lig tv izle
justin tv

Arturo Crosby - Forum Natura

Blog en Monografias.com

 
promosyonbank.com promosyon canta

Archivo de Septiembre, 2011

¿Cuánto nos cuesta el Turismo y porque?

 

Hagamos una reflexión, teniendo en cuenta el coste/oportunidad, para ver qué resultado obtenemos

 

Actualmente en esta época de crisis financiera y económica, todo se mide por su nivel costes y beneficios y obviamente al turismo también y más cuando nos referimos a países o territorios, donde el turismo es una de las mayores fuentes de ingresos económicos.

Cuando nos referimos a sitios o destinos emergentes y en su primera fase de decisión para invertir en turismo o no,  es necesario tener en cuenta el análisis de coste / oportunidad, para poder baremar los resultados, con otras actividades productivas.

Para un buen número de gente, no conocedora o no experta, el turismo se reduciría a la inversión hotelera o como mucho al desarrollo de una planta alojativa, en una zona determinada y por tanto el coste/oportunidad, queda muy en entredicho, incluso me atrevería decir que en muchos casos , el coste es mayor que la oportunidad, frente a otras muchas actividades potenciales, si las hubiese.

La inversión en hoteles o alojamientos, no solo requiere la edificación de estas infraestructuras, generalmente privadas, sino que además precisan de otra serie de inversiones, mayoritariamente públicas, cuyo retorno, es muy dudoso, ya que es bien conocido, que aunque el efecto económico multiplicador  de un alojamiento es muy alto, la distribución de cada dólar o euro, no es para nada equilibrada y por tanto se mantiene la desigualdad existente, aunque en otra escala cuantitativa, claro.

Si asumimos que el turismo, lucha y es en definitiva una estrategia para erradicar la pobreza, en especial en aquellas zonas en desarrollo, lo cierto es que aplicando este criterio, habría un porcentaje de población, que seguro saldría del índice de la pobreza extrema, pero en los clásicos modelos de desarrollo turístico, poco o nada sostenibles, el factor humano, de comunidades locales, apenas se ha tenido en cuenta, salvo como mano de obra barata, cuyo bajo coste, permite una cierta competitividad, en vez de una apuesta innovadora y diferenciadora frente a la competencia.

Pero si se entiende que el Turismo, va mucho más allá, que la mera planta de alojamientos y tenemos en cuenta todos los subsectores implicados y necesarios, para que el sistema funcione,  el resultado del análisis coste/oportunidad, puede decantarse mucho mas por que la apuesta de inversión en el turismo es más favorable que otras opciones competidoras.

Es decir que el turismo, puede se muy rentable económicamente para un territorio determinado, generar riqueza, crecimiento y aumentar el nivel de la calidad de vida de las poblaciones implicadas.

Basta con echar una ojeada a los diferentes destinos turísticos que hay en el mundo, para identificar cuales han tenido éxito o no. Y no basta, con medir el número de turistas/mes/año, que no es un indicador que nos sirva para una evaluación real, sino también tener en cuenta otras datos, que no suelen incluirse como costes (algunos pueden convertirse en beneficios locales) por turista, como servicios públicos (sanidad, recogida de basuras, seguridad,  residuos, agua, equipamientos públicos, accesos, transporte, etc.), a restar de los ingresos por turista.

Si a esto le añadimos los costes y beneficios ambientales, sociales, culturales y psicológicos, tendremos una mejor idea de cuál es el resultado final. Les invito a que traten de hacer un pequeño o somero análisis de sus destinos conocidos y nos envían la información.

Hay que tener en cuenta que un recurso es algo, susceptible de un aprovechamiento posterior, ya sea  industrial, recreativo, farmacológico, salud, etc… y que por ahora la Naturaleza , ha pasado de ser un bien público o Patrimonio, a un recurso . Y a veces también se confunde la comunidad, como recurso humano en vez de capital humano, ya sea para fuerza de trabajo o como valor patrimonial. Aquí el turismo juega un papel clave para ésta valorización en función del coste /oportunidad, ya que depende totalmente de la sostenibilidad de éstos, si quiere conseguir competitividad, en vez del concepto todavía actual, que se basa en las ventajas comparativas, pero ahora con el juego de las nuevas TIC’s.

La conclusión, la pueden poner Vds. pero para mí, dependiendo del modelo turístico, se pueden obtener beneficios o perdidas, pero siempre teniendo en cuenta costes y beneficios, no solo de la parte de alojamientos, sino de su globalidad.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

www.forumnatura.eu

www.forumnatura.org

Sin categoría

ETICA Y TURISMO EN NUESTRO SIGLO XXI

Turismo responsable, justo, solidario, consciente, ético

 

No estoy seguro, si me dejo alguna acepción, en el subtitulo de este articulo, pero seguro que alguien, me podrá escribir para incluirla.

Escribo unas líneas, en relación al reciente congreso de la OMT en Madrid, sobre Ética y Turismo, al que asistí a varias sesiones y pude conversar con diferentes participantes, muchos de ellos conocidos de hace años.

Saben, que en esta última década, existe una moda, de poner siempre prefijos al termino turismo, como eco, agro, etno….pero también gusta mucho añadir apellidos, para diferenciar segmentos en el mercado y claro la primera duda que entra, es que si todas estos apellidos, quieren decir lo mismo o se trata de segmentos totalmente diferenciados.

Yo no lo se, aunque percibo, que son acepciones de una misma forma de hacer turismo y que incide básicamente en el comportamiento ético de los turistas y claro también de los oferentes, que en muchos casos doblegan su vocación natural, en aras de dar una satisfacción homogénea al turista y en pro de la rentabilidad económica.

Yo tengo algunas preguntas para los lectores: ¿Es posible ser ético en el turismo? ¿A quién puede beneficiar la ética? ¿Qué es un turismo ético, responsable, consciente….? ¿Vds., se pueden considerar éticos en su actividad profesional? ¿Puede separarse la ética personal de la profesional? ¿Existen los “destinos turísticos éticos”? y podría seguir enumerando preguntas, pero obviamente no me quedaría espacio, entonces para escribir nada más.

Para mí es muy fácil y a la vez muy difícil responder a estos interrogantes, que acabo de formularles, especialmente porque suelo trabajar en zonas rurales y naturales, en regiones y países en desarrollo, emergentes,….y uno se encuentra my a menudo, con estas dudas. Porque de hecho, uno es consciente, que el solo hecho de incorporar esta actividad económica, en la vida de muchas comunidades, se puede predecir el coste social, psicológico y ambiental, que va acarrear. Pero ante la tesitura, de no hacer nada y dejarles solos, en su camino a la migración forzosa,  o incluso a caer en manos de desaprensivos, especuladores o voluntarios no profesionales, yo me suelo inclinar por ofrecerles herramientas para poder desarrollar y gestionar su turismo, acorde a su decisión política y no a la de supuestos salvadores, en pro o en contra.

Es muy evidente, que el turismo provoca cambios sustanciales y que muchas poblaciones, no han sido conscientes de los costes y beneficios y otras simplemente no han tenido ocasión, para decidir.

Creo, que uno, tanto personal como profesional, empresario, político o ciudadano, debe ser y actuar con ética, como principio, sin discusión. Ahora bien, como las leyes, cabe la posibilidad de la interpretación y esto es el peligro, porque entonces el significado de ética y su aplicación diferirán mucho de unos y otros, permitiendo así su vulgarización y abriendo una puerta a la certificación, que permita, mediante pago, poderse colocar la bandera o logo, correspondiente.

Hace bastantes años, recuerdo que me entrevisto una de las periodistas más carismáticas de España (Victoria Priego) preguntándome que implicaba ser un eco-turista, en relación a su comportamiento en el medio natural y rural. Y mi respuesta la enfoque a que una persona educada o respetuosa con el medio ambiente, lo era, tanto en su ciudad de origen, como en cualquier lugar donde viaje, por lo que es en ese espacio, donde debería actuarse con más énfasis.

Los destinos turísticos, pueden ser escaparates de un comportamiento ético, pero esencialmente como consecuencia de una demanda social.

Para terminar, permítanme, incidir en un tema clave, como la incompatibilidad de ciertas actuaciones empresariales y publicas, donde se muestran escaparates atractivos (tipo R.S.C./E.), pero paralelamente se actúa, sin la menor ética. ¿No sería más lógico, no tener que compensar por las actuaciones negativas, sino actuando pesando en los resultados, tanto internos, como externos?

El debate no está ni mucho menos cerrado, sino abierto, porque queda mucho por hacer.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

www.forumnatura.eu

www.forumnatura.org

 

Sin categoría

Ecoturismo en el desierto

 

Piedras, arena, agua, verde y turistas en el desierto del Negev

 

Acabo de llegar de hacer un viaje al desierto del Negev, en Israel y aunque en unos días, podrán leer el reportaje, que estoy preparando, lo usare como excusa para este articulo, ya que uno siempre aprende de cualquier viaje.

Si bien es cierto que Israel no estaba en mi top ten, de destinos por conocer, esencialmente por su imagen política internacional, lo cierto es que cuando me llego la invitación para conocer el desierto, salto mi alarma inmediatamente, ya que admito tener una cierta predilección por los desiertos y he viajado a Wadi Rum (Jordania), Tassili (Argelia) y sur del Sahara (Mauritania) y otros como Cabo de Gata- Tabernas y Fuerteventura (España).

De una forma automática la motivación comienza a funcionar, en ese momento que uno lee dicha palabra, le provoca una atracción y un deseo de conocer, que posteriormente se transforma en unas expectativas, por una parte ya creadas (expectativas previas) y por otra, aquellas que se crean, por parte de quien lo ofrece.

He escrito, en numerosas ocasiones, sobre la importancia de definir las motivaciones y expectativas, para  asegurar el éxito del proceso productivo turístico, pero casi siempre, se dan por hecho y no se tienen muy en cuenta, relegándolo a un segundo término. Nada peor, sin duda, alguna.

Pues tomando este viaje como ejemplo o caso estudio, las expectativas de viajar a un desierto se asocian a un clima caluroso o muy caluroso, a una nula o casi nula presencia de agua, a dunas, rocas, a cielos nocturnos estrellados, un sol permanente y a encontrarse con una simple y mera formas de vida, asociadas a la supervivencia.

No se Vds., pero esto es lo que uno se imagina, antes de viajar y más si se sabe que el desierto del Negev, está al lado del desierto de Wadi Rum y de Egipto.

La particularidad de este viaje, es que se llamaba Eco-Negev y concretamente el primer viaje de ecoturismo en Israel (si mi memoria no me falla), alicientes suficientes para convencer.

Viajé por el desierto (lo podrán ver y leer), pude notar el sol y su calor, pero menos de lo esperado (cualquier sombra, hacía notar una brisa refrescante),  y la ausencia de agua, obviamente, salvo que ésta estaba escondida en el subsuelo, y los asentamientos del Negev, han invertido, al máximo, en conseguir agua, de hasta 1.200 m de profundidad, de canalizaciones inmensas, que cruzan el país y han creado granjas, huertos, centros de investigación y experimentales, reutilización de las aguas residuales y todo acompañado de un apuesta clara por la energía solar.

Quizás era extraño a diferencia de los otros desiertos, no encontrarse con alguna comunidad local, nativa, excepto cuando pude conversar con Soleiman, un beduino que hizo de su historia, un guion para comprender su pueblo (se lo contare, también) y que es un líder local del ecoturismo.

Asimismo, parece que se ha pasado de un pensamiento pionero, de explotación de los recursos naturales a un planteamiento de desarrollo sostenible, donde el ecoturismo, es parte de este concepto eco, agro, con energía solar, …pero a veces con algunos matices religiosos e incluso hippies, de algunos kibutzs.

Puede que como en la nieve, el desierto pase de ser un mal enemigo a un recurso, de gran valor para el turismo.

Les prometo relatarlo, con más detalles en este próximo reportaje y comprobaran si las motivaciones han sido aliadas de las expectativas y estas se han cumplido o no.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

Naturalae

www.forumnatura.org

 

Sin categoría

¿Qué quiere decir esto del ecoturismo?

Naturaleza, ruralidad, cultura, deporte,….¿y que mas?

 

Esta es una pregunta que suelo hacer mucho, cuando imparto clases, conferencias o seminarios, al conjunto de participantes o alumnos, porque en general, suelo adivinar la respuesta, aunque a veces me llevo alguna grata respuesta.

Pero en líneas generales, es curioso ver, como si no doy tiempo, para meditar, buscando la respuesta espontanea, la que conlleva unas determinadas expectativas y motivaciones, que son las base de la definición de los segmentos turísticos, pues puede uno encontrarse con casi tantas definiciones o conceptos, igual al número de personas presentes.

Apenas existe diferencias, con lo que se sobrentiende o interpreta por turismo rural, agroturismo, turismo deportivo (quizás eco-deportivo), cultural, comunitario, etno, etc….porque se mezclan en dichas respuestas, la tranquilidad, naturaleza, ruralidad, agricultura, ocio activo, cultura, temas sociales, relax, salud, deporte….En definitiva, no parece ni que haya unanimidad, consenso, ni puesta en común.
Imagínense que pasaría, si hiciésemos esta prueba a los consumidores de un país o mejor de diferentes países, con diferentes culturas de viaje.

La respuesta, creo se la pueden imaginar, ¿verdad?

Todo esto al final, trae como consecuencia, que las expectativas creadas, no tengan mucho que ver, con los servicios y experiencias prestadas y ocurren comportamientos, como los que relataba en mi ultima editorial O también lean esta noticia.

No me atrevo a culpar a nadie en particular, pero si a que los profesionales, deberían de comprender mejor los términos y conceptos que usan, porque en la fase de promoción y comercialización, se encontraran con brechas importantes de comunicación y claro con resultados en muchas ocasiones de frustración, cuando este gap o brecha, es más grande de lo esperado.

El mercado actúa, homogeneizando el concepto, al igual que está pasando con el conocido y también mal interpretado turismo rural, pero claro, al igual que en la economía global, tampoco puede ser que se imponga un concepto, solo porque una mayoría o una minoría con más fuerza comunicativa, lo entienda así.

Porque no hablamos de definiciones, teóricas, que se aplicaran a textos lectivos de turismo y medio ambiente, sino de palabras o denominaciones, que conllevan un concepto detrás y en este caso, que condiciona previamente las expectativas de los compradores y oferentes ecoturísticos.

Si alguien pregunta por solución, herramientas….lo primero que me viene a la cabeza, seria que cuando se utilicen términos, que puedan conducir a diferentes expectativas o que puedan dar respuesta múltiple a motivaciones, siempre se especifique la experiencia, que el consumidor y en este caso el turista, vaya a adquirir, independientemente de lo que uno crea o piense que crean los demás.

Y tengan en cuenta, que la clave conceptual del ecoturismo (y de otros productos y experiencias turísticas y en general del ocio), no radica, en que es lo que van hacer, sino la forma de hacerlo.

Permítanme, terminar, explicándolo: No es lo mismo hacer un sendero en un área natural, en 45 minutos y disfrutar de ello, que hacer un sendero, para descubrir una serie de elementos naturales, culturales, etc…en un tiempo indeterminado.

Espero que este articulo, pueda suscitar sus comentarios, cuestiones y que sea de utilidad.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

 

www.forumnatura.eu

www.forumnatura.org

Sin categoría

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda