Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

CDR, UNAS SIGLAS AL SERVICIO DEL PUEBLO EN REVOLUCIÓN


El 28 de septiembre de 1960 al pie de la famosa terraza norte del Palacio Presidencial de Cuba[1] se reunía el pueblo habanero para darle la bienvenida a Fidel, recién llegado de su participación en la Asamblea General de Naciones Unidas, era un pueblo entusiasta y decidido el que llenaba aquel amplio espacio, de pronto sonaron unos petardos en los alrededores en medio del discurso del líder cubano; la reacción popular fue enardecida y una oleada de consignas y aplausos llenó aquel espacio majestuoso, y Fidel con esa sagacidad de líder que siempre le caracterizó dijo:

«Estos ingenuos parece que de verdad se han creído eso de que vienen los “marines” (ABUCHEOS), y que ya está el café colado aquí. Vamos a establecer un sistema de vigilancia colectiva, ¡vamos a establecer un sistema de vigilancia revolucionaria colectiva! (APLAUSOS.) Y vamos a ver cómo se pueden mover aquí los lacayos del imperialismo, porque, en definitiva, nosotros vivimos en toda la ciudad, no hay un edificio de apartamentos de la ciudad, ni hay cuadra, ni hay manzana, ni hay barrio, que no esté ampliamente representado aquí (APLAUSOS). Vamos a implantar, frente a las campañas de agresiones del imperialismo, un sistema de vigilancia colectiva revolucionaria que todo el mundo sepa quién vive en la manzana, qué hace el que vive en la manzana y qué relaciones tuvo con la tiranía; y a qué se dedica; con quién se junta; en qué actividades anda. Porque si creen que van a poder enfrentarse con el pueblo, ¡tremendo chasco se van a llevar!, porque les implantamos un comité de vigilancia revolucionaria en cada manzana… (APLAUSOS), para que el pueblo vigile, para que el pueblo observe, y para que vean que cuando la masa del pueblo se organiza, no hay imperialista, ni lacayo de los imperialistas, ni vendido a los imperialistas, ni instrumento de los imperialistas que pueda moverse (APLAUSOS).

«Están jugando con el pueblo y no saben todavía quién es el pueblo; están jugando con el pueblo, y no saben todavía la tremenda fuerza revolucionaria que hay en el pueblo. Y, por lo pronto, hay que dar nuevos pasos en la organización de las milicias; hay que ir a la formación, ya, de los batallones de milicias, zona por zona, en todas las regiones de Cuba, ir seleccionando cada hombre para cada arma (APLAUSOS), e ir dándole estructura a toda la gran masa de milicianos, para que lo antes posible estén perfectamente formadas y entrenadas nuestras unidades de combatientes (APLAUSOS).»

Así nació la más eficaz y masiva de las organizaciones revolucionarias, los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), en cada cuadra de las ciudades y en los pequeños pueblos y las zonas rurales, era y es el instrumento más importante de la Revolución, surgido para defender a la Revolución y como tarea fundamental la vigilancia revolucionaria cuadra por cuadra, aunque con el tiempo fue ganando protagonismo en cuanta tarea política o social ha hecho falta: donaciones de sangre, recogida de materias primas, limpieza y saneamiento, apoyo a obras sociales y sobre todo defensa incondicional al proceso revolucionario.

A la distancia de 52 años la organización se plantea un cambio para ponerse acorde con los tiempo, rejuvenecerse y convertirse en el primer escalón de la democracia cubana, porque sigue siendo la mayor organización de masas del país y debe convertirse en el primer escalón de la democracia participativa real que esperamos todos los cubanos.


[1]Hoy sede del Museo de la Revolución

Política

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom