Alteramerica

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Julio, 2012

El Club X. La lucha por la evolución

Este posible film inicia con un diálogo, en una casa de Eastbourne, Inglaterra, en 1885, entre el científico Thomas Huxley y su nieto de 8 años, Julián Huxley (que como sabemos luego se convertiría en otro eminente investigador).  En una sala llena de reconocimientos para Thomas, de las principales sociedades científicas de la época, el niño pregunta al abuelo por qué le llaman el bulldog de Darwin. Este diálogo da pie para un recuento rápido de la vida de Thomas. Autodidacta, científico reconocido desde muy joven, se empeñó siempre en fundar una filosofía natural, rechazando explicaciones teológicas o metafísicas.

Con frecuencia, la película vuelve al diálogo entre abuelo y nieto. Y, desde allí, se desprende una diversidad de flashes back, que compone  episodios relevantes  de la vida de Thomas Huxley. En ese trayecto, él conoce a un joven naturalista profundamente serio y reservado, llamado Charles Darwin. En la cinta, hay un énfasis tal vez excesivo en las discusiones entre Huxley y Darwin. Suponemos que se quiere mostrar una relación compleja. Huxley busca una figura científica de gran talento, que le ayude tanto a difundir su filosofía natural como a ubicar científicos naturalistas en cargos claves de las diversas academias del país. Darwin, en cambio, intenta convencer a Huxley de la verdad de la selección natural. Ninguno convence al otro, pero terminan convertidos en aliados circunstanciales.

Huxley intenta convencer a Darwin de que publique su trabajo, pero éste luce indeciso, pues hay aspectos vitales que aún no ha resuelto.  Entonces, aparece una carta de otro investigador solitario, Alfred Wallace,  que, sin la minuciosidad que embarga a Darwin, formula una teoría idéntica. Darwin entra en angustia y depresión. Huxley y sus amigos, viendo en riesgo sus planes  de imponer su filosofía natural, logran mediar para que ambos presenten la teoría en la sociedad linneana. Por cierto, esta presentación no tiene las repercusiones que ellos esperaban. 

La película empieza a centrarse cuando, ante la poca consideración por parte de  los científicos de la teoría de Darwin, Huxley convoca a sus amigos y deciden crear el Club X. Acompañan a Huxley, George Busk, Edward Frankland, Thomas Archer Hirst, Joseph Dalton Hooker, Thomas Henry Huxley, John Lubbock, Herbert Spencer, William Spottiswoode y John Tyndall. Este Club, en el film, asume un comportamiento futurista, en el sentido de convertirse en un agente de propaganda de la teoría evolutiva de Darwin. Y lo medular en este film es la planeación y el desarrollo de esta estrategia para imponer una teoría y desmontar de sus pedestales a los científicos vinculados con doctrinas religiosas.

El Club X crea una revista llamada Nature que sirve de voz científica para difundir la evolución, facilitan la correspondencia de Darwin con diversos científicos en todo el mundo, para fundamentar mejor los grandes vacíos de la teoría, y se hacen presentes en todas las discusiones académicas. Como defensor férreo de la evolución, aunque no de la teoría de la selección natural, Thomas Huxley fue llamado el bulldog de Darwin.

Creo un acierto la reseña fílmica de la famosa  discusión entre Huxley y el obispo (también científico) Samuel Wilberforce en la British Association en el Museo de historia natural de la Universidad de Oxford en 1864, Londres, Inglaterra. Nos referimos a que la discusión versa sobre aspectos científicos del momento, sin incluir esa anécdota dudosa en la que supuestamente Wilberforce pregunta a Huxley si él desciende del mono por línea materna o paterna. En la película, y tal vez así ocurrió en la realidad, Huxley es arrollado por la feroz oratoria del obispo.

Otro aspecto interesante de la película es que fija posición en ciertos mitos bien sembrados. Por ejemplo, el supuesto conflicto entre Darwin y la iglesia; Darwin no sólo recibió apoyo de religiosos que habían asumido el camino de la ciencia, sino que al morir fue enterrado en la abadía de Westminster. Otro mito, que su teoría se impuso sola, por la fuerza de su verdad, cuando en realidad recorrió un largo camino para afianzarse en el mundo científico. Y ello ocurrió muchos años después de su fallecimiento.

La película termina cuando, una vez muerto Darwin, los miembros del Club X se reúnen para revitalizar la promoción de su teoría. No obstante, la teoría de la evolución ya no es mayormente considerada en el mundo científico de la época. En este punto, vuelve la conversación entre Thomas Huxley y su nieto, Julián. Curiosamente, Julián se compromete ante su abuelo a luchar para comprobar la teoría de Darwin y volver a colocarla en el sitio que merece en el mundo científico. Thomas sonríe condescendiente, pero aunque se trate de una escena imaginaria, Julián fue un pilar fundamental en la reedición de la teoría darwinista en el siglo XX.

 

 

 

Sin categoría

MICRORRELATO 5:

La decepción sube desde su vientre y seca sus labios, mientras sus ojos recorren la página poblada de frases sueltas, planas, más bien incoherentes, que escribió anoche, cuando su mente, abierta al infinito, apuntaba los dictámenes de Dios.

Sin categoría

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda