Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

Poesía en La Habana


Estos son días de poesía en La Habana, cientos de poetas de diversas partes del mundo y de nuestro país, se han reunido en esta ciudad del Caribe para festejar a la poesía, esa sin la que no podemos vivir, pero que sin embargo relegamos a los espacios íntimos, sin verle más función que hacernos bella la vida, ayudarnos a enamorar y decir las cosas que los momentos tristes o solemnes hacen que vengan a nuestra mente.

La poesía es más, es alma de los seres humanos, síntesis de los mejores sentimientos y forma de decir lo que sentimos sobre cualquier tema, por eso en tiempo de poesía traigo al poeta mayor cubano a nuestro José Martí en sus entrañables “Versos Sencillos”, aquellos que escribió en un “invierno de angustia” de 1891 cuando el temor de la alianza entre los países de Hispanoamérica y los Estados Unidos, le sobrecogió el alma y enfermó y de un tirón en esos días escribió estos versos que mucho se escuchan en la tonada de la “Guantanamera” o con otros aires rítmicos a veces sin saber que son de él. He aquí el primer poema:

I

Yo soy un hombre sincero / De donde crece la palma, / Y antes de morirme quiero /Echar mis versos del alma./ Yo vengo de todas partes, /Y hacia todas partes voy: /Arte soy entre las artes, /En los montes, monte soy. / Yo sé los nombres extraños /De las yerbas y las flores, / Y de mortales engaños, / Y de sublimes dolores. / Yo he visto en la noche oscura / Llover sobre mi cabeza / Los rayos de lumbre pura / De la divina belleza. / Alas nacer vi en los hombros / De las mujeres hermosas: / Y salir de los escombros, / Volando las mariposas. /He visto vivir a un hombre / Con el puñal al costado, / Sin decir jamás el nombre / De aquella que lo ha matado. /Rápida, como un reflejo, / Dos veces vi el alma, dos: /Cuando murió el pobre viejo, /Cuando ella me dijo adiós. /Temblé una vez -en la reja, / A la entrada de la viña,- / Cuando la bárbara abeja / Picó en la frente a mi niña. / Gocé una vez, de tal suerte / Que gocé cual nunca:-cuando /La sentencia de mi muerte /Leyó el alcaide llorando. /Oigo un suspiro, a través / De las tierras y la mar, /Y no es un suspiro, -es / Que mi hijo va a despertar. / Si dicen que del joyero / Tome la joya mejor,/ Tomo a un amigo sincero / Y pongo a un lado el amor. / Yo he visto al águila herida / Volar al azul sereno, /Y morir en su guarida / La víbora del veneno. / Yo sé bien que cuando el mundo / Cede, lívido, al descanso, / Sobre el silencio profundo /Murmura el arroyo manso. / Yo he puesto la mano osada, / De horror y júbilo yerta, / Sobre la estrella apagada / Que cayó frente a mi puerta. / Oculto en mi pecho bravo / La pena que me lo hiere: / El hijo de un pueblo esclavo / Vive por él calla y muera / Todo es hermoso y constante, / Todo es música y razón, / Y todo, como el diamante, / Antes que luz es carbón. / Yo sé que el necio se entierra / Con gran lujo y con gran llanto.- / Y que no hay fruta en la tierra / Como la del camposanto. / Callo, y entiendo, y me quito / La pompa del rimador: / Cuelgo de un árbol marchito / Mi muceta de doctor.

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Cultura, José Martí

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi