Arturoclery

Blog en Monografias.com

 

La obra de Darwin

Marco Brasili. Comercio exterior 3 c-3. Facultad de Filosofía de la Universidad de Guayaquil.

  

Cuando Charles Darwin tenía 27 años, había reunido una mayor cantidad de información científica que la acumulada por la mayoría de las personas durante toda su vida. Su producción abarcó 17 libros y más de 150 artículos. Darwin fue el iniciador de la mayor revolución en la historia del pensamiento. Se designó como “darwinismo” al cuerpo doctrinal de carácter naturalista, sociológico y psicológico que explica las transformaciones graduales, continuas e irreversibles del mundo sobre la base de la selección natural, que lleva a la supervivencia, propagación y combinación de los caracteres más adecuados.

El darwinismo fue considerado en un momento, así como antes lo había sido el copernicanismo, como un grave ataque a la concepción cristiana del mundo, e interpretado como una profunda perturbación de su sentido cristiano. La revolución intelectual generada por Darwin abarcó mucho más que la biología, produciendo el derrumbe de algunas creencias fundamentales de su época. Darwin contradijo la creencia en una creación individual y definitiva de cada especie, introdujo la idea de que los humanos hemos surgido evolutivamente de acuerdo a los mismos principios que operan en le resto del mundo viviente. Cambió la noción de un mundo natural estable y benéfico por el concepto de lucha por la existencia.

La aparición de “The Origin of Species” constituyó un acontecimiento científico y cultural, con ribetes de escándalo.

Muchas revistas y periódicos publicaron críticas o apologías de la obra. Los biólogos se dividieron pronto en dos frentes: partidarios de Darwin y defensores del antiguo fijismo. Parecía que había que tomar posiciones a favor o en contra de las ideas de Darwin.

En el bando opuesto se unieron las mentalidades tradicionales impermeables a lo nuevo. La clerecía británica se destacó por la virulencia de sus diatribas antidarwinianas. La inclusión del ser humano en su teoría hizo que Darwin entrara en duro conflicto con las fuerzas conservadoras y con la teología ortodoxa. Los argumentos científicos contra Darwin eran de poco peso.

Una serie de biólogos, en general de edad, no aceptaron las conclusiones darwinianas, entre ellos los dos profesores que apoyaron el inicio de su carrera, los sacerdotes Sedgwick y Henslow. Los paleontólogos antidarwinistas sólo recurrían a las opiniones de Georges Cuvier, que estaban bastante desprestigiadas. Los dos principales oponentes científicos, Richard Owen y Louis Agassiz, habían publicado trabajos en los que se aproximaban a la idea de evolución, que el propio Darwin utilizó en favor de su teoría, de manera que no es raro que en un comienzo Darwin pensara que ambos lo apoyaban.

Sir Richard Owen había puesto de relieve la similitud existente entre las especies fósiles y las vivas. Darwin dedujo que “el profesor Owen se cuenta entre aquellos paleontólogos que están plenamente convencidos de la mutabilidad de las especies”. Sin embargo, Owen combatió a Darwin en numerosos artículos que logró publicar. Presentaba comentarios anónimos, citando extensamente sus propios trabajos con elogios.

En lugar de entregar argumentos objetivos, tergiversaba lo dicho por Darwin y lo ridiculizaba. Aún peor, incitó a otros a atacar a Darwin, en forma venenosa y anticientífica, ante públicos profanos, entregándoles información falsa.

En 1860 Agassiz escribió que la teoría de Darwin era un error científico, falsa en sus hechos, anticientífica en sus métodos y dañina en sus tendencias. Owen y Agassiz fueron enemigos de Darwin hasta la muerte. Sin embargo, el hijo y sucesor de Agassiz, Alexander terminó aceptando la evolución, y expresó: “Cuando se descubre una verdad científica nueva y sorprendente, dicen al principio los hombres! No es verdad, y luego: ¡Va contra la religión!, para acabar diciendo: ¡Eso hace ya mucho tiempo que se sabía!

Muchos naturalistas que en un principio habían sido antidarwinistas por motivos religiosos o ideológicos, debieron rendirse a la evidencia y se inclinaron cada vez más por el evolucionismo. Comprendieron que, incluso desde el punto de vista cristiano, las teorías opuestas eran demasiado artificiosas y carentes de base, y que podía perfectamente aceptarse la evolución sin necesidad de negar a Dios. La cumbre del desarrollo y aceptación de las ideas darwinianas en las ciencias naturales se sitúa hacia los últimos años del siglo XIX. A partir de la obra de Darwin se inició la “nueva biología”.

La teoría de Darwin demostró cómo el vacío entre la creación inanimada y la animada era más aparente que real. La evolución por selección natural se ha comparado con la teoría de la gravitación de Newton, que se aplica tanto a la caída de una manzana como a la órbita de un planeta, así como la evolución biológica explica muchas cosas de manera económica.

Las modernas discusiones acerca del futuro de la humanidad, la explosión demográfica, la lucha por la existencia, la finalidad del hombre y del Universo, y el lugar del hombre en el Universo están influidas por el pensamiento de Darwin.

Criticas a Darwin y al darwinismo

Críticas muy severas han intentado disminuir la importancia de Darwin o desacreditar sus ideas. En las ediciones sucesivas de El origen de las especies, Darwin procuró incorporar los nuevos conocimientos y contestar a los críticos que argumentaban de buena fe:

Personas ajenas al campo científico suelen afirmar que la evolución “es una simple teoría”. Con ello se quiere decir que se trata de una conjetura, una suposición no comprobada.

Al respecto debe tenerse claridad en que las teorías son el principal productos de la ciencia. En el lenguaje científico, a diferencia del lenguaje corriente, el término “teoría” no significa una mera suposición, se refiere a un cuerpo organizado, a un sistema de hechos, hipótesis, modelos, etc. relativos a una misma materia.

Se ha dicho que Darwin era un simple aficionado, que no era un profesional ni siquiera de las ciencias naturales. Este argumento, inadmisible desde el punto de vista lógico (cuestionar no a las ideas sino a sus autores), es además falso. Aunque Darwin tenía medios económicos y no necesitaba tener un empleo remunerado, Darwin se convirtió en un científico profesional como cualquier otro de su época. Las Universidades en ese tiempo no daban títulos en ciencias naturales, por lo que no es raro que Darwin no estudiara formalmente esas disciplinas.

Se ha criticado a Darwin como un filósofo incompetente. La filosofía darwiniana es la de un positivista lógico.

La supervivencia del más apto es sólo una parte de la selección natural. Una teoría es refutable, y por consiguiente científica. El propio Darwin especificó que la existencia de un órgano en una especie solamente para beneficio de otra especie destruiría su teoría.

Para muchos de los contemporáneos de Darwin la Selección Natural pareció constituir una lucha brutal por la supervivencia en un mundo encuadrado en el crudo esquema de “la naturaleza roja en los dientes y garras”.

Frecuentemente se cree en forma errónea que la selección natural se produce principalmente mediante mortalidad diferencial. La utilización de frases como “lucha por la existencia” y “supervivencia del más apto” tuvo la desafortunada consecuencia de que la gente creyera que se trataba sólo de depredación y lucha por el alimento. La literatura postdarwiniana contiene abundantes frases tales como “lucha por la existencia”, “supremacía del más fuerte”, “superhombre”, etc. Sin embargo, el propio Darwin explicó que tales expresiones son metafóricas, la Selección Natural no es una lucha, es algo más sutil, es la mayor o menor capacidad de multiplicarse

Estado actual de las ideas de Darwin

Cada cierto tiempo algún escritor manifiesta que las ideas de Darwin están obsoletas. Si hacemos un resumen de sus ideas y del estado actual del conocimiento biológico podremos comprobar, que por el contrario, Darwin está cada vez más vigente, aunque obviamente existe actualmente mucha más información que la que la ciencia había logrado reunir el siglo pasado.

El Darwinismo.

Darwin publicó en el año 1559 el Origen de las Especies indicando que solo podían sobrevivir y reproducirse las especies más aptas, no pudo imaginar que 142 años más tarde su teoría aplicada a la evolución de los Estados Unidos enfrentados hoy a una dinámica Económica Global acompañada por una gran revolución tecnológica con las que podrán sobrevivir las empresas más aptas.

El Darwinismo Económico y Tecnológico.

Los Biólogos hicieron un argumento indicando que Darwin no pudo aprobar sus teorías mientras otros criticaron el concepto de las variaciones que presentó Darwin la inquietud de los Científicos salió hasta la aparición en la genética moderna en el año xx sin embargo muchos Científico siguieron con duda durante 50 a 80 años vinieron las críticas los opositores y religiosos negando la creación y poniendo en el mismo plano de los animales cuando las ideas fueron serias agresiones a la opinión Teológica Ortodoxa.

Darwin propuso como idea principal la Evolución Natural, que se podría definir en los siguientes puntos:

·        Las personas tienen cambios.

·        Las faltas de alimento obligan a luchar por la vida.

·        Las personas con facilidad de decisión tienen más oportunidad de madurar y     seguir con dichos cambios en su vida.

Se denomina como Darwinismo Natural, sociológico, y Psicológico que nos explica transformaciones. El Darwinismo fue considerado como un grave ataque de su sentido cultural.

Darwin fue muy criticado y desacreditado por sus ideas, decían que era una “Simple Teoría”.

Se Dice que el Darwinismo ha sido el causante del desempleo hoy en día, ya que hasta hace unos años atrás se solicitaba mucho la mano de obra y actualmente ha sido reemplazada por la Tecnología y sin embargo en los países subdesarrollados contenía el crecimiento profesional.

Es así que el empleo entrará en colisión por motivo de las nuevas tecnologías.

Las grandes empresas realizan la compra de máquina con tecnologías muy avanzadas con este se endeudaran en cantidad extrema, importan materia primas de bajo costo y terminaron procesando productos de baja calidad y valor accesible a todos.

Podemos decir que el ser humano, está en constante Evolución; así como las grandes y pequeñas Empresas tienen un ciclo o período en el que se someten a cambiar en cierto modo algunas cosas internas o externas para poder hacer rivales de las altas empresas de esta forma no bajar su nivel de competitividad esto quiere decir que al querer subsistir en el mercado tiene como una principal estrategia “Evolucionar”.

En Estados Unidos impera una visión Darwinista del proceso de competencia donde se propicia la supervivencia solo de las mejores compañías, mientras que en la UE se da Política de competencia caballerosa.

 


INVOLUCIÓN

Un paso atrás en la humanización de las relaciones entre los pueblos y entre los distintos grupos humanos. A eso se le llama en política involución. Si nos fijamos en el sentido exacto de la palabra, veremos con claridad que se trata de una especie de parada técnica cuando la gente no se siente segura del camino emprendido, o cuando sospecha que va por camino equivocado.

El diccionario define la involución como el conjunto de modificaciones regresivas que sufre un organismo o parte de él, con disminución de su forma, de sus funciones y de su vitalidad. El término se usa en matemáticas y en geomorfología con significados específicos. En obstetricia tiene valor positivo: la involución uterina es el conjunto de modificaciones que experimenta el útero después del parto hasta recuperar su estado normal. La involución senil en cambio es el conjunto de modificaciones regresivas que el transcurso de los años impone al organismo.

El término involución se usó especialmente como opuesto de revolución primero, y de simple evolución después, términos que parten del supuesto de que el camino obligado es hacia adelante. Es curioso que léxicamente revolución e involución son casi sinónimos, porque en ambos casos se trata de envolver de nuevo o de dar vueltas en torno a sí mismo, o de un movimiento hacia dentro.

 

 

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda