Arturo Crosby - Forum Natura

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Marzo, 2011

Biocombustibles parael Turismo: ¿No será peor el remedio, que la enfermedad?

Con todos mis respetos, pero a veces, como dice el dicho, es “peor el remedio que la enfermedad”. Si los cultivos para biocombustibles, compiten en espacio y tiempo, con la agricultura productora de alimentos (por ejemplo), si se deforestan áreas  de bosque en pro, de cultivos para combustibles “eco”, se conseguirá, en un corto plazo, que la producción alimentaria, la conservación de la biodiversidad, básica y esencial para cualquier región o país, desaparezca o se reduzca muy drásticamente, teniendo que importar entonces dichos productos alimenticios, con un consecuente encarecimiento de los mismos.

Si, como es obvio, parece que la producción de biocombustibles, hace más rentable un cultivo, que si se destina a la agricultura tradicional u orgánica, tengan por seguro, que dichas plantaciones, no podrán tener sello ecológico, porque dudo mucho, que se planteen producciones sostenibles, fertilizantes orgánicos u otro tipo de gestión ecológica, del suelo.

Seguro, que será un buen negocio, para los grandes terratenientes, que podrán dedicar sus tierras al nuevo eco-petróleo y abandonar otros, menos rentables, incrementando cada año, el territorio cultivable. Es decir la famosa y defenestrada agricultura intensiva.

No obstante y para compensar, habrá que recordar que son iniciativas empresariales ecológicas, bajo un marco de economía verde, ya que contribuyen a la reducción de emisiones de anhídrido carbónico a la atmosfera y si las criticas aumentasen, pues se diseñara algún programa de RSC a medida y maquillar cualquier desajuste ambiental y territorial.

El interrogante que se plantea es, que si tenemos en cuenta el concepto y metodología de coste/oportunidad y coste/beneficio, no tengo seguridad de cuál sería el resultado, para los biocombustibles.

Tal vez, las compañías aéreas que están apostando por esta línea de trabajo, como Brittish, Iberia,…deberían reflexionar sobre ello y si el resultado de coste/beneficio/oportunidad, es realmente positivo, plantearse, como mínimo un control severo de las plantaciones dedicadas a esta producción, en aras de monitorizar la cadena de producción de este potencial bio-producto, exigiendo unas garantías en el proceso y evitando tener que inventar programas RSC compensatorios.

Creo, que la rentabilidad global, es más alta, si se piensa en productos de reciclaje (véase basuras, restos de otras producciones, terrenos no productivos y abandonados, autoconsumo para destinos turísticos…) y si como afirma el presidente de Iberia Antonio Vázquez, que la lucha “contra el cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta nuestra industria.(Hosteltur.31.03.11), entonces le convendría tener en cuenta alguno de estos puntos.

Un cordial saludo y me gustaría abrir con los lectores un debate, que seguro, esta, en más de una cabeza.

 

Arturo Crosby

http://www.forumnatura.eu

 

Sin categoría

¿QUE ES EL TURISMO SOSTENIBLE? ¿Saben de que hablamos?

Vivimos en una sociedad totalmente mediatizada y la actual crisis de inestabilidad en el Oriente medio, esta desviando todas las atenciones hacia esa zona geográfica y en esa temática de conflictos violentos, que junto con el tsunami y alerta nuclear de Japón, dejan poco margen para otros problemas tan actúales y que afectan a todas las regiones y países, necesitadas de desarrollo local.

La reciente noticia publicada en El País, sobre una sentencia en contra de una macrocomplejo turístico de lujo, en un área natural protegida (Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC) en el municipio español  de El Gordo (Cáceres)  y la consecuente huida de la activista que lo logro, pone de manifiesto que algo no marcha bien.

Se habla desde hace tiempo de desarrollo sostenible, turismo sostenible, pero parece que la realidad, nos enseña, que los discursos políticos, proclamas y disertaciones académicas, están muy lejos de la realidad territorial y si no léanlo en esta noticia.

Eso debería ser evidente, que existe una compatibilidad entre la conservación del medio natural y el desarrollo productivo, en este caso el turismo. Y creo, que existen un número de casos que así lo demuestran, pero una cosa es la visión y actuación a nivel particular empresarial, ya se apositiva o negativa y otra la actuación a nivel territorial o destino, que puede o no coincidir con la primera.

Si existe una zona de especial protección, entiendo se debe a unas características ambientales, que determinan su prioridad en la conservación y por tanto debe primar sobre actuaciones posteriores. Pero según parece existe una costumbre arraigada en la sociedad, de poder acomodar las normativas y legislaciones, acorde a los intereses, supuestamente de beneficios para la población y territorio.

Se sigue utilizando la dualidad, de a mayor desarrollo urbanístico, mas lujo…. mayor generación de riqueza a nivel local, con incremento del empleo local, infraestructuras públicas, y alguna que otra promesa.

El traje verde, a medida, que se suele diseñar para algunos proyectos, pone en tela de juicio la sostenibilidad, per se y esto es una lástima, porque discrimina un desarrollo sostenible, tan necesario. Y cuando digo sostenible, también digo productivo, en busca de competitividad, que tampoco es el “purismo teórico”, que hace imposible la rentabilidad de las pequeñas empresas.

Existe, todavía un malentendido entre conservación y desarrollo, porque precisamente un desarrollo turístico competitivo, precisa de un entorno de calidad y bajo este concepto, se enmarca, no solo la integración del proyecto en el paisaje y  medio natural, sino además hay que tener en cuenta la capacidad de carga, o mucho mejor dicho, la capacidad de gestión a nivel social de dicho proyecto, que conlleva también la densidad turística de una zona, ya que ello determina sin duda el posible nivel de satisfacción de los visitantes, al menos de ciertos segmentos de demanda, cuyas expectativas, no coinciden con las del turismo mas masificado.

La verdad, es que existe también un turismo rural y ecoturismo, que se acerca mucho más al turismo convencional del sol y playa, pero trasladado a estas áreas rurales y naturales. Eso, si con un buen lavado previo de “green washing”, para que pueda ser consumido, con la conciencia tranquila y claro, biodegradable. ¿Saben a lo que me refiero?

Un cordial saludo

Sin categoría

¿SE LLEGARAN A LAS 200.000 CAMAS EN TURISMO RURAL, EN ESPAÑA?

MAS DE 160.000 CAMAS DE TURISMO RURAL, EN ESPAÑA

¿Pero, que es el turismo rural para la demanda?

Según el INE (Instituto Nacional de Estadística) en España hay 14.300 alojamientos  y unas 131.000 plazas de turismo rural. Haciendo una comparación, diez años atrás, había 5.500 establecimientos y unas 43.000 camas turísticas rurales. Pero es que hace algo más de 2 décadas, quizás habría unos 2.000.

Bueno esto es lo que dice el INE, a nivel estatal, pero claro, nos olvidamos de un dato: ¿Qué es turismo rural para el INE? O ¿qué alojamientos turísticos, se consideran rurales? ¿Todos los localizados en el medio rural? Desde luego que no, porque entre otras cosas que es o que comprende el medio rural y en España?  Pueblos o municipios con menos de 10.000 habitantes? ¿Por qué?

Esto incluye los campings, por ejemplo? O es que los campings, no son alojamientos rurales?

Creo que la motivación principal, es la que define el segmento turístico y no la definición geográfica, nos guste o no. La demanda es quien decide, si un establecimiento lo considera rural, de naturaleza, verde,…o no. En otros sectores productivos, esta cuestión está muy clara desde hace ya, bastantes años. En esté, parece que todavía nadie se atreve.

Pues si aplicásemos este concepto el número de camas turísticas rurales, muy seguramente pasarían las 160.000 y a pesar de sobresaturación en ciertas zonas, todavía siguen apareciendo nuevos inversores.

Hace unos días, leí un artículo de Xavier Canalis, que hablaba de esto y de la problemática de la categorización o más bien de la necesidad urgente de una clasificación, que ayude al mercado, a sobrepasar las diferentes normativas de las comunidades autónomas. Yo dije hace tiempo, que hace ya unos 8 años, una gran mayorista de unos grandes almacenes españoles, algunos portales, en especial de otros países europeos, también lo habían resuelto, homogeneizando las categorías, de tal forma que sus clientes lo comprendiesen.

Pero vuelvo a insistir, la apuesta por una “marca”, “emblema”, “logotipo” o “seña de identidad”, debería ir enfocada mucho más al branding que a la normativa.

Si Vd tiene un negocio turístico, busca una rentabilidad. ¿Dígame que prefiere: un logo institucional o asociativo, que obviamente paga por él y debe seguir después? O digamos, un logo de un operador turístico fuerte, que le puede traer clientes y le da prestigio y credibilidad en la demanda potencial?

En otros países europeos con más tiempo, en este sector, existen establecimientos con más de un logo, local, nacional e internacional, que conviven y que cada uno le da acceso a segmentos y mercados diferentes.

La calidad es obligatoria, pero no tiene porque ser la impuesta y siempre debe ser voluntaria y desde luego el turismo rural, necesita una o varias marcas, que le ayuden a definirse mejor, ante el mercado nacional e internacional.

Un cordial saludo

www.forumnatura.org

Sin categoría

Destinos Turísticos,amenazados por cuestiones ambientales

Es conocido la fragilidad que tiene el sector turístico, en cuanto es influenciado o atacado por variables o factores externos y no digamos si nos referimos  a los internos, cuestión no resuelta en muchos destinos, poco sostenibles y que en cualquier momento podría estallar en conatos de no aceptación de ciertos modelos poco sociales y poco o nada sostenibles, que ya está demostrado, que tienen fecha de caducidad y solo avisa, cuando la situación pueda ser irreversible.

 

Pero además en turismo, hay que tener en cuenta, que la percepción negativa por la demanda, es mucho mayor que la realidad, per se. Y si a esto le añadimos, ciertas connotaciones, producidas por los medios de comunicación genéricos, el resultado final, es la suma de todos estos elementos, pero con el añadido de que los segmentos de demanda son fácilmente contagiables por otros y al final, es la demanda global, la que deduce un destino, como no visitable o si.

 

Hace una semana, publicamos la noticia de la posibilidad de retorno de un tipo de malaria en Alemania, producido por el aumento de la temperatura media, como consecuencia de un calentamiento global. Imagínense, como afectaría a los destinos turísticos alemanes. Posiblemente algo similar a la famosa gripe A.

¿Y qué pasaría si el clima frio del norte de Europa, se suaviza e incrementa el número de días soleados? La motivación de viajar al sur en busca de clima más benigno, se iría disipando.

 

Si hablamos de inversiones turísticas de millones de euros, tengan en cuenta que ya se incorpora la variable de riesgo ambiental y esto genera o resta valor al destino objetivo, sin duda alguna.

El efecto derivado del cambio climático, no es del todo conocido, por la multitud de variables, impredecibles, pero si se pueden configurar escenarios posibles y probables, que son las técnicas que se suelen utilizar.

 

Ahora bien, si el terrorismo, la violencia o los conflictos sociales,  (como pueda ser el caso de la revueltas del Magreb) son hechos puntuales, que perjudican a muchos destinos (y favorecen, coyunturalmente, a otros. Aunque es pan para hoy y hambre para mañana), los fenómenos de cambio ambiental, no son puntuales ni coyunturales y su efecto en cadena, pueden tener un desarrollo multiplicador, a veces impredecible.

Solo piensen en el resultado del encarecimiento del petróleo y como está ya afectando al sector.

Es de facto, el tema energético, un factor clave y estratégico para los países y en concreto para el turismo, tan dependiente de los recursos no renovables. ¿Qué ocurrirá, cuando escaseé mas el petróleo o el gas y los sectores productivos, compitan por su cuota? ¿Cuál será el verdadero peso del turismo?

Como actividad en crecimiento, especialmente en las economías emergentes, el turismo representa un tercio de las exportaciones de servicios y hasta más del 7% del empleo en todo el mundo.

Es un hecho actual, que la demanda global de energía para 2050 podría triplicarse respecto al año 2000, por un aumento de población, consumo energético y recursos naturales, es decir,  incremento de la demanda y disminución de oferta.

Y es obvio, que muchos Destinos Turísticos, están amenazados, por cuestiones ambientales, derivadas del Cambio climático global y la mala gestión energética, que van parejas.

Pero también es importante, señalar, que por pequeño, que sea un “destino turístico”, se pueden diseñar políticas de prevención, adaptación  e incluso de oportunidades, frente a esta amenaza real y muy cercana.

Una reciente conferencia de Manuel Marin (Ex Presidente del Parlamento de España, Comisión Europea,…), sobre Seguridad, Modelo Energético y Cambio Climático, me termino de abrir mas los ojos.

 

¿Necesitan más, para comenzar a actuar, en sus destinos, municipios o negocios turísticos?

 

 

Un cordial saludo

 

http://www.forumnatura.org/blog_proc.asp?ID=892

 

 

Sin categoría

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda