Arturo Crosby - Forum Natura

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Mayo, 2011

¿Turismo Rural o Turismo de Playa? ¿Porque?

Hace unos días me llego una nota sobre turismo rural en las playas españolas, señalando que los clientes que lo habían adquirido tuvieron una gran satisfacción, ya que podían combinar el disfrute de la playa, para una parte de la familia que iba en su búsqueda y lo rural, para la otra parte. De hecho, muchas de los alojamientos turísticos rurales, que se ofertan con playa, ofrecen por lo general, ambos entornos: uno más verde, enfocado a lo que podríamos denominar su “hinterland” natural y cercano y otro, que se refiere a la playa y el entorno del litoral, ya que la demanda de estos lugares y ofertas, no son los clientes prototipos del “sol y playa”, sino mas bien, los segmentos demanda del turismo rural, que tienen una motivación “verde” o de ”naturaleza”, pero que no son consumidores de esfuerzo (ni mental, ni físico) sino más bien de grandes sensaciones y percepciones, que puedan contar y compartir, a posteriori.

Se puede apreciar también, en muchas webs y portales, como se ofertan casas y hoteles rurales, con playas, pero a cierta distancia de dicho recurso, tanto como 10 o hasta 30 km.

Ya se ha hablado mucho de definiciones y conceptos del turismo rural, que básicamente se resume o se agota, con la definición del “medio o espacio rural” o la “ruralidad” como motivación principal del viaje.

En líneas generales, podemos afirmar que existe un arquetipo, con sus expectativas pre-concebidas asociadas, sobre el paisaje esperado del turismo rural, que no coincide con la playa, per se. Ahora bien, basta con conocer por ejemplo el norte de España (Cantabria, Asturias, Galicia, País Vasco) o incluso ciertas playas de Andalucía, donde lo que podríamos observar como ruralidad, se funde de una forma natural, con el paisaje litoral y esto se observa mucho mejor, en aquellas zonas de playa donde apenas hay un desarrollo turístico o inmobiliario.

Esto mismo, puede verse en muchos países latinoamericanos (Colombia, Nicaragua, Ecuador, Perú…), donde existen todavía bastantes playas, con núcleos rurales, que desarrollan solo un turismo de playa en base a los “low cost”, “Spring breakers”, etc…perdiendo muy buenas oportunidades de encontrar un interesante nicho de mercado. Claro que ya, algunos pequeños inversores europeos y americanos, se han dado cuenta y han puesto su primer pie, en el terreno.

Si profundizamos mas en las vistas, es fácil observar vacas, caballos, cabras,….pastando a pocos metros de algunas playas y acantilados o incluso, penetrando en la misma línea de las playas.(y no para darse un chapuzón)

Si bien tanto ecológicamente como paisajísticamente, existe una línea muy definida de transición entre un entorno y otro; los usos del suelo, han transformado ese transecto.

 

Desde luego no les hablo, en este artículo, de un turismo rural, en sitios, como Benidorm, Sitges, Gandía, Cancún,…donde si podrían desarrollarse productos de ecoturismo…sino de espacios con poca intensidad de desarrollo urbanístico.

También, es cierto y basta con entrar en la Red o viajar un poco, para observar que existen suficientes iniciativas turísticas que sirven de ejemplo, para demostrar, lo que les afirmo en este articulo.

Si hablamos en términos turísticos, me plantearía mucho la denominación de “turismo de interior” identificándolo con el rural, porque además, tengo mis dudas de la percepción de ese término, por parte de la demanda turística.

Creo, que las playas y el turismo rural, no solo son compatibles, sino que ambos, se auto generan un valor añadido, muy relevante, para acceder a un muy importante nicho de mercado, que suele ser además un turismo cautivo y con gran fidelidad.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

www.forumnatura.eu

www.forumnatura.org

 

Sin categoría

¿Para ser sostenible, es imprescindible ser competitivo?

Competitividad versus Sostenibilidad

Si alguien se molesta en analizar los conceptos y definiciones de sostenibilidad y competitividad, verán que tienen un paralelismo e interdependencia bastante importante y así lo he defendido en muchas conferencias y seminarios.

Ahora bien, es evidente y basta mirar el caso del Mediterráneo, para saber que es posible ser competitivo, sin ser sostenible, claro que siempre que no tengamos en cuenta el entorno o territorio, capital social y demás elementos inherentes a una localidad, región o país.

Nuestro Mediterráneo ha sobrevivido, gracias a la demanda y a hechos coyunturales (Conflictos regionales), maquillando así sus graves problemas estructurales, pero es obvio, que la falta de sostenibilidad, funciona a un corto plazo, pero luego se paga, con grandes intereses.

En el ultimo Foro Hosteltur, sobre competitividad turística, me llamo la atención varios temas relacionados y me sorprendió ver tan gráficamente, lo que se denomina “green washing” en el turismo.

En la intervención del Joan Gaspar, representante del empresariado turístico español, argumento que las empresas necesitan un camino limpio de obstáculos para avanzar y ser competitivas y que la conocida ley de costas española, era un gran impedimento para ser competitivos (no son frases exactas, sino argumentos). Caray, que se diga por una parte la importancia de la sostenibilidad (no lo dijo muy alto, la verdad) y luego, que diga que la ley de costas debería ser mucho más light y solo afectar a aquello, que no suponga, merma en el negocio, me parece una política mucho mas de green washing, que otra cosa, ¿o no?

Sin embargo el Sr. Escarrer (Sol Meliá), afirmo en varias intervenciones, la necesidad de ser sostenibles y de alguna forma lo relaciono con su éxito de competitividad. Y creo que es una cadena, bastante rentable.

Posiblemente, si el entorno del Mediterráneo, hubiese cumplido con unos buenos e inteligentes conceptos de conservación y desarrollo, a nivel territorial, ahora podríamos haber tenido el paraíso europeo, pero con climas del sur.

Hay que recordar, que Hoteles u Hostelería, no son el Turismo, como algunos siguen confundiendo. El turismo es mucho mas, bastante más y tal vez, por ese erróneo concepto, esta actividad productiva, no ha tenido todavía el peso político y social, que debiera en una potencia mundial, como es España.

 

El Sr. Catalán (Hoteles AC), afirmo que el turismo rural nunca podía ser rentable y que representaba una cantidad insignificante en la oferta turística del país. Bueno, no estoy muy seguro, que él sepa, lo que es y lo que implica este subsector, pero voy a permitirme poner algunos datos, sobre la mesa: El turismo en las zonas rurales, nació como una respuesta política europea, ante una situación de éxodo masivo, de la población rural a las grandes urbes. El turismo en el espacio rural español (al menos el 85% del territorio del país) supone, unas 160.000 camas turísticas, cifra, que creo no es insignificante, porque de eso deriva una economía, que con el efecto económico multiplicador de esta actividad, imaginamos su repercusión en el territorio.

La rentabilidad empresarial de este subsector, también lo considero dudosa y creo que casi el 80 o 90% no son rentables, como negocio, pero como he afirmado en varias ocasiones, es necesario sumar, la rentabilidad social, ambiental y emocional de este negocio, ya que si hablamos de una rentabilidad turística a nivel territorial, creo que el balance es positivo, aunque estemos todavía en un 5 sobre 10.

Si se pretende un turismo de calidad, que genere ingresos económicos, que se traduzcan en beneficios y que por tanto impacte positivamente a nivel económico, social y ambiental, es necesario ser sostenibles a medio y largo plazo. Pero para ser sostenibles, es imprescindible ser competitivos, ya que de otra forma, nos quedaríamos sin negocio y se rompería el sistema. Creo que la única forma de comprender bien este significado, es disminuir el zoom de nuestra visión y verlo de una forma más angular, teniendo en cuenta que los resultados, se deben medir, a nivel de entorno, territorio, ya sea localidad, región o país.

Y si es así, juzguen su propio caso y coméntenlo: ¿Cómo lo ven y que harían?  Pues háganlo.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

www.forumnatura.eu

 

 

Sin categoría

Ecología, Paisaje y Turismo

Ecología humana para la creación de experiencias turísticas

 

Puede que para alguna gente, les suene raro o quizás evidente, pero les explicare el porque de este título. Ayer 12 de Mayo, asistí a la presentación de un libro, que recopila las obras del gran maestro y catedrático en Ecología, el profesor Fernando Gonzalez Bernáldez, obra que sin duda recomiendo, para comprender y aprender de una forma amena las visiones sobre Ecología, Paisaje y Relaciones Humanas.

Gonzalez Bernáldez fue el culpable, de introducirme en lo que se podría denominar ecología humana y esta temática, me introdujo, sin saberlo, en el turismo. Tengo el privilegio de ser o atreverme a decir que soy discípulo suyo, porque además fue la persona que me firmo, mi primer contrato, nada más terminar la universidad, pudiendo llevar a cabo el Primer Estudio Piloto sobre Turismo Verde (1982-83), con una experiencia muy interesante de percepción de paisajes, por los turistas (diferentes segmentos de edad, genero,…).

Muchas veces cuando escucho, teorías sobre lo que implica la experiencia turística, basada y llevada a cabo en el medio rural y natural, me hace remontar a estos orígenes de ecología humana, donde se analiza las diferentes relaciones, existentes en un ecosistema, pero con un cierto énfasis en las relaciones con los humanos, ya sea por vía cultural y/o social, porque la mayoría de nuestros paisajes (escaparates de nuestros territorios) están alterados o influenciados por el hombre, es decir son paisajes antrópicos.

Nada más terminar mi universidad, me atreví, con muy buen resultado, a impartir un curso de ecología humana, para el Lewis & Clark College de Oregon (USA), en el que los estudiantes tenían que pasar unos 10 días, en pueblos remotos de Almería y Granada (Andalucía), analizando la relación entre paisaje, arquitectura popular/local, comidas-gastronomía, usos del suelo, tradiciones, adaptación y evolución al medio, …y presentar luego un informe de conclusiones. Algo, que les cambio mucho, su forma de ver los paisajes y el entorno rural y natural.

Precisamente este enfoque me llevo, directamente a entrar en el turismo, fomentando una tipología de turismo, algo inédita, el denominado “turismo verde”, en especial en un país, potencia mundial, del turismo de sol y playa, totalmente ajeno a estos conceptos.

Hoy en día, tan de moda en todo el mundo; por su estandarización y evolución, ha perdido bastante esa concepción por la que nació, en cuanto a la motivación principal.

Por ello, quiero aprovechar este artículo, como una reivindicación, sobre Ecología, Paisaje y Turismo, porque sin duda alguna ayudara a poder diseñar y crear las denominadas experiencias turísticas, tan habladas, demandadas y tan poco entendidas y mucho menos desarrolladas.

Si se quiere lograr una diferenciación, enfatizar lo autóctono y mejor aun, lo endémico, no duden que retomar esta concepción, les servirá de mucho.

Como siempre inducia Gonzalez Bernáldez, la sabiduría del paisaje, es interpretada coherentemente por sus habitantes y por ello enfatizaba la labor de pastores (que también podrían ser chamanes, lideres comuneros, …), como traductores de la memoria histórica, de ese entorno rural-natural. Es decir auténticos guías, para privilegiados visitantes.

Guías en peligro de extinción, que habría que recuperar para seguir preservando estos paisajes y poder ser también disfrutados por una demanda turística, realmente privilegiada.

Un cordial saludo y pongan su granito de arena

Arturo Crosby

www.forumnatura.eu

 

Sin categoría

El Poder del Conocimiento, en Turismo: talento, mas que informacion

El conocimiento se transforma en poder, cuando hay una buena gestión del mismo

Llevamos tiempo, escuchando sobre el poder de la información, asumiendo que aquel que la posee, tiene la fuerza para utilizarla, de acuerdo a sus fines, pero hoy en día, obtener información, no es difícil y de hecho, es muy abundante, quizás demasiado, gracias a Internet.

Ahora bien es un craso error, pensar que tener información y cuanto más, mejor, nos garantiza ese poder, tanto para adquirir conocimiento, como para poderlo aplicar. Este mismo espacio compartido por todos, que es la Red, contiene contenido informativo, que no es relevante y que en muchas ocasiones es incluso inservible (partimos de la premisa, que todo puede tener un uso, si se sabe gestionar), más que nada por el tiempo invertido, que posteriormente no genera los resultados esperados.

En turismo en general, apenas se le ha otorgado valor al “conocimiento e inteligencia” , salvo por el sector educativo, que en teoría es el proveedor fundamental del mismo. Si nos referimos, más específicamente al turismo rural, ecoturismo, ….existe una brecha o gap, de conocimientos todavía mayor, que en el turismo convencional, notando que un importante porcentaje del empresariado, no lo considera como algo, que le genere valor y mucho menos si tiene que gastar, versus invertir en ello.

Precisamente hace unos días, dando una conferencia,  comentaba que en turismo rural, se lleva muchos años, haciendo lo mismo y casi siempre, por los mismos, pero esperando resultados diferentes y esto es algo que hace mucho tiempo Albert Einstein, ya dijo que era imposible. Sin embargo se sigue reclamando y protestando, pero muy pocos quieren asumir el riesgo, de invertir en conocimiento y atreverse a innovar, para adaptarse e incluso anticiparse al juego del mercado.

Ahora, que parece que la moda, es decir que hay que ser creativo e innovador y que esto  se traduce prácticamente en crear webs vistosas y aplicar nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC’s), pocos se dan cuenta, que éstas, son herramientas para conseguir cumplir unos objetivos, establecidos y no un resultado o fin, como a veces se mal entiende.

Aunque se pueda conseguir la mejor web, será solo un buen escaparate, donde colocar los productos, pero obviamente un producto, no solo lleva mucho por detrás, sino también es necesario saberlo promocionar y comercializar (y claro, esencial que el producto sea bueno o el esperado por la demanda). En muchas ocasiones, existe una mala interpretación de la realidad, con un conformismo promocional, pensando que el proceso, termina con el diseño de la web.

Haciendo caricatura, es como haber conseguido un buen o bonito escaparate, localizarlo en una calle (que por ejemplo no salga muy cara) y esperar a que los compradores pasen por ella, sin tener en cuenta, no solo el número de compradores que podrán o que suelen pasar, sino todavía más importante, si este trafico de clientes, serán los que responderán a nuestras motivaciones. Y así, podríamos seguir con muchos ejemplos, que fácilmente se observan, visitando webs de muchos establecimientos y ofertas o destinos turísticos. ¡Hagan la prueba y cuéntenme!

El poder del conocimiento, se transforma en talento, cuando existe una buena gestión del mismo. Es evidente y se puede comprobar en determinados sitios o destinos turísticos, muchos de ellos emergentes, localizados en entornos, fuera de mercado (poco maduros, no posicionados, etc.) están consiguiendo posicionarse, de una forma muy inteligente y sobre todo eficiente.

Sin duda alguna, es fácil de intuir y comprobar que están invirtiendo en conocimiento, arriesgando con formulas innovadoras y además utilizando TIC’s, para obtener sus resultados, al mínimo coste posible.

Así, me atrevo afirmar que el poder del conocimiento, radica esencialmente en uno mismo, en el inconformismo positivo o la necesidad que obliga  a tomar decisiones de cambio de actitud, que es el primer paso, para comenzar a dejar de repetir lo mismo, para conseguir lo mismo.

Un reto, no tan difícil, que requiere esencialmente inteligencia emocional, que va unida al carácter emprendedor de las personas que quieren desarrollar y desarrollarse.

Seria, interesante, plantear un evento sobre este tema: ¿Cómo lo ven?

Un cordial saludo

Arturo Crosby

www.forumnatura.eu

 

Sin categoría

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda