Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

Regino Eladio Boti, 1878 – 1958

Unas de las figuras intelectuales cubanas que resume el ser nacional en cuanto al apego a su terruño natal fue este destacado intelectual guantanamero, hombre de sólida cultura, mirada inquieta, curiosidad de espíritu y autoridad social, siempre pendiente de los progresos de su “aldea”, esa villa  que a comienzos del siglo XX florecía agreste en medio del valle fértil de los ríos que al norte de la gran bahía de Guantánamo, ya tenían una de las más prometedoras sociedades cubanas de su tiempo.

Regino Eladio Boti Barreiro (1878-1958) fue la más descollante figura de esa sociedad guantanamera, nada provinciana en cuanto a sus proyecciones culturales, con oído atento a las inquietudes del mundo y centro de un floreciente comercio que sirvió de base a su desarrollo dinámico y sostenido durante  el vigésimo siglo.
“Regino E. Boti es un ejemplo de apego, casi feroz, al solar nativo. Aldeano convicto y confeso, Boti condena por igual a los absorbentes capitalinos habaneros y a los regionalistas orientales”[2]
Era ante todo poeta, cantor de las bondades de su tierra a la que tuvo siempre como fuente inspiradora, en su largo trayecto de vida vieron la luz varios poemarios suyos, todos precursores y aportadores a la lírica nacional, con una fuerza  y originalidad que no dejaron indiferente a la pretensiosa intelectualidad habanera de la época, quien rindió elogios y multiplicó silencios para el bardo oriental, que desde su Guantánamo seguía mostrando la vitalidad de su obra, aún cuando decidió guardar  el caudal de su lira entre los remansos provincianos de su pueblo.
Su labor como abogado, publicista y hombre público, lo hicieron alguien  a tomar en cuenta en los predios del Guantánamo de su tiempo y por si poco fuera, aportó al magisterio su inteligencia fecunda y su bondad de patriarca.
Artista de dotes múltiples, se valió del pincel para decir de otra manera y engrandecer  sus méritos que lo hacen vivir en la identidad de su ciudad y su valle, tanto como en la cultura nacional.
Habrá que hacer mucho para que los cubanos todos y los guantanameros en particular, dimensionen  a este hombre más allá de su nombre y lo hagamos base de una sólida cultura con sus raíces vitales y la mirada en nosotros mismos.

[1] Regino E. Boti: “Autobiografía No, Yoísmo”, Revista Luz, Matanzas, 13 de marzo de 1910.
[2] José Antonio Portuondo.2 de enero de 1987. Presentación del Catálogo de la Exposición en el Museo Nacional Palacio de Bellas Artes: Regino E. Boti, 1878 – 1958, Yo Hago Arte en Silencio, Acuarelas y Pasteles
    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Cultura

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi