Arturo Crosby - Forum Natura

Blog en Monografias.com

 

Sin categoría

La poca rentabilidad de un territorio: falta de liderazgo


Recientemente reclamaba o preguntaba por el emprendedurismo en el turismo rural y naturaleza, porque es obvio que cualquier negocio, conlleva esta actitud emprendedora.

Hace apenas un par de días recorriendo parte de una comarca del norte de Cáceres (Extremadura. España), me quede otra vez sorprendido, no solo de la calidad paisajística, como reclamo y atractor turístico sino también por la potencialidad que tenia los diferentes parajes naturales y rurales, para implementar una buena red de senderos, refugios, albergues y demás infraestructuras y equipamientos de uso turístico y de esta forma poner en valor este patrimonio natural, que cada vez esta mas amenazado de olvidarse y por tanto no solo perder calidad, sino pasar a una situación de riesgo tanto de incendios, talas no controladas, urbanizaciones, etc. y obviamente este abandono conduce automáticamente a su infra valorización, a la vez que a su posible especulación y desaparición.

La tremenda falta de empleo rural y medio natural, contradice la necesidad imperante de actividades productivas en esta naturaleza, cuya acción productiva más inmediata, es precisamente la turística.

Lamentablemente se sigue en la dinámica conceptual de turismo es igual a alojamientos y restauración y no veo estrategias de desarrollo que miren al territorio, como marco real de actuación.

En este recorrido a pie, me preguntaba cómo es que a nadie se le había ocurrido algo tan sencillo, como el diseño de senderos, rutas, señalizaciones, paradas (gite d’etape), miradores, etc. haciendo lo imposible para impedir permitir las puertas en los caminos de paso, como sucede a menudo y comenzar a ver una actividad productiva, que puede generar también empleo local.

He repetido algunas veces, que cuando el visitante o turista no tiene mucho que hacer, entra en una fase mas apática, se aburre y por tanto su nivel de satisfacción disminuye, por lo que pierde su actitud de consumidor activo, que esta íntimamente relacionado con ser turista.

Pero es muy difícil comprar algo que no existe. Permítanme, poner un ejemplo claro. La mera existencia de caminos o senderos no conlleva nada mas, salvo para una minoría conocedora, pero si lo que interesa es la gestión productiva de las visitas y de los consumidores de estos espacios públicos, es imprescindible diseñar productos adecuados y convertir esos caminos y senderos en atractivos turísticos, provocando determinadas experiencias que puedan ser comercializadas como productos turísticos competitivos.

Lo que implica diseñar e implementar las facilidades turísticas necesarias, compatibles con la fragilidad de los ecosistemas, vocación del territorio y motivaciones y expectativas de la demanda objetivo o target.

El sector privado, de alojamientos y restauración, esencialmente, le pasa esta misión a la Administración Publica local y ésta suele responder con la ausencia de presupuestos, mientras que el resto de la comunidad sigue viendo al turista como un elemento temporal perturbador de su campo, que no le repercute en su economía particular.

Como ven existe un planteamiento equivocado y todavía muy compartimentalizado de cada uno de los actores implicados, sin darse cuenta cómo funciona el comportamiento de los consumidores, sus motivaciones y expectativas.

El territorio es la base del destino turístico, medio tangible e intangible, donde se desarrolla la actividad turística, que por tanto ha de saberse diseñar y gestionar sostenible y competitivamente, pero aplicando nuevas reglas de juego, que conlleven la participación activa de todos los actores implicados, ya sean privados y públicos y tanto del turismo, como de otros sectores económicos.

Ya va siendo hora de comenzar a pensar en capacitar líderes locales (green leadership) y dotarles de instrumentos capaces de cambiar los fallos estructurales del sistema turístico en las zonas rurales y naturales.

Arturo Crosby

Editor

www.forumnatura.eu

www.forumnatura.org

Sin categoría

Destino Naturaleza: ¿Le sparece poco?


Quizás el titular parece corto, por sus pocas letras, pero sin embargo su alcance es muy grande.

Aquí se recoge, dos palabras clave y conceptos que afectan directamente al desarrollo sostenible y competitivo de un territorio, donde se incluyen los núcleos urbanos, las áreas naturales protegidas o no, la zona rural, las infraestructuras y equipamientos turísticos y por supuesto la comunidad local.

Todo ello si se configura adecuadamente y se logra hacerlo funcionar como un sistema funcional, donde todos esos elementos, antes mencionados, van en la misma direccion y se produce sinergia, es cuando podemos hablar realmente de Destino, Destino Turístico de Naturaleza.

No hace falta una certificación, ni certificado para saber o mas bien percibir, si estamos analizando un destino de Naturaleza o simplemente un entorno natural o rural con infraestructura turística, que aunque parezca similar, se darán cuenta que nada tiene que ver.

Un Destino de Naturaleza, conlleva una gestión que favorece la cooperación entre sus actores, mediante por ejemplo “Coopetencia” (Coopetition), fomentando la cooperación entre sus miembros, para poder competir mejor, con sus competidores, que no son precisamente sus vecinos, sino aquellos que se dirigen al mismo segmento o nicho de demanda.

Quizás un resumen de parte de lo que les hablo, pueden verlo en este video, que recoge una presentación en el V Congreso de Turismo Rural de Navarra de este año.

Recientemente en mi último viaje a Centroamérica, en el que tuve la ocasión de encontrarme con personas interesantes y futuros aliados en la construcción de Destinos de Naturaleza (Y Cultura) sostenible sy Competitivos, durante reuniones y Conferencias impartidas en Copan Ruinas y Roatán (Honduras) así como en Guatemala (Proyecto PROTUR-Trifinio), pude comprobar la necesidad de aplicar estos conceptos a la realidad del territorio, pero con referencias al mercado y sus tendencias.

Parece que todavía cuesta asimilar la transcendencia de crear Destinos y en este caso Destinos de Naturaleza, donde ésta juega un rol prioritario, que no único, porque sin ésta concepción de sistema funcional, no se podrá lograr sostenibilidad ni competitividad en el territorio y por tanto se pondrá en riesgo la conservación del Patrimonio Natural y Cultural.

Claro, que para lograr este objetivo, es imprescindible contar con unos gestores, técnicos y autoridades locales, sensibilizadas y capacitadas y una comunidad que perciba con transparencia los efectos positivos de este tipo de intervenciones.

Nosotros ya estamos trabajando en el diseño y creación de Destinos de Naturaleza, especialmente en Latinoamérica y Europa. ¿Les gustaría unirse?

Un cordial saludo,

Sin categoría

Iniciativa Natura-2014: Conservación Productiva


Calidad ambiental es calidad turística

Quiero comenzar este artículo, con una pregunta: ¿Creen que la conservación de la naturaleza es un derecho, una obligación o es un hecho rentable por sí mismo?

Es muy difícil medir el valor de un área natural, de un ecosistema, porque cuantificar su existencia monetariamente todavía parece algo subjetivo, pero si aplicásemos el ACB (Análisis Coste Beneficio), fácilmente sabemos lo que perdemos, cuando un entorno natural se deteriora o desaparece.

El turismo, como actividad económica hasta ahora es un elemento evaluador de gran utilidad, ya que depende directamente del entorno donde se desarrolle, tanto por sus valores estéticos, como por sus condicionantes ambientales, ya sean positivos o negativos. Y quizás sería bueno recordar que no puede existir calidad turística sin calidad ambiental, especialmente en destinos.

Es un hecho, que cada vez mas, los cambios globales afectan y afectaran mas a los destinos turísticos y en especial a la percepción que la demanda tiene, acorde a las informaciones de los medios de comunicación, transformándolos en amenazas u oportunidades, tema que todavía el turismo no ha sabido reaccionar.

Pero, también el hecho de tener áreas naturales, es decir Naturaleza, conlleva una serie de servicios ambientales de primer orden para la sociedad, como el valor emocional, el valor del ecosistema para la calidad ambiental, el soporte social y cultural de la comunidad, la calidad de vida, y en general todos aquellos bienes tangibles e intangibles que la naturaleza proporciona y puede proporcionar a la sociedad.

Por ello, me permito presentarles una iniciativa innovadora de conservación productiva y activa de la naturaleza “Natura-2014”, que está promoviendo nuestra organización Forum Natura en Extremadura (España) y que aprovecho para pedir vuestra cooperación pro-activa, mediante el envío de firmas de apoyo, para presentarlas al patrocinador invitado, el crowdfunding (a partir de 5€) para los diferentes programas ambientales y de voluntariado a implementar y también a que nos enviéis comentarios, dando vuestra opinión sobre el proyecto.

Aunque sea obvio, quiero enfatizar la importancia del apoyo de cada lector/a, pero también de obtener la máxima viralidad y difusión, con el objetivo de alcanzar el suficiente impacto promocional, como para conseguir los resultados esperados.

Como se afirma en nuestra misión: Demostrar que un área natural conservada privada es productiva y que es compatible la conservación con el disfrute y aprovechamiento inteligente, esto solo será posible con la colaboración múltiple, ya que seguramente podrá ser tu proyecto y será replicable en numerosas zonas y países, una vez se demuestre su viabilidad.

Como el tiempo juega en contra, quiero pediros vuestro apoyo de forma inmediata, para así tener la fuerza de gestionar el valor de la naturaleza, de nuestro medio natural.

Muchas gracias de antemano y espero vuestra animosa cooperación.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

Editor

Sin categoría

Y de repente, Naturaleza y Turismo Rural en España


¡Buenos días! Por aquí, luce un sol esplendido con un cielo azul intenso, típico del invierno, y por tanto con su correspondiente frio, pero las noticias de esta semana, calientan los pensamientos, haciéndonos preguntar qué está pasando de repente en el turismo rural y de naturaleza, en España.

Si uno leyese muchas de las noticias, que también recogemos en nuestra publicación Naturalae, parece que el turismo se está reorientando del tradicional sol y playa al turismo de naturaleza.

Parece incluso que se ha descubierto (Febrero del año 2014) que la naturaleza, es un valor clave en el diseño de producto y promoción del turismo rural, aunque se confunde con el segmento del ecoturismo, pero no es tan grave, ¿verdad?

Ayer estuve en una conferencia de prensa donde se presentaba FIO, la feria internacional de turismo ornitológico, en el parque nacional de Monfragüe, donde no se escatimo en posicionar el territorio español y el de Extremadura, como los sitios de mayor biodiversidad de Europa y mas en el tema de aves, compitiendo en número de especies autóctonas y endémicas, como si fuese a veces una carrera el que ganara quien mas especies raras tenga.

No obstante, me gusto escuchar algunos datos -cualitativos obviamente- donde se hablo del segmento (supersegmento) del ecoturismo, y dentro de este, del turismo ornitológico y haciendo la hipersegmentacion, pues se señala el turismo para ornitólogos aficionados (llamémoslo científico o mas bien coleccionista), pero se dejo claro que este ultimo seria el 10%, del total del segmento, que podría equivaler a un 15 % del turismo de naturaleza, como mercado turístico.

Es curioso o me sorprende todavía que en esos datos se sobrevalore un hipersegmento, sobre el resto del turismo de naturaleza, salvo por su facilidad de avistamiento (a veces) que dependerá de lo que el turista quiera invertir en tiempo y dinero.

Lo cierto es que el turismo de naturaleza tiene un desarrollo de producto y experiencia de un 2 o 3 sobre 10, en una escala de potencialidad, pero mas aun, mi preocupación es la fragilidad o vulnerabilidad del recurso natural. Algo que todavía no se sabe manejar adecuadamente, ya que hablamos de un mercado potencial muy grande y una oferta global poco preparada, al menos como destinos.

También, me ha llamado la atención que esta semana, se hable y hablara bastante sobre la correlación y valor añadido de la naturaleza, como parte de la oferta turística rural, como se aprecia en el V Congreso de Turismo Rural de Navarra, en el que el ecoturismo y turismo de naturaleza, ocupa el puesto de honor o como según leo hoy, el recién sacado Plan Integral del Turismo Rural 2014, del Gobierno de España, en el que sin duda, el tema de turismo de naturaleza y ecoturismo, se le da un gran protagonismo y se le correlaciona directamente con el turismo rural.

No me atrevo a criticarlo, porque todavía no me ha llegado a mis manos, pero si es cierto afirmar, que este descubrimiento necesario, llega con años o más de una década de retraso.

Aunque admito, que este repentino interés del sector turístico por la naturaleza y las áreas naturales protegidas, me hace pensar que se persigue un cambio en las normativas, para hacerlas mas asequibles a negocios basados en el medio natural, por empresarios que puede no estén tan concienciados del autentico valor del Patrimonio Natural.

Lo cierto es, que este tema de naturaleza y turismo, se está moviendo fuerte y rápido y convendría analizar bien los modelos de gestión, para lograr un desarrollo sostenible y competitivo.

Aguardo su reacción y comentarios.

Un Cordial saludo,

Arturo Crosby

Editor

Sin categoría

Resorts turísticos que apuestan por lo verde


Posiblemente para muchos, considerados mas puritanos o estrictos “eco” y no como algún amigo, que los llama eco-talibanes, no aceptan que los resorts o completos turísticos, tanto de playa como de montaña, puedan ser catalogados como verdes o mas aun, de turismo de naturaleza, entendiendo este atrevimiento como un lavado de imagen (green washing) para llegar mejor al turismo internacional y en concreto de los países emisores con expectativas mas exigentes en cuanto al nivel de calidad turística y ambiental.

Pero lo cierto, es que este pensamiento supone una pérdida de oportunidad muy alta, para conseguir que la oferta turística sea cada vez más sostenible y respetuosa con su entorno natural.

Hace apenas un par de semanas que estuve visitando la estación de esquí francesa de Piau-Engaly, en los Pirineos y después de entrevistarme con su directora Blandine Vernardet, me hizo re-pensar algo que ya tenía en mente, sobre este tema.

Este centro de montaña, tiene claro su apuesta por la naturaleza y está integrando su resort, no solo en su entorno montañés (que ya lo hizo en su fase de diseño hace unas décadas, a nivel arquitectónico y urbanístico), sino también en el territorio, creando sinergias con municipios y empresarios turísticos en pro de un turismo mas sostenible, competitivo y enfocado a la naturaleza.

Esto en cierta medida, es lo que se ha denominado animación turística rural, donde se pone en valor los diferentes recursos de un territorio, en función de una gestión integral o mas bien de la creación de un destino turístico, pero como una unidad funcional y por tanto donde todos sus componentes o actores involucrados, interactúen, generando así una competitividad de todos ellos, en conjunto y de cada uno de ellos.

Existen ya varias actuaciones ambientales, en algunas estaciones de esquí del Pirineo Frances (NP’Y), donde se promociona este concepto de mejoras ambientales y de enfoque verde, y que incluye desde la plantación y mejora de pastos autóctonos, hasta la implementación de la componente social que engloba a las diferentes comunidades locales. Aunque soy consciente que hace ya años en lagunas zonas de los Alpes ya existían programas de compatibilidad entre las propias pistas de esquí alpino y la gestión del pasto, gracias al uso no intensivo del ganado vacuno, que además de obtener una alimentación de calidad, conseguía una poda uniforme, que favorecía el fácil almacenamiento de las primeras nevadas, lo cual ahorraba una importante inversión en los centros invernales.

No obstante queda mucho por hacer y mas bien este tema es innovador, pero merece la pena recordar que muchos de los resorts o complejos turístico de montaña y del sol y playa o de la costa, islas, etc. no solo deberían ser catalogados como “verdes” sino que pueden serlo, mejorando asi la calidad turístico-ambiental de los mismos y entregando una mejor percepción y satisfacción a sus clientes.

La apuesta ambiental no implica ni la reducción de la confortabilidad y calidad turística, ni el sobre-precio del producto, sino mas bien todo lo contrario.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

Editor

www.forumnatura.org

www.forumnatura.eu

Sin categoría

Naturaleza en Fitur 2014: ¿Imagen promocional o realidad de mercado?


El equilibrio entre la promoción de la imagen, las ofertas, los productos y el pragmatismo del mercado y del territorio, es algo que se puede apreciar visitando los eventos turísticos internacionales, siempre que se sepa discernir o tener el conocimiento de ambos lados, pero siempre un ejercicio muy rentable a nivel profesional.

Me gustaría aprovechar la ocasión de estar en Madrid, para volver asistir a la feria de turismo FITUR2014, que se celebra esta semana del 22 de Enero y por supuesto brindar la ocasión de podernos encontrar, si planean estar por aquí.

Hacer negocio, es un objetivo claro de la visita a una feria comercial, pero después de muchos años asistiendo, y al menos para muchos de nosotros, la rentabilidad de la visita, se enfoca mas al aprendizaje, benchmarking, información actualizada, nuevos productos (“market oriented”), nuevos contactos, marketing emocional, relaciones públicas y una ayuda o recordatorio a mantener siempre una visión muy global, que nos facilita acercarnos a las tendencias del mercado. Y por supuesto el competitivo “off-the-record” , que podríamos traducir como el encuentro en los pasillos, tomando café o un buen vino o café, en cualquier rincón del certamen, que nos ofrece una muy notable puesta a punto de la información no publicada, inédita o futurible y nos permite aterrizar del mensaje promocional de los oferentes, al pragmatismo del mercado y las personas.

Este año, veo que se consolida el aspecto verde del turismo, a pesar de estar inmersos en una crisis económica que afecta a todos los sectores económicos, pero que el turismo parece que está remontando con cierta fuerza y mejores expectativas que otros.

Quizás por eso, el tema verde, ambiental y sostenible, sigue teniendo cabida y un eco (a veces mas de green washing, como todos sabemos muy bien), en el mercado y por supuesto en la feria, como se ve con Fitur Green, mas enfocado a la hotelería.

Pero sin embargo, me llama aun mas la atención, el reclamo importante de los destinos turísticos, orientados a la “naturaleza”, donde se incluyen desde ofertas muy locales con productos específicos, hasta países con políticas muy posicionadas, que no solo se consolidan en sus argumentos promocionales mas hacia la naturaleza, sino que cada vez mas, se incrementa el número de éstos, lo que obviamente implica que la demanda turística sigue buscando ofertas, con compromiso y experiencias relacionadas con la naturaleza, en sus diversas manifestaciones: ruralidad, tranquilidad, bienestar, salud, aventura, astronomía,…

Por tanto, me gustaría invitar a nuestros lectores que asistan, tanto como visitantes como expositores, que nos cuenten y envíen información sobre aquello que les parezca interesante, innovador o recordatorio. Y porque no, si no han podido venir o no han querido, también están invitados a que nos faciliten esa información, para ser compartida.

Por nuestra parte, cuenten que trataremos de identificar lo más relevante y por supuesto, se compartirá con todos.

Un cordial saludo,

Arturo Crosby

Editor

www.forumnatura.org

www.forumnatura.eu

Sin categoría

Oferta y Demanda en el Turismo Rural: Un difícil equilibrio, a veces


Si el origen o nacimiento del turismo rural y naturaleza, fuese igual o similar al tradicional del sol y playa, no habría duda alguna, que oferta y demanda tendrían un matrimonio duradero y bien avenido, con una rentabilidad también, muy superior a la que lamentablemente tiene este TR.

Pero, es que el turismo en las zonas rurales y naturales, no ha surgido como respuesta a una demanda existente y necesitada de este consumo, como ocurrió y ocurre con el sol y palaya, sino que como ya he mencionado en muchas ocasiones, ha surgido como respuesta política, con estrategias de conservación y desarrollo local, de muchos territorios rurales, donde ya comenzaba a darse un verdadero éxodo rural, con terribles consecuencias, para el mundo rural y obviamente también para el conjunto de los países donde ocurría, véase el caso europeo y mas específicamente en la Europa del Sur.

No obstante en muchos otros países, como en el continente americano, en una gran mayoría de los casos, surgió por parte de emprendedores, ya sean micro, medianos e incluso grandes (Haciendas, estancias,..), los que de alguna forma, hicieron un benchmarking, en muchas ocasiones no premeditado.

Aunque también en estos últimos años, al emerger una conciencia política y social, sobre la marginación de las comunidades o poblaciones indígenas e incluso también campesinas,…es decir poblaciones vulnerables del medio rural, comenzó a desarrollarse el turismo comunitario, transformándose rápidamente en turismo rural comunitario, todavía en proceso de consolidación y en especial de saber jugar al papel difícil del equilibrio, entre la oferta y la demanda.

Si hablamos del turismo internacional, es más fácil encontrar este equilibrio entre las expectativas de la demanda y la respuesta y expectativas de los oferentes rurales.

El porque, es fácil, y en especial se refiere al precio o coste del viaje, ya que para un turista internacional le supone en muchas ocasiones hasta mas de 4 veces el valor que para uno nacional, porque hay que añadir el coste del transporte aéreo y esto implica, que en el proceso de compra, el consumidor, analiza mucho mas y trata de evitar riesgos, dudas, incertidumbres, antes de comprar, que el turista domestico. Por tanto, también el nivel de satisfacción suele ser mucho mayor en los primeros. Y lo digo también, por propia experiencia.

En bastantes alojamientos se ha dado el caso, que la demanda espera y por tanto reclama una serie de elementos, tratamientos, etc. que poco tienen que ver con la vocación del territorio o del emprendedor, como la moda de los mini-spas, wi-fi, comida especial, fast food, etc.

Algunos aceptan las reglas del juego y obtienen su recompensa económica, pero otros son mas fieles o puristas (como se quiera denominar) a su propia filosofía del negocio y no renuncian a ofertar sus servicios, que sin duda alguna, si encuentran su nicho, serán los que mejores resultados obtengan, porque hay segmentos de demanda que saben muy bien lo que quieren y cuando lo encuentran suelen ser fieles.

Son decisiones estratégicas, tanto de negocio, como de destino turístico, pero lo inteligente es tomarlas e implementarlas.

Personalmente tengo recuerdos de clientela (aproximadamente entre el 40-50%), que lo que mas le molestaba del campo, era el propio campo en sí, es decir las molestias patológicas de insectos, arena, barro, frio o calor, tranquilidad, ausencia de elementos tecnológicos, etc. es decir el campo les gustaba mucho, pero mejor con un cristal separador y acera pavimentada, para visualizar la caricatura.

Pero el resto de la demanda que sabía lo que quería, encontraban su sitio ideal.

Por eso es difícil, a veces o muchas veces, encontrar el equilibrio (Conceptual y económico) entre la oferta y la demanda, pero entre el hotel domótico y de lujo y la cabaña básica, existe un gran abanico de posibilidades, al igual que en los destinos y en la demanda.

Un cordial saludo,

Arturo Crosby

Editor

www.forumnatura.org

www.forumnatura.eu

Sin categoría

Cuando el turismo de lujo, busca a los pobres y extrañas experiencias


Leyendo un artículo en el Huffington Post, sobre el hotel sudafricano Emoya Luxury, me quede sorprendido de las extravagancias de las nuevas experiencias turísticas, esta vez, referidas al segmento de lujo (ciertos segmentos del mismo), que parece que cada vez sus expectativas crecen de tal forma que hay que inventar sensaciones y emociones, realmente únicas y vendibles, claro está, pero sobrepasando cualquier frontera u obstáculo social o ambiental.

Hace años, ya han existido diferentes experiencias, de las que podríamos denominar “raras”, por ser pragmático, y desde luego ofensivas para una mayoría de mortales, como la que se ofrecía en el Beirut, cuando estaba en guerra y se buscaba la sensación de estar en un entorno en peligro y vivir como vivía la población en ese estado de inseguridad, pero disfrutando también del ocio con pura adrenalina.

O por ser más dramático, aquellos safaris de caza de especies protegidas y en peligro de extinción, cuando además podrían deleitarse dicha carne en restaurantes ocultos, solo para VIP con bastante presupuesto en sus bolsillos. O las recientes denuncias de Survival International en contra de los denominados safaris humanos, para fotografiar indígenas, sin el mínimo respeto, ni consentimiento.

Y si uno quiere ir mas lejos, todavía recuerdo los tours que existieron en la pasada y reciente guerra de los Balcanes, donde se ofrecían puestos de francotirador. Por cierto, empresa que fue denunciada en el Consejo de Europa y tuvieron que cesar su “actividad turística”.

Siempre existe una oferta, que en busca de obtener unos beneficios económicos rápidos y olvidándose de su futuro, ha encontrado buenas excusas, como para ofrecer productos turísticos, a medida de una clientela exigente que quiere experimentar sensaciones únicas, inolvidables y poderlas contar como algo excepcional, entre sus familiares y amistades.

Es por eso, que existen diferentes actividades en el mundo, donde indígenas, animales o simplemente gente sin dinero, los llamados “pobres”, son auténticos recursos turísticos y donde su entorno transformado en algo vendible, se convierte en productos turísticos vendibles, para que la demanda de alto poder adquisitivo, pueda adquirir unas experiencias inigualables.

Haciendo un símil, se imaginan que turistas de otros países o nacionales, vinieses o fuesen a ver casas con familias desahuciadas, por embargos, hipotecas, etc. en España, EEUUU u otros, y que pagasen por ello al operador y eso sí, dando alguna limosna a dichas familias.

Tampoco uno se sorprende tanto, cuando la demanda turística es capaz de comprar servicios de menores de edad, por motivaciones que no acierto a comprender y menos aceptar.

Es cierto que la teoría del éxito implica, que la oferta ha de diseñarse en función de la demanda, pero las expectativas de ciertos segmentos deberían poderse excluir del mercado o al menos presionar, como ya lo llevan haciendo organizaciones internacionales en pro de derechos, que han encontrado un punto débil en muchos países en desarrollo, atacando precisamente a su mercado turístico.

Quizás ya es hora, de hacer comprender que la mejor fórmula de implementar un programa de RSC o RSE es no tenerlo que hacer, salvo como parte de su propia inversión y no como medida compensatoria de impactos negativos, ya sean ambientales o sociales.

Especialmente las grandes cadenas hoteleras y por supuesto las Administraciones Publicas Locales, deberían de auto-obligarse a invertir en programas turísticos, de tipo ambiental y social, como medida preventiva y por supuesto, como generación de valor añadido al destino. ¡No lo olviden!

Un cordial saludo

Arturo Crosby

Sin categoría

Efectos positivos del cambio climático en el turismo


Negar la existencia del cambio climático, en mi opinión, es algo incomprensible y dudo que existan expertos que puedan corroborar esa posible teoría, porque desde la existencia de nuestro planeta, ha habido cambios ambientales, evolución permanente y por tanto cambio climático.

Acorde a los últimos informes del IPPC y si les interesa, les recomiendo esta información, las conclusiones de las últimas evaluaciones, son muy poco halagüeñas para nuestra especie. Pero permítanme, recordarles o puntualizar, porque se suele olvidar con mucha frecuencia, que el impacto de estos cambios ambientales, se traducen en impactos negativos para el ser humano, en esencia para sus actividades económicas y no para el ecosistema global de nuestro planeta, que seguirá evolucionando como siempre y obviamente obligara a muchas especies a nuevas adaptaciones o a su extinción.

El hecho que pueda subir el nivel del mar y en el peor de los escenarios hacer desaparecer núcleos urbanos, rurales o turísticos, afecta negativamente a la sociedad, pero los ecosistemas se auto regularán y evolucionaran como siempre lo han hecho. Sin embargo, las pérdidas económicas y sus impactos sociales, serán evidentemente muy graves.

En este mismo informe, se confirma que aunque se estancase o incluso disminuyera la emisión de gases invernaderos, principal causa humana, apenas habría variación de dichos efectos, en los siglos venideros. Por otra parte dudo que economías emergentes, tengan intención de reducir su actividad productiva y emisiva.

Es decir ante este escenario, donde se sabe que a nivel global, va a calentarse una media de entre 1.5 y 2ºC. A nivel regional o local, puede haber variaciones muy notables.

Es decir que en zonas húmedas, puede incrementarse las precipitaciones o en zonas áridas, puede incluso disminuir.

Destinos turísticos

Aunque imagino, que muchos ya se imaginan el impacto sobre la actividad turística, lo cierto es que un porcentaje elevado de la oferta turística, depende directamente del clima, véase el sol y playa, el urbano, deportivo, naturaleza, rural, etc.

A nivel de destinos turísticos, pues por poner ejemplos significativos, veamos los centros de esquí/nieve, campos de golf, turismo fluvial, pesca, caza,.. pero cualquier destino, con oferta al aire libre, tendrá su repercusión.

No es muy agradable pasear por una ciudad o pueblo a 45 o 50ºC, sobre todo si su leiv motiv es el patrimonio, terrazas, vida social, etc. y no pueden fabricarse capsulas, como los centros de esquí de Dubai o incluso en las afueras de Madrid, donde ha de mantenerse temperatura constante de -2ºC, en un entorno de entre 40 y 60ºC.

Se ha estimado que la contribución del turismo al cambio climático es del orden del 5%, siendo los transportes el 3% y el resto, los alojamientos (OMTNU 2008), por tanto siendo muy pragmáticos la capacidad de mitigación del sector es pequeña, no así su efecto emocional en la sociedad, y por ende en los sectores mas contaminantes.

Hay un hecho ineludible y que el sector turístico, lo ha ignorado bastante. Y es que no puede haber calidad turística, sin calidad ambiental.


Volvamos con los efectos del cambio en la actividad turística.

En turismo es casi más importante las emociones y percepciones que la realidad en sí misma.

Así, una percepción de “riesgo o peligro ambiental”, véase, olas de calor, inundaciones, lluvias intensas, o mil y una causa ambiental, condicionara el proceso de compra de cualquier consumidor y mas con el efecto de realidad aumentada, de los medios de comunicación.

Es cierto que muchos turistas en busca de destinos con sol, calor….cuando lo encuentren en su entorno cercano, perderán la motivación principal y el precio será una variable, que no puede existir siempre como efecto reclamo competitivo.

Los destinos y el sector turístico, en conjunto, deben aprender a anticiparse y planificar estrategias positivas de adaptación, búsqueda de oportunidades, mitigación, destinos más verdes, diseños eco-eficientes, empresas y empleos verdes y no un “green washing”, como hasta ahora.

Es hora de aplicar gobernanza pro-activa, en esta direccion e involucrando seriamente a la comunidad local o receptora.

Y a pesar de lo que se dice, todavía recuerdo una entrevista a un alcalde de Groenlandia, que estaba muy contento, del calentamiento de su zona, para tener menos tiempo de nieve y así aprovechar su entorno y atraer mas viajeros. Lo mismo pasa con los nuevos viticultores de los países nórdicos de Europa.

Estas zonas frías e inhóspitas para el turista, también se convertirán en destinos turísticos más accesibles y apetecibles para el mercado mas genérico, mientras que otras, les pasara lo opuesto.

Recuerden, que la percepción es clave en el éxito del turismo y el cambio climático es muy mediático.

Y que los cambios, como la crisis, perjudican a unos y beneficia a otros, al menos turísticamente hablando.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

Editor

www.forumnatura.org

www.forumnatura.eu

Sin categoría

La dudosa sostenibilidad del litoral por la nueva versión de la ley de costas


Que tomen nota otros destinos emergentes en el mundo

Todavía recuerdo, cuando se aprobó la ley de costas del Gobierno de España, la repercusión que tuvo, tanto en el país como a nivel internacional, por algunos de los parámetros que contemplaba, que eran realmente innovadores y en concreto recuerdo la definición, de las localizaciones de infraestructuras dentro del dominio público del litoral, que no se basaban solo en criterios de distancia frente al agua.

Como ya saben, algunos factores de control de construcciones ya existentes, como hoteles, apartamentos, chiringuitos playeros y demás afines, se han salvado de la quema y ya tienen autorización de seguir dentro del límite de los actuales 20 m, versus los 100 metros anteriores, que realmente otorgaban un baremo de calidad ambiental y por tanto turística también. (No me queda claro, si la nueva versión de la ley, permitirá cualquier construcción, dentro de esos 20 m. de dominio público o solo aquellas ya implantadas, con anterioridad a la primera ley)

La poco entendible, calidad turística del litoral, parece que vuelve a confundirse y se olvida del factor ambiental y del medio natural, como soporte de la actividad turística, en especial si el turismo se quiere enfocar a ciertos segmentos de demanda nacional e internacional, que son mas exigentes y por tanto inconformistas con la típica fotografía del soy y playa que se ha vendido hasta ahora. ¡¡Que tomen nota otros destinos emergentes en el mundo!!

No hace mucho, Alejandra Ferrer, consejera de Turismo, Comercio y Movilidad del Consejo Insular de Formentera (Islas Baleares) ponía en tela de juicio este cambio legislativo, ya que entiende que puede desproteger esta increíble isla mediterránea, con evidentes consecuencias en su turismo, que podría de esta forma, cambiar de rumbo y escoger la típica hoja de ruta del convencional sol y playa, cambiando así su imagen de calidad.

Si bien es cierto que existe un segmento turístico, que se denominó en su día de “hooligans” o quizás mas acertadamente de turistas, con pocas expectativas sobre el destino, en cuanto a calidad ambiental y turística, también es cierto que a nadie le desagrada un dulce (aunque me guste mas lo salado) e incluso a este importante volumen de consumidores, les gustaría mas, encontrarse con destinos del litoral, donde puedan caminar por las playas, de tal forma, que no sea por un pasillo o corredor, entre el agua y el ladrillo de todo tipo de edificaciones, que permite apenas ver solo el paisaje del mar.

Donde incluso, en muchas ocasiones se limita tanto la servidumbre de paso, que es un laberinto, poder acceder a cualquier playa, salvo llevando el google map, con imágenes y cartografía actualizada, que ayude a encontrar el hueco por donde pasar.

Me recuerda, en un viaje a Quebec, donde para poder llegar a las orillas de algunos lagos, parecía imposible disfrutar de éstos, con todos los obstáculos de casas que apenas dejaba algún pasillo para acceder.

Realmente me cuesta entender que, ya en este siglo XXI existan grupos empresariales y políticas, que no comprendan las apuestas por el medio y largo plazo de un territorio, en el cual se incluyen sus poblaciones y que se conformen todavía por políticas basadas en el precio, para ser competitivos.

Cuando se habla de la reconversión de los destinos turísticos maduros, esencialmente del sol y playa, de la gran apuesta por la calidad y competitividad turística, …en general por el futuro del turismo del litoral, permítanme, recordar que es muy difícil, pensar en calidad y competitividad turística, sin calidad ambiental.

Y un aviso a los nuevos destinos turísticos emergentes, en muchos países: están a tiempo de planificar y gestionar estrategias de calidad y competitividad, basadas en sus recursos naturales. Aprendan las lecciones!

Un cordial saludo

Arturo Crosby

www.forumnatura.org

www.forumnatura.eu

Sin categoría

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda