Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

La Habana de Aniversario

Se acerca el aniversario 492 de nuestra capital, la querida Habana de todos, amada y maltratada por sus ciudadanos, pero indeleble en el tiempo, crecida una al lado de la otra, como si se negara a hacer desaparecer todas Las Habanas de estas casi cinco centurias y simbolizada por antonomasia por una mulata blanconaza que no teme a un trago de ron, como tampoco a una rumba.

Ella nació cuatro años antes, en 1515, era la sexta villa creada por Diego Velázquez posiblemente en la desembocadura del río Hondo, en la costa sur de la actual provincia de Mayabeque, San Cristóbal la llamaron y en medio de aquel agreste monte de mangle y agua no prosperaron mucho los bohíos primigenios de los conquistadores cercados por las hormigas y otros insectos que hicieron necesario el traslado hacia la costa norte cerca de la desembocadura del río Casiguagua (Almendares), donde no encontró acomodo la villa por mucho tiempo, hasta trasladarse al caserío que un grupo de marineros y aborígenes tenían en la abrigada bahía de Carenas. Ya cansados del bregar, bajo una ceiba se dijo misa un 16 de noviembre de 1519 y el bautizo de la villa se completo San Cristóbal de La Habana, por aquello de estar en los predios del cacique Habaguanex.

Durante la segunda mitad del siglo XVI se produce una tendencia al desarrollo autónomo de la colonia de Cuba, motivado principalmente por el virtual abandono de la isla por las autoridades de la metrópoli. Las ricas colonias de tierra firme acaparan la atención y las inversiones reales a fin de incrementar y asegurar las riquezas provenientes de estas regiones.

Esta situación produce en el país un interesante fenómeno de desplazamiento del interés colonial hacia la villa de San Cristóbal de La Habana, ya asentada en la estratégica bahía que hasta ahora los navegantes españoles conocieron como puerto Carenas, al descubrirse la ruta de navegación hacia España a través del paso de las Bahamas aprovechando las corrientes del Golfo.

Este descubrimiento se produjo a raíz de la conquista de México por Hernán Cortés(1519) quien al enviar un emisario al rey de España, lo hizo en un barco cargado de riquezas tales, que no necesitó lastre para navegar y conducido por el experimentado piloto Antón Alamino la nave tomó por la nueva ruta, que sin dudas ya conocía.

Este descubrimiento acortaba el tiempo de navegación entre España y el Nuevo Mundo, cuestión que cobró mucha importancia tras la conquista de los imperios amerindios y es ahí donde la bahía de La Habana se les presentó como el lugar ideal para recalar en la ida y luego en la vuelta, por sus condiciones naturales, su ubicación frente a la corriente del golfo y su factibilidad defensiva. Tal hecho marcó el desarrollo del puerto de La Habana y la ciudad que junto a él creció:

“Conocidas, pues, las proporciones de la navegación de flotas y armadas en el retorno de Nueva España a Europa por la costa del norte de Cuba y Canal Nuevo de Bahamas, y establecida su carrera, fue consiguiente su arribo y escala de ellos al puerto de La Habana, aumentando su tráfico y comercio”[1]

Esta nueva función del puerto de Carenas determinó el traslado de la villa de San Cristóbal del sur al norte para fundirse con un pequeño poblado que allí ya existía y crearse la nueva villa de San Cristóbal de La Habana.[2]

Ya en la tercera década del siglo XVI “(…) ay muy buen pueblo adonde vienen muchos nabios(sic) de Castilla e de Yucatán e descargan mercadería e contratan cada año cc pesos de derechos poco más o menos”[3]

Esta preponderancia de La Habana como puerto de encuentro y refugio de la flota determinó que se acentuara el abandono y despoblamiento del resto de la isla, que ya desde el inicio de la conquista de tierra firme había comenzado y que continuó ahondando el abismo entre esta y las demás villa. Finalmente se traslada a La Habana la capital de la colonia y se crea el monopolio comercial por el puerto de esta.

A partir del establecimiento del sistema de flota para el comercio con las posesiones españolas en América, La Habana se convierte en un enclave importantísimo en ese eslabón. La llegada de la flota se convirtió en el modo de vida de los habaneros, su arribo ponía a toda la villa en función de sus necesidades, aunque tuvieran que pasarle por encima a las leyes y las “buenas costumbres” de la época.

La flota traía miles de personas, entre marineros, soldados, viajeros y funcionarios que se comportaban en La Habana como si estuvieran en una ciudad sin ley. Los comerciantes y vecinos se complacían en satisfacer todas las necesidades de los forasteros con el único fin de hacerles gastar parte de las riquezas que traían.

Fernando Ortiz en su libro “Los Negros Curros” caracteriza estos primeros tiempos de La Habana, “(…)puerto marítimo muy frecuentado, famoso por sus diversiones y libertinajes, a los que se daban en sus luengas estadas la gente marinera y advenediza de la flota junto con los esclavos bullangueros y las mujeres de rumbo, en los bodegones de las negras mondongueras, en los garitos o tablajes puesto por generales y almirantes para la tahurería y en los parajes, aún menos santos, por los bohíos y casas de embarrado(…)[4]

Así nació esta ciudad contradictoria y mestizada, vinculada a todo este entramaje lúdico que fue la primera fuente de su riqueza y donde ya se destacaban esas características de su gente de “vivir ahora y mañana veremos”, mirando la vida en serio pero pensándola en el alegre choteo criollo que más que defecto es virtud, para aguantar las carencias.


[1] Ignacio de Urrutia y Montoya, “Teatro histórico, jurídico y político-militar de la isla de Fernandina de Cuba, y principalmente de su capital La Habana”, 1963: 283

[2] César García del Pino:”Toma de La Habana por los ingleses y sus antecedentes”, 2002: 3

[3] Carta de los Oficiales Reales Pedro de Paz, Hernando de Castro y Lope Hurtado a Carlos V, mayo 6 de 1532, citada por César García del Pino, Ob. Cit.:6

[4] Fernando Ortiz. Los Negros Curros

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Cultura, Historia

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi