Aprendiendo de la red

Blog en Monografias.com

 

No todas las planchas son iguales

Todos estamos de acuerdo en que las tareas del hogar son un quebradero de cabeza, la mayoría son aburridas o hay que dedicarles muchas horas como por ejemplo la plancha. Planchar es quizá una de las tareas más poco queridas del hogar. Lleva mucho tiempo, y hay que tener una buena plancha si queremos que nuestras prendas de ropa se mantengan planchadas una hora más tarde. Y es que es una gran verdad que no todas las planchas son iguales, hay que tener algo de conocimientos para escoger la mejor.

En el momento en que vayamos a comprar una plancha porque la otra se nos ha estropeado o bien porque queremos una nueva hay que decidir si compramos una plancha de vapor o un centro de planchado. Todo dependerá del dinero que estamos dispuestos a gastar y de lo que realmente usemos la plancha, si tenemos mucha cantidad de ropa o no, dependerá de estas cosas el decantarnos por una u otra, en la web https://comprarplancha.com/ te explican perfectamente las características más importantes.

¿Qué es un centro de planchado? Un centro de planchado es un electrodoméstico compuesto por una plancha y un depósito generador de vapor independiente. Los centros de planchado funciona echando vapor continuamente, lo que hace que se las partes más difíciles de planchar dispongan de un buen golpe de vapor. Las principales ventajas del centro de planchado son que al tener ese vapor tan potente hace que nuestras prendas de ropa queden perfectamente planchadas, sin necesidad de pasar varias veces con la plancha por ellas, lo que implica un gran ahorro de tiempo planchando. Al ir separada la plancha del depósito de vapor, estas pesan mucho menos, son muy fáciles de manejar y ligeras. El único problema de estas planchas es que son caras, pero si necesitamos ahorrar tiempo porque somos muchos en casa y tenemos cantidades excesivas de ropa para planchar a la semana, es quizá la mejor solución.

En cuanto a la plancha de vapor clásica, es decir, la de toda la vida, cada vez son mejores y más avanzadas, las hay que no pesan mucho, esta sí es una característica importante a la hora de comprar una plancha, mirar el peso, ya que nuestro brazo nos lo agradecerá, y además cada vez planchan mejor, el sistema de vapor en las planchas más actuales es una maravilla. Si tenemos poco volumen de ropa para planchar a la semana esta es nuestra mejor opción, la plancha de vapor. Tiene ventajas como que son más cómodas para transportarlas, incluso para guardarlas, ya que son más pequeñas y se pueden guardar muy fácilmente. El precio lo hay para todos los bolsillos, si que es verdad que si tenemos ropa de planchar de vestir, tipo camisas, vestidos o pantalones de pinzas, es mejor comprar una plancha de vapor buena que nos deje ese tipo de ropa bien planchada y sin arrugas. Mirar la potencia a la hora de comprarla y compararla con otras. Si eres de las personas que plancha a diario poco a poco la ropa aunque pongas muchas lavadoras también te llegará con una plancha de vapor.

Visita la portada de nuestro blog en busca de más información de interés.

Sin categoría

Formas de calentar un hogar en invierno

Dos son las pesadillas que a todos se nos vienen a la cabeza cuando llega el invierno acompañado de su temible e inseparable frío, por un lado es el propio frío quien nos atormenta y por otro lado la también temible factura de la calefacción. Ambas cosas van de la mano y si sube una, sube la otra. Además ahora parece que cada invierno es más frío que el anterior y por desgracia, cada año suben los precios de la calefacción, por las que hay que ingeniárselas como sea para calentar al máximo posible la casa con trucos que no requieren de encender la calefacción, si se quiere vivir con una cierta comodidad.

Entre los trucos más aconsejables para calentar la casa sin necesidad de gastar dinero, hay que empezar por la aireación de la casa. Airear la casa es prácticamente inevitable, pero ya que hay que hacerlo, para que circule el aire y renueve el viejo, por lo menos hacerlo a las horas en las que el sol más calienta (incluso en invierno el sol siempre calienta, aunque sea muy poco). El tiempo de aireación de la casa en invierno no debería ser mayor a los quince minutos, ya que es tiempo más que suficiente para renovar el aire existente sin que por ello se congele la casa.

Otra cuestión muy importante al respecto es tratar de que por las ventanas y puertas al exterior no se cuele nada de aire ya que en cualquier caso ese aire será frío, por lo que no solo te enfriará la casa, sino que aún en el caso de que pongas la calefacción el aire caliente se te puede escapar por esas rendijas. Revisa bien las ventanas sobre todo y si ves que se cuela aire trata de solucionarlo, si el problema está entre el cristal y el marco se puede sellar el hueco con silicona, si es en otro sitio puedes tapar con trapos esos huequecillos.

En invierno la temperatura de la casa es normal que baje, pero debes ser consciente de que es una época en la que sí o sí va a hacer frío, pues no es verano, por ello en casa no hace falta ir con abrigo pero tampoco es necesario ir de manga corta, lo ideal es ir en jersey y si estando en jersey notas frío, pues es el momento de encender la calefacción. Ten en cuenta que la calefacción debe estar sobre unos 21 grados, que es la temperatura perfecta para estar cómodo en casa, ponerla a más temperatura es un gasto muy grande y puede provocar también que cuando bajes a la calle no te adaptes a esa temperatura, cogiendo muy probablemente un buen catarro.

Otro truco es tener las  puertas de las habitaciones cerradas de tal forma que de esta manera no se escapará el calor. Además aprovecha el calor que desprendes con las tareas cotidianas, como por ejemplo cocinar.

Si te ha gustado este artículo puedes ver más en la portada de mi blog.

Sin categoría
chatroulette chatrandom