Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

La guerrilla en la Sierra Maestra



Fidel Castro, en la Sierra Maestra

Tras el desembarco el 2 de diciembre de 1956 el grupo expedicionario sufrió un duro revés en un lugar llamado Alegría de Pío, aún en el llano, rodeados de fuerzas del ejército y desconocedores de la zona, fueron sorprendidos y dispersados.

Solo un pequeño grupo llegó a reencontrarse con Fidel Castro en un lugar conocido por Cinco Palmas a donde fueron llegando auxiliados por los campesinos de la Sierra Maestra.

Desde el primer momento la guerrilla establece una fuerte relación con el campesinado de la Sierra Maestra, al sur de la zona oriental del país. Lo que le permitió un lento pero sostenido fortalecimiento de un pequeño grupo de combatientes de gran capacidad de maniobra, conocimiento de l terreno y el liderazgo de Fidel Castro, un joven abogado decidido a derrocar la dictadura de Fulgencio Batista e iniciar los cambios profundos que requería la sociedad cubana.

El Ejército Rebelde, nombre que adoptó el movimiento guerrillero, se vio reforzado por combatientes reclutados por el Movimiento 26 de Julio (M-26-7) en las zonas urbanas del país y por campesinos de la zona que se incorporaron a la lucha contra la dictadura.

Esto permitió mantenerse con éxito combatiendo contra las fuerzas del Ejército Nacional que los perseguían sin tregua desde el primer día del desembarco.

Con mucho éxito se desarrolló en las zonas urbanas del país el M-26-7, organización de ideología heterogénea en la que se agruparon aquellos que querían terminar la dictadura. En las condiciones concretas de la lucha armada este Movimiento actuó con una amplia autonomía, organizando sabotajes y atentados contra colaboradores del régimen, recaudando fondos y recursos para la guerrilla. Su fuerza y actividad en estos primeros meses de la insurrección, hizo que sus dirigentes, deseosos por acabar con el régimen de Batista, sobrevaloraran el papel que jugaban estas fuerzas urbanas (El Llano) y subestimaran, aunque de modo inconciente, al núcleo guerrillero (La Sierra)

Este desencuentro táctico llevaría a las milicias del M-26-7 a proponer a la Dirección Nacional, liderada por Fidel Castro, convocar una Huelga General en el país el 9 de abril de 1958, tras una amplia ofensiva contra objetivos económicos y ataques a las fuerzas del tirano. Aceptado el plan el Ejército Rebelde participaría del mismo con acciones militares en su radio de acción de la Sierra Maestra.

El resultado fue el fracaso de la Huelga, abortada a sangre y fuego por las fuerzas del gobierno, con una alta cuota de represión y muerte, la desarticulación de muchas células del Movimiento y un gran desaliento en el pueblo.

En un análisis posterior que hizo la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Julio, se criticó duramente la forma sectaria de la organización de la huelga, que ignoró la dirigencia histórica del movimiento obrero, de fuerte influencia comunista; el triunfalismo y descentralización de las fuerzas dentro de la organización, que permitió que funcionaran casi como si fueran dos organizaciones independientes, una urbana (El Llano) y otra guerrillera (La Sierra).

A partir de este revés el M-26-7 se organiza centralizadamente alrededor del Ejército Rebelde y su líder Fidel Castro, reconocido como Comandante en Jefe de todas las fuerzas que enfrentaban al régimen dictatorial, fortaleciéndose su unidad con el movimiento obrero y con todas las fuerzas opositoras a Fulgencio Batista.

Historia

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom