lig tv izle
justin tv

Cómo Hacer Que Las Cosas Pasen

Cuentos, Ejercicios y Herramientas de Coaching para Adueñarte de Tu Potencial en el Minuto Presente

 

“No le hagas al otro lo que no le gustaría que le hagan al otro.” Guillermo Echevarría [Tu Minuto de Coaching]


¿Comentarios, Sentires, Vivencias, Experiencias o alguna otra cosa que te nazca compartir

a partir de esta frase?

Guillermo Echevarría

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Coaching, Coaching Ontologico, Comunicación, Convivencia, Empresa, Liderazgo, Paradigmas, Relaciones, Sin categoría, Valores

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

5 respuestas a ““No le hagas al otro lo que no le gustaría que le hagan al otro.” Guillermo Echevarría [Tu Minuto de Coaching]”
  1. Joise Morillo dice:

    Estimado Echeverria, permitidme acercarme a vuestro predio, siempre he tratado los refranes, proverbios y máximas; como del orden del conocimiento, no tan popular, como se suele decir, pero si de una génesis pragmática y empírica a la vez, en otras palabras no se requiere ir a la universidad para conocer exactamente lo que se ha experimentado toda la vida y, por ende se sabe, que falla y que no, en determinados procesos, manejados, con una antropologia consuetudinaria, mejor dicho: al oir esto, “con la misma bara que midas seras medido”, “el que a hierro mata a hierro muere”, me ubico en una solucion no muy salomónica, pero que se deja como, la docta encumbrada de la ética medio oriental, “el codigo de Hamurabi” Ojo por Ojo y diente por diente” ah! pero sin ir muy lejos tenemos la moral de trangresor, magnificada y casi alpologetica del “codigo del corsario” la ley del talión, bueno pare usted de contar. La reina Isabel primera de Inglaterra, era casi una santa. Para ella, Morgan era su apostol mas querido.

    Lo triste, verdaderamente, es que: mientras que exista quien justifique la violencia para acabar con la violencia, o como medio de obtener bienes, o el hambre, estaremos rodeados de criminales y asesinos. Bueno que sin luchar contra ellos, ni quererlos, ya existen “ubiquese: mentes criminales”

    Ahora decidme vos, o perdón concededme el honor de responderme, que pensais de un presidente que profece:

    “La gente roba porque tiene hambre”

    Por favor no os apasioneis, necesito un analisis frio, una respuesta sincera.

    Os ama

    Joise

  2. Guillermo Echevarria dice:

    Joise,
    Creo que para responder lo que me preguntas es importante tener una idea del contexto en el que se dijo la frase ( y el contexto país). Dos cosas que yo no tengo.
    Sin embargo, quizá te pueda aportar algún enfoque distinto que te sirva para pensar sobre el tema.
    Cuando tú me haces la pregunta a mí qué es lo que estás esperando recibir?
    ¿La respuesta verdadera acerca de quién es alguien que dice algo así? (me darías tanta autoridad en ese tema?)
    ¿Una opinión mía que confirme otra que parece que tú ya te has formado sobre ese presidente?

    Yo siento que lo que quisiste fué compartirme algo que te está pasando en relación a tu presidente (me da la sensación de que no te cae demasiado simpático).
    Pero también podríamos verlo de esta manera: ¿Qué pensarías tú de una persona que le pregunta a otra persona de otro país acerca de cómo ve una frase que dijo su presidente?
    ¿Qué puede estar necesitando esta persona?
    ¿Se estará “peleando” o “resistiendo” a esta presidencia de tal manera que además de ponerlo en un estado de ánimo de enojo lo lleve a invertir muchas horas en conversaciones de queja?
    Esta es mi respuesta más sincera.
    (no creas que soy un robot. A mí también me han molestado algunos de mis presidentes, pero bueno, tu me pediste una mirada y siento que ésta puede aportarte más)
    Un abrazo,
    Guillermo Echevarría

  3. Júdith Mora V dice:

    Hola Guillermo

    Dos comentarios:
    1.- No sé si sea cuestión de regiones, o tenga una doble intención la frase que traes, jaja, pero aquí la frase reza: “No le hagas a los demás, lo que no te gustaría te hicieran a ti”; adaptándola a la tuya, sería, “No le hagas al otro lo que no te gustaría que el otro te hiciera”… pero con la tuya, pues te confieso que me quedé fly -o sea, no entendí jaja- o acaso será algo así como: No le hagas a tu amigo lo que a tu amigo no le gusta que le hagan al de él? jajaja creo que volví esto una manteca…

    2.- Esta para Joise con tu permiso. Kao, creo que la pregunta la has debido formular sin el personaje en cuestión, de esta forma de seguro hubieses obtenido una respuesta que se asemejara más a lo que deseas leer, bien como apruebo o desapruebo. He terminado por convencerme de que no para todos es fácil formarse una real opinión del individuo, porque el común denominador de las personas fuera de nuestras fronteras no pone gran interés en las políticas o sucesos o personajes políticos de otras naciones, y si bien pueden sentir un cierto resquemor con las andanzas del susodicho, muchas veces se prefiere no emitir juicios de valores que no estén realmente fundamentados… créeme, no es fácil, hay que vivirlo. Claro, esta es sólo mi apreciación, puedo estar empero equivocada.

    Abrazo a ambos.
    Jud.-

  4. Guillermo Echevarria dice:

    Hola Judith!
    Te cuento que en este caso no se trata de un tema idiomático, sino de un cambio paradigmático.
    Te agradezco mucho que lo hayas preguntado, porque también puede ser la duda de muchos otros.
    El paradigma que nos tiene nos dice: trata al otro como a tí te gustaría que te traten. Pero yo pregunto ¿Dónde quedan las necesidades del otro cuando decimos nosotros somos el criterio de lo que le va a gustar y lo que no? ¿Puede ser que a mi me guste que me hagan algo que al otro no?
    No niego la buena intención de la frase, pero y los resultados en las relaciones.
    ¿Suponer al otro -creyendo que es igual a mí- no es una manera de ignorar al otro?

    Con respecto al político que dijo la frase célebre de que la gente roba porque tiene hambre… quiero decirte que no la comparto, pero también reconozco que no estoy en ese lugar para entender de dónde viene.
    Sin embargo, yo quise ir más lejos con la respuesta. Porque un político no es otra cosa que un ciudadano que llegó al poder por obra u omisión de sus compatriotas.
    Yo comprendo lo desagradable que es vivir las tiranías en latinoamérica porque soy latino.
    Pero también sé que esas tiranías continúan porque muchos latinos nos la pasamos criticando a los políticos en lugar hacer algo que sume al país. Hacer algo constructivo, por pequeño que sea, siempre va a sumar más que una queja.

    Espero que sume,
    Guillermo Echevarría

  5. Júdith Mora V dice:

    Voy a empezar de abajo hacia arriba jaja.

    Estoy de acuerdo contigo, aunque muchas veces existen circunstancias que atenúan de forma considerable, casi hasta la desaparición, esas acciones que suman… y fíjate que uso la palabra “casi”, un modismo castellano que no existe como tal, pero que suele ser tan preciso en tantos momentos. Digamos que en estos casos la importancia de las pequeñas batallas es crucial, y sé que muchos de nosotros vivimos de batalla en batalla, y créeme, en estos casos, la queja es una de ellas, no sólo porque es una voz que clama, sino a la vez una válvula que libera.

    Dices: “¿Suponer al otro -creyendo que es igual a mí- no es una manera de ignorar al otro?” me resultó genial esto, sobre todo acompañado de lo que lo precede, nunca me lo había planteado de esa forma, y sabía que alguna idea tenía lo escrito como título.
    Creo que la frase asume en sí misma que, siendo uno lo más importante en la vida para uno mismo (base de la autoestima) pues eso deseas para el otro. Sin embargo, el asumir forma parte de los grandes problemas en la vida, y en eso la Neurolingüistica nos ha abierto los ojos, la importancia del uso de la palabra, de su significado tomando en cuenta circunstancias e individualidades, sobre todo tomando en cuenta el sentido de percepción, que es tan individual a cada uno.

    Un abrazo afectuoso.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda