Aprendiendo de la red

Blog en Monografias.com

 

Aprende nuevos tratamientos psicológicos para mejorar tu vida

La psicología, como toda ciencia va evolucionando, a medida que las investigaciones y la práctica clínica diaria evolucionan. Los psicólogos del Centro Cepsim Madrid destacan las llamadas terapias de tercera generación, como nuevos modelos de intervención que te ayudarán a superar los problemas psicológicos.

Las principales terapias de tercera generación son: la Terapia Dialéctico-Conductual (DBT), la Psicoterapia Analítico-Funcional (FAP), la Terapia de Pareja Conductual Integrativa (IBCT), la Terapia Cognitiva Basada en la Conciencia (Mindfulness) (MBCT) y la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT).

Estos nuevos modelos son un grupo de terapias psicológicas que surgen a partir de 1990, aunque no es hasta el año 2004 cuando se realiza la agrupación de las mismas. Utilizan procedimientos provenientes de los grupos de terapias de primera y segunda generación, pero introducen nuevas manera de abordar los casos dentro del tratamiento. Cambian el foco de la intervención, situándolo no tanto en la demanda del paciente, sino que también tienen en cuenta el contexto de la persona y lo que sucede en su interior, en lo que “llevamos dentro”, en las vivencias internas y externas que han desembocado en la situación que nos genera problemas, además buscan fomentar la motivación y la aceptación de uno mismo para el cambio.

Tratamientos que mejorarán tu vida: terapias de tercera generación

Las terapias de tercera generación amplía el contexto de la persona que demanda la terapia, por ejemplo pensad en una persona que acude a tratamiento porque su pareja le ha abandonado. Por supuesto y sea cual sea el tipo de intervención a realizar, lo primero es acoger a la persona y que se sienta a tranquila, segura, sienta que es comprendida, porque es un momento muy doloroso para ella.
 
Este tipo de terapias en este caso trataría de contextualizar la situación, centrándose no solo en la relación de pareja, sino en la persona en sí misma, en su historia de vida, en relaciones anteriores, en cómo se relaciona la personas en distintos ámbitos, tanto laborales como personales y os preguntaréis y ¿para qué, si la persona acude porque se encuentra triste.

Pues para conocer el contexto y la situación de la persona, no somos seres aislados y lo que ocurre a nuestro alrededor, la manera en la que aprendemos de pequeños, cómo aprendemos a relacionarnos cómo los demás, cómo sentimos, todo influye en lo que nos ocurre.
 
De esta forma se ayuda a la persona, a mirar hacia adentro, es como si se pusiese delante de un espejo y pudiese ver con otros ojos su vida, le ayudará a conectar con sus emociones, a identificar lo que siente y a realizar cambios a nivel más profundo, más permanente, que puedan generalizarse a todos los ámbitos de su vida y no solo al de la pareja.
 
Fomentan también la aceptación de uno mismo sin juicios, sin valorar si somos buenos o malos. Pongamos otro ejemplo, una persona que acude a terapia porque no aguatan más su día a día, se siente desbordado tanto a nivel profesional como personal. Tiene sudoración, palpitaciones en incluso el algunos momentos se queda paralizado y no puedo realizar sus actividades cotidianas, padeciendo elevados niveles de ansiedad.

Cuando esta persona decide acudir a terapia, por lo general acude sintiendo vergüenza de sí mismo, de su incapacidad, de la falta de control sobre su vida. Las terapias de tercera generación, son un vehículo para enseñar a la persona a aceptarse sin juzgarse. Sin juzgar lo que piensa, lo que siente y sobre todo el aprendizaje de que sus pensamientos, sensaciones y emociones forman parte de sí mismo, que no tiene que evitarlas, ni intentar huir de ellas. Desde este enfoque, se trata de que la persona profundice más en todas estas características que conforman su personalidad y así poder entender por qué suceden y en qué momentos de su vida, para así volver a tener el control de ellas y modificarlas cuando desee, porque las conoce.

Plantean al paciente, la necesidad de centrarse en el aquí y el ahora, en el presente y de este modo también descentralizar su atención de su sintomatología. Pensemos por ejemplo, una persona que acude a terapia porque tiene un concepto muy negativo de sí mismo, numerosos complejos y una baja autoestima. Siguiendo con lo referido en párrafos anteriores, un tipo de intervención a llevar a cabo sería enseñarle a centrase en el momento presente, en cada momento de su día a día, para que pueda conocer cómo se siente realmente, qué le ocurre en su interior a cada momento y así poder ser consciente de las proyecciones que hace de sí mismo. De esta manera, el paciente se centraría más en su mundo interior y menos en los pensamientos negativos sobre sí mismo que tanto le perturban y condicionan, centrándose en él, para así poder aprender a controlar sus emociones, sus pensamientos y verse desde un punto de vista más real, no desde el que ha adquirido y que le ha llevado a la desolación en la que se encuentra.

Pertenecemos a una sociedad que vive muy deprisa y de una manera muy exigente y cuando estamos dentro de esa vorágine, podemos caer en el olvido, en el olvido de nosotros mismos y sin querer no sabemos cómo nos sentimos, por eso es importante que seamos capaces de conectarnos, empezando por ejemplo por saber el ritmo de nuestro pulso, si sentimos una sensación extraña en el estómago en algunas situaciones, si sudamos, si tenemos temblores, etc. 
 
Estos son algunos elementos centrales de las terapias de tercera generación que favorecerán la mejora de tu vida y su diferencia fundamental con las terapias englobadas dentro de los grupos de terapias cognitivas usadas hasta el momento.

Para finalizar, me parece importante señalar la especial importancia de la relación terapéutica en este tipo de terapias. Se realiza una búsqueda más a fondo dentro de la persona, se busca conocerle en profundidad. Tomando gran importancia su historia de vida, dentro del proceso terapéutico para ayudar a la recuperación de la persona. La relación que se establece es más próxima, incluso en ocasiones el terapeuta participará en el aprendizaje de la persona, lo que en muchas ocasiones ayuda a que se pueda motivar y valorar.

La psicología está en constante evolución, consiguiendo elaborar nuevos métodos y técnicas, como por ejemplo pueden ser el EMDR, ICV, terapia Sensoriomotriz entre otros.

Sin categoría

La Ansiedad y sus trastornos no son ajenas a los famosos.

Aunque pueda parecer que las celebridades llevan unas vidas perfectas y que el dinero y la fama les hacen invulnerables, a veces, no se corresponde con la verdad, y es que las enfermedades mentales no discriminan acerca de a quienes pueden afectar, ya sean personas famosas o no. Como todo el mundo, las celebridades tienen problemas que no pueden compartir con la gente.

Problemas con los que conviven día a día, y aunque el estigma social de tener una enfermedad mental es aún muy fuerte, algunos siguen adelante con su vida.

En este post hablaremos sobre algunas personas famosas que conviven con trastornos mentales serios.

Emma Stone.

En 2013, Emma reveló que sufría de ataques de pánico durante su infancia. Reconoció que los ataques se hicieron tan graves, que desarrolló agorafobia durante un tiempo. La agorafobia (http://www.ansiedadsintomas.es/)es una enfermedad mental que está especialmente relacionada con el temor intenso a los lugares abiertos o públicos en los que suelen encontrarse multitudes de personas, mientras que los trastornos de pánico tienden a desarrollarse en personas al principio de sus dos décadas de vida, Emma Stone comenzó a tenerlos mucho antes, alrededor de los 8 años de edad. Aunque los ataques le siguen sucediendo, ella ha encontrado la manera de desarrollar estrategias para afrontarlos. Además, acude regularmente al psicólogo.

John Nash.

Conocido por ganar un premio Nobel en Ciencias Económicas en 1994. Nash sufría de esquizofrenia, una enfermedad mental que hace que las personas no estén seguras de lo que es real y de lo que no es. Puede afectar a las interacciones sociales, y a la habilidad para pensar de forma lógica, ya que también provoca pensamientos paranoides. En una entrevista con la CBS, famosa cadena estadounidense de televisión pública, que durante los periodos de paranoia, él escuchaba voces, pero también dijo que estas voces reflejaban su deseo de tener un papel más influyente en el mundo. John decía que la enfermedad mental no le hacía mal alguno y que el trastorno, es normalmente incomprendida. Adaptó su estilo de vida para convivir con su esquizofrenia, y contó que no afectaba negativamente a su trabajo. La historia de Nash, inspiró la película “Una Mente Brillante” que recibió numerosos premios en el año 2001.

Carrie Fisher.

Conocida por su interpretación de la princesa Leia en la película de Star Wars. Fisher, tuvo problemas con el abuso de sustancias, y el trastorno bipolar, enfermedad que se caracteriza por manifestar cambios de humor severos, que pueden afectar a las actividades diarias. Fisher fue capaz de reconocer en público su enfermedad, diciendo que no se avergonzaba por

padecer este trastorno.

Catherine Zeta-Jones

Catherine habla hoy en día abiertamente sobre su enfermedad, para ayudar a borrar el estigma social que pesa sobre ésta. Pero esto no siempre fue así, en 2011 esta increíble actriz fue diagnosticada con trastorno bipolar, un tipo de depresión maníaca. Cuando fue diagnosticado por primera vez, manifestó, que quería demostrar a los fans que esa enfermedad podía ser tratada y controlada, y hacerlo de una forma elegante. Posteriormente ingresó en un centro de tratamiento en abril de 2013.

Elton John.

Habló sobre su lucha con el abuso de sustancias y la bulimia, trastorno de alimentación, que hace que la gente ingiera comida en grandes cantidades y luego la expulsa ya sea a través del vómito inducido, o por el uso de laxantes. Esta enfermedad se da con más frecuencia en las mujeres, pero también afecta en una cuarta parte a los hombres. Después de buscar ayuda, John dijo que fue lo mejor que había hecho, pero que pudo haber sido mejor si hubiera buscado esa ayuda mucho antes. Reconoció haber sufrido el trastorno durante 16 años antes de buscar tratamiento.

J.K. Rowling.

La escritora de los libros de la saga de Harry Potter, estuvo luchando contra la depresión antes del despegue de su mágica saga. Rowling vivía en la pobreza, y la muerte de su madre, la llevó, según reconoció a tocar fondo en su vida. Dijo que los “dementores”, almas oscuras que se alimentan de la felicidad humana, surgieron de su depresión. Al darle a los sentimientos que tenía, una forma física, ayudó a su recuperación. Aunque también reconoció la ayuda de los psicólogos, que le trataron la depresión.

Mel Gibson.

Además de ser diagnosticado con trastorno bipolar, también lo fue de Trastorno maníaco depresivo. Gibson, tuvo problemas graves con el alcohol, e incluso fue detenido en 2006. Fue aquí cuando solicitó ayuda para solucionar su problema con el abuso de sustancias. Reconoció que sufría una enfermedad mental y aseguró sentirse avergonzado por la forma en que se comportó. El actor, se disculpó por su comportamiento y buscó tratamiento para su enfermedad.

Jim Carrey.

Reconocido como uno de los mejores actores cómicos del panorama mundial. Sorprendió a todos en una entrevista realizada en 2009, donde reconocía su lucha contra la depresión, durante una parte importante de su vida. Su depresión, declaró, alcanzó un punto en el que decía que era tan fuerte y debilitante que no podía superarla por sí mismo. Po lo que buscó la ayuda de los médicos, que le prescribieron “Prozac”. Además de la depresión, Carrey también fue diagnosticado con trastorno de Déficit de atención e hiperactividad. Enfermedades que a veces van de la mano de otras como la depresión. Después de un tiempo, descubrió que la medicación no le estaba ayudando, y probó tratamientos alternativos.

Recuerda que no solo tú tienes problemas, y que hay gente que por mucho dinero que tenga y que por muy feliz que parezca, también tienes esos mismos problemas. Lo importante es hablar de ello, y buscar ayuda para comenzar el camino de la recuperación.

Sin categoría
Comments Off
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda