Copas y Letras

vinos, bebidas espirituosas, generosos y comidas

 

VINO DE REGALO

Cuando uno decide regalar un vino no es una tarea sencilla, se podría solucionar simplemente con comprar el vino más caro y si es de una bodega conocida mejor. Pero si lo que queremos es agasajar a una persona sugiero analizar algunos puntos.

Es necesario saber el nivel de conocimiento de la persona a quien se le va a regalar el vino y también siempre es bueno saber el gusto del agasajado, nada como regalar lo que sabemos que la otra persona espera. Un detalle a saber importante es el bolsillo del regalador.  

Si el problema es la disponibilidad de dinero, lo mejor es adquirir un vino distinto: de esos que tienen un determinado valor agregado por ser menos conocidos: variedades no escuchadas: Tempranillo, Bonarda, Viognier, bodegas que aún no se han posicionado. Hay que buscar, dejarse llevar y asesorar por el vendedor o el sommeliers del lugar. Si al agasajado no le gusto, al menos la intensión estuvo buena.

La otra variante es ir por un clásico: hay marcas que son el tope del imaginario y no por ello son las más caras. En nuestro país hay algunas bodegas que han logrado ese lugar, sin ser las más costosas. Aquellas que primero les vienen a la mente, por su desarrollo comercial o su relación precio-calidad, o por lo que fuere. Estos vinos se ubican en un segmento accesible para un presente y el precio promedio es de $60. Aquí lo que se está regalando es la intensión de querer quedar bien con la persona y ella seguro lo sabrá apreciar.

La complicación surge cuando el obsequiado tiene cierto conocimiento en el tema, no trate de comprar un vino de elevado costo, pero si buscar un producto distinto, casi original. El secreto es buscar una bodega familiar no muy conocida, con producciones pequeñas. Seguro este misterio llevará al agasajado a investigar cuánto cuesta y así cerrar el círculo del valor.

Por último, es ideal comprar los vinos en comercios especializados, de esta forma se garantizaran los mejores cuidados hacia los productos y una buena rotación, un vino cuidado es difícil de olvidar.

 

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

3 respuestas a “VINO DE REGALO”
  1. Jose Itriago dice:

    Como siempre, bien útil y agradable tu entrada.
    Añado como norma que siempre se deben regalar no menos de 2 botellas (claro, si el bolsillo lo resiste).
    Una botella se va nada más que abriéndola y algunos, que no les importa tomar vino u otra cosa, se sirven un fondo para probar la novedad que uno llevó (siempre de acuerdo a la línea estratégica que señala Ana).
    Lo peor que te puede pasar es que lleves tu única botella, se acabe de inmediato y entonces abran otra mejor que diluya cualquier buena intención.

  2. ana papadópulos dice:

    Ok y totalmente de acuerdo contigo José, pero lo peor que te puede pasar que se beban la botella que llevaste y vos no la hayas degustado,

  3. Lumen Mas dice:

    Ademàs de visitar comercios especializados la venta por Internet de vino está en alza y existen varios clubs que lanzan packs con selecciones especiales todos los meses.

    http://vueloseconomicoslowcost.com



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda