lig tv izle
justin tv

Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

Elpidio Valdés, el pillo y manigüero mambí


No tengo Supermán, tengo Elpidio Valdés(canción)

Carlos Varela

Le debo unas palabras a Elpidio Valdés, ese personaje de tiras cómicas primero y de dibujos animados después que nos ha ratificado todos esos valores de cubanía que una generación como la mía llegó a oír todavía de abuelos mambises y soñamos con aquellos días de dolor y gloria en que se peleo y se dejó todo por Cuba, algo que nos hace singulares, porque a esta altura del siglo XXI hay quien se pregunta en el mundo cómo podemos ser tan obstinado y mantener una utopía contra viento y marea, para entenderlo habría que leer y ver las aventuras de Elpidio Valdés, un cubano más que ante las amenazas del enemigo siempre responde risueño: ¡Eso había que verlo compay!

El creador de este personaje de Elpidio Valdés se llama Juan Padrón, un dibujante matancero nacido en 1947 que en 1970 presenta en una tira cómica del semanario DDT a Elpidio Valdés, que no era un personaje principal en estas primeras tiras, sino alguien en busca de su propia identidad.

El carismático personaje empezó a protagonizar sus propias aventuras y a su alrededor surgió aquel mundo de la Cuba insurrecta que tan fielmente refleja incluyendo los personajes secundarios, tan famosos como Elpidio: su caballo Palmiche, su novia María Silvia y otros muchos que hacen las delicias de los cubanos tanto en “Muñequitos”[1] como en dibujos animados. En 1974 el carismático mambí pasa de las páginas de la prensa a su primer cortometraje, medio en el que alcanzará una identificación masiva con los niños y el pueblo de Cuba.

En 1972 el ICAIC[2] se propone enfatizar en la producción de dibujos animados infantiles cubanos cuya presencia era minoritaria en el cine y la televisión del país. Las propuestas partían de una encuesta de gustos y preferencias del niño cubano y de un trabajo por llevar temas educativos, históricos, culturales y de asuntos generales, con amenidad y calidad estética. En esta primera etapa sobresalen los trabajos de Juan Padrón, Mario Rivas, Tulio Raggi, entre otros.

Juan Padrón da a conocer los primeros cortos de Elpidio Valdés, “Una aventura de Elpidio Valdés” (1974) y “Elpidio Valdés contra el tren militar” (1974). Estos primeros cortos animados sobre Elpidio Valdés tuvieron una gran aceptación no solo en el público infantil, sino en toda la población que vio en el personaje las virtudes patrióticas y revolucionarias de todo un pueblo, no solo en la lucha contra el colonialismo español, sino en las que a diario emprendía. Luego siguieron otros cortos, que aún pasan para agrado de generaciones de cubanos por la televisión cubana.

Tal fue la aceptación que en 1979 se realizó el primer largometraje cubano de animado con “Elpidio Valdés” y sus amigos como protagonistas, ganador del Gran Premio Coral del Primer Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, así como otros muchos reconocimientos nacionales e internacionales.

Elpidio Valdés llegó para quedarse, es una lástima que la isdustria cinematográfica cubana y Juan Padrón no hayan hecho más por él, por su conocimiento en el mundo entero, aunque no es un desconcoido, es seguir produciendolo y hacerlo un producto mediático que nos identifique. Son sueños, pero posbles, con nuestro querido Elpidio.

Los cubanos nos enorgullecemos de tener también un dibujo animado nacional, que nos dice tantas cosas a los que estamos en esta isla verde luchando y soñando, dos de nuestras condiciones de existencia, que ya lo hemos hecho parte de la familia cubana.


[1]Así llamamos en Cuba a las revistas de dibujos seriados, los famosos “comic” o “tebeo” para los españoles

[2] Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC)

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Cultura

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda