Cómo Hacer Que Las Cosas Pasen

Cuentos, Ejercicios y Herramientas de Coaching para Adueñarte de Tu Potencial en el Minuto Presente

 

Convivencia

“En diez años muy probablemente sientas que éste era un excelente momento para empezar a cambiar.” Guillermo Echevarria

Cómo Hacer que las Cosas Pasen está a la venta en las principales librerías de Argentina y para el resto del mundo a través de la librería virtual “Tu Libro Usado” http://bit.ly/QxmW3d

Aprendizaje, Coaching, Coaching Gerencial, Coaching Ontologico, Como Hacer que las Cosas Pasen Guillermo Echevarria, Comunicación, Convivencia, Creatividad, Dinámica de Grupos, Diseño de Futuro, Emprendedor, Empresa, Estrategia, Familia, Liderazgo, Motivación, Paradigmas, Planeamiento Estratégico, Relaciones, Sin categoría, Valores

Nuevo Libro: ¿Cómo Hacer Que Las Cosas Pasen? de Guillermo Echevarria

Libro: Cómo Hacer Que Las Cosas Pasen? (en lugar de vivir hablando de lo que pasa)
Un libro para personas que quieren que empiece a pasar algo diferente en su vida.
No importa a qué te dediques, qué edad, ni qué formación tengas. Para hacer que las cosas pasen es clave que te entrenes para ser capaz de superar estos desafíos:
· Tratar con personas difíciles
· Decir cosas incómodas de manera constructiva
· Crecer profesionalmente cuando no reconocen tu valor
· Superar el auto-boicot y la postergación
· Convertir imprevistos en oportunidades
· Rehacer tu vida y construir un futuro que te apasione
· Cambiar más rápido y con menos estrés
· Inspirarte para dar tu mejor versión
En estas páginas vas a encontrar historias inspiradoras, ejercicios, herramientas y semillas de actitud que pueden generarte unas ganas arrolladoras de hacer que las cosas pasen en tu vida. Ojalá te animes al desafío. ¿El que no arriesga no gana? El que no arriesga no vive.
Me emocionó mucho Taxi Coaching, el cuento del taxista que pone todo de sí. Se me cayeron varias lágrimas porque me sentí muy identificado y porque en la vida, para ser felices, hay que poner siempre lo que falta. Me alegra sentir que, a través de este libro, Guillermo está poniendo el granito de arena que hará que muchas personas puedan volver a soñar y animarse a atravesar los miedos para realizar sus sueños.
Gustavo Zerbino
Sobreviviente de la tragedia de los Andes
El campeón se construye, pero para llegar a ser campeón, es necesario primero convertirse en campeón de la vida. El camino es la transformación. Transformarse todos los días. Superarse. Desafiarse a llegar a la meta y romper con todos los límites. Gracias Guillermo por tu valentía conceptual y tu generosidad para compartir el grito sagrado de tu latir interior.
Sergio Cachito Vigil
Ex - entrenador del Seleccionado de Hockey Femenino “Las Leonas”
Guillermo Echevarría es Licenciado en Comercialización - UADE, Coach Ontológico - ICP, experto en Coaching individual y de equipos gerenciales en habilidades de liderazgo para hacer que las cosas pasen.
Invitado por universidades como UADE, CEMA, UBA, UCES, U. San Andrés.
Como responsable de áreas de capacitación y desarrollo, coordinó programas de Calidad Total y Mejora Continua de la Calidad.
Entrena directivos en habilidades de liderazgo, negociación, oratoria, supervisión y estrategia.
Autor de cuentos, frases y videos motivacionales de Liderazgo y Coaching www.youtube.com/tuminutodecoaching
Orador Motivacional en varios países de América y Europa.
Director de Guillermo Echevarría y Asociados.
Autor del libro Cómo Hacer Que Las Cosas Pasen (en lugar de vivir hablando de lo que pasa) - Ediciones b
www.guillermoechevarria.net
www.comohacerquelascosaspasen.com
Cómo Hacer que las Cosas Pasen? está a la venta en las principales librerías de Argentina y para el resto del mundo a través de la librería virtual “Tu Libro Usado” http://bit.ly/QxmW3d

[Como Hacer Que Las Cosas Pasen] [Ediciones b] [Guillermo Echevarria]

Aprendizaje, Coaching, Coaching Gerencial, Coaching Ontologico, Comunicación, Convivencia, Creatividad, Dinámica de Grupos, Diseño de Futuro, Emprendedor, Empresa, Estrategia, Familia, Liderazgo, Motivación, Niños, Paradigmas, Planeamiento Estratégico, Relaciones, Sin categoría, Valores

La canción del sembrador o ¿Cómo transformar el clima laboral en tu equipo? Guillermo Echevarria – Tu Minuto de Coaching

Febrero de 1973. Se acercaba la fecha del cumpleaños y Guillermo no se sentía nada conforme con su vida. Estaba cansado de vivir atado a la montaña rusa de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Agotado de acostarse imaginándose rico, desvelarse pobre y amanecer descubriendo que lo que siempre cotizaba en alta eran las pulsaciones de su corazón.

Detrás del aparente vértigo y dinamismo de su trabajo, las vueltas de su día eran completamente previsibles y se sucedían en el código vorágine de la city porteña donde todo tiene que ser urgente, aunque no se tenga demasiado claro hacia dónde –y, menos, para qué- se está corriendo. Pensar que podía perderlo todo en cuestión de minutos le hacía sentir que en esos últimos años no había construido nada. En medio de tanta tensión, se estaba perdiendo de disfrutar momentos junto a Ana, su mujer, y sus tres hijos.

Alguna vez había soñado algo diferente. Una vida más serena, más alegre y en todo sentido más plena. Y justo él, que con tanto trabajo ya se había convertido en un animal de oficina, decidió aceptar el ofrecimiento de un familiar y apostó todo a administrar un campo que se había quedado sin encargado. Lejos de la ciudad, por fin encontraría un poco de silencio. Y, sobre todas las cosas, podría ver y tocar el fruto de su esfuerzo en cada brote de espiga y en cada ternero recién nacido.

(Continuar leyendo »)

Clima Laboral, Coaching Gerencial, Comunicación, Convivencia, Dinámica de Grupos, Familia, Motivación, Relaciones

bAños luz de diferencia - ¿Cómo hacer que tus clientes atraigan más clientes? - Tu Minuto de Coaching - Guillermo Echevarría

La secretaria me avisó que la sala donde solía reunirme con la directora estaría ocupada durante todo el día con una capacitación y me indicó que la siguiera hasta el salón de usos múltiples donde podría esperarla. Pasamos por un sector que yo no conocía. Por todos lados había escritorios ocupados por personas que trabajaban concentradamente y sentí que estaba entrando en el corazón de la empresa, donde se cocinaba la cosa.

Ése día tendríamos la décima reunión de coaching y, aprovechando que había llegado algunos minutos antes, decidí ganar tiempo para anotar los puntos que habíamos acordado tratar en nuestro último encuentro. Tomé un marcador que encontré junto al televisor y me puse a escribir en un pizarrón de vidrio que llamó muchísimo mi atención. Habría terminado de listar los ítems más importantes cuando noté que tenía la mano completamente manchada con la tinta del fibrón. Inmediatamente hice memoria. Estaba casi seguro de que mientras pensaba qué escribir me había rascado la cara en varias oportunidades. Miré el reloj. En siete minutos empezaba la reunión.

Necesito un baño urgente- pensé mientras me dirigía al escritorio más cercano para que me indicaran dónde quedaba el del sector. Junto a las escaleras- dijo el hombre, mientras su sonrisa me indicaba que mi cara había quedado perfecta para un circo. Salí a toda velocidad en esa dirección y lo primero que hice cuando entré fue buscar el espejo. Efectivamente, tenía la cara manchada por todos lados, pero lo que más me impactó no fue eso, ni el hecho de que el baño tuviera bidet y bañadera -con cortina y todo-, sino la gran cantidad de cajas y revistas apiladas en los rincones y dentro de la bañadera.

(Continuar leyendo »)

Coaching Gerencial, Convivencia, Empresa, Liderazgo, Valores

[Video Motivador] Para dar las gracias en 45 idiomas - Mi canción de Agradecimiento - Guillermo Echevarria

Add your own reasons & ways of saying thanks! http://www.thanks2.com

Suma tus propios motivos y maneras de decir gracias!
添加您自己对…表达感谢的理由与方式
Gib an deine eigenen Gründe und Arten, Danke zu sagen!
Ajoute tes propres raisons et façons de dire merci! http://www.thanks2.com

¿Cómo nació ésta canción?
Desafié a la directora de la empresa que estaba entrenando a que durante una semana empezara su día agradeciendo diez cosas que sí funcionaban en su equipo de trabajo y en su vida.
Camino a casa, pensé qué lindo sería poder trasmitirle también a mi hija el secreto de vivir agradeciendo y días después compuse ésta canción para que pudiera irse a dormir dando las gracias. (¡Alerta padres!, la canción resultó ser bastante divertida y mi hija, en lugar de dormirse, se pone a bailar en la cama!!!)

Music, Voices and Lyrics by Guillermo Echevarría:

Thank You, ありがとう, Gracias,
Obrigado, Merci,
хвала, धन्यवाद

Danke
Tante Grazie, kiitos
gratias tibi ago
Tack, 감사합니다

Mahalo
Kia Ora, תודה, Pona
متشکرم , dankon Asante, شكراَ
Ευχαριστώ, Terima kasih, 谢谢

Ura
Enkosi kakhulu
Aguije, спасибо
நன்றி, salamat

Grazas
Eskerrik asko , Malo
अनुगृहीतोऽस्मि
Wa’-do, tapadh leat

Mahalo
Kia Ora, תודה, Pona
متشکرم , dankon Asante, شكراَ
Ευχαριστώ, Terima kasih, 谢谢

Daram — Daram — Daram

cám ơn, agyamanak, sağol
Köszönöm, dziękuję
go raibh maith agat

Mahalo
Kia Ora, תודה, Pona
متشکرم , dankon Asante, شكراَ
Ευχαριστώ, Terima kasih, 谢谢

- …. .- -. -.- … (t h a n k s — morse code)

My Thank You Song (c) Guillermo Echevarría http://www.deCoaching.com
How to say “Thank You” singing in many (45) languages. Different languages, one feeling: thanks ! Multilingual Gratitude Song. La ley de atracción en la práctica. El poder de la gratitud está en ejercitarla!
Cómo decir Gracias cantando en muchos (45) idiomas. Diferentes idiomas, un sentimiento: Agradecimiento. Canción Multilingüe de Gratitud Global.

[videos motivacionales] [video de motivacion en español]

Aprendizaje, Coaching, Convivencia, Creatividad, Motivación, Relaciones

¿Cómo tratar con personas difíciles? - Tu Minuto de Coaching con Guillermo Echevarría

Cecilia y yo subíamos cansados y sin ningún apuro por las callejuelas del Sacromonte buscando un lugar donde comer unas tapas y tomarnos un vinito. El barrio gitano de Granada se bebía uno por uno los rayos anaranjados y ocres del sol. Bastante más arriba encontramos un bar con balcones como ojos, subimos sus escaleras y echamos una mirada. La Alhambra se había convertido en una acuarela. Elegimos una mesa junto a uno de los balcones, hojeamos la carta y nos pusimos a conversar esperando a que nos atendieran. (Continuar leyendo »)

Coaching Gerencial, Coaching Ontologico, Comunicación, Convivencia, Creatividad, Liderazgo, Motivación, Relaciones, Sin categoría

Seamos el Cambio - Taxi Coaching - Tu Minuto de Coaching con Guillermo Echevarría

Terminé de dar un seminario en la Universidad de Buenos Aires y salí a la calle a tomar un taxi. No habría pasado un minuto cuando un taxista detuvo su auto justo donde yo estaba parado. Despidiéndose con un beso, bajó una adolescente vestida con uniforme de colegio.
Subí y le indiqué la dirección de mi casa.
-La que acaba de bajar es mi hija –comentó. Le falta un año para terminar el secundario y quiso venir a averiguar un poco sobre las carreras de la universidad.
-Qué bien
–dije, mientras todo mi cuerpo empezaba a disfrutar del asiento como si fuera un SPA. Y estaba por pedirle si podía poner algo de música, cuando preguntó:
-¿Usted estudia acá?

-No. Estoy dando un seminario –contesté, ya medio en trance.
-¿Y de qué trata?
-¡Ah, bueno!
–pensé- No deberían permitir que los periodistas manejen taxis después de las seis de la tarde. Y buscando desalentarlo telegrafié:
-Liderazgo, para el postgrado de Comercio Internacional.
-¡Justamente a mi hija le interesa el comercio internacional!
-¡Zas! –dijeron mis músculos.
-Pero dígame ¿Qué se estudia para poder enseñar liderazgo?
Reconozco que algo en su curiosidad me venía conquistando desde la primer pregunta. No hay nada que me inspire tanto como una persona con ganas de aprender.
-Bueno, -arranqué- yo hice una Licenciatura en Comercialización y luego me formé como Coach Ontológico…
-Perdón, pero ¿qué es eso?
-¿El Coaching? –pregunté para ganar tiempo mientras preparaba una respuesta y me acomodaba en el asiento para un viaje que prometía ser diferente. Básicamente es una filosofía que ayuda a ver las cosas de una manera más simple y efectiva.
-Ah… -dijo, pero se notaba que quería más detalles.
-Yo la aplico para desarrollar habilidades gerenciales –agregué buscando sacarle el gusto a poco- y, en lo personal, como filosofía de vida.
-¿Pero cómo dijo que se llama eso que Usted hace?
-Se llama Coaching –contesté- y, en pocas palabras, es un enfoque para trabajar con personas que buscan superarse.
-Debe tener mucha sicología.
El tipo tenía un arte para ir llevando la conversación. Me sentía en un programa de radio.
-Más filosofía que sicología –contesté pero, por respeto a su curiosidad, decidí extender mi telegrama: -Permite lograr cosas que de otra manera parecerían imposibles de alcanzar, porque justamente el Coaching es el arte del sentido no común.
-¿Y Usted puede solucionar cualquier problema? -preguntó entusiasmado, como si en su asiento trasero estuviera viajando un mago. Me reí con su pregunta, pero en seguida noté un cambio en la expresión de su cara. Me trasmitió preocupación y sentí que ése no había sido un comentario para matar el tiempo.
-¿Qué es lo que te está pasando? –le pregunté.
-Bueno… -arrancó fingiendo que le sorprendía mi pregunta- resulta que hice algunas macanas, mi mujer se enteró y desde ese momento está furiosa –confesó mirando con una mueca de vergüenza el espejo retrovisor que nos comunicaba, y agregó -seguimos viviendo juntos con nuestra hija, Guadalupe, la que se bajó del taxi, -aclaró con una dolida media sonrisa- pero desde ese momento dormimos en camas separadas porque ella todavía no me perdona que le haya mentido.
Yo lo escuchaba con atención y me parece que eso lo animó a soltarse más:
-Traté de arreglar las cosas, pero no quiere hablar –se quejó. Y llega un punto en que uno ya no sabe qué hacer. Tampoco voy a vivir persiguiéndola, ¿no?
-¿Por qué no? –le pregunté e instantáneamente vi su cara de sorpresa en el espejo.
-Porque una relación es 50 y 50 –protestó- Ella también tiene que poner su parte.
-Ajá –contesté mientras empezaba a sentir que ahora se estaba queriendo convencer de que esa relación no se iba a poder recuperar.
-Pero me parece que ella no se va a acercar –continuó resignado- es demasiado orgullosa para eso. Y si no está dispuesta a borrar lo que pasó y seguir adelante… va a ser difícil que podamos funcionar juntos.
Se hizo un silencio, el taxista aceleró para que el semáforo no nos detuviera y yo me quedé pensando qué habitual es sentir que ningún esfuerzo tiene sentido cuando perdemos de vista los sueños que nos llevaron a embarcarnos en un proyecto. Sin un anhelo, todo esfuerzo pierde sentido. A menos que el taxista se anime a poner un sueño sobre la mesa- pensé- no veo demasiadas chances de que pueda salir de su manera de plantear la situación.
-¿Te puedo hacer una pregunta? –retomé. Hizo un gesto afirmativo con la cabeza.
-¿Por qué querés que ella te vuelva a hablar?
-Porque es la madre de mi hija… -contestó sorprendido por mi pregunta y agregó- porque siempre fue mi compañera…
-¿Pero, qué tan importante es para vos la relación con ella?
-Muy importante.
-¿Cuánto?
-La amo –confesó.
Miré el reflejo de su cara en el espejo y noté que se le estaban llenando de lágrimas los ojos.
-Ok, qué bueno tener eso presente-le dije.
Detuvo el taxi en la esquina. Habíamos llegado a destino pero ninguno de los dos quería dejar la conversación en la que estábamos.
-Y ¿Para qué querés que ella te vuelva a hablar? –pregunté.
-¿Cómo, para qué?
-Lo que quiero decir es, ¿para qué futuro soñado sentís que es básico tener una buena relación con ella?
-No te entiendo.
-¿Te ves con ella dentro unos años? –pregunté- ¿Soñás construir y vivir nuevas cosas con ella?
-Ah, sí. Claro. Me gustaría que nos fuéramos a vivir juntos a Santa Clara.
-¿En serio?
-Sí, hace unos años que estamos pagando un terreno junto al mar y ahí es donde siempre soñé que íbamos a vivir un día.
-¿Y estarías dispuesto a hacer algo diferente por ese sueño de estar juntos en Santa Clara?
-Sí.
-¿Incluso algo que nunca antes hiciste?
-Lo que haga falta, flaco- le escuché decir. Sentí que su mujer ya no estaba en el banquillo de los acusados, que la pelea se había detenido y, ahora, empezaba a mirar su vida desde el faro de lo que era más importante.
Tenía tan sólo un momento para poder aportarle algo. ¡Este va a ser el primer Minuto de Coaching en vivo! -pensé. Y dejando de lado cualquier explicación, le dije: Siendo así, te voy a dar un desafío.

Continuar leyendo…

Aprendizaje, Coaching, Coaching Ontologico, Comunicación, Convivencia, Liderazgo, Motivación, Paradigmas, Relaciones

¿Ama a tu prójimo como a sí mismo? [Guillermo Echevarría] Tu Minuto de Coaching


¿Cómo lo ves?

Guillermo Echevarría

Soluciones de Coaching

www.deCoaching.com

Coaching, Coaching Ontologico, Comunicación, Convivencia, Liderazgo, Paradigmas, Relaciones, Valores

[Frases de Motivación] De un manotazo, el mono solidario, iba dejando los peces en la orilla; salvándolos de morir ahogados. Guillermo Echevarría [Tu Minuto de Coaching]



¿Sufriste alguno de estos monos? ¿Fuiste uno de estos monos? (Yo, sí)
Guillermo Echevarría

Aprendizaje, Coaching, Coaching Ontologico, Comunicación, Convivencia, Empresa, Liderazgo, Motivación, Paradigmas, Relaciones

¿Dónde quedan las necesidades del otro cuando decimos: trata al otro como a tí te gustaría que te traten? Guillermo Echevarría [Tu Minuto de Coaching]

¿Alguna vez te dieron “lo que era mejor para ellos”, pero que no era lo que estabas necesitando?

Aprendizaje, Coaching, Coaching Ontologico, Comunicación, Convivencia, Dinámica de Grupos, Liderazgo, Paradigmas, Relaciones, Valores

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi