impedido hacerla, en fin para usted que pertenece a la minoría del mundo, que tiene riqueza y poder la oportunidades son muchas.

Si es una persona de clase media, que gracias a su esfuerzo pudo lograr algo en la vida, guardar un dinerito en el banco, tener casa y carro y asegurar a sus hijos estudios en una universidad decente, las expectativas no dependen de usted y su sacrificio, porque los de arriba no se creen el cuento de que las riquezas se derraman y favorecen a los de abajo, por eso siempre cruzará los dedos a fin de año y esperará que las veleidades de la economía y otros factores sociales le permitan progresar o al menos mantener el estatus que usted se construyó.

Hablemos de los que vivimos del salario, el futuro para nosotros es el día a día, al menos en Cuba sin poder hacer una cuenta de ahorro porque para vivir apenas alcanza, ¿podemos hablar de vida nueva?, no porque no dependen de nosotros sino de nuestros empleadores, estatal o privado y cómo siempre seremos los explotados que nos creemos dueños, serán más penurias y más decepciones y solo nos quedará el amor entre nosotros, la capacidad de multiplicar panes y peces y los sueños, esos que no podrán arrancarnos.

De aquí para abajo comienza la marginalidad, los bajos fondos como dicen otros, los que quedaron en la cuneta de la vida y se refugian en los vicios, esperando un golpe de suerte para tener un día de espejismo, ellos “perdedores”, los fracasados se enajenan para terminar viviendo de la caridad pública o el subsidio de un “gran padre”, por eso la lucha por la vida es dura, tanto la cotidiana vida de un simple mortal, como la del entramado humano que está en la cúspide de la pirámide.

Buen deseo de felicidad, que se cumplan nuestros anhelos y no perdamos la capacidad de amar y de seguir siendo humano.

Opinión

BUENA FE, LA HISTORIA


Le debo esta historia a estos dos muchachos, que a golpe de esfuerzos se han ganado al público cubano en general, pero en especial a los jóvenes que le siguen y corean sus canciones, tomando de aquí y de allá, entre la mucha información que sobre ellos almaceno. Traigo este artículo, que no tuve el tino de guardar su autor, pero explica de forma sencilla los orígenes de este Dúo que ha marcado una época en los primeros años del siglo XXI cubano:

«Hace ya varios años Israel Rojas y Yoel Martínez comenzaron a transitar el difícil camino de hacer realidad un sueño. En su natal Guantánamo estos dos jóvenes eran personas comunes que llevaban por dentro una inquietud especial por la música. Israel Rojas, abogado de profesión, comienza desde los catorce años a proyectar su necesidad de componer y compartir con los demás sus ideas sobre la cotidianidad. En muy poco tiempo, desarrolló este talento que en esos momentos era para él un hobby sin imaginarse que en un futuro multitudes seguirían en coro esas letras.

«Yoel Martínez, por su parte, proviene de una familia con tradición musical. Su padre era músico y en algún momento integrante del trío Taíno, por lo que Yoel desde su niñez se vio inevitablemente inmerso en este mundo de la música y la trova cubana. Así decidió participar de él y desarrolló su vocación en la Escuela de Arte de Guantánamo, alcanzando el nivel medio en sus estudios en guitarra clásica. A lo largo de los años, Yoel cantaba y tocaba la guitarra en los bares y restaurantes de la ciudad, pero no conforme con lo que hacía, permanecía en él la constante inquietud de ir aún más lejos.

«En 1999 la casualidad quiso que estos dos jóvenes se encontraran cuando en la Escuela de Arte de Guantánamo Israel, frente a un piano, intentaba encontrar la melodía de una canción que había escrito. Yoel, con su humor peculiar, le propuso ser el “loco” que lo podría ayudar. A partir de ese momento surge entre ambos una complicidad de intenciones y objetivos. Al acompañarse se dieron cuenta que funcionaban bien como dueto y fue así como a finales de ese año surge el Dúo Buena Fe.

«El nombre nació bajo la premisa de conjugar en dos palabras la vida de ambos, la buena fe que corresponde a la abogacía relacionada con la profesión de Israel, y la buena fe referente a los actos de benevolencia que le traen suerte a uno, como sucedió en esta peculiar historia. “Queríamos hacer música no para vivir de ella, sino para ella”, afirma Israel Rojas, líder del grupo.

«Fue así como empezaron el sueño, Israel en la parte lírica y melódica y Yoel haciendo los arreglos y armonías. Tenían deseos de mezclar distintos ritmos, diferentes a los característicos de la música cubana como lo son la trova y la salsa. Sabían que no sería fácil. La estrategia, señala Israel fue “empezar como trovadores, ser parte de esta corriente, darnos a conocer y poco a poco experimentar y convertirnos en una continuación lógica de los mejores exponentes de la música popular cubana”.

«Pero cómo definirlos y ubicarlos. ¿Cómo se inserta Buena Fe en el amplísimo espectro de la música popular de un país como Cuba, columna primordial de primerísimo referente mundial, originada en las esencias de un pueblo eminentemente musical, generador de influencias en cuanto género de masas aparezca en este mundo de hoy?

«De entrada y de modo generalizado, dentro de ese enorme calidoscopio musical cubano, si aplicáramos la lógica de las etiquetas habría que situarlos en algo entre la trova – incluidas sus variantes nueva y novísima- y el tan maltratado concepto del pop nacional, una especie de “género menor” para no pocos críticos del patio, pero heredero de lo que simple y llanamente ha sido la cancionística popular cubana, madre de la que ha salido mucho de lo mejor de lo que los cubanos hemos tarareado y silbado por generaciones.

«Israel, con su fama de locuaz del dúo, ha definido certeramente su música como ecléctica. Si bien sus orígenes tienen que haber sido muy influenciados por el entorno sonoro de su Guantánamo natal y el vecino Santiago de Cuba; acelerados con esta ola del internet y la potsmodernidad, a Buena Fe le afluye mucho de lo que se ha producido en toda Cuba y a nivel universal.

«Así, en el llevado y traído pop, tan criticado por algunos intelectuales, no puede estigmatizarse peyorativamente el caudal masivo de este género que ha producido a figuras como Barbra Streisand y Elton John, para no mencionar en nuestra exquisita lengua a una sin par Ana Belén. Todos hacen pop, lo que unos olvidable y otros tan trascendentes que no perecen como una moda transitoria de sectores de su generación.

«Desde su creación Buena Fe se presentaba en festivales de trova respaldados por la Asociación Hermanos Saíz, hasta que un día sin más, en el 2001, al ver el potencial escénico y musical del dueto, la empresa discográfica EGREM les propone la grabación de su primer disco que llevara por nombre Déjame Entrar . “Grabar un disco era el principal objetivo”, comenta Israel, “el hecho existía solamente en una utopía, en un sueño”…y el proceso para llegar a ese momento no fue nada fácil. En vista de esta gran oportunidad, no repararon en trabajar arduamente en los arreglos de las canciones, incorporando a sus temas la sonoridad instrumental de la guitarra eléctrica, teclados, programación de batería y bajo para resultar en un estilo que engloba el pop, la salsa y la trova tan característica resultando en un género llamado pop fusión.

«Muy pronto se estarían preparando para su primer concierto, cosa que requirió de un gran esfuerzo y muchos sacrificios. El primer obstáculo con el que se encontraron fue crear una banda. La selección de los músicos llevó tiempo, los ensayos eran muy poco frecuentes y la infraestructura en equipo electrónico era difícil de conseguir. Eso no los detuvo y finalmente presentaron un gran concierto en el teatro Mella de La Habana.

«Canciones de Buena Fe en su primer disco como Guantanamero, una especie de declaración de fe de sus orígenes, La Zanja , que hizo el milagro de poner en el mapa nacional un pestilente y contaminado arroyuelo local, Como un Neandertal, que ensalza el amor desde la génesis del mundo hasta el hoy super tecnológico, y los éxitos Psicología al día y No juegues con mi soledad; son ya desde ese debut, una muestra de buen gusto, inteligente, sin avergonzarse de su “pegada” en las listas de popularidad.

«En otras presentaciones han compartido escenario con varios artistas cubanos de renombre, entre los que se encuentra Eliades Ochoa con quien interpretaron en conjunto el tema de “Guantanamero” en un concierto donde presentaban su segundo disco “Arsenal”. En el año 2002 Habían ganado el premio a mejor agrupación novel y el fonograma más vendido del año. En el 2003 en este mismo certamen obtuvieron el premio al mejor álbum de pop fusión. Cubadisco es el certamen anual más importante de la industria discográfica de la música cubana. Cada año este evento se dedica a un país y a un género musical, y además rinde homenaje a personalidades y artistas con una destacada labor creadora en el campo de la música cubana. Por esta razón, obtener un premio Cubadisco tiene un alto valor para la trayectoria musical de Cuba y demuestra la calidad de la tan popular música de Buena Fe.

«En estos momentos Buena Fe prepara la presentación, en Concierto, de su CD Corazonero, una producción que revela la madurez que ha ido alcanzando el Dúo tanto en las temáticas que aborda como en la sonoridad y los arreglos.

«Quienes han seguido de cerca su historia y desarrollo afirman que el secreto de tal éxito y popularidad es la relación tan estrecha y de excelente comunicación entre Israel y Yoel, que desde el momento en que surgieron como Buena Fe, han sido no sólo cómplices, sino también mejores amigos, compañeros, compadres y portadores de una voz que ha logrado revolucionar la historia musical cubana más actual.»

Cultura

DESCEMER BUENO, ES…¡BUENO!


Cuando es sus respectivos países ustedes oigan a un cantante cubano, que dice sus textos como si los sacara del alma y junto con una lágrima nostálgica nos haga desear estar en ese ambiente entre festivo y triste, ese es Descemer…, el Bueno, porque no solo lo lleva en su apellido sino de ello da cuenta una obra en ascenso en la que no sacrifica calidad para estar en la preferencia del público cubano y esos otros públicos alternativos de España, los Estados Unidos y América Latina.

Es un hombre de talento, joven y con ideas frescas, al que no se le ha subido “la fama a la cabeza”, como dicen las abuelas y vuelve una y otra vez a su isla, para sorprendernos con sus composiciones y cada día más con su decir en su voz, tan nuestro, que es capaz de completar un trío con el dio “Buena Fe” y darnos una canción a la altura de ellos y de contra con un video-clic polémico y bello… Ojala pudiera agregarla aquí para compartir… pero la recomiendo, eso es Cuba de hoy, la nueva, que se despereza.

A Descemer los circuitos de la farándula lo descubren por el Premio Goya otorgada a su banda sonora para la película “Habana Blues” de Benito Zambrano, en el que quedó retratado ese “Período Especial” (década de los 90 en Cuba), del que salimos un poco maltratados, pero más cubanos. En el 2010 su canción “Cuando me enamoro”, interpretada por Enrique Iglesias y Juan Luis Guerra, fue nominada a los Grammys Latinos 2010 y el mundo supo que el estaba ahí.

En medio de una invasión de música vacía, “para desconectar”, poder bailar y pensar con una misma canción es importante, ese es Descemer, el Bueno.

Cultura

ALGO ESTÁ CAMBIANDO


En Cuba algo está cambiando, lo noto cuando veo a los míos más despiertos y ocupados de su porvenir familiar y personal y menos embriagado de consignas colectivas que son como vacuna contra el amor filial.

De tanto oírlo casi lo olvido, el cubano es solidario, nada diferente a otros seres humanos en circunstancias parecidas, “una mano lava a la otra y las dos lavan la cara”, así nos hemos hechos seres sociales y crecimos desde nuestro egoísmos a la gran familia humana.

Hoy nos incorporamos nuevamente al trabajo, gracias al Papa Juan Pablo se ferió el 25 de diciembre, pero en el plano oficial eso pasa por debajo de la puerta, ninguna emisora de radio o televisión cubana te menciona las palabras: Pascuas o Navidad, y aunque el pueblo habla de “Nochebuena”, “Misa de Gallo” y llueven las felicitaciones por navidad, esto es soberanamente olvidado por los medios de comunicación cubanos, lo de estado laico no cabe con Cuba, este es un estado ateo que reafirma su condición de tal y mira para otro lado, cuando otros celebran.

Es el síndrome de la simulación y de la apariencia, que no ha dejado de ser parte de la condición social del cubano de hoy, los cambios a nivel de la gente son mayores que a nivel de la sociedad, pero como todo deshielo ya llegará a la cabeza y seguiremos siendo el pueblo responsable que vele por su soberanía, la mejor distribución de sus riquezas y el cuidado de los más desvalidos, pero lograremos que él que más trabaje tenga más, que la prosperidad se base en el trabajo y que el crecimiento de la nación se base en el trabajo verdadero de todos los cubanos.

Por ahora hacemos cuenta de lo que hemos logrado, las tierras están mejor distribuidas en manos de gente que la quiere trabajar, el “colectivismo” ya no es solo ideológico y se hace forma de asociación económica con las cooperativas de producción y servicios, no agrícolas; el cubano es más libre como ente individual y si bien muchos viven en el exterior, no ha ocurrido la desbandada que esperaban los enemigos del país.

En cuanto a lo solidario, seguimos siendo un país con un solo corazón y cuando el huracán arrasó a Santiago de Cuba y buena parte de la zona oriental, el país todo tuvo capacidad de reacción para tender la mano a sus hermanos y restablecer en poco tiempo las heridas mayores, aunque no faltaron las manos amigas venidas de todo el mundo para ayudar a levantar un Santiago, cada vez mejor y más bello.

Pero lo hermoso es que esta vez no fue solo el “estado”, el pueblo con rostro y modestos recursos se hizo sentir con el hermano en desgracia y eso fue más alentador, ya no somos una masa amorfa llevada y traída, somos una sociedad que se reconoce cada vez más y mejor y podrá llegar a resolver esos pequeños problemas que a veces el estado centralizado olvida o no puede resolver.

Soy optimista, tendremos futuro, porque está en las manos de todo y aunque no tenemos petróleo en grandes cantidades, ni nuestras tierras son todo lo fértil que queremos, de algo ha de servirnos el “capital humano” formado en este medio siglo de soñar la herejía de ser libres.

¡Feliz Navidad hermanos!

Opinión

PASCUAS Y NAVIDAD EN CUBA


En Cuba las fiestas de Pascuas y Navidad siempre fueron fiestas de pueblo, marcadas por esas leyendas nórdicas que nos llegaron de los vecinos del norte, no hemos tenido nunca nieves, pero el pueblo le daba ese toque blanco al arbolito navideño con algodón y escarcha artificial y los “nacimientos” tenían en esta latitud el toque verdadero, un Jesús nacido en pesebre de paja seca, en medio de un invierno benigno y cálido, porque esas eran las temperaturas en la Judea bíblica.

En Cuba las costumbres norteñas se apoderaron de la Navidad y el arbolito era traído por Santa Claus con su trineo voladores y llenaba de regalos a los hogares más favorecidos y ricos, mientras los pobres hacían las colas en las tiendas de rebaja, esperaban las “facturas de nochebuena” regaladas por algún político o algún centro comercial y así, salir a “ver las vidrieras” cargadas de regalos y adornos era el principal entretenimiento de todos, pero sobre todo de los más humildes que esperaban un “milagro” para acceder a algunas de aquellas cosas para satisfacer una necesidad imperiosa.

Yo bien que lo recuerdo, nací en 1951 en un hogar humildísimo, con un padre jornalero y sin trabajo fijo, cinco hermanos y una madre capaz de hacer el milagro de los panes y los peces.

En eso, un 1º de enero, triunfó la Revolución, popular, esperanzadora, igualitaria, solidaria…radical, cambiaron muchas cosas para bien y para mal, hubo trabajo para todos, salud para todos, educación para todos y libertad…para todos, siempre y cuando estuvieran dentro de la Revolución… ahí empezaron las cosas, la confrontación con la burguesía cubana y el gobierno de los Estados Unidos, nos precipitaron en una espiral de violencia y de limitaciones, que no fueron solo materiales, sino espirituales.

En poco tiempo las Pascuas dejaron de celebrarse, eran un “rezago burgués”, el ateísmo se hizo omnipresente y la gente empezó a esconder sus sentimientos y la simulación sustituyó a la fe, el compañero al señor y la colectividad a la familia… para colmo del sainete el Día de Reyes (6 de enero), pasó al 1er domingo de julio por obra y gracia de la manipulación ideológica y de paso desaparecieron los juguetes y los niños ya pioneros, debían ser como el Che y eran lo menos parecido a su familia, porque en ella están poco y servían a la colectividad y las cosas más sagradas no venían de ella, sino del “pueblo”, esa masa de todos y con todos, amorfa y con voz colectiva de ventrílocuo que hizo del “diversionismo ideológico” una cadena de no ser que hoy nos desorienta.

Eran muchos los que no cabían en ese modelo de sociedad, demasiado los excluidos, toda diferencia con el modelo de ciudadano preestablecido, excluía: así… fueron excluido los religiosos, luego los homosexuales, más tarde los autosuficientes, individualistas, las frívolas, los consumistas, las mentalidades pequeño burguesas y el “hombre nuevo” nunca apareció, porque no era humano…

Por eso en épocas de “cambios”, me alegro por las dificultades que hemos pasado, me alegro que no tengamos “ese futuro luminoso” que nos auguró el “gran hermano”, porque nos reafirmamos como un pueblo de gente que no solo tiene diversos colores en su piel, sino un caleidoscopio de ideas, contradicciones, sueños, vicios, virtudes y defectos y seremos capaces de construirnos por nosotros mismos un futuro mejor, sin cartillas, ni fórmulas preconcebidas.

A ese pueblo de hoy pertenezco y Dios me libre de ser conservador, cada día es un mirar adelante, sin olvidar las experiencias vividas… ¡FELIZ NAVIDAD PARA TODOS!

Opinión

EUSEBIO LEAL RECIBE PREMIO NACIONAL DE PATRIMONIO

Yo no trabajo por mi fama,

porque toda la del mundo cabe en un grano de maíz”

José Martí

Tengo el gusto inmenso de ser uno de esos colaboradores a los que el menciona, por eso me emociona verlo llegar de gris para recibir un premio que no podía tener otro nombre para inaugurarse.

Eusebio Leal ha liderado una obra titánica  de restauración y rescate, no solo del Patrimonio material, que ya hubiese sido tarea de gigantes, sino que  ha hecho realidad la transformación espiritual en la gente que vive y trabaja en La Habana Vieja, la ciudad genésica que los duros años del Período Especial no pudo destruir, porque hubo una voluntad de gobierno materializada a través de los sueños de Leal, para reconstruirla y poner sus edificaciones en función de la cultura nacional, buscando donde parecía no haber y luchando contra las miseria humanas, que no siempre está en la marginalidad material de la gente, sino en la mezquindad del que traiciona la confianza de los buenos.

Llega el premio en un gran momento,  lo merece desde antes de fundarse el mismo, nadie ha hecho más por el Patrimonio Cubano que él, por lo que me uno a los muchos que nos sentimos orgulloso de su ejemplo:

Más de medio siglo después de haber atravesado el umbral del Palacio de los Capitanes Generales, el Doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana, recibió este jueves, en ese mismo escenario, el Premio Nacional de Patrimonio Cultural por la Obra de toda la Vida.

La distinción le fue otorgada por voto unánime, en esta su primera edición, en virtud de sus excepcionales méritos en la conservación, salvaguarda y rescate del Patrimonio Cultural de la Nación, y en especial de La Habana Vieja.

Particularmente meritorio es su trabajo en la obra de restauración física y social del Centro Histórico, y su labor en el rescate de tradiciones y en la revalorización del patrimonio intangible de los pobladores de la parte más antigua de la ciudad, a los que ha otorgado un papel protagónico.

Al hacer uso de la palabra durante el acto de entrega, Leal agradeció a sus colaboradores, sobre todo a aquellas personas anónimas que lo han acompañado y apoyado en el desarrollo de la tarea colosal que preside y dirige.

Si hice algo en este tiempo vale ponerlo y declinarlo ante Cuba, nuestra Patria amantísima, de la cual hemos recibido todos los amorosos favores que nos permitieron contribuir modestamente a una obra que por su naturaleza es grande y pura, expresó este discípulo y brillante sucesor de Emilio Roig de Leuchsenring.

Aracelys Bedevia

Tomado del periódico Juventud Rebelde, versión digital 21/12/2012

Cultura, Opinión

EL CUENTO DEL “FIN DEL MUNDO”


Por estos días nadie se escapa de un comentario sobre las “Profecías Mayas” sobre el cambio de época que ellos previeron para este “solsticio de invierno”; se ha manipulado este evento y convertido en un circo del fin del mundo, en el que unos buscan “salvación eterna” después de hacer de sus vidas un infierno en la tierra, alejando la bondad de sus mentes y tratando de hacer del placer mundano, la única razón de vida.

Yo no soy quien para sermonear, cada uno decide vivir la vida que quiera, creer en lo que quiera y tirar por la borda el bien más preciado con el que hemos venido al mundo: LA VIDA.

En medio de tanto oscurantismo folklórico, del que mucho sacan ganancias en época de crisis les regalo un compendio de reflexiones de nuestro José Martí sobre las ciencias, esa que concatenación de saberes sobre la naturaleza y que es la única que da respuestas a todas nuestras interrogantes. ¡Qué lástima que el espíritu, creación superior de la naturaleza toda, sucumba en su propia subjetividad!

«Nada sugiere tanta y tan hermosa Literatura como un párrafo de ciencia…[i]

«Es preciso fomentar el estudio de las ciencias como vía única para el conocimiento de las verdades…[ii]

«…la ciencia no es… ni misterio de iniciados, ni privilegio de los aristócratas de la mente, sino el medio único que tiene el hombre de explicarse las leyes de la vida…[iii]

«… La imaginación es la vanguardia y como el profeta de la ciencia. La idea, madre del hecho.[iv]

«Que la enseñanza científica vaya como la savia en los árboles, de la raíz al tope de la educación pública.[v]

«Ese es el hombre moderno: de pie junto a las ruedas del trabajo, mira serenamente a lo futuro. Y estudia la vida y analiza sus elementos.[vi]

«Poner la ciencia en lengua diaria: he ahí un gran bien que pocos hacen.[vii]

«¿Para qué sino para poner paz entre los hombres, han de ser los adelantos de la ciencia?[viii]

«Se ha de conocer las fuerzas del mundo para ponerlas a trabajar y hacer que la electricidad que mata, alumbre en la luz.[ix]

«El mundo sangra sin cesar de los crímenes que se comente en él contra la naturaleza.[x]

«Toda ciencia empieza en la imaginación, y no hay sabio sin el arte de imaginar, que es el de adivinar y componer, y la verdadera y única poesía.»


[i]José Martí Obras Completas, Tomo 19: 381

[ii] José Martí Obras Completas, Tomo 15: 192

[iii] José Martí Obras Completas, O.C. Tomo 13: 50

[iv] José Martí Obras Completas, O.C. Tomo 8: 407

[v] José Martí Obras Completas , O.C. Tomo 8: 278

[vi] José Martí Obras Completas, O.C. Tomo 8: 352

[vii] José Martí Obras Completas, O.C. Tomo 13: 425

[viii] José Martí Obras Completas, O.C. Tomo 11: 292

[ix] José Martí Obras Completas, O.C. Tomo 18: 503

[x]José Martí Obras Completas , O.C. Tomo 4: 381

Cultura

LOS “ALMENDRONES” DE LA HABANA

Este es un “almendro” retratado por mi amiga Xana, que disfrutó de lo lindo con este museo rodante

El que ha estado en La Habana y no ha montado en un “Almendrón”. “¡No sabe lo que es la vida!”, como diría el Cabo Pantera[1] y es que la experiencia es “surrealista” y totalmente nueva, porque va contra ese concepto de la física que dice que dos cuerpos no pueden ocupar un mismo lugar y usted ve que donde caben solo cinco, al menos van ¡ocho! Y a precio de limusina, porque son bien caros, contaminantes y estresantes.

¿Qué no sabe lo que es un “almendrón”?… ven que te explico: Un “almendrón” en un vehículo norteamericano anterior a 1959, que por obra y gracia de la necesidad y la inventiva del cubano, todavía ruedan por las calles de La Habana y de toda Cuba, todos particulares, unos para el paseo de su dueño, otros (la mayoría) para servicio de taxi de rutas fijas, con unos precios “¡qué pa΄que![2], con decirle que veinte o veinticinco pesos cubanos, puede ser el salario medio de un día en esta isla.

Los hay de todas las marcas: Ford, Pontiac, Willys, Cadillac, etc, etc, etc., pero todos funcionando gracias al ingenio del cubano y a la necesidad de la gente de trasladarse de un lado a otro. Las innovaciones son muchas y extraordinarias, tales que si los fabricantes las vieran las patentarían o morirían de risa ante el museo de lo absurdo. A veces te topas un cuatro rueda que tiene el caparazón de un Ford, pero le agregan un adorno de Pontiac y no mires su motor, porque lo más probable es que sea de Lada o de Fiat polaco, no importa que sea feo, lo que importa es que camine. Algunos le han alargado el chasis y donde había asientos para cinco, ahora caben diez, no importa, los cubanos son ¡suicidas! En esto de subirse a una nave espacial de lo real maravilloso criollo.

Es el producto de la precariedad, en un país “centralizado” y “controlado”, done lo único que no se puede controlar es la inventiva de la gente para salir adelante, palear sus dificultades y buscarse el “baro”[3]

Esta la otra cara de la moneda, un pequeño grupo de cubanos tiene “carros antiguos de lujo”, cuidados como el primer día, tratando de mantener los componentes de fábrica originales y paseando sus joyas en fiestas y en circuitos para turistas, son los “Gran Car” y los Clubes de autos que mantienen la tradición que hizo de Cuba uno de los primeros países en América en los que circularon los automotores.

De todos modos, si viene a Cuba y quiere conocernos, de su vueltecita por La Habana en un “almendrón” popular, le aseguro al menos que es bueno para adelgazar, por lo mucho que ha de sudar, se pondrá al día de las noticias de la calle, el cubano es muy conversador, se enterará de permutas, ventas y chismes de barrio y de forma extra escuchará los reguetones sexistas que no pasan por la radio o los “bolerones” y canciones edulcoradas que tantos nos gustan a los cubanos, para descargar, porque el chofer nos lo brinda gratis y a buen volumen…Aquí los espero.


[1] Famoso comediante de la televisión cubana

[2] ¡Qué para qué!

[3] Dinero

Costumbres, Cultura

LEONARDO PADURA, PREMIO NACIONAL DE LITERATURA 2012


Casi todos, por no decir todos los cubanos conocen o han oído hablar del escritor Leonardo Padura, alguien de mi generación que creció curioseando por las profundidades de su isla buscando y encontrando historias que solo los lugareños conocían o estaban enterradas entre montañas de generalizaciones históricas, que nos hacían difícil ver el rostro real de nuestra gente en el tiempo.

Eso se lo agradezco a Padura, de quien soy lector antes de que sus famosas novelas lo pusieran en el lugar que le corresponde por su calidad, sinceridad y apego a la verdad, la que siempre encuentra un medio de decirla.

El periodismo fue y es su escuela, por eso el alegrón por un hombre que tuvo que enfrentarse a sus dilemas y decidió, para bien de todos, hacer un policíaco con un Mario Conde humano y contradictorio, darnos un Heredia polémico que los conservadores no le perdonan y una última novela que no he tenido la suerte de leer:

«El Premio Nacional de Literatura 2012, máximo galardón de las letras cubanas, fue otorgado al narrador y crítico literario Leonardo Padura Fuentes.

«Concedido cada año por el Instituto Cubano del Libro (ICL) y el Ministerio de Cultura, el galardón reconoce la obra de aquellos escritores que hayan enriquecido el legado de la cultura cubana en general y de su literatura en particular, con el aporte de una obra literaria trascendente.

«Un comunicado del ICL destaca que el jurado de esta edición fue presidido por Reynaldo González, premio Nacional de Literatura 2003, e integrado además por Denia García Ronda, Jorge Fornet, Víctor Fowler, Cira Romero, Astrid Santana y Marilyn Bobes.

«Padura resultó seleccionado por mayoría entre unas 18 propuestas presentadas por diversas instituciones literarias del país.

«El autor de las novelas Paisajes de Otoño, La novela de mi vida, El hombre que amaba a los perros, es creador de uno de los personajes de la novelística policíaca cubana (Mario Conde).

«El escritor, de 57 años de edad, ha recibido los premios UNEAC (1993), Café Gijón (1995), Dashiell Hammett (1998), de Periodismo Cultural José A. Fernández Castro (2005), de la Crítica Literaria y Roger Caillois en el 2011.

«El Premio Nacional de Literatura 2012 le será entregado en ceremonia pública prevista para el domingo 17 de febrero del 2013, en la Sala Nicolás Guillén, de la fortaleza de San Carlos de la Cabaña, como parte del programa de actividades de la XXII Feria Internacional del Libro de La Habana.» (Con información de Rolando Silven Laffita, de la AIN)

Tomado de la edición digital del periódico Granma, 19/12/2012

Cultura

ARTURO CARRICARTE ARMAS, FUNDADOR DEL MUSEO JOSÉ MARTÍ



Para los cubanos el nombre de Arturo R. de Carricarte Armas (1880-1948), no es muy común, tendríamos que buscar el mismo entre los especialistas que estudian la literatura cubana de los primeros años de la República, pero este cubano inteligente y emprendedor fue una de las figuras más relevante en cuanto a la conservación y divulgación de la memoria y el legado de José Martí.

Nació en Marianao, La Habana el 6 de noviembre de 1880, estudio en el Instituto de Segunda enseñanza de La Habana donde se graduó en 1894 y en 1902 viaja a Veracruz, México, donde permanece una breve temporada. En el puerto mexicano Carricarte trabaja en la redacción de las revistas “El Dictamen” y “Revista Crítica” junto a Pedro Henríquez Ureña

Regresa a Cuba y comienzan sus colaboraciones con los periódicos y revistas de La Habana entre las que se destacan, la revistas “La Época” (1904-1905), de la que fue también jefe de redacción y “La América” (1907); fue colaborador del único periódico habanero que se publicó en inglés “The Havana Daily Post” (1907) del que fue además jefe de redacción de su edición en español. En 1908 fue premiado en los Juegos Florales del Ateneo y Círculo de La Habana.

En 1909 entra al servicio consular cubano al ser nombrado Consul de Cuba en Montevideo, Uruguay, país donde mantuvo una activa participación en la vida intelectual.

De regreso a Cuba consolida su labor literaria al obtener el Premio de Literatura (1913-1914) de la Academia de Artes y Letras por su novela, “Historia de un vencido” (El Ñáñigo), miembro de la Academia de Artes y Letras, de la Sociedad Geográfica y de otras similares en Hispanoamérica; funda en 1915 la revista “Helios” de Marianao y se desempeña además en cargos gubernamentales en la Secretaría de Instrucción Pública y la de Estado.

En 1921 funda la “Revista Martiniana”, primera publicación íntegramente dedicada a José Martí en la que se dedica a publicar cartas, documentos, poesías y documentos relacionados con nuestro Apóstol, dado a conocer valiosas piezas de la documentación martiana, entre ellas la famosa “carta inconclusa a Manuel Mercado” publicada por primera vez en la Revista Martiniana.

Desde la Revista Martiniana, Carricarte hizo ingentes esfuerzos para rescatar la Casa Natal de José Martí, en esos momentos en muy mal estado y habitada por una numerosa familia desde 1903, en que Doña Leonor fue autorizada por el Patronato fiador de la Casa a alquilarla, tras su muerte sus herederos siguieron cobrando el alquiler y luego dejaron de hacerlo.

Carricarte promueve litigio para el rescate de la casa comprada por cuestación pública y logra el desalojo de la misma para dedicarla al “Museo José Martí”, primero dedicado al Apóstol y dirigido por este eminente cubanos desde 1925 hasta 1940.

Desde este puesto batalló con la desidia gubernamental para rescatar objetos y documentos y mostrar al público, apoyar a los maestros de las escuelas públicas en su espontánea y noble labor de “rescatar” a Martí e integrarlo a su pueblo, con el conocimiento de su vida y su obra.

Su labor cayada y anónima permitió consolidar al “Museo José Martí”[1] dentro de las tradiciones patrióticas del pueblo cubano, que incorporó a la “Casita de Martí” como una de las reliquias de la patria.

Durante todo este tiempo continúa su amplia colaboración con la prensa de su época, funda y dirige la Biblioteca Municipal de La Habana y posteriormente la de Marianao.

En 1948 enfermo y decepcionado se retira de la dirección de la Casa Natal de José Martí. Murió el 8 de noviembre de 1948 en su Marianao natal, su recuerdo queda en esta institución que fundó en 1925, la Casa Natal de José Martí a la cual se consagró, como homenaje sincero y desinteresado al Apóstol Cubano.


[1] Hoy Museo Casa Natal de José Martí

Cultura, José Martí
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda