Apuntes Psicológicos

Blog en Monografias.com

 

Tiempo para vivir

Tal vez sea la cercanía de la navidad o del inicio de un nuevo año, siento que es un momento de detenerme a pensar en cuanta gente alrededor esta intentando brindarse y brindarme amor. Puede parecer que las terapias de diversas índole y las filosofías de uno o más dioses y caminos aliviana el malestar. probablemente eso sea así, sin embargo existe mucha distancia entre reducir un mal y acercarse más a la felicidad.

Puede parecer trillado decirlo, pero el bienestar lo construye uno mismo (según creo y siento) cuanto menos nos preocupamos de construir y más de amar sin condiciones. A riesgo de sonar como libro de autoayuda, quisiera pedirle a todo aquel que lea esto que dedique un tiempito a sonreir, escucharse, comentar cosas divertidas, abrazarse, decirse cuanto se aman de la forma en que puedan, es decir aprovechen el tiempo para ser felices e iniciar una nueva conducta (esto va para los colegas que els encanta los cliches psicológicos) que sea suceptible de crecer pues de seguro será reforzada por alguien que también haya puesto como principio el brindar mucho amor hoy mañana y en los días que vendrán.

Abrazos a todos y feliz navidad.

Sin categoría

Crisis de valores aumenta en la actualidad, ¿realmente es así?

Una de las frases de mayor mención en mi país (Perú) y de seguro en otros es el de la pérdida de valores. Con total honestidad (y ojo, esta es una apreciación absolutamente personal), es que estamos perdiendo tanto como lo que perdimos anteriormente, claro que hoy dicha “disminución” esta a vista de todos.

Recuerdo la frase de un padre, de unos cincuentaitantos años, quien en medio de un  taller me dijo lo siguiente “que sabe usted sobre crianza de hijos, yo le aseguró que lo que yo enseñe a mis hijos mayores con una cachetada no puede enseñarlo usted ni con todas sus terapias diarias”. Algo de razón tiene este señor, lo que el consiguió a través de cachetadas (de hondo contenido opresor y atemorizante) no lo pude lograr jamás. Opte por usar el diálogo y la asunción de consecuencias (no violentas) para ayudar a que su hijo pueda sentirse más cómodo al relacionarse con los demás.

Cabe resaltar que no estoy afirmando que la crianza basada en los valores este en su mejor momento, o más aún no pretendo discutir que no exista tamaña crisis. Lo que pongo en relevancia es lo intrascendente que resulta discutir si esta etapa es mejor o peor que otra. Lo único aparentemente claro es que las consecuencias de esta etapa (las agradables y las desagradables) son de más fácil conocimiento de todos gracias a lo masivo de los medios de comunicación. Sostengo que ahora no hay más suicidios que antes, solo que ahora sabemos que los son y tenemos a cuenta la cantidad más o menos exacta gracías a los sistemas de registro y difusión. Y realzo la importancia de regresar la discusión al planteamiento de soluciones que nos ayuden a favorecer la felicidad de las personas, antes que continuar en una discusión insulsa sobre si “lo pasado fue mejor”.

Todo problema o crisis difícilmente puede ser identificado si no observamos hacia dentro y hacia afuera de nosotros mismos. ¿Cómo puedo entender que le pasa a mi hijo al llorar si solo me quedo con la imagen de él sollozando?, ¿cómo entiendo las razones si no se las pregunto, si no lo observo, si no lo escucho?. ¿Cómo puedo dar una respuesta acertada sin antes manejar la incomodidad derivada de saber que debo hablar cara a cara con él? .

Todo proceso en el que intentamos ayudar a ser feliz a alguien trae consigo varias minicrisis de valores. trae consigo la necesidad de romper la individualidad y unirse a alguien en sentimiento y propuesta de cambio. la mejora de mi hijo lleva de la mano la posibilidad de que el padre aprenda una nueva forma de comunicarse, de interactuar y de acercarse a su propia felicidad.

Si todo lo planteado en este post es válido, ¿creen ustedes que es necesario seguir discutiendo que tiempo fue más caótico?. personalmente creo que no.

Sin categoría

VIOLENCIA CONTRA NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

Revisemos hoy de forma breve algunos aspectos considerados entre las causas y consecuencias de la violencia contra los niños, niñas y adolescentes.

Respecto a las causas, podemos considerar:

  • La dificultad de algunos familiares para controlar sus reacciones las cuales se muestran en comportamientos agresivos. En ocasiones estas personas no solo muestran formas rígidas y autoritarias de ver el mundo, sino que tambien  les es muy complicado ponerse en el lugar del niño o joven, siendo por ello muy poco probable que entiendan lo que sienten.
  • Otra causa de violencia es también el consumo de alcohol y/o drogas por parte de la persona que cuida a los niños y niñas, aunque en estos casos considero que la droga es solo un estímulo a las características intolerantes ya existentes en el/la agresor/a.
  • Por otro lado, tambien existen  padres o cuidadores que usan la violencia de diversas formas como instrumento de corrección. Esto, guarda en muchos casos relación directa con vivencias previas de los propios padres, es decir con un historial de niñez donde la violencia fue un elemento constante  . Respecto a este tipo de situaciones es bueno remarcar que no se trata solo de un “aprendizaje de conductas”, sino basicamente de un “aprendizaje de modelos”, donde más alla de la conducta, el/la agresor/a  aprendió formas de conceptualizar sus relaciones, estando entre ellas ideas como  “los padres somos dueños de nuestros hijos”, y  ”ellos deben hacer siempre todo aquello que les decimos”.
  • Finalmente hay aspectos que si bien no causan directamente la violencia, si estan relacionados. Estos son una pobre educación y la falta de dinero para satisfacer necesidades como alimentación, vivienda entre otras. Estos, si bien no tienen por que generar que los niños sean gritados o golpeados, si suelen ser incentivo a la intolerancia de los padres, cuidadores y del entorno social en que se desarrolla la familia “violenta”.  Consideremos finalmente respecto a las causas, que estas no solo se expresan en violencia física, psicológica o sexual, sino también puede canalizarse en desinterés por el cuidado de los niños, niñas y adolescentes (violencia por negligencia).

Pasemos ahora a dar una breve revisión a algunas de las consecuencias de la violencia, las cuales  mencionamos en el siguiente cuadro:

FÍSICAS

PSICOLÓGICAS

SOCIALES

  • Baja estatura y peso (por pobre cuidado de su salud)
  • Golpes, heridas, moretones, quemaduras, huellas de cabello arrancado.
  • Lesiones internas (cerebrales, sangrados)
  • En caso de abuso sexual existe sangrado o huellas de lesiones en la zona genital.
  • Se distraen con facilidad
  • Tienen reacciones agresivas, aparentemente solo hacen caso cuando se les grita o pega
  • Lloran con frecuencia y a veces sin motivo.
  • Tienen bajas notas, les cuesta aprender.
  • En algunos casos se siente responsable de la violencia que recibe.
  • Se siente mal por tenerle cariño a la persona que lo maltrata (cuando se trata de un familiar o persona cercana).
  • Le es difícil aceptar afecto de otras personas.
  • Pueden mostrar problemas como depresión o ansiedad.
  • Se aíslan, no quieren participar en actividades con otras personas.
  • Tienen miedo de personas, sean o no de su familia o de hablar sobre la situación de violencia.
  • Pueden tener comportamientos violentos a futuro, hacia su familia o comunidad (robo, pandillas, etc.)

Para terminar, es bueno reflexionar nuestra injerencia en la violencia contra nuestros niños y niñas. Tengamos siempre en cuenta que en varias ocasiones nosotros podemos ser parte de las causas y consecuencias, ya que si bien no somos personas “agresoras”, si somos parte de un entorno donde esta ocurre y, por eso es tan importante que no nos quedemos sin hacer nada frente a dicha situación.

Sin categoría

EL PROTAGONISMO DE LOS NIÑOS Y NIÑAS

Muchos de nosotros hemos escuchado hablar del protagonismo infantil. Al refereirnos a este tema solemos pensar en “liderazgo” y “espacios de participación”. El protagonismo infantil es la acción o conjunto de ellas en las cuales el propio niño o niña ejerce su capacidad de opinion y decision frente a diversos aspectos de su vida y la de su entorno. Los terminos asociados a ellos reflejan dos condiciones que debe cumplirel niño y niña para ser considerado protagonista: liderar y participar. Todo esto, parece ser reinvindicativo a simple vista, sin embargo su cumplimiento reviste un gran problema: el protagonismo del niño y niña esta muchas veces dirigido por los intereses de otras personas con mas poder (entendiendo por poder a manfestaciones intelectuales,capacidad para infliuir socialmente, entre otras condiciones y no solo la supremacia fisica) o el protagonismo es ejercido por el niño y niña en un espacio “diseñado” para que el y ella sean protagonistas, pero donde sus decisiones no generan cambios reales en su entorno. Estos espacios suelen ser algunos incluso ya instaurados politicamente cuya cobertura mediatica suele ser intensa, siempre enmarcada en una suerte de regocijo derivado de ver a los niños y niñas expresando lo que piensan y sienten “tan igual como lo hacen los adultos, a pesar de no serlo aun”. Mi reflexion es la siguiente: ¿cuantos de estos espacios no son una replica a menor escala de los espacios generados por las personas con mayor poder de decision, con reglas fijadas por ellos, pero que sin embargo carece de ese poder que hace de ese espacio un momento util para el cambio social?.

Es importante que los niños y niñas, por su condicion de personas ejerzan su liderazgo, participen de todo aquello que les interese, que les ayude a sentirse comodos y que favorezca su bienestar. Dicha condicion no es solo patrimonio de ellos y ellas sino de todas las personas. Sin embargo muchas veces el poder de cambiar nuestra realidad no solo se encuentra alejada intencionalmente de los niños y niñas. sino tambien de todos aquellos cuya influencia social es limitada, siendo esto atribuido a su estatus economico, cultural, etnico y de genero.

El cambio a esto y por ende el real protagonismo vendra de la mano con que logremos TODOS Y TODAS SIN DISTINCION entender y aplicar el concepto de unidad y bienestar comun tanto en nuestros hogares, con nuestros amigos y amigas, en nuestro trabajo, es decir, el protagonismo aparecera cuando vivamos en unidad y bienestar comun.

Este blog intentara en las proximas entradas brindar estrategias metodologicas para llegar a alcanzar un real PROTAGONISMO, sin necesidad de hacer una division metodologica, que termina en esencia no siendo mas que una segmentacion innecesaria. 

UN FUERTE ABRAZO A TODOS Y TODAS.

Sin categoría

LOS JUEGOS

Cada vez que utilizamos la palabra “juego”, de una u otra manera, terminamos pensando en o recordando a algún niño o niña. Y es que resulta muy dificil ver el juego como un espacio sin edad, e incluso muchas veces esta asociado a inmadurez o poca responsabilidad.

La verdad es que el juego es más que el concepto “diversión” o “niñez”. El juego es toda actividad que por su caracter participativo, creativo, dinámico y de apertura a todas las formas de sentir y expresar constituyen un espacio vital para cada uno de nosotros, sin emportar la edad, condicion social, etc.

Mencionada la anterior definición, varios de ustedes estimados lectores, estaran objetando este aporte. Probablemente al hacer memoria recuerden juegos con reglas muy definidas, donde, la creatividad y la participación estan claramente sometidas a las normas. De ser asi los invito a pensar: ¿dichos juegos tan normativamente definidos no seran el reflejo del espacio donde estamos viviendo? y más aún ¿realmente dentro de esas reglas no existe la menor posibilidad de expresar lo que sentimos o de crear lo que deseamos. Debemos aqui recordar que el hecho que existan paramentros no impiden la creación individual o colectiva, más aún si analizamos con detenimiento veremos que en toda acción creativa existe en mayor o menor grado un parametro que orienta dicha creación.

Sin embargo para no irnos del tema (y disculparan dicha tendencia, ya que el blog me permite licencias no solo narrativas sino sobre todo de pensamiento) dejo suelta dos preguntas para su consideración: ¿realmente solo juegan los niños?, y de ser así ¿que nos impide a nosotros hacerlo?.

Espero poder recibir sus opiniones y nutrirnos mutuamente de los comentarios aqui vertidos.

Sin categoría

¿Es importante decirle la verdad a los niños y niñas? - Analizando juntos

Respecto al tema considero que debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿aquello que vamos a comentar con nuestros niños y niñas es algo que les genera daño a nosotros o a ellos?. Esta pregunta aunque en apariencia sencilla, nos remite a ver lo que suele pasar en lo cotidiano; solemos expresar nuestros sentimientos e ideas sin tener una previa reflexion sobre el efecto de lo dicho. Lo que mencionamos suele representar en ocasiones el traslado emocional de nuestros problemas, y creanme no siempre de nuestra soluciones. Como ven, este analisis va mas alla de las personas que reciben lo que decimos, realmente nos remite a darle el verdadero sentido y centrar parte de la responsabilidad en nosotros. De aqui me gustaria llevarlos a un segundo punto de análsis: ¿es que realmente los niños y niñas estan solo preparados para oir algunas cosas y otras no?. Si nos distanciamos por un breve instante de las concepciones meramente piagetanas o de pureza conceptual psicológica caeremos en cuenta que muchas veces los niños y niñas parecen entender todo lo que se les dice, y que ello depende no de su edad cronológica sino de la capacidad que ya tienen como personas más el añadidode que las formas de comunicación que se usaron calzaron mejor con su distinción como seres humanos. Como todos nosotros conocemos hay personas con mayor facilidad para entender y evaluar aquello que se sustenta en mensajes concretos, con imagenes, otros con historias que explican lo que se desea transmitir, otros con mensajes que exploran su vivencia o que la llevan a representarla en el momento actual. Existen diferentes formas, y los niños y niñas, al igual que los adultos, no son más (segun mi parecer) que personas como cualquier adulto, a quien lo caracteriza una serie de elementos que hacen que su forma de entender lo que los demás sea particular, no es mayor o menos su comprensión, simplemente es particular. Esto remarca la idea de que cada vez que pensemos en decir o no lo que pensamos y sentimos no nos quedemos en el vacio del “entendimiento por su edad” sino vayamos a ver elementos del sentir, lo cuales no nos distinguen por edad sino por la posibilidad de generar daño con nuestras expresiones.

Espero sus comentarios, y en el siguiente post revisaremos aquellos comentarios que pueden generar daño a nuestros hijos e hijas, y bajo la concepción planteada, permitanme ampliar el analisis hacia la reacción que podria generar la verdad (auqnue dañina) en los adultos que la recepcionan y en aquellos que la emiten.

Sin categoría

¿Es importante decirle la verdad a los niños y niñas?

Un tema reiterativo en los padres y madres suele ser la información que le brindan a sus hijos e hijas. Si bien, muchas veces puede parecer que los niños no “entienden” todo aquello que les decimos o explicamos, ello no tiende a devolvernos la calma cuando notamos que ellos han presenciado alguna discusión o han oido una conversacion ”de adultos”.

En primer término es im portante que pongamos en observación varios puntos: ¿sera que un niño realmente no entiende lo que decimos?, y de no ser así ¿por que a veces da la impresión que no entienden algunas cosas y otras si?. Luego de aclarar estos puntos examinaremos si es valedero el divorcio entre información “que debe ser conocida por nuestros hijos” y aquella que no.

Sin categoría

Como corregir la conducta de nuestros hijos - ¿Es necesario hacerlo?

En primer lugar, es importante IDENTIFICAR aquello que en nuestro hijo “no marcha bien” y más aún, reflexionar sobre la real importancia de corregirlo. Es común ver padres incómodos ante el llanto continuo de los pequeños, cuando estos desean algún dulce o juguete y no se les entrega, sin embargo dicha incomodidad disminuye en buena medida cuando entendemos que la tendencia a llorar en los niños es un instrumento de comunicación y no necesariamente de expresión de malestar. Conforme ellos crezcan, su principal herramienta para manifestar lo que sienten y piensan será el lenguaje, por ende, hasta alcanzar dicha etapa debemos manejar el llorar como una conducta de socialización.

A pesar de ser así no debemos obviar LA INTENCIÓN del comportamiento en el niño, es decir, averiguar por que es que llora; es realmente este punto el que nos hace notar si su conducta debe ser corregida o no. Si denotamos que su llanto no es debido a aspectos físicos (enfermedad, hambre, etc.)  es pertinente hacernos la siguiente  pregunta:  ¿es necesario para él que le entregue un juguete o dulce ahora?. En caso que la respuesta sea no (por ejemplo si acabamos de entregarle un dulce previamente o si quiere un juguete que hace unos instantes no deseaba y que ahora manipula otro niño) se hace necesario cambiar dicho comportamiento a uno más favorable.

Un tercer aspecto antes de intentar mejorar la conducta de nuestros chicos es aquel que tiene que ver con nuestra posición como padres. Existen algunas pautas que involucran ignorar el llanto del niño o quitarle privilegios por tiempos largos, siendo en estas situaciones pieza fundamental nuestra  PERSEVERANCIA. Se dan casos en que la sensibilidad o prejuicio de los progenitores respecto a la forma de corregir es realmente aquello que impide la mejora en el menor. Frente a esto es bueno plantearnos lo siguiente: ¿Podré corregirlo de esta manera (por ejemplo, ignorando el llanto) durante una semana? ¿Realmente creo que privándolo de su juguete preferido, o de un abrazo se corregirá?.

Solo esto nos permite saber si tenemos total confianza en lo que vamos a realizar, y más aún, si contamos en este momento con una actitud perseverante como para poner en práctica dicha pauta durante un lapso determinado de tiempo.

 

Mencionemos ahora algunos casos puntuales, a la par de pautas precisas para su corrección:

  • Si nuestro hijo llora cuando no obtiene lo que quiere: Es bueno no  acercarnos a él y más aún el evitar cualquier tipo de mensaje verbal o caricia que lo consuele. Si vamos a hacerlo, esperemos que termine totalmente de llorar, acompañando en ese momento el contacto físico con mensajes verbales concretos como “me gusta que estes callado, así puedo escucharte”. Es importante además asumir esta pauta como forma de crianza, ya que permite al niño diferenciar la forma correcta de expresarse.

 

  • Si nuestro hijo no cumple lo que se le indica: Es bueno manejar explicaciones concretas del hecho (mencionarle en forma breve las consecuencias de su no cumplimiento) así como, previa explicación, privarlo de algo que le guste o interese. Si nuestro hijo es menor a 2 años es más pertinente aplicar por breve tiempo la pauta mencionada anteriormente, ya que la corrección basada en explicaciones verbales será poco efectiva (pues aún no maneja con amplitud la comprensión y expresión del lenguaje).
Sin categoría

Comenzando…

Este blog espero pueda ser una herramienta para absolver dudas que se nos presentan dia a dia en nuestra profesión. Esta abierta a colegas y profesionales de otras áreas con interes en el tema. Sus opiniones, preguntas o sugerencias son muy valoradas

Sin categoría

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda