Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

El Rap Cubano ¿Sí o No?


El Hip Hop se afianza en la cultura alternativa cubana en un momento muy difícil de la historia de la isla, la década de los 90 y el comienzo del “Período Especial” como consecuencia del derrumbe del Campo Socialista y la desaparición de los vínculos económicos que servían de base al “socialismo cubano”.

El cubano tuvo que aprender a vivir con lo que tenía y para bien o para mal, fuimos un poco más libres en medio de la mayor pobreza, abrimos los ojos a realidades que estaban presente en nuestra sociedad, pero que la propaganda oficial negaba o simplemente silenciaba: Marginalidad, exclusión, intolerancia, falta de libertad individual y desigualdad real, eran elementos que parecían imposible en la Cuba que había hecho una Revolución Socialista, eliminado todo vestigio de propiedad privada y de iniciativa individual, con un conjunto de conquistas sociales que nos enorgullecen: salud, educación, seguridad social al alcance de todos, pero donde persistían esos espacios ignorados por el “sistema” y que en realidad son el caldo de cultivo de una cultura contestataria como lo es en sí misma el Hip Hop.

Influencia aparte, en los barrios más humildes y entre la juventud negra fundamentalmente, aunque no solo entre ellos, se arraigó el Hip Hop, para hablarnos de cosas que eran insólitas en la década de los 80, problemas de pobreza, discriminación, marginalidad, desesperanzas y una contenida “ira” porque todo aquello los marcaba como “marginales” y los hacía blanco constantes de la policía y los ponía al margen de la sociedad.

Cuba es una de las sociedades de mayor riqueza musical en el mundo en la que el cruce cultural ha producido diversos ritmos y géneros con raíces europeas y africanas. Danzón, mambo, chachachá, son, rumba y una etcétera bien grande, marcan el legado musical y rítmico cubano.

La característica fundamental de la cultura cubana en general y de la música de la isla en particular, es la asimilación constante de nuevas influencias, siempre bajo el principio martiano de: “injértese en nuestras repúblicas el mundo, pero el troco ha de ser el de nuestras repúblicas”, así a lo largo del siglo XX y los que va del XXI, en nuestras formas musicales han entrado a formar parte el jazz, el rock, el pop, el blues, el reggae y el rap o hip hop, este último tal vez la tendencia cultural de más reciente llegada al entramado social cubano.

La cultura Hip Hop y su forma particular de expresarse en la música, nace en la década de los 70 en los Estados Unidos en las comunidades afro norteamericanas, como válvula de salida para expresar una situación social específica y modo de identidad frente a la cultura blanca dominante.

A través de las ondas radiales norteamericanas se comienza a escuchar en Cuba esta manera de decir los textos acompañado de una música de bajo, triste y sincopada. Serán los años 80 cuando aparecen en La Habana y otros lugares de la isla los primeros “juglares de la calle”, tratando de visibilizarse en el entramado urbano de la isla, vistos con desconfianza por los que no entendían aquella alternatividad.

Se habla como punto de partida para el Movimiento del Hip Hop Cubano, la celebración en 1995 del “Primer Festival de Rap Cubano” en el barrio de Alamar, auspiciado por la Asociación Hermanos Saíz, la organización de los artistas jóvenes en Cuba y por el Municipio de Cultura de Habana del Este, al que pertenece Alamar, participaron diez agrupaciones y un público joven que desbordó el ámbito de la plaza donde se desarrolló el evento.

La década de los 90 fue un período de expansión del Hip Hop, Cienfuegos, Camagüey, Santiago de Cuba, Guantánamo, reafirman un modo de hacer que desborda los marcos de La Habana y aunque Alamar pudo organizar otros festivales, el intento terminó como otros “por falta de recursos”, aunque se diseminaron los espacios para hacer Hip Hop por toda la isla.

Así comenzó todo y aunque existe una “Agencia Cubana del Rap”, no son todos los que están en ella, sino los que tienden a ser un poco más comerciales y “dicen las cosas” con más sublimidad. La desconfianza persiste, se les acepta pero tienen muy poco acceso a los medios masivos, la representatividad dentro de las instituciones oficiales pasa por el “portarse bien” y decir las cosas “digeribles” para encajar en el proyecto cultural.

Hoy por Hoy se convoca al rap en eventos como “Lucas” y “Cuerda Viva”, los dos espacios más ranqueados dentro de la farándula cubana, pero se silencia un festival como PUÑOS ARRIBA, legítimamente rapero y que ha convocado ya cuatro ediciones, sin ocupar ningún espacio en la prensa plana, radial o televisiva.

Entonces, el Rap Cubano ¿Sí o No?

Cultura, Opinión

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom