lig tv izle
justin tv

Arturo Crosby - Forum Natura

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Marzo, 2012

Malas previsiones para el Turismo Rural, en España


Ocupación del 70 % en turismo rural para Semana Santa

Parece que hay acuerdo entre las diferentes opiniones del sector turístico rural español, ya sea de las asociaciones gremiales o empresas comercializadoras, que esta semana santa, no va a ser la mejor, ni mucho menos, según afirman en un comunicado de Efeagro

Las previsiones del 70 % de media de ocupación, son muy bajas, cuando hace años, una o varias semanas antes rondaba el 120 %, es decir había sobredemanda, durante dicho periodo vacacional. Y esto, no es precisamente una buena noticia.

Recientemente leía un comentario de una propietaria de casa rural de Asturias, que afirmaba, que había mucha oferta alojativa, mas bien sobre oferta, que si le añadimos que sigue estando muy atomizada, y la demanda real, apenas ha crecido, sino mas bien ha disminuido, por ser ésta, esencialmente del mercado nacional, a la que la crisis económica está castigando fuerte. Es precisamente esta clase media, la principal consumidora de este turismo.

Y según parece, los precios apenas han bajado (se habla de un aproximado 2% de rebaja, frente al año pasado), que seguro repercute en la respuesta de la demanda actual, que también espera a las reservas de último minuto, para tratar de obtener precios mas bajos, tratando de planificar estadías, que se acoplen a su capacidad de gasto.

Es evidente, que como he afirmado muchas veces, se precisa urgente un cambio en la situación o en la estructura de la construcción de la oferta turística, que no es capaz de encontrar oportunidades de mercado, cuando las hay, pero no basta con saberlo, sino que hay que implementarlo, atreviéndose o afrontando el riesgo de equivocarse. Es parte del negocio.

Este periodo vacacional, no hay duda, que es el de máxima ocupación turística, de todo el año y este indicador del 70%, no augura buenos presagios de cómo va ir en este 2012, aunque también podría cambiar la tendencia, si la oferta sabe y como he dicho, se atreve a cambiar sus formulas convencionales por otras mas innovadoras, incluyendo los factores de precio, producto, experiencia, etc.

Quiero aprovechar este artículo, para preguntar a nuestros lectores de diferentes regiones y países, cuales son las previsiones a días u horas de estas vacaciones tan importantes para el turismo.

Un cordial saludo y que las disfruten

Arturo Crosby

www.forumnatura.org

www.forumnatura.eu

Sin categoría

La economía verde y el turismo


Para colorear de verde esta economía, se necesita, cambiar la cadena de valor y el proceso de producción turística

Puede que la “economía verde” sea un término de moda, pero independientemente de si lo es o no, es una necesidad social, sin ningún género de dudas.

Un problema es la interpretación del término, al igual que muchos otros referidos al medio ambiente, directa o indirectamente. Es, se podría decir, de alguna forma, fruto de los daños colaterales del conocido “Green washing” e incluso de un mal entendimiento de la Responsabilidad Social Corporativa o Empresarial.

Pero si entendemos que la economía verde y los empleos verdes, son aquellos referidos a reducir los impactos ambientales negativos, para poder alcanzar niveles de sostenibilidad, versus explotación incontrolada de los recursos, entonces creo que el turismo debería estar enmarcado dentro de esta conceptualización económica.

Invertir en un turismo respetuoso con el medio ambiente puede ser un motor del crecimiento económico, de la reducción de la pobreza y de la creación de empleo, según un recién informe de economía verde, del PNUMA y OMT.

Según esto, hablamos de que una inversión de un 0,2% al año del PIB mundial (135.000 millones de dólares, según los niveles actuales de PIB), de aquí a 2050, permitiría que el sector turístico siguiera creciendo de manera constante en las próximas décadas y contribuyese a un crecimiento económico, ofreciendo a la vez ventajas ambientales significativas, como la reducción del consumo de agua (18%), del consumo energético (44%) y de las emisiones de CO2 (52%) en comparación con lo que sucedería en un escenario «sin cambios».

Es decir hablamos de negocios rentables verdes, donde se compatibiliza, sostenibilidad con competitividad, una vez más.

Si nos referimos al turismo en las zonas rurales y naturales, esto es todavía más acusado y tiene un peso especifico muy elevado, frente a otras opciones productivas.

Pero para colorear de verde esta economía, se necesita, cambiar la cadena de valor y el proceso de producción turística, desde la oferta, su desarrollo en el territorio, como el diseño de productos turísticos.

Si nos referimos al turismo verde (turismo rural, ecoturismo, cultural, comunitario, etc.), se trataría de incorporar una serie de elementos, variables y factores, en esta cadena de valor, que se encuentran en su entorno rural, social, cultural y por supuesto natural y que todavía no se han sabido estructurar, para de esta forma generar desarrollo local y no solo crecimiento empresarial, en el mejor de los casos.

Por tanto, el turismo debe ser una pieza fundamental de la economía verde, porque puede y debe contribuir a la sostenibilidad ambiental, social y económica y por ello, debe invertir en mejoras clave, que le repercutirá en competitividad.

Y su subsector del turismo verde, es parte de esa economía verde y será fundamental, cuando se re-diseñe su cadena productiva, como antes se mencionó.

Lo “verde” no es solo una palabra bonita, una bandera política, un traje de moda o un escaparate de nuevos productos, sino que conlleva un modelo competitivo, que beneficia al conjunto de la sociedad.

Un cordial saludo,

Arturo Crosby

www.forumnatura.org

www.forumnatura.eu

Sin categoría

Cirugía de guerra en el turismo rural: tendencias del 2012


Hoy mismo, al leer el artículo de Hosteltur sobre Tendencias de Viaje en el 2012, me ha provocado, en cierta medida, pensar como afectara los impactos económicos y sociales en el turismo rural, ecoturismo, cultura, etc. porque sin duda alguna, al igual que se lleva notando estos últimos 4 años, una disminución importante del número de pernoctaciones, estadía y en general consumo turístico, esta situación, aparentemente no va a evolucionar en un corto plazo.

Es aburrido a veces, pero conviene recordar, que el peor problema del turismo rural, en todas sus facetas y tipologías, no es coyuntural, sino estructural y que nadie se atreve o quiere o quizás pueda, actuar en el core del asunto.

Es evidente, que la situación coyuntural, como la palabra indica, tendrá una duración determinada, pero cuando pueda pasarse pagina, se volverá a la misma situación, aunque con el sector más mermado y es precisamente ahora, cuando se podría y debería actuar, a modo de cirugía de guerra.

La actual crisis (traducido al castellano, cambio), nos está dando muchas lecciones, pero solo los buenos estudiantes, serán capaces de aprender y no solo pasar el examen, sino además con buena nota.

Para mí, una de ellas, es que el consumo se ha frenado en una serie de productos, pero sin embargo ha aumentado en otros. Es decir mientras que muchos productos y empresas, caen en ventas, rentabilidad, pierden puestos de trabajo, etc. Otras están vendiendo mucho más y están teniendo muy buenas rentabilidades. Es obvio, que el dinero no desaparece y a diferencia de la energía, si se puede crear.

Según Matthias Hartmann, consejero delegado de Gfk, en la última ITB, afirmaba que “La gente está menos dispuesta a abandonar o dejar de consumir un producto emocional, como puede ser un viaje”.

La venta de productos, con mas carga emocional (Smartphones, tablets, maquinas de café expresso) han crecido mucho y muy rápido, desde el 16 al 300%, lo cual es un indicador muy importante.

Si se consiguiese convertir el producto de turismo rural, ecoturismo, cultura, naturaleza, agro, ….en una verdadera experiencia “emocional”, seguramente sería un primer paso, clave en romper esa mala estructura de origen.

Y si bien el precio es clave, es cuestión de saber y poder ajustar los costes de producción, para poder ofrecer precios adecuados a la situación de la demanda actual.

Pero esto, no implica, invertir mucho, pero mucho mas, en creatividad, innovación y esfuerzo, para saber sacar y comunicar eficientemente la parte emocional de estos segmentos del turismo, convirtiendo este turismo en algo no solo apetecible, sino necesario.

Si a esta nueva imagen, se le puede añadir una renovada política de precios (sin crear mercados callejeros), se podrá responder mucho mejor a las expectativas de la demanda y hacer que este 2012, pueda ser ese primer paso a la mejoría del sector.

Y si tienen formulas, experiencias, que estén poniendo en práctica, compártanla con todos nosotros.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

www.forumnatura.org

www.forumnatura.eu

Sin categoría

Los origenes del turismo rural. El agroturismo, ¿Una formula de agro + turismo?


Una primera y básica formula, para salir de la crisis económica

De alguna forma, el origen del denominado turismo rural, es precisamente el también denominado agroturismo, ya que en el siglo XIX, las antiguas posadas ofrecían al caminante y viajante, un lugar donde comer y donde alojarse, algo así como el Bed & Breakfast. Y obviamente los productos culinarios que se le ofrecían, eran locales, bien producidos por la propia posada o comprados en las aldeas vecinas. No tenía sentido alguno, importarlos de otros lugares.

En definitiva, el proceso productivo y a cadena de valor turística, incorporaba, en dicho “producto turístico” la parte “agro” y mas aun la “Pecuaria”, para aquellos que tenían presupuesto suficiente y porque en dicha época, nadie contabiliza el colesterol, ni las calorías, sino mas bien todo lo contrario.

Al igual, que actualmente, en muchas partes de África, el tamaño del cuerpo, en especial a lo ancho, significaba buen estado de salud, es decir de salud económica, ya que reflejaba tener presupuesto suficiente para poder pagar dicha cantidad de alimentos y además mantenerlos.

A mitad del siglo XX, unos años mas tarde de la segunda Guerra Mundial, muchas granjas y casas rurales de la vieja Europa, abrieron sus puertas a los viajeros mas urbanos y claro uno de los reclamos mas atractivos, era precisamente la parte gastronómica.

En definitiva era una primera y básica formula, para salir de la crisis económica de una muy dura postguerra, para las poblaciones rurales, con poco acceso a la financiación y al empleo.

Es un hecho que la actividad turística (porque realmente la mayoría no eran técnicamente excursionistas, ya que se alojaban al menos una noche), en las zonas rurales, estaba directamente enlazada a la comida, en sus diferentes versiones, de desayuno, almuerzo y cena. Es decir una especie de agroturismo.

Y es un hecho, también, que estos alojamientos y pequeños restaurantes rurales, se proveían de productores locales, cuando no eran de autoconsumo. Ya fuese por la poca existencia de fertilizantes manufacturados o por sus precios, podría decirse que era lo que ahora se llama agricultura orgánica, biológica o ecológica, es decir los huertos.

Lo mismo con la parte de ganadería, caza, etc…

Las nuevas formulas innovadoras del agroturismo, como fue en Francia, donde existía desde camping-a la-ferme, albergues rurales para niños, Table d’hôte, (chambre d’hôte)etc…, inventaron esta versión de restauración en granjas, permitiendo al granjero convertirse en una especie de restaurador y ofreciendo sus propios productos, con una cierta garantía de calidad ambiental (bio y local) y fraternal.

Otro de los productos, con mas proyección en el mercado, fueron los agroturismos, donde los visitantes o huéspedes, podían participar en las labores agropecuarias de la granja, es decir runa especie de voluntariado rural, pero pagando.

Esta fórmula, la verdad es que tuvo poco éxito e incluso su réplica en otros lugares no dio buenos resultados, exceptuando claro está el tema de granjas-escuela, que es otro concepto, en especial por la clientela.

Pero la idea, calaba en los visitantes, hasta que muchos de ellos tenían que pasar por el proceso físico y emocional, de experimentar, un trekking en una granja, donde se incorporaba un slalom, para sortear las muñigas o excrementos de los animales, los olores, moscas y demás elementos de este peculiar ecosistema.

Los que llegaban a las ubres de la vaca o cabra, ya tenían ganado su diploma y si además conseguían sacar el oro blanco, además de proeza, le suponía un problema añadido, tenerlo que beber….

Por supuesto si imaginan cientos de turistas urbanos, que no miles, intentando succionar leche a la misma vaca, es evidente que ese maltrato involuntario, le causara graves impactos psicológicos y fisiológicos al animal, con lo que su rentabilidad, queda en entredicho.

Tengan en cuenta, que, como algunos amigos hoteleros rurales, me contaban, algunas turistas, llegaban con zapato de tacón y después de varios días, seguían con tacón (lo siento, pero el hombre no llevaba corbata, por hacer el símil), lo que nos dice mucho.

Todo evoluciona y mas en el turismo, ya que la demanda está muy segmentada, con motivaciones y expectativas, que nos dicen que existe un gran interés en comprar productos turísticos, donde el elemento clave, sea poder comer algo especial, local, saludable, bien diseñado o presentado y en un entorno rural-natural.

Es lo que también se denomina turismo gastronómico rural, donde cabe desde cocina tradicional hasta nuevas inventivas, pero bajo esos parámetros.

El huerto y las vacas, son un elemento de valor y diferenciador en el turismo rural y de naturaleza.

La parte agropecuaria, es la que genera la ruralidad y sin ésta no se podrían crear experiencias rurales y por tanto no habría turismo rural.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

www.forumnatura.org

www.forumnatura.eu

Sin categoría

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda