lig tv izle
justin tv

Blog del escritor Andrés Casanova

Blog en Monografias.com

 

EL NARRADOR

Dentro de la gran mentira que es la narración, el narrador es otra mentira más. Pudiera parecer pedante, pero hay que repetir aquí lo dicho y sabido por muchos: nunca el narrador es el autor aunque lo parezca, porque de ser así, el autor se vería metido dentro de una camisa de fuerza: no podría seleccionar como narrador a un ente distinto de sus propias concepciones morales, políticas y estéticas (no podría reproducir personajes que no cumplan su propio estatuto como individuo). Por ejemplo: no podría haber un narrador analfabeto; un autor del sexo masculino y sin desviaciones sexuales no podría escoger como narrador a una mujer o un homosexual; un monárquico no podría escoger como narrador a un republicano. ¿Ustedes imaginan un cuerpo legal con por tantos, por cuántos y artículos para escribir una novela? Sencillamente, no habría novelistas.

De lo dicho hasta aquí, no se piense que el narrador libere al autor de responsabilidades. El autor es el dueño exclusivo de su narrador y de cómo le permita enfocar la narración depende que, cual un boomerang, el relato no se vuelva contra él. Por tanto titiritero (autor), ¡cuidado con tus títeres! Si te dejas traicionar por ellos, puedes considerarte perdido en un mar sin fondo. No les permitas más libertades que las que tú mismo deseas darles.

Reitero: no se confunda al narrador con el autor. Esto por una parte libera al autor del prejuicio de verse obligado a narrar desde la perspectiva de un narrador que se corresponda con su propio estatuto (generalmente, un narrador positivo, porque todos los hombres se consideran “buenos” a sí mismos). Pero por otra, constituye una trampa, porque el autor es dueño de sus criaturas y se puede evaluar a través de ellas. He leído narraciones donde detrás del narrador se descubre la mano del autor, cual un mal titiritero que no sabe darles vida a sus títeres. Por ello, mucho cuidado con el narrador. Puede ser cualquiera, el más ruin o el más noble; cuando se escribe la primera versión no importa, se le deja narrar libremente. En el momento de la revisión, hay que separarse, extrañarse de él, para estar en condiciones de manejarlo a nuestros antojos y no que suceda lo contrario.

CONCLUSIONES

*Seleccione libremente al narrador de acuerdo a las necesidades del relato e identifíquese con él. Sean él y usted la misma persona. Escriba el relato.
*Durante la revisión vuelva a ser usted y no odie ni ame al narrador. Simplemente analícelo. Sólo así podrá descubrir los errores de perspectiva cometidos durante la etapa de creación.

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Criterios personales sobre la técnica literaria

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda