lig tv izle
justin tv

Alteramerica

Blog en Monografias.com

 

Resumen de mi gestión como vicerrector académico de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez

Carta a la Ministra de Educación Universitaria Dra. Yadira Córdova. Caracas, 07 de Mayo de 2012

Ciudadana ministra. Pretendo informarle, con la menor extensión posible, sobre mi trabajo como vicerrector académico de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (UNESR), suponiendo su interés en conocer diversos puntos de vista acerca de la vida interna y los procesos que se desarrollan en esta institución.

El día 07-10-2010, a través de la gaceta oficial 39525, firmada por el entonces ministro del poder popular para la educación universitaria, Edgardo Ramírez, se materializó mi designación como vicerrector académico de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, cargo que ejercí hasta el día 03-05-2012. Asumí el vicerrectorado en momentos en que el proceso de liquidación de la Fundación Instituto de Estudios Corporativos (FIEC) había acentuado en la UNESR fuertes tensiones que involucraban asuntos  laborales, organizacionales, académicos, entre otros. Intenté conformar equipo con el resto de las autoridades, con el fin de buscar coherencia y sinergia para dar respuestas apropiadas a tan difíciles situaciones. 

Partiendo de un diagnóstico inicial sobre la situación del vicerrectorado académico, pude visualizar que, a pesar de haberse intentado en el pasado interesantes y valiosos proyectos y propuestas, existía un vacío de normas y procedimientos para múltiples asuntos, una fragmentación en sus dependencias constitutivas,  acompañadas de estructuras extemporáneas que dificultaban el diario quehacer, una ausencia de lineamientos estratégicos, y en general un alejamiento notable de las líneas políticas y estratégicas emanadas por el estado venezolano, especialmente por el ministerio del poder popular para la educación universitaria. Entonces, decidí enfatizar mi trabajo en los siguientes aspectos:

1. Reestructuración interna del tejido organizacional del vicerrectorado,  para crear organicidad y sinergia, y proponer la reorganización de algunas unidades para hacerlas más  eficientes, de modo de poder superar décadas de fragmentación, incoherencia y desarticulación. Esto lo asumimos mediante un trabajo de formación interna permanente, centrado en la revisión y mejoramiento continuo de los procedimientos y la propuesta de nuevas normas de acción.

2. Dar continuidad al proceso de legalización de las carreras y menciones ofertadas por antiguas autoridades de la UNESR, sin autorización del MPPEU. Ello implicaba un trabajo de búsqueda de información, generación documental y de lobby permanente ante la Dirección de Currículum del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria y la oficina de planificación para el sector universitario. 

3) Regularización de los procesos que involucran las programaciones académicas, la solicitud de contrataciones y renovaciones de profesores contratados por períodos  académicos, en contra de las entregas a destiempo, los errores de procedimiento y la discrecionalidad de los directores de Núcleos para contratar y/o retirar de dichas programaciones a determinadas personas. Estas acciones pasaban también por la unificación de criterios  y la permanente articulación de procedimientos administrativos con la Dirección de Recursos Humanos para minimizar, hasta poder eliminar totalmente, la discrepancia de información que en cada programación pudiese generar irregularidades en el pago de los profesores contratados por períodos académicos.  

4) El desarrollo de una estrategia de renovación y transformación curricular, desde las realidades locales y un proceso participativo de reflexión práxica de facilitadores y participantes de los distintos Núcleos de la UNESR, enmarcadas en el cuerpo jurídico y en los lineamientos estratégicos del estado venezolano, como la misión saber-trabajo, el principio de calidad con pertinencia, la potenciación de las vocaciones productivas de las comunidades y la participación protagónica de las comunidades, y todo esto en el marco de la identidad estatutaria de la UNESR, definida a sí misma como la universidad andragógica. 

5) El avance de una estrategia de integración entre los Núcleos de la UNESR a lo largo y ancho del país, por medio de la creación de las mancomunidades regionales.  En una universidad diseminada por todo el país, lo cual dificulta la información e interacción plena nacional, se trata de propiciar una articulación entre los Núcleos más cercanos, para informarse mutuamente de los procesos exitosos y de las debilidades, prestarse apoyo entre sí en diversas actividades vitales, generar y asumir proyectos conjuntos para lograr el beneficio mutuo.

En cuanto a las limitaciones y obstáculos,  quiero señalar los siguientes: La extensión y complejidad de las situaciones y la urgencia de asumirlas todas al mismo tiempo, en una universidad altamente centralizada, ralentizaba y dificultaba la dialéctica entre profundización de los análisis reflexivos y la toma de decisiones oportunas y pertinentes por parte del Consejo Directivo. Así, diversas propuestas formuladas por mí y mi equipo, tales como designaciones para cargos directivos, reorganizaciones del CDCHT y la Dirección de Desarrollo Profesoral, la propuesta de organizar y potenciar en los pensa de estudios el componente de investigación (todas las asignaturas vinculadas directamente con el quehacer investigativo de los estudiantes), no fueron aprobadas en su momento por el Consejo Directivo. Por otra parte, me veía limitado para el desarrollo de algunas actividades planificadas desde el vicerrectorado, ya que, debido a las continuas situaciones de emergencia,  el presupuesto fijado para tales fines era reasignado a otras dependencias de la universidad.

No obstante lo anterior, podemos señalar diversos logros desde el vicerrectorado  que me correspondió liderar. Así, tenemos los siguientes:

  1. Logramos crear un equipo de trabajo entre los directores del vicerrectorado, que contribuyó a alcanzar mayor sinergia y comunicación entre diversas dependencias. Ello permitió, por ejemplo, un apoyo mutuo para el desarrollo de actividades que repentinamente quedaban sin recursos presupuestarios, así como el intercambio de saberes para el avance en la planificación por parte de cada dependencia.
  2. Asumimos las  gestiones ante el MPPEU para la regularización y legalización de las carreras y menciones que equipos rectorales anteriores iniciaron sin autorización del ministerio. Una vez cubiertas estas gestiones, el ministerio emitió un conjunto de resoluciones autorizando las carreras únicamente para los estudiantes que actualmente las cursaban.  
  3. La elaboración, previa participación de profesores de diversos Núcleos, de un instrumento que facilitara la homologación de los estudiantes en el tránsito del programa de licenciatura en educación preescolar al de educación inicial. Ello contribuyó a dar salida a estudiantes que quedaban “atrapados” entre estos dos diseños curriculares de una manera directa y expedita, contribuyendo a la salida de un gran porcentaje de la población estudiantil a la culminación de sus procesos académicos.
  4. Un gran avance en la regularización de los procesos de entrega de las ofertas académicas de los 22 Núcleos y extensiones, y los procesos  derivados de contrataciones y renovaciones de personal docente por períodos académicos, mediante la generación de información altamente confiable para la Dirección de Recursos Humanos para dar curso a los procesos administrativos de emisión de los pagos respectivos. No obstante, este proceso aún requiere de mayor dedicación y constancia, para llegar a un estado de cero errores.
  5. La conformación de las mancomunidades de los andes (conformada por los Núcleos La Grita, El Vigía y Valera) y la de la región capital (Los Teques, Palo Verde, Valles del Tuy y Caricuao), con diversas acciones en conjunto, especialmente las referidas a la constitución de comisiones para la transformación curricular y de los programas de estudio, así como de la formación profesoral para sustentar este proceso transformador. 
  6. Iniciamos, desde las mancomunidades antes mencionadas,  un proceso de transformación curricular mediante la conformación, en los diversos Núcleos, de comisiones de revisión de los programas, equipos de evaluación de condiciones y propuestas de nuevas menciones y carreras, y estábamos en el proceso de constitución de una comisión central para la revisión filosófica, curricular de todas las propuestas, para presentarlas al Consejo Directivo, antes de enviarlos al MPPEU  para su autorización.

Sin otro particular, y a su orden si requiere usted de una mayor información en torno a los tópicos aquí presentados, se despide de Ud.

 

 

Julio C Valdez

Ex vicerrector académico UNESR

 

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda